Búsqueda cabezona

jueves, 31 de agosto de 2017

Hawk - Jo'burg Hawk (1973)

Rock progresivo anti-apartheid oriundo de Sudáfrica; una banda multiracial con mucha paleta de sonidos: rock prog, jazz rock y afro-rock con algunos toques que parecen latinos, dando una mezcla entre Led Zeppelin, Osibisa y Santana. Aquí tenemos el segundo disco de esta extraña banda que no dejaba de meterse en temas políticos y sociales: creado por chicos sudafricanos blancos tocando gran parte de su música aprendida de África negra: "Hawk era diferente, eran multirraciales y habían sido acosados ​​por la policía en Sudáfrica por atreverse a mezclar blancos y negros en una misma banda", Hawk viene con su propia personalidad. Si suena africano, y en su sonido no lo pueden negar, pero al mismo tiempo cultivaron un sonido único. Les recomiendo que no dejen de conocerlos.

Artista: Hawk
Álbum: Jo'burg Hawk
Año: 1973
Género: Crossover prog
Duración: 33:44
Nacionalidad: Sudáfrica


Seguimos con la saga africana del blog cabezón. Hawk o Jo’Burg Hawk fue un grupo formado en Johannesburgo que plasmó musicalmente la situación violenta que se vivía durante el estado del apartheid a principios de los 70. A pesar de ser un grupo desconocido fuera de Sudáfrica, algunos periodistas lo han comparado con Led Zeppelin y no es de extrañar que se estén empezando a redescubrir joyas como esta que hoy les presentamos y que seguramente sorprenderá a más de uno.
El apartheid​ fue el sistema de segregación racial en Sudáfrica y Namibia, entonces parte de Sudáfrica, en vigor hasta 1992. Fue llamado así porque significa "separación" en afrikáans, (lengua germánica derivada del neerlandés hablada principalmente en Sudáfrica y Namibia).
Básicamente, este sistema de segregación racial en Sudáfrica consistía en la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio o de recreo, para los diferentes grupos raciales, en el poder exclusivo de la raza blanca para ejercer el voto y en la prohibición de matrimonios o incluso relaciones sexuales entre blancos y negros.
Su propósito era conservar el poder para la minoría blanca, 21 % de la población, que en otras condiciones habría perdido su posición de privilegio. Antes de la victoria del partido Nacional en 1948, los negros podían votar pero con muchas restricciones.
En teoría, el sistema consistía básicamente en la división de los diferentes grupos raciales para promover el "desarrollo". Todo este movimiento estaba dirigido por la raza blanca, que instauró todo tipo de leyes que cubrían, en general, aspectos sociales. Se hacía una clasificación racial de acuerdo a la apariencia, a la aceptación social o a la ascendencia. Este nuevo sistema produjo revoluciones y resistencias por parte de los ciudadanos no blancos del país.
Wikipedia

Cuando se trata de música sudafricana su tipo de difícil de definir lo que es progresivo y lo que no es, pero... ¿a quién le importan tantos purismos y denominaciones si lo que vale es el arte?. Por supuesto, no ayuda que ese país pasara casi medio siglo de aislamiento virtual en el escenario internacional debido a sus políticas de apartheid, y honestamente mi único otro punto de referencia musical de ese período es Freedom's Children, un grupo cuya música era tan difícil de clasificar como éste que presentamos hoy, o Rabbit que fue la banda de donde salió Trevor Rabin, quien más tarde abandonara esas tierras para unirse a Yes. Tambièn estaban Assagai o Demon Fuzz, pero eso es otra cuestión para próximas investigaciones cabezonas en tierras africanas.




Era el año 1973 y en Sudáfrica el dominio del apartheid y la opresión está aumentando con el tiempo, en una soga cada vez más estrecha. Estos son los tiempos oscuros y peligrosos que de alguna manera tambièn recuerdan a la opresión en América Latina. Y de allí es que nace este disco, con poco presupuesto, mucho esfuerzo y muchas ganas.
Las canciones son breves, decentes pero poco ambiciosas, y muy llenas de armonías vocales y síncopes de percusión. No hay nada que haga realmente la música excepcional de alguna manera, aparte del hecho de que proporciona uno de los pocos ejemplos disponibles de música popular moderna de un país que nunca logró exportar mucho de eso durante este período. Pero cuidado que ello no la desmerece y no deja de ser algo muy bueno y digno de conocer. La percusión es excepcional, mucho tambor nativo y otras percusiones acústicas, muy buenas voces al estilo étnico. Esto ayuda a compensar la producción que es menos que estelar, la mezcla es bastante pobre pero como dice el dicho: es lo que hay y peor es nada.
En esta época Sudáfrica tenía la tendencia de dar la espalda a la música que salía de Europa y América y se volvió a sus raíces musicales africanas. Y aparece Hawnk como su exponente mayor.

La ley prohibía los matrimonios de diferentes razas, y tener amigos de color podía terminar en problemas con las autoridades. También fue una época de un enorme aumento en la música local original, una época en la que Sudáfrica produjo algunas de sus mejores bandas. Y liderando todo esto estaba Hawk, que dicen algunos que si hubiese sido escuchado en el exterior como en el caso de Osibisa, tambièn habrían ganado el éxito y reconocimiento.
Animado por el éxito de su primer álbum "African Day" de 1971, Hawk ya se había establecido como uno de los grupos de rock más importantes, llegó en el momento adecuado, ese primer disco cuenta la historia de un joven africano, de su pueblo y la gente que vivió en él, una triste historia de cómo una tribu fue desgarrada. Los Hawk, lejos de ser comentaristas sociales que veían la locura desde la seguridad de su casa o un escenario y luego volvían a su aislamiento de una Sudáfrica dividida, estaban atrapados en el centro de la política insana de su país. Una de las pocas bandas multirraciales en la escena en ese momento, Hawk estaba descubriendo que, si bien había mucho que escribir y cantar, cada vez era más difícil para esa banda, era cada vez más difícil realizar un recital y crecer creativamente con el lazo del apartheid que aprieta alrededor del cuello.
Aún así, hicieron giras por Europa tocando con Genesis o Van der Graaf Generator, entre otros, recorrieron Escandinavia a finales de 1973, donde hicieron que la audiencia los amara: rock africano acuñado por el frío, y por el calor del público. En la exitosa gira que los llevó a Noruega, Suecia y Dinamarca iban vestidos con pintura de guerra y atuendo Zulu completo, escudos y lanzas, y fueron un éxito.
Pero todo se vino abajo cuando su sello discográfico los cagó, y mal. Pero ese es un punto que no vale la pena ni mencionar, es mejor recordar la valentía, audacia y musicalidad de estos músicos que se la jugaron. 30 años después, la música de Hawk ha resistido la prueba del tiempo, ya ue aún es recordada en su país, una de las bandas de rock más originales e influyentes que han salido de Sudáfrica ...

Uno de los artículos más recientes sobre el grupo fue escrito el pasado año por Craig Roxburgh. En él, el periodista explica la gran similitud que pudo haber entre Led Zeppelin y Hawk. No obstante, Hawk se diferenciaba del primero por una hibridación de estilos particular y estar formada por miembros blancos y negros (banda interracial). Por un lado, entran dentro de la psicodelia del momento y, por otro construyen sus álbumes de modo conceptual y con un estilo marcadamente progresivo. Sin duda, esto demuestra que Hawk empieza a ser valorado como uno de los grupos más emblemáticos de los 70 ¿Por qué? Porque cuenta con un cuentacuentos llamado Dave Ornellas (central con el pecho descubierto), con un guitarrista al más puro estilo Hendrix llamado Julian Laxton (izda. de Ornellas) y con un bajista y corista con una voz oscura y desgarradora llamado Ramsay MacKay (dcha. de Ornellas), que en ocasiones recuerda a la primera etapa de Grand Funk Railroad. ¿Era su primera vez juntos? No, Laxton y MacKay ya se conocían de Freedom's Children (http://www.rock.co.za/files/fc_index.html).
El álbum del que vamos a hablar hoy fue editado por primera vez en 1972 en dos versiones diferentes: una sudafricana, llamada Africa She Too Can Cry y una europea, Jo’Burg Hawk. Como podéis imaginar, no es ninguna casualidad que se cambiara el nombre de la edición europea. Evidentemente no interesaba difundir un disco con un título tan directo con la situación sudafricana. Ya la carátula, algo fundamental en un disco de rock progresivo, causó sensación y dejó a más de uno identificado con la situación de la colonia inglesa. Todo esto surgió gracias al magnífico trabajo de Laxton, Ornellas y MacKay.
El disco Jo Burg Hawk ha sido relanzado por tercera vez en 2004 en formato Compact Disc. La compañía que está difundiendo esta música es Retrofresh. Actualmente cuentan con una página web en la que podéis consultar cualquier información sobre el grupo e informaros del sistema de adquisición. Gracias a este tipo de iniciativas podemos escuchar músicas olvidadas y que con el paso de los años han demostrado ser muy importantes para comprender determinados sucesos históricos.
¿Ha mejorado la grabación? El resultado no ha podido ser mejor. Si pincháis en los clips de muestra que hay en este enlace podréis comprobar que se escucha todo muy limpio y claro. Otra particularidad de esta reedición es que incluye cinco bonus tracks: "Orang Outang", "Kalahari Dry", "Mumbo Jumbo", "Hunters" y "In my mouthr".
De este disco debemos sin duda destacar dos canciones. La primera de ellas es una suite titulada "African Day", y que consta de varias partes que reflejan distintos momentos del día, pero con un claro mensaje político y anticolonial. Además tiene una duración de 20 minutos, algo impensable para la época. Aquí podéis escuchar la versión original.
Sin embargo, la canción estrella del disco sigue siendo "Africa" por el hecho de que refleja el estado de Apartheid vivido en aquella época y dura lo mismo que un single. Hawk vuelve a arremeter contra el abuso del hombre blanco en el continente atacándolo directamente. Es la única canción que no usa el símbolo del elefante para referirse al opresor. Para que os quedéis con ganas de concer más a Hawk aquí os dejo la poderosa letra de "Africa" y una versión del LP original.
Once upon a time there was a garden,
the garden grew.
She stood naked, she stood proud
untouched a timeless beauty.
untried her wanted ways
untaken her frutful wonders
Then the porters (poachers) came,
scavenger scum
then the porters (poachers) came,
rawisher our land
builder and violator of our virgin.
Africa She Too Can Cry
A precious pelts his evil eye would seek with poisoned baits or arrows
justice we will take
snaffle bits of thrones of nobility
eating the mighty brain
to maggots
Then the porters (poachers) came,
scavenger scum
Then the porters (poachers) came,
rawisher our land
builder and violator of our virgin
Africa She Too Can Cry
Arnau Roger Barba


Lista de Temas:
1. Uvoyu (Happiness)
2. Elegy For Eden
3. The Rolling Of The Bones
4. Dark Side Of The Moon
5. War Talk
6. Africa
7. African Sun
8. This Elephant Must Die
9. Beaters
10. Hunt
11. This Elephant Is Dead
12. Nglovu Ephili
13. Yebo Mama
14. Sunset

Alineación:
- Dave Ornellas / vocals
- Mark "Spook" Kahn / guitar
- Braam Malherbe /drums
- Les "Jet" Goode / bass
- Julian Laxton / guitar
- Ivor Back / drums
Musicians:
Alfred "Ali" Lerfelo / drums, vocals [African]
Billy "Knight" Mashigo / percussion, vocals
Audrey Motaung / vocals, percussion
Pete Kubheka / vocals, percussion







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).