Búsqueda

domingo, 6 de agosto de 2017

La Dictadura de la Estupidez

Sus votantes les ofrecieron el corazón, y les contestaron con el bolsillo pero además con muchas ideoteces y violencia. Para los que pedían que vuelva la dictadura, ahora la tenemos modernizada por los CEOS, terratenientes, sojeros y enmascarada de democracia.

No tengo bien claro quién es este abogado y menos antes de que se difundiera este tuit. Pero resulta que de "fuentes directas", ha tomado conocimiento que los que viven en la calle reciben dinero (seguramente K) para estar ahí y desprestigiar de esta forma al Felino Delincuente Macri.
Claro que es un absurdo que no merece la menor réplica para aclararlo. Pero lo que es interesante observar que hay gente que lo cree y lo repite. De igual forma se baila al ritmo que les marca Durán Barba y que repiten los mentimedios, mientras el grueso de la población aparece hoy en medio de la sinrazón imperante como único perjudicado en el circo de vanidades extremas, y el telespectador desprevenido y sin formación política ni ganas de pensar demasiado se queda con el sentido común creado artificialmente por los medios.
Es la única razón por la que se entiende que muchos militen contra sí mismos, al mismo tiempo que circulan una andanada de pelotudeces autoflagelantes (hecho que no pasa únicamente en Argentina, miren lo que dice El País de España para disimular la falta de trabajo).

Como los medios argentinos que repiten que los miles de despedidos de la era macrista (a los que se unen un centenar de trabajadores despedidos de Extreme Gear, la empresa que ensambla calzado para Adidas) tienen que hacer cerveza artesanal, la estupidez que dijera Esteban Bullrich (en una escenas de hijaputez explícita).
De la misma forma, el régimen amarillo estudia subir la edad jubilatoria (lo admitió el director ejecutivo de la ANSeS, Emilio Basavilbaso), y ya hay gente de a pie que lo va a apoyar.
De igual manera que piden que cobremos menos para que nuestra economía sea más competitiva.
O como repiten, que es lógico que Milagro Sala esté presa cuando no hubo juicio previo (y como nos han costestado en nuestros comentarios por Facebook).
En el mismo camino están las propuestas del diputado de Corporación Cambiemos José Cano, que pronostica que los chicos que nacen ahora van a vivir 200 años por lo tanto ya tenemos que extender la edad jubilatoria.
Ni hablar de la baja de sueldos para los trabajadores, ya que de lo contrario estaremos perdiendo la carrera de la "competitividad" con Brasil y no vendrán los brotes de inversiones (esto es para la risotada, pero es lo que muy seriamente dicen los formadores de opinión, como por ejemplo en ésta nota de El Cronista, y no es la única).

Por su parte, el amarillo Gonzalez Fraga (quien está contra los convenios de trabajo porque dice que los empleados cobran más por dormir que por trabajar) dispara bolufrases como:
1) "Tener dinero afuera es una necesidad para sobrevivir"
2) "Hay que ver qué tan pobres son los pobres"
3) "Yo tomo con pinzas la información sobre la pobreza"
4) "Le hicieron creer al empleado medio que podía comprar celulares e irse al exterior"
5) "Cuando nace un chico de una villa, un embarazo no deseado, de una chica de 14 años y esta está más para ir a los recitales que para amamantar a un bebé, lo descuida. (...) Se le pone una marca en el cerebro que va a detestar ser educado. Es como un animalito salvaje"
6) Y nos explica que la falta de consumo se debe a.....



Un genial personaje, Randall López, que interpreta Martín Rechimuzzi en C5N, prueba científicamente que ya la verdad no importa. Lo que tiene valor es sólo lo que sectores sociales creen y lo que los medios instalan:





En una exposición, Horacio Rodriguez Larreta aseguró insólitamente que "un Homo sapiens contra un dinosaurio, ganaba el dinosaurio. Cinco Homo sapiens contra un dinosaurio, se los comía el dinosaurio. Con 20, también. Si esos 20 se organizaban, lo mataban". La teoría es buena. La debilidad del argumento es que la distancia entre la convivencia de los dinosaurios y el hombre fue de más de 64 millones de años. Un aspecto importante es que tira por la borda el principal argumento del liberalismo: que la sociedad está formada por individuos sueltos que maximizan su bienestar actuando de forma egoísta. Haya o no dinosaurios.

"Acabo de terminar un libro fantástico, que recomiendo mucho, que se llama ‘Homo sapiens, de animales a dioses’, que muestra cómo el Homo sapiens, o sea, nuestra especie, se quedó con el manejo del mundo, proceso que empezó hace 200 mil años, simplemente porque tuvo…. no era la especie más fuerte, no era la especie más longeva, no era la más se reproducía, no era la que tenía mayor cantidad, pero fue la especie que hizo la diferencia porque logró generar acción colectiva, y eso es la política. Un Homo sapiens encontró un dinosaurio, se lo comía, uno contra dos, también, uno contra veinte y también se lo comía el dinosaurio, ahora, cuando los veinte se organizaban, mataban al dinosaurio. Por eso hoy el ser humano es quien maneja al mundo. Por la política".
El Payaso Asesino Larreta

Se estaba refiriendo a "Sapiens: De animales a dioses: Una breve historia de la humanidad" escrito por el historiador israelí Yuval Noah Harari. El autor desmiente desde la introducción a Rodríguez Larreta, así que creo que el Payaso Asesino no llegó ni a leer la primera hoja. Cabe aclarar que el funcionario la Ciudad no estaba diciendo pelotudeces en un reportaje radial semidormido, hablaba en el auditorio de la Universidad Torcuato Di Tella.

Durán Barba parece apuntarle a la memoria popular, cuando por sus órdenes los CEOs de Corporación Cambiemos dicen que la gente tenía la "mala costumbre" de poder comer, vestirse, pagar sus servicios, y hasta poder ahorrar para comprarse un autito o un aire acondicionado, y entonces aparece que el problema del macrismo no sólo es la oposición (de la cual se encarga hostigándola con todas sus fuerzas mediáticas y judiciales) sino su absoluto incumplimiento en todas y cada una de las propuestas realizadas en campaña. Todas, absolutamente todas las acciones emprendidas desnudan la cara atroz de un proyecto profundamente antipopular y eso se percibe en el cajero, en el súper y en todos los ámbitos de la vida cotidiana y ahí es donde esa porción del electorado que votó a Corporación Cambiemos en la segunda vuelta del 2015 se espanta, porque verifica en bolsillo propio que el proyecto del macrismo no consistía en continuar las buenas políticas del kirchnerismo sino cortarlas de raíz. Estamos hablando de una porción importante de esos votantes que llevaron a Macri del 32% de la primera vuelta al 51 en el ballotage: mucha gente, mucha. Gente que independientemente de a quien vote ahora, se va de Corporación Cambiemos S.A. aunque muchos ratificarán su respaldo aún a regañadientes (tampoco caigamos en el infantilismo de suponer que el gobierno se quedará sin uno solo de esos votos).

 
 VERDADES, VERSIONES, MENTIRAS, CALUMNIAS Y MANIPULACIONES
Vivimos en tiempos en que el concepto de verdad se ha vuelto increíblemente complejo. Estoy de acuerdo con que no hay verdades únicas, con que algunas supuestas verdades son apenas factores de poder, visiones fundamentalistas o elementos de dominación o de manipulación. Tengo muy en claro que la idea de un pensamiento único, sin posibilidad de disidencia, puede derivar en sociedades violentas, totalitarias, intolerantes, homogéneas, hegemónicas, represivas. Pero me niego al “borramiento” del concepto de verdad. Me niego a que, como contracara, se anule el concepto de mentira. Me niego a que haya un nuevo totalitarismo donde no haya más que supuestas verdades particulares, personales, que permitan mentir a mansalva, de modo impune. Me niego a que el debate use la expresión su verdad cuando debería usar la expresión su versión: versión que, luego se verá, quizás en algunos casos sea una verdad personal, pero quizás en otros casos sea una mentira lisa y llana.
Por lo tanto, entiendo que es necesario que todos volvamos a considerar hasta dónde vamos a relativizar el concepto de verdad. ¿Toda, toda, toda versión entrará en el criterio de verdad personal?
En este juego de excesos y omisiones que se crea muchas veces cuando se necesita visibilizar algo importante, creo que es necesario, además, no aplanar las miradas. Creo que es necesario restituir un espacio al concepto de verdad. Si lo logramos, vamos a poder ser realmente fuertes en nuestros argumentos, en nuestras opiniones, en nuestro posicionamiento. Si en un lugar hay violencia, ilegalidad, represión, abuso, estafa o cualquier tipo de acción digna de atención, intervención, concientización, ¿para qué adulterar los hechos?
La respuesta no está en mis manos; pero según mi opinión (según mi versión, que luego se verá si califica para ser considerara mi verdad), la adulteración está favorecida, entre otras cosas, por la estigmatización del concepto de verdad. ¿Para qué voy a decir que la última dictadura argentina se apropió de mí, si está probado que se apropió de otros quinientos niños? Y si alguien sigue siendo escéptico con el número, lo indudable es que se apropió, al menos, de los más de 120 nietos recuperados a la fecha. Las atrocidades de la dictadura no necesitan de mi mentira para agravarse. Por lo tanto, mi mentira no solamente me convertiría en un mentiroso, sino que además ayudaría a quienes buscan impunidad para los terroristas de Estado y desprestigio para quienes buscan justicia. Lo mismo ocurre con todo tipo de calumnia, de denuncia falsa, de adulteración de la realidad.
Sebastián Olaso


El asunto, como en tiempos de los dinosaurios a los que se refería Charly García, es clausurar el pensamiento. El pensamiento crítico es acción, la pregunta incómoda - que es cierto, en nuestra historia política muchas veces colocó a mucha intelectualidad lejos del pueblo, como mostró un Jauretche- puede ser un arma crucial en tiempos de banalización y terrorífica violencia simbólica, la que por ejemplo iguala la situación de "quienes no tienen problema" con la perspectiva de los millones que están sufriendo el despojo de lo que les corresponde.
Ahí está la subversiva potencialidad del pensamiento, del poder hablar y decir "no" frente a lo intolerable como acto de libertad, dijera Camus, pero no como acto individual y solitario, sino como esa reacción ante un problema, un drama que nos desafía y nos exige.


¿Qué desafíos nos plantea esta coyuntura? En primer lugar que es probable que Cambiemos pierda la provincia de Buenos Aires ajustadamente y que en el resto del país no le irá tan mal como creen muchos amigos con escafandra. En segundo lugar -y por lejos lo más importante- es ver qué capacidad tendremos para articular un armado de raíz popular con chances victoriosas de cara al 2019, que es el momento de quiebre, donde si Cambiemos logra imponerse nos esperarán varios años de profundización de políticas claramente antipopulares. La discusión deberá pasar por ver cómo armamos un bloque social y político que tenga posibilidades de victoria y dos años es realmente muy poco tiempo
Hoy tenemos el desafío de ser inteligentes y no comernos los amagues. Aún queda octubre y queda la instancia definitiva de 2019.

La exhibición de ignorancia de esta dirigencia que tiene todos los medios y todos los jueces y todos los elementos represivos estatales de su lado, mientras que las excepciones son perseguidas, difamadas, apretadas y calumniadas. Persecusión que debe, necesariamente, ser respondidas con nuestra lucha. Lucha por una justicia imparcial para Milagro, por las pensiones, por el trabajo, para vivir sin censura y sin policías en las escuelas, como la rectora que denunció ese apriete de dinosaurios y no se resignó al silencio. Luchamos por la memoria, la verdad y la justicia mientras daban el 2x1 los de la Corte Suprema y los representantes del terror se extasiaban -de fiesta desde que asumió Macri, dicho sea de paso- y una plaza colmada contestó sin fisuras. Debemos mantenernos unidos quienes podemos torcer un rumbo demasiado transitado por nosotros como para no ver venir el desastre de la Peste Amarilla. Es un desafío diario reunir las fuerzas y los afectos, además... porque el amor y la solidaridad también han sido y serán, siempre, subversivos, y sumadas a la inteligencia, es el mejor antídoto contra la dictadura de la estupidez.

Encontraron un dinosaurio?!! Vivo??!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).