Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

jueves, 3 de septiembre de 2015

Dollar Brand - African Marketplace (1979)

Artista: Dollar Brand
Álbum: African Marketplace
Año: 1979
Género: Jazz Fusión / Música del mundo
Duración: 35:55
Nacionalidad: Sudafrica


Lista de Temas:
1. Whoza Mtwana
2. The Homecoming Song
3. The Wedding
4. Moniebah
5. African Marketplace
6. Mamma
7. Anthem for the New Nation
8. Ubu­Suku

Alineación:
- Dollar Brand/Abdullah Ibrahim / Keyboards, Soprano Saxophone and Conga
Carlos Ward / Alto and Soprano Saxophone
Jeff Jawarrah King / Tenor Saxophone
Dwayne Armstrong / Tenor Saxophone
Kenny Rogers / Baritone Saxophone
Malindi Blyth Mbityana / Trombone
Craig Harris / Trombone
Gary Chandler / Trumpet
Cecil McBee / Double Bass
Andre Strobert / Drums and Percussion
Miguel Pomier / Percussion
Lawrence Lucie / Banjo


Carlos nos envía otro aporte cercano al World Music para compartir con todos ustedes, ahora de un músico sudafricano que se las trae.
Veamos de qué va esto ahora:

Adolphe Johannes Brand, conocido en el mundo del jazz, primero como Dollar Brand y posteriormente como Abdullah Ibrahim, es un pianista, saxofonista, violonchelista, flautista, cantante y compositor, nacido en Cape Town, República Sudafricana, el 9 de octubre de 1934.
Comienza a aprender piano a los 7 años de edad, y debuta profesionalmente en un grupo llamado Streamline Brothers, conociendo a Miriam Makeba. Entre 1957 y 1958, Brand gira por toda África, formando más tarde su grupo Jezz Epistles, que incluía al trompetista Hugh Masekela.
Graba su primer disco en 1961, antes de partir hacia Europa (1962), concretamente a Zúrich, donde es escuchado por Duke Ellington, quien apadrinará su disco Duke Ellington presents The Dollar Brand Trio, grabado enParís. Durante varios años, recorre toda Europa y se presenta en el Newport Festival, en 1965.
Graba con Elvin Jones (1966) y trabaja con John Coltrane, Sunny Murray, Ornette Coleman y Don Cherry. Gracias a una beca de la Fundación Rockefeller, permanece tres años estudiando en EE.UU, periodo en que toma el puesto de pianista de la big band de Duke Ellington, durante una gira.
Imbuido de los conceptos del free jazz, en los años 70 vuelve a Europa 1968 y toca con Gato Barbieri, y John Tchicai. Más tarde regresa a Sudáfrica, donde se convierte al Islam, cambia su nombre a Abdullah Ibrahim, y se dedica al saxo soprano. Sus composiciones de este periodo, son tocadas con regularidad por la Jazz Composer's Orchestra.
A partir de 1980, trabaja con diversas formaciones y escribe algunas de sus más importantes obras (Kalahari Liberation Opera, 1982), así como música para películas (Chocolat, 1987), multiplicando a la vez, sus giras como solista de piano.
Brand funde la herencia de sus raíces africanas, con un profundo conocimiento de Ellington y Thelonious Monk, además de con un amplio bagaje de canciones y corales de los bóers que colonizaron su patria Posee un poderoso toque de la mano izquierda, en los bajos del teclado, y un fraseo ligero e incisivo en la mano derecha, aislando las notas esenciales de una masa sonora que juega con las tesituras siempre con un concepto orquestal, de dimensión grandiosa, lírica y mística.
Wikipedia

Y vamos con el comentario del propio Carlos:

Este disco me llego cuando salió en el 80, un cuate lo trajo y me dice, no te puedes perder este disco, lo escuche y en efecto durante varios meses era obligado a la hora del desayuno pa salir contento a trabajar, en ese momento Adolfo era dollar brand, ya después como luego te enteraras se cambio de religion al islam y de nombre a Abdullah Ibrahim, pero el nombre es lo de menos, (no para el), pero bueno. la música es lo importante, en sus inicio tocaba jazz mas ligado a la linea de el duque Ellington, no por nada este fue su padrino musical, la mayor parte de su vida estuvo ligado al jazz, pero también muy ligado a su cultura, el es sudafricano con todo lo que eso conlleva, creció con el apartheid y finalmente decidió salir de Sudáfrica, posteriormente regreso a vivir, algunos de sus discos vinculan su vivencia cultural con su música, relacionando el jazz con la música africana. el disco que nos ocupa es a mi gusto el mejor disco en este estilo fusión jazz y folclore ( algunos dirán que African Sketchbook, es mejor, pero en gustos se rompen muchas cosas), me parece que este es el mas logrado, que suena mas ligero en cuanto a su tratamiento musical y la música fluye por los tímpanos como el agua de un rio en la sabana, como no se bien que decir al respecto de la música, prefiero improvisar. ??
Primera: whoza Mtwana: que se podría traducir como “vamos niños”, pero que esta mas ligado a la traducción de el “surgir de los niños”, que según un amigo africano en la palabra original hay una ambigüedad entre surgir después del despertar y surgir de entre los o la muerte y el levantamiento.
comienza el teclado se unen los saxos y el bajo, caminan y se van levantando poco a poco para tener mayor presencia o participacion vamos, vamos que esto puede estar mejor si ponemos nuestro esfuerzo, y el sax lo dice claramente, ! carajo ¡ esta amaneciendo un nuevo día, hay que levantarse, crecer y ponerse a hacer lo necesario.
Segunda: The Homecoming Song: la alegría de regresar, los tambores caminan con nosotros por la calle central del pueblo y le van avisando a los vecinos que regresamos, que por fin esos pinches tiranos se largaron y podemos disfrutar de un poco de paz y alegría , vamos a bailar porque mañana hay que trabajar para que esto funcione bien para todos.
Tercera: The Wedding: no se si es mi boda con la negra mas linda que he visto en el pueblo, o la comunión con dios, que pal caso da lo mismo, esa tranquilidad que te da haber encontrado el amor carnal o espiritual, que pal caso es lo mismo y saberte tranquilo esa tarde fresca y con vientos ligeros que llevan los buenos augurios de un futuro en donde el amor deja de ser esa ilusión que nos han inculcado y se transforma en realidad que duele en la base del estomago y te hace pensar que valió la pena todo lo hecho hasta ahora
Cuatro: Moniebah: ¡carajo! algunas veces vas por el camino rumbo al pueblo, le das un jaloncito, sueltas el humo y te das cuenta de lo maravilloso que es el campo , el espacio abierto y el camino que te lleva al baile, y ella, morocha con vestido ajustado y sonrisa amplia, observa como te acercas.
Cinco: African Marketplace: después del café, te dice que ya es un poco tarde que la acompañes al centro hay que comprar la comida, la gente, los vendedores llenos de colorido y de frutos, el sol apenas calentando, todavía una mañana fresca, y el compadre saludando, los chamacos llevando las canastas de la vecina, los cocos, los mangos, las manzanas del cabo, lichis y la patatas dulces, “El olor de los boerewors cocinándose sobre una parrilla de carbón perfuma el ambiente, doña ali comprando la pechuga de avestruz para hacer el biltong, o los picaros koeksisters: bastones de masa entrelazada frita empapados con un almíbar dulce y pegajozo, mmm… pa disfrutarlo con … ella
Seis: Mamma: y la mama que... esa negra que se jode día a día pa que crezcas, si no te matan esos afrikáneres y logras ir a la universidad "para negros", la de Fort Hare, o te metes en el Congreso Nacional Africano, A.N.C. y termines encarcelado, de cualquier manera ese cariño que no se dejaba menoscabar por lo duro de la vida y lo cruel del destino, ella se levantaba todas las mañanas a ver que te cocinaba y como ayudaba pa’que fueras alguien en la vida o por lo menos alguien vivo.
Siete: Anthem For The New Nation: finalmente el futuro no esta siempre lleno de maldad, aunque lo parezca, algunas veces el esfuerzo de las pueblos, de las comunidades, de cada individuo que conforma el grupo humano, consigue revertir aunque sea un mínimo ese abuso desmedido en el que cae esa gente que cree que se pueden apropiar de todo, de la vida humana, de la naturaleza y explotarla para su beneficio.
¡Pues no!, Chinguen a su Madre!
Algun día les llega el fin a sus tropelías y abusos.
Ocho: Ubu-Suku: sentado a la orilla del camino ves como comienza a caer la tarde, lo retienes un poco y observas como se incendia el horizonte y sabes que no fue tan malo, que a pesar de todo esa maldad desbordada y desmedida, hay buenas cosas en la gente que te rodea, en los amigos, en ti, y que tienes y eres esperanza y futuro.
Carlos Mora

Y acá van más textos tomados de por todos lados:

ABDULLAH IBRAHIM es el "artista antes conocido como Dollar Brand". Sudafricano de nacimiento, fue apadrinado por Duke Ellington en 1963, siendo su mejor propagandista (incluso su sustituto en la orquesta deEllington) a pesar de que la música de Brand - Ibrahim ha sido monumental en todas sus etapas vitales y profesionales. Convertido al Islam en 1968, adoptó el nombre de Abdullah Ibrahim y no le gusta que le recuerden su anterior filiación. Desde 1990, vive tanto en Europa y Estados Unidos como en Ciudad de Cabo, a donde regresó tras la liberación de Mandela.
Con un trabajo inmenso tanto en el jazz como en la música clásica y la composición de bandas sonoras, Abdullah Ibrahim nos ofrece con su música una reflexión sobre la profundidad del espíritu humano, con su memoria del África dejada y soñada, con su espacio para el misticismo y el arte, una música directa, contemplativa y muy a menudo sublime.
- Guardo en casa aquellos dos vinilos suyos memorables de los primeros sesenta, los de Duke Ellington y la serie de 'Anatomy...', ¿a partir de entonces fue todo distinto en su vida?
- Sí, dejé de ser un músico exclusivamente africano para empezar a ser conocido en todo el mundo; pero la vida ha seguido, es como una improvisación continua, estamos siempre improvisando para poder vivir.
- Esos discos fueron en directo, pero es que usted tiene muchísimos grabados en concierto, ¿se siente más libre en el escenario?
- Por supuesto. Intentamos tener en el estudio la máxima libertad posible, pero el concierto es un momento mágico, puro; por eso yo le doy a mis acompañantes una libertad total de expresión para que no se queden restringidos a una línea de notas y puedan sentirse creativos al máximo.
- En toda su discografía la palabra que más se repite es África, ¿homenaje, nostalgia o las dos cosas?
- Una mezcla de todo; usar una palabra así siendo un emigrante es una manera de reconocer de dónde viene la historia, así que poniéndolo en grande, ¡África!, es como una señal de tráfico, para que todo el mundo sepa de dónde venimos.
- De todo esos discos la serie 'African Suite / African Symphony / African Magic' es reciente y especial, ¿cuál era el sentido que usted quería darle?
- Son muchos proyectos en uno, con ellos compusimos e improvisamos, la primera forma de interpretación era el piano solo, pero pasamos por el trío y terminamos con una orquesta de casi veinte miembros.
- En los últimos años está teniendo una gran fecundidad, ¿se siente cómodo haciendo discos ahora?
- Siempre los artistas hemos tenido que depender de la industria del disco, tienes que encontrar una empresa que tenga simpatía hacia tu trabajo y esas personas tienen que buscar el momento perfecto para buscar un hueco en el mercado que a lo mejor ahora es más amplio. Pero de todas formas cuando vine por primera vez a Europa en 1964 a dar una gira de conciertos, ya entonces toqué en todo los sitios con las entradas agotadas, así que debo ser fácil de vender.
- Una curiosidad: en su página web, salvo reediciones, no aparecen sus discos anteriores a los años setenta, ¿por alguna razón?, ¿por su cambio de nombre?
- Faltan unos 25 discos, estamos buscándolos para poderlos incorporar, y algunos revisarlos, editarlos y publicarlos de nuevo.
- Le hemos escuchado en todos los formatos, pero lleva muchos años en trío/cuarteto y solo, ¿le permiten mayor movilidad y expresividad los formatos pequeños?
- Es que es un problema para todos los músicos la cuestión de quién tiene el dinero para contratar a una big band...
- Por cierto que los miembros del trío son ya como de la familia, por el tiempo que llevan con usted...
- Supongo que el truco es hacer que parezca sencillo algo que nosotros percibimos como muy difícil o con muchas pequeñas piezas para después ejecutarlo y llevarlo a la práctica. Para nosotros el contenido emocional es mucho más importante que simplemente tocar.
Entrevista Jesus Garcia Garcia

Ahora también algo en ingles;

This is one of Abdullah Ibrahim's most colorful band recordings. With a 12-piece group that includes altoist Carlos Ward, trombonist Craig Harris and bassist Cecil McBee along with some lesser-known names, Ibrahim performs eight folklike originals that pay tribute to his life growing up in South Africa. "The Homecoming Song," "Anthem for the New Nation" and especially "The Wedding" (a beautiful hymn) are particularly memorable.
Scott Yanow

There are not too many albums in any genre that paint a consistent picture from the first note to the last. There are even fewer that do this in a hybrid style that is really something new and different. I bless Duke Ellington for bringing Abdullah Ibrahim to our attention, and I thank Mr. Ibrahim for giving us this joyous and colorful recording. The title describes the flavor aptly: the songs are alternately festive and languid, with slightly altered themes recurring throughout. When you play it, don't skip any cuts!
Steve Leach

Aquí les dejo un regalito de Carlos que espero que sepan disfrutar.



2 comentarios:

  1. Download: (gracias Carlos!!!)
    http://pastebin.com/bi9BHRUd

    ResponderEliminar
  2. Gran disco del tremendo pianista sudafricano.
    Un lujo de blog. Mil gracias.

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana