Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

miércoles, 24 de febrero de 2016

Deep Purple - Concerto for Group and Orchestra (1970)


El blog cabezón no puede cerrar sin haber compartido antes esto. Y entre las tantas cosas que nos faltó en este espacio, fue de entrarle de lleno a la música clásica. No se esperen grandes desarrollos, voy a tratar de sacar rápido varias de las cosas que tengo pendientes, entre ellas ésta, gran disco compartido por Marcelo B. Vamos a estar a full hasta último momento, y a morir con las botas puestas!!!.

Artista: Deep Purple
Álbum: Concerto for Group and Orchestra
Año: 1970
Género: Hard rock
Duración: 52:20
Nacionalidad:: Inglaterra


Lista de Temas:
1. First Movement
i. Moderato
ii. Allegro
2. Second Movement
i. Andante Part 1
3. Second Movement
i. Andante (Conclusion)
4. Third Movement
i. Vivace
ii. Presto

Alineación:
- Jon Lord / Teclados
- Ian Gillan / Voz
- Ian Paice / Batería
- Ritchie Blackmore / Guitarra
- Roger Glover / Bajo
- Orquesta Filarmónica Real / Acompañamiento orquestal
- Malcolm Arnold / Director



Otro aportazo de Marcelo B. La edición de 1990 que incluye el concierto y los temas introductorios de la banda... A disfrutar! pero no escribié mucho porque tengo mucho para traerles antes de que nos cierren este espacio cabezón, a regalar alegrías hasta último momento!


Concerto for Group and Orchestra es un álbum en directo de la banda británica de hard rock Deep Purple, lanzado en diciembre de 1969. El grupo fue acompañado para la ocasión por la Orquesta Filarmónica Real dirigida por Malcolm Arnold. El concierto fue compuesto por el teclista de la banda, Jon Lord, en 1969, y grabado en el Royal Albert Hall de Londres, en septiembre de ese año. Fue reeditado en DVD en 2003.
El concierto está dividido en tres movimientos. En el primero, la orquesta entra con una larga introducción que da paso a la interpretación del grupo y de la orquesta en bloques separados. Ya en el segundo movimiento aparece la voz de Ian Gillan, y el grupo y la orquesta tocan a la vez. En el tercer movimiento, que comienza con un solo de batería de Ian Paice, la distinción entre la orquesta y el grupo se hace más complicada.
Concerto for Group and Orchestra fue interpretado sólo dos veces entre 1969 y 1970, para permanecer treinta años sin ser interpretado nuevamente por la banda.
En 1999 el concierto fue interpretado de nuevo en el Royal Albert Hall londinense. Esta performance ha sido repetida varias veces en la década siguiente.
Wikipedia


Desde que hace un par de meses me enterase del fallecimiento de Jon Lord, tenía pendiente hacerle un homenaje en condiciones, por lo que no fue difícil escoger el primer disco de Deep Purple a reseñar en este blog. Aunque hay varios discos de este grupo que me parecen estupendos, creo que el disco más personal de Jon Lord es este "Concerto For Group And Orchestra" compuesto en su totalidad por él mismo.
Es un disco atípico, que de hecho se considera la primera intrusión seria de una banda de rock en el mundo de la música clásica. Tras algunos experimentos previos (como "April" del disco Deep Purple), Jon Lord usó su formación clásica para componer esta pieza de casi una hora de duración, que alterna las partes de orquesta con otras partes en que los músicos clásicos guardan silencio mientras toca la banda. Lo mejor de todo son las partes finales en que la orquesta y el grupo tocan simultáneamente. Un auténtico clímax sonoro.
La grabación de este disco en directo se realizó el 24 de septiembre de 1969 en la primera interpretación pública de la pieza, en el célebre Royal Albert Hall de Londres. La orquesta acompañante fue nada menos que la Royal Philharmonic Orchestra, dirigida por Malcolm Arnold. Casi un año más tarde, el 25 de agosto de 1970, esta obra fue reinterpretada en el Hollywood Bowl con Los Angeles Philharmonic Orchestra dirigida por Lawrence Foster. Después se perdieron las partituras, y nada más se supo hasta que el 25 y 26 de septiembre de 1999 se celebró el 30 aniversario de la actuación original con sendos conciertos junto con la London Symphony Orchestra dirigida por Paul Mann, usando unas partituras escritas por un tal Marco de Goeij a partir de la grabación original. Después fue interpretada varias veces más en diferentes países, con una última actuación celebrada el 28 de abril de 2011 en Palermo (Italia) junto con la orquesta The Vincenzo Bellini Symphony Orchestra. Ahora que ya no está Jon Lord, lo lógico sería pensar que esta pieza ya no se interpretará más.
El disco fue publicado en diciembre de 1969 en Estados unidos, y en enero de 1970 en Reino Unido. Esta primera edición en vinilo incluía tan solo la parte clásica, aunque en el concierto también sonaron algunos de los temas rock del grupo. En 1990 se publicó una versión en CD que incluía "Wring that neck" y "Child in time", y en 2002 salió a la luz un disco doble con el CD1 dedicado a la parte rock y el CD2 dedicado a la parte clásica. En cuanto al vídeo, el concierto fue estrenado en la TV británica en abril de 1970 como un programa especial titulado "The Best of Both Worlds". No hubo una edición oficial hasta que en 2003 se editó un DVD con la parte clásica, aunque incompleta.
Y hasta aquí llegan los datos, y empieza mi opinión sobre esta joya (creo que al decir "joya" ya va quedando claro el tema, ¿verdad?). Yo descubrí este disco 30 años después de su edición, cuando rebuscaba en la discografía de Deep Purple. La primera vez que lo escuché no supe qué pensar: "esto es música clásica... ¿qué clase de experimento es este?". La segunda escucha ya me hizo darme cuenta de que se trataba de un disco único, en el que un músico de gran talento intentaba fusionar la música clásica que aprendió de niño con un tipo de música, el rock, que aún estaba evolucionando. Y lo hizo por curiosidad artística, o por demostrar su talento, o para ver qué salía; pero no lo hizo para ponerse la etiqueta de "primero que..." o para ganar dinero, como harían otros grupos años más tarde. Todo esto se nota en el resultado, que es majestuoso, pero que también se nota un tanto verde, como sin terminar de pulir del todo.
A mí este disco me encanta, y es una de esas obras que no me canso de escuchar. La parte clásica es hermosa, los temas de Deep Purple suenan muy bien, y las partes en que la orquesta y la banda tocan juntas me parecen fantásticas. Sirve como disco de fondo para charlar o leer un buen libro, pero se disfruta mucho más escuchándolo con atención, fijándose en los sonidos, escuchando cómo el ritmo va evolucionando. Y aún mejor en vídeo, que permite ver la cara perpleja de algunos músicos de la orquesta, y las reacciones de sorpresa primero, y entusiasmo después, de un público que terminó entregado.
Por cierto, este disco también marca el debut de Ian Gillan y Roger Glover, en lo que sería la formación que llevaría a Deep Purple a sus mejores momentos creativos, pero también la que traería los roces personales que acabaron destrozando al grupo. Y es que en esta vida no se puede tener todo.
Finalizo el post con un vídeo de la actuación original completa (aunque solo la parte clásica)... Disfrutadlo :)
Felipe Eurowon


Back in 1970, it seemed as though any British group that could was starting to utilize classical elements in their work -- for some, like ELP, that meant quoting from the classics as often and loudly as possible, while for others, like Yes, it meant incorporating classical structures into their albums and songs. Deep Purple, at the behest of keyboardman Jon Lord, fell briefly into the camp of this offshoot of early progressive rock with the Concerto for Group and Orchestra. For most fans, the album represented the nadir of the classic (i.e., post-Rod Evans) group: minutes of orchestral meandering lead into some perfectly good hard rock jamming by the band, but the trip is almost not worth the effort. Ritchie Blackmore sounds great and plays his heart out, and you can tell this band is going to go somewhere, just by virtue of the energy that they put into these extended pieces. The classical influences mostly seem drawn from movie music composers Dimitri Tiomkin and Franz Waxman (and Elmer Bernstein), with some nods to Rachmaninoff, Sibelius, and Mahler, and they rather just lay there. Buried in the middle of the second movement is a perfectly good song, but you've got to get to it through eight minutes of orchestral noodling on either side. The third movement is almost bracing enough to make up for the flaws of the other two, though by itself, it wouldn't make the album worthwhile -- Pink Floyd proved far more adept at mixing group and orchestra, and making long, slow, lugubrious pieces interesting. As a bonus, however, the producers have added a pair of hard rock numbers by the group alone, "Wring That Neck" and "Child in Time," that were played at the same concert. They and the third movement of the established piece make this worth a listen.
Bruce Eder

Espero que lo disfruten y recuerden al gran blog cabezón!



4 comentarios:

  1. No es por nada y para muchos será una blasfemia. Pero siempre preferí a Deep Purple por arriba de Led Zeppelin. A la purpura profunda siempre la he tenido en mi olimpo musical, amo su música desde sus primeros trabajos psicodélico con tintes progresivos hasta su hard rock de la actualidad. Siempre pasando coquetamente por un blues rock, heavy metal, funk rock, Soul en el disco Come Taste The Band y ni que decir de esta joyota amigo, exquisita improvisación de los DP y la parte clásica es anormal, Gracias por compartir amigo, arriba el Rock y arriba el blog Cabezón :D

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana