Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

jueves, 6 de octubre de 2016

Arbolito - Cuando Salga El Sol (2007)


Habíamos dicho que volveríamos con más Arbolito y aquí estamos, en otra resubida del cabezón ucraniano Sandy, folk rock argento de la mejor calidad dy de lo más rebelde, como para calentarse la sangre ante tanto frío neoliberal y derechoso. Porque Arbolito, tanto musical como ideológicamente, no puede estar fuera de este blog. Disfrútenlos! Esta vez viene con un texto incluido que también se las trae, entren al post y vean...

Artista: Arbolito
Álbum: Cuando salga el sol
Año: 2007
Género: Folk rock
Nacionalidad: Argentina

Lista de Temas:
01. Sobran
02. Chacarera de la Cloacas
03. La Recuperada
04. La Costumbre
05. Nina Mapuche
06. Saya del Yuyo
07. Como una Luz
08. Jipitur
09. Mi Pueblo Chico
10. Promo II
11. El Bichito
12. Amerika Bonita
13. Amerika Bonita parte 2
14. Osvaldo


Alineación:
- Ezequiel Jusid / Voz, guitarra acústica, guitarra eléctrica
- Agustín Ronconi / Voz, flauta traversa, quena, charango, violín, guitarra
- Andrés Fariña / Bajo, coros
- Pedro Borgobello / Clarinete, quena, sicu, guitarra eléctrica, coros
- Diego Fariza / Batería, bombo legüero





Este álbum ya lo había publicado y de un momento a otro desapareció el post, ahora reaparece solamente porque me lo pidió el Pyra, ya que además los links cayeron con el apagón de luz de Megaupload. No voy a hacer mucha reseña, imagino que todos saben de que estamos hablando al presentar a Arbolito.


A pesar de haber firmado para una multinacional el nuevo disco de la ascendente banda Arbolito, tiene la independencia de estilos y temáticas sociales de sus anteriores trabajos. La novedad aparece en un sonido mucho más solido y profesional, que aporta el productor artístico Daniel Buira, del grupo La Chilinga. Con ese aporte el grupo potencia el poder de los sikuris, que le dan un aire de rock sinfónico y afianza el eclecticismo de géneros que aborda la banda, que siempre está con un pie en el folklore y otro en el rock.
Con influencias disímiles los integrantes de Arbolito, se desenvuelven como una banda de rock pero su discurso y sus aires están decididamente volcados a los ritmos folklóricos del NOA. En catorce canciones, entre las que se destacan “Sobran”, “La costumbre” y “Saya del yuyo”, “Jipitur”, “La recuperada” y “Niña Mapuche”, la banda combina sin alterarse letras sociales y un sonido de inspiración andina, cadencias reggae, cumbias, zambas y el agite de las chacareras. Un disco que reafirma el camino musical de esta banda en ascendente popularidad.
http://argentinafolclore.com/

Y a continuación copio un trabajo presentado en un simposio de comunicación y música popular, referida al trabajo de la banda tanto musicalmente como políticamente, se los recomiendo, dedicada al macrista que dijo que son mediocres (yo los he visto en vivo y les aseguro que son impresionantes, y se los dice alguien que ha visto mucho grupo bueno en vivo, pero estos tienen el nivel del mejor)


En presente trabajo se plantea con el objetivo de relevar, a partir de un paquete textual de base musical enmarcado en la cultura masiva contemporánea y local, las presencias y ausencias de la cultura subalterna en tanto resistencia,  en el discurso que constituye nuestro objeto de estudio a fin de poder dar cuenta de los actores sociales representados, los imaginarios construidos y el discurso que puede edificarse.
En tal sentido entendemos a la Cultura popular en un sentido Gramsciano, es decir, como una propuesta frente a la cultura de la clase dominante, a partir de la cual, las clases subalternas construyen su propia visión del mundo y de la vida en un espacio donde se da la lucha entre una clase y la otra. Entendemos que a través de la los medios de comunicación masiva se puede revelar la existencia de una “hegemonía” cultural a partir de la cual las clases dominantes logran ejercer su dominio sobre las clases sometidas, es decir, “educan” a los dominados para que estos vivan su sometimiento y la supremacía de las primeras como algo natural y conveniente, inhibiendo así su potencialidad revolucionaria. Sin embargo, creemos que se pueden encontrar caminos alternativos para salir de esa dominación, o espacios posibles a construir que permitan pensar más allá de los límites impuestos por la industria cultural.
Nuestro objeto es musical, porque nos resulta interesante matizar este tipo de expresión ya que entendemos que la emoción volcada en canciones es uno de los medios artísticos más populares y con más llegada, convirtiéndose en un medio de comunicación masivo que puede expresar ideas y sentimientos comunes a la mayoría de las personas. A través de la música, como medio de comunicación masivo, se puede llegar a transmitir el sentido colectivo. Como diría Victor Jara: “El canto tiene sentido cuando palpita en las venas del que morirá cantado las verdades verdaderas…”
Es por tal motivo, que nuestro objeto de análisis propuesto es la banda “Arbolito”, una banda creada en el año 1997, en la decadencia del gobierno de Menem, luego de la más fuerte experiencia neoliberal que se haya producido en Argentina y en medio de las dificultades económicas y sociales que derivarían en la crisis del 2001.
Arbolito debe su nombre (cargado de simbolismo) al indio ranquel que -según cuenta el historiador Osvaldo Bayer en su libro “Rebeldía y esperanza”- degolló al Coronel Rauch en venganza por el genocidio cometido contra los indios de su comunidad.
Arbolito se caracteriza por fusionar músicas folklóricas de la Argentina y rioplatenses (chacarera, huayno, saya, zamba, candombe,entre otros) con ritmos como el rock y reggae. La banda también se destaca por sus letras con fuerte contenido social, en su lírica puede indagarse un compromiso que se complementa con una identidad propia y la alegría contagiosa de su música.
En los últimos años, la banda, logró consolidar un estilo, un paisaje sonoro propio que tiene que ver con la disolución de las fronteras y los prejuicios entre los géneros.
En un recorrido diacrónico sobre su material discográfico intentaremos de dar cuenta de los objetivos planteados y el porqué creemos que Arbolito es una banda indispensable a la hora de entender el escenario musical argentino correspondiente al momento actual y la posible inscripción de su música como símbolo de lucha y protesta, y como manera de hacer inteligible el mundo.

Acá estamos
Durante años, los trabajos en torno a la cultura, partieron de marcos conceptuales que se pueden resumir en dos categorías complementarias y opuestas: cultura de elite y cultura popular, vinculando la pertenencia a una clase social en función a una producción simbólica determinada. Posteriormente, y con la aparición de la reproducción técnica y  los medios masivos de comunicación, esa tipología se amplió y comenzó a hablarse de la cultura de masas. En este sentido, es que pensamos nuestro recorrido analítico a partir de lo planteado por Jesús Martin Barbero, en tanto intento de investigar la cultura de masas desde el modelo de lo popular, es decir, analizando los conflictos que articula la cultura (J.M.Barbero; 1983)  
Pensamos, al igual que sostiene Stuart Hall, que “hay una lucha continua y necesariamente irregular y desigual, por parte de la cultura dominante, cuyo propósito es desorganizar y reorganizar constantemente la cultura popular; encerrar y confinar sus definiciones y formas dentro de una gama más completa de formas dominantes. Hay puntos de resistencia; hay también momentos de inhibición. Esta es la dialéctica de la lucha cultural.” (Stuart Hall; 1984:101).  En este sentido, nos resulta central su definición de cultura popular en tanto tensión continúa con la cultura dominante, que entiende los cambios constantes que atraviesa y reconoce el proceso mediante el cual se articulan relaciones de dominación y subordinación.  La lucha cultural que nos interesa abordar en las siguiente páginas es aquella que adopta la forma de resistencia.
Por consiguiente, y a partir de la teorización de Beverly Best, quien teoriza sobre la cultura popular como un sitio de práctica de oposición, podríamos entender a la cultura popular como “algún modo de negociación entre las industrias culturales, los medios masivos o pequeños de comunicación, y los individuos o colectivos que proporcionan el contenido,  la inspiración, el talento o la imaginación necesarios para la creación de textos culturales populares.” (Beberly Best; 1997:1).
Enlazada en las redes de la cultura de masas, podemos encontrar a la cultura popular expresado en etiquetas tales como: “comercial”, “fabricada”, desacreditando la posibilidad de ser pensada como sitio de posible resistencia a la cultura dominante.
Por otro lado, no parece necesario aclarar que en relación a los medios masivos de comunicación, surge el término  “Mainstream” para designar los pensamientos, gustos o preferencias predominantes en un momento determinado. En el campo de la música moderna se utiliza para designar los trabajos que cuentan con grandes medios para su producción y comercialización, y que llegan con gran facilidad al público en general. Un buen ejemplo de mainstream podría ser la cultura pop, producida con el objetivo de obtener la mayor cantidad de ventas y beneficios económicos. Entonces, siguiendo el pensamiento de Best, podrían existir músicos y productores culturales que desafían la lógica de la rentabilidad y que pueden asumir el papel de intelectuales orgánicos, en términos de Gramsci, que mediante la autogestión y/o la producción de textos populares autoconsciente de sus condiciones materiales, creen el espacio para la resistencia cultural.

Arbolito:  tu lanza y dos caminos
Arbolito es una banda de Folk Rock argentina, compuesta por egresados de la Escuela de Música Popular de Avellaneda y formada en el año 1997 que se caracteriza por su estilo profundamente ecléctico que fusiona músicas folklóricas de la Argentina (chacarera, zamba), Bolivia (huayno, saya), Uruguay (candombe), entre otros, con ritmos fuera de la actual Argentina, de amplia difusión en el país (principalmente rock, de grupos como Jethro Tull, y reggae). La banda también destaca por su destreza multi-instrumentística y por sus letras con un fuerte contenido social. Toca tanto en festivales de rock nacional, como en festivales de folclore argentino.
En un primer enfoque de análisis debemos describir dos momentos socio-económicos y políticos donde se inscribe nuestro objeto de estudio, a saber:
Los tres primeros discos de estudio del grupo (FOLKLORE-1997; LA MALA REPUTACION-2000 y LA ARVEJA ESPERANZA-2002)¹  surgen en el contexto de la crisis del Estado Neoliberal, donde los procesos de privatización, desregulación, tercerización y flexibilización minaron todos los espacios sociales y políticos, y donde el debilitamiento entre Estado y sociedad genera la consigna popular: “que se vayan todos” dando paso a la aparición de nuevos actores sociales: piqueteros, ahorristas, asambleístas, cartoneros.
En esta primera etapa el contenido de sus letras va a estar cargado de una fuerte crítica hacia la problemática social: la falta de trabajo, los políticos corruptos, la injustica, el hambre, la pobreza, la ciudad caliente donde falta el pan. 

Por otra parte, los siguientes trabajos (un en vivo y tres de estudio): (MIENTRAS LA CHATA NOS LLEVE-2005; CUANDO SALGA EL SOL-2007; DESPERTÁNDONOS-2009; ACÁ ESTAMOS-2012) brotan en la confluencia de esa crisis y un Estado que podría denominarse de corte “populista”, que a partir de políticas redistributivas intentaría plantear la comunicación como derecho universal creando un nuevo escenario en el mapa de medios y sus productos culturales. Llegados a este punto es obligatorio señalar que Arbolito es una banda autogestionada que, sin embargo, tuvo su experiencia con la multinacional Sony, en dos de sus trabajos². Si bien no les resultó una mala experiencia, ese paso les sirvió para darse cuenta que para la discográfica fueron un producto, ese decir, es un negocio donde se invierte y se recupera. La banda siempre tuvo un proyecto mucho más amplio que el de ser un simple producto y ante la falta de compromiso con ese proyecto por parte de la compañía, decidieron volver a la independencia. Frente a las críticas recibidas en torno a la idea de que habían “transado”, la banda argumentó que no fue así ya que nunca trataron de condicionarlos con lo artístico, ni con lo temático o ideológico, sino por el contrario, esa negociación con la multinacional les permitió lavarse de prejuicios y utilizar el medio para que sus canciones lleguen a más personas. Si bien se puede observar ese cambio de estructuras en la técnica, a partir de un cambio en la estética gráfica y un mejor diseño de su producto, no se advierte que pase lo mismo con el contenido, las líricas y el sonido, que siguió el mismo camino que había tenido siempre. Pero sería interesante pensar si se puede ser radicalmente independiente, dadas las estructuras del mercado de la industria cultural.
En esta segunda etapa de su material discográfico, la temática sigue girando en torno a lo social, como ser el desempleo, la marginalidad de la gente en situación de calle, la preocupación por temas ecológicos, la explotación del trabajo infantil,  la reivindicación de los pueblos originarios, el poder de los medios de comunicación, la identidad latinoamericana frente al avance del imperialismo cultural.
Lo interesante y peculiar de la banda parecería deberse a varios factores, en principio es una banda que no podría haber tenido éxito en la década de los ochentas, que no tuvo grietas para que se filtre nada de lo que es la cultura autóctona, pero a partir de los años noventa ya no importaría si lo que suena es un rock, un tango o un malambo si es que suena bien, y que todo lo antiguo o anacrónico, por ser precisamente antiguo y anacrónico, volvió a escucharse, y entonces la propuesta de este grupo encajó perfectamente como algo alternativo de lo alternativo; siendo un nicho de resistencia cultural de por sí, empezando a construir un ghetto inamovible, con sus propias reglas, frente a la escena rockera del "mainstream", plena de punk comercial, hip-hop, electrónica y ritmos latinos de la vida loca.
En el estilo Arbolito conviven dos tendencias de resistencia cultural, es la mezcla entre lo autóctono pero modernizado, y el rock de conservatorio. No van detrás de pautas y
gustos ya establecidos por el sistema, sino que vienen a encarar un nuevo rock con ritmo latinoamericano y con cantos de protestas similares a aquellos que lanzaran muchos grupos de rock nacional en los lejanos setentas, pero también con instrumentaciones de fusión y experimentales, presentando un rock que deja de ser algo homogéneo y único, demostrando que existen muchas maneras de hacerlo y su apertura sólo es un aspecto del mismo, que en todo caso no pueden resultar completamente originales luego de que Los Jaivas y Congreso renovaran la nueva canción chilena en la década del setenta, combinando su propio focklore y los ritmos andinos con la vanguardia del rock y hasta con sonidos sinfónicos. Pero en todo caso, Arbolito llevaría esa intención a este presente y a la actual realidad argentina, desde una música con mucho color local pero también con un lenguaje musical universal, como un oasis creativo que ha vencido al desierto cultural de lo impuesto por los medios de comunicación.

Despertándonos:

Tal como advierte Michel Foucault, las sociedades que conocemos están atravesadas por múltiples relaciones de poder, que no pueden afianzarse ni funcionar sin una producción, circulación y articulación del discurso. Ninguna clase puede dominar sólo por medio de la violencia; necesita del consenso. Necesita que una masa importante de sujetos vea su dominación como algo aceptable, natural, inevitable. En esto,  los medios de comunicación  juegan un papel fundamental, en tanto articulador de un discurso homogeneizador de una manera de ver al mundo, como una correa de transmisión para acondicionar y adoctrinar conciencias, para la docilidad ante situaciones injustas.
En este sentido, queremos reponer nuestro objeto de estudio y situarlo en una noción de resistencia, porque podemos advertir en el lenguaje, el contenido de sus letras y  la mezcla de géneros, que se encuentran atravesando la música de Arbolito, como se construye un discurso desde una posición subalterna, que puede ser interpretada como una manera de señalar la relación de dominación que sufren los actores reflejados en su música.
La subalternidad  podemos rastrearla en un  rescate por un sentido étnico en sus letras y melodías, en la posibilidad de otorgarle la voz al oprimido y darles visibilidad a los pueblos originarios, a las abuelas de plaza de mayo. (ver canciones y poner los nombres).
La música de Arbolito podría inscribirse dentro del cuadro de “músicas populares”, pensándola como un espacio de resistencia cultural frente a la producción estandarizada, pegadiza, estereotipada y vendible de la industria cultural.
Si el mundo de lo popular se define en oposición a un mundo no popular, y nos habla de un mundo que trate de lo subalterno, de lo inferior, lo subordinado. La música de arbolito nos puede remitir a ese mundo si pensamos la resistencia tal como la propone Pablo Alabarces: “…la posibilidad de que sectores en posición subalterna desarrollen acciones que puedan ser interpretadas, por el analista o por los actores involucrados como destinadas a señalar la relación de dominación o modificarla. Entendemos aquí subalternidad de manera amplia, un sentido político, de clase étnico, de género, denominado extendidamente cualquier tipo de situación minoritaria. Entonces, en toda situación subalterna, resistencia es la posibilidad de sectores subalternos desarrollen acciones que puedan ser interpretadas por el analista o por los actores involucrados como destinadas a señalar la relación de dominación o modificarla. Por otra parte, sostenemos que la interpretación de esa posición resistente puede ser producida tanto por los que ejercitan la acción como por aquellos que, dada su posición hegemónica, sean sus destinatarios. Señalar la dominación significa el intento de ejercitar la conciencia de la misma en el acto de nombrarla, y finalmente modificar la situación de dominación significa el desarrollo de prácticas alternativas que tiendan a la producción de nueva hegemonía.”
(P. Alabarces; 2008:4)³
Notas:


¹ El primer disco Folklore, queda fuera del análisis por no poder contar con el material discográfico en soporte material.

² Dos de sus trabajos de estudio bajo la producción de Sony Music: “CUANDO SALGA EL   SOL” (2007) y  “DESPERTÁNDONOS” (2009)

³ “Música popular, identidad, resistencia y tanto ruido (para tan poca furia) en (http://www.redalyc.org/pdf/822/82201207.pdf)
 Bueno, disfruten el disco, fue cortesía de Sandy.

12 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Mil graciassss!

    By the way, en cuántos blogs distintos llegaste a publicar en simultáneo? ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ninguno, este lo publiqué especialmente para vos.

      Eliminar
    2. Buena onda! Igual te decía porque este en principio me ilusioné cuando lo vi en un blog que jamás había visitado, pero después de ver los enlaces en MU y que la entrada decía "Publicado por Moebius" caí en la cuenta que con un blog sólo no alcanza :P

      A las pruebas me remito, hasta te bardeó Gueor, supongo antes de que publiques en OrfeoProg ^^: http://progresivosinfonicorock.blogspot.com/2011/03/arbolito-cuando-salga-el-sol-2007.html

      Eliminar
    3. Ahí lo publiqué mucho antes de publicarlo aquí, incluso creo que lo publiqué antes en el blog de Gueor y por último aquí. Igual, actualmente en casi el único lugar que publico es aquí. Es que ahora no me da el tiempo para publicar en tanto lugares...
      Creo que Gueor me extraña...

      Eliminar
    4. Se supone que él es colaborador acá también, así que quedamos a mano ^^

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Hola amigo, podrías resubir el disco, me encanta esta banda, gracias y seguí con bárbaro trabajo

    ResponderEliminar
  5. hola, podes resubir el disco? muy buen laburo

    ResponderEliminar
  6. Fascinante banda hermosa combinacion de sonidos ritmos melodias y calidez humana. Gracias

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana