Búsqueda cabezona

viernes, 15 de diciembre de 2017

Beardfish - Mammoth (2011)

Y llegamos al viernes con nuestro disco de Beardfish del día, una de las mejores bandas de rock progresivo ecléctico fuera de los grupos de los setentas, con su clásico sonido ecléctico, que le dijo a mis oídos que hoy en día la música también podía tomar caminos arriesgados, laberínticos, abrumadores, de complejas codificaciones armónicas y melódicas, pero al mismo tiempo sin que sea aburrido o tan difícil de digerir, pero si bien la música es bastante accesible, necesita de varias escuchas para que el álbum llegue a un nivel óptimo, más emocional y personal. Con este disco culminamos nuestra revisión de este gran grupo sueco, que queda como una de las grandes secciones que ha tenido el blog cabezón. Espero que disfruten por mucho tiempo estos disquitos tan exquisitos, llenos de sutilezas, composiciones arriesgadas,  una joven banda tomando del pasado su gusto por los clásicos y trayéndolos al presente de manera elegante y soberbia. Otro álbum bien hecho de Beardfish, con temas musicales contundentes y sólidos y fina ejecución, con sonidos que se vuelven más densos, más ricos y más completos.

Artista: Beardfish
Álbum: Mammoth
Año: 2011
Género: Rock progresivo / Progresivo ecléctico
Duración: 52:13
Nacionalidad: Suecia


Creo que la tapa dice bastante sobre el disco, pero por las dudas veamos qué dicen los críticos de esta obra, otro de los grandes discos que han parido estos grandes músicos suecos, que se los extraña, por cierto.
Pesado. Muy pesado. No podían haber elegido un título y portada más idóneos para este disco. Pero no digo pesado por su crudeza, o por su densidad. No. Más bien por sus quilates. Amigos, estamos ante un disco que es oro puro. Si en algún momento en las escuelas se llega a estudiar 'Rock Progresivo Contemporáneo' (lo sé, ya es difícil que se llegue a enseñar rock, mucho menos progresivo, y no digamos ya contemporáneo), 'Mammoth' sería una buenísima elección como introducción a la asignatura.
Pesos pesados del género están presentes en estas siete composiciones. Pero de una manera original, moderna, evidente sí, pero no plagiada o amalgamada. Beardfish tienen gustos sutiles, preciosistas, que confluyen siempre orientados al sentido de la canción, y no al mero corta-pega que por desgracia abunda entre las nuevas bandas del género. Y es que muchas veces el término neo-progresivo es más lastre que beneficio, porque se asocia al resultado de grupos así autodefinidos que bucean por refritos escuchados una y mil veces, empalmados sin gusto ni oficio.
En 'Mammoth' identificaremos los gustos de estos suecos por los clásicos. Clásicos imperecederos como el rey carmesí, o el bueno de Ian Anderson, sin olvidarnos de Gentle Giant o el sinfonismo de Yes. Pero también hay lugar para la innovación y la fusión, como la que aquí se muestra con el saxofón y estructuras más próximas al jazz, recordando a sus paisanos Kayak. Incluso el pop, bien trabajado en estructura y tempo, tiene cabida en el universo de Beardfish. La inicial 'The Platform', sin ir más lejos, a más de un metalero que se las da de progresivo dejará con la boca abierta. Repleto de cambios de ritmo e incesantes riffs, técnicos pero no enrevesados, añade una nueva sonoridad en el currículum de la banda, poco pródiga en tesituras metaleras.
Sin embargo, con 'And The Stone Said: If I Could Speak' se mueven a la otra punta de una imaginaria frontera temporal progresiva, al territorio sinfónico donde los Hammonds dominaban el mundo, y Yes eran los reyes. Pero Beardfish - Mammothquince minutos dan para mucho, y aquí encontraremos además pasajes jazzísticos, con ese saxo ya mencionado, o vertiginosos cambios de ritmo fruto del enlace entre guitarras y teclado, y un trabajo de percusión de altísimo nivel. Pura magia. Con 'Tightrope' ahondan en el terreno clásico, pero en tesituras más melódicas y pop, cuidando el detalle, donde los arreglos de guitarra y teclado sintetizado cobran máxima importancia. Vuelta al plano más contundente con 'Green Waves', donde se aprecia el amplio rango vocal de Rikard, con mayor protagonismo de las seis cuerdas de Zackrisson, en un desarrollo moderno y metálico con cantidad de sonoridades y ajustes, que hacen de este tema lo más parecido a una hipotética incursión de King Crimson en el mundo del metal.
Para relajarnos tras un tema tan estresante para los sentidos, nada como el pequeño interludio a piano 'Outside/Inside', que bien pudiera ser la perfecta intro del siguiente 'Akakabotu', una maravilla progresiva donde encontraremos los mejores momentos musicales del disco, a modo de improvisación jazz, en la que te enamorarás del juego entre saxo y Hammond. Para acabar, 'Without Saying Anything/Ventriloquist' encumbra a Rikard como un magnífico teclista, quien despliega gran variedad de recursos a lo largo del tema sea con piano, teclado, sintetizadores o Hammond, perfectamente secundado en esta ocasión por la dupla rítmica que rellena los pocos huecos libres hasta aportar la cohesión perfecta a un corte que sube y baja en intensidad y revoluciones sin descanso.
No es solo una nueva vuelta de tuerca al sonido de Beardfish. 'Mammoth' es, con mucho, el mejor de sus seis trabajos discográficos. Teniendo en cuenta la evolución que esta joven banda ha experimentado en tan solo 8 años de actividad, su futuro es más que prometedor.
Calificación: 8,5/10
Javi Moreno Vega







Si estabas buscando algo épico, creo que esto es lo que estás buscando. Fantásticos temas largos con grandes secciones instrumentales y brillantes solos de guitarra y teclados. Uno puede escuchar la influencia de King Crimson de "Red", a The Tangent (recordemos que los chicos ya habían completado todo el cuadro de músico de la banda) e incluso, de Opeth ahora, prácticamente gritando de una manera muy dura (pero no de una manera desagradable), lo que nos muestra su lado más crudo y salvaje, muestra que se incrementaría en su siguiente disco. Beardfish logra crear un disco que es toda una epopeya no solo en canciones largas sino también en modo más compacto conque se contruyen las encantadoras melodías, un paquete envuelto en un rock psicodélico de los años 70 pero con mucho más estilos escondidos dentro. Aquí encontramos un lado de Beardfish que no habíamos visto antes. y es bienvenido: intensidad bruta que no está desprovista de belleza.


Y como hay mucho escrito sobre este disco, me remito a ello...

Esta banda Sueca de rock progresivo se forma en el 2001 cuando David Zackrisson y Rikard Sjöblom estaban en su último año escolar tocan juntos en una banda de estilo grunge llamada Wooderson, la cual es básicamente una banda escolar de rock que sirve para que estos desarrollen el gusto de tocar juntos. Ambos eran grandes fans de King Crimson y Gentle Giant y querían hacer algo de su propia cosecha que fuera en esa dirección musical. Empiezan a tocar con el baterista Petter Diamant (Bootcut) y un bajista llamado Gabriel Olsson. Al comienzo mezclan estos intentos hacia un sonido Crimsoniano (con un montón de acordes disminuidos) y escribiendo con más regularidad canciones de rock que anteriormente. Ensayan durante algún tiempo pero les resulta difícil hacer funcionar la banda ya que todos tenían otras cosas que hacer. Por otro lado la banda descubre que Diamant no encuadraba en lo estos querían realizar así es que muy pronto se encuentran buscando a otro baterista. “Probamos algunos chicos y finalmente nos encontramos con el entonces joven de 18 años Magnus Östgren”.
Para el año siguiente la banda ya compaginaba perfectamente con Magnus, su nuevo baterista, el cual por aquellos días coescribe con Sjöblon algunos nuevos temas para que la banda interprete, dentro de estos temas se encuentra -"Today"- que sería incluida posteriormente en su primer álbum “Från En Plats Du Ej Kan” Se que sería publicado al año siguiente.
La banda estaba programada para grabar en el estudio de un amigo en Sandviken, este era el músico Stefan Aronsson quien era y sigue siendo un guitarrista, pero así mismo es un artista multinstrumentista ya que también toca teclados y flauta, y es así como Sjöblom le invita a incorporarse a la banda convirtiéndose entonces en su nuevo músico. Dicho y hecho, empezó inmediatamente. Sjöblom tenía un órgano Hammond L-100 que le prestaba cuando tocaban y con otros teclados qué igualmente caían bien para el sonido e la banda, después de un tiempo se compra un micro-moog que realmente dio actitud al sonido, gracias a los osciladores.
Sin embargo, después de que Aronsson redondeara la banda, estos rápidamente se dan cuenta de que tener a Gabriel en el bajo, no estaba funcionando bien. Hablan de ello entre sí y Sjöblom hace la temida llamada telefónica para decirle que estaban buscando a alguien más. Gabriel tomó bien la decisión de la banda y se hace a un lado. La banda ya tenía a la vista otro bajista que Magnus había conocido desde siempre, este era Robert Hansen.
Ya para el 2003, Sjöblom empieza a escribir más canciones, entre ellas algunas con letras en sueco. En la banda nuevamente se empieza a hablar de la grabación de un álbum. Se establece y programa la grabación en el estudio de Stefan Aronsson (que ahora se había trasladado a Gävle donde aún permanece) a finales del verano de 2003. Durante la grabación su primer álbum “Från En Plats Du Ej Kan Se”. (aunque esto probablemente tenía más que ver con la cantidad de pistas que se pudieron grabar a la vez que por cualquier otra cosa) cada uno de los músicos grabó sus pistas básicas: tambores, guitarras y bajo, sobre los cuales Aronsson montó los teclados. Cuando el álbum se imprime Rikard Sjöblom tiene almuerzo con Aronsson durante el cual este último señala su deseo de dejar la banda por un tiempo, simplemente no se siente bien para trabajar en esta, además tenía un montón de proyectos adicionales en marcha al mismo tiempo, pero que había pasado tan bien grabando estos que no fue hasta que se cumplieron las grabaciones que tomó su decisión final, aunque la decisión les parece extraña esta era su elección, además, la banda había estado ensayado algunas de las canciones sin él, ya que no tenía mucho tiempo para ensayar y algunas veces tocaban sin él.
El álbum “Från En Plats Du Ej Kan” fue financiado con los propios bolsillos de los músicos y tienen alguna distribución a través de Progress Records pero paso bastante desapercibido y los 500 ejemplares impresos permanecen con la banda bastante tiempo
Beardfish continúa como cuarteto debiendo Rikard Sjöblom reemplazar el papel de Stefan como tecladista. El final de 2003 resulta ser un período muy productivo para la banda y se graban algunos demos.
En el 2004, Beardfish inicia la grabación de un segundo álbum. La primera sesión incluye cinco canciones; A Love Story, Sun is the Devil, Ask someone who knows, Now, Akakabotu (inédito). Después de esto se demoran casi un año antes de que la banda continúe sus grabaciones nuevamente. Para lo cual se recluyen en una casa de campo a las afueras de la pequeña ciudad de Gävle, Suecia, para grabar el resto del material del que sería el próximo álbum. Un amigo de la banda, Björn Arnell, les presta el equipo de grabación y un arsenal de teclados y pedales de efectos, dándole una dimensión al sonido de la banda quedando plasmadas en la grabación. Este fue un proceso verdaderamente gratificante para la banda y se graban muchas canciones, muchas de ellas en vivo, lo que hace que deban lanzar un álbum doble. "The Sane Day" lanzado en diciembre de 2005.
Casi de inmediato empiezan a ensayar un nuevo material y en junio / julio de 2006 graban lo que se convertirse en "Sleeping In The Traffic: Part One". El álbum está prácticamente terminado al final del verano y a Beardfish también se le pide que tocara en el ProgDay Festival en Chapel Hill NC Después de este viaje graban una canción más llamada "Roulette" y el álbum es terminado. Unas disqueras entre en contacto con la banda, entre ellas el sello InsideOut Músic, quienes quieren lanzar el nuevo álbum. Beardfish finalmente firma con InsideOut a final de año.
Continúan trabajando en un nuevo material el cual inmediatamente es grabado, mientras tanto "Sleeping In The Traffic: Part One" obtiene grandes críticas. Un concierto digno de mención es el ProgResisté Convention en Verviers - Bélgica. "Sleeping In The Traffic: Part: Parte 2" es una de las obras y el tema "Sleeping in The Traffic" en sí se graba desde el principio (hacia enero de 2007) y el resto del álbum se graba en diciembre en donde "The Sane Day” fue grabada.
Con el objeto de primer sus nuevos lanzamientos, InsideOut, organiza un tour con las bandas The Tangent, Ritual y Beardfish, Es una gira de ocho fechas iniciando en mayo en Alemania y luego de pasar por Suiza, Italia, Holanda, Bélgica (regresando a The Spirit of 66 en Verviers), Inglaterra y luego de vuelta a Alemania y nuevamente Holanda. “Era un montón de diversión y "Sleeping In The Traffic: Part: Parte 2" recibe un montón de buenas críticas”
A Beardfish también se le pide que toque con Andy Tillison, Guy Manning, Theo Travis y Jakko Jakszyk como The Tangent en el Summers end Festival en Gloucester - Inglaterra en septiembre. Siebdo un buen concierto, y el conjunto llegó a tocar "Yours is No Disgrace" de Yes como un bis.
Beardfish luego inicia la grabación lo que ha de convertirse en el próximo álbum "Destined Solitaire", una vez más en diciembre y una vez más, la ubicación es en "Hästmuren".
El nuevo álbum es lanzado y para el mes de julio de 2009 se programa la gira Progressive Nation Tour en la también participarían las bandas Dream Theater, Zappa Plays Zappa y Pain of Salvation y Beardfish, sin embargo la gira es cancelada por quiebra del patrocinador.
Al año siguiente, Sjöblom Empieza a escribir canciones para el próximo álbum Beardfish, bajo la influencia dejada por Mike Portnoy durante la gira del año anterior, misma que se traduce en un inclinación de la banda hacia el Rock duro "riffs en primera instancia (The Platform, Green Waves) “la banda siente esas ganas de ponerse encima de los amplificadores y sacar Rock, y así fue”, También escriben una epopeya muy típica del ProgRock, incorporando básicamente todo lo que siempre les gustó y agradó, esto se convirtió en una pieza de de 15 minutos.
Empiezan a grabar el álbum a principios de 2010 en el estudio Overlook. William Blackmon les graba. A diferencia Destined Solitaired nada fue estresante ​​y la banda se toma el tiempo necesario para que el álbum sea tan bueno como pudiese ser. Robert Hansen trajo a su amigo Johan Holm a tocar el saxo alto y barítono en un par de canciones. Cuando el álbum fue mezclado David Zackrisson y Rikard Sjöblonyo viajan a Estocolmo y editan los Masters de audio, que posteriormente envían a InsideOut. Una semana más tarde reciben llamada de Thomas Waber (Director de InsideOut) diciendo que no les gustaba la mezcla, señalando que sonaba un poco apagada y que los niveles y las cosas no estaban bien, señalando que si se conformaban con esa producción estarían locos en lanzar el trabajo. Llevan a Thomas una copia de seguridad y le sugieren hacer una mezcla en lugar Así se hizo y la banda, Peter Van't Riet de Finetune Mastering en Holanda hace el master, Después de esto la banda se va de gira con Pain Of Salvation
"Mammoth", fue lanzado en 2011 y recibe buenas críticas de inmediato. Se les señala como "banda del año". Luego empiezan con el nuevo material como de costumbre y en el 2012 lanzan el trabajo “The Void”, nuevamente bajo el sello “InsideOut”, aunque este trabajo presenta la misma conformación de la banda, el estilo en general es más denso que cualquiera de los anteriores trabajos, cambio musical que no es de buen recibo para algunos de sus seguidores y algunos sectores de la crítica.
A partir de este trabajo y las críticas recibidas la banda decide tomar con un poco más de calma su estrategia con relación a la publicación de sus trabajos, Rikard Sjöblom ingresa paralelamente como guitarrista para Big Big Train y es así como en el 2015 publican “+4626 confortzone”, trabajo centrado en el estilo que les caracterizó, en la época de “Sleeping in the Traffic” el cual, y con el ánimo de recuperar el publico alejado trae disco adicional con recopilación de demos y temas inéditos del 2002 al 2008, el trabajo, se constituye quizás en uno de los mejores trabajos de la banda, con una gran calidad compositiva.
Mario Anzola

No seria justo decir que la música de los suecos BEARDFISH en este su sexto album Mammoth deriva al Hard Rock, al Heavie o al Metal prog, ciertamente es un trabajo con mas ingrediente metálico que sus predecesores, es decir con mayor presencia de riffs guitarreros y de pasajes mas oscuros y enérgicos, así como una composición en su generalidad mas plana, menos cambiante, pero la esencia de la música de Beardfish continua latente, solo hay que deleitarse con el segundo tema "And The Stone Said: If I Could Speak" donde curiosamente se ha incluido la presencia de SAXO, que ciertamente no esta nada mal, solo hay que comparar el mismo tema que sale en youtube representado en el templo del progresivo europeo, la sala "Spirit of 66" en Verviers (Bélgica) durante la Convention Prog-resiste del 2010 respecto ala versión final en estudio.
Temas como el inicial "The Platform" con un intenso y metálico protagonismo de las guitarras en detrimento de un composición como comentaba mas cambiante y melódica, la semi-acústica "Tightrope" que tiene un toque Folk Psicodelico que pudiera recordar por el tratamiento vocal en el tramo final a The Doors. El cuarto tema "Green Waves" que se parece mucho a "The Platform" pero con otro tiempo, es de los mas destacable junto al segundo y sexto tema, es un tema efectivamente HARD prog, como anunciban los propios Beardfish, curiosos los destellos / referencias a Metallica y a Rush.
El corto preludio con piano de cola con efectos de fondo de pajaritos "Outside / Inside", da paso al tema instrumental "Akakabotu", dedicado supongo al oso que sale en el Manga Ginga: Nagareboshi Gin, tema donde vuelve a retomar el protagonismo las aportaciones y solo de Saxo, que quizás adrede le da un toque jazzero canterbury.
Acaba el disco con "Without Saying Anything" un tema atípico en las melodías (parece como si estuvieran versionando algún tema conocido), pero que conserva el sonido clásico de Beardfish, en recumen un tema de tono rockero, muy armonioso y melódico y algo entusiasta.
En fin poco que cuesta entrar al principio en este nuevo trabajo donde como novedad, amen de unos temas mas Hard prog es la inclusión en varios temas del saxo. la pega es que parece que han olvidado desgraciadamente darle ese toque de humor que les caracterizaba y que a mi parecer les daba un aire de soltura y desparpajo.
Lamentablemente ni de lejos se acercan a la calidad "progresiva" que nos mostraron en Sleeping in Traffic part 2, pero aún así se deja escuchar, solo el tema "And The Stone Said: If I Could Speak" ya justifica pos si solo la adquisición de "Mammoth". Renovarse o morir, habrán pensado los suecos Beardfish, digo yo...
Juan Mellado

Estos tipos suecos empezaron a ser conocidos en 2007 con la edición del magnífico Sleeping In Traffic: Part One, su segundo álbum, que recogía y traía al siglo XXI la mejor herencia del rock progresivo de los setenta. Mirándose al espejo de King Crimson, Yes o Gentle Giant, Beardfish han seguido hasta ahora al pie de la letra el manual del perfecto músico progresivo, eso sí, avanzando con cada disco un paso más en el largo camino de la búsqueda de un sonido propio y personal.
Mammoth deja un poco de lado la epicidad pausada de discos anteriores para mostrar una mayor intensidad y dureza. The Platform y Green Waves suponen el acercamiento más heavy al progresivo que han hecho estos tipos hasta la fecha, muy del gusto de Flower Kings o Spock’s Beard. And The Stone Said nos devuelve a esos setenta en los que tan bien se densenvuelven. Pasajes con saxo, pequeños y largos duelos de guitarras y teclados, momento casi folk y, en definitiva, más de quince minutos elegantemente elaborados y sin un solo minuto de desperdicio. Tightrope es esa acústica con vientos pausada que siempre tiene cabida en sus discos, como Afternoon Conversation o Sun is the Devil.
Outside/Inside es una pieza corta, sólo con piano y un sonido añejo, deliberadamente sucio y evocador. Una pequeña preciosidad, que separa un poco una primera parte más directa y una segunda más elaborada. Akakabotu es la instrumental, en la que de nuevo aparece el saxo con un papel fundamental en las continuas sucesiones de melodías –aquí muy pegadizas- y patrones. Y aunque hasta aquí todo ha ido bastante bien, es con el último corte, Without Saying Anything feat. Ventriloquist, con el que este trabajo adquiere mucho mayor peso. Porque es que han dejado para el final un tema que es probablemente de los mejores en la carrera de la banda.
Con Beardfish no es sólo el sonido vintage de las guitarras, los moogs, sintetizadores, hammonds e incluso la voz; es que a través de sus composiciones se palpa el profundo conocimiento que tienen del género y la pasión que ponen en esto. Un acercamiento al progresivo muy clásico, que pasa por la creación de atmósferas, una técnica interpretativa –muy por encima de la muestra constante de destrezas y habilidades- y sus magníficos arreglos, con ecos al jazz y la clásica. Con Mammoth, Rikard Sjöblom ya tiene su lugar en el podio de los grandes del rock progresivo sueco, junto con Daniel Gildenlöw y Roine Stolt.
J. M. Vilches

Y aquí hemos terminado esta semana y este show de los suecos de Bearfish. Es imposible que logren digerir todos sus discos en tan corto tiempo, así que les recomiendo que los tengan, y cada tanto empiecen a escuchar uno de sus discos, pero varias veces, mejor hasta que casi se lo conozcan de memoria, y van a ver que no se van a poder despegar de ellos. Es la única forma de escuchar este tipo de música, a este tipode bandas, sus sonidos no son tan accesibles y uno los "tiene que ir a buscar" como bien ha descrito Robert Fripp.
Eso si, una vez que le encuentras el gustito, verás que no se separarán jamás de vos.


Lista de Temas:
1. The Platform
2. And The Stone Said: If I Could Speak
3. Tightrope
4. Green Waves
5. Outside / Inside
6. Akakabotu
7. Without Saying Anything (feat. Ventriloquist)

Alineación:
- Rikard Sjöblom / lead vocals, guitar, keyboards, percussion
- David Zackrisson / guitar, vocals, ARP Odyssey synthesizer
- Robert Hansen / bass, vocals
- Magnus Östgren / drums
With:
Jimmy Jonsson / growling vocals (2)
Johan Holm / alto & baritone saxophones (2,6)
Mattias Bengtsson / tambourine (3,6)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).