Ir al contenido principal

The Beach Boys - Smiley Smile (1967)

#Músicaparaelencierro. Tenemos el agrado de tenerlo a Boris (conocido en el blog cabezón porque algunos de sus discos están publicados aquí), que además había resultado ser un excelente comentarista musical. Y para demostrarlo nos presenta un tremendo review de la obra más rara y experimental de la banda yanky The Beach Boys, que supo llevar el estilo y sonido californiano de paseo por todo el mundo con sus pegajosas, entretenidas y rítmicas canciones que ganaron popularidad internacional por sus distintas armonías vocales y letras que reflejaban la cultura juvenil de surf, autos y romances, tomando como arraigo los grupos vocales del jazz, el rock and roll de los años 50 y el doo-wop, estilo nacido de la unión de los géneros rhythm and blues y el góspel. Considerados la banda estadounidense más icónica y una de las bandas más aclamadas por la crítica, una de las bandas más vendidas de todos los tiempos y figuran en el número 12 de la lista 2004 de la revista Rolling Stone de los "100 mejores artistas de todos los tiempos", pero si bien todo eso a nosotros nos importa un bledo, sí lo que nos ocupa son sus más altos picos de experimentación, y Boris va por ello! Bienvenido Boris al blog cabezón!.


Artista: The Beach Boys
Álbum: Smiley Smile
Año: 1967
Género: Surf / Experimental / Pop psicodélico
Duración: 27:31
Referencia: Discogs
Nacionalidad: EEUU


Dijimos muchas veces que, de los tantos que hay, el mejor camino que puede tomar quien compone música (o cualquier artista) es el espiritual, porque está totalmente ligado al sentimiento, y que una de las infinitas definiciones de la música podría ser “un sentimiento que se escucha”. Este camino es de los más y arduos y atípicos, y en general es un sendero en el cual no es difícil perderse. Para que podamos entendernos vamos a pensar algunos ejemplos: John Coltrane a partir de A love supreme, Eduardo Mateo cuando encara Cuerpo y alma, John Lennon a partir de la composición de Tomorrow never knows, Spinetta a partir de Fuego Gris (o a partir de Artaud, intermitentemente), Charly García en Clics modernos, etc.
Muchos de estos ejemplos terminan en lo que podríamos llamar “el delirio, el desvarío”, o “la enfermedad y la muerte”, ya sea una muerte física o una muerte del proyecto artístico/espiritual en sí. En este camino no se llega a destino, ya que este es la santidad (algunos seres de luz proponen a Spinetta como quien superó esa barrera sin perder la vida o la cordura, no me parece). E l residuo de ese camino inconcluso es la obra maestra.
Elegí hablar de Smily Smile, de The Beach Boys, porque creo que es el momento de autoconciencia de este camino que en Brian Wilson empezó con Pet Sounds. La historia es más que conocida: graba ese disco para competir con Rubber Soul, de los Beatles, disco que, él cree, todavía hoy es insuperable. Ellos le responden (los Beatles no tenían interlocutor) con Revolver, así que toma el camino más ambicioso. Al proyecto lo llamó SMiLE Y apuntó a lo más alto. Obviamente, el proyecto fracasó, él quiso hablarle al dios de la locura o al de la naturaleza cuando ni siquiera podía mantener la salud su salud mental. Viajando hacia un atardecer turquesa con rayos que anaranjaban las nubes, en la radio del auto escucha  Strawberry Fields Forever, que recién había salido. “Listo”, dijo, “ellos lo lograron antes que yo, yo quería que Smile fuera eso”. Estacionó y después de reír un buen rato, lloró.
Había compuesto su obra a partir de segmentos musicales intercambiables que pensaba concatenar según convenga. Llegó a la conclusión de que no podía reunirlos, que no podría sacar nada bueno de eso. La depresión y la locura estaban entre su canto y la otredad. Cuando asume que no le es posible cumplir esa meta se da cuenta que el verdadero camino es hacia adentro. De lo particular a lo general. San Agustín se tocaba el pecho y decía Dios está acá. Tenían que cumplir con el contrato discográfico, así los Beach Boys se meten al estudio a grabar el disco del que quiero charlar.
Smily Smile es un camino de descenso, hacia el corazón propio, atravesando el infierno del inconsicente, o el inconsciente infernal. La tapa muestras una selva difícil de penetrar, en la que nos espera un hogar, donde en el camino podemos encontrar un pájaro más azul que el cielo a punto de tocar una flor también celeste o un tigre que nos asecha. El camino en busca del verdadero yo que no existe hasta que lo alumbramos con el sentimiento. Cada canción en Smily Smile es lo que esa linterna alumbra en el interior de quien canta y por lo tanto en nuestro interior. Esta selva nocturna nos presenta todos los peligros del sentimiento, los recuerdos de desamor, las heridas que no sanan, cada golpe que es imposible de borrar porque el olvido no existe.  El propósito de este viaje es abrazar cada bestia que surja de la oscuridad. Aceptar la sombra dijo alguno.
El primer tema, Heroes And Villains, nos introduce en al disco con algo que casi suena a los beach boys de siempre, los de la playa y el amor, pero notamos que algo cambió, no sabemos qué, pero algo cambió. La melodía es sarcástica, como si se estuviera riendo o poniendo entre paréntesis toda su música anterior, por superflua o errada. A los cuarenta segundos tenemos la respuesta: el estribillo llega a partir de un corte abrupto, el ritmo y clima cambian y nos sentimos en un viaje espiralado hacia ese centro tonal que cambia a cada un par de compases, hasta llegar a ese lugar que está vació. Sólo un teclado que nos dice que erramos el camino, y vuelve la estrofa playera que se ríe de sí misma. El puente hacia la intimidad reflexiva de la parte C es una tarareo que parece caótico o regido por el capricho de una intención, y concluye en el rugido de un tigre (sabemos que no es casual) y se empieza a delinear la escalera hacia abajo, poblada de silencios y de órganos que intentan ser esenciales pero que fallan, y donde se busca siempre un camino más elemental y peligroso.  
La canción no intenta fluir, no busca ir sutilmente entre una sección y otra y estos saltos abruptos son parte del corazón del disco, Escuché a alguien decir que es un disco “cubista”, donde cada tema, o cada sentimiento que puede motivar melodías y armonías, es visto de distintos puntos a la vez buscando mostrar algo más que la forma, o una forma en oposición a la vista parcial, que muestre lo complejo y contradictorio del sentimiento.  
En los primeros escalones de la bajada nos encontramos con el segundo tema “Vegetables”, que es un encuentro con la infancia, con complacer a nuestros padres, decirles que amamos lo que nos hace bien,  jugar con una pelota, andar saltando, estar avergonzado. Este tema es un intento de curarse, de purificarse desde el comienzo, cosa que anhelamos al enfrentar nuestros demonios, empezar de nuevo,  tomar agua, la necesidad pureza (se escucha un vaso llenándose, que puede ser agua o escabio, no sabemos), de bienestar inmediato.
Smily Smile debía grabarse rapído, fue así, a las apuradas, y la instrumentación fue mínima: bajo, piano, y algunos órganos, en especial el Balwin, que es el corazón del sonido del disco. Siempre que se remite a lo más silencioso, a lo más profundo, Brian usa este órgano como si fuese el viento, o el ruido más grave de nuestra voz resonando en nuestra garganta y caja torácica. En Vegetables el bajo marca la tónica y las voces los acordes y la melodía, y esa es la forma en que se van a dar todos los arreglos a partir de acá. Para quienes estamos interesados en el canto este disco es revelador, la interpretación es brillante, nunca se pasa de dramatismo, nunca hay sobreactuaciones en los temas crueles o tristes, todo tiene una justa medida que llega inmediatamente en la primera escucha y que guarda para los escuchas más atentos un cruel revés.
La producción también tiene sus vueltas interesantes, el uso de tecnología para el cambio de afinación de una voz sin alterar la velocidad, el uso de sonidos cotidianos (ya nombramos el vaso de agua) donde se destaca en este tema el invitado Paul McCartney que muerde algún vegetal crujiente para la percusión de este tema  algunos muy inteligentes efectos especiales (el rigido del tigre y la risa de algún villano de una película de Disney).
El tercer tema “Fall breaks and back to winter” es efectivamente una llegada al frío, me gusta pensarla como una cena real, opuesta a la anhelada en “vegetables”, acá una melodía también espiralada nos lleva y trae siempre a los mismos lugares mientras se escucha el ruido de cubiertos y una risa oscura. También podemos pensarla como la llegada al inferno, lo que es claro es que nada lindo está pasando. Otra opción es el desfile de aquellas cosas que nos atormentan. El fade out nos comunica que pudimos alejarnos de ese lugar maldito o, mejor, que lo logramos sintetizar.
“She´s goin bald” es una de mis favoritas, y la más lograda de estas obras cubistas que Brian Wilson se propone. La imagen es muy buena y perturbadora, una mujer que va a perdiendo el pelo hasta que podemos ver su cráneo brillante. El narrador nos confiesa que no puede parar de reirse, que la risa misma le vuela la cabeza, no da más. Puede entenderse como un viaje en ácido (Brian estaba muy en esa aquellos día) o una de estas imágenes de su infierno, porque más tarde podemos entender que el personaje femenino es la madre: “You're too late mama/ Ain't nothin' upside your head/ No more no more no more no more”. Esta risa que provocada por la imagen se representa en un “shanana” típico de sus canciones playeros pero que (con ayuda de la tecnología antes mencionada) se va volviendo más aguda y estridente, ganando tensión y sombra. Como todo lo dicho, todo esto es una interpretación muy personal, así que les puedo comentar que al escucharlo puedo ver la misma imagen del viento llevando el pelo de una madre, pero en llamas. Este paisaje desemboca en un corte de cinta muy poco disimulado. A voz y piano, y haciendo explicito que se trata de una historia de terror, nos cuentan los intentos por curarse que tuvo esta persona que perdió todo su pelo. Es muy tarde, mamá, ya no hay nada detrás de tu cabeza. Sería lindo tener todo el día y pensar en el alcance simbólico de este tema y todos… Pero dura dos minutos, estamos obligados a la relectura. En una entrevista uno de ellos cuenta que la letra trata sobre sexo oral.
“Little Pad” es el encuentro de dos faros o dos enemigos que se fueron anunciando durante todo el disco pero que todavía no podíamos enfrentar de forma plena: la risa como burla y la nostalgia, el coro ni puede cantar la expresión de deseo que es la acotada letra del tema “si pudiese tener un lugarcito pa descansar en Hawaii…”, porque se ríen, algún otro, en el fondo simula una trompeta con la boca en el puño.  Después del corte abrupto llegan la nostalgia explicita y ese dolor en dos melodías hawaianas típicas, después de otro corte abrupto vuelve la expresión de deseo y después… otra vez la melodía hawaiana.  La forma en que están concatenadas estas secciones musicales nos hace sentir que no hay avance, que es un deseo frustado, tapado por la humillación y la tristeza. Esa repetición irreflexiva de los mismo elementos nos da la sensación de estancamiento, remite a la locura, como aquellos que repiten el mismo procedimiento y esperan diferentes resultados.  La instrumentación es piano, voces, ukelele y órgano Balwin. También hay diversos ruidos de ambiente, nunca suenan todos estos instrumentos a la vez.
“good Vibrations” no pertenece a las sesiones de grabación de Smily Smile, no vamos a tratarla aunque tenga muchos puntos en común con los temas del disco, no desentona y sin duda pertenece a sus obras más altas.
Uno de los temas más bellos y con más “unidad” es “With me tonight”, también su letra es mínima, una sola frase que se repite y que a la vez se va interrumpiendo. “Sé que esta noche estás conmigo, estoy seguro” se dice tantas veces hasta que entendemos que es una noche terriblemente solitaria, ese with me significa, sé que estás, de alguna forma, conmigo en esta absoluta ausencia. Por eso el discurso se va interrumpiendo, no hay interlocutor, nadie nos escucha.  Sólo escuchamos voces y órganos. Y las voces van más al frente que nunca.
El Balwin en “wind Chimes” es protagonista. La voces a penas lo superan en volumen, Las notas planchadas tienen una textura que nos hiere, revelando paisajes que no queremos ver. Una escucha desatenta capaz zafa, pero quien realmente se compromete con lo musical que le rodea no puede evitar sentirse golpeado por este sonido. El órgano es cómo una pala que se mete en nuestro pecho y saca aquel dolor fosilizado al que no queremos dejar de reprimir ni negar, llega a irrumpir la paz de lo más oscuro.
Las Wind chimes (campanas de viento) son esos colgantes para el patio, de tubitos de metal de diferentes tamaños que al ser movidos por la brisa causan un sonido relajante para algunes, molesto para otres. En argentina les decimos llamadores de ángeles. Voy a esbozar una traducción de la letra, que me parece muy lograda, para que se entusiasmen y vayan a reescucharla:

“cuelgan de mi ventana
esas son mis campanas de viento
en el hondo atardecer      
estás colgado de las campanas de viento

aunque es difícil
intento no mirar mis campanas de viento

de vez en cuando cae una lágrima por mis mejillas

en una brisa cálida tintinean
los llamadores de ángeles
cerrá los ojos, ponéte cómodo
y escuchá las campanas de viento

hay tanta paz cerca de este arrullo…

 y las campanas de viento tintinean…
y las campanas de viento tintinean…”

El estado del alma que comunica, esa reflexión sobre el viento y el sonido, como esa campana “traduce” la intención del viento, que es sanadora, y le permite llorar su lágrima. Creo que este es el lugar más bajo del disco (el más alto), creo que por primera vez el descenso tiene un aspecto saludable, un lugar donde recostarse y llorar. Está presente en la palabra “viento”  el sentido del destino y en “colgar” la idea del suicidio. Me parece, que en algunas ocasiones los coros dicen, en vez del nombre de la canción, “wind charm”, que sería, “el encanto del viento”, refiriéndose a la seducción de esa música aleatoria.
Después sigue “gettin hungry”, que es un tema que suena a banda, esta vez con guitarras con tremolo, un poquito más de percusión y órganos alucinantes. Este tema habla de la apetencia. Es el tema más psicodélico y creo que el que menos me gusta.
“Wonderfull” vuelve a la estructura cubista de varios módulos, de risas y de niebla. Pareciera cantar con las ultimas fuerzas de un cuerpo que yace en el piso, parece estar en la puerta de la locura. Creo que después de “wind Chimes” se supera el delirio, y se entra en la locura, y “whistle In”, la que finaliza el disco, y bien podría ser un módulo más del tema anterior es el viaje espiritual frustrado, no se pudo emerger de lo bajo y sólo se queda en este estadío intermedio, la locura. El tema también es una frase que se repite sin avance, sin reflexión y de gran contenido: “acordáte del día/ acordáte de la noche/ durante todo el día”.
Es muy interesante escuchar las versiones de estos temas que aparecen en la edición del disco SMiLE de 2011, cuando Brian Wilson pudo darle orden y sentido a tanta música. Es ahí donde se evidencia el cambio de sentido de anhelar lo supremo a buscar la sombra, el ejemplo más claro es el citadísimo “Wind Chime”, donde podemos ver  la amplitud sentimental que tiene una buena canción y cómo, mediante la producción, se puede guiar hacia arriba o hacia abajo.
Pensar SMiLE junto al disco que tratamos es muy fácil, el primero fue grabado en grandes estudios, con más de cien músicos y por largos meses. Smily Smile fue grabado en la casa de Brian Wilson, con un estudio portátil, los intergrantes de la banda tocan los pocos instrumentos. Ambos, bajo la producción del líder de la banda, toman caminos opuestos utilizando casi las mismas canciones. Hay que recalcar que la salida de Sgt. Pepper termina de eclipsar a la banda, es por eso que se apunta hacia hacer un disco minimalista, cosa que nadie estaba haciendo, todos corriendo hacia todas direcciones, menos la del camino interior.

Boris








Lista de Temas:
01. Heroes and villains
02. Vegetables
03. Fall breaks and back to winter
04. She's goin' bald
05. Little pad
06. Good vibrations
07. With me tonight
08. Wind chimes
09. Gettin' hungry
10. Wonderful
11. Whistle in

Alineación:
- Al Jardine – vocals, water bottle on "Vegetables"
- Bruce Johnston – vocals
- Mike Love – vocals
- Brian Wilson – vocals
- Carl Wilson – vocals
- Dennis Wilson – vocals




Comentarios

Lo más visto de la semana pasada

Invisible - En Vivo Teatro Coliseo 1975 (2022)

Otra zarpada del Mago Alberto que nos presenta esto el día mismo en que sale a la venta: Invisible presentándose en vivo en el Teatro Coliseo el 21/11/1975 en la presentación de "Durazno Sangrando". El sonido mejorado (bueno, hasta donde se puede, pero mejorado) de un registro grabado en su momento únicamente con buena voluntad, y que ahora sale a la luz confirmando lo que yo dije en el último disco de Tánger en vivo: "los grandes grupos, cuando verdaderamente son importantes y no están inflados, sobreviven a su ruptura por muchos, muchísimos años", claro que en el caso de Invisible es directamente una banda eterna, así que es muy posible que estas joyitas sigan saliendo esporádicamente. Y acá, que hay algunos con las antenas paradas, no los dejan pasar sin presentarlo en sociedad. Para que disfruten el fin de semana y gracias al Mago Alberto, aquí va la sorpresita de semana! Artista: Invisible Álbum: En Vivo Teatro Coliseo 1975 Año: 2022 Género: Rock R

Eclipse - Jumping From Springboards (2003)

Muy buen disco que presentáramos en su momento y que hoy vuelve al blog de la mano de sandy que sigue resubiendo los buenos trabajos brasileros que teníamos caídos. ¿Quieren buen progresivo y no les importa que estè cantado en inglés?... entrenle a éste disco entonces. Artista: Eclipse Álbum: Jumping From Springboards Año: 2003 Género: Rock progresivo / Rock sinfónico Duración: 49:17 Nacionalidad: Brasil Lista de Temas: 1. Urban Hermit 2. Inca's Revenge 3. Jumping From Springboards 4. Mantiqueira 5. Puzzles 6. Manic Waltz 7. Traffic Jams 8. Ritual Alineación: - Aloísio Campelo / guitars, viola, vocals - Patrícia Deschamps / guitar, vocals, viola - Paulo Torres / bass, keyboards - Sérgio Conforti / drums, percussion With: Zé Mendes / flute, saxophone

Apocalypse - The Bridge of Light (2008)

Ahora un disco en vivo, donde los brasileros despliegan toda su vitalidad sinfónica. Otra resubida de Sandy para disfrute del público cabezón. Artista: Apocalypse Álbum: The Bridge of Light Año: 2008 Género: Rock sinfónico Duración: 71:25 Nacionalidad: Brasil Lista de Temas: Act I 1. Next Revelation (4:41) 2. Dreamer (5:22) 3. Ocean Soul (7:15) 4. Last Paradise (7:26) Part I - The World Behind Part II - The Mourning 5. The Dance Of Down (7:19) 6. Meet Me (4:53) Act II - The Bridge Of Light 7. Wake Up Call (3:43) 8. . To Madeleine (5:14) 9. Escape (5:38) 10. Welcome Outside! (5:01) 11. Meeting Mr. EarthCrubbs (4:21) 12. Follow The Bridge (6:45) 13. Not Like You (3:47) Alineación: - Gustavo Demarchi / vocals and flute - Eloy Fritsch / keyboards - Ruy Fritsch / electric and acoustic guitars - Magoo Wise / bass - Chico Fasoli / drums

Die Anarchistische Abendunterhaltung (DAAU) - Die Anarchistische Abendunterhaltung! (1995)

Otra de esas joyitas que habían pasado desapercibidas en el blog, aunque lleven 30 años deslumbrando desde Amberes, Bélgica. Aquí iniciamos el relato y la escucha de una de las bandas de RIO y música experimental —acústica— de vanguardia que no deberían faltar en el blog cabezón: los legendarios DAAU, acrónimo de Die Anarchistische Abendunterhaltung: esperando que se sorprendan, va el primero de DAAU. Artista: Die Anarchistische Abendunterhaltung Álbum: Die Anarchistische Abendunterhaltung! Año: 1995 Género: RIO / Avant Garde / Música de cámara Duración: 46:17 Referencia: https://youtu.be/jCL75sFrXn4 Nacionalidad: Bélgica Los lectores de Hermann Hesse que conozcan sus textos en el original alemán habrán reconocido el nombre de esta banda automáticamente: se trata de uno de los nombres, la “tardeada anarquista” (o “velada anarquista”, como nos la han entregado los traductores españoles) a la que asiste Harry el Lobo estepario , en su temprana búsqueda de lo que los

Die Anarchistische Abendunterhaltung (DAAU) - We Need New Animals (1998)

Si su primer disco era música de cámara “con actitud”, el segundo ya es pura actitud y demuestra que el nombre de la banda no es totalmente en broma (aunque siempre es doble sentido): estos belgas son anarquistas. Segundo disco de DAAU, en busca de nuevos animales. Artista: Die Anarchistische Abendunterhaltung (DAAU) Álbum: We Need New Animals Año: 1998 Género: RIO / Música de cámara / Electrónica Duración: 48:04 Referencia: https://www.discogs.com/es/release/469796-DAAU-We-Need-New-Animals Nacionalidad: Bélgica ¿Por qué no un sabueso con cuernos de caribú? La segunda grabación de DAAU sorprende con una evolución inesperada, tal como lo indica su título: andan en busca de nuevas especies. Lejos de los coqueteos académicos de los jóvenes estudiantes, se ha desatado la actitud estridente del punk, de un punk de búsqueda. En la estética del ruido, DAAU le ha sacado el diablo al acordeón, que ahora trae a toda Europa central consigo, y en consonancia con las modas de e

Congreso - Sinfónico (2013)

Y nos tomamos una pausa de mis vacaciones solamente porque esto lo amerita: el Mago Alberto nos presenta a "Sinfónico", el vigésimo primer álbum de los icónicos chilenos Congreso (no, no son los Les Luthiers como parece por su tapa ), un disco con temas del repertorio histórico interpretadas junto a la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Concepción, además de preludios instrumentales compuestos especialmente para la obra. Y el Mago nos dice: "Y que más podemos decir de Congreso que no hayamos mencionado en otros post? pues que siempre supieron llevar su obra disco tras disco a un nivel superior y este Congreso Sinfonico no es la excepción, una obra distinta plagada de matices sonoros que no hacen más que enaltecer aún más la obra de este grupo que ya trascendió al mundo". Y cierro esta introducción tmbién con las palabras del Mago: "Esta obra no es recomendable... ¡es imprescindible!.". Artista: Congreso Álbum: Sinfónico Año: 2013 Género:

El Autoerotismo Neoliberal

El psicoanalista Sebastián Plut plantea en este artículo que el creciente odio de quienes se acercan cada vez más a la derecha es la expresión paradojal de la cada vez mayor imposibilidad de creer en esa misma derecha, esto implica que cuanto más se revela la falsedad de la retórica de la derecha, más destructivos son los argumentos que se necesitan para seguir creyendo. Por Sebastián Plut para La Tecl@ Eñe Entre optimismos y desilusiones, navegando entre hipótesis y desconciertos, observamos y trabajamos en un mundo que se empeña en mostrarnos su cara más oscura. En ese valle, que entremezcla pantanos y matices, a cada hora se alternan las preguntas cuando advertimos las detenciones del campo popular en simultáneo con la intrusión de una derecha cada vez más exhibicionista. El malestar en la cultura . ¿El avance mundial de las derechas radicalizadas es una expresión del malestar en la cultura en el sentido freudiano? ¿es compatible con el malestar en la cultura? Si no esto

Phideaux - Number Seven (2009)

Dueños de un estilo inconfundible y creadores de algunos de los discos más hermosos que se hayan compuesto en su década, los invito a conocer al particular rock-folk sinfónico, música extremadamente dulce, emotiva, compleja y bien compuesta e interpretada. Bienvenidos al universo de Phideaux, les aseguro que no sólo no se van a arrepentir de conocerlos, sino que nos van a agradecer haberlo compartido. Artista: Phideaux Álbum: Number Seven Año: 2009 Género: Rock sinfónico Duración: 63:33 Nacionalidad: EEUU Lista de Temas: ONE: DORMOUSE ENSNARED 1. Dormouse - A Theme 2. Waiting For The Axe To Fall 3. Hive Mind 4. The Claws Of A Crayfish 5. My Sleeping Slave TWO: DORMOUSE ESCAPES 6. Darkness At Noon 7. Prequiem 8. Gift Of The Flame 9. Interview With A Dormouse 10. Thermonuclear Cheese 11. The Search For Terrestrial Life 12. A Fistful Of Fortitude THREE: DORMOUSE ENLIGHTENED 13. Love Theme From "Number Seven" 14. Storia Senti 15. Infinite Supply

Politizar la Agonía de una Época

El desvalijamiento y las pintadas con amenazas que tuvieron lugar en el Almacén de la Unión de Trabajadorxs de la Tierra (UTT) de Almagro, en la Ciudad de Buenos Aires, son una señal de alarma para quienes consideramos que las organizaciones populares son actrices protagónicas en el proceso de transformación social por el que luchamos. La violencia como modo de resolver conflictos internos dolorosos y también debates necesarios, solo consiguen corroer a un sujeto que es múltiple desde su nacimiento y democrático por naturaleza. Desecan su savia vital. Lo asimilan a aquellos poderes que combaten. En el artículo editorial de nuestro último número planteamos la siguiente intuición: estamos ante el fin de una etapa histórica que se inició en 2001, al calor de las revueltas populares en buena parte del Continente y que permitió la emergencia de gobiernos progresistas en varios países. El desafío de construir una alternativa al neoliberalismo que se había soñado eterno y u

Desvergonzados y The Astral Platypus en vivo

El sábado 4 de junio en Casa Colombo ( Gallo 557, CABA ) será u na noche a puro rock, cachengue, cumbiamba, tole tole, pastafrola e impunidad. Abren el show Desvergonzados Intergalácticos con todo su humor y perfo teatrera sobre lo último y más moderno de la cumbia del recuerdo y el anime/comic-vejestorio. Cierran The Astral Platypus con todo su rock progresivo y respuestas a las preguntas ¿quiénes somos?, "¿por qué estamos aquí? y ¿quién mató a Roger Rabbit? Sábado 4 de junio en Casa Colombo ( Gallo 557, CABA ) Comienza a las 23.00 horas (puntual) Entradas a $500 en el siguiente link: https://mianticipada.com/.../the-astral-platypus-en-casa.../ Redes sociales: The Astral Platypus: IG y TikTok: @theastralplatypus Canal de youtube: /theastralplatypus Desvergonzados Intergalácticos: IG: desvergonzadosintergalacticos YouTube: /desvergonzados 

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.