Búsqueda cabezona

jueves, 9 de noviembre de 2017

Invernalia (Aldo Pinelli) - Invernalia (2015)

Hoy empezamos el día con el buen sonido del rock progresivo italiano onda Le Orme pero esta vez made in Argentina. Invernalia es el nuevo proyecto del virtuoso argentino multiistrumental / compositor / cantante Aldo Pinelli. El ex Hábitat Aldo Pinelli se lanza aquí a otra disfrutable aventura desde otro nuevo grupo, más allá de las incursiones de manera solista. Invernalia es su nuevo proyecto y ahora viene con más partes instrumentales, con muchas y diferentes atmósferas que pueden invocar al primer Génesis, Yes además de Le Orme. Un álbum lleno de de dulces melodías, a veces melancólicas, a veces épicas, que van desde el estilo de los años setenta hasta el neo-prog, desde las texturas barrocas y las partes rítmicas hasta los sonidos ambientales sugerentes. Un nuevo momento mágico para el rock progresivo sudamericano con ese héroe argento del progresivo llamado Aldo Pinelli.

Artista: Invernalia
Álbum: Invernalia
Año: 20154
Género: Rock sinfónico
Duración: 42:48
Nacionalidad: Argentina


Aldo Pinelli es un músico y compositor con una extensa trayectoria de la ciudad de Adrogué. Hacia 1980 junto a compañeros del colegio secundario funda Hábitat, su banda de rock progresivo por excelencia. Pero paralelamente siguió con su proyecto solista y en ese formato lleva editados seis trabajos discográficos. Buena parte de su material es coproducido junto al sello italiano Lizard Records, que se encarga de la distribución en Europa y Japón.
En esta grabación, el músico destaca un paisaje sonoro que siempre es rico en sugerencias y sentimientos positivos. Diez temas, principalmente instrumentales, de gran gran propuesta lírica y de sonido, con un tributo a la tragedia de Vajont y una canción titulada "La batalla de los cinco ejercitos" inspirada en "Hobbit" del escritor J.R.R. Tolkien.
Aquí los dejo, entonces, con las primeras melodías de una disco lleno de melodías...





Como dijimos antes, este es un álbum melancólico e incluso épico con dulces melodías, Pinelli ha intentado crear un álbum con sus adorados Le Orme, sumándoles el estilo Steve Hackett y Genesis... convengamos que el álbum no me impresionó como otros discos de Hábitat, sobretodo el "Tratando De Respirar En La Furia" que es magnífico, pero por favor, dale una oportunidad a este álbum si te gusta el rock progresivo influenciado por las grandes bandas italianas de los 70, con un sabor latinoamericano añadido.
Aquí van algunas reseñas de este disco, que lo describirán mucho mejor que yo...

Hoy nos centramos en “Invernalia”, el más reciente trabajo solista del músico argentino ALDO PINELLI, quien, junto a su carrera musical como figura central del grupo HÁBITAT, desarrolla una persistente y consistente discografía solista dentro de la escena progresiva de su país. Es natural que tengamos que mencionar a HÁBITAT cada vez que mencionamos a PINELLI, pero esta vez la cuestión se hace más apremiante toda vez que el enfoque musical de “Invernalia” tiene un talante grupal, o sea, tiene un acento rockero más marcado que en cualquiera de sus discos precedentes – siendo los dos últimos “Temporada De Lluvias” y “Suite Italiana”, de los años 2012 y 2013, respectivamente – y, de ser por este simple factor formal, “Invernalia” podría haber sido firmado por HÁBITAT sin ningún problema. Pero bueno, fue concebido como obra solista y así es justo que quede registrado. Mientras PINELLI se hace cargo de las guitarras eléctricas y acústicas, bajos, teclados, percusiones y canto, le acompañan ocasionalmente Paula Dolcera a la flauta, Eli Minervini al piano, el violinista Sebastián Calise y el baterista-percusionista Roberto Sambrizzi (su colega de HÁBITAT). La mayor parte de las pistas de batería estuvo a cargo de Mario Pugliese. Veamos ahora los detalles del repertorio de “Invernalia”.
Con dos breves instrumentales (uno dura un minuto y medio y el otro no llega siquiera a la barrera de los 2 ½ minutos) se ponen las cosas en marcha: ‘La Primera Labradora Espacial’ exhibe una jovialidad entusiasta y llamativa, mientras ‘Cabalgando Sobre Rombos’ desarrolla un aura moderadamente solemne sobre un compás de 5/4. En ambos casos tenemos a la guitarra eléctrica como guía protagónica del encuadre musical, siendo así que se siente Cameliana en la primera de estas dos piezas y Floydiana en la segunda. El primer tema cantado nos viene al encuentro: ‘Pelea En La Cima’ es una canción ágil y estilizada que nos remite instantáneamente al estándar de HÁBITAT. Con una letra que narra intrigas y conflictos en la élite política dentro de un contexto palaciego, cuenta con oportuno interludio marcado por el violín y las capas de teclado, lo cual añade un interesante toque de dramatismo al asunto. Podemos contar con que el oyente empático ya está bastante enganchado a la propuesta de “Invernalia”, y es ahora cuando emerge ‘Vajont, 9 Octubre 1963, 10.39 PM’, pieza que consta de las secciones ‘Vajont’ y ‘Erto Y Casso’. Claramente inspirado en el horrible desastre de la presa construida bajo el Monte Toc, en la provincia italiana de Pordenone, cuyo colapso parcial produjo la fatal inundación de varios pueblos y villas de la zona, este tema está forzado a portar una espiritualidad elegíaca. La primera sección se arma a partir de ceremoniosos retazos de guitarra eléctrica que hilan el transcurso desde una parsimonia cansina hasta una expresividad furiosa, siempre bajo un clima de nubloso minimalismo que anuncia la llegada masiva de La Parca. La segunda sección vira hacia un terreno totalmente diferente: aires pastorales de inspiración renacentista que arman una bella miniatura contemplativa a partir de artilugios de guitarra clásica, percusión y sintetizador. ‘El Reloj De Péndulo’ nos devuelve a los aires de lirismo prog-sinfónico vivaz al modo de HÁBITAT, siendo así que su intermedio transmite un breve recordatorio de las sonoridades etéreamente densas que el grupo priorizó en su más reciente álbum “Artilugios y Artefactos”.
La segunda mitad del repertorio de “Invernalia” se impulsa eficazmente con dos instrumentales muy bien armados. ‘Otro Amor Caído’ es un hermoso instrumental que cae bajo el influjo de CAMEL: es una pena que tan solo dure 2 ¾ minutos, pues el motif de la guitarra solista tiene bastante gancho y los ornamentos provistos por los teclados completan una magia sonora muy efectiva. Por su parte, ‘Onomatopeya’ cuenta con dos secciones: ‘El Narrador De Cuentos’ y ‘Velas Encendidas’. Su espíritu, jovial dentro de pautas serenas desde las cuales se estructura meticulosamente el desarrollo temático, nos remite al GENESIS de la etapa 76-78 y a LE ORME. El equilibrio expresivo establecido entre la guitarra y los teclados permite que se preserve incólume la luminosidad melódica en curso después de que la segunda sección imponga una aureola fastuosa a la instrumentación. Durando casi 8 minutos, ‘Mover La Campana’ se erige como la pieza más extensa del álbum, y de paso, que quede claro que es uno de sus momentos cumbre. El canto de PINELLI desarrolla su relato mientras el bloque instrumental crea armazones melódicas exquisitas, casi siempre empujadas hacia recursos de candidez pero con algunos ocasionales espacios abiertos a la manifestación de climas claroscuros: es en éstos donde los aportes percusivos de Sambrizzi crean un aire denso sobre el cual deben sostenerse las capas de teclado. ‘La Batalla De Los Cinco Ejércitos’ – inspirado por un pasaje crucial de “El Hobbit” de Tolkien – elabora otro cénit decisivo del disco. Recibiendo herencias frontales de los paradigmas prog-sinfónicos de YES y GENESIS, sus múltiples ilaciones temáticas saben encuadrarse en una arquitectura sólida a través de sus contrastadas variaciones de motivos y atmósferas. La sección final está signada por una melodía de gaita – al sintetizador – que anuncia el final de la conflagración y un nuevo periodo de duelo. Concluye el álbum ‘El Banco Del Parque’, pieza melancólica armada sobre el piano, mientras la orquestación de sintetizador y los retazos Hackettianos de la guitarra completan el núcleo temático. Hay, sin duda, un tenor sombrío en la esencia del motivo central, pero éste es manejado con amable elegancia: la soledad del banco bajo un cielo invernal preserva una actitud de señorío en su solitaria quietud.
Todo esto fue “Invernalia”, el muestrario más fastuoso de ideas musicales que ALDO PINELLI proyecta para su trayectoria solista: toda una agradable sorpresa progresiva para fines del año 2015 desde la incansable escena argentina. Gracias a Lizard Records podemos disfrutar los coleccionistas de este bello disco en distribución internacional.
César Inca

“Invernalia” es un nuevo grupo musical, encabezado por el multi-instrumentista y cantante Aldo Pinelli, quien ha convocado a tales efectos a músicos de su área de influencia para llevar adelante esta nueva iniciativa artística. Un proyecto que ahora se ha materializado en disco, con su propia identidad, su propio sello, más allá de sus conocidos emprendimientos musicales: hábitat y carrera solista. Aldo ha argumentado que, luego de haber editado varias obras en el período 2012-2014 con dichos emprendimientos, había decidido dar espacio a cierto material que no encuadraba estilísticamente en uno y otro; y que ya era tiempo de hacerlo. Decidió que el formato adecuado sea grupal y que empiece a sonar, sin importar quienes tocaran en él (inclusive su propia persona). He allí la razón de ser de las primeras publicidades, imágenes en la web y redes sociales. O la tapa misma que ha sido elegida para el álbum.
Aldo se ocupa de cantar y tocar en toda la obra, convocando compañeros provenientes del mundo hábitat (los bateristas Mario Pugliese y Roberto Sambrizzi; y la tecladista Ely Minervini) y de su propia carrera solista (Ely y la flautista Paula Dolcera), en específicos temas. Excepción a la regla de convocatoria se presenta con el violinista Sebastián Calice, quien fuera recomendado y así invitado a participar en el álbum. Ya Aldo me había comentado alguna vez su intención de trabajar con instrumentos no habituales en la música rock y seguramente los violines estaban considerados en su mente. Mucho de la convocatoria de estos músicos viene dado por ser material proveniente de sesiones para álbumes de hábitat y Aldo Pinelli solista, salvo la participación de Calice ya mencionada.
Hechas estas primeras aclaraciones, ahora vamos a analizar “Invernalia” álbum. Ésta es su opera prima y fue concebida como registro de estudio, en principio. Es -como todo lo que lleva la firma Pinelli- una producción independiente pero con distribución en Europa por el sello Lizard Records. Su propuesta estilística va mucho más allá que el rock progresivo, si bien lo hay y se nutre de él. Y es evidente, a su primera escucha, que porta un espíritu bien experimental respecto de sus otros emprendimientos. Consta de diez composiciones, en su mayoría instrumentales salvo “pelea en la cima” [track 3], “el reloj de péndulo” (track 5) y “mover la campana” (track 8), en las que pinelli mismo canta, como ya he anticipado.
En mi opinión, este álbum puede dividirse en tres secciones para su análisis: la primera de ellas comprende los temas “La Primer Labradora Espacial”, “Cabalgando sobre Rombos” y “Pelea en la Cima”. Es decir, los tres primeros y efectivamente estamos en presencia de una banda de rock Standard si bien el tipo de composición que Pinelli propone no es para nada Standard: guitarras, bajo y batería, con eventuales participaciones de los teclados, algo de percusión y canto en el último de los tres mencionados. En ellos, la guitarra lidera y la base es sólida, apoyados en un estilo que va insinuando experimentalidad. Sebastián calice en violín hace su primera aparición excepcional en “pelea en la cima” y esperemos que no sea la última, en su colaboración con los proyectos de Pinelli.
La segunda sección es heterogénea en demasía, un verdadero catálogo de estilos. Arranca por “Vajont”, pieza absolutamente experimental dividida en dos partes. Es interpretación de Aldo pinelli tras la visita a vajont y la historia de dicha tragedia: el desmoronamiento y destrucción de una represa en el norte de Italia, dando por resultado la desaparición misma del pueblo y la muerte de infinidad de personas. Loris furlam lo llevó a visitar ese lugar, le contó la historia y esto despertó el interés de Aldo por los acontecimientos; y luego compuso esta pieza, que evoca musicalmente esa tragedia, distribuída en dos partes. Por su lado, “el reloj de péndulo” y “otro amor caído” me recuerdan y mucho a aquél hábitat de fin de siglo XX.
El primero cuenta con la participación de Paula Dolcera (a. P. Solista) en flauta traversa y Mario Pugliese en batería; mientras que otro instrumental “Otro Amor Caído” guarda gran familiaridad con aquella vieja perlita de “Historias Olvidadas” (Hábitat, 1º álbum, 1996) llamada “Flavia”, que remite en un todo a aquel clásico de Focus titulado “Sylvia”. “Onomatopeya Página IV” es un hallazgo arqueológico ciertamente. Es un tema creado a comienzos de la década de 1980 para hábitat y que la banda tocó en su tiempo. Es reconsiderado por Aldo y vuelto a la luz para Invernalia, en dos partes también: i) “el Narrador de Cuentos”, con arpegiados en guitarra eléctrica liderando a lo largo; y ii) un sabor a the Beatles, por el tratamiento dado al piano y guitarra, en “Velas Encendidas”.
Con la última triada de temas, los cultores del progresivo estarán de para bienes... Desde el eclecticismo propio de “mover la campana” (canción más larga del álbum), pasando por la épica en “la Batalla de los Cinco Ejércitos” -un instrumental inspirado en “The Hobbit” de J. R. Tolkien, uno de los escritores predilectos de pinelli- y culminando magistralmente con “el Banco de la Plaza”. Hay en esta sección final aspectos muy interesantes para prestarles suma atención: el primero de ellos es que dos temas partieron de grabaciones de sesiones de algunos músicos, con destino a hábitat o carrera solista pero giraron hacia invernalia, ni bien pinelli descubrió que no encuadraban en ellos. Tal es lo acontecido con “Mover la Campana” y “el Banco de la Plaza”. Entre ellos, se “cuela” el instrumental “la Batalla de los Cinco Ejércitos”, que recrea toda esa impronta de la guerra y sus distintos momentos; sea el de las batallas como el del reposo entre ellas. Para este dinámico tema, Aldo se valió de sus dos bateristas más recientes de hábitat: Roberto Sambrizzi y Mario Pugliese, con él ocupándose del resto de la instrumentación.
Es interesante apreciar cómo, a partir de la ejecución de los toms por Roberto Sambrizzi, Pinelli re-arregla una composición (mayormente en teclados y guitarra) y escribe la letra, dando por resultado “Mover la Campana” [track 8º]. Un viejo concepto percusivo emerge al escucharse este tema: “batería sin platos”. Quiero decir, sin uso de platillos. Algo que Phil Collins ha popularizado en sus registros para el tercer álbum de estudio de su amigo Peter Gabriel y que muchos otros también han realizado. Es interesante escuchar el “entre tejido” instrumental que parte de los toms de Roberto, merced a las ideas de Pinelli. Otro tema de estas características ha quedado reservado para cerrar el álbum: “el Banco de la Plaza” [track 10º] ¿por qué lo afirmo? Pues partió de unas sesiones de grabación por Ely Minervini para ejecutar un solo de piano y que Aldo decidió destinar a este proyecto. Esta vez, el piano es el protagonista por excelencia en este instrumental y a. Pinelli ha añadido orquestaciones en teclados, arpegiados y solos de guitarra eléctrica, re-arreglando el demo original, inspirado en la foto de contratapa (que porta en sí el concepto del álbum y de la banda: el invierno, el frío). Escribía acerca de temas para este proyecto. He aquí uno de ellos.
En la faz gráfica, la presentación es cuidada como siempre y caracteriza a Aldo pinelli: ficha técnica completa, información de repertorio en forma bilingüe (español-inglés), fotografía cuidada y exclusivamente orientada al concepto (no a las personas). Todo lo concerniente a diseño gráfico corrió por cuenta de pinelli, aunque siempre hay rondas de consulta con Mario iozzi (su colaborador histórico para sus otros emprendimientos). Y sí ... Quedará para la anécdota la idea original de priorizar la foto de contratapa como el arte de tapa mismo del álbum. Más allá de ello, quienes estén interesados en el rubro sí pueden visitar el perfil de facebook del grupo para profundizar el concepto, actividades y arte.
Invernalia ha nacido, luego de un peculiar proceso de gestación. Es un álbum y grupo a la vez, que busca su identidad por derecho propio. Como dice su mentor: “es una banda nueva, un disco nuevo, que debe ganarse un lugar como cualquier banda que saque un primer disco en forma independiente...” Originalmente no está pensado para actuaciones en vivo; si bien no se descarta la posibilidad -durante el 2016- de presentarlo oficialmente en una o dos fechas, de acuerdo a sus compromisos de agenda con sus otros dos proyectos musicales. ¿Será en el invierno septentrional?
Rodolfo Hugo Lagar

Facebook
Aldo Pinelli


Lista de Temas:
1. La primer labradora espacial
2. Cabalgando sobre rombos
3. Pelea en la cima
4. Vajont, 9 Octubre 1963, 10.39 pm
I) Vajont
II) Erto y casso
5. El reloj de péndulo
6. Otro amor caido
7. Onomatopeya - pagina iv
I) El narrador de cuentos
II) Velas encendidas
8. Mover la campana
9. La batalla de los cinco ejércitos (inspirado en "El Hobbit" J.R.R. Tolkien)
10. El banco del parque

Alineación:
- Aldo Pinelli (Hábitat) / bass, guitars, keyboards, percussions, vocals
- Mario Pugliese (Hábitat) / drums
- Paula Dolcera (Aldo Pinelli, Hábitat) / flute
- Sebastián Calise / violin
- Elizabeth Minervini (Aldo Pinelli) / piano
- Roberto Sambrizzi (Hábitat) / drums (9)





1 comentario:

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).