Ir al contenido principal

Briseño, Hebe, Carrasco y Flores - Viaje al espacio visceral (1981)

Carlos lo trajo, CalleNep lo reseñó y ahora Carlos M. digitalizó y mejoró su sonido. Uno de los discos conseguibles únicamente aquí, ahora hasta con nuevo sonido. Exclusivo para el blog cabezón.

Artista: Briseño, Hebe, Carrasco y Flores
Álbum: Viaje al espacio visceral
Año: 1981
Género: Rock Progresivo Latinoamericano
Duración: 32:15
Nacionalidad: México


Lista de Temas:
1. La estaca
2. Festival de telarañas

3. Presagio charro
4. Gata hidráulica
5. Ojo de ballena
6. Viaje al espacio visceral

Alineación:
- Guillermo Briseño / voz, teclados, piano
- Hebe Rosell / voz, teclados, vientos

- Mario Carrasco / bajo
- Gilberto Flores / batería


En 1977, mientras Briseño preparaba grabaciones y lanzamiento de Briseño, Carrasco y Flores en ese contexto del que hablábamos al comentar ese disco (el de la vigencia de la música folclórica y de protesta en México), el exilio lleva al DF a dos de los integrantes del grupo folclórico argentino Huerque Mapu: Naldo Labrín, que pasaría a ser la primera guitarra del cuarteto de Alfredo Zitarrosa, y una joven Hebe Rosell, multiinstrumentista (cello, vientos, teclados, voz) que se incorporaría al grupo multinacional del floclor Sanampay y que actuaría también en la puesta en escena de la suite Guitarra negra de Zitarrosa. El exilio alcanzó a los integrantes de Huerque Mapu justo después de lanzado el álbum Montoneros (también conocido como “La cantata Montoneros”), dando voz al movimiento social revolucionario que fue cruelmente desbaratado por sucesivas dictaduras.



Hebe ─por cierto, hermana de Andrés y Javier Calamaro─ se quedó a vivir en México hasta hoy, donde hace teatro, música, musicoterapia y docencia, y es una voz permanentemente despierta sobre el acontecer político de ese país tan hecho pedazos. Probablemente sus intereses y capacidades a finales de los 70 estaban más allá de los límites del movimiento de música folclórica latinoamericana de la capital mexicana (eso creo yo al menos), y Briseño tuvo la suerte de entrar en contacto con ella, incorporándola al trío que formaba con Carrasco y Flores, y pasando a reformarlo como cuarteto: Briseño, Hebe, Carrasco y Flores, con el que salió en 1981 un disco fundamental en la historia del rock progresivo mexicano: Viaje al espacio visceral. Un viaje al recóndito interior, como su nombre lo indica, y a la vez apasionado.



La contratapa del vinilo cuenta así su propia historia:



Sobre el nacimiento de este disco


Esta vez el embarazo duró poco, así que se teme que el sonido producido durante el parto pueda descontrolar de por vida a quien lo escuche. Además es de esperarse que el producto nazca hablando y caminando, por lo que se realizan esfuerzos para suministrarle, por vía umbilical, datos que le permitan saber para dónde camina y de qué habla. En este sentido el trabajo durante un año como trío, las sesiones etílico-profilácticas para escribir las letras de varias canciones con José Manuel Pintado, la renovada inmersión en la televisión, esta vez por conducto de RTC [Radio, Televisión y Cinematografía, una dependencia gubernamental], el contacto con la gente del canto politizado, la aparición de Nuestra Señora de Hebe, la formación de LIMAR, la solidaridad de los cuates de Audiodimensión, la oportuna llamada de la Universidad de Sinaloa y el placer de tocar con toda la rabia, para luego escucharlo, nos hacen pensar en que esta criatura caminará hacia la independencia, la creatividad y, por lo mismo, la libertad. Y que hablará de sus ganas de cambiar cosas, de saberse parte de la lucha de clases y de su necesidad de creer que se puede ser mejor humano. Por el momento conminamos a la maraña mercantilista a desenredarse, ya que este niño pronto tendrá un hermanito. Y es probable que una vez agremiados dentro del Sindicato de Hijos Desobedientes (el SIDHD Campeador) puedan hacerla de tos.


En “Gata hidráulica” la letra y la musica son de Briseño. En las demás canciones las letras fueron escritas por José Manuel Pintado y Guillermo Briseño, la música es de este último. La mezcla estuvo a cargo de Briseño, Hebe y Alanís. La ilustración de la portada es de Arturo Jiménez G. Las láminas interiores son de Eduardo Herrera y José Luis Fernández. Las fotos las hicieron Javier Calamaro y Daniel David. El diseño gráfico, Carlos Arthur C. El dinero lo puso la Universidad Autónoma de Sinaloa. El instigador fue Fernando Betancourt, director del Departamento de Difusión Cultural de la misma. Finalmente la producción, arreglos y concepción del álbum son de Briseño con la sensible colaboración de los participantes. Producido en 1980, impreso en 1981.

El Viaje... es estructuralmente similar a lo que ya le conocemos a Briseño (de antes y de después), en términos de inlcuir algunos temas cortos en ritmos tradicionales como el blues, el rock 'n' roll y el boogie, pero siempre con esos quiebres, síncopas y desequilibrios en la armonía propios del rock progresivo. Hay, gracias a la presencia de Hebe Rosell, un trabajo coral más desarrollado y una coloración instrumental más rica que en la música de Briseño Carrasco y Flores.

Destacan en el lado A los temas “Presagio charro” y “La gata hidráulica”. Sobre ellos, vamos a reproducir aquí el concienzudo análisis que hace el bloguero Pingüino elemental en su estupendo blog Las 100 mejores canciones del rock mexicano (http://100mejoresrockmexicano.blogspot.com)

Presagio charro (letra: José Manuel Pintado y Guillermo Briseño / música: G. Briseño)

Un charro, en su nacimiento, con presagio nacional,
arriaba lluvia a caballo, con lazos de temporal,
y el presagio le decía,
que otros campos andaría,
con ganado de metal,
acelerando la ordeña,
jineteando un escritorio,
ganándole territorio al público en general.

Logró meter en un armario a la realidad.
Se hizo fantasma centenario de fama internacional.
Sembró un grupo partidario
sobre la tumba del calendario,
y acondiciona la historia para su comodidad.

Un charro de nacimiento, con prestigio nacional,
tiraba de un largo carro, repleto de personal;
se descuidó cuarenta años,
reventaron sus engaños
y se empezó a desinflar.

El carro del que tiraba,
con el vuelo que llevaba,
le impartió la extremaunción.
Presagio ya mencionado,
yace en el suelo aplastado,
y los de adentro del carro cantamos esta canción:

“Un charro en su nacimiento, con presagio nacional,
arriaba lluvia a caballo, con lazos de temporal,
se descuidó cuarenta años,
reventaron sus engaños
y se empezó a desinflar”.

“Un charro de nacimiento, con prestigio nacional,
arriaba lluvia a caballo, con lazos de temporal,
se descuidó cuarenta años,
reventaron sus engaños
y se empezó a desinflar”.

“Un charro en su nacimiento, con presagio nacional,
arriaba lluvia a caballo, con lazos de temporal,
se descuidó cuarenta años,
reventaron sus engaños
y se empezó a desinflar”.

“Un charro de nacimiento, con prestigio nacional,
arriaba lluvia a caballo, con lazos de temporal,
se descuidó cuarenta años,
reventaron sus engaños
y se empezó a desinflar”.


El comentario de Las 100 mejores:

En esta canción narrativa, Guillermo Briseño se mete en un aspecto de la sociedad mexicana muy poco tratado por el rock: la política. En este caso, el sector sindical, y su sello particularísimo en México, lleno de corruptelas, arreglines y malas artes, al ser un tentáculo más al servicio del gobierno en turno, un aparato de control de los trabajadores, como bien señala León Chávez Teixeiro en 15 m. 3’’ 8/8 16. La palabra charro, además de su significado más conocido de jinete y lazador rural, designa, en el argot sindical, al líder corrupto, trácala. Y la figura clásica del charro en la época en que fue compuesta la canción era sin duda Fidel Velázquez (aunque Rodríguez Alcaine, los que han seguido o el líder actual responden a las mismas características), decrépito entreguista al servicio de los presidentes del PRI, y protagonista de esta canción de Briseño. Pocos se han atrevido a crear canciones de esta temática, más propias de la llamada trova o Canto nuevo, seguramente por temor a caer en el panfleto. Pero Guillermo Briseño logra un texto magistral, pues, como todo artista auténtico, entiende que el valor artístico se centra sobre todo en la propuesta formal, y no en el sobado compromiso. Así, realiza esta fábula a partir de una postura de Materialismo dialéctico; es decir, bajo la premisa de que los excesos del charrismo propiciarán su propia antítesis, su caída. En este sentido, Presagio charro es un buen deseo, lamentablemente aún irrealizable, en una democracia mexicana que no termina nunca de cuajar. Pero eso es lo de menos; lo importante aquí es la altura de sus imágenes poéticas, la gran originalidad de su tema, y el riesgo que corre en su tratamiento, del que sale muy bien librado. La analogía sostenida de los dos significados del charro, y la amplitud del juego semántico que deriva de ella, hacen que la alegoría urbana se logre perfectamente. Y otro de sus méritos es el uso de la estructura de caja china y boomerang, pues la letra termina ahí donde comenzó, lo que crea un efecto de canción dentro de la canción.


En el plano de la música, Briseño siempre se caracteriza por la alta exigencia técnica, y el arreglo aquí, como en la mayoría de sus canciones, apuesta por las figuras permanentes, y no por el mero sostenimiento del ritmo. Para finalizar, remata la melodía con un final de canción ranchera, lo que apoya el juego de la ambigüedad semántica del término charro.
Por todo ello, Presagio charro es una verdadera joya de ingenio, admirable inteligencia, ambición estilística y fondo profundo.


Gata hidráulica (letra y música: G. Briseño)

Una gata
con las rayas al revés,
que cuidaba
cuatrocientos diez bebés,
calculaba
con los dedos de los pies
cuántos gatos
podrían aprender inglés.

Cuántos metros
le tomaría al tiempo
reconocer que no hay muerto
que pueda decir quién es,
y agregar una mirada
a su trabajo de nana,
pero muy de cuando en vez.

Una gata
de cuarenta días por mes,
atrapaba
ratas, autos y ciempiés.

Cuántos litros
le tomaría a un hombre
beberse del sur al norte
el trato que viste a un juez,
y agregar una mirada
a su trabajo de gata,
porque un gato no es un pez.

Un gato rompió el telón,
se corrió el encantamiento;
a escena, la humanidad;
al filo, la gata viendo.
Un gato rompió el telón,
se corrió el encantamiento;
a escena, la humanidad;
al filo, la gata viendo.

Una gata,
que arañaba su después,
masticaba
lo que hablaban sus bebés.

Cuántas vidas
le tomaría a un gato
trepar a la orilla de un plato
que a todos les sirva bien,
y agregar una mirada
a la siguiente mañana,
donde el hombre ve lo que es.



Comenta Las 100 mejores: A lo largo de esta lista he resaltado la importancia de la búsqueda de la originalidad, por ser componente fundamental del verdadero arte. Hemos podido repasar varias canciones muy originales, auténticos logros de los rockeros mexicanos. La gata hidráulica de Guillermo Briseño es de las más logradas. Ya hemos revisado algunas canciones inspiradas en la Ciudad de México, tanto laudatorias como dolidas. Pero la alegoría magistral y simbólica de La gata hidráulica es sin duda alguna una obra maestra del ingenio, la inteligencia y la inspiración. Una canción profundamente imaginativa. Una fábula moderna, que si bien hereda la tradición de Rosas Moreno y Fernández de Lizardi, se emparenta directamente con la formalmente mucho más compleja y elíptica de Augusto Monterroso. Es impactante ver cómo las rimas juguetonas pueden connotar un fondo profundísimo, tan vivo y conmovedor, porque todos padecemos y traicionamos esa patria pequeña, esa madre de cemento y cables, ese hormiguero, esa gata gigantesca y relamida. Y todos sabemos cuánto la destrozan, y a la vez avivan y definen, nuestros apetitos, nuestras pulsiones, nuestra comedia humana. Es decir, animal, felina. Somos criaturas inconscientes y lapidarias, cachorritos salvajes y caníbales, o como dijera León Felipe, “el hombre es un insecto que vive en las partes pestilentes y rojas del mono y del camello”. O, siguiendo a Briseño, bebés de gata, víctimas y victimarios. Y la ciudad, impávida: “al filo, la gata viendo”. Briseño acude a la fábula simbólica para deslizar su crítica (ética, no moral; o mejor dicho, artística), a la manera de Piggies de los Beatles (específicamente de George Harrison, vale la pena resaltarlo), o en la trova, El Rey de las flores de Silvio Rodríguez y La boa, las rosas y las espinas de Gabino Palomares. Pero ninguno de estos ejemplos alcanza el nivel poético de La gata hidráulica, más cercano al de La oveja negra y demás fábulas del mencionado Monterroso, Álbum de zoología de José Emilio Pacheco o Bestiario de Juan José Arreola. Así, la letra de La gata hidráulica es prodigiosa; su sencillez casi de canción infantil engaña completamente, y exige un esfuerzo interpretativo amplio.


Para esta canción, Guillermo Briseño escoge una interpretación solo al piano. Como dije antes, Briseño suele realizar arreglos llenos de notas, y sin duda se agradece ese esfuerzo, muy enriquecedor para su escucha. Pero cuando escoge el piano solo, como en Suburbia madre, Comparaciones (apariencias), Te digo, compañero o las Ausencias, suele concretar algunas de sus mejores canciones. En La gata hidráulica el piano parte con una figura introductoria fuerte, muy disfrutable, que amaina para introducir la voz y la letra. En los estribillos crecerá el forte y el uso del pedal de resonancia, para volver a la figura mayor, más cortada. Pero Briseño introduce aún otra parte, un segundo estribillo repetido, con función de glosa, que ensancha los límites de la melodía muy atinadamente. Y todo esto con el mejor momento de su voz, crean una pieza magnífica, enormemente disfrutable, aun si no se alcanza a comprender la trascendencia de su fondo, gracias a que la letra es una verdadera lección del manejo de la elipsis. Una maravilla.



Pero no termina aquí el comentario porque ¡nos falta el lado B! Ahí Briseño nos encuentra con una de las fórmulas más características del rock progresivo, la suite al estilo sinfónico o ciclo de canciones, herencias del romanticismo del siglo XIX que han dado al rock progresivo el carácter de vínculo y eslabón entre lo complejo y lo sencillo, entre el arte de búsqueda y el acceso a lo popular. El estilo de suite tipo sinfónico está presente en algunas de las mejores producciones del rock progresivo: “Atom Heart Mother” de Pink Floyd, “Supper's Ready” de Genesis, “Close to the Edge” de Yes, “The Snowgoose” de Camel, “A Plague of Lighthouse Keepers” de Van Der Graaf Generator, y un glorioso etcétera. En “Viaje al espacio visceral”, Briseño aborda con gran éxito esta fórmula de composición tan característica del progresivo. La suite se compone de cuatro tiempos o etapas: “Primera etapa: Despegue”, “Segunda etapa: Los pliegues de este naufragio”, Tercera etapa: Te digo compañero” y “Cuarta etapa: La piedra y el viento (aterrizaje)”. El arranque es un cadencioso vals que se descompone en una fuga hacia una serie de unísonos hasta llegar a un puente instrumental en donde aparecen sintetizadores tipo moog casi espaciales. La segunda etapa empieza con un piano solo sin romper el compás de 3/4 pero abundando en modificaciones armónicas sorprendentes que luego insisten en una instrumentación compleja y virtuosa, por fin resuelta en cuatro cuartos para la improvisación pianística casi serial. Nuevamente retoma el compás triple durante un par de vueltas y baja la cadencia hasta alcanzar una fórmula clásica que da pie al ingreso de la voz de Hebe sobre piano eléctrico: “Te digo compañero” en son de balada sobre tonalidades menores. Es claro en este punto que Briseño se encuentra en el proceso de experimentación que lo llevará después a Ausencias e Irreverencias. En esta parte el recurso a la métrica y la armonía de la música clásica da pie al ingreso de la última etapa, “El viento y la piedra”, en la que la ejecución pianística se hace acompañar primero de una flauta traversa que abre la participación de la banda para acometer un coro bluesero: “Aunque el tiempo está perdido / lo quiero pasar contigo”. El final regresa al compás de 3/4 por un momento y desenlaza en otra muestra del uso de las fórmulas clásicas para cerrar. Una de las más importantes piezas del rock progresivo mexicano, contemporánea de los aportes de Chac Mool (que son más bien crossover) y anticipada por varios años al arranque de bandas como Iconoclasta o 0.720 Aleación.




Para seguir conociendo a Briseño, copiamos esta semblanza aparecida en el libro México. Cinco décadas de rock. Retratos de Fernando Aceves (Sonidos Urbanos Producciones, México 2009, p. 161, la foto en la p. 160 es de 1997. Se puede ver este libro de fotos, semblanzas y ensayos sobre la historia del rock mexicano en: http://issuu.com/rommx/docs/777).

Guillermo Briseño es un pianista y compositor que, además de una presencia continua en el rock hecho en casa, ha formado a diversos músicos que después fundaron sus propias agrupaciones. “El primer grupo con el que toqué se llamó Los Masters, después toqué con Los Sleepers; formé una banda que se llamó Cinco a Priori, y también toqué con El Antiguo Testamento y luego con Soul Force junto a Javier Bátiz. Posteriormente tuve una banda que se llamó La Bella Fuerza Bruta que después se convirtió en La Cossa Nostra, de donde me salí para hacer mi propio proyecto ya como Briseño, Carrasco y Flores, después Briseño, Hebe, Carrasco y Flores; y con otros músicos formé Briseño y El Séptimo Aire. A finales de los ochenta formé Briseño y La Banda de Guerra, y a partir de ese momento me acompaña un grupo de músicos para tocar en ocasiones como trío, dúo o como una gran banda pero siempre bajo mi nombre”.
El compositor posee una amplia discografía: Viaje al espacio visceral, El conexionista, El descubrimiento de Europa, Verde, blanco y colorado, Sangre azul Briseño Blues, Variaciones sobre la inteligencia, entre otros álbumes. Más que abarcar distintos estilos, se ha preocupado por definir el suyo. También ha publicado poemarios: Versos para beber, Versos para después y Adiccionario. Es además director de la Escuela de Música del Rock a la Palabra: “Nosotros no enseñamos a tocar rock. De una u otra manera abrimos las puertas a los muchachos para que pregunten a los libros, a los discos, a los especialistas qué quieren saber para hacer música; recorremos desde el blues hasta lo que hoy se hace y se toca. Leen desde sonetos de Quevedo y Sor Juana hasta literatura contemporánea y conversamos sobre el país, sobre el mundo y sobre nuestras vidas. Nuestro ejercicio está en las variaciones sobre la inteligencia y la jardinería del pensamiento”.

Como dijo Moe al inicio de este post, los archivos que originalmente nos había compartido Carlos tenían algunas deficiencias de digitalización. Pues ahora Carlos M. se dio a la tarea de re-ripear el vinilo: lo hizo a 32 bit y 96khz y limpió los clicks y errores a mano con la intención de que el material esté lo más cercano posible al original, tratando de mantener el rango dinámico con el menor ruido posible, y luego los redujo a 44100 y 16 bit para facilitar el acceso de todos a esta música (y nos cuenta que hará lo mismo con Ausencias e irreverencias). Agradecemos el aporte de todos los Carlos para que podamos tener acceso a esta joya del progresivo latinoamericano que no se consigue en ningún otro lugar.



Comentarios

  1. Mil gracias por la mención de mi trabajo, y felicidades por el magnífico blog. Un abrazo, y suerte en la labor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante forma de cantar. Excelente pianista, originales ideas. Gran post!

    ResponderEliminar
  5. Estoy escuchando el nuevo rip de Carlos M.: ¡excelente! No se lo pierdan.

    ResponderEliminar
  6. Alguien que me diga como descargar este estupendo album, por favor.

    ResponderEliminar
  7. Alguien que me diga como descargar este estupendo album, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a copiar y pegar la respuesta a las mùltiples consultas sobre este tema de las descargas: no hay descargas publicadas en el blog salvo que lo autoricen los mùsicos.

      Pero hay màs material del publicado libremente en el blog y eso està en nuestra lista de correo. Para obtener toda esa informaciòn tenès que suscribirte a la lista de correo (te recomindo usar un mail de gmail y NUNCA uno de Microsoft; tipo Hotmail, Live, Outlook, etc. porque filtran los mensajes de nuestra lista) y leer bien los mensajes de bienvenida ya que sino te perderàs de informaciòn crucial.

      Para suscribirte, acà tenès una guìa que te ayudarà en el proceso:

      http://cabezademoog.blogspot.com.ar/p/por-si-algun-dia-no-estamos-aca.html

      Eliminar
  8. El enlace a la version mejorada de este album ya no sirve.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más visto de la semana pasada

Serú Girán - La Grasa de las Capitales (Edición 40 Aniversario) (1979 / 2019)

Esta edición especial tiene su lanzamiento digital hoy, y nosotros no podíamos dejar de mencionarlo. Un disco bien para que aparezca en el blog cabezón un viernes. Porque no es una versión cualquiera, porque salió hoy mismo, porque es una gran sorpresa tenerlo aquí y porque lo trae el Mago Alberto.  A partir de la recuperación del histórico catálogo discográfico de Music Hall, realizada por el Instituto Nacional de la Música (INAMU), y con un minucioso trabajo de producción que incluyó la remasterización del sonido desde cintas, restauración de arte de tapa e inclusión de un insert con fotos originales nunca antes vistas, se lanza a 40 años de su publicación una edición especial de "La Grasa de las Capitales", segundo disco del legendario Serú Girán.
Con la idea de escuchar cada vez mejor estas obras que traspasan el tiempo, es que anunciamos estas cosas maravillosas que van saliendo, y es que así se vive la mejor música en el blog cabezón.


Artista: Serú Girán
Álbum: La Grasa d…

Genesis - Archive 1967-75 (1998)

#Músicaparaelencierro. Aclaro que esto es el Santo Grial de cualquier amante de Genesis. LightbulbSun nos trae a Genesis en una recopilación de rarezas englobado bajo el nombre de "Archive" y que salió a la luz en 1998, recordando material que va entre el 67 y el 75. Con una tapa que parece salida de la imagineería oscura de Riverside, en realidad es el contenedor de un arte gráfico que recopila montones de fotos, entrevistas, notas, comentarios, posters, disfraces y sorpresas varias. El box incluye pistas de estudio, en vivo y de demostración inéditas, algunas de las cuales incluyen partes de guitarra y voz regrabadas de Gabriel y Hackett. Se lo recomiendo, tanto por su música como por su arte gráfico y contenido, a cualquiera que tenga un profundo amor por los primeros Genesis, les aseguro que con esto aplaudirán hasta con los cachetes del culo. Aquí va, otra de las sorpresas de esta semana, sorpresas que nunca faltan en el blog cabezón! Magnífico e imperdible, amén!

Artist…

King Crimson - The Elements Tour Box 2020 (2020)

#Músicaparaelencierro. Gracias al Mago Alberto que siempre nos trae este tipo de sorpresas, comenzamos la semana a puro King Crimson, y ahora hablando sobre un disco que aún no salió a la venta, y antes de que lo puedas comprar te damos la data de esto que para muchos es como un tesoro. Aquí no encontrarán ni videos, ni mucho comentario más allá de aquel que nos deja el Mago Alberto presentando esta primicia absoluta, y cuando lo escuchen pueden dar sus comentarios pertinentes... por ahora, aquí va la presentación!

Artista: King Crimson
Álbum: The Elements Tour Box 2020
Año: 2020
Género: Progresivo ecléctico
Nacionalidad: Inglaterra


Aquí, lo único que les voy a dejar es el comentario del Mago Alberto, yo no lo escuché, no hay videos, aún no hay nada de esto porque aún no salió, no existe...
Antes que Amazon te lo entregue el 23/9, antes de que aparezca en las plataformas digitales y en la famosa página rusa, el blog cabezón te sirve en bandeja de plata amenizado con un trago y un souvenir, l…

Index - Index (1999)

Artista: Index
Álbum: Index
Año: 1999
Género: Rock sinfónico
Duración: 48:42
Nacionalidad: Brasil

Lista de Temas:
1. Quaterna Requiem
2. Caverna
3. Serenata
4. Ciclos Das Mares
5. O Setimo Selo
6. Index

Alineación:
- Jones Junior / 6 & 12 string acoustic guitars, elecric guitars
- Eliane Pisetta / hammond organ, piano, mini-Moog, synthesizers
- Fabricio Santalucia / bass
- Otaviano Kury / drums, percussion

En estas resubidas de bandas brazucas que está haciendo el Mago Sandy, no podía faltar Index, una muy buena banda de la que vamos a publicar su discografía (creo) completa. Muy buenos músicos para muy buena música progresiva Made in Brazil.

¿El Origen del Coronavirus? Los Cuatro Monocultivos del Apocalipsis

El origen del coronavirus tiene una estrecha relación con las fórmulas de agricultura y ganadería industrial de la actualidad; concretamente por la expansión de los monocultivos (vegetales y animales) que provocan la destrucción de la biodiversidad en la naturaleza posibilitando la aparición, incremento y virulencia de nuevas zoonosis. Aunque el virus es microscópico, propongo un viaje planetario —sin romper el confinamiento— que nos puede ayudar a reconocer con nuestros propios ojos esta contundente afirmación. Es importante interiorizarlo para evitar un futuro entre pandemias.Por Gustavo DuchEste viaje, al que podemos llamar «la ruta de los monocultivos», nos permite conocer muy bien de qué hablamos cuando hablamos de agricultura industrial. Aunque la tierra agraria en el mundo ocupa 1.500 millones de hectáreas, cuatro ejemplos serán suficientes para retratar el sistema agrario mundial actual, puesto que alrededor de un 80 % de todas estas tierras, según el agrónomo Miguel Altieri d…

Camel - Live at the Royal Albert Hall (2019)

#Músicaparaelencierro. Si yo tuviera que definir a Camel en pocas palabras, lo catalogaría sencillamente como "pura emoción". Y hoy, luego de un largo recorrido por el mundo de la música, Camel sigue teniendo el mismo cariz y las mismas características que lo viera nacer. Y para confirmar este comentario, nada mejor que este disco doble en vivo, lo último de Camel salido del horno, y que nos trae el Mago Alberto, que nos cierra su comentario de este modo; "sería redundante hablar de una banda que forma parte de lo más encumbrado de la historia del progresivo, solo podría agregar que este proyecto ya es considerado como un hito por la prensa especializada dentro de todos los discos en vivo editados en la historia, así que es imposible no rescatar esta obra impresionante". Latimer, Bass, Jones y Clement vuelven a emocionarnos como en los mejores tiempos, y más porque es en vivo, en un registro que nos presenta el Mago Alberto que está catalogado como esencial (creo q…

Un Drama Urbano: "Peliculas" de La Máquina de Hacer Pájaros

Corría el año 1977, y Argentina se teñía del color más oscuro de la historia reciente. La dictadura militar impuesta un año antes, atentaba vilmente contra la libertad, y la cultura se veía afectada por la censura que sólo aceptaba lo que no afectaba la realidad construida oficialmente. Pero había otra realidad, y había artistas dispuestos a contarla. Charly García había formado un año antes una nueva banda, después de la separación de Sui Generis y el fugaz Porsuigieco: La máquina de hacer pájaros, una banda de rock progresivo con sonidos desconocidos para este lado del mundo. Y tenía mucho para decir: luego de su primer disco, de nombre homónimo, lanzó “Peliculas” un disco totalmente crítico a la sangrienta dictadura que regía en el país. Pero, ¿cómo hicieron para lograr traspasar las barreras de la censura? ¿cómo lograron decir “lo que no se podía”? Las herramientas de la poesía surrealista (en especial la metáfora) y la relación que se establece entre esas herramientas y la realid…

Genesis - Selling England By The Pound (1973)

#Músicaparaelencierro. El Mago Alberto se pregunta, en su comentario sobre este disco: ¿El mejor disco de Genesis? ¿Uno de los mejores discos de la historia de la música?. Sea como sea, "Vendiendo Inglaterra por la Libra" es una deuda que teníamos pendiente (aún tenemos muchísimas más) y ahora lo recordamos con el aporte de Torrentinto, una gema del rock sinfónico de todos los tiempos que marcó un hito e hizo escuela y hace escuela hasta el día de hoy. Aquí, cinco personas crearon un disco y un mundo místico, sobrenatural y perfecto.

Artista: Genesis Álbum: Selling England By The Pound
Año: 1973
Género: Rock sinfónico
Nacionalidad: Inglaterra Antes que nada, vamos con algunos comentarios jugosos de nuestros amigos cabezones del Face:--------------------------------- 
Lejos el mejor. En mi caso fue una iniciación, ocurrida al regreso de mi padre de Inglaterra en el 74. Trajo de regalo ese disco, yo tenia 8. Se me voló el bocho y supe cómo no era. Teo Nurnberg-----------------------…

Idiotez y Codicia en Tiempos de Pandemia

Cuando la pandemia arrasaba en Europa y en Argentina solo teníamos unos pocos casos, todas las noches, puntuales, a las nueve, salíamos a los balcones, nos asomábamos a las ventanas para aplaudir a los médicos que estaban dejando el alma y la vida por atender enfermos. Aplaudíamos a los médicos europeos. Cuando los enfermos empezaron a arreciar acá, y los muertos se cuentan por miles, al personal médico que incluye mucamxs, enfermerxs, laboratoristas, personal del lavadero y cocina, médicxs, administrativxs, choferes de ambulancia, y todos los demás, NADIE LOS APLAUDE. Ni allá ni acá. No cuentan. Ni siquiera sabemos cuántos integrantes del ámbito de la salud murieron por ayudarnos. Pero no solo se dejó de aplaudirlos, sino que la mezquindad y la negación (siempre tan de la mano) priorizaron la "libertad" de ir al gimnasio y tomarse un cafecito, libertades inalienables para los republicanistas de su ombligo, por sobre la vida de sus vecinos, el personal de salud y los enfermo…

Nick Mason's Saucerful of Secrets - Live at the Roundhouse (2020)

#Músicaparaelencierro. El Mago Alberto se zarpa y nos trae el proyecto del viejo y querido Mason. Pues Nick Mason acaba de publicar el primer registro de su banda Saucerful of Secrets, sobre el cual copio unas líneas para darle el contexto necesario: "Cuando hace dos años Nick Mason anunció un proyecto que pretendía recrear en directo el material de Pink Floyd anterior a 1973, no fuimos pocos los que sentimos curiosidad. ¿Una puesta al día de su etapa psicodélica, pasando de lo facturado tras su conversión en dinosaurio? Al menos no olía a refrito, ni al enésimo saqueo del legado familiar. Con el buen criterio además de no fichar jovenzuelos sino maduritos con mili de sobras, Gary Kemp y Guy Pratt entre ellos, no tardamos en comprobar que el invento no reverdecía laureles (un tanto ingenuo quien lo esperara a estas alturas) pero sí sonaba lo suficientemente fresco como para descartar el mínimo sonrojo.  Ejerciendo de director tras los tambores, el viejo Nick daba el tempo a una b…

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.