Búsqueda cabezona

viernes, 17 de abril de 2015

Six Magics - Behind the Sorrow (2010)

Artista: Six Magics
Álbum: Behind the Sorrow
Año: 2010
Género: Power metal sinfónico
Duración: 48:53
Nacionalidad: Chile


Lista de Temas:
1. Run
2. Animal
3. Behind the Sorrow
4. Lies and Rules
5. Hands of Time
6. All My Dreams
7. They
8. No Time to Grieve
9. It's Not the Way
10. I Remember

Alineación:
- Ely Vásquez / Vocalista
- Pablo Ignacio Sepúlveda / Guitarra
- Erick Avila / Guitarra
- Mauricio Nader / Bajo
- Pablo Stagnaro / Batería


Nos reivindicamos con los metaleros y seguimos con estos chilenos, con canciones cantadas en inglés, clima épico y toda la perorata metalera.

Six Magics es uno de los grupos de Metal más exportables de Chile. Con su tercera entrega discográfica han dejado claro que pueden competir perfectamente con otras bandas más reconocidas a nivel mundial.
Formados en Santiago de Chile en septiembre de 1996, de aquella primera formación compuesta por el vocalista Sergio Villarroel (de 1996 a 1999), los guitarristas Erick Ávila y Nicolás Espinoza (1996-2002), el bajista Juan Pablo Pizarro (1996-1998) y Pablo Stagnaro (batería), quienes grabaron la maqueta “Trilogía de un guerrero” (1997), tan sólo permanecen el guitarrista Erick y el batería Pablo.
Por las filas de Six Magics pasaron el bajista Rodolfo Sánchez (1998-2002), el vocalista Sergio Domínguez (1999-2007), el teclista Sebastián Carrasco (1999-2005), y el cantante Cristóbal Flores (supliendo durante un período de 2003 a Sergio Domínguez). Sus dos primeros discos son: “Dead Kings Of The Unholy Valley” (2002) y “The Secrets Of An Island” (2003), ambos editados por los italianos de Underground Symphony, facturando también el segundo Underclass en Francia y Hellion Records en Brasil y Japón. El DVD “Dead Secrets”, filmado en el Teatro Providencia en 2005, finalmente salió auto-editado en 2007. También participaron con la versión de “Los misterios no hablan” en el “Tributo Internacional a Kraken” (2007).
Los mismos instrumentistas, quitando al teclista, que grababan el segundo álbum y el DVD: los guitarristas Erick Ávila y Gabriel Hidalgo (que entraba en 2002 sustituyendo a Nicolás Espinoza), el bajista Mauricio Nader (que también entraba en 2002 reemplazando a Rodolfo Sánchez) y Pablo Stagnaro (batería), con la nueva incorporación de la vocalista, y antigua amiga, mánager, corista, letrista… de Six Magics, Elizabeth Vásquez, fueron los que dejaron su impronta en “Behind The Sorrow”. Aunque hay que hacer especial mención a que antes que los italianos de Coroner Records editaran este tercer disco en 2010, fue publicado bajo el nombre de “Animal” en 2008 en Chile, en una limitada tirada de 400 copias, con diferente portada y otro orden en los cortes.
La producción del disco es de primerísima categoría, habiendo sido realizada por el afamado David Prater (productor de discos de Dream Theater, Night Ranger, Firehouse, los chilenos Fahrenheit, etc.). Se notan perfectamente las manos e ideas de Prater, sonando todo a una milimétrica perfección, incluyéndose cuidados y trabajados teclados, secuencias, orquestación, coros… Realmente el sonido es soberbio, aunque me asalta la gran duda que con tantos detalles y producción, si el grupo podrá trasladarlo todo casi fidedignamente al directo.
Durante las diez canciones del tercer larga duración de los chilenos no esperes escuchar todo el rato Power Metal europeo o melódico. Pocos recuerdos a obras pasadas hay, principalmente en las canciones incluyen variados y ricos matices de Metal Progresivo… sonando muy modernos, actuales, contemporáneos… y comerciales. Con la buena voz de la vocalista, de quien se dice que su registro es de contralto (lo siento, pero no controlo de terminología de técnica vocal), sólo diré que su voz es fuerte y melódica, y que no se te venga a la cabeza escuchar gorgoritos de cantantes de Metal Operístico o Gótico.
Para mi lo más interesante del álbum está en los primeros cortes. “Run” suena ejemplar en todo (instrumentación, voz, coros, arreglos, etc.), Metal moderno, fresco, reciente… incluyendo una voz masculina que habla sobre el atentado de las Torres Gemelas de New York. “Animal” (creo que es el tema “Carcass” en la edición del disco en Chile de 2008) es una pegadiza pieza dotada de grandes momentos de Metal Progresivo melódico, con añadido de orquestación. El medio tiempo “Behind The Sorrow” (el que fuera single de adelanto del disco de 2008) pone el punto más triste y melancólico al álbum, comandando la canción la gran voz de Elizabeth. Hay potentes ráfagas de Metal Progresivo en “Lies And Rules”, donde se vuelve a dejar demostrado el gran trabajo tras los controles del productor, sacando todo lo bueno y positivo a los cinco músicos chilenos (garra, dulzura, melodías...).
A partir del quinto y sexto corte, “Hands Of Time” y “All My Dreams”, el filo comercial en algunas composiciones se hace aún más patente y es lo que menos me atrae de los chilenos.
“They”, de tintes dramáticos, es la balada del CD, siguiéndole “No Time To Grieve”, teniendo un comienzo aplastante de Heavy Metal, aunque luego no llega a mantener esa fuerza e intensidad, debido a los distintos pasajes, cambios y ambientes que encontramos en el tema, incluidas oraciones en latín.
Estoy seguro que si “bombardearan” en televisiones y emisoras de radio con la canción “It´s Not The Way”, tendría bastante éxito, porque es comercial al máximo, hasta empachar, aunque para mí es el tema que menos me gusta de todo el disco, dando hasta ganas de pasarlo cuando suena. “I Remember” también tiene comercialidad, pero para mi gusto le salvan los gruesos y pesados riffs de guitarras (¡¡¡lo que ha influenciado en muchos de los actuales grupos el sonido de las seis cuerdas del rubio Zakk Wylde!!!).
El grupo en sus comienzos abrió conciertos en Chile de Nightwish (julio 2000), Rhapsody (2001), Blind Guardian (2002), y luego de Tarja Turunen (2008). Acompañando la salida de “Behind The Sorrow”, en febrero de 2010 se hizo una gira promocional por Alemania, conciertos en mayo y julio en Valparaíso y la capital chilena, para luego descargar en doce fechas (entre octubre y noviembre), en conciertos y festivales de Suiza, Turquía, Alemania, Bélgica y Holanda.
También “Behind The Sorrow” fue editado a finales de abril de 2010 en Japón por el Sello Howling Bull, incluyendo como tema extra la canción “Behind The Sorrow” en directo.
El guitarrista Pablo Ignacio Sepúlveda, quien acompañara en la gira promocional europea a la banda, finalmente ocupa el puesto de Gabriel Hidalgo, quien se marchó a estudiar a Estados Unidos en 2009, siendo sustituido por poco tiempo por Gonzalo Astudillo.
Si te gustan bandas como Kamelot, Evergrey, Nightwish… pero sin ser clones de éstas, seguro que la nueva etapa de Six Magics te enganchará.
Starbreaker

Yo no haré comentarios pero les deje los de otros...

Cada día me produce mayor satisfacción, introducir en mi reproductor el nuevo trabajo de una banda, hasta el momento desconocida para mí, y encontrarme maravillas compositivas como la que aquí nos atañe. Y es que SIX MAGIC, pese a no ser una banda nueva, ya que lleva más de diez años sonando en Chile, su país natal, con este su tercer trabajo de estudio, dan el salto definitivo al charco y son recibidos con los brazos abiertos en Europa.
Power metal con unas estructuras muy progresivas, podrían ser la definición de este “Behind the Sorrow”, aunque ciertamente, quedarme con tres palabras, me haría pecar de injusto con todo el sonido que muestra esta banda. Por su puesto, un impecable trabajo de producción a cargo del señor David Prater, responsable de algunos trabajos de DREAM THEATER, entre otros, tiene gran parte de la culpa de este resultado. Sin embargo, las cuidadas y maduras composiciones, y un trabajo minuciosamente elaborado y la variedad que nos presentan, son los mayores responsables de esta gran obra.
Después de algún cambio de formación, sobre todo de vocalista, parecen haber encontrado una formación óptima, con una impresionante Elyzabeth Vásquez, que se incorpora a la banda para hacerse cargo de unas impecables voces. Además, lo mejor que tiene esta banda, es que tratándose de un grupo con vocalista femenina, y llevando eso por bandera, no se trata de la típica voz gótica o lírica, sino, que muestra un precioso timbre, suave y agresivo, melódico y poderoso, algo que podemos apreciar nada más comenzar la reproducción en el primer y poderoso “Run”.
Estamos ante una obra con grandes composiciones, muy heavys, con riffs de auténtico power metal, como en “Animal” o en “Lies and Rules”. La labor de sus guitarras, combinada con los teclados, dota a la música de SIX MAGICS, de personalidad única, creando unas imponentes partes sinfónicas. Y es que los teclados, lejos de aburrir, completan un sonido, ya de por sí, detallado, y lo manejan a su antojo.
Grandes estribillos, muy melódicos, y poderosos, con la imponente voz de Elyzabeth, siempre marcando la pauta. Grandes bases de bajo y batería, marcando el tiempo por el que deben transcurrir una tras otras cada una de las pistas de este “Behind The Sorrow”, hacen de ésta, una obra completa y que seguramente sea apreciada por seguidores del metal en general, en muchos casos, independientemente de su estilo predilecto.
Pocas palabras a la hora de buscar influencias directas. Metal melódico, power metal, metal progresivo, metal sinfónico…, innumerables referencias que nos llevan de bandas como los americanos KAMELOT o NOCTURNAL RITES a otras más típicas de vocalista femenina, como EPICA, SIRENIA, o in luso LACUNA COIL. En definitiva, diez grandes cortes para un gran disco, de una gran banda, que espero empiece a ser tenida en cuenta por los amantes de la buena música a este lado del charco, y por los promotores de los grandes festivales de verano.
Diego Bernardo

Digamos que dentro de su estilo, lo que hacen lo hacen muy pero muy bien. Así que si es su estilo, disfrútenlo.



1 comentario:

  1. Download: (Flac + CUE + Log + Scans)
    http://pastebin.com/wvg1ad8b

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).