Búsqueda cabezona

sábado, 2 de septiembre de 2017

Militando el Salvajismo III: Poca Humanidad

El macrismo, abrumado por la contundencia de la marcha por Santiago Maldonado, salió a pudrirla con un grupo de provocadores para justificar represión y show. Alrededor de las 22 hs, luego de desconcentrada casi completamente la movilización en Plaza de Mayo, distintas fuerzas armadas reprimieron articuladamente. Maldonado ya es una crisis política. Heridos de bala, apaleados, detenidos y una verdadera cacería policial después del acto en la Plaza por Santiago marcan la debilidad de Corporación Cambiemos: muchos globitos de colores pero poca humanidad.

Las corridas de efectivos policiales, de carros de asalto e hidrantes, como así también el despliegue de numerosos efectivos de la Guardia de Infantería arrojó un saldo de más de una decena de detenidos y un numero en la noche tarde del viernes impreciso de heridos (cerca de 50) por contusiones y disparos de balas de goma. Después de esas golpizas y detenciones la represión continuó en forma indiscriminada por las calles y en bares, en lo que fue un verdadero acto de cacería por parte de los agentes policiales.


Estas tapas buscaban anoche. Un hecho que constituye un paso más en esta crisis autoprovocada por "la derecha moderna y democrática". Esta impresionante marcha a Plaza de Mayo realizada a un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado comenzó en la brutal represión de hace un mes en Chubut, la última vez que se vio a Santiago en manos de la Gendarmería. Desde allí, el oficialismo no hizo más que fogonear esta crisis que la sociedad argentina no va a asimilar. El costo político ya se hace sentir y lo va a pagar entero el macrismo, tarde o temprano. La lógica a la que responde esta sorprendente seguidilla de desastres se explica por el autoconsumo de las operaciones constantes a las que el régimen somete a la población: se están tomando la merca que venden.

La derecha hace política con muertos. Eso lo sabíamos, lo dijimos muchas veces y lo lamentamos siempre. Desde el campo popular tenemos recursos para sostener nuestro proyecto sin apelar a este insumo macabro. Los muertos no son bienes transables, el daño causado por cada muerte es irrecuperable, ensancha la grieta, impulsa el conflicto en una dirección irreversible, imposibilita toda conciliación. No habrá olvido ni perdón para los responsables de que Santiago permanezca desaparecido por ya más de un mes.
Hace apenas 31 días los que nos oponemos al proyecto gobernante no sabíamos que la cara de Santiago iba a transformarse en signo de un sistema inviable. No lo es en Argentina. "Si pasa, pasa", no va a pasar.



El macrismo no se bancó la enorme movilización de esta tarde y preparó un show televisivo para el final, a la medida de Magnetto y con el respaldo de la manipulación de las redes sociales de Marcos Peña. Esto es bastante más grave que el bailecito del escrutinio provisorio, que ya era muy grave. Y la reacción represiva posterior a la marcha, con los services pudriendo una manifestación potente y democrática, parece indicar que, contra toda apariencia, el proyecto político de la derecha está políticamente débil. Un gobierno fuerte no alimenta una marcha de repudio tan inmensa y pacífica ni produce las imágenes violentas que los sérvices prepararon para el final.
La única pregunta grave es ¿el régimen quiere todavía más muertos? Porque su fracaso inexorable está fuera de duda, pero cada vida perdida es irreparable.

La concentración de la Plaza de Mayo por aparición con vida del joven Santiago Maldonado y un clamor que pedía la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ya había llegado a su fin, cuando efectivos policiales arremetieron contra jóvenes que protestaban en forma airada y en ocasiones con algunos actos de violencia y repudio a la política represiva del gobierno de Mauricio Macri, claro encubridor de la desaparición forzada, hace un mes, de Santiago Maldonado en la Patagonia, en el marco de una manifestación mapuche por tierras y otras reivindicaciones y contra las transnacional Benetton.
En estos días publicaron un análisis respecto al fenómeno del comportamiento de las personas a través de las redes sociales que llevaron a los medios y al propio gobierno a abandonar los intentos de distracción y ninguneo del caso Santiago Maldonado. En ese informe explicaron cómo las burbujas de informaciones en las redes sociales, a través de consignas vinculadas con Santiago Maldonado, modificaron la agenda mediática. En su texto resaltan que asistimos "a algo similar al surgimiento de una forma de democracia representativa en las redes sociales, donde no hay igualdad de voces pero donde los usuarios votan con sus computadoras, tabletas y teléfonos, para imponer sus preferencias, demandan que se den a publicidad los eventos que consideran mediáticamente relevantes", la investigadora explica cómo las comunidades virtuales se resistieron a la imposición de agenda y terminaron imponiendo la agenda a los medios tradicionales, que durante varios días se resistían a cubrir la desaparición de Santiago Maldonado.


En principio se trataba de separar, castigar, someter a juicio a los gendarmes que se llevaron a Santiago. Salvo que la ingeniería del crimen saliera desde el corazón mismo del poder. Es decir: que no haya sido un error ni un exceso, sino una directiva emanada desde la propia Casa Rosada. Esto también debe quedar claro: Bullrich y Nocetti podrían aún funcionar como fusibles, pero la autoría del camino de violencia, psicopateadas y ofensas transitados desde el 1 de agosto hasta hoy tiene el sello de autor de macri.

¿Se trató de preservar a la Gendarmería para otra tarea sucia, necesaria para la campaña electoral? ¿Para una postergadísima "pericia"? ¿Para una escalada represiva posterior a las elecciones, cualquiera sea el resultado? ¿Se decidió construir, otra vez, el enemigo interno que ponga en marcha el terror estatal? ¿Se quiere dar una señal de autoridad dirigida al núcleo duro de la derecha permanente o al poder trasnacional? Cualquiera de las respuestas habla del fracaso político del macrismo.

Santiago Maldonado, su tremenda mirada imposible de olvidar, no admite ser leído en términos de una grieta K/ antiK. Santiago es un signo de las consecuencias del macrismo puro. Lo cual significa que ninguna lectura que el oficialismo quiera hacer en términos de "herencia recibida" pueda ya aplicarse hoy. Hasta antes del 1 de agosto a macri le resultaba posible diseñar un sistema político basado en la proscripción del kirchnerismo, con la complicidad del opoficialismo, que por estos días está implosionando. La avenida del medio quedó clausurada, las chicanas de Comodoro Py no pueden desatar este nudo. Una legión de trolls impulsando un hashtag todo el tiempo no lograrán disiparlo. Santiago Maldonado es irreductible a ese jueguito. Se acabó, se acabó este juego, se acabó. El régimen no parece advertirlo.

¿No saben cómo salir? ¿Están dispuestos a pasar de las fiestas de globos a las masacres callejeras? ¿A los operativos nocturnos? Nadie en el elenco gobernante se muestra capaz de parar este desastre.
Oscar Cuervo

A esto le tiene miedo el gobierno, ordas con conciencia en DDHH...



2 comentarios:

  1. Acá así se difundió la información en un medio nacioal:

    http://www.jornada.unam.mx/2017/09/03/mundo/025n2mun

    ResponderEliminar
  2. Todos sabemos desde hace 2 años que este gobierno infame solo cierra con represión.- Y represión son palos, gases, escopetazos de goma y plomo que los milicos de todo tipo reparten a diestra y siniestra en las calles, en las escuelas, en los clubes, etc. Con todo ese espectáculo a la vista, los “dormidos” deberían darse cuenta.- Pero allí aparece el verdadero poder tras estos tipos: las empresas de medios de comunicación y su principal líder mafioso Magnetto.- Este engendro, verdadero presidente del país, se encarga a través de sus esbirros de tapar, ocultar, mentir, difamar; o sea, subvertir y pervertir la verdad y la noticia para convertirla en un bofe para consumo de los opas. - Esto que sucede desde hace añares en todo el mundo, en Argentina es a esta altura moneda corriente.- Uno se pregunta ¿hasta cuándo? Escucho a amigos, compañeros y parientes que repiten como loros el mismo discurso mediático, con las mismas palabras, las mismas razones y excusas y me pregunto (y es la “del millón”): ¿son lobotomizados o se dejan lobotomizar?¿les implantan los discursos racistas, miserables, xenófobo a fuerza de lavado cerebral o son ellos los que buscan ese tipo de mensaje?¿ Adquieren ese pensamiento retrógrado y subhumano o ya son así y se retroalimentan?¿Les han grabado a fuego, por insistencia y repetición, por ejemplo, el discurso racista o son ellos los miserables y creen que los argentinos son rubios, que los negros son malos y extranjeros, que los pobres son vagos y no trabajan porque no quieren, que los bolivianos y paraguayos les sacan el trabajo, que las mujeres tienen hijos para cobrar “el plan”, etc.? Para ese porcentaje de la población estupidizada y/o que se deja estupidizar, Santiago Maldonado era un vaguito crinudo, sucio, que no quería “garrarlapala” y estaba allí en el sur haciendo kilombo y cortando una ruta “que es un delito federal” y que merecía lo que le pasara.- Y lo dicen en potencial porque el multimedio todavía no les “informó” que el joven fue desaparecido por los milicos.- O sea que está en Chile, Brasil, Entre Ríos o vaya a saber dónde, llevado por un camionero samaritano y pasando unas regias vacaciones sin avisar a nadie de su familia.- Es verdad, que solo un retrasado puede creerse eso ¿no? Pero… allí están; escuchando TN y repitiendo ese discurso.- Igualmente creo que esto tendrá patas muy cortas, pues: esta cuestión solo o termina de 2 maneras: o Santiago aparece con un bolsito y tostado por el sol del caribe (y nos tapan la boca a todos de aquí a la eternidad) o, Dios no lo quiera, no aparece.- Si pasó lo peor, espero que alguno de los gendarmes criminales tenga un mínimo de conciencia y delate su paradero para que su pobre familia pueda cerrar el círculo.- Pero está claro que esto es solo el comienzo y estos perros en el poder irán, en este sentido, cuesta abajo.- Solo restará esperar que sigan destrozando el país a conciencia, como saben hacer, y entonces no habrá periodista que pueda tapar el sol con las manos.-

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).