Búsqueda cabezona

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Beardfish - Sleeping In Traffic - Part 2 (2008)

Y aquí llegó la segunda y última parte de "Sleeping In Traffic". Un CD tremendo, magnífico, quizás el mejor disco de los Beardfish (al menos es el que más me gusta a mí, pero aquí la opinión está muy dividida), un disco muy influenciado por el legado de Frank Zappa (bueno, "The Sane Day" tambièn lo es, inclusive para muchos ese es su mejor trabajo), tomando lo que han aprendido y les ha gustado de los grandes grupos de los setenta (Gentle Giant, Genesis, Yes, Zappa) y de los clásicos escandinavos, y llevándolos al presente y adaptándolos a su particular manera de ver e interpretar la música. Cuenta con citas de casi todas las épocas de la historia del rock progresivo, mezclándolos en un sonido inconfundible en un trabajo fascinante y atemporal aunque con un sonido básicamente vintage pero también con elementos modernos, mucho sentido del humor, mucha mezcla de estilos, variaciones y elementos surrealistas, música circense, elementos folk o elementos de jazz que están mezclados con todos los estilos de rock progresivo conocido, entretejiendose por una composición espléndida que hace de éste un trabajo del que es imposible aburrirse, ni aún en la larga canción de 35 minutos que da nombre a este trabajo dividido en dos partes. Imperdible y muy muy recomendado, como cualquier cosa de Beardfish.

Artista: Beardfish
Álbum: Sleeping In Traffic - Part 2
Año: 2008
Género: Rock Progresivo / Progresivo Ecléctico,
Duración: 74:24
Nacionalidad: Suecia


Teniendo en cuenta que el estilo de la banda requiere de varias escuchas, mientras se le dé Play varias veces, este es un disco que le va a gustar a cualquier viejo progresivo de pura cepa y sonidos clásicos, o hasta un metalero de pura cepa, como en el caso del comentarista del siguiente review.
Hay varios tipos de albums. Existen aquellos que de buenas a primeras te vuelan la cabeza y se convierten en clasicos instantaneos. Tambien hay aquellos que no puedes soportar escuchar mas de una vez (si es que llegas hasta eso). Pero de vez en cuando, vienen discos que necesitan un poco de tiempo para madurar dentro de cada uno, independientemente de que si al final de esta “cultivacion”, nuestra opinion sea positiva o negativa. Sleeping in traffic: part 2 es de los ultimos. Tienes que escucharlo una vez (y con MUCHA PACIENCIA!), y luego dejar que pasen un par de dias, matarte la cabeza escuchando de todo un poco, y dejar al subconciente que trabaje. Luego sacas el polvillo que se acumulo sobre la tapa del disco, y lo vuelves a insertar en el CD player. Y las emociones que se cultivaron salen como brotes de pasto buscando el sol. He aqui lo que me broto a mi despues de una semana de escuchar este disco.
Beardfish se caracteriza por un rock progresivo bastante inusual. Eso lo sabe cualquier persona que haya escuchado al menos hablar de ellos. Hasta el de Dream Theater dijo que le le gustaba el sonido de Beardfish, porque es una banda “nueva” que tiene un sonido “viejo”. Creo que ni Dios (y si no existe, en su defecto Lemmy) podria haber descrito mejor el sonido de Beardfish.
Cada material de ellos es como un viaje en una maquina del tiempo. Pero no completamente. Todos los elementos que dieron origen al rock progresivo estan ahi: una estructura rota, hasta a veces loca, instrumentos que van desde mi amadisimo Mellotron, hasta un hammond organ, guitarras con todo tipo de efectos seventeros, y coros dignos de Lynyrd Skynyrd (que tiene que ver southern rock con rock progresivo? Pues simplemente que Lynyrd Skynyrd se toca DE TODO!). Sin emabargo, esta abundancia de items de nostalgia no hace que Beardfish suene completamente 70s. Breaks de bateria, la excelente (realmente inmaculada) produccion del album, y por San Ozzy, EL HUMOR! Si, el HUMOR de algunas melodias, hace que beardfish sea totalmente unico.
Ahora seamos un poco mas especificos. Sleeping in traffic: part 2 es un disco digno de pertenecer a cualquier coleccion de rock progresivo. Es el unico disco de rock progresivo que escuche en toda mi vida en la que podrian haber tocado Jimi Hendrix y el payaso Plin Plin. Sinceramente no se como hicieron para que canciones como Into the Night sean tanto serias como totalmete hilarantes. Ni que hablar de South of the Border. Sinceramente tuve problemas conteniendo mis liquidos fisiologicos escuchando la letra de esa cancion. Sin embargo, no esta fuera de lugar, y despues de un solo INCREIBLE de guitarra, se viene otro que parece salido de un Super Mario, organos MIDI incluidos.
Tengo que ser sincero. La primera vez que escuche este album me dije a mi mismo “OH NO!, otro disco malo, y tengo que cumplir con otro review! Que AC/DC me ampare!”. Pero luego de reflexionar un poco, aplique la ya mencionada tecnica de “cultivacion”. Y voila! Me encontre con una grata sorpresa. Sinceramente sigo prefiriendo el estilo un poco mas serio y hasta semi-tragico de bandas como Katatonia o hasta los polacos Riverside (una banda que a mi parecer deberia estar siendo destacada como una de las mejores del rock progresivo). Pero canciones como la epica Sleeping in traffic (de nada mas y nada menos que 35 minutos y 44 segundos), son una alegria para los oidos, y sinceramente una montaña rusa de emociones.
Asi que cual es mi opinion final? Es un disco que no deberia faltar en la coleccion de cualquier amante del rock progresivo. Definitivamente no es de esos albumes “radio friendly” y faciles de aceptar. Pero una vez abierta la mente, este disco es absolutamente disfrutable… inclusive para mi.
Marcos Codas

Un álbum conceptual sobre las 24 horas en la vida de cualquier individuo, la primera parte habla sobre la parte correspondiente al día y la segunda parte es acerca de la vida nocturna.




Una banda muy diferente en todos los sentidos de la palabra, Beardfish siempre ha sobresalido con su estilo extraño pero no tan extraño. Extravagante pero serio, esta banda ecléctica es definitivamente una de las mejores bandas que ha salido en la década del 2000. La segunda parte de esta saga de dos partes titulada "Sleeping In Traffic" lo comprueba, los riffs rockeros se mezclan con los teclados suaves, líneas de bajo asesinas, un ritmo contundente y excelentes voces para hacer de esto algo grandioso. La mejor forma de describir a la banda sería tomar sus dos influencias más comentadas (Frank Zappa, como la composición de canciones con un toque de King Crimson), colocarlas en una licuadora, haciendo un puré y observando lo que sucede.


El apoyo que BEARDFISH recibió de Progress Records para la re–realización de sus álbumes "Från en Plats du ej Kan Se" y "The Sane Day" fue una catapulta que lanzó a la banda más allá de las fronteras escandinavas. InsideOut notó la calidad rock progresiva sin fronteras auditivas que poseía el grupo y no dudó en rubricar su tercer realización de estudio, "Sleeping in Traffic: Part One". En ése, Rikard SJÖBLOM, David ZACKRISSON, Robert HANSEN y Magnus ÖSTGREN recordaron un tanto el álbum "Going for the One" de YES y otras delicias realizadas por los monstruos clásicos del rock, superándose en complejidad e ideas musicales en esta cuarta producción de estudio, la parte dos de "Sleeping in Traffic". Parafraseando al sello discográfico que los realiza, este grupo es un claro ejemplo de la distancia que existe entre crear sonidos cautivantes y estructuras emotivas, muy lejanas del formato actual para la radio y MTV, donde la música se centra en fabricar imágenes visuales exageradas. BEARDFISH son, sin lugar a dudas, un arquetipo de una excepcional expresión rock progresiva artística.
En esta parte dos de "Sleeping in Traffic" «durmiendo en el tráfico» todos interpretaron mejor sus instrumentos y la música se siente nueva y fresca. Los temas tal vez son un poco más raros que lo usual y posiblemente requieran de tocarse una y otra vez para captar esas locuras puestas en cada canal, pero al final valdrá la pena (1). El álbum nos presenta referencias de casi todas las eras de la historia de la música, mezclándolas en un sonido sin errores. "Sleeping in Traffic: Part Two" posee un sonido dominante y atemporal, y tiene la profundidad y la sustancia para no enervar con estructuras demasiado intrincadas a los que escuchan. También hay un distintivo sentido del humor que prevalece en la música de BEARDFISH y que se extiende por los ocho temas que componen este álbum (2).
Al breve inicio semi–experimental a sólo pianos que interpreta SJÖBLOM le sigue 'Into the night', canción de ritmo expectativo y conversión hard rock pegajoso con teclados abundantes. Los cambios de intención no tardan en hacerse presentes, manteniendo casi siempre una fuerte presencia en los teclados y vocales bien cantadas, identificador que mantendrá nuestra atención durante todo el álbum. Hay momentos melodiosos donde la guitarra de ZACKRISSON muestra habilidades deliciosas, sin embargo las esencias de la música son los repetidos cambios de estructura musical, contemplando gran variedad de ritmos e influencias musicales tan sutiles como evidentes, teclados en el plano principal. Desde las contemplaciones a la música tradicional escandinava hasta frippertronics y cadencias jazz, pasando por bailables sabatinos setenteros y torturas emersonianas al teclado, HANSEN y ÖSTGREN lucen un soporte francamente sin igual, profundo, hipnotizante y percusivo. Música rock, folclor, heavy metal clásico, estructuras tipo musical, jazz, música disco, referencias KC, LYNYRD SKYNYRD, NICE, GG, CARAVAN, recuerdos de un cabaret estadounnidense del viejo oeste, divertimientos humorísticos, excentricidades electrónicas y varias cosas más que de primera intención se me escaparon (hay que oír el álbum una y otra vez para descubrirle nuevas cosas en cada nueva escucha) son la base de este álbum, siempre respaldado por un rock progresivo sinfónico de primera línea y alta calidad.
Pues me parece que "Sleeping in Traffic: Part Two" de BEARDFISH es un álbum lo suficientemente sólido para competir en los ProgAwards 2008. Personalmente me gustó bastante más la parte uno, pero esta parte dos no carece en absoluto de los elementos y estructuras preferidas por el seguidor del progresivo sinfónico. Suecia tenía que ser…
Alfredo Tapia-Carreto


Aunque definitivamente te va a tomar un par de escuchas acostumbrarte al disco, y más a la canción principal, este es un excelente álbum (y mejor si viene acompañado con el "Sleeping In Traffic - Part 1") que vale la pena escuchar repetidas veces y hacérse el tiempo para que el disco entre dentro de nuestras cabecitas. Es difícil encontrar alguna queja con esta obra, ¡es un álbum maravilloso que se recomienda a todo cabezón de ley!



Lista de Temas:
1. As The Sun Sets
2. Into The Night
3. The Hunter
4. South Of The Border
5. Cashflow
6. The Downward Spiral/Chimay
7. Sleeping In Traffic
8. Sunrise Again

Alineación:
- Rikard Sjöblom / keyboards (piano, organ, synthesizers), Jew's harp (4), acoustic (6,7) & electric guitars (4,6,7), accordion (5,7), sound effects (5), vocals
- David Zackrisson / acoustic (6,7) & electric (right speaker) guitars, ARP Odyssey (2,4), piano (refrain of 4), guitar synthesizer (4-6), backing vocals (7)
- Robert Hansen / bass, acoustic guitar (6), backing vocals (7)
- Magnus Östgren / drums, percussion (6), backing vocals (7)






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares