Búsqueda cabezona

sábado, 30 de diciembre de 2017

2018: La Fiesta del Titanic


La música sigue, la orquesta está tocando y algunos bailan como si nada malo sucediera. Continúa la fiesta financiera. Nos quieren convencer de que somos un país feliz producto de "La Revolución de la Alegría" y la realidad es que vamos en vía de ser un pueblo devastado por la sed de poder de las grandes corporaciones, lo cual incluye al gobierno amarillo en todo su conjunto. El gobierno amarillo, después de la validación de sus políticas con casi el 42% de los votos, se siente que dejó una embarcación precaria y se subió al Titanic. Inicia su etapa refundacional y se propone concretar su "ir por todo". Es fácil pronosticar un año próximo con fuerte conflictividad social. Mientras el gobierno siga teniendo la posibilidad de endeudarse, y no ocurra alguna crisis internacional que suspenda el flujo de dólares especulativos, el iceberg sólo estará en el horizonte como potente amenaza. Mientras ello ocurra en un tiempo impredecible, continuará la fiesta de unos pocos mientras se va forjando una verdadera pesada herencia que costará levantarla a varias generaciones.

Para el arranque del 2018, cuando ya tengan vía libre total para fijar precios y con suba del dólar y el mercado desregulado, las compañías preparan un nuevo aumento de combustibles. Se viene un ajuste en los precios del transporte que va joder muchísimo a los pobres. El año que viene, no hace falta ser Horangel o Nostradamus para preverlo, se vienen ajustes mayores. El 2018 empieza jodido y se va a joder cada vez más.

Como suele decir un conocido economista oficialista, Carlos Melconián, al que se le han sumado luego otros, esto se va a la mierda: de acuerdo con lo que publica el Banco Central, la cantidad de moneda circulante total del país disponible hoy día alcanza aproximadamente a unos 890 mil millones de pesos. Esta cifra que por sí sola es de una entidad enorme, empequeñece cuando vemos que la totalidad de Lebacs (letras o  títulos de deuda a corto plazo emitidos por el Banco Central) emitidas representan unos 1,17 billones de pesos. Como se puede observar a simple vista hay más plata en Lebacs que pesos circulantes en toda la Argentina. En consecuencia para empatar la cifra, se deberían emitir aproximadamente 300 mil millones de pesos en números redondos. Pero se trataría de dinero sin ningún tipo de respaldo y por lo tanto, generador de un proceso inflacionario peor que el actual.

Hoy por hoy no hay dinero suficiente para rescatar a esos papeles emitidos por el Central en su valor nominal. Porque a esa cifra hay que sumarle los intereses devengados del 28,5 por ciento.
Además el dinero equivalente de las Lebacs más los intereses alcanza a la inabarcable cifra de 1,80 billones de pesos, es decir casi el doble del dinero circulante en el país. Cuando haya que salir a rescatar las Lebacs lo que va a ocurrir es una devaluación de casi el 95 por ciento del poder adquisitivo de la moneda.
Los Lebacs, son el juego del avión, una vez que empiecen a bajarse se va todo a la mierda. Por ello algunos conocen a las Lebacs como "La bomba de Federico Sturzenneger".


Por otra parte, en la mañana de este viernes vísperas de Navidad, la noticia comenzó a circular por los canales de TV. La deuda externa trepó al cierre del tercer trimestre a 216.351 millones de dólares y registró un fuerte crecimiento 20,3% en forma interanual, según acaba de indicar el INDEC. El capítulo de Balanza de Pagos sostiene que la deuda se incrementó en 11.436 millones de dólares con respecto a fines de junio pasado, lo que significó un aumento del 5,5% respecto de los 204.914 millones registrados al finalizar el segundo trimestre.


Sin embargo, tienen a sus lacayos bien pagos que se encargan de lavarte el bocho y asegurarse de que vos pienses como ellos; o mejor: de que ni siquiera pienses y asientas con la cabeza cual si fueras un robot. No es cierto que las campañas racistas y fascistas de los medios de comunicación no tengan éxito. No es cierto que las campañas de propaganda no funcionen, no ilimitadamente pero funcionan. Al menos por ahora.
Y mientras tanto, el Titanic camina inexorablemente hacia el iceberg que cada vez se ve más grande.



Los precios de diciembre y enero pintan complicados, revela Bonelli un diálogo secreto en su columna de Clarín del viernes. Sabemos que la luz aumenta brutalmente desde una base ya brutal, que la factura de gas viene pimienta, que aumentó la nafta, que los remedios no paran de subir, que ellos mismos inducen a una suba del dolar que naturalmente empuja los precios para arriba y que en enero o febrero empieza una escalada implacable en las tarifas del transporte. La cuenta es simple: si aumentan la luz, la nafta, el transporte y el dólar, y al subir el dólar sube todo menos los salarios, la gente pierde poder adquisitivo, o sea vive cada vez peor.
En un año más los jubilados van a estar en 200 dólares y la tarifa de gas, luz y agua va costar, con suerte, la mitad de eso. Era lo que pasaba en el año 2000.
Pero eso no es todo, con tasas del 28% la industria y las empresas en general no les conviene producir ni invertir, por tanto despiden trabajadores.
La tasa del 28% es una gigantesca timba financiera que va a llegar tarde o temprano a generar la insolvencia del sistema y la corrida cambiaria, que se verá agravada por la ausencia de dólares que los jeques macristas vienen fugando a sus paraísos fiscales a un ritmo vertiginoso.

El dólar estuvo en los últimos 6 meses casi planchado por el ingreso de capitales, que permitieron mantener un dólar estable alrededor de 17. A eso se le sumó la fuerte toma de deuda en moneda extranjera, lo cual le permitió al gobierno acompañar esa oferta de dólares que requería la economía, que en líneas generales se fue yendo al exterior en estos 11 meses en fuga de capitales por más o menos 13 mil millones. Comparado con todo el 2016, en el que se fueron 6300 millones, estos 11 meses lo duplican.
Esta inversión que llegó y mantuvo la estabilidad del tipo de cambio en su mayoría, fue más o menos unos 4 mil millones de dólares en inversión productiva, y unos 10 mil millones de dólares en inversión especulativa. Todo esto hizo que los importadores pudieran tener posibilidad de estabilidad, mientras que los financistas, con esto que ingreso en dólares epeculativos, se hicieron el famoso Carry Trade: de dólares a pesos, de pesos a valorización en la Lebac, pasan los meses y salen en dólares al exterior en un año
Ernesto Mattos - Economista

Por ahora esta fiesta macabra para poquísimos esta financiada con deuda externa que será pagada por tus hijos nietos y biznietos. Cuanto más inviable es el plan económico, que ni siquiera puede resolver "lo más fácil de todo" (el mismo Felino Macri dijo en campaña electoral que lo más fácil de todo era bajar la inflación), más violenta se pone la cana, a medida que las bases, los sindicatos combativos, las regionales y las organizaciones sociales empiezan a desbordar, y hasta una parte de los propios votantes del oficialismo sale a cacerolear porque se siente engañada.

Cuando el equipo de profesionales de Big Data no sabe comunicar las bondades del saqueo, como por ejemplo pasó con el tema jubilados, ellos optan por una comunicación digamos más física: balas de goma y gas pimienta no solo contra quien tira piedras sino también contra transeúntes aterrados, indigentes, fotógrafos y señoras que salen a la puerta a ver qué pasa.

La derecha tiene que incluir la muerte como variable para regular el conflicto. El plan es simple: transferencia brutal de riqueza hacia los ricos y salir a matar.

Muchos ya están olfateando el incipiente naufragio. Otros, cegados por el elixir del odio que cada facho retroalimenta, aguantarán y negaran en cuanto puedan, aún a costa de ellos mismos, y seguirán creyendo en el gran gurú distorsionador. Y gracias a ello el Titanic va justo hcia el iceberg.
La guardia pretoriana tienen la impiadosa tarea de impedir que los desesperados no interrumpan con sus reclamos la fiesta de la pornográfica repartija y entrega, mientras el agua va comenzando a inundar los pisos inferiores del barco, y el capitán del Titanic, perverso e indiferente, ordena a la orquesta que siga tocando... es decir, que sigan mintiendo, que sigan negando que el barco zozobra en alta mar, mientras con un ojo mira el único bote salvavidas que él cree, en su desmesura, llegará a ocupar cuando ya todo esté perdido.

El iceberg será un cuchillo hundiéndose en el corazón de este Titanic que hoy está de fiesta, una fiesta de unos pocos que la terminaremos pagando todos.


4 comentarios:

  1. excelente posteo!. me gustaría contactarme con el admin del blog. espero me pueda pasar su mail. saludos!. natu.

    ResponderEliminar
  2. Lo que está pasando en su terruño también nos acontece en otros lares...
    En los cuales hay gente que es indiferente:

    https://www.youtube.com/watch?v=DfjtCdeUJic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buen video anónimo, lástima que no dejaste tu nombre para que te pueda agradecer, pero lo incluí en el mensaje del Mago Alberto al blog porfque me pareció que era muy adecuado. Saludos!

      Eliminar
  3. Nos estan haciendo mierda!!!

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares