Búsqueda

viernes, 15 de mayo de 2015

Egberto Gismonti Group - Infância (1991)

Artista: Egberto Gismonti Group
Álbum: Infância
Año: 1991
Género: Jazz / Fusión / MPB
Duración: 62:49
Nacionalidad: Brasil


Lista de Temas:
1. Ensaio de escola de samba (Dança dos Escravos)
2. 7 Anéis
3. Meninas
4. Infância
5. A fala da paixão
6. Recife & O amor que move o sol e outras estrelas
7. Dança No. 1
8. Dança No. 2

Alineación:
- Egberto Gismonti / Piano y guitarras
- Nando Carneiro / Sintetizadores y guitarra
- Zeca Assumpção / Bajo
- Jacques Morelembaum / Cello


Otra gran colaboración de nuestro amigo Calle Neptuno, que no tiene nada que ver con Calle 13, aclaro. Ahora, para seguir compilando la al parecer inagotable discografía de Gismonti, acá va uno que no tengo y por lo tanto no está publicado por el blog hasta ahora...
"Infância" es un álbum conceptual con el que el autor nos hace viajar musicalmente por una de las etapas mas bellas de la vida. Tan dispar como sus gustos e influencias musicales, el álbum tiene momentos muy básicos, marcadamente influenciados en la música popular de su país, pero por momentos cuenta con instrumentaciones muy complejas, que parecen salir de la música de cámara europea.

Algunos de los temas de este disco que sale a nombre de "Egberto Gismonti Group" ya habían sido incluidos en álbumes anteriores: como "7 Anéis" y "A fala da paixão", que aparecieron en Alma (1987). La alineación de este álbum cuenta con la leyenda del cello en Brasil, Jacques Morelembaum, viejo conocido de la MPB por su colaboración con la familia Jobim, Caetano Veloso y otros artistas y gran innovador, como el propio Gismonti, en los alcances de su instrumento. La grabación fue realizada en Noruega en 1990 bajo la producción de Manfred Eicher, el artífice de una nueva forma de entender el jazz y la música contemporánea, desdibujando las fronteras que separaban lo popular de lo académico en el mítico sello ECM. Otra joya del genio brasileño.
Calle Neptuno


Y ya que estamos, y para que vean la sintonía, estoy preparando un especial de Gismonti en el posteo de los videos del viernes, espero poder terminar para que al genio extraterrestre brasilero lo vean en acción.

El disco es una exquesita e inclasificable combinación entre música contemporánea, música docta, folcklore y jazz, esta vez con bastante acercamientos momentáneos a lo que conocemos como música progresiva. En alguno momentos muy similar a algunas obras de Lito Vitale... sea como sea es una maravilla imperdible. Y sigan atentos que las publicaciones del viernes no han terminado aún. Siempre fiel a su estilo que intercambia frases entre influencias diversas: de la música docta, la música popular y la folclórica brasileña y de sus pueblos originarios, especialmente del Amazonas.
Aunque además de sus estudios de música académica, Gismonti siempre se interesó por otras maneras de concebir la música. Se formó escuchando música tan dispar como la de Django Reinhardt y Jimi Hendrix. Para él, los logros de Hendrix en la guitarra eran prueba de que el idioma de la música popular y la erudita no necesitan estar en polos opuestos. Y eso es algo con lo que coincido 100%.
Vamos con algún otro comentario y al disco...

Voy repasando en este blog algunos discos que me encuentro por el camino, y otros con los que me topé en los albores de mi despertar melómano. Este pertenece al grupo de aquellos primeros discos, hace casi 20 años de eso. Tuve un gran maestro para escuchar música, Alberto Lizarralde, que también era mi profesor de guitarra en Jazzle, una academia de música moderna en San Sebastián. Reconozco que con la guitarra se lo hice pasar mal, no estaba yo muy convencido de llegar a tocar como Bill Frisell o Pat Metherny, mas bien era bastante frustrante, claro que en quien había uno de fijarse, en fin. Sin embargo creo que la experiencia de aquellos cafés tras las clases, esos 10 o 20 minutos de charla en la antesala de las aulas, con los catálogos discográficos y revistas especializadas de jazz, y aquellas “perricas” sisadas a mi madre para discos cada mes, supusieron hasta que tuve mis primeros trabajos como profesor el comienzo de mi colección musical. Bien merecía aquel café y lo aprendido fuera del aula, lo que costaban aquellas dichosas clases, al menos para mi (a mi madre no sé, aún se estará arrepintiendo). Y es que estudiar Jazz en el San Sebastián de aquellos tiempos era algo realmente singular, por decirlo de alguna manera, y aun, pues seguro que tiempo atrás resultó más singular si cabe.
El caso es que Alberto, uno de los melómanos más impresionantes que yo haya conocido, bien por lo exquisito, sibarita e informado, me instó a sumergirme en el mundo ECM (y en otros universos), y este es uno de los discos que me compré bajo su influencia. Escuchándolo estos días, con la oreja y el sentido que te dan 20 años de cosicas vividas, de discos escuchados, sigo teniendo la misma sensación que tuve la primera vez que lo escuché.
Comentábamos por entonces sobre la doble personalidad de Egberto Gismonti, Jekyll al piano y Mr. Hyde en la guitarra. En toda su música emerge una fuerza que emana directamente de sus raíces, del folclore de ese Brasil inmenso. Sin embargo, cuando está al piano, su conocimiento y la influencia de compositores europeos, desde Satie hasta Debussy o Ravel, y es que este singular músico tuvo la posibilidad de formarse en París con algunos profesores vanguardistas, herederos de Schoenberg y Webern, y a menudo su música alcanza cotas melódicas y armónicas de una luz y una belleza espectaculares, mientras que a la guitarra se oscurece y desarrolla una música de mayor intensidad rítmica, y armónicamente mas abstracta y arriesgada. Lo cual no quita para que sea una fiera al piano, desarrollando a veces juegos rítmicos casi imposibles. Es capaz de generar una atmósfera delicada, frágil, donde parece que todo está a punto de romperse, y pasar a convertirse después en un ser salvaje que cabalga a lomos de un pura sangre sin domar, y entonces su música se impulsa violentamente. Puede ser reflexivo, amable, obsesivo… y todo cambio de estado entre piezas o dentro de una misma pieza se da con naturalidad, en una suerte de anillo de Moebius sonoro y emocional.
Al contrario que otros discos amados, que parecen mutar cada vez que los escuchas, la fuerza de las composiciones y la energía interpretativa hacen que este disco sea ese disco siempre, que la música sea esa música, y que cada momento sea ese momento. Creo que estamos ante una obra completa, una maravilla de trabajo, un disco precioso.
Que lo disfruten con mis mejores deseos.
Santi Noriega

Como dice un comentario que leí, un disco que te envuelve, te absorve y no permite que te escapes, te va moviendo como el mar, a ratos se calma otras como esa ola que esperamos de niños en la playa te envuelve y te arrastra, siempre te moviliza algo. Cada canción es una historia y dentro de cada historia otras mil, y todas separadas y todas juntas. Llegará el dia en el que a las sensaciones se les ponga nombres técnicos (en realidad, y como decía el alemán pelotudo que se la da de filósofo y nunca me acuerdo el nombre) pero mientras tanto me conformaré con dejarme llevar, con admitir mi ignorancia y disfrutar de ella aprendiendo cada día.



6 comentarios:

  1. Hola Moe.. creo que hay un error. No puedo abrir el archivo cue

    ResponderEliminar
  2. No lo tengo al archivo a mano, me puedo fijar en la semana. Calle Neptuno... ¿es erróneo el CUE?

    ResponderEliminar
  3. Lo descargué de nuevo y funcionó OK para mí.
    Es probable que sea un asunto de codificación de caracteres. Prueba a renombrar ambos archivos (cue y flac) quitando el caracter acentuado. Ambos nombres de archivo deben ser exactos (excepto la extensión). Si el problema sigue volvemos a subirlos en archivos separados y sin cue para evitar problemas. El tema es que lo hago en un sistema Linux, por eso puede ser asunto de compatibilidad.

    ResponderEliminar
  4. Ah! me olvidé otra cosa: al cambiar los nombres de archivo también se debe corregir el contenido del cue:
    abre el archivo cue con block de notas y en la linea:
    FILE "Egberto Gismonti Group - Infância.flac" FLAC
    sustituye el nombre de archivo (todo lo que está entre comillas) con el nombre nuevo del flac. Guárdalo y adelante.

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Podrías re subir este disco?
    Gracias de antemano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. El disco està disponible. Si querés algo que no está publicado me parece que tenés que suscribirte a la lista de correo que allì está todo.
      Como guía, aquí te dice cómo te podés suscribir:

      https://cabezademoog.blogspot.com.ar/p/por-si-algun-dia-no-estamos-aca.html

      Y lee atentamente los mails de bienvenida porque ahí te dice dónde tenès que ir. Saludos
      PD: Si podès usá un mail de gmail porque podès tener problemas con los demàs

      Eliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).