Búsqueda cabezona

jueves, 26 de julio de 2018

No A US Army Argentina

El "enemigo interior" de Macri es el pueblo argentino, como en la Dictadura: El Régimen Macrista le permite a las Fuerzas Armadas Reprimir las Protestas Sociales. "Fuerzas Armadas represivas nunca más": auguran multitudinario acto contra la reforma militar del gobierno de Corporación Cambiemos. Así, las Fuerzas Armadas reaparecen en escena: si antes fueron tragedia, ahora regresan como parte de la marketinera farsa represiva amarilla: el cambio del helicóptero blanco de civil por el helicóptero negro militar es una señal muy clara, unívoca, de lo que se quiere representar, y al tiempo que se refuerza la imagen presidencial avanza también el alineamiento con el Imperio en detrimento de nuestra política exterior; la militarización va de la mano con la creciente subordinación al eje Estados Unidos – Israel, con los múltiples documentos firmados y las armas y equipamientos comprados a estas dos potencias mundiales, con sus tropas operando en nuestras tierras y armando bases militares estratégicas. En línea con esto, vemos cómo llegan a Misiones tropas entrenadas en Israel "para la guerra contra el narcotráfico", junto con lanchas artilladas israelíes y asesores de ese país que están desde este domingo en Posadas. De hecho en Misiones ya se encuentra también una "fuerza de tarea" del organismo antidrogas de Estados Unidos, acuerdo que firmó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich en 2017 en Estados Unidos, quien también compró estas lanchas pagando un precio mayor a lo que hubieran costado en otros países. Recordemos que Argentina tiene un conflicto en el Atlántico Sur (el ARA San Juan "estaba en aguas que reclaman los ingleses") y que carece de presupuesto para proteger la soberanía y los recursos. Entonces, mientras se endurece la política represiva hacia adentro, se bajan los pantalones con el Imperio, permitiendo el despliegue de tropas extranjeras en nuestro suelo por primera vez desde la Batalla de Caseros. No es que las cosas les salieron mal, así estaban planificadas.




Después del anuncio y de la firma del decreto por parte del Sr. Tijeras Macri para modificar las funciones de las Fuerzas Armadas, diversas organizaciones políticas, sociales, sindicales y de derechos humanos, convocaron a una masiva marcha de repudio. El acto, que se espera igual de masivo que la movilización en contra del "2×1" que beneficiaba a represores y genocidas de la última dictadura militar, será hoy a las 17 horas enfrente del Ministerio de Defensa, ubicado en Azopardo 250.

Por el simple Decreto 683/2018, firmado por el Gato Macri, el Jefe de Gabinete Marcos Peña Braun y el Ministro de Defensa Oscar Aguad, Corporación Cambiemos modifica la Ley 23.554 de Defensa Nacional, promulgada por el ex Presidente Raúl Alfonsín, y deroga el Decreto 1691/2006 de Néstor Kirchner, el cual establece la Directiva sobre Organización y Funcionamiento de las Fuerzas Armadas, pero NO lo suple por ninguna otra norma. Es decir, de ahora en más, la Doctrina del instrumento militar de la Defensa Nacional (las Fuerzas Armadas) dependerá de los brumosos objetivos que fije el Presidente de la Nación, en el marco de las nuevas "hipótesis de conflicto" que, contra lo supuesto, el Decreto ni siquiera esboza, tan deliberadamente como en tiempos de la dictadura, nunca se definía con precisión el concepto de "subversión". Por lo que bastará que el Presidente considere que un objetivo es "estratégico" (por ejemplo los transportes, el narcotráfico o un conflicto sindical en un sector crítico) para que las Fuerzas Armadas puedan ser llamadas a intervenir sobre él, para tareas de Seguridad Interior.






La última vez que desde un gobierno civil se convocó a los militares para tareas de seguridad interior fue en 1975, con el decreto 261/75 en febrero (“Operativo Independencia” en Tucumán) y con la sanción del decreto Nº 2770, del 6 de octubre, que creó el “Consejo de Seguridad Interior”. A partir de este ordenamiento se colocó a las fuerzas de seguridad bajo el control operacional de las Fuerzas Armadas. Desde su aplicación se agudizó la represión para-legal, con el resultado de cientos de secuestros, torturas y desapariciones forzadas, que muchas veces han sido imputados incorrectamente a la Triple A. Cuando en realidad eran las Tres Armas. Hay más de 600 desaparecidos antes del golpe. Sin contar la cantidad de asesinatos.
Lo que sucedió a partir del 24 de marzo es lo suficientemente conocido como para no extendernos. Nuestros cuerpos saben qué cosa fueron los crímenes de lesa humanidad. Ahora el Felino Macri nos recuerda, tenebrosamente, qué cosa son los "decretos de lesa humanidad". La anunciada participación de las FF.AA. en la seguridad interna abre nuevamente las puertas del infierno para la democracia argentina. Tanta negación, bastardeo y humillación de la palabra Vida en este ciclo macrista, tenía que terminar irremediablemente en convocar a la palabra Muerte. Porque hoy están en juego, más que nunca, la democracia, la paz, los derechos humanos, la justicia, los grandes y eternos dilemas de la humanidad.
También el cipayismo y la entrega de los recursos de la Patria a los intereses extranjeros y del Imperio que hoy vuela, como ayer, sobre nuestras cabezas.


Neoliberalismo de botas en América Latina

En América Latina se viene aplicando, con un saldo trágico, la doctrina de las "nuevas amenazas" que invocó Macri el 29 de mayo. En México, por ejemplo, desde que el ejército empezó a intervenir en la guerra contra el narco, en 2006, se han producido alrededor de 300 mil muertos. Mientras que las cifras oficiales hablan de alrededor de 25 mil desaparecidos. ¡Y las extraoficiales calculan 200 mil!
Cuando en 2014 se hizo público el caso de los "43 de Ayotzinapa", se descubrió que el Estado de Guerrero estaba sembrado de cadáveres.
Mientras que durante la última campaña electoral fueron asesinados más de 100 políticos, entre el 8 de septiembre del año pasado y el 27 de mayo.
En Brasil, desde febrero de este año, el gobierno ilegal e ilegítimo de Michel "Fora" Temer, hizo desembarcar las Fuerzas Armadas para tareas de seguridad interna en Río de Janeiro. No había pasado un mes cuando se produjo el asesinato de la Concejala de Río de Janeiro, Marielle Franco y del consejal Paulo Henrique Dourado Teixeira, a la semana siguiente. Además de las denuncias de violencia y atropellos que llevan adelante en las barriadas populares.

Tanto Temer como Peña Nieto son figuras con las que coincide política e ideológicamente. Alineados, como él, a la línea estratégica trazada por los yanquis. Sin mencionar los casos de Colombia o Perú.


Declaración de repudio al decreto presidencial de intervención interna de las FF.AA.
Desde el Observatorio Universitario de la Violencia Institucional repudiamos el decreto presidencial que permite la intervención interna de las Fuerzas Armadas contra todo acto, espacio o sujetos definidos como “enemigos”, sean o no representantes de un Estado nacional.
Tras las palabras hábilmente disimuladas, “apoyo logístico”, acciones “disuasivas o efectivas”, “despliegue rápido” (de una fuerza especial de 10.000 efectivos) el gobierno pretende imponer con ropajes “legales”, la peor tradición militar que sufrió nuestro país, propulsora y efectora de reiterados genocidios, como los perpetrados contra la población originaria en la Patagonia, desde fines del siglo XIX, y en la región Chaco durante el siglo XX, así como el genocidio de la desaparición forzada de 30.000 personas y la creación de más de 600 centros clandestinos de detención, tortura y exterminio desde 1974 y hasta 1983; masacres racializadas, étnicas, clasistas, políticas a las que se suman la comisión de actos propios del terrorismo de Estado en distintos períodos y modos gubernamentales, como la represión militar contra obrerxs y sus familias, en la Semana Trágica (1919), en la Patagonia Trágica (1921), los bombardeos contra población civil en 1955, la represión contra el Cordobazo (1969) o los fusilamientos de presxs políticxs en Trelew (1972), por nombrar algunos de esos hechos trágicos y repudiables. No olvidamos, tampoco, la “suspensión temporaria” de la Ley de Defensa, promulgada en 1988, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, en ocasión de sofocar la incursión en el cuartel de La Tablada por parte de integrantes del Movimiento Todos por la Patria (1989), ocasión en la que mediante la creación del Consejo de Seguridad Nacional (COSENA), se habilitó la participación del Ejército en la represión, con un saldo de muertxs, desaparecidxs y torturadxs, pese a la rendición de lxs incursores. Ahondando los males, el decreto de Mauricio Macri supone la suspensión definitiva de aquella ley de la democracia.
El saber construido sobre los modos, las causas y los propósitos de estos crímenes de Estado de dos siglos, reúne la memoria y la acción de diversidad de sujetos populares, originarios, organismos de derechos humanos, fuerzas políticas y sociales y también reúne la producción académica del área de las ciencias sociales, particularmente la impulsada por las universidades públicas y el sistema de investigación estatal en ciencia y tecnología, como el CONICET, tan atacados por esta misma política de saqueo y desvergüenza frente al despojo de los bienes comunes de la sociedad argentina.
No hay posibilidad de aducir desconocimiento, error o falta de referencias frente al paso que ha concretado el gobierno represivo de Mauricio Macri. Aunque las variantes aterradoras son muchas, la historia confluye en sus horrores; y el objetivo disciplinador -cuando no, exterminador- se repite.
No por anunciado, este paisaje de violencia contra el pueblo deja de indignarnos e interpelarnos en nuestra capacidad de movilización. La situación socio-económica, puesta al límite de lo soportable por el plan de gobierno, marca la hora de la expansión sistemática para la ferocidad nunca contenida de la derecha gobernante, a un año ya de la desaparición forzada seguida de muerte del joven Maldonado, el asesinato por la espalda del joven Nahuel, el tiro policial en la cabeza del niño Facundo Ferreyra, entre otras muchas jóvenes vidas que ha perdido nuestra gente en los últimos tiempos.
Llamamos a la comunidad universitaria y a la sociedad a movilizarnos junto a nuestro pueblo, en repudio a este avance sobre las libertades y las vidas, la democracia y el futuro, el próximo 26 de julio, a las 17 hs., en Paseo Colón y Alsina, frente al Ministerio de Defensa.
Fuerzas Armadas represivas ¡Nunca Más!
Observatorio Universitario de la Violencia Institucional-Facultad de Filosofía y Letras-UBA


En las calles ya frenamos el "2×1" y la domiciliaria a varios genocidas. Tenemos que frenar esta avanzada pro genocida.
El único enemigo que han conocido las Fuerzas Armadas de este país en toda su historia es este mismo pueblo. De paso aclaramos que es una mentira -tan grande como la campaña electoral de Corporación Cambiemos- que el Ejército haya nacido el 29 de mayo de 1810. Por el contrario, los 29 de mayo se celebra el aniversario del Cordobazo, victoria popular contra un gobierno de milicos asesinos. El ejército nació con el Estado, alrededor de 1880. Y su primera acción destacada fue el genocidio de los pueblos originarios de las pampas y la Patagonia. Después no ha hecho más que revalidar su título en la Semana Trágica, La Forestal, la Patagonia Rebelde, en los ’30, en los bombardeos de la Plaza de Mayo, en el Onganiato, en Trelew y en la última dictadura.

Son los mismos de siempre (igual que el FMI)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares