Ir al contenido principal

Chulpa - Vidala del Monte (2020)

#Músicaparaelencierro. El Mago Alberto se viene con un disco bien de viernes. Muchas veces hemos presentado interesantísimos proyectos argentos que unen el folcklore con el metal y el prog, y los ejemplos de aquellos grupos que han aterrizado en el blog cabezón son innumerables, pudiendo nombrar a grupos como Raza Truncka, Arraigo, Solsticio, Alter Ego y muchísimos otros, inclusive, algunos de ellos crearon el sello Rocklore, que congrega el arte desde una mirada latinoamericana y que reúne artistas y gestores culturales en un sello de gestión colectiva. Hoy seguimos con esa tónica pero desde una mirada diferente, más inclunado al punk (ojo, incluso no tanto) y de la mano de Joana Gieco, que no es sino la hija de León Gieco (multiinstrumentista y tecladista en la banda de Ricardo Iorio) desde el proyecto "Chulpa", en un disco que recién sale a la luz y que no puede quedar fuera del blog cabezón! Otro sorpresita para que conozcan y disfruten este din de semana.

Artista: Chulpa
Álbum: Vidala del Monte
Año: 2020
Género: Indigena- punk / Folk Metal
Nacionalidad: Argentina


La verdad que es una alegría que no se terminen este tipo de proyectos que combinan tan bien con la identidad del blog cabezón. Y estaba recordando la cantidad de bandas latinoamericanas que se cruzan con estilos similares a este, y la verdad en algún momento deberíamos hacer alguna recopilación.
Empecemos a revisar un poquito, empezamos con el nombre y seguimos con las palabras del Mago Alberto que es quien nos trae esta sorpresita de viernes.
Chullpa o chullpar es una antigua torre funeraria de origen aimara y quechua, de base angular o redonda, construida originalmente para personas de alto estatus en la cultura aymara e incaica.
La tradición chullparia del Collao data de los siglos XIII y XIV, posterior a la caída de Tiahuanaco y su uso como mausoleo de autoridades se hace tradicional rápidamente en zonas colindantes al altiplano hasta inicios del siglo XVI (colonial-temprano).
Wikipedia


A continuación, las palabras del Mago que se encarga de presentar esta novedad y esta sorpresita...
Hemos escuchado muchisimas veces por parte de músicos y afines que en materia musical ya estaba todo hecho, sin embargo en pleno 2020 aparece la hija de León Gieco, y nos sorprende con una mixtura de géneros totalmente inesperados ¿el resultado?, un nuevo estilo musical, nada más y nada menos, que el propio León bautizara como música indigena-punk,y  que su hija Joana lo manifiesta en este proyecto que va a sorprender a muchísimos cabezones.
Joana actualmente es la tecladista estable de la nueva banda de Ricardo Iorio (ex Almafuerte), pero se dio el gran gustazo de grabar este material que particularmente defino como lo más original que he escuchado en décadas.
A continuación trascribo una nota aparecida en Página 12, donde la propia Joana describe lo que van a escuchar.
"Los músicos de rock van a ser los herederos de este canto ancestral y delirante”. La frase de Leda Valladares, visceral, al corazón, ubica en eje casi todo lo que es Joana Gieco. Y lo que, por extensión lógica, le pone un marco preciso a su primer disco: Vidala del monte. “Leda decía que la música despojada y desprolija del rock y la baguala tenían algo en común. De hecho, eso fue lo que ocurrió cuando se reunieron ella, mi viejo y (Gustavo) Santaolalla para hacer De Ushuaia a La Quiaca”, es lo primero que esboza la segunda hija de León. Lo segundo es que a ella le llegó lo hecho por tal tríada porque hablaban un mismo lenguaje. “Primero, porque lo viví de lleno con mi viejo, cuando me llevaron a ese viaje de 1982, en un moisés. Y, quiérase o no, la sangre habla, porque yo no busqué hacer esto. No lo busqué”, repite la Gieco chica, pianista, cantora y tecladista de absoluto perfil bajo, que acaba de publicar, sin demasiado aspaviento, eso que ella llama “esto”: su disco debut con la agrupación Chulpa, grabado en parte en el estudio Las Pirka, de La Quiaca, donde uno de los motores principales del trabajo –el guitarrista quiaqueño Gabo Alcoba– llegó a acustizar la sala con cartones que juntó en la calle. “La mamá le decía ‘te volviste loco’”, se ríe Joana, que está terminando la licenciatura de artes musicales en la Universidad Nacional de las Artes (UNA), además de haberse formado en piano con Marcela Fiorillo y Marcelo Katz, entre otros docentes.

Vidala del monte cuenta con dieciséis piezas y la producción del mismísimo León. También con más participaciones de gentes del norte, como la comparsa Los Duendes Alegres, la coplera Felisa Nieve y la base del grupo Cokena, de la que forman parte el mencionado Alcoba en guitarra, más Dante Tamba en batería y Horacio Cruz en bajo. “El disco surgió de un viaje que yo, de grande ya, decidí hacer a La Quiaca con Humberto Iraola, mi padrino quiaqueño. Lo que había pasado de mágico fue que yo daba clases en las Orquestas Infantiles y Juveniles de la villa 31 de Retiro, y Humberto llevaba a sus hijos ahí, y yo misma lo nombré mi padrino”, evoca Joana. “Cuando mi viejo fue por primera vez a La Quiaca lo conoció a Humberto, luego se hicieron muy amigos y yo le pedí que sea mi padrino cuando nos reencontramos en la orquesta. La relación empezó a ser más fuerte, e incluso fue él quien me dijo que fuera a La Quiaca a grabar”.

La invitación no fue por portación de apellido, lógico, sino porque Iraola vio que Joana enseñaba coplas a los chicos, casi como se enseñan en el norte. “Fue la forma en que logré que los chicos se soltaran artísticamente. Usé mucho el canto responsorial de Leda como método. Incluso, hay una parte en el video de De Ushuaia a La Quiaca que a mí siempre me puso la piel de gallina... Es la que están todos los chicos en un anfiteatro del medio del monte, cantando con Leda, porque la voz es el primer instrumento que uno tiene que aprender a cuidar. Quiero decir, si vos conocés primero tu propio cuerpo como instrumento, después es otra cosa: te soltás de otra manera y aprendés a registrar la afinación. Porque hay muchos músicos que tocan bárbaro un instrumento, pero no pueden afinar con la voz”, explica Joana, con cierto tono pedagógico.

–La voz como puente con los otros instrumentos, quiere decir.

–Y con el registro de la afinación, porque las cuerdas vocales no se cambian como una cuerda de violín. Si no te cuidás, arruinás lo natural que tenés. Esto es un aprendizaje para la lectura musical, porque ellos también leen. Es lo que aprendí y lo que, como educadora, percibo que al otro puede llegar a servirle.

–¿Cómo ubicaría al disco en este marco?

–Bueno, empecé a enseñar con caja este canto de baguala que aprendí de las recopilaciones de Leda. Esto fue lo que vio mi padrino para invitarme a La Quiaca, con el fin de que siguiera aprendiendo eso en carnaval, cuando salen las copleras. Fui dos años seguidos, me abrieron la rueda de carnaval, en la que se ponen a cantar y entran medio en trance. Me aceptaron como una más, por intermedio de mi padrino, y así conocí la comparsa La Unión Criolla, que es la más antigua; o a Los Duendes Alegres, que es un grupo de chicos que toca tarkas y anatas, instrumentos afinados por cuartas, con sonidos ancestrales que a mí me transportan. La cosa es que fui, me enamoré de la gente de allá, y me hicieron madrina de los más chicos, cuya comparsa se llama La Unión Criollita, que son los nietitos de La Unión Criolla. Esto fue hace unos siete años, y en esos dos viajes fui conociendo músicos: a Luis Valdivieso, que es el director de Los Duendes Alegres, a Gabo Alcoba, el violero... En fin, a muchos de los que terminaros participando en el disco.

–Gabo es híper rockero. Es el que le da el toque “rabioso” a Chulpa...

–Tal cual, sí. Me acuerdo que lo fui a ver tocar en un barcito y la segunda vez me invitaron a cantar en ese mismo bar. Eramos como cuatro personas (risas) y hacía un frío tremendo. Recuerdo que estaba tapada con una manta y me invitaron a tocar algo improvisado. Entonces ahí, como a mí me gusta mucho el rock pesado, dije “yo canto una copla, una vidala del monte, pero ustedes háganme una base bien pesada detrás, así unimos eso”. Tanto ellos como yo nos quedamos enganchados con esa versión y me dijeron si la quería grabar. Ahí fue que fui a La Pirka, el estudio de Gabo, y grabamos esa versión de “Vidala del monte”, que hizo nacer todo el disco. Porque me traje esa versión a Buenos Aires, la guardé un tiempo, la retomé y ¿con quién la compartí? Con el papa (risas).

–El papa o el rey, también.

–(Más risas) Le llevé el CD y le dije “Pa, escuchá esto que grabé una vez en La Quiaca”. Lo escuchó y medio que los ojos se le pusieron llorosos. Me miró y me dijo: “Tenés que hacer algo con esto, porque sino lo hacés vos, lo hago yo”.

–¿Era la época en la que él andaba con D-Mente?

–No sé, no lo recuerdo bien. Lo que sí sé es que lo acústico y lo rockero de mi viejo está todo tan relacionado que no lo puedo diferenciar. También me pasa eso con la música clásica: escucho una sinfonía de Beethoven o un preludio y fuga de Bach, y me pasa lo mismo que si escucho un tema de Almafuerte.

De hecho, Joana está tocando teclado en la banda solista de Ricardo Iorio. “Estamos haciendo temas de V8, Hermética y Almafuerte”, informa ella. “El había grabado el disco Atesorando en los cielos con Karina Alfie, una guitarrista muy amiga mía, con la que teníamos una banda de chicas que se llamaba Anya, y fue mi primera experiencia como tecladista. Trabamos relación por ese lado, y lo que estoy haciendo con Ricardo ahora es meter teclado tranqui, de a poco, apoyando los riffs de guitarra. Me fijo mucho en Black Sabbath, en el Dio solista, en Deep Purple, en bandas así. Incluso, hay discos de Sabbath que tienen teclados, pero están muy detrás”, cuenta ella, acerca de los modelos que tiene en cuenta para su nuevo desafío. “Por supuesto que cuando me lo propuso le dije ‘Claro que voy a estar, Ricardo, pero la verdad es que me cuesta imaginar tus temas con teclados’. Y él me respondió: ‘Vos tocá’. A mí se me armó un lío en la cabeza porque, siendo fanática de Almafuerte, tenía que tocar en su banda solista. Cuando me lo ofreció, acepté, pero le dije que no sabía si estaba a la altura de tocar con él, y me dijo ‘Pero dejate de joder, si yo soy un ignorante’”, se ríe Joana, imitando la voz grave del creador del tridente metalero argentino. “No sé, que me haya llamado él para tocar es impresionante... ¡Es un grande del metal argentino! Hasta mi viejo mismo lo admira como músico y como persona, más allá de las ideologías”.

–Retomando el disco, su padre le dijo `vos tenés que hacer algo con esto, porque sino lo hago yo`. Bueno, si bien no lo hizo él, casi lo hicieron juntos. No solo lo produce, sino que también participa en varios temas. En “Las hojas tienen mudanza”, “Llorando estoy”, “Tan alta que está la Luna”...

–Le pedí que me guiara, sí, que me ayudara, porque yo no tenía idea de cómo hacerlo. Y así fue. El participa desde todos lados, porque es mi guía musical. Además, lo tomé como algo de unión de trabajo con él, porque yo, hasta ahora, siempre me mantuve bastante al margen de sus cosas, más allá de haber hecho algunos coros, o hacerle comentarios sobre sus discos, con mamá, y mi hermana Liza. Siempre respeté su espacio y él el mío. Además, nunca utilicé el apellido para nada, e incluso medio que soy bastante parca en ese aspecto. No me gusta que se mezclen las cosas. Si bien llevo mi apellido con orgullo, nunca lo utilicé, pero a la vez estoy orgullosa de quién es mi papá; entonces, ¿por qué no hacer algo juntos? Una vez me dijo algo que jamás voy a olvidar: ‘si hay algo de lo que yo me arrepiento, es de no haber grabado con mi papá’. Porque mi abuelo era cantor de tangos. Eso me quedó grabado y dije ‘algo tengo que hacer con él’. Y ésta fue la oportunidad.

–Más relacionada con una cuestión espiritual que con una “carrera discográfica”, si se quiere.

–Es más, al no tener el objetivo de ser conocida, me cuesta encarar este tipo de notas periodísticas. Pero sí aprendí que hay que dar un producto artístico que tiene que servir para alguien, porque mi forma de mostrar o de dar arte siempre había sido a través de los chicos en la escuela, o de alguna composición instrumental en piano.

–¿Cómo fue, puntualmente, la experiencia de grabar con su padre un tema como “Las hojas tienen mudanza”, que él ya había grabado con Leda en De Ushuaia a La Quiaca?

–No sé, es algo que en algún momento tenía que pasar. Nos resultó tan natural que ni siquiera sentí que había que ensayarlo. Tengo tan registrado ese tema, las voces de mi viejo y de Leda, que no me resultó un esfuerzo.

–También grabó “El cardón”, de Santaolalla. ¿Lo escuchó él?

–Sí, el disco le llegó, pero no quiero molestar. No quiero preguntar qué le pareció ni nada de eso.

El disco planta bandera desde el vamos con una portentosa versión de una anateada popular carnavalera llamada “Por fin llegaste carnaval”, que integra casi todas los aristas instrumentales del resto: la comparsa Los Duendes Negros, las anatas de Luis Valdiviezo y el mencionado trío rockero de La Quiaca. Luego deviene una versión “metalera” de la recopilación del salteño Tomás Vázquez que da nombre al disco (“Vidala del monte”) y, tras ella, se suceden una versión casi punk de “Yo canto a la diferencia”, de Violeta Parra; una copla popular de Nazareno, Salta, llamada “Cuando me ponga a cantar”, en la que se siente el ladrido de Arenita (perrita de Joana); u otra, pesada también, de la vidala chayera recopilada por Leda “Llorando estoy”. Desde un costado más acústico, telúrico, emergen una bellísima versión del carnavalito jujeño también recopilado por Valladares (“Las hojas tienen mudanza”), que canta a dúo con León; ese hermoso yaraví (recopilado Silvia Einsestein y también registrado en De Ushuaia a La Quiaca), llamado “Canto en la rama” o una versión de “Tonada para remedios”, cuyo canto comparte con Fermín González. “Para mí tiene tanta fuerza una cosa como la otra”, explica, sobre la parte acústica y la parte eléctrica, que ella ve como un todo. “La verdad es que no me interesa definir la música por géneros, por eso hago esto. Igualmente, todo el mundo me dice que soy metalera porque me visto de negro, y de hecho lo soy, pero también estudio piano clásico cinco horas por día. No me interesa que me definan. Sí, llevo banderas, y me identifico con el rock, pero no me cierro a una sola cosa”, se planta

–¿Por qué le puso “Chulpa” al grupo, al cabo?

–Porque es un nombre muy profundo, muy espiritual para mí. Es un monumento de piedra donde enterraban a la gente de la cultura andina. Ellos decían que la chulpa era un momento en que los muertos trascendían, como una especie de paso a la eternidad. Y yo precisamente creo que la música, los estilos y las culturas son algo trascendente.

Para la proxima semana me comprometo a publicar tambien Grito en el Cielo vol 1 y 2 de Leda Valladares con la participación de Gustavo Cerati, Federico Moura, Fito Paez, Pedro Aznar, Gustavo Santaolalla, Ica Novo y un sinfín de artistas más, todos de la estirpe mas encumbrada de nuestro rock argento.

Cabezonas/es no se pierdan este proyecto de Joana Gieco, se van a sorprender, se los aseguro!!! Bravo por Joana, HIJA E TIGRE!!!,- perdón- HIJA DE LEON!!!
Mago Alberto








Lista de Temas:
1 - Por fin llegaste carnaval
2 - Vidala del Monte (version alternativa)
3 - Las hojas tienen mudanza
4 - Cuando me pongo a cantar
5 - El Cardon
6 - Llorando estoy
7 - Yo canto a la Diferencia
8 - Tan alta que esta la Luna
9 - Canto a la rama
10- Una copla me ha cantado
11- Nose que tienen mis penas
12- Tonada para remedios
13- Chacarera de la Quiaca
14- ERkeada
15- Coplas
16 -Vidala del Monte

Alineación:
Joana Gieco - Voz
Comparsa Los Duendes Negros
Gabo Alcoba - guitarra
Leon Gieco - voz
Felisa Nieve - voz
Dante Tamba - batería
Horacio Cruz - bajo





Comentarios

Lo más visto de la semana pasada

Mahavishnu Orchestra - The Complete Columbia Albums Collection (2011)

#Músicaparaelencierro. LightbulbSun ya nos había presentado el "Original Album Series" de Billy Cobham y nos había prometido esto que publicamos ahora, bien para un viernes en el blog cabezón, y para que tengan para disfrutar en todo el fin de semana. Y ya su título nos lo dice todo, por lo que no me parece necesario agregarle muchas más palabras, con tanta música a disposición. Esta colección contiene versiones remasterizadas de todos los álbums de la primera encarnación de la banda, incluido "The Lost Trident Sessions", que sería el tercer álbum de estudio de la Mahavishnu, grabado en 1973 pero solo lanzado en 1999. Además, "The Inner Mounting Flame" contiene un tema adicional, el álbum en vivo "Between Nothingness & Eternity" fue remezclado y ampliado, y la caja incluye un CD en vivo inédito llamado "Unreleased Tracks from Between Nothingness & Eternity". Creo que está todo dicho, los incondicionales de la Mahavishnu estarán…

Música y Neurociencia II: la Música como Lenguaje Universal

A través de la historia humana, la música ha tenido diversas connotaciones y funciones. Además de ser un lenguaje, un vehículo de expresión y comunicación, ha sido también un arte que ha reflejado las corrientes concordantes de pensamiento religioso y filosófico, contemporáneo a su creación, lo que ha revolucionado su estructura formal y dotado de una concepción polisémica y dinámica a sus significados, sin que se excluya ningún fenómeno sonoro, natural o cultural, creado por la civilización humana. Desde tiempos remotos se han constatado, empíricamente, los beneficios de sus interconexiones. La idea de la unidad cuerpo - mente se originó en el siglo VI a.C., y el médico griego Hipócrates decía que “Las fuerzas de la naturaleza que llevamos en nosotros son las auténticas sanadoras de la enfermedad” (Gaynor). De modo que la práctica musical es uno de los aspectos necesarios para el equilibrio físico. En la antigua Grecia, a la Música se le otorgaba la “ca…

Billy Cobham & Colin Towns & HR Big Band - Meeting Of The Spirits (2006)

#Músicaparaelencierro. Jorge N. nos vuelve a deleitar mientras nos dice: "Ya que andaban dando vueltas algunas cosas de Billy Cobham, se me ocurrió pasarte un disco del susodicho, con la Big Band de Colin Towns (tiene unas cuantas cosas muy recomendables, entre ellas un disco con temas de Zappa), con temas de la Mahavishnu. Para mi gusto es un disco espectacular, digno de estar en la biblioteca cabezona...". Dicho y hecho, aquí lo tenemos para presentar una nueva versión de las canciones de la Mahavishnu Orchestra. Una nueva versión de temas ya conocidos, re comuestos e interpretados por músicos de primer nivel. Esta vez los músicos en juego han llevado esta música a una dimensión aún más lejana que la de los temas originales. Seguramente el guitarrista de Mahavishnu, John McLaughlin (quien escribió algunas de las notas para este disco) nunca esperó escuchar sus composiciones interpretadas por una Big Band, y ha comentado que la música en este disco es una revelación para él…

Derribar la Clausura de un "Mundo Muerto"

Protestas populares y sentidos de lo común en tiempos de pandemia, rutas de fuga, revuelta y re-existencia en América Latina: La pandemia del nuevo coronavirus ha saturado absolutamente todo. Incluso la memoria, que ya venía siendo atropellada y convulsionada permanentemente por el eterno presente de esta sociedad hiper-informada, inundada de datos, imágenes, video-cápsulas, memes y múltiples acontecimientos impactantes. Así que, como un acto para recobrar el aliento, como quien sofocado se quita el tapabocas para tomar una bocanada de aire fresco, hagamos nuevamente memoria de vida, recordemos los meses y semanas atrás, que determinaron todo 2019: calles calientes, millones de voces; marchas, piquetes, pancartas, consignas, pañuelos, enjambres, multitudes. Corazones latiendo, rabia, anhelo, hartazgo, esperanza. Chile, Ecuador, Colombia, Haití, Perú, Honduras, Puerto Rico, Venezuela, Costa Rica, Bolivia, Nicaragua; y fuera de las tierras del Abya Yala, Hong Kong, Francia, Irak, Líbano…

Luis Alberto Spinetta - Un Mañana (2008)

#Musicaparaelencierro. Algo que estabamos debiendo desde hace un tiempo y viene bien para empezar un día de mal clima y mucho virus. Hay que ponerles ganas y qué mejor que algo del Flaco, y gracias al aporte de José Ramón que sigue contribuyendo al salvataje de sus conciencias y su psiquismo a fuerza de pura música... Y nada menos que con un disco que fue Gardel De Oro, votado como el mejor disco del año y nominado para el Grammy Latino. El Flaco, fue cantante, guitarrista, poeta y compositor como ningún otro logró ser, y este no es sino otro ejemplo de ello.

Artista: Luis Alberto Spinetta
Álbum: Un Mañana
Año: 2008
Género: Rock
Duración: 56:41
Nacionalidad: Argentina

Les dejo otro del Flaco:

Un mañana es el decimotercero y último álbum de estudio de Luis Alberto Spinetta grabado en el año 2008. Mantiene una marcada línea jazz-rock. El corte de promoción fue Preso Ventanilla, del cuál salió un video-clip. El álbum fue elegido el mejor del año en una encuesta realizada por la website Rock.co…

Áuryn - Antes de Cerrar los Ojos (2020)

#Músicaparaelencierro. Luego de varios años de idas, venidas, retrasos, grabaciones, separaciones, producción y demoras varias, al fin nos llega el LP de Áuryn, una gran banda que habíamos presentado en el blog cabezón cuando apenas eran unos purretes. Hoy se traen un magnífico trabajo bajo el brazo, por lo que demuestran que la espera valió la pena: mucha destreza, ritmo, potencia, melodía, buen gusto, poesía,en una explosión de creatividad, destreza, energía, imaginación y buen gusto. Por eso, ya es hora de dejar de lamentarse porque su disolución representaba un gran disco que había quedado en el veremos, al fin podemos escuchar a estos grandes músicos y sumamos otro nuevo y gran disco a nuestra colección de discos recomendados. Tremendo trabajo recomendado al 100%. Un disco que parece destinado a erigirse como uno de los más notables ítems de prog argentino del presente (y apestado) año 2020. A no perdérselo!

Artista: Áuryn
Álbum: Antes de Cerrar los Ojos
Año: 2020
Género: Heavy prog
D…

Frank Zappa - Waka / Jawaka (1972)

#Musicaparaelencierro. Zappa parecia estar avanzando hacia un tipo mas elaborado de musica, explorando y creando nuevis pasajes de sonido, color e intensidad. Una continuación de "Hot Rats" que define la trilogía junto con "The Grand Wazoo", un disco con mucho jazz-rock en la línea de "Bitches Brew" o "In a Silent Way" de Miles Davis y de los primeros grupos que se registran en éste género, y las comparaciones van más allá de los musical, porque el genio inquieto de Zappa -al igual que como Miles- le impedía permanecer mucho tiempo haciendo lo mismo (hormigas en el culo dirían algunos). Más Zappa ahora de parte de Carlos el Menduco para que disfruten a lo grande, y que no se olviden del blog cabezón...  otro de los imprescindibles de Zappa y que conforma la gran trilogía jazzística de nuestro Frankie querido.

Artista: Frank Zappa Álbum: Waka/Jawaka
Año: 1972
Género: Rock / Progressive rock / Experimental / Jazz / Psychedelic rock
Duración: 36:08
Naci…

Cuicanitl - Sólo voces (1999)

#Músicaparaelencierro - Traemos de vuelta este discazo que habíamos reseñado hace algunos años, al recordarlo a través de una de sus participantes (Maggie Díaz del Castillo) cuya música acabamos de conocer en Bandcamp. Aquí se reunieron tremendxs jazzistas mexicanxs bajo la coordinación de Iraida Noriega y Dante Pimentel.

Artista: Cuicanitl Álbum: Sólo voces
Año: 1999
Género: Jazz vocal
Duración: 45:15
Nacionalidad: México
Cuicanitl fue una agrupación única: un cd, Sólo voces, y unos años de presentaciones haciendo música sin otra cosa que el propio cuerpo. Cada uno de los y las integrantes de esta agrupación tiene una luminosa trayectoria propia (que continúa hoy, 20 años después). Entre los quince temas (once y la “Suite a Don Cherry” en cuatro movimientos) incluidos en este disco, no hay una voz que predomine, ni opacando el trabajo coral, ni en el sentido conceptual: nadie dirige, cada tema tiene una comunicación horizontal entre las voces mientras se distribuyen las tareas armónicas y r…

Quique Sinesi & César Franov - Sonidos de Aquel Día (1987)

#Músicaparaelencierro. Alan se va acomodando y sintiéndose a gusto en el blog,  así que ya se está preparando para publicar sus propios posteos, mientras tanto nos presenta el primer disco del gran guitarrista argentino Quique Sinesi, el legendario "Sonidos De Aquel Dia" en colaboración con César Franov. He aquí el encuentro memorable entre el guitarrista Quique Sinesi (Dino Saluzzi, Raices.etc.) y el bajista Cesar Franov (Grupo Encuentro, Spinetta Jade, etc.) en este disco invalorable grabado en 1987 por dos grandes músicos. Es un disco importante puesto que es un trabajo en el que confluyen muchos géneros. Aquí, una caricia para el alma y los oídos, como para empezar bien el día.

Artista: Sinesi - Franov
Álbum: Sonidos de Aquel Día
Año: 1987
Género: Jazz rock ecléctico
Nacionalidad: Argentina


Podríamos asegurar que Quique Sinesi es uno de los mejores guitarristas de Argentina, ha estado trabajando en el folklore tirando al jazz en bandas como Alfombra Mágica o en trabajos de fol…

Genesis - Genesis (1983)

#Musicaparaelencierro. Lisandro nos presenta este disco que estaba fuera de la discografía publicada en el blog cabezón, hasta ahora. Y corresponde a la continuación de "Abacab", con su sonido modernizado y ochentoso, el cambio del progresivo a un sonido mas accesible para las masas y radiable a traves de la todopoderosa FM, dejando de lado las orquestaciones, el sinfonismo y los arreglos ambientales que tanto se dejaban apreciar en los albumes de los 70's. También la partida de Steve Hackett en la guitarra fue un duro golpe a la creatividad de los Genesis de mediados de los 70's en adelante. Aquí viene bien lo que publicó Raúl cuando presentó ese disco: "Lo bueno del arte, en cualquiera de sus vertientes, es la diversidad de opiniones. ABACAB representa un cambio fundamental en las técnicas de grabación. lógicamente de la mano del nuevo productor de Genesis, Hugh Padgham. En esta fase reconozco el valor de ese álbum. Pero casi todo Genesis tiene belleza de dist…

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.