Búsqueda cabezona

miércoles, 27 de junio de 2018

Que el Mundial no Tape el Ajuste...

Mientras se festejan los goles la Agencia Télam despide a casi 400 trabajadores, en un solo día, de un saque, y bajo discursos estigmatizantes y denuncias falsas. El jefe amarillo de los medios públicos, Hernán Lombardi, puso en marcha una escalada de despidos en la agencia estatal Télam. La Argentina del Sr. Tijeras Mauricio Macri, empresario lumpen que viene de ser dirigente de Boca Juniors que aprovecha el Mundial para empomarnos mientras estamos entre la anestesia y la protesta, entre la bronca y la resignación, en un país que no termina de despertar, donde el opio de siempre hace que pasemos de la depresión a la euforia con el gol de Marquitos, que juro me costó festejar. ¡¡¡Ojo, que el mundial no nos tape el ajuste!!!


Télam, o cómo despedir al 40% de la planta excusándose en la pluralidad: mientras esperábamos el partido mundialista contra Nigeria, Hernán Lombardi -titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos– confirmó un nuevo vaciamiento en la agencia nacional de noticias. Con un extraordinario nivel de cinismo y perversión, Lombardi anunció los despidos masivos como una buena noticia, con un llamado a construir una “nueva Télam” luego de promover una suerte de limpieza ideológica de aquellos trabajadores que "ingresaron en el gobierno anterior". Un discurso insostenible y falso. Los despidos responden a trabajadores de todos los sectores, de toda antigüedad, de todas las pertenencias políticas. Lo que hay es un desguace: un proyecto para desmantelar a los medios bajo gestión estatal y entregar el sistema de medios en favor del capital concentrado de la industria.


Al menos 350 familias se quedaron en la calle tras los despidos que llevó a cabo el gobierno amarillo en la Agencia de Noticias del Estado (Télam). Representan más del 40 por ciento del personal de la agencia federal de noticias.
El plan de ajuste y desguace, que ya había sido denunciado por los trabajadores semanas atrás, fue llevado adelante sin ningún tipo de explicación más que la "re-estructuración empresaria", como mismo se argumentó en los telegramas que comenzaron a llegar desde temprano. Por estas horas los trabajadores de la agencia se encuentran de paro y ocupando los dos edificios en que funciona la agencia oficial, denunciando un desmantelamiento que claramente forma parte de la persecución al pluralismo informativo.

Ante una realidad arrasadora, los trabajadores optaron parar y realizar una ocupación pacífica. El conflicto tomó rápidamente dimensiones no esperadas -en cuanto al cambio entre ajuste gradual y de shock- y, lastimosamente, no parece que vaya a llegar a una solución temprana. Lo que sí queda cada vez más claro es que la peste amarilla no se contenta sólo con ajustar, sino que -en el camino- tiene la necesidad imperiosa de mostrar cruelmente su fuerza, su toxicidad y la imposición para con todos nosotros.
Hoy, finalmente los trabajadores y trabajadoras debieron vivir una de las situaciones más difíciles, que es quedarse sin el sustento para sus familias. Por lo visto, al Gobierno no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones nunca vistas en democracia. Sin embargo, la organización y la solidaridad también toman fuerza por estas horas y en unidad los trabajadores dan la pulseada como lo hicieron históricamente.

La libertad de expresión sigue en terapia intensiva en la República Argentina.



"Hemos decidido desvincular a empleados que no responden al perfil", informaron los directores de la agencia, mientras otro contingente de trabajadores recibieron un mail en el que los saludaban por formar parte de la "nueva agencia" de noticias estatal.
En las semanas previas la comisión interna del sindicato de prensa había organizado numerosas asambleas y medidas de fuerza para evitar lo que parecía inevitable, que se reduzca la plantilla de manera brutal.
"Todavía no sabemos exactamente cuántos son los telegramas pero sabemos que se trata de despidos masivos. Pedimos reunión con los directivos pero la empresa no da respuesta", sostuvo el delegado Esteban Giachero. La empresa asegura que la reestructuración busca funcionar de un modo más eficaz y que no está realizando una caza de brujas.

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, se mostró igual de cínico que frente a los despidos realizados en la cadena de radios públicas o en la televisión nacional, escribiendo en Facebook "hoy ganó el periodismo y ganaron los ciudadanos. Hoy ganó el futuro de la Agencia Télam". Cínicos, crueles, psicópatas. Todo un retrato de la Argentina Amarilla.


Hoy volviendo a casa me quede pensando en el emotivo partido con Nigeria. También en los 350 despidos en Telam con los que nos desayunamos. En la zurda milagrosa de Messi y en la derecha recalcitrante que reprime estudiantes en Córdoba. En el agónico pase a octavos y en la epopeya de la media sanción (ya hay fecha para el match entre las pibas y el Medioevo, 8 de Agosto, partido histórico). En como la coyuntura nos quiere quitar hasta las alegrías, o aun peor, las quiere usar en nuestra contra.

Hoy volví pensando en como grite el gol de Marcos Rojo en un café de Almagro junto a tantxs extrañxs, volví imaginando encontrar esa unidad en las calles para afrontar todo esto que se nos viene. Al fin y al cabo ¿Que es la calle sino otra cancha?

Y entre todo eso pensaba también en el Mayo Francés - ya se, es Junio y con Francia jugamos recién el sábado -. Me quedo con aquella frase que pintaban lxs pibxs allá en la París de 1968: "Bajo los adoquines, la playa", pero me permito re formularla: "Bajo los adoquines, la cancha". En Moscu o en el conurbano, en la Plaza Roja o en el Congreso, hay que ganar a como de lugar.

¿Y la foto? Zvonimir Boban pegandole una patada a un policía que reprimía a hinchas del Dinamo de Zagreb en los albores de lo que serian las guerras Yugoslavas. Botinazo al fascismo. Un intento naive de reconciliar y hermanar la felicidad enorme de ganar un partido, con la amargura de saber todos los otros que se perdieron el mismo día.
Ian Undery


Una censura constante

El mensaje del oficialismo sobre las ‘nuevas reglas del juego’ a imponer para con las y los trabajadores de Télam apareció apenas asumidos los cargos por los nuevos dirigentes. En Julio del 2017, Enzo Moreira fue despedido luego de consultar al actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, sobre los sobreprecios en la obra pública que se le adjudican a su gestión. Ante la incomodidad del funcionario (ver) y la falta de respuestas, la primera pregunta que recibió el periodista en la agencia fue ‘¿por qué preguntaste eso?’. Según Lombardi, su despido no tuvo nada que ver con estos hecho, sino que se dio por la finalización de su contrato. Sin embargo, mediante un comunicado, SiPreBa explicó que Moreira ya estaba acreditado para cubrir la Cumbre de Presidentes del Mercosur.

Durante Mayo del corriente año, las autoridades de la agencia decidieron censurar un cable que informaba sobre un paro espontáneo realizado por las y los trabajadores de la Televisión Pública como respuesta a la propuesta oficial de ‘paritarias cero’. La explicación oficial para no permitir su circulación radicó en que Lombardi debía aceptarlo con anterioridad. Sin embargo, ante reiterados intentos de las y los trabajadores, la respuesta del titular nunca llegó.

El comunicado de SiPreBa es claro en los objetivos de esta maniobra: “Así sucede diariamente con múltiples hechos relevantes, en un canal nacional que reduce su alcance sólo a lo que sucede en la ciudad de Buenos Aires porque no realiza ninguna cobertura en otras ciudades del país ni en el exterior, sin importar su trascendencia (…) [Sobre Hernán lombardi] en lugar de tratar de destrabar un conflicto que generó deliberadamente hace meses a partir del ajuste y el vaciamiento del canal estatal, solo se esfuerza en perpetuar esta grave situación, poniendo en riesgo una programación que ya de por sí es pobrísima, llena de enlatados, tercerizaciones y que, por primera vez en décadas, ni siquiera tuvo lanzamiento oficial, por no tener casi nada que ofrecer ni destacar”. Sin embargo, no tuvieron ningún reparo en informar, en Marzo del año pasado, que existían ‘al menos’ siete muertos tras el recital que dio el Indio Solari en Olavarría.
Un caso similar ocurrió durante el último Paro Internacional de Mujeres el 8M donde siete trabajadoras (entre ellas, dos delegadas) fueron sumariadas por adherir al mismo. Los fundamentos vuelven a ser muestra de que la búsqueda del oficialismo es bajar un mensaje interno, en este caso, la excusa fue que las trabajadoras llevaron a la calle bidones de agua vacíos para utilizar como bombos.
Cerramos esta nota como la empezamos:
La libertad de expresión sigue en terapia intensiva en la República Argentina.

Pregunta... ¿porqué no hacemos un prode? pero en vez de adivinar los resultados de cada partido del mundial, tratamos de adivinar la cantidad de cagadas con el que el gobierno amarillo nos va a tratar de garcar cada vez que juegue Argentina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares