Búsqueda cabezona

jueves, 16 de abril de 2015

Serú Girán - Peperina (1981)


Artista: Serú Girán
Álbum: Peperina
Año: 1981
Género: Rock / Crossover prog
Duración: 42:47
Nacionalidad: Argentina


Lista de Temas:
1. Peperina
2. Llorando en el espejo
3. Parado en el medio de la vida
4. Cara de velocidad
5. Esperando nacer
6. Veinte trajes verdes
7. Cinema verité
8. En la vereda del sol
9. José Mercado
10. Salir de la melancolía
11. Lo que dice la lluvia

Alineación:
- Charly García / piano eléctrico y acústico, órgano, teclado, Moog y voz.
- David Lebón / guitarra eléctrica y acústica, tumbadoras, timbaletas, percusión y voz.
- Pedro Aznar / bajo eléctrico, fretless, contrabajo, bajo Moog, sintetizador, piano, guitarra acústica y voz.
- Oscar Moro / batería y percusión.


Se nota que algunas cosas nos están faltando en el blog, discos fundamentales como éste, que por suerte vino Carlos y no solamente avisó que faltaba sino que además nos trajo el link de descarga...



Al disco no le hace falta presentación alguna, pero para darle algún enmarque y que pueda servir de contexto para quien no conozca el disco:

Peperina es el cuarto álbum de estudio de la banda argentina de rock Serú Girán lanzado a fines del año 1981. El disco presenta adelantos notables en cuanto a la calidad de grabación y contiene varios clásicos. En el año 1994, Polygram Discos transformó el disco en formato CD, bajo el sello de Interdisc. Un año más tarde, en 1995, se estrenó la película Peperina grabada durante el recital que dio Serú Giran en el estadio de River Plate en 1992.
Incluye la canción Peperina, que trata acerca de la corresponsal en Córdoba de la revista Expreso Imaginario, llamada Patricia Perea.1 Siempre que Serú Girán tocaba en esa ciudad, ella calificaba la presentación como «bochornosa». De más está decir que, pese a sus defenestrantes críticas, los estadios se llenaban. Se dice que cuando escuchó «su» tema por primera vez, acotó que Serú Girán seguía sin gustarle, pero que García era «un buen sociólogo».
Inicialmente el disco iba a tener otra tapa. Como se puede ver en el libro de Andy Chernavsky, hay una foto que dice ser de 1981, con un diseño de Charly en el que aparece el mar dividido horizontalmente por el cielo, y en el centro de esa composición aparece un agujero recortado, acompañado arriba del título Peperina y otras historias de cinema verité. No se sabe por qué no se usó ese boceto. Al final se utilizó la foto de una niña prepúber.
A nivel compositivo, la fotografía repite el patrón de los dos álbumes anteriores (Serú Girán y Bicicleta) en el sentido de que la imagen lleva toda la carga conceptual de la tapa. Y en este caso particular, no se necesita de la presencia de los músicos para vender el producto, y eso es algo para destacar. Si bien es criticable que la imagen a primera vista no parece coordinar totalmente con lo que lleva en sí el contenido del disco, es preciso aclarar que tanto la estética como el concepto de la misma implica una idea que está mucho más allá de una tapa superflua con cuatro tipos posando en ella, como perfectamente pudo haber sucedido. En este caso, la apuesta artística y conceptual está por encima de cualquier propuesta que podría pasar por obvia y banal.
Peperina es un disco difícil de analizar, no solo por el hecho de ser el más sólido de la banda, en cuanto a grabación y composiciones, sino que a la vez hay diversas lecturas en cada tema, y en realidad no hay un concepto unificador que enlace un tema con el otro. En 1981 la fama de la banda era más que notoria y el grupo se encontraba en un lugar donde tenía que demostrar si ese título de "Beatles Criollos" era una realidad o una simple exageración. El año 1980 había sido un año trascendental para la banda. Tocaron en el Monterrey Jazz Festival (en Río de Janeiro) ―junto a Weather Report y a John McLaughlin, entre otros―, tocaron ante 65000 personas en la Rural (evento sin precedente alguno), y tocaron además en un acontecimiento histórico junto a Spinetta Jade en el estadio Obras Sanitarias. El país continuaba en manos de la sangrienta dictadura cívico-militar (1976-1983), ahora liderada por el general Roberto Viola, quien convocó a una reunión con los miembros de la «música joven» pretendiendo estar preocupado sus pensamientos y las cosas que deseaban. Luis Alberto Spinetta y Serú estuvieron en dichas reuniones, que no tuvieron otro propósito sino el de ser otra de las tantas cortinas de hierro cuyo punto más alto sería el Festival por la Solidaridad en 1982.
En marzo de 1981, Serú se presentó en Obras dentro del marco de los carnavales, mientras que Charly García y Pedro Aznar se presentaron en octubre de 1981 en Obras con el músico brasileño Milton Nascimento. Ya para diciembre cerraron el año con unas históricas presentaciones de tres fechas en el teatro Coliseo, en la que muchos denominan la real despedida de Serú y así mismo su mejor serie de conciertos de toda su trayectoria.
El disco fue presentado los días 4, 5 y 6 de septiembre de 1981 en el estadio Obras. En principio, cuando Charly García y David Lebón compusieron los temas de este disco, García pensó que se trataba más de una película que de un long-play. Por eso se le ocurrió la idea de poner en el recital una pantalla gigante, proyectar videos grabados especialmente y que el grupo tocara en penumbras, acompañando a esas imágenes. Finalmente, la idea fue descartada porque el techo del estadio era demasiado bajo: la pantalla iba a tapar gran parte del escenario y ellos iban a quedar casi completamente ocultos.
Wikipedia


Bueno, este disco no podía faltar en este espacio, gracias a Carlos podemos reparar el error.




3 comentarios:

  1. Download: (Flac) Aporte de Carlos
    http://pastebin.com/2vWFPu2b

    ResponderEliminar
  2. Verdaderamente un infaltable.. muchas gracias!

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).