Búsqueda cabezona

viernes, 29 de diciembre de 2017

Gnidrolog - Live 1972 (1999)

Más de 25 años después del efímero paso de Gnidrolog por las ondas sonoras, internet informó a los hermanos Goldring que existía un público nuevo y joven para ellos. Pronto se pusieron a preparar el reencuentro y, para “calentar” el espacio, lanzaron en 1999 un registro de su paso por los escenarios de su año de gloria: 1972. Lo interesante de este Live 1972 es que incluye cuatro rolas inéditas y sólo tres tomadas de sus discos de estudio. Con esto, los Goldring mostraban que tenían más piedritas en el cajón —que podían haber lanzado fácilmente al menos un tercer disco—, además de que demostraban su capacidad y virtuosismo en vivo.

Artista: Gnidrolog
Álbum: Live 1972
Año: 1999
Género: Rock progresivo ecléctico
Duración: 1:10:14
Nacionalidad: Inglaterra


Los conciertos de los que salió este disco se realizaron el 8 y el 10 de julio de 1972 en Aylesbury y Birmingham, Inglaterra, por lo que podemos situarlos alrededor del momento de lanzamiento de Lady Lake, su segundo álbum. Casi todo el material seleccionado era inédito, y como estos audios llegaron al público en 1999, 27 años después de la desaparición de la banda, podríamos decir que se trata de una especie de tesoro desenterrado. Era también la respuesta de los Goldring ante el interés por su música que se estaba mostrando en internet. Estamos ante un registro en vivo de la era de oro del rock progresivo, por una banda oscura y misteriosa que contaba con una original propuesta de fusión electroacústica, vanguardista y poética difícil de clasificar. Y el lanzamiento de Live 1972 sirvió de plataforma para el regreso de Gnidrolog con un nuevo (y hasta ahora último) álbum de estudio: Gnosis, que aparecería poco después en 2000.






La alineación de estos conciertos es la misma que la de Lady Lake, cuando el cuarteto había crecido a quinteto con la adición del saxofonista John Earle. Las pistas 1 a 6 fueron grabadas en Birmingham, en el festival de Mayfield, el 10 de julio de 1972; la 7 salió de un recital efectuado dos días antes en Aylesbury, lo que también cuenta una historia sobre la actividad del grupo que vuelve a poner sobre la mesa la injusticia detrás de su olvido. Sin embargo, hay que decir que el registro en vivo adolece de las mismas limitantes que encontramos en sus placas de estudio: una deficiente producción y esa ambigüedad en términos de gusto de las voces principales: el intenso y agudo timbre, a veces excesivo, de Colin Goldring (muy similar a los aparentes excesos del sax). Así, este disco llama tu atención si has logrado “darle el golpe” a la música de Gnidrolog; sólo así lograrás que las deficiencias (de producción y de grabación de los recitales) pasen a segundo plano para poner atención en una música original, interesante, provocadora y sobre todo humorística (algo que, aunque lo podemos encontrar en Jethro Tull o Gentle Giant, no era tan común en esa época cuando hacer rock “inteligente” implicaba también hacerlo a veces innecesariamente solemne).

 Se inicia con una simpática “Intro” que es una rola impresionante por la precisión en la ejecución de complicados unísonos y cambios de velocidad entre los que se cuelan guiños a riffs de bandas que la estaban rompiendo por aquellos días, como el mismísimo King Crimson. La “Intro” abre paso a un tema complejo: “Any Use in Living”, en el que se manifiestan con claridad los elementos constitutivos de la música de Gnidrolog: el beat psicodélico, la improvisación alocada (saxos, flautas dulces y traversas, guitarras), el crescendo, la voz intensa y mal educada de Colin. Es interesantísimo el final en bajo y flauta dulce, coreado por los destemplados gritos del cantante.

El segundo corte es el gran hit hippie de Lady Lake, “I Could Never Be a Soldier”, mini suite que en vivo suena aún más comprometida que en la versión de estudio. Es natural: ante el público esta declaración pacifista tendría que convertirse en una especie de manifiesto político en pleno 1972, cuando la utopía hippie ya había sido desplazada por balas, macanas y gases lacrimógenos. Y, como dice Eve Diamond (artífice de la grabación no autorizada de estos conciertos y culpable de guardar las cintas durante 27 años): esta es “una de las mejores canciones contra la guerra jamás escritas, que nunca recibió el reconocimiento que merecía”. El solo de guitarra al final (antes de las figuras de cierre basadas en un riff de bajo que podríamos llamar “running base”, es notable.

“Time and Space”, tomada también del primer disco, muestra en vivo la maestría de los ejecutantes que acometen con precisión una de las más exigentes piezas del rock progresivo en términos de manejo de los tiempos (y los tempos, algo característico de Gnidrolog). Arranca como un madrigal renacentista y se va desdoblando hacia el anárquico estilo de la banda; en esta versión en vivo destacan los arreglos para vientos que preceden a la locura en saxofón.

“Meanwhile Back at the Office (Or the Continuing Story of Peter)”, otro de los inéditos de este disco, sería la segunda parte de una trilogía inconclusa (nunca se conocería la tercera parte) que se inició en In Spite of Harry’s Toe-nail con “Peter”, la canción sobre el personaje que ya comentamos en la entrada de ese disco, y que ahora se va a trabajar a la oficina. Progresivo de perfecta factura, por momentos parece que no hay figura que se repita en ese pautado, que no hay ruta predecible en esas notas. Unísonos imposibles, cambios de velocidad más allá de toda lógica y la presencia del alocado saxo.

“My Mother” (también conocida como “Christmas Song” según las notas de Eve Diamond), comienza enlazada con la anterior; es humorística y teatral, y representa una nueva declaración contra la guerra que satiriza la envalentonada publicidad que en aquellos tiempos de guerra fría le hacían los Estados Unidos a su poderío militar (poco después ridiculizado por su derrota en Vietnam). La frase “Mi madre me regaló un cuchillo por Navidad” va dando lugar a un satírico recuento de amenazas como “Mi madre me regaló un (misil balístico intercontinental, etcétera, etcétera) por Navidad”, decorado por ominosos desplantes sinfónicos y rematado por una alocada polka en armónica que vuelve a lo sinfónico para finalizar con un gran solo de guitarra y una fuga de vientos.

La ejecución en vivo de la mini suite “In Spite of Harry’s Toenail”, del primer disco, también es notable, no sólo porque cuenta con el saxo de Earle que no estaba ahí en el disco de estudio, sino porque la situación de concierto deja ver el virtuosismo de los integrantes en acción, ejecutando el crescendo sinfónico en un auténtico tour de force. El disco termina con un tema que según Eve Diamond solía ser el cierre de todos los conciertos de Gnidrolog, pero que tampoco quedó registrado en sus volúmenes de estudio: “Sixpence for a Handstand”, casi nueve minutos de un jazz rock improvisativo como para dejar que cada uno de los músicos luciera sus habilidades, que no eran pocas.

Al igual que con sus álbumes de estudio, este en vivo de 1972 lanzado en 1999 pasó bastante desapercibido fuera del círculo de seguidores que se había manifestado por internet y mostraba el interés por bandas de pasado oscuro como Gnidrolog. Sirvió para que se reavivara la atención hacia esta extraña banda y para que existiera cierta masa crítica dispuesta a seguir lo que vendría poco después: el disco Gnosis, de 2000, con todo nuevo respecto al proyecto de los hermanos Goldring.

Live 1972 de Gnidrolog cierra el círculo de la breve etapa activa de esta banda y abre una nueva ventana hacia su reunión. Un buen disco de rock progresivo de la época clásica, extravagante, experimental, desenfadado, original; ¡espero que lo disfruten!



Lista de Temas:
1. Intro/Any Use in Living
2. I Could Never Be a Soldier
3. Time and Space
4. Meanwhile Back at the Office (Or the Continuing Story of Peter)
5. My Mother
6. In Spite of Harry's Toe-Nail
Bonus:
7. Sixpence for a Handstand

Alineación:
- Stewart Goldring / Guitarra líder, voz
- Colin Goldring / Voz líder, guitarra, saxo, flautas dulces, corno, armónica
- Nigel Pegrum / Percusiones, flauta traversa, oboe
- Peter Cowling / Bajo, cello
- John Earle / saxofones, flauta traversa, voz





3 comentarios:

  1. Que revelación que has traído con Gnidrolog!!!! Que grande Callenep!!! Otro flor de regalo para el público cabezón en este año nuevo! Abrazos Cellenep querido! Y felicidades para estas Fiestas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año nuevo, mi querido Moe! y abrazos a todxs lxs cabezonxs. Todavía nos falta uno de Gnidrolog, ya viene...

      Eliminar
    2. Todo lo de esta banda es muy bienvenido Callenep! Flor de sorpresa me has dado con ella! Bah, como todo lo que has traído, que grandes valores que tenemos en el blog!!!
      Abrazo enorme y feliz 2018!!! Bueno, aunque salte todo al carajo y se venga un quilombo importante, que sea con felicidad! eso es difícil pero no imposible

      Eliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).