Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

viernes, 11 de marzo de 2016

Jorge Campos - Machi (2000)


Un disco muy pedido, el incomparable bajista chileno Jorge Campos en uno de sus discos solistas, integrante de algunas de las mejores bandas trasandinas, en su disco solista. Lo querías, lo pediste, lo tenés! Por fin, Sandy trae un disco muy pedido.

Artista: Jorge Campos
Álbum: Machi
Año: 2000
Género: Jazz Rock/Fusion
Duración: 46:39
Nacionalidad: Chile

Lista de Temas:
1. Horrisono
2. Mapocho
3. Bendición
4. Octaton
5. Gil-Hop
6. Alturas
7. Toques de lo esencial
8. Amarillelou
9. Smog
10. A Marvada Carnee
11. Amor en Stell@ar (Hot Copilot)
12. Kachatelovni
13. Zatrapa
14. Machi

Alineación:
- Jorge Campos / electric bass 4 and 5 fretted, machi bass 4 frettless and 8 fetted, double bass, processed basses, loops and sequences, midi programming, keyboards, acoustic piano, electric guitar, cuatro, melódica, trutruca, kaskawilla, tin whistle, ocarina, palo de lluvia, sonajas, huiro, bombo, drums, vocals
- Marcelo Concha / Zampona & quenas
- Germán Santana / kaxixi, a go-go, balafon malines, zimbabwe mgoma drums
- Denny Martínez / drums




Musica de jorge campos. Aquí puedes encontrar recursos de musica como pueden ser letras de canciones de jorge campos, noticias, videos de musica, las mejores imágenes de jorge campos, así como artistas pertenecientes a la misma categoría de musica. Puedes acceder a cada una de las secciones de la música de este artista oprimiendo sobre el título de cada cuadro o directamente sobre los videos , letras de canciones , imágenes o noticias de jorge campos. Nacido en Chile, Jorge Campos, es compositor, artista de grabación, interprete de Contrabajo y Bajo eléctrico, productor musical, maestro de música y Bajo eléctrico. Ha sido considerado como uno de los mejores bajistas en Latinoamérica y se ha hecho una reputación como maestro en su instrumento y como un estudioso de sus sonidos y alcances. Campos empezó sus estudios musicales a temprana edad, después de obtener una Licenciatura en Estética de la Universidad Católica en 1981, entra al Conservatorio de Música de la Universidad de Chile...


Reconocido como uno de los mejores bajistas, Jorge Campos tuvo su primer encuentro con las cuatro cuerdas a los 12 años. Al poco tiempo ingresó al Conservatorio a estudiar contrabajo, consagrando toda una vida -hoy tiene 45 años- a su pasión por la música.

Jorge Campos es un destacado bajista y compositor chileno, miembro de agrupaciones emblemáticas como Congreso y Fulano, además de llevar una extensa carrera como solista de jazz fusión.
Influenciado por el rock duro primero y luego por la música de raíz folclórica, integró su primera banda entre 1976 y 1979, Argamaza, gestada al interior de la Universidad Católica. Luego llegaría a ser contrabajista de la Orquesta Sinfónica Juvenil, un paso fundamental al ingreso de su primera militancia importante. Sobre el final de los 70' comenzó la escalada en la música popular. Un largo proceso que finalmente lo iba a llevar a un sitial de referencia durante los años posteriores. Primero con el conjunto Santiago del Nuevo Extremo entre 1979 y 1986, y luego con el sexteto de avanzada Fulano entre 1984 y 2003, donde desarrolló su faceta de instrumentista experimental y compositor de canciones de crítica dura como "Sentimental blues", "Lamentos” o “Basura". Y finalmente, al interior del grupo Congreso entre 1986 y 2006, ensamble con el que alcanzó gran prestigio tras sustituir al legendario bajista Ernesto Holman. En estos dos grupos Jorge alcanzó fama como uno de los bajistas eléctricos mas importantes del país, pues su dominio técnico y lenguaje vanguardista de fusión lo consolidaron como un instrumentista fundamental de la escena nacional durante la década de los 90' y del 2000'.
Su carrera como compositor y solista se ha nutrido de diferentes fuentes ya sea el rock, el jazz, la fusión latinoamericana o la música experimental. Ha trabajado junto a muchos de los miembros que también han participado en Fulano y Congreso, como Raúl Aliaga o Jaime Vivanco. Ha editado ocho discos en solitario sumados a los que ha grabado como instrumentista de Fulano y Congreso. Formó las agrupaciones de fusión Globalevasión y Araukanía Kintet. Y durante los años 2006 y 2007 se radicó en el Reino Unido para buscar nuevas inspiraciones.
Wikipedia

El músico nacional lanza, tras cuatro años de minuciosa preparación, su segundo álbum solista, "Machi": 14 temas que navegan entre la experimentación musical y las referencias a la espiritualidad mapuche junto a un único y gran protagonista, el bajo.
Dos años tuvo que esperar Jorge Campos para tener entre sus manos a "Machi", el bajo doble especialmente construido por la empresa alemana Warwick, especialista en instrumentos de cuerda, en base a un prototipo creado por el propio músico. Junto a él y sus otros dos bajos, Jorge Campos dio vida a este álbum bautizado con el mismo vocablo que dio carácter a su instrumento, en clara alusión a la influencia de la espiritualidad indígena que gatilló la creación de este trabajo.
"Para mí este disco es como mi opera prima, estoy super contento con todo lo que he volcado ahí", señala Jorge Campos en relación a Machi, su segundo álbum solista luego de La magia necesaria de 1995.
"Este bajo con doble cuerda, que es casi una guitarra, muy cercana al guitarrón chileno, nace de mi necesidad de experimentar musicalmente. De super chico empecé a hacer música como medio experimental, es un interés de siempre. A los 18 años ya tenía un grupo en la [Universidad] Católica. A lo mejor después la cuestión histórica me determinó por otros caminos, pero con Fulano también hemos hecho bastante experimentación", relata a El Mostrador el bajista de Santiago del Nuevo Extremo, Congreso y, por cierto, Fulano.
La comparecencia de la transcendencia mapuche en el trabajo de Campos deviene como resultado de un profundo proceso de búsqueda espiritual emprendido por el músico hace años: "Encontré que la primera expresión espiritual de mi tierra es la de los mapuches, es lo más cercano a mí. Con esta cultura fue la primera vez que hubo una cuestión espiritual fuerte, con toda una simbología detrás. Y todo esto está concentrado en la figura de la machi".
"Este bajo -continúa el bajista- fue el medio para homenajear a esa espiritualidad, el instrumento liberó todo lo que yo tenía, fue un proceso super bonito".
El disco, que será distribuido en el extranjero, puntualmente en Estados Unidos y algunos países de Europa, está compuesto por 14 temas que atraviesan diferentes matices del rock progresivo y sinfónico, con algunos guiños al jazz y el folclor chileno. "Alguna vez intenté definir el disco y me sonaba como etno-tecno-metal, pero también está fuertemente influenciado por lo que hecho siempre como músico, tiene mi matriz rockera", puntualiza Campos.
Otro elemento que destaca en Machi es la utilización de voces externas: "Aparece la voz de mi hijo cuando tenía dos años, las grabaciones de la ceremonia donde una machi me bendijo el bajo. Esas voces son sonidos, yo canto mucho en el disco intentando cantos armónicos, en realidad son efectos más que voces".
El complejo resultado -Campos está consciente que su trabajo no es fácilmente digerible ni apto para cualquier oído- es fruto de un complejo proceso: el músico registró una media de 16 pistas de bajo por tema, "y las baterías están en como 20 tracks. También hay tres o cuatro temas con baterías secuenciadas".
Soledad Ortega

Sin duda que Jorge Campos, si es que no es el más importante, es uno de los bajistas fundamentales y con mayor trayectoria dentro de la escena chilena. No por nada pertenece a bandas tan emblemáticas como Santiago del Nuevo Extremo, Congreso, Fulano y ahora último en su proyecto con Edelmiro Molinari, el mítico guitarrista de Almendra, una de las bandas fundacionales dentro del rock argentino. Por esto y muchos otros factores, el segundo disco solista de Campos, luego de "La Magia Necesaria", no es un hecho menor dentro del rock latinoamericano, sino muy por el contrario, este representa uno de los álbumes más originales en lo que respecta a la unión del sonido profundo del bajo y la tecnología con un fuerte contenido espiritual y la utilización de instrumentos tradicionales de la cultura americana prehispánica.
Lo fascinante de este disco es que a pesar de que Campos es un virtuoso del instrumento, no le interesa demostrar su destreza sino como una extensión de su espiritualidad y el rescate de nuestras tradiciones representadas a través de la maga y curandera de la cultura mapuche conocida como LA MACHI. Incluso va más allá, ya que a su bajo doble (llamado Machi), construido especialmente por Warwick para él, tiene el signo místico del Kultrún mapuche dibujado y está "bautizado" por una machi original llamada la hermana Juanita.
Además de este lado netamente espiritual, que está expresado en el disco en canciones como 'Alturas', 'Bendición' o 'Toques de lo Escencial', encontramos el lado irónico y sarcástico de Campos (cosa que es clara en Fulano) frente a las instituciones y en general a la "pacatería" característica de Chile. Esto lo vemos más claramente en temas como 'Gil-Hop', 'Smog' o 'A Marvada Carnee'.
En el aspecto netamente musical Campos nos demuestra la variada gama de sonidos profundos y telúricos que el bajo puede entregar (bajo eléctrico, bajo Machi Fretted de 8 cuerdas y Frettless, contrabajo acústico, bajos procesados, etc) siendo tan importante la exploración sónica con las máquinas (loops, secuencias, programación midi) como el aspecto melódico dentro de este disco instrumental. Todo esto mezclado con instrumentos autóctonos como la trutruca, el kaskawilla, la ocarina, el palo de lluvia, las sonajas, el huiro y el bombo, entre otros.
Realmente un disco interesantísimo, arriesgado, independiente en lo creativo, espiritual, sarcástico y que tendremos la oportunidad de escuchar en vivo en Marzo para su lanzamiento oficial, con una banda compuesta por tres bajistas y variados instrumentistas.
Héctor Aravena

En el punto de intersección que marcan las líneas del rock progresivo y la fusión latinoamericana, se ubica el bajista y compositor Jorge Campos. Como miembro de agrupaciones clave durante los últimos años del régimen militar y luego como prolífico músico solista, fue una figura reconocible y popular entre el gran público y aún más entre los seguidores de una música de mayor creatividad. Aquélla con la que Campos fue protagonista entre la generación más fuerte de cultores de la "gran fusión".
Se inició como bajista como resultado de una curiosa forma de pensamiento entre ciertos músicos adolescentes de los '70: al interior de las bandas, el integrante menos dotado estaba destinado a tocar las líneas de bajo. Campos no era precisamente uno de ellos, pero fue siempre el más joven. Eso bastó para que la responsabilidad sobre el bajo eléctrico recayera en él como una obligación. Influenciado por el rock duro primero y luego por la música de raíz folclórica, integró su primera banda entre 1976 y 1979, Argamaza, gestada al interior de la Universidad Católica. Ahí asomaron sus aprontes iniciales sobre la exploración sonora electroacústica (incentivado por el compositor Juan Amenábar) y que en el futuro serían muy significativos dentro de su trabajo solista. Luego llegaría a ser contrabajista de la Orquesta Sinfónica Juvenil, un paso fundamental al ingreso de su primera militancia importante.
Sobre el final de los '70 comenzó para Campos la escalada en la música popular. Un largo proceso que finalmente lo iba a llevar a un sitial de referencia durante los años posteriores. Primero con el conjunto Santiago del Nuevo Extremo (1979-86), ligado al movimiento del Canto Nuevo, donde siguió aquella variante como contrabajista, además de compositor de algunas piezas progresivas ("Yo tenía una sonrisa" y "La promesa"). Luego con el sexteto de avanzada Fulano (1984-03), donde desarrolló su faceta de instrumentista experimental y compositor de canciones de crítica dura ("Sentimental blues", "Lamentos”, “Basura"). Y finalmente, al interior del grupo Congreso (1986-06), ensamble con el que alcanzó gran prestigio tras sustituir al legendario bajista Ernesto Holman durante dos décadas (en rigor, Campos reemplazó a Carlos Gana, sólo activo durante 1985).
La electroetnofusión: Su carrera solista, en cambio, transitó siempre entre las bambalinas a pesar de que ya en 1990 trabajaba en su propio material. Debutó en solitario con un set de canciones de crítica medioambientalista, muy simples y melódicas, para La magia necesaria (1995). Sin embargo su verdadero horizonte de creación estuvo siempre vinculado a la experimentación sónica. Algo que maduró lentamente mientras alternaba en las bandas Fulano y Congreso, hasta llegar a un intenso trabajo unipersonal traducido en sus álbumes Quilombo espontáneo (2000, grabado en Londres junto al percusionista Lukax Santana), Machi (2000) y La ausencia de lo sagrado (2004) — donde ya aparecía con el bajo eléctrico de doble mastil al que llamó Machi—, además de una activa participación en el proyecto chileno-cubano Araukania Kuintet, con el álbum Araukania Kuintet, (2001) y con la gira que este mismo conjunto realizó por Italia en 2005.
En ambas producciones discográficas solista, Campos estableció su militancia y compromiso con la composición exploratoria, utilizando un abanico abierto de influencias estilísticas, fuentes sonoras electroacústicas y poesía interior. En 2006, poco antes de radicarse en Londres durante dos temporadas, reorganizó su kuarteto incluyendo en él al DJ Fat Pablo (tornamesas y loops) y una base de apoyo formada por Isabela Rain (bajo) y Raúl Aliaga (batería). Con esta formación inició una gira nacional con una obra autodefinida como "electroetnofusión" que remató en un concierto en la ex Cárcel de Valparaíso, convertido posteriomente en el disco Bajos y tambores (2008).
Ése fue el año más prolìfico de Jorge Campos en cuanto a edicioens discográficas, la mayoría lanzada a través de su propio sello El Templo Rekords. En 2008 también aparecieron los discos Indian andean, grabado el Londres con una banda eléctrica cosmopolita y Globalevasión, como parte de un trío formado por ex Fulano (con Jaime Vásquez y Raúl Aliaga). Al iniciar 2009 volvió a trabajar en un disco de canciones para el que regrabó sus antiguas piezas y una inédita ("Kantar") en Campos de Chile. Jorge Campos fue un nombre dentro de la música de fusión, a la que llegó desde el rock como una alternativa a la propuesta de su similar Pablo Lecaros, orientada desde el jazz. Se convirtió de paso en el músico que consolidó la fisonomía iniciada por Holman para una línea completa de bajistas eléctricos que vieron en él, el modelo a perpetuar.
Iñigo Díaz

La asociación de palabras en el nombre "Jorge Campos" puede sonar más común de lo que debiera. Quienes no sepan de quien se trata, de seguro lo han visto tocar más de alguna vez: es el bajista pelilargo de Congreso, además compositor, cantante y uno de los íconos de la fusión musical en Chile desde mediados de los 80.
Su nombre, entonces, llega nuevamente a nuestros oídos. Y no por la noticia de la disolución definitiva del sexteto Fulano –al que pertenecía desde 1984- tras la partida de su teclista Jaime Vivanco, sino por un nuevo nacimiento. Campos inscribe en el catálogo de 2004 este La ausencia de lo sagrado, su tercer álbum personal en una década de multimilitancia y colaboraciones diversas. Es el rostro oculto de un anhelo experimental que Campos arrastraba desde los tiempos del grupo Argamaza (en 1976), época en la que ya había trabajado con cintas de sonido en los talleres del compositor electroacústico Juan Amenábar. Desde entonces, con 19 años, escuchaba cierta música no convencional en su cabeza. Una música que sólo comenzó a delinearse cuando salió a la luz Machi (2000), su segunda placa. Ahí, Campos ya mostraba una faceta como experimentador, a través de un trabajo unipersonal abierto donde exprimió hasta el límite las posibilidades técnicas de la post-producción. Trabajado a medias entre Santiago y Toronto, el nuevo La ausencia de lo sagrado viene a ser una extensión de aquel álbum, sólo que varios metros más adelante en la ruta.
Por eso el término "gran fusión" calza tan bien en el momento artístico de Campos. Según ha declarado, por primera vez trabajó en forma totalmente liberada. Sin limitaciones estilísticas ni de ideas por desarrollar. Compuso al vuelo. Lo que saliera. Y luego de tres años de laboratorio llegó a las 14 piezas que dan sonido a su nuevo álbum. Basta revisar la instrumentación utilizada en las sesiones de grabación para tener una idea de lo que Campos propone. Un colorido paisaje sonoro, donde algunas figuras musicales regresan una y otra vez como un ayudamemoria entre la muy amplia manifestación de formas y fondos musicales: desde el rock más hostil ("Doimo"), hasta la canción fogatera ("Siempre pensé", "Mar"), y desde la improvisación de aires jazzísticos ("La cosa loca", "Triálogo") hasta la utilización de samplers que ponen brevemente a Víctor Jara otra vez en un disco ("Cuando voy al trabajo"). Entre las demarcaciones que establecen estos cuatro vértices, resulta difícil imaginar todo lo audible que hay al interior. Como también es difícil es extrapolar a Jorge Campos en esta nueva etapa de su vida como solista, ya con una trayectoria, sin paréntesis, de tres décadas.
lamusica.emol.com

Hay músicos trotamundos y compositores que transcriben los sonidos del mundo. Jorge Campos pertenece a ambas categorías, y ha logrado ser uno de los figuras más predominantes de la música experimental nacional.
Sus pasos por agrupaciones históricas como Santiago del Nuevo Extremo, Congreso y Fulano fueron claves para demostrar versatilidad musical, que luego, durante su carrera solista, se ha incrementado y que hoy puede oscilar perfectamente entre esencias andinas y sinfónicas.
Por años su destino se mueve entre Norteamérica, Europa y Chile, editando discos con músicos de diferentes países y estilos musicales
Francisca González

Re-released in late 2007, Jorge Campos' "Machi" is a very important item since it testifies how creative is the avant-garde side of jazz-rock nowadays in South American countries. The musical world of Campos is miles apart from the trends of Congreso and Fulano (the most popular bands that he's been part of), stating a challenging mixture of electro-jazz, fusion, psychedelic progressive and world music. Campos uses his wide array of bass guitars (fretted and retless, 4-, 5-, 6-stringed) to build rhythmic structures, basic riffs, solos, harmonic ornaments, complement some percussive or keyboard arrangements. all this and more. The relentless pace at which the bass guitars define their presence in the overall sound makes the lack of a profound melodic approach not a minus but a peculiar characteristic: very clearly Campos sees his musical essence as one centered on atmospheres and cadences. Stanley Clarke and Tony Levin may be mentioned as major points of reference for both his style and writing strategy. 'Horrísono' kicks off the album on a certain creepy note, but mostly, quite vivacious. 'Mapocho' displays more tenuous moods, definitely mysterious: it's a pity that it lasts only 2 minutes, since it has a catchy feel. For 'Bendición' the folk. woodwinds and percussions assume the leading role, while 'Octatón' stands on a more conventional funk-infected jazz territory. These first 11 minutes are more than enough to reveal us the wide array of sonorities that Campos is interested in exploring. 'Gil-Hop' offers a somewhat humorous mixture of hip-hop and acid-jazz, although the amazing bass phrases displayed on this number luckily spoil any potential chance of frivolity. The longest piece is 'Alturas', also being the most ethereal: the cosmic ambiences fluidly sustained on a recurring blues tempo make a highlight. The sense of monotony is actually very tricky - it isn't hard to detect the emergence of atmospheric variations all through the consistent tempo. 'Toques de lo Esencial' is less dense and includes a beautiful upright bass solo that seems to float above the programmed rhythm section. 'Amarillelou' is yet another majestic exercise on prog-oriented electro- jazz: it kind of follows the trend of 'Alturas', but with enhanced colors. 'Smog' brings back the catchiness of 'Octatón', as will do 'Kachatelovni' later on. 'A Marvada Carnee' is a cybernetic reconstruction of Brazilian festive rhythms, with yet another stellar bass solo developing in the middle; this line of electronic ethnic work is continued on 'Amor en Stell@r (Hot Copilot)'. Another highlight in the album is 'Zátrapa', which sounds like a homage to mid-70s Hancock. The album's official repertoire ends with the title track, very oriented to the scheme of musique concrete - it may sound like the hypothetical soundtrack to a Jean Cocteau movie. The Luna Negra re-release includes live renditions of 'Mapocho', 'Octatón', 'Zátrapa' and 'Horrísono': with the warmth of a live setting and the extra energy of the supporting musicians, all these tracks acquire extra doses of power and expansion: this live sequence serves as an excellent closure for this excellent album.
Cesar Inca

Chilean born double bass and electric bass player Jorge Campos has been considered as one of the best bass players in Latin America and built up a reputation for himself as a master in his instrument. Campos is Graduated in Aesthetics in Universidad Catolica de Chile (1981) and Licensed in Superior Interpretation with a mention in Double Bass from Universidad de Chile Music Conservatory (1984) and has been member of various Symphonic orchestras in Chile.
He built his career in the resistance during the dictatorship in Chile; he has been a composer and musician for some fundamental Latin American bands: SANTIAGO DEL NUEVO EXTREMO, CONGRESO and FULANO. His influences are Stravinsky, Sibelius, Violeta Parra, Victor Jara, Jaco Pastorius, Led Zeppelin, Beatles, Weather Report and Miles Davis. Campos developed his own Bass teaching method: "Modern Techniques for Electric Bass" (1999) edited as a book and video.
He has released three solo albums: "La Magia Necesaria" (1993) with profound environmental lyrics; "Machi" (2000)a Bass Solo Album combining ethnic fusion and experimental rock, with all kind of basses. This record is based on an electric bass that Warwick made especially for him, known as the "Machi Bass" a tribute to the woman spiritual healers in the Mapuche tribe. "La Ausencia de lo Sagrado" (2004) presents a combination of experimental fusion and songs. His side projects are: "Jorge Campos Kuartet", Electro-ethnic-Fusion with two basses, drums and a DJ; "Araukania Kuintet" based in the music of Victor Jara and Violeta Parra, with renowned Cuban musicians as pianist Rolando Luna and drummer Oscarito Valdes; "Globalevasion" (2006) Electronic Fusion Power Trio with ex members of 'Fulano'.
Ivan Avila

Chilean bass player Jorge CAMPOS has been considered as one of the best bass players in Latin America and built up a reputation for himself as a master in his instrument. He built his career in the resistance during the dictatorship, being a composer and musician for bands such as SANTIAGO DEL NUEVO EXTREMO, EL CONGRESO and FULANO. After a first solo album ("La Magia Necesaria", 1993), he recorded "Machi" in the year 2000. Today reissued by the labels Musea and Luna Negra, this bass solo album combines ethnic fusion and experimental rock, played on a great variety of basses. The manufacturer Warwick made one especially for Jorge CAMPOS, called the "Machi Bass", a tribute to the woman spiritual healers in the Mapuche tribe. Also reissued by the labels Musea and Luna Negra, "La Ausencia De Lo Sagrado" (2003) presents a combination of experimental fusion and songs. For those who are fond of Percy JONES (BRAND X) or Jaco PASTORIUS (WEATHER REPORT), there's a lot to enjoy here!
Musea Records

"Yo no sé por qué el bajo me atrajo tanto, pero supongo que tiene que ver con una cuestión que es bien de acá, de Chile y que tienen los mapuches; es algo como medio telúrico, de sonoridades con más peso. Lo telúrico, lo más profundo, hay varias cosas ahí que se conjugan", explica Campos.
El bajista se siente satisfecho de las posibilidades de experimentación que ha tenido en su carrera de músico -"a mí me tocó la época donde se descubrió el bajo eléctrico, donde aparecieron varios tipos que lo sacaron de ese rol secundario que tenía", dice- y reconoce como único maestro a Jaco Pastorius, ex integrante de Weather Report, grupo donde compartió crédito con Pat Metheny.
Su virtuosismo lo llevó a realizar el primer video de una clínica de bajo en español, que fue distribuido a toda latinoamérica y que el próximo año se exportó, junto con el disco, al mercado anglosajón.
"Con Congreso tenemos harta música nueva -cuenta el músico sobre sus otros proyectos-, estamos medio mareados con tanta cosa que hay, estamos tratando de llegar a un concepto de disco que satisfaga a todos. Y con Fulano… nunca se sabe lo que puede pasar. Nos podemos llamar el fin de semana y el lunes ya estamos ensayando".

http://www.myspace.com/jorgecamposproject
www.facebook.com/pages/Jorge-Campos-Project/




15 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. me pide una cuarta partem, y este bajista para mi es lejos el mejor bajista chileno

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, me falta subir un link! hoy a la noche lo publico, perdón!

    ResponderEliminar
  4. Disculpen, pero había un error en los archivos de descarga, se están subiendo nuevamente.
    "Disculpe los inconvenientes. Estamos trabajando para usted", je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mientras continúe trabajando maestro Moe, todo en orden. espectacular Machi, lo espero con ansias

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se gano una sonrisa de quien escribe por tan buen trabahjo!

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Solicitamos su ayuda:
    Aviso a la comunidad: me eliminaron uno de los links de este álbum por violación de derechos, así que no lo puedo recuperar y tendría que resubir todo. ¿Serán tan amables, aquellos que lograron descargarse este disco, poder subirlo y publicar aquí los links de descarga?
    Con ello demostraría su agradecimiento a los autores de los post, que brindan su tiempo y dedicación a compartir la buena música con ustedes.
    Gracias

    ResponderEliminar
  8. Nuevo Link:

    https://mega.co.nz/#!e9RkRCYK!NMLIjhNDasgi9Xh-t24jVBuFic05hwhZaQiUpqbsxj4

    ResponderEliminar
  9. Nuevos links:

    http://pastebin.com/qAxhwQRJ

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Les cometo que al descomprimir el archivo del último link salta un error de final inesperado, ¡saludos!

    ResponderEliminar
  11. Paso lo mismo, no se puede descargar las canciones 13 y 14. Saludos!

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana