Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Ch'aska - Pururauca (2009)


Artista: Ch'aska
Álbum: Pururauca
Año: 2009
Género: Folk metal extremo
Duración: 66:39
Nacionalidad: Perú


Lista de Temas:
1. Bicolour Cannibalism
2. A Flower Brought Me Down
3. Nightcalls
4. Nymph Of The Lake
5. Achuma
6. Pictures
7. Tuta Ch'aska
8. Silent Notes Of Agony
9. Katari
10. Pururauca

Alineación:
- Carlo "Hueso" Raffo / Guitarras y Voces
- Marcelo Huacpe / Instrumentos Nativos
- Chris Aguirre / Guitarras
- Carlos Llosa / Bajo
- Fabian Flores-Castro / Batería


Imagino que ya se habrán acostumbrado a nuestro eclecticismo musical, y si no se acostumbraron, háganlo rápido... y vengan que no solamente les queremos presentar buena música sino asombrarlos.
"Yo no he nacido para padecer sumisión ante nadie"...
En el post de "Estoy Que Me Muero" de Congreso ya hablábamos de la senda creada por esas bandas míticas; el propio Congreso, Los Jaivas, Los Blops en Chile, Contraluz aquí en Argentina, Wara en Bolivia, Vytas Brenner en Venezuela, etc. etc. y que por esas sendas abiertas hace tanto tiempo circulan muchos de los grupos de folk rock y folk metal de hoy en día, aunque los mismos miembros del grupo no lo sepan.
Recuerdo, como anécdota, cuando desde un programa de radio de México me pidieron que cada 15 días les presente a un grupo argentino para entrevistar, entonces pasaron desde nuestro querido Daddy Antogna (que espero ahora pueda descansar por fin en paz), Jinetes Negros, y varios grupos más de los que están publicados en este blog, y en un momento les presenté a los Raza Truncka, a quienes también había encanchado en el Prog Fest de La Plata. En la entrevista, y como respuesta a la pregunta de porqué se habían lanzado a hacer este tipo de música mezclando el rock y el metal con lo folcklórico, la respuesta fue que, además de porque a todos los de la banda les gustaba ambos estilos, también porque nunca nadie había juntado el rock y el folcklore en profundidad... con esto damos por sentada la poca difusión que han tenido estos grupos icluso cuando en algún momento varios de ellos han tenido masividad, pero tal es así que hasta sus descendientes no los conocen. Es como tener hijos guachos por todos lados y que nadie te regale nada en el día del padre... bueno, más o menos...



Todo ese palabrerío para adentrarnos al terreno del folk metal extremo. Hoy les dejo una banda llamada Ch’aska, que en la lengua quechua significa "la estrella mas luminosa". Son originarios de Arequipa, Perú y fundada alrededor del año 2002, es una mescla de metal extremo con instrumentos nativos, que terminan recordando vagamente a los Negurâ Bunget pero en un tono más originario de los sectores andinos. Es por muchos considerada la mejor banda de folk metal del Perú, y no es para menos... imagino porque debe ser la única banda de folk metal de Perú... aunque si lo pienso, hay tanto y variado por todos lados que mejor cierro la bocota...



Nosotros ya conocemos de la mística de fusionar el sonido eléctrico (del metal o del rock) con las quenas y el charango, esta vez en un equilibrio entre la finura del folklore y la rudeza del metal. En este caso no hay espacio para la monotonía, pasan de lo brutal a lo más sutil, con demostraciones de técnica y riqueza melódica, en el marco místico de todo lo que suena a folk andino, con unas excelentes partes de instrumentos de viento nativos que se aprecian en todo el disco y estan muy bien amalgamados con el resto de los instrumentos. Sus letras épicas hablando de los poderes de las montañas y la naturaleza, o historias y cuentos que en Perú se oyen desde siempre pero con una poderosa carga nostálgica metalera.
La historia más importante detrás del disco trata sobre el final de la guerra inca-chanca, donde los guerreros de piedra que reviven atendiendo el llamado del inca Pachacútec (el que transforma la tierra), que como soberano Hijo del Sol les invoca despierten y peleen contras los últimos y más fieros rivales Chancas, derrotándolos y haciéndolos replegarse.


La guerra inca-chanca (1438) fue el último de los conflictos que enfrentó a chancas e Incas. Fue originado por el ataque de la etnia chanca a la ciudad del Cuzco y la defensa que organizó de la misma el príncipe inca Cusi Yupanqui. La batalla terminó con una victoria inca que obligó al ejército chanca a replegarse a Ichupampa.
Wikipedia

Así comenzó una historia que actualmente se conoce como "Tahuantinsuyo", el imperio más grande que América del Sur haya tenido, historia de la cual este disco se nutre y crea vertientes variadas. Claro, de una manera bestial muchas veces, pero no por ello menos interesante. Esa mezcla entre lo brutal y lo cristalino de los elementos folcklóricos es que me hizo acordar a los búlgaros de Negurâ Bunget...
Pero antes de seguir con el disco repasemos un poco el contexto en que nos mete este trabajo... no sean vagos, lean que para algo me pongo a escribir.


El Imperio incaico fue un estado sudamericano con el dominio más extenso en la historia de la América precolombina. Al territorio del mismo se denominó Tahuantinsuyo (del quechua tawantin suyu, «las cuatro regiones o divisiones») y al periodo de su dominio se le conoce además como incanato e incario. Floreció en la zona andina del subcontinente entre los siglos XV y XVI, como consecuencia del apogeo de la civilización incaica. Abarcó cerca de 2 millones de kilómetros cuadrados entre el océano Pacífico y la selva amazónica, desde las cercanías de San Juan de Pasto en el norte hasta el río Maule en el sur.
Los orígenes del imperio se remontan a la victoria de las etnias cuzqueñas, lideradas por Pachacútec, frente a la confederación de estados chancas en 1438. Luego de la victoria, el curacazgo incaico fue reorganizado por Pachacútec, con quien el Imperio incaico inició una etapa de continua expansión, que prosiguió con su hermano Cápac Yupanqui, luego por parte del décimo inca Túpac Yupanqui, y finalmente del undécimo inca Huayna Cápac, quien consolidó los territorios. En esta etapa la civilización incaica logró la máxima expansión de su cultura, tecnología y ciencia, desarrollando los conocimientos propios y los de la región andina, así como asimilando los de otros estados conquistados (...).
Wikipedia



Así ven que en la escuelita de rock no solamente estudiamos tendencias musicales de todos lados del mundo sino que tampoco le hacemos asco a la historia, ni a la política, ni a lo cultural en general. Y a ver si estudian un poco de vez en cuando que el Mago Alberto ya está preparando los exámenes (ojo, no valen las cargadas hacia mi persona, ya tengo suficiente con lo del "Vampiro").
Sin salirnos de tema, volvamos a lo musical... pero ya escribí bastante así que copio algo de lo que encuentro por ahí y me parece atinado:


Sé que este disco salió en el 2009, pero este blog no es de primicias y vale la pena -largamente- revisarlo. Sin temor a equivocarme, este grupo arequipeño es lo mejor que ha parido el Perú en la última década y su disco ‘Pururauca’ lo confirma.
Si bien su música ha sido etiquetada como folk metal, esta es mucho más amplia, porque tiene matices death, thrash, heavy, doom, progresivo, y por supuesto, folk.
El CD comienza de una forma arrolladora con ‘Bicolour Cannibalism’. Paul Pinto se convierte en una máquina contundente –no por nada es uno de los mejores bateristas del metal peruano– bajo un ritmo avasallador que de pronto se rompe por un arreglo folk para dar rienda suelta a uno galopante y cautivante que te engancha hasta el final. El juego de voces es preciso –desgarradora y profunda– y los matices y quiebres hacen de Chaska un grupo versátil y cautivante. El balance entre lo brutal, lo melódico y lo místico es perfecto.
Empalman con ‘A Flower Brought me down’ (Una flor me hizo caer), con un feeling más intimista, pero con buenas dosis de brutalidad. Carlo Alonso Raffo(voz/guitarra) demuestra que tiene hasta cuatro tipos de voz (una death, una black, una thrasher y una limpia) y que no hay espacio para la monotonía.
La estela de la estrella más luminosa –Chaska en quechua– te sigue envolviendo con ‘Night calls’ (El llamado de la Noche) y con ‘Nymph of the Lake’, melodías nostálgicas, melancólicas, evocadoras y misteriosas.
La hermosa instrumental ‘Achuma’, vocablo quechua y aymara que significa cardón gigante (San Pedro), le da una pausa al disco con algunos aires progresivos y experimentales, aunque el tema también tiene sus desfogues.
‘Pictures’, está llena de matices y contrastes, desgarradora y bella a la vez; mientras que Tuta Ch’aska es más evocadora. Sigue ‘Silent notes of agony’ (Silenciosas notas de agonía), melodías ‘maidenescas’ pero llevadas al estilo Chaska, son combinadas con el misticismo del folk y la fuerza del death.
Con ‘Katari’ (Serpiente) vuelve la calma. Es un hermoso y seductor instrumental de cuerdas, zampoña, quenas y cajón peruano.
Cierra el disco ‘Pururauca’, tema que narra la leyenda inca sobre la batalla de Yahuarpampa (llanura de sangre en quechua), cuando las piedras se convierten en guerreros y los incas logran vencer al poderoso ejército chanca en 1438. Es la única canción cantada en castellano y son casi 15 minutos de majestuosidad, fuerza y misticismo.
En 1999, Kranium plantó la semilla del folk metal en el Perú, en la región, con su magistral e innovador CD ‘Testimonios’. Chaska, 10 años después, con su propia personalidad, tomó ese legado –queriéndolo o no– y lo ha llevado a otro nivel, en cuanto a técnica, composición y contundencia.
Hay que destacar la labor de Mito Espíritu (Mythic Metal) que ha editado de muy buena forma este material, imprescindible para todo amante del ‘metal peruano’.
Ojalá esta estrella siga brillando por muchos años más y continúe regalándonos discos como este (o mejores).
Franco Boggiano



Antes de copiar otros comentarios dejo mi impresión del disco: muy bueno!!! A ver, veamos, una combinación crítica y perfecta entre death, thrash y bellos sonidos folk. El álbum comienza con "Bicolour Cannibalism" en una aleación entre el death metal y el thrash metal, mientras que esa propuesta ya conocida de a poco es interferida por instrumentos de vientos andinos y charangos, y entonces aparice un punto de inflexión donde lo que escuchamos es realmente original, a veces sorprendente. El álbum se va poblando de figuras musicales y sorpresas agradables que va más allá de una masacre metálica típica, como una bestia capaz de crear agradables expresiones de rara belleza, en una obra que me parece eso: expresiva. Pesados riffs y gruñidos guturales que conviven con la suavidad del folcklore andino sin ningún tipo de inconveniente y con un resultado más que convincente.
Un disco técnico pero sobretodo sumamente expresivo, donde hay espacio incluso para la suite principal que da nombre al disco, con siete partes que duran en total unos quince minutos; "Pururauca" es percibida como una sola pieza de composición suave sobretodo si la comparamos con el resto del álbum, y que cierra un disco sorprendente.
Un trabajo que combina una enorme diversidad pero en proporciones adecuadas, obteniendo un equilibrio que resulta extraño pero acertado.
La música de Ch'aska, si bien es metal folcklórico, poco tiene que ver con Arraigo, Alter Ego, Zaedyus o Raza Trunka, olvídense... incluso les diría que están más cercanos a la brutalidad exquisita de los tucumanos de Random (si no los escucharon les recomiendo que los busquen porque están en este blog). Pero en todo caso resulta una experiencia muy disfrutable, interesantísima y casi asombrosa.
Vamos con otros comentarios de terceros, a ver que dice otra gente...

Cuenta la antigua leyenda incaica que el inca Pachacutec, ante la inmitente derrota de su pueblo a manos de los sanguinarios Chancas, solicito ayuda a su padre el dios Viracocha para que lo ayudara en tamaña afrenta, ante la negativa de su pedido tuvo quen ingeniarselas armando a lo largo del campo de batalla monticulos de piedras que daban la semejanza de un ejercito grandioso, ya cuando los sanguinarios Chancas llegaron a la batalla, quisieron los dioses incaicos ayudar a este inca, convirtiendo los monticulos de piedra en reales guerreros de piedra, Pururauca es el nombre que se les dío a estos guerreros de piedra, al final la batalla y la guerra la ganaron los incas, terminando asi el yugo de los sanguinarios guerreros Chancas que tenian por costumbre de escalparlos, vale decir , estando aún con vida los prisioneros les arrancaban la piel, los colgaban de cabeza para que la sangre se concentre en la parte superior del cuerpo y les hacían unos pequeños cortes en la parte frontal de los dedos de los pies, es ahí de donde comenzaban a arrancar la piel poco a poco, mientras el prisionero daba gritos despavoridos. Otra forma de intimidar al enemigo era haciendo copas hechas de los cráneos de los prisioneros en donde bebían la sangre del enemigo. Todo un artilugio de intimidación para la guerra.
Pururauca es la primera larga duración de esta banda proveniente del sur del Perú, exactamente de Arequipa, ya con bastantes años encima como banda y que edito un demo hace muchos años que contenian un par de temas realmente de increible factura, bien en onda folclorica andina con la mixtura del metal podrido/melódico, ya tras muchos años y con un cambio de alineación importante es que Hueso, el vocal de la banda decide ir a radicar a Lima para terminar de engendrar este regalo de los Apus, y tras realmente un largo periplo es que ve la luz este "Pururauca", realmente han sorprendido gratamente a quienes ya conocian de su música, y lo digo por que tan solo con su demo pasado se metieron a la gente al bolsillo, sus presentaciones en vivo eran realmente memorables, sonando tal cual como en su grabación, zampoñas, charangos, tarkas adornaban cada performance en vivo, es por eso que mucha gente era algo esceptica ante la venida de su larga duración.
De entrada "Bicolour Cannibalisn" suena como estampida en plena guerra incaica, mezclando las guitarras afiladas y la velocidad death melodica con el toque especial de charango, que va recorriendo en cada nota la esencia de los guerreros de piedra por doquier, es asi que despliega Chaska a travez de todo el disco el fino toque floclorico mezclado perfectamente con el metal, Folk metal? a toda razón, mas en plan incaico que le da ese sabor especial a este disco, realmente se esmeraron en trabajar mas a fondo las voces, Hueso hace incapie en las partes guturales mas marcadamente para poder tener una contrapunto exacto con las voces cantadas que se notan mas melodiosas y trabajadas que en su demo anterior, las guitarras van por el camino ya antes conocido pero sin perder de lado la potencia de las que siempre han sido partidarias, la conjunción de la amornia con la brutalidad hacen que por momentos rememore a la mejor epoca de Opeth, pero, con ese toque especial. El trabajo de la zampoña/charango son mas notorios en cada tema , dandole la pausa y el aire a puna que requiere una grabación de esta naturaleza, las partes instrumentales no se pierden por lado alguno, haciendo incapie constantemente en los sonidos ancestrales con una opresiva naturaleza incaica, muestra incontrastable de tal es "Achuma", primer instrumental de poco mas de cinco minutos, donde la banda hace el despliege preciso del espiritu guerrero y la feroz batalla en el epilogo del tema, con el par de guitarras desafiando a alguna zampoña perdida en el infinito.
"Silent notes of agony" es el tema que hace el quiebre en el disco, ya que meten sonidos de cajones afro al asunto, dandole ese toque del cual ya nos habian comentado que habría, realmente quedo a pelo tal instrumento aunque tenia mis dudas por ahi al comienzo, pero ya en el segundo instrumental del disco, "Katari", esas dudas quedaron en nada, el cajon afro se hace presente el momento exacto, conjugando como pieza exacta de relojeria junto con las guitarras acusticas y la quena, dandole el puntillazo final a este ultimo instrumental del disco que nos muestra de cuerpo entero la versatilidad de esta banda hasta ahora no llevada al sitial que se merece.
Ya en el epilogo del disco va "Pururauca", el tema mas largo del disco, que con sus casi quince minutos de duración es la clara muestra de la banda que lo suyo no era casualidad desde antes, dandole el puntillazo final a este disco realmente disfrutable de principio a fín, plagado de instrumentos andinos, de olor a puna y espiritu incaico inundando cada nota de esta presea a los guerreros de piedra de antaño, con declamaciones habladas, contapunto de instrumentos por ratos en onda progre,segmentos instrumentales y final de quena lanzado al vacio de la conciencia, y bueno, intencionalmente he dejado al aire algunos puntos que serán notados en cada pulsación, todo el disco es una pasada, ya que de los diez tema, me quedo con todos de una sola, valdría tener en cuenta "Nymph Of The Lake", como cosa especial, donde se escucha la tímida incursión de los teclados, dandole el aire melancólico del que hacia alarde el imperio caido, Pururauca es el alma ancestral de los incas, Purucauca bien podría ser un disco mas, pero no, esta vez lo tomaremos con la sangre impia del guerrero que es ingerida para purificar el alma.
Grinder


Let me preface this review by saying that Ch'aska have already got a winning formula style-wise; the use of traditional instruments like the charango and zampoña alongside a hybrid of old school South American thrash and death metal makes for an intriguing listen and creates a haunting and beautiful atmosphere at certain points of the record. Now, the metal ITSELF doesn't always live up to expectations, but there are enough points of positive fusion on this debut full-length to make it worth a recommendation to those craving a different style of folk metal.
"Bicolour Cannibalism" is the first track, a raging thrasher which is reminiscent of old Sepultura with a dash of Euro speed metal, flavored in the haunting pipes which drift alongside the verse and immerse you into this foreign world. "A Flower Brought Me Down" starts with some creepy acoustics and then has some of the finer metal riffs of the album. Some of the tracks I enjoyed most were "Nymph of the Lake" which plays out like a Peruvian Amorphis, gently balanced acoustics with raging mutes and melodies. The instrumental "Achuma" is pure folk for the first bit but then becomes a scorcher which wouldn't seem out of place on Beneath the Remains. Here, Ch'aska makes a flawless use of their aesthetic, all it is missing are the vocals. Speaking of which, Carlos Raffo alternates between a throaty and raw harsh style and a soothing, clean register. It works well. Another of the better tracks here is the epic title piece, over 14 minutes long. As for the rest of the tunes, they're passable but not memorable.
The album has a natural, raw tone to it, really capturing the folk and thrash without sounding entire digitized or overbearing. It sounds like it could be pulled off live. Pururauca is a solid debut album, and it's one of the most successful I've heard at incorporating the South American folk elements. Many bands have tried this thematically, but I've yet to hear the one that can really knock me flat (maybe Chaos A.D., maybe not). Ch'aska has come close to delivering that here, and if they can maintain and evolve this sound then their future looks very bright.
autothrall

Ch'aska totally fails to impress me. I've heard lots of good things about this release, but I just can't figure it out why people like this so much...
Stylewise Ch'aska is too much of a pell-mell. You can easily find melodic death metal, thrash metal and occasional folk influences in on Pururauca. The bad thing is that all the genres do not meld together, especially the folkish part is out of place: there's only a couple of songs in which native instruments sound suitable. Most of the songs don't juxtapose the metal part and the folk part at all, as if the guy that plays Peruvian folk instruments decided to improvise a bit. The thrash/death metal part is too raw and unclean. When the first riffs and hectic drumming opened Bicolour Cannibalism, I first thought there's much similarity between Ch'aska and Sepultura's beastly début. The guitar sound is too dry and riffs/drumming work look very sloppy overall. The vocals also do not tend to sound original or varied. Clean singing is the aspect I would personally prefer to be completely gone off this record.
I'm very disappointed because Ch'aska had great potential to do something really notable and original. But their inclination towards raw guitar sound and inability to write memorable melodies (so crucial when folk metal is concerned) serves them right - this release won't be the talk of the town definitely
Dismayer

Ch'aska is a band out of Peru, and this 2009 release is their debut full length release. The exact sound of Pururauca is rather difficult to describe as there are a number of different genres represented here. First I will mention that band member Marcelo Huacpe only plays native peruvian folk instruments. These sounds are found on and off on every track along with traditional folk lyrics. I guess it is fair to label Pururauca a folk metal release. In reality it sounds like a progressive melodeath release with a good number of rather atmospheric sections and great guitar work that just happens to have these native instruments found throughout the release. There are even a few accoustic portions on the release. The musicianship in general is excellent. This all works well for me.
The vocals I have the biggest issue with. They are full of emotions and work very well at times, but other times are raw and don't work the best for me. There are death, blackened death and several sets of clean vocals along with some harmonies. They are "real" vocals and not overly mixed sounding.
Overall I thoroughly enjoyed the native folk instrumentation on this rather progressive melodeath release with some power metal influence and even a little thrash influence. Really doesn't sound like the typical folk metal release. Surprisingly, my least favorite song of the bunch is the 14+ min. title track, but it still has some good moments.
Butterflyman

Wow, I was blown away by this album. The contrast between thrashy, evil riffs and melodic passages and folk instruments, the guttural growls and the cleans, makes for a great effect. Full of energy and malice, yet also beauty and purity.
Pururauca is an excellent take on both the folk metal genre and the death/thrash genre. Recommended to fans of either.
Lappo


Acá dejamos para empezar este día de miércoles a un grupo versátil y cautivante, con un buen balance entre lo brutal y lo melódico, con contenidos y desplieguies imaginativos navegan por solos de guitarra y doble bombo, vientos andinos acompañados de bajo y batería, atravesando una serie de cambios bien armados, riffs veloces juntando arpegios, vientos y instrumentales, para dejarnos un disco que muchas veces es asombroso.
Lo que sí, si van a hacer metal folklórico latinoamericano, me gustaría que dejen todo vestigio del inglés afuera de la obra... por ahí es algo que me hace ruido solo a mi, no lo sé... opinión personal digamos.
Y vamos a ver si encontramos algo de Kranium, el primer grupo de folk metal peruano, para presentarlo en el blog, así siguen teniendo material de estudio, como corresponde.






3 comentarios:

  1. Download: (Flac + CUE - No Log - No Scans)
    http://pastebin.com/dJ60imAu

    ResponderEliminar
  2. Sería bueno si se entendiera lo que cantan. Menos mal que están los subtítulos. Y sería mejor todavía que no copiaran lo que los pueblos anglosajones entienden por ''mal'' y ''apocalíptico'', y cantaran con un tono de voz propio.

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana