Búsqueda cabezona

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Elephant9 - Atlantis (2012)

La semana pasada estuvimos presentando varios discos noruegos donde participaban músicos de Elephant9. Hoy el Mago Alberto nos trae una descomunal obra de los Elephant9, su tercer álbum para ser precisos (si no contamos con un álbum en vinilo) de este grupo noruego, pero esta vez con la adición de un famoso guitarrista sueco llamado Reine Fiske (Landberk, Paatos y Dungen, con un un estilo que va entre John McLaughlin y Robert Fripp), esta la notable contribución de uno de los más emocionantes guitarristas escandinavos da como resultado un álbum enorme, simplemente irresistible. La historia de Atlantis contada con rugientes sonidos que evidencian el tsunami o tranquilos pasajes que son la antesala al caos, como la calma que antecede a la tormenta. Un disco que es un torbellino, pisoteando todo y a todos en su camino.

Artista: Elephant9
Álbum: Atlantis
Año: 2012
Género: Jazz rock psicodélico
Nacionalidad: Noruega


Musicalmente harán ciertas referencias a Weather Report y Miles Davis, pero son sólo superficiales, esta banda no está copiando o tocando covers, lo que ellos crean es muy original y lleno de energía, crean su propio jazz progresivo, con improvisaciones, potencia y muchos sonidos psicodélicos. Esta vez junto a la leyenda sueca viviente de la guitarra, creando un disco no apto para los débiles de corazón. Otra vez, un tremendo trabajo en la batería va llevando a todo el equipo de Elephant9 surfeando sobre las olas del caos y la locura frenética, para terminar conformando un trabajo que de a momentos resulta denso, intenso, esquizofrénico y hasta espeluznante (o mejor dicho, espeluznantemente bueno!). Pero qué mejor que traerles el comentario de nuestro querido Mago Alberto, a quien seguro más de un cabezón le prende velas todas las noches.

Este tipo de material quizás no sea de la consideración de muchos cabezones pero no quita que sea una verdadera joya musical, el trío noruego Elephant9 acompañado por el excelente guitarrista sueco Reine Fiske complementan un disco de 100 minutos de música con mayúsculas, cuatro desaforados que llevan el nivel creativo a niveles de asombro, todo mixturado con los característicos sonidos de Rhodes y Hammond, más una base de bajo y batería siempre enojada, y un Fiske que deja que su guitarra aulle y balbucee en todo momento. Combo casi esotérico, que te dejan con ganas de algo más y de volver una y otra vez a sentir esa furia desatada, compleja, caótica.
Una producción estupenda de los Elephant9 casi diría que de lo mejor de su corta discografía, quienes son asiduos cabezones sabrán degustar este material, aquellos que se animan por curiosidad a escuchar sin complejos nuevas bandas, no saldrán defraudados.
Música para paladares finos y oidos muuuuuuyyyyyyy grandotes. Otra belleza que aterriza en el blog.
Mago Alberto

Les dejo un disco tan intenso como un tren fuera de control, pero no por ello falto de climas, de texturas y melodías. Aquí están los Elephant9 con su trabajo más denso, complejo y variado hasta la fecha, un disco instrumental infinitamente delirante, agresivo y profundamente inmersivo. Si nunca escuchaste a esta banda... quizás debas juntar todo tu valor y comenzar por este mazazo en pleno marote que es el "Atlantis", aunque sea un trabajo que exija repeticiones sin fin para apreciarlo verdaderamente ya que toma su tiempo revelar tantas capas sutiles entre todo esa apabullante pared sonora, y aunque inicialmente sea bastante intimidante por su abasallante energía, si le tomas la mano, este disco te va a acompañar por años en tu reproductor.




Yo no tengo mucho más para decir,
este álbum confirma que Elephant9 sigue siendo las apuestas más imaginativas del jazz rock de hoy en día, el más creativo trío de órgano, bajo y batería son músicos descomunales. Debería ser amado por cualquier fanático de la fusión jazz rock pero desde el borde más rockero, y éste es un excelente punto de acceso al género para los fanáticos del progresivo más pesado y denso. Muy recomendable.
¿Qué más puedo decir?
Yo nada, el Mago Alberto ya hizo lo suyo, solo me queda traer algún comentario de terceros:
Elephant9 es una banda de jazzrock noruega, por encuadrarla en algún estilo, que mezcla sonidos del pasado como el del órgano y el piano Rhodes, con otros más actuales y el del bajo y batería, todo ello partiendo del jazz rock de principios de los setenta (Miles Davis, etc), buscando nuevas experiencias o intentando hacer algo distinto. En este nuevo disco, Atlantis, se les ha unido Reine Fiske, otro músico inquieto, en este caso sueco, que ha dejado su sello en Dungen o The Amazing, un guitarrista amante de la psicodelia, en especial de Baby Grandmothers y grupos similares. Elephant9 ahora son el teclista Ståle Storløkken (Supersilent, Humcrush, Motorpsycho), el bajista Nikolai Eilertsen (The National Bank) y el batería Torstein Lofthus (Shining). Reine Fiske hace su entrada en el tema que da título al disco, la larga introducción que parece sacada de un disco de Terje Rypdal, del que es gran seguidor y del que Ståle Storløkken ha sido teclista durante más de diez años.Atlantis está compuesto sólo de temas originales, cuatro de Storløkken y tres de Eilertsen, grabados en el legendario estudio de Estocolmo Atlantis bajo la supervisión de Janne Hansson y del ingeniero de la banda, Christian Engfelt. El disco ha sido publicado en Runegramoffon, sello noruego de apuestas arriesgadas y de calidad, tanto en cd como en una edición doble en vinilo. Este es su cuarto trabajo desde que en 2008 publicaran Dodovoodoo y después del éxito de la colaboración de Storløkken con Motorpsycho en The death defying unicorn.
Demetrio

Y como no podía faltar, aquí tienen el comentario de nuestro eterno comentarista involuntario de siempre, dando su punto de vista de este tremendo discazo.
Hoy nos toca sacar a colación al grupo noruego ELEPHANT9: este trío de Ståle Storløkken [órgano Hammond, pianos acústico y eléctrico Fender Rhodes, Mini-Moog], Thorsten Lofthuis [batería, percusión] y Nicolai Hængsle Eilertsen [bajo eléctrico, guitarra eléctrica de 12 cuerdas, guitarras acústicas, percusión] ha logrado con sus dos discos anteriores situarse en una posición privilegiada dentro de la vanguardia jazz-progresiva escandinava, y este posicionamiento se reactiva con infinita firmeza a la luz de lo genial que es su nuevo disco “Atlantis”, uno de los más explosivos del año 2012. El trío ha gozado evidentemente de un estado de gracia creativo a la hora de gestar este nuevo trabajo fonográfico. En cuatro de los siete temas de este nuevo álbum entra en acción Reine Fiske como colaborador especial: Fiske, a quien los coleccionistas progresivos conocemos como ex-componente de LANDBERK, MORTE MACABRE y PAATOS, es un guitarrista de gran solvencia en cuestiones psicodélicas, un músico con el corazón muy Hendrix-Gilmouriano, y por tanto, idóneo para fungir como compañero de aventuras del trío en esta nueva empresa. A continuación vamos a repasar el repertorio de “Atlantis” al detalle.
‘Black Hole’ abre el disco en un despliegue de 9 minutos de pura energía donde la robustez y la fineza van de la mano. Elaborando una sonoridad arrolladora que parece un híbrido de NIACIN y CAB, los elementos de psicodelia pesada que entran a tallar por vía del punche que los instrumentos usan en sus labores simultáneas de mutua triangulación y desafío hacen pensar también en un SOFT MACHINE retorcido por las conjugadas mentalidades de DOUBT y FIRE! Realmente el oyente puede sentirse como atrapado por el irresistible magnetismo de un agujero negro solipsistamente focalizado en su propia fuerza tanática. ‘The Riddler’ sigue a continuación, empezando con un misterioso prólogo cósmico para luego centrarse en un poderosísimo cuerpo central basado en un jam majestuosamente aparatoso desde donde el trío repite el oscurantista dinamismo que había atravesado el tema de entrada. La tercera pieza es justamente la homónima, que dura poco menos de 13 minutos y cuyas principales referencias estilísticas nos remontan a los tiempos del WEATHER REPORT pre-Pastorius y al MAHAVISHNU ORCHESTRA original. Los primeros 4 ¾ minutos están diseñados para albergar un escalonamiento de climas flotantes donde las capas de órgano Hammond y los exquisitos punteos de guitarra se amalgaman en una atmósfera tan evocativa como densa. Una vez instalado el jam central, el swing que se instala de la mano de la dupla rítmica resulta robusto y cálido a la vez, lo cual permite que el teclado y la guitarra articulen sus proyecciones, a través de dosis elevadas de energía, con una actitud confiada y autoafirmativa.
Después del espectacular clímax que supone ‘Atlantis’, emerge ‘A Foot In Both’ como una suerte de ejercicio de acid-folk enmarcado en una espiritualidad reflexiva que explora las brumas del yo interior: el encuadre de múltiples guitarras acústicas, capas de teclado y suaves percusiones funciona muy bien a la hora de traducir en sonido el poder de la mirada. ‘Psychedelic Backfire’ entra a tallar para cambiar el registro hacia uno de denso delirio, sabiamente alimentado por la parsimonia propia de la lánguida cadencia rítmica escogida para la ocasión: tenemos aquí un homenaje al PINK FLOYD de la etapa “Ummagumma” bajo una óptica Hendrixiana y con una estrategia avant-jazzera a lo FIRE!-con-DOUBT. El resultado sónico raya con lo siniestro en cierto sentido, pero principalmente se trata de una exploración en los matices más misteriosos del esquema jazz-psicodélico que la banda ha venido desarrollando en el disco. Con la breve pieza ‘A Place In Neither’, el ensamble trabaja con climas juguetones antes de que ‘Freedom’s Children’ explaye sus capacidad expansiva en una muestra de encrucijada entre el electrizante dinamismo oscurantista de ‘The Riddler’ y la ceremoniosa pomposidad de ‘Atlantis’. Los guitarreos de Fiske portan suficientes dosis de salvaje intensidad como para aportar valiosos elementos a la hora de potenciar el entramado nuclear del trío: posiblemente es este detalle específico lo que hace de ‘Freedom’s Children’ el cierre idóneo para el álbum.
En fin, “Atlantis” es un disco fabuloso, imponente en su arrebatadora grandeza, imperioso en su arrollador vigor: ELEPHANT9 consigue con esta nueva aventura fonográfica elevar su propuesta musical a otros niveles, y con ello, promover nuevas transformaciones dentro de los discursos jazz-rockero y progresivo contemporáneos. ¡¡Recomendado al 200%!!
César Inca

A no perdérselo!!!!! están avisados!

Lista de Temas:
1. Black Hole
2. The Riddler
3. Atlantis
4. A Foot in Both
5. Psychedelic Backfire
6. A Place in Neither
7. Freedom's Children

Alineación:
- Ståle Storløkken / Fender Rhodes, órgano de Hammond, Minimoog, piano de cola
- Nicolai Hængsle Eilertsen / bajo eléctrico, guitarras acústicas de 12 cuerdas (4), percusión (7)
- Torstein Lofthus / percusión (7)
- Reine Fiske / electric guitarra (3, 5 y 7), guitarra de cuerda de nylon (4)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).