Búsqueda cabezona

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cuando Llevamos el Monstruo Adentro

En este texto voy a hacer una continuación de la nota que publiqué ayer: "La Generación del Fascismo Cotidiano", pero con más ejemplos y haciendo tratar de refleccionar sin escribir "difícil" como me dicen por Facebook. ¿Qué sucede cuando dejamos de lado el pensamiento crítico? ¿Qué sucede cuando nuestros corazones se marchitan y no sentimos la mínima empatía por nuestros semejantes?. En esas condiciones se avecina una época de terror, porque él ya habita dentro nuestro. Me preguntan porqué en la nota anterior puse la foto de la marcha de Maldonado cuando estoy hablando de esta época fascista (al que alguno con pocas ganas de pensar va a decir que se ahogó, como les están diciendo. Sí, se ahogó en un río donde hacía pie y lo corrían los gendarmes, es que tenía la costumbre de nadar en aguas las frías, vestido y con documentos, su cuerpo ahogado subió solo 500 mts en contra de la corriente y su celular voló solo hasta Esquel y se prendió el 2/8 solito. ¡qué fácil que alguna gente deja de pensar y hacerse preguntas!). Cuando en el corazón de amplias mayorías crece el odio (gracias a grandes esfuerzos por parte de los medios que los inundan con las "Horas del Odio") y el consumismo, mientras que por el otro se deja de lado todo rastro de pensamiento crítico, se está haciendo un cóctel explosivo. ¿Aún suenan difíciles estas palabras? te lo resumo: nos están cagando y usan nuestro propio odio para ello.

"No puede haber sinceridad en un llamado contra el fascismo si en el se dejan intactas las condiciones sociales que lo engendran necesariamente".
B. Brecht.

Llama la también la atención del apuro del gobierno de tratar un paquete de reformas que tienen como principales perjudicados a los sectores más débiles de la sociedad. Y me duele también ver la prepotencia oficial contra la justicia al desplazar jueces y fiscales que no son oficialistas, al igual que con el cerco a la prensa opositora. ¿Cómo es que a nadie le importa?. ¿Cómo a nadie le importa que claramente se está buscando una caída del salario?. ¿Cómo es que a nadie le importa que los que embolsan la guita que le plata a los jubilados se convierten en "atletas de las 3 p.m." (propaganda emblema de los tiempos que corren)?
Los precios de los medicamentos subieron un 102 por ciento en los últimos dos años, es decir, subieron más de 22 puntos porcentuales por sobre el nivel general de inflación. Mientras el macrismo pretende realizar una reforma previsional con el objetivo de bajar las jubilaciones, en los últimos dos años se redujo dramáticamente el poder adquisitivo de la jubilación mínima respecto a los medicamentos (-16,6%). El diario Ambito amplia la información.

Por ejemplo, vean esta agresión anónima, alguien subió a las redes este episodio ocurrido en un hospital de San Fernando. Un pitufo (así es como en el conurbano se nombra a los agentes de las policías locales) castiga miserablemente a un anciano indigente que está durmiendo en los pasillos de un hospital. No sé si hace falta usar la palabra "miserablemente" porque es redundante ver el registro y recurrir a ese adverbio.


Pueden buscar miles de razones por lo que el yuta trata tan mal a un anciano (que no debería estar ahí, que podría ir a otro lado, que molesta, que se lo dijo antes, etc. etc.) pero eso no convalida la violencia. Lo que vemos es a un tipo que labura de cana y le pega un viejo que está apenas unos grados más abajo que él en su escala social. Les aviso que al que vea estas imágenes y no se me revuelve el estómago antes de buscar alguna excusa para tan bajo accionar, tiene el Monstruo en su interior. No le busquen vueltas, ninguna razón es posible para que estas acciones puedan justificarse. Tambièn se justificaron los 30.000 desaparecidos diciendo "algo habrán hecho" o "yo no tengo nada que temer, porque no ando en nada raro".

Esta (y muchas otras, no es la única imagen de esta especie que vi en condiciones similares en los últimos días) son una radiografía de la Argentina de hoy, a punto de desbarrancarse en la trampa de la reformas-ajuste, la Argentina de la caída del salario, de la desaparición de derechos, de los presos políticos, de la vuelta al terror...

"La oscuridad no puede sacarnos de la oscuridad. Solo la luz puede hacerlo. El odio no puede sacarnos del odio. Solo el amor puede hacerlo."
Martin Luther King Jr. (1929-1968)

Estamos viendo crecer el Monstruo que amenaza con comernos, y está creciendo en nuestro interior. Si no desplegamos un lazo de solidaridad, igualdad, compasión estaremos perdidos, porque no solo estaremos divididos, sino que seremos brutos, insensibles y animales. Ya lo dije antes, acá nos salvamos todos o no se salva nadie. Y mientras le estemos dando de comer al Monstruo, no se salva nadie.


Porque el Monstruo está a la vista de todos y ya ni siquiera nos escandaliza. Espero haber escrito fácil para que todos me entiendan.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares