Ir al contenido principal

Ian Anderson cuenta Aqualung

Un indicador temprano de hacia dónde se dirigiría el rock progresivo. Una serie de retratos de homeless que habitaban las calles de Londres hechos por su esposa fueron el punto de partida para el álbum más exitoso de Jethro Tull. Su líder habla aquí de cómo empezó todo, de las dificultades durante la grabación, el apoyo de Jimmy Page y de la rara relación del grupo con el punk.


Cuando Jethro Tull comenzaba a grabar su histórico cuarto álbum, Aqualung, fue el momento que necesitaba el grupo para recuperar el aliento. El éxito del disco anterior, Benefit, los había mantenido en gira por toda Europa y Estados Unidos y puesto al borde del colapso. El bajista Glenn Cornick estaba yéndose del grupo (para ser reemplazado por el relativamente poco probado Jeffrey Hammond) cuando comenzaron en junio de 1970 los ensayos para el nuevo álbum, y el baterista Clive Bunker, sintiendo cada vez más la tensión de la agotadora agenda de giras de la banda, también abandonó el barco.

“Estábamos un poco agotados”, le dice a Dig! Ian Anderson, cantante, guitarrista, flautista y arquitecto principal de Jethro Tull! “Yo, por mi parte, como compositor y productor y lo que sea, me sentía un poco cansado”. Aunque Benefit había ayudado a Jethro Tull a ganar una formidable reputación como banda en vivo en la floreciente escena del rock progresivo, Anderson quería intentar nueva dirección para su crecimiento y vio a Aqualung como “una oportunidad para escribir algo así como un documento social”.

“Era el que iba a marcar el comienzo del declive”, dice, “o sería otro escalón en la escalera”. Quería dejar una marca más como cantautor”, revela Anderson sobre su enfoque de lo que se convertiría en el álbum más valorado de Jethro Tull. Anderson estaba más interesado en escribir “cosas que, líricamente hablando, fueran un poco más relevantes y contundentes, y no basadas en los temas más universales del amor, la lujuria, el sexo, las drogas y lo que sea”.

Habiendo estado siempre atraído por la idea de la fotografía como una forma de comentario social, era apropiado que las fotos tomadas por la esposa de Anderson de personas indigentes a lo largo del río Támesis inspiraran la canción principal de Aqualung: el retrato del personaje de un hombre sin hogar cuyo aliento vibra con “sonidos de buceador de aguas profundas” mientras vive sus últimos días. “Siempre es interesante ver algo que el artista tiene el privilegio de ver”, dice Anderson, “ya sea en un burdel, en un club de striptease o en una tarde soleada haciendo un picnic en el césped, hay algo que te atrae hacia lo aparente todos los días, un lugar común, pero a través de los ojos de un pintor o fotógrafo o, de hecho, un compositor … Es un poco como un escenario teatral: tienes un contexto delimitado por un arco de proscenio, para que las personas y los personajes te den vida”.

Más de 50 años desde el lanzamiento de Aqualung, la falta de vivienda ha aumentado a escala global. Pese a ello, hay un compromiso de Anderson con el tema con canciones como “Locomotive Breath” e “Hymn 43”, que, respectivamente, lo vieron abordar la superpoblación y lo que él vio como hipocresías en la religión que difería todo a un largo plazo.

“Juzgamos las cosas en el contexto de nuestras propias vidas”, dice Anderson. “Creo que la sensación de voyerismo y culpa que el cantante de la canción parece exhibir es algo que la gente puede compartir. Es la vergüenza, la incomodidad, la mezcla de emociones que tienes cuando te enfrentas a las personas sin hogar; tal vez sientes cierta ira o amenaza, pero también sientes este tirón en el corazón en términos de alguien que es mucho menos afortunado que tú”.

La fortuna no pareció sonreír a la banda cuando, en diciembre de 1970, se instalaron en los estudios recién abiertos de Island Records en Basing Street, en el área de Notting Hill de Londres, para grabar el álbum. Las instalaciones estaban “sin probar y muy difíciles, acústica y técnicamente”, recuerda Anderson, lejos de ser ideales para una banda que buscaba concretar su trabajo más ambicioso hasta la fecha.

“Estábamos atrapados en esta habitación cavernosa y horrible en el piso de arriba”, dice Anderson. “Era un poco espeluznante y no era un lugar muy cómodo para trabajar, por lo que no fue un álbum agradable de hacer, en términos de sesiones de grabación”. Mientras tanto, los antiguos socios de gira, Led Zeppelin “estaban en este pequeño y acogedor estudio en la cripta de abajo”, grabando lo que se convertiría en su propio cuarto álbum.

Pero, aunque las sesiones estuvieron “plagadas de dificultades” y Jethro Tull terminaba cada día “simplemente contentos de haber conseguido algo”, el grupo recibió aliento cuando Jimmy Page entró al estudio, animando al guitarrista Martin Barre mientras grababa su solo para la canción que titula al disco. “Jimmy entró en nuestra sala de control y estaba de pie en la parte de atrás, y en cierto modo animaba s Martin”, dice Anderson. “Fue algo de apoyo, pero fue un poco intimidante porque … todos veíamos a Led Zeppelin como la raza superior en términos de habilidad musical y escénica… Estábamos, en cierto sentido, tratando de alguna manera emular o acercarnos a ese tipo de estándar “.

Al igual que con las otras canciones con riffs pesados del álbum, “Cross-Eyed Mary”, “My God”, “Locomotive Breath”, la canción principal de Aqualung y el trabajo de guitarra de Barre cimentaron el lugar de Jethro Tull como un grupo capaz de ofrecer la pesadez requerida por las bandas de rock a principios de los 70, mientras la era psicodélica tardía se solidificaba en hard rock. “Tiene uno de los riffs de guitarra icónicos”, dice Anderson sobre la canción, aunque cuando la tocó por primera vez para Barre con una guitarra acústica en un hotel durante el tiempo de inactividad entre los shows, el guitarrista no estaba convencido de que funcionaría. “Dije: ‘Ahora piénsalo a través de un amplificador Marshall subido a 12, eso es lo que va a ser…’ Y la primera vez que lo tocó a través de un gran amplificador, todo encajó para él y para los chicos de la banda”.

Cuando se lanzó Aqualung, el 19 de marzo de 1971, estaba listo para fusionarse con el resto del mundo. “Fue un comienzo lento”, dice Anderson, “pero resonó con niveles crecientes de reverberación… Su impacto, particularmente en los EE. UU., fue el gran factor que realmente lo convirtió en el álbum de Jethro Tull de mayor éxito a largo plazo.”

Si bien, en los papeles, un grupo progresista británico que cantara sobre la falta de vivienda y criticara la religión organizada habría “significado pesimismo para la mayoría de los artistas” que buscaban conectarse con una audiencia estadounidense, seguir su propio camino fue eso lo que puso a Jethro Tull por delante de sus contemporáneos. En contra de las predicciones de su sello discográfico: “Oh, no, no puedes hacer eso, eso no es lo que quieren”, recuerda Anderson que le dijeron, Aqualung encontró una base de fans que no solo lo llevó al número 4 en el Reino Unido, sino que ayudó al grupo a entrar en el Top 10 de Estados Unidos por primera vez, donde el álbum se ubicó en el número 7. “Lo querían”, afirma Anderson. “Solo les tomó unos meses darse cuenta”.

Anderson recuerda cómo “el aventurero Led Zeppelin” irrumpió en Estados Unidos, abriendo el camino a bandas como Jethro Tull. “A ellos no les importaba si te gustaban o no”, dice. “Simplemente salieron y se abrieron camino a través de Estados Unidos de la forma en que Cream lo hizo uno o dos años antes”. Sin complacencia, “Jethro Tull y una gran cantidad de otras bandas británicas lograron el éxito porque no nos esforzamos mucho por alcanzarlo. Simplemente estábamos haciendo lo que queríamos hacer de la forma en que lo hacíamos, y realmente no nos importaba si la gente lo veía como adecuado (en términos de género, estilo, imagen) a la norma… Lo hicimos a nuestra manera y esa autenticidad se notaba “.

Si bien canciones como “Aqualung” y “Locomotive Breath” ganaron difusión en los EE. UU., el álbum también encontró algunos fanáticos poco probables en casa. Cinco años después del lanzamiento de Aqualung, el punk libró su la guerra contra todo lo que representaba el rock progresivo. Pero en 2015, el líder de Sex Pistols, John Lydon, dijo a un público londinense sorprendido: “¡Me gusta Jethro Tull! ¿sabes?”

“Siempre me decepcionó que pareciera haber esa hostilidad generada por Malcolm McLaren que de alguna manera estaba destinada a mejorar su nicho en términos de ser el manager y promotor de algo que era una alternativa”, dice Anderson. “Que tuviera que destrozar a Genesis y Jethro Tull y al resto de nosotros fue comprensible, es perdonable”, continúa, pero el punk “atrajo mucho” al propio Anderson, quien vio en él “grandes canciones, grandes ideas y fue muy contundente”.

No muy diferente de Aqualung mismo, entonces, cuya carga social posiblemente puede haber influido en los punks nacientes a medida que crecían a principios de los 70. “Si miras las primeras actuaciones de Johnny Rotten, una especie de criatura encorvada, un poco temerosa y enojada, y luego miras la portada de Aqualung, tal vez no sea del todo una coincidencia”, dice Anderson.

Años antes de que el punk intentara declarar si se podía escuchar a Jethro Tull o no, Anderson buscó proteger al grupo de otras fuerzas externas: los críticos que definían Aqualung como un álbum conceptual. Una colección de viñetas vinculadas temáticamente, tal vez, pero Anderson se mantiene firme: “Siempre he dicho que tres o cuatro canciones no hacen un álbum conceptual. Hubo quizás tres o cuatro canciones que posiblemente podrías haber agrupado como el núcleo de algo que podría haberse construido y hubiera entregado algo así como un álbum conceptual, pero… nunca tuvo la intención de ser un álbum conceptual”.


En cambio, el grupo organizó sus 11 canciones de una manera que les dio cohesión, con la primera mitad de Aqualung ofreciendo los bocetos de los personajes de Anderson, la segunda presentando sus críticas a la religión organizada. “Estaba dividido en dos caras de un disco de vinilo que tenía algo sobre lo que se podía construir para darle un poco de brillo intelectual”, dice Anderson. Sin embargo, la testarudez de los críticos llevó a Anderson a crear lo que él llama “la madre de todos los álbumes conceptuales” con la continuación de Aqualung: Think As A Brick, una pieza musical continua de una sola canción de 44 minutos. “Todo el mundo decía: ‘No puedes hacer eso, nunca se reproducirá en la radio’”, dice Anderson, y agrega: “Y por supuesto que sí. Las estaciones de radio estadounidenses lo reprodujeron en su totalidad, de arriba a abajo, a pesar de que hicimos una versión segmentada para radio que dividió las cosas en secciones de tres o cuatro minutos. Pero la mayor parte del tiempo simplemente lo ponían y tenían un descanso prolongado para orinar”.

Para Jethro Tull, “Aqualung fue el tester”. Abrió nuevos caminos creativos que llevaron no solo a álbumes conceptuales satíricos como Thick As A Brick, sino a obras cada vez más ambiciosas como A Passion Play de 1973, que siguió el viaje de un personaje de ficción a través del más allá y llevó a Jethro Tull en actuaciones multimedia en vivo con secuencias de video que ayudaron a llevar la historia del álbum al escenario.

“Mucha más gente se ha dado cuenta de Aqualung”, dice Anderson sobre el continuo crecimiento del álbum. “En particular, la canción principal y una o dos canciones más siguen siendo elementos básicos en las radios de rock… junto con los otros alumnos de los 70”. No solo un álbum histórico para Jethro Tull, sino un indicador temprano de hacia dónde se dirigiría el rock progresivo a lo largo de los años 70. Anderson está más que seguro cuando dice: “Sigue teniendo su lugar”.

Socompa Noticias


Comentarios

Publicar un comentario

Lo más visto de la semana pasada

Piazzolla, el Rock y la Dictadura (I)

Piazzolla: ese tipo genial, creador de una forma musical única, asociado a uno de los momentos más negros de la historia argentina. Había hecho la más maravillosa música, conoció a Gardel, Borges, Troilo, con todos ellos compartió experiencias artísticas y no simples cruces casuales. Pero Piazzolla y la dictadura es una clave y un clavo doloroso de la Argentina. El campo de batalla se dividirá entre quienes lo defenderían negando su colaboracionismo y su machismo y otros que sobre esa misma base propondrían cancelarlo. Yo creo que ese contraste violento entre lo sublime y lo rastrero es lo más interesante para pensar el arte, pues como bien dice el autor de la nota, la obra resiste las agachadas del creador, y esto vale para Astor Piazzolla, Richard Wagner o para cualquier otro. En el centenario del nacimiento de Astor Piazzolla todavía hay mucho que no se escuchó... y algunas cosas no se quieren oír. Hoy 21:30 las hablamos en en "Ruido de Miércoles". Con Andrés Mastrange

Jethro Tull - Too Old To Rock ‘N’ Roll, Too Young To Die (1976 - 2016)

#Músicaparaelencierro. A más de 40 años del controversial "Too Old To Rock ‘N’ Roll, Too Young To Die" de Jethro Tull, Steven Wilson lanzó una revisión de la vida de Ray Lomas, a manera de cumpleaños. Ese Ray Lomas que era un personaje de Anderson para protagonizar este disco, un roquero de los 50, envejecido y retirado que despierta de un trance existencial años más tarde para descubrir que su moda había regresado tras haber sucumbido al surgimiento de otras nuevas. Bueno es recordar que este álbum fue concebido durante el desarrollo inicial del punk, Anderson declaró que su intención principal fue transmitir que si un músico persiste en su estilo podrá tener éxito porque después de todo las modas van y vienen. El tiempo le ha dado la razón en parte, pero eso es tema de otra discusión, la cuestión es que una vez el Mago Alberto nos trajo esa versión de Wilson de un disco un tanto vapuleado por la crítica pero que significa una delicia para cualquier oído cabezón. Y ahora Lig

Camel - The Paris Collection (2001)

#Músicaparaelencierro. Y siguiendo con la discografía del Camello que tan amablemente nos presenta Horacio Manrique en la lista de correo cabezona, llegamos al 2000 con nuevo cambio de formación pero siempre con la cabeza de ese genio llamado Andy Latimer, y sin perder el sello caracteristico que ha distinguido a este grupo desde su creacion: su elegancia y la distinción y emotividad de sus temas. "The Paris Collection" fue grabado durante la gira "Rajaz Tour" y contiene temas soberbios, tanto como la química entre los miembros nuevos y los viejos, que hacen de este registro una notable y muy disfrutable afirmación de que lo nuevo y lo viejo puede convivir en perfecta armonía y potenciar el resultado final. Delicadeza, destreza, potencia, virtuosismo, musicalidad y mucho del buen gusto de Camel impreso en un disco en vivo que seguramente les va a encantar. Artista: Camel Álbum: The Paris Collection Año: 2001 Género: Escena Canterbury / Rock progresivo D

Emerson, Lake & Palmer - Works I & II (1977)

#Músicaparaelencierro. LighbulbSun nos vuelve a presentar este disco (mejor dicho, estos dos discos, porque en realidad son dos volúmenes), y lo reseña el Mago Alberto. A pesar de la portada elegante, aunque austera y simple (como su título), los ELP crearon uno de sus trabajos mas ambiciosos, complejos y exigentes de su carrera y lo traemos a la palestra para regocijo de unos y tedio para otros. Exuberante para algos, aburrido para otros, un disco que es la apoteosis del exceso, para bien o para mal, el "Trio de Hierro" muestra sus increíbles dotes de instrumentistas, y toda la imaginación con la que desplegaron toda su carrera. Artista: Emerson, Lake & Palmer Álbum: Works I & II Año: 1977 Género: Rock sinfónico Nacionalidad: Inglaterra Cuenta la leyenda que la historia de Emerson, Lake & Palmer comienza cuando el tecladista Keith Emerson planta la semilla del proyecto a fines de 1969 cuando su anterior banda The Nice toca en el Fillmore West de C

Piazzolla, el Rock y la Dictadura (III): Tiburones y Lagartos, Sublime y Abyecto

El primer músico que aparece en el video que se puede ver al final de este párrafo es Tomás Gubistch, jovencísimo, recién salido de Invisibe. Toca solo el pasaje inicial de esta versión de "Libertango", un ejemplo notable de la música que Piazzolla estaba haciendo en Europa durante la segunda mitad de los 70. El resultado es tan deslumbrante que es imposible adivinar que esa banda vivía por esos días en un ambiente tóxico. Piazzolla maltrataba a sus músicos, los acusaba de no estudiar, les pagaba menos que lo que correspondía por trabajar en la grabación de un disco en vivo, los acusaba de comunistas. Lo peor no es eso: la gira europea estaba financiada por la dictadura para contrarrestar las denuncias sobre violaciones de derechos humanos en Argentina, "la campaña antiargentina en el exterior". Gubistch, el pibe que empieza a tocar en el video, fue a la gira sin saber que los bancaba la dictadura. Cuando antes de un show, Piazzolla les ordenó a los músicos que e

Camel - Especial RTVE (Bootleg - 1977)

#Videosparaelencierro. En otra semana de Camellos, recordamos que Camel en sus comienzos se ganó una inmensa cantidad de seguidores gracias, sobre todo al trío de álbumes que siguieron al debut: "Mirage" (1974), "The Snow Goose" (1975) y "Moonmadness" (1976). Horacio Manrique nos deja un archivo histórico para cerrar una semana a puro Camel (especial del Camello que no termina aquí y continuará la semana próxima), un concierto de 1977 en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid dentro del "Moonmadness Tour", transmitido especialmente por la RTVE en conmemoriación del aniversario de sus 50 añosy del que no hay registro ni video alguno colgado por ningún lado. Richard Sinclair, Andy Ward, Peter Bardens, Andy Latimer, Mel Collins en un DVD especial para un viernes especial. Y ojo que esto no lo encontrarán en ningún lado. Artista: Camel Álbum: Especial RTVE Año: 1977 Género: Escena Canterbury / Rock progresivo Nacionalidad: Ingl

Camel - Harbour of Tears (1996)

#Músicaparaelencierro. Ayer hablábamos de la casi disolución de Camel y el flojo disco que lo atestigua: "The Single Factor", pero también dijimos que aún le restaban muchos puntos altos en su carrera, y uno de ellos es "Harbour of Tears", excelente y sólido disco conceptual que está basado en la historia de cientos de miles de trabajadores emigrantes que partieron del puerto de Cóbh Harbour (Irlanda) rumbo a una nueva vida en América. "Harbour of Tears" es el álbum conceptual más ambicioso de Camel desde "Nude", y el más logrado. Reducidos a trío pero acompañados por un montón de buenos músicos, con tendencias celtas, suave, sinfonico, pastoral, folk, buenas líricas y ancumbradas composiciones, aquí los registraron lo que para algunos es uno de sus mejores discos prácticamente al nivel de sus clásicos indispensables, porque "A Harbour Of Tears" no es una obra que pueda ser calificada tibiamente, o te gusta o no sin términos medios,

Los Corazas - Raza de bronce (1958)

#Músicaparaelencierro.  'Raza de bronce' es el segundo disco de la agrupación ecuatoriana Los Corazas. Su grabación resultó tras la invitación del productor Luis Aníbal Granja, dueño del sello 'Discos Granja', a estos músicos tradicionales. Para entonces, muy pocos grupos dedicados a la música folclórica e indígena habían podido prensar sus trabajos, exceptuando al ya laureado  Dúo Benítez-Valencia , de tal forma que el conjunto marcó un precedente indeleble para la música ecuatoriana . Artista:  Los Corazas Álbum:  Raza de Bronce Año:  1958 Género:  música andina, música folclórica Duración:  33:12 Referencia:   zigzagandino.blogspot.com ,  https:// runakay.wordpress.com Nacionalidad:  Ecuador De principio a fin, la producción consta de sentidas obras instrumentales, interpretadas con instrumentos tradicionales como las tundas y el rondador, e instrumentos que a través del mestizaje supieron adherirse a las orquestaciones otavaleñas, como el arpa, la guitarr

Jethro Tull - Benefit (1970)

#Músicaparaelencierro. Horacio Manrique otra vez con Jethro Tull, siu tercer disco de estudio, pero en la versión de Steven Wilson, con el que ya era un disco de por muy interesante, con estructuras complejas y arreglos múltiples para adelante y para atrás (eso es literal, hablo de flautas y pianos invertidos) y tantas otras delicias que hacen de este disco un adelanto de todo lo bueno que vendría después. Así seguimos con los reyes del folk rock y como decía anteriormente, esto no termina aquí, ni mucho menos! Prepárense para varios días de mucho Jethro Tull y muchas otras cosas y sorpresas varias, solo mantengan los oídos y la mente abierta, y agradezcan a todos los que pasan por el blog cabezón para presentarles cosas hermosas.   Artista: Jethro Tull Álbum: Benefit Steven Wilson remaster Año: 1970 - 2016 Género: Folk progresivo Duración: 43:28 Nacionalidad: Inglaterra Otra vez llega Horacio Manrique para presentar la nueva versión de un disco que hace años nos había pres

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.