Ir al contenido principal

Soen - Lykaia (2018)

"En la antigua Grecia existía una fiesta un tanto primitiva y arcaica que se organizaba en el monte Liceo, se llamaban Liceas – λυκαια en griego antigua, que sería Lykaia en nuestra lengua -. En estas fiestas se combinaba el canibalismo, la superstición y los hombres lobo. Casualidad que el monteo Liceo, se traduce como monte Lobuno. El objetivo no era otro que buscar la transformación de los adolescentes – efebos – allí presentes en hombres lobos al comer entrañas humanas y que volverían a su forma humana al comer, de nuevo, carne humana. Creo que esta metáfora está muy encajada con el concepto musical que ha desarrollado Soen en "Lykaia", un disco muy vivo, mutante y versátil", así empieza la reseña que acompaña la presentación de este disco. Y en esta seguidilla de presentación de buenos discos de este año faltaba algo de Suecia, país que siempre tiene algún representante presente en el blog cabezón, aunque en realidad sea un grupo que podríamos definir como "multinacional". Un hermoso, sombrío y elocuente disquito de una banda cuyo sonido es una mezcla entre Katatonia, Leprous, Tool y Opeth, así que si te gusta alguna de esas tres bandas, entrale con ganas porque esto seguro te va a encantar.

Artista: Soen
Álbum: Lykaia
Año: 2018
Género: Metal progresivo
Duración: 49:36
Nacionalidad: Suecia / Multinacional


Hace bastante que no traíamos algo de metal progresivo puro, bueno, acá está, especial para los amantes del género. Tercer disco de la banda creada por el ex baterista de Opeth Martin López, mucha atmósfera, ambientes y buenos desarrollos para conformar un trabajo con un poco de prog, bastante de heavy, algo de doom, elementos de post metal, pizcas de rock alternativo y otro poco de stoner, combinando distorsión y melodía.
Sin embargo no se crean que es un disco perfecto, es un mucho de todo y un muy poco de nada, y después de escuchar el disco me queda la sensación de que en su sonido tratan de parecerse a esos grupos de referencia porque eso les dará más éxito comercial (ojo, es mi impresión). En todo caso, lo que hacen puede ser interesante pero me gustaría que muestren algo más personal. Pero al fin de cuentas lo que hacen lo hacen muy bien.


Por lo que he visto en los comentarios, a este disco se lo ama o se lo odia sin términos medios, y algo más o menos parecido pasa con el grupo en general, así que más abajo está el link a su espacio en Bandcamp para que puedas escuchar el larga duración completo y saques tus propias conclusiones.



Como primer ejemplo, aquí tienen el "Lucidity", gran tema por cierto...




Como dije antes, al disco en sí y al grupo también, hay gente que lo ama y otros que lo odian. Aclaro que yo no estoy ni de un lado ni del otro, simplemente escucho un disco interesante de una banda a la que aún le falta personalidad y sonido propio.
Pero como es un disco tan particular y genera tanta controversia, justamente por ello he querido traerlo al blog cabezón. Me llaman la atención esos proyectos donde nadie se puede poner de acuerdo, demuestra que allí hay algo interesante aunque a muchos aborrezcan eso que lo hace "interesante".


Así que para presentar el disco, voy a dejar tres comentarios, dos buenos y uno malo. El cuarto vendría a ser tu opinión y para ello te podés basar en lo que puedes escuchar en Bandcamp. Así que ya saben, nadie puede dar una opinión objetiva en nada, pero menos en estos trabajos...
Vamos con los dos primeros comentarios positivos:

En la antigua Grecia existía una fiesta un tanto primitiva y arcaica que se organizaba en el monte Liceo, se llamaban Liceas – λυκαια en griego antigua, que sería Lykaia en nuestra lengua -. En estas fiestas se combinaba el canibalismo, la superstición y los hombres lobo. Casualidad que el monteo Liceo, se traduce como monte Lobuno. El objetivo no era otro que buscar la transformación de los adolescentes – efebos – allí presentes en hombres lobos al comer entrañas humanas y que volverían a su forma humana al comer, de nuevo, carne humana. Creo que esta metáfora está muy encajada con el concepto musical que ha desarrollado SOEN en “LYKAIA”, un disco muy vivo, mutante y versátil.
Para poner más morbo procedamos a las eternas comparaciones y evocaciones a otras bandas. En este caso, dos de las grandes. EL nombre de OPETH siempre estará ligado a SOEN debido a Martin Lopez. Creo que SOEN siguen teniendo algo de OPETH (los de la época “Deliverance” y “Damnation”) con esos toques tan jazzeros y fluidos a la par que imponentes y rotundos. El otro gran nombre sería TOOL. Mucho se ha escrito para bien y para mal de los icónicos TOOL pero desde el inicio SOEN fueron etiquetados como reflejo de TOOL. A parte del aparente físico que comparten sus cantantes, en “Lykaia” Joel Ekelöf ha destapado su tarro de las esencias y es capaz de hacer que te enamores de un tono lineal, suave y fluido. Sin estridencias, sus diferentes registros arropan a cada uno de los instrumentos. Da igual que sea un juego rápido de aéreos y doble bombo, que un piano, que unos riffs pesados... Ekelöf flota sobre todos y cada uno de esos instrumentos. Ahora que cada uno juzgue, a ser posible después de escuchar “Lykaia”, donde quedan TOOL, OPETH y SOEN en esta ecuación.
El primer single que nos ofrecieron hace unos días fue la parsimoniosa, cadente y sensible “Lucidity”. Un tema que no refleja para nada lo que habrá en el resto del disco, pero que es la primera oportunidad que tenemos para caer en ese influjo de Ekelöf con unos registros suaves sobre un ambiente etéreo, con un sonido distorsionado en la guitarra muy de SOLSTAFIR y una influencia lúgubre muy nórdica al estilo interludio OPETH. Hermoso tema, sencillo, cautivador y emotivo.
Pero el primer mordisco a “Lykaia” es con “Sectarian” donde lo primero que escuchamos son las baterías 100% Lopez y el juego de guitarras tan característico y familiar de SOEN, entra la voz de Ekelöf y en tan solo 1 minuto y la primera estrofa ya tenemos en la ensalada todos los ingredientes de SOEN. Si encima les damos un poco más de margen hasta el estribillo, ya le ponen el aliño a la ensalada que hace que SOEN ahora mismo sea perfectamente único y reconocible bajo su sello.
Después tenemos “Orison”, la mencionada “Ludicity” y “Opal”, para un humilde servidor, los mejores momentos del disco por esa versatilidad que mencionaba antes. Momentos perfectos para observar como la música muta, como el adolescente se convierte en hombre lobo y vuelta al efebos. “Orison” tiene una sutil pegada de batería que te hace pensar que las delicadezas de una ráfaga de viento también pueden golpear fuerte. El estribillo tiene algunos toque más potentes con ese registro de Ekelöf en el que parece que sube pero que no llega, pero simplemente llega donde quiere llegar. Las guitarras son acústicas, distorsionadas, sintetizas bajo lloros de sirenas, solos limpios y acuosos… en el último tercio del tema hacen un trabajo memorable. De nuevo me viene a la mente SOLSTAFIR.
Después de “Lucidity” toca “Opal” con otros inicios asombrosamente vivos y cambiantes, con riffs movibles sobre el bajo y el ritmo de la batería. Por momentos, uno comprende las conexiones con OPETH y TOOL en este tipo de temas; pero es que el estribillo es todo poderío de López y Ekelöf. Con “Lucidity” andamos; con “Opal” corremos. No podrás evitar el headbanging. 100% asegurado.
Para “Jinn” entran en juegos los timbales tan amados de López y el toque más eclético y arabesco del disco. De nuevo, otra mutación frente a los momentos más heavys y atmosféricos vividos anteriormente. Pero con “Sister” vuelve la pesadez y atronadora creatividad del cuarteto sueco manteniendo aún un poco de ese toque desértico traído con los timbales y la arenosa voz de Ekelöf. Espectacular el juego final de aéreos de López.
“Stray” muestra a unos SOEN con muchos riffs y muy crudos. El doble bombo galopa por momentos entre esos riffs como si fuesen olas de mar. Unos riffs muy peculiares, con un rasgeo TOOL muy característico (a la mente me viene “Jambi”) que son capaces de modular al ritmo de la batería y a la necesidad de las voces. Otro grandioso temazo sin lugar dudas. Y es que, para mi gusto, salvo “Jinn” que es demasiado “atípica” para ellos, todas las canciones son completamente seña de identidad SOEN. Incluso ahora han experimentado con ritmos más lentos, sonoridades más atmosféricas, ambientes más lúgubres y siguen haciendo un trabajo excelso, buen ejemplo “Paragon” con una línea de bajo que puede pesar a más de uno y un Ekelöf que por una vez muestra un registro más agudo y menos lineal justo antes de un solo tremendamente fluido y emotivo.
He escuchado y leído en más de una vez las siguientes afirmaciones respecto a SOEN “es que quieren parecerse mucho a TOOL” y también “es que a Ekelöf le falta un poco de entusiasmo en su voz”. No diré que son inciertas, ya que, en parte tienen algo de verdad. Sin embargo “Lykaia” es un disco que ayuda mucho a comprender a SOEN. En este mundo musical donde todo o casi todo ya está inventado parece que tener una influencia / parecido a otras bandas ya existentes quita mérito. Supongo que podéis verlo así, pero si “Lykaia” ha demostrado algo es que SOEN tiene su propio sonido y personalidad, y si alguien quiere fijarse en las similitudes y solo en eso. Es lícito.
Por otra parte está la innegable realidad de la voz de Ekelöf. ¿Su voz es lineal? Sí. Les he visto en concierto y apenas es capaz de expresar con su cuerpo lo que transmite. No hace falta ser Myles Kennedy, ni Tobias Sammet para ser un gran cantante. En “Lykaia” he sabido apreciar la excelente virtud de Ekelöf de arropar de manera constate, como una brisa, todos los instrumentos. Su voz no tiene grandes altibajos, y cuando los hay, no llegan tan lejos como parece que apunta. Pero es un estilo vocal que le da mucho carisma a la música de SOEN, le da un valor diferenciador. Soy el primero que reconoce esa voz monocromática, pero en 2017 estos señores me han demostrado porque el lobo ha devorado al hombre.
Jorge Carcamo


9 / 10
Los suecos Soen han sido llevados detrás de la leña a lo largo de su carrera por sonar un poco como Tool. Claro, muchos grupos han utilizado la plantilla rítmica pesada del famoso grupo de prog de los Estados Unidos para sus propósitos (Karnivool, Rishloo, TesseracT, etc.), pero pocos han recibido tan maldito tiempo para atreverse a evocar la comparación real: no habrá una nueva herramienta de registro antes del fin del mundo). No hace daño que el vocalista Joel Ekelof suene como una mezcla más evocadora de Maynard James Keenan y Mikael Akerfeldt (Opeth). Además, dado que la banda fue iniciada por el ex baterista de Opeth, Martin López, tenía sentido que su primer álbum, Cognitive, aunque fuera realmente bueno, desprendiera algunas de las principales vibraciones de Tool y Opeth. Para ser justos, hubo algunas sugerencias fuertes de A Perfect Circle, dado el amor de ambas bandas por la melancolía de Pink Floydian. Pensé que la banda empezó a salir de la sombra de sus influencias en su segundo registro, aunque una producción excesivamente fuerte, comprimida redujo el disfrute sólo un poco. Entonces, ¿dónde estamos con Soen con su tercer álbum?
La tercera vez es un infierno de un encanto. Lykaia es un hermoso, sombrío y elocuente registro prog moderno que utiliza influencias obvias a gran efecto. Dicho esto, no estoy pensando en influencias mientras escucho este maravilloso lanzamiento. El comienzo de "Orison" es inmaculado, como un rezo (un asentimiento a su título) coro y un poco de progreso delicioso entre algunas líneas de bajo difusas. El registro se adentra en el lado más oscuro de la religión, ya que su título proviene del antiguo ritual griego de Zeus, en relación con el sacrificio del ritual y los temores de los hombres lobo. Puede parecer extraño mirar los actos religiosos arcaicos en los tiempos modernos, pero incluso las religiones mejor intencionadas tienen su oscuridad. Esa naturaleza omnipresente perversa es el tema perfecto para las melodías fascinantes de Soen. A menudo me recuerdan, tanto en el sonido como en el tono, al excelente The Congregation de Leprous, que habló de cómo el deseo de la comunidad de la humanidad puede ser usurpado por el mal.
Oh, la música también es genial. Lykaia es una escucha mucho más amplia de lo que Soen había grabado anteriormente, con cortes moody, cortes como "Lucidity" y el agresivamente psicodélico "Jinn" de Oriente Medio, contrasta muy bien con canciones más pesadas como "Opal" y "Sister". El álbum suena mucho más agradable, con la decisión de la banda de abrazar la grabación retro resultando en una escucha alucinante. Claro, los momentos en que Lykaia es más fuerte son un poco penetrantes, especialmente aquellos címbalos, pero este es sin duda el mejor registro de Soen hasta la fecha.
Afortunadamente, es también el mejor disco prog que he escuchado en los últimos años. Claro, algunos pequeños nitpicks se notan en la primera escucha (el canto en "Orison" va un poco demasiado largo), pero se caen con escuchas posteriores. El talento de Soen nunca fue el tema, ni su canción. Ser atrapado por actos sonóricos seminales modernos es apenas una ofensa capital, y Lykaia demuestra que la banda sólo necesitaba tiempo para entender todo. El uso de una gama más amplia de estilos y de inclinarse en el tema de cada canción para el sabor sónico ha dado lugar a una gema moderna prog excepcional. ¿Es demasiado pronto para hablar de los mejores registros del año?
Francisco Alarcón


La verdad que esos dos comentarios anteriores están bien pero en lo personal me parecen demasiado positivos, yo no creo ni ahí que sea uno de los mejores discos del año, ni ahí. Pero tampoco concuerdo con los que dicen que esto es una porquería. Por ejemplo, al siguiente comentarista no le gustó demasiado que digamos.

No soy de quienes le dieron a Soen el beneficio de la duda cuando publicaron su primer trabajo, Cognitive (2012). Recuerdo la crítica de Black Gallego para Hipérsonica, en la que hablaba de él como “el mejor disco de Tool [sic] desde 10,000 Days“. Sin compartir los elogios que el crítico lanzó en su momento, su análisis me pareció acertado, y me lo sigue pareciendo visto con perspectiva. Cognitive era un disco de Tool. Por mucho que Martín López pretenda maquillar la realidad hablando de un “sonido Tool” (que realmente existe, pero es propiedad exclusiva de Keenan y compañía), no había nada en su proyecto con intención de sonar auténtico y, por consiguiente, relevante.
Los años han pasado. Dejando un mediocre Tellurian (2014) por el camino, en el que retiraron algo de esa “influencia” de Tool, no puedo decir que estuviera esperanzado con lo que Lykaia (2017), su tercer largo, me iba a aportar. No esperaba algo parecido a un “sonido Soen” ni mucho menos; ni siquiera esperaba algo disfrutable como sí me pudo parecer el primer disco (qué fan del progresivo moderno podría resistirse a probarlo). Pero por algún motivo que desconozco me acerqué a él y descubrí que, por fin, la “influencia” de Tool se ha retirado bastante.
¿Ha dado paso a un sonido original, auténtico o interesante? Nada más lejos de la realidad. Sustituya “Opeth” allí donde dije “Tool” y tendremos Lykaia. Al menos esa declaración de intenciones abre el disco, con una ‘Sectarian’ correcta, con algún riff potente, pero que suena a un descarte de Blackwater Park. Y habría sido descartada con razón, pues aunque el sonido es puramente Opeth (y supongo que López se habrá esforzado en ello, añorando sus tiempos en la banda) la escasez de recursos lo convierte en un tema sin chispa, sin gracia.
¿Qué sería Opeth sin sus coloridos cambios armónicos, sin sus irregularidades rítmicas, sin sus emotivos contrastes? Sería lo que hoy es Soen, una banda del montón que vive de la referencia a sus ídolos. ‘Orison’ o ‘Sister’ son buenos ejemplos de ello. Y allí donde deciden apartarse de la senda de sus referentes, como en ‘Lucidity’ o el cierre con ‘Paragon’, la monotonía se apodera de la música, siendo solo capaces de producir baladas (tempos lentos de subdivisión ternaria) planas y sin interés alguno.
Quiero aclarar que, en los párrafos anteriores, nadie está poniendo en cuestión la capacidad interpretativa de Soen. No es que Joel Ekelöf posea una voz especial, más bien lo contrario (de su estética “influida” por Maynard J. Keenan mejor no hablamos), pero en el aspecto instrumental todo supera con creces la corrección. La interacción entre las guitarras y bajo es milimétrica, y López nunca ha dejado de ser un gran batería.
Pero quizá por todo esto duela más recibir proyectos como los que Soen nos ha dejado a lo largo de su corta existencia. Lykaia es la confirmación de todos los malos síntomas que venían arrastrando desde su formación: falta de personalidad y de ambición. Pueden seguir a rebufo de sus bandas favoritas, están en su derecho, pero algunxs siempre preferiremos el original a la copia.
Calificación: 4,7
Pablo Linares


Y así podríamos seguir copiando críticas muy buenas o muy malas, tan dispares entre sí que parecería que están hablando de discos distintos, así que lo que hago es dejarte este link y que lo escuches por vos mismo.



Al fin y al cabo, nunca es muy bueno dejarse llevar demasiado por las opiniones de los demás. En estos casos, menos que menos, porque la opinión de los demás no sirve absolutamente para nada.

https://soen-sweden.bandcamp.com/album/lykaia


Lista de Temas:
1. Sectarian
2. Orison
3. Lucidity
4. Opal
5. Jinn
6. Sister
7. Stray
8. Paragon

Alineación:
- Joel Ekelöf / vocals
- Marcus Jidell / guitar, producer
- Lars Åhlund / keyboards (organ, Rhodes), guitar
- Stefan Stenberg / bass
- Martin Lopez / drums, percussion

With:
- Andreas Tengberg / violin, cello





Comentarios

Publicar un comentario

Lo más visto de la semana pasada

Mahavishnu Orchestra - The Complete Columbia Albums Collection (2011)

#Músicaparaelencierro. LightbulbSun ya nos había presentado el "Original Album Series" de Billy Cobham y nos había prometido esto que publicamos ahora, bien para un viernes en el blog cabezón, y para que tengan para disfrutar en todo el fin de semana. Y ya su título nos lo dice todo, por lo que no me parece necesario agregarle muchas más palabras, con tanta música a disposición. Esta colección contiene versiones remasterizadas de todos los álbums de la primera encarnación de la banda, incluido "The Lost Trident Sessions", que sería el tercer álbum de estudio de la Mahavishnu, grabado en 1973 pero solo lanzado en 1999. Además, "The Inner Mounting Flame" contiene un tema adicional, el álbum en vivo "Between Nothingness & Eternity" fue remezclado y ampliado, y la caja incluye un CD en vivo inédito llamado "Unreleased Tracks from Between Nothingness & Eternity". Creo que está todo dicho, los incondicionales de la Mahavishnu estarán…

Billy Cobham & Colin Towns & HR Big Band - Meeting Of The Spirits (2006)

#Músicaparaelencierro. Jorge N. nos vuelve a deleitar mientras nos dice: "Ya que andaban dando vueltas algunas cosas de Billy Cobham, se me ocurrió pasarte un disco del susodicho, con la Big Band de Colin Towns (tiene unas cuantas cosas muy recomendables, entre ellas un disco con temas de Zappa), con temas de la Mahavishnu. Para mi gusto es un disco espectacular, digno de estar en la biblioteca cabezona...". Dicho y hecho, aquí lo tenemos para presentar una nueva versión de las canciones de la Mahavishnu Orchestra. Una nueva versión de temas ya conocidos, re comuestos e interpretados por músicos de primer nivel. Esta vez los músicos en juego han llevado esta música a una dimensión aún más lejana que la de los temas originales. Seguramente el guitarrista de Mahavishnu, John McLaughlin (quien escribió algunas de las notas para este disco) nunca esperó escuchar sus composiciones interpretadas por una Big Band, y ha comentado que la música en este disco es una revelación para él…

Música y Neurociencia II: la Música como Lenguaje Universal

A través de la historia humana, la música ha tenido diversas connotaciones y funciones. Además de ser un lenguaje, un vehículo de expresión y comunicación, ha sido también un arte que ha reflejado las corrientes concordantes de pensamiento religioso y filosófico, contemporáneo a su creación, lo que ha revolucionado su estructura formal y dotado de una concepción polisémica y dinámica a sus significados, sin que se excluya ningún fenómeno sonoro, natural o cultural, creado por la civilización humana. Desde tiempos remotos se han constatado, empíricamente, los beneficios de sus interconexiones. La idea de la unidad cuerpo - mente se originó en el siglo VI a.C., y el médico griego Hipócrates decía que “Las fuerzas de la naturaleza que llevamos en nosotros son las auténticas sanadoras de la enfermedad” (Gaynor). De modo que la práctica musical es uno de los aspectos necesarios para el equilibrio físico. En la antigua Grecia, a la Música se le otorgaba la “ca…

Derribar la Clausura de un "Mundo Muerto"

Protestas populares y sentidos de lo común en tiempos de pandemia, rutas de fuga, revuelta y re-existencia en América Latina: La pandemia del nuevo coronavirus ha saturado absolutamente todo. Incluso la memoria, que ya venía siendo atropellada y convulsionada permanentemente por el eterno presente de esta sociedad hiper-informada, inundada de datos, imágenes, video-cápsulas, memes y múltiples acontecimientos impactantes. Así que, como un acto para recobrar el aliento, como quien sofocado se quita el tapabocas para tomar una bocanada de aire fresco, hagamos nuevamente memoria de vida, recordemos los meses y semanas atrás, que determinaron todo 2019: calles calientes, millones de voces; marchas, piquetes, pancartas, consignas, pañuelos, enjambres, multitudes. Corazones latiendo, rabia, anhelo, hartazgo, esperanza. Chile, Ecuador, Colombia, Haití, Perú, Honduras, Puerto Rico, Venezuela, Costa Rica, Bolivia, Nicaragua; y fuera de las tierras del Abya Yala, Hong Kong, Francia, Irak, Líbano…

Luis Alberto Spinetta - Un Mañana (2008)

#Musicaparaelencierro. Algo que estabamos debiendo desde hace un tiempo y viene bien para empezar un día de mal clima y mucho virus. Hay que ponerles ganas y qué mejor que algo del Flaco, y gracias al aporte de José Ramón que sigue contribuyendo al salvataje de sus conciencias y su psiquismo a fuerza de pura música... Y nada menos que con un disco que fue Gardel De Oro, votado como el mejor disco del año y nominado para el Grammy Latino. El Flaco, fue cantante, guitarrista, poeta y compositor como ningún otro logró ser, y este no es sino otro ejemplo de ello.

Artista: Luis Alberto Spinetta
Álbum: Un Mañana
Año: 2008
Género: Rock
Duración: 56:41
Nacionalidad: Argentina

Les dejo otro del Flaco:

Un mañana es el decimotercero y último álbum de estudio de Luis Alberto Spinetta grabado en el año 2008. Mantiene una marcada línea jazz-rock. El corte de promoción fue Preso Ventanilla, del cuál salió un video-clip. El álbum fue elegido el mejor del año en una encuesta realizada por la website Rock.co…

Áuryn - Antes de Cerrar los Ojos (2020)

#Músicaparaelencierro. Luego de varios años de idas, venidas, retrasos, grabaciones, separaciones, producción y demoras varias, al fin nos llega el LP de Áuryn, una gran banda que habíamos presentado en el blog cabezón cuando apenas eran unos purretes. Hoy se traen un magnífico trabajo bajo el brazo, por lo que demuestran que la espera valió la pena: mucha destreza, ritmo, potencia, melodía, buen gusto, poesía,en una explosión de creatividad, destreza, energía, imaginación y buen gusto. Por eso, ya es hora de dejar de lamentarse porque su disolución representaba un gran disco que había quedado en el veremos, al fin podemos escuchar a estos grandes músicos y sumamos otro nuevo y gran disco a nuestra colección de discos recomendados. Tremendo trabajo recomendado al 100%. Un disco que parece destinado a erigirse como uno de los más notables ítems de prog argentino del presente (y apestado) año 2020. A no perdérselo!

Artista: Áuryn
Álbum: Antes de Cerrar los Ojos
Año: 2020
Género: Heavy prog
D…

Mapa de campañas solidarias y ollas comunes en Chile

Para los cabezones chilenos. Las integrantes de Fundación Vértice, organización sin fines de lucro e interdisciplinar de mujeres dedicadas a los estudios urbanos y territoriales, todas egresadas de la U. de Chile, desarrollaron este acervo informativo en constante construcción, el cual busca dar a conocer diversas iniciativas en todo el país trasandino. Fue con la llegada de la pandemia y proyectando las consecuencias económicas y sociales de la misma, que interrumpieron su despliegue en el ámbito de estudios urbanos para dedicarse a desarrollar este mapa interactivo


“Somos todas ex estudiantes de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la U. de Chile (FAU), de las tres carreras: geografía, arquitectura y diseño. Sentimos la necesidad de hacer investigación aplicada ligada a los estudios urbanos y territoriales, y creamos Fundación Vértice, con el propósito de contribuir al debate sobre la ciudad y el hábitat”, cuenta Paulina Gatica, una de las integrantes y fundadoras de Vért…

Frank Zappa - Waka / Jawaka (1972)

#Musicaparaelencierro. Zappa parecia estar avanzando hacia un tipo mas elaborado de musica, explorando y creando nuevis pasajes de sonido, color e intensidad. Una continuación de "Hot Rats" que define la trilogía junto con "The Grand Wazoo", un disco con mucho jazz-rock en la línea de "Bitches Brew" o "In a Silent Way" de Miles Davis y de los primeros grupos que se registran en éste género, y las comparaciones van más allá de los musical, porque el genio inquieto de Zappa -al igual que como Miles- le impedía permanecer mucho tiempo haciendo lo mismo (hormigas en el culo dirían algunos). Más Zappa ahora de parte de Carlos el Menduco para que disfruten a lo grande, y que no se olviden del blog cabezón...  otro de los imprescindibles de Zappa y que conforma la gran trilogía jazzística de nuestro Frankie querido.

Artista: Frank Zappa Álbum: Waka/Jawaka
Año: 1972
Género: Rock / Progressive rock / Experimental / Jazz / Psychedelic rock
Duración: 36:08
Naci…

Hijos de Puta Disfrazados de Libertarios

En medio de la pandemia dan rienda suelta a su fibra libertaria. ¿Serán un nuevo grupo anarquista?. Así parece. Disfrazados de Robespierre se lanzan contra el estatismo del gobierno que ha decretado que estamos ante "la hora del Estado", así se despliegan columnistas de Clarín, Infobae y La Nación mientras desarrollan una oposición radicalizada sea como sea y sin lógica que importe (su descalificación mediática a la política sanitaria choca con las evidencias locales y mundiales). Así se suman en los medios concentrados al relato confuso de periodistas que exigen control como en países comunistas, libertades como en países de reducida población, aperturas de la cuarentena como en países que ya están en la reducción de la curva de contagios, producción como en un mundo ideal que ya no existe, rebeliones fiscales como en ningún modelo, siguiendo el ejemplo de la pulsión por la muerte de la derecha que remite a los cercanos y actuales de Trump y Bolsonaro, que presencian como s…

Chulpa - Vidala del Monte (2020)

#Músicaparaelencierro. El Mago Alberto se viene con un disco bien de viernes. Muchas veces hemos presentado interesantísimos proyectos argentos que unen el folcklore con el metal y el prog, y los ejemplos de aquellos grupos que han aterrizado en el blog cabezón son innumerables, pudiendo nombrar a grupos como Raza Truncka, Arraigo, Solsticio, Alter Ego y muchísimos otros, inclusive, algunos de ellos crearon el sello Rocklore, que congrega el arte desde una mirada latinoamericana y que reúne artistas y gestores culturales en un sello de gestión colectiva. Hoy seguimos con esa tónica pero desde una mirada diferente, más inclunado al punk (ojo, incluso no tanto) y de la mano de Joana Gieco, que no es sino la hija de León Gieco (multiinstrumentista y tecladista en la banda de Ricardo Iorio) desde el proyecto "Chulpa", en un disco que recién sale a la luz y que no puede quedar fuera del blog cabezón! Otro sorpresita para que conozcan y disfruten este din de semana.

Artista: Chulpa

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.