Búsqueda

lunes, 31 de julio de 2017

De eso no se habla

Apuntes que surgen al repasar las tapas de los diarios de un lunes en una madrugada gris. "Saquemos al dólar de las tapas de los diarios" clamó Dujovne, el ministro de economía con su fortuna depositada en el exterior pero que dice creer en Argentina. "No hablar de economía" es el consejo que Durán Barba brindó a los candidatos del oficialismo. Claro, porque es lo que peor anda y más afecta. Lo otro se puede disfrazar. Si rascamos un poco el maquillaje, quedará al descubierto el horrendo pellejo del Cambio.

Te mienten en la cara y te toman de boludo. Muy lejos de la realidad y de los llamados analistas Mauricio Macri afirmó en varios actos de campaña, que el Gobierno está "bajando" la inflación y remarcó que ese es su "primer compromiso”, al visitar un centro de jubilados en el Chaco.
“Sabemos lo que es la inflación, el daño que hace. Y nuestro primer compromiso es bajar la inflación. Ya la estamos bajando y hay que seguirla bajando”, insistió en un breve discurso en la localidad de Roque Sáenz Peña.
Mirá como te toman de boludo: Lilita Carrió estuvo presente en la mesa de Mirtha Legrand anoche y realizó un polémico análisis de la situación económica del país: le echó la culpa al periodista Roberto Navarro, y al canal de cable C5N, por construir la idea de que en Argentina está aumentando la Pobreza desde que Macri llegó al poder. Ahora resulta que Navarro y C5N son los que te hechan del trabajo y suben los niveles de inflación!

El asesor ecuatoriano ha tenido bastante éxito con sus estrategias: ha convertido a Macri en presidente; ha logrado embaucar la voluntad electoral; ha transformado al ciudadano en público cautivo. Pero no es todo poderoso. La parafernalia mediática del poder real, algunas espadas políticas y un grupo de peones judiciales han ayudado bastante. Sin embargo, la realidad relatada por las pantallas empieza a tener las fisuras inocultables producidas por los efectos de un plan perverso que no tiene nobles objetivos.
Sabemos que por designio del demiurgo ecuatoriano Jaime Durán Barba, que de economía no se habla. Seguramente por eso, en el amable ámbito de "Podemos hablar", el programa de Andy Kusnetzoff por Telefé, la amarilla ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se largó a hablar del narcotráfico. Del narcotráfico que le conviene a Corporación Cambiemos, o sea de los perejiles que venden marihuana, talco mezclado o paco en las esquinas antes de que la cana les caiga inevitablemente encima para cumplir con la cuota de pobres diablos delincuentes. Pero no pueden contener lo que ellos mismos están generando, y ya los brotes de bronca aparecen en todos lados, hasta en los más insospechados.
Porque la esposa de Claudio Caniggia le retrucó sorprendiendo por su visión de la Argentina. "Te suben el gas, la luz es cara, y no podés darle a tu hijo una taza de café con leche", dijo, indignada. "No pasa por un tema de narcotráfico, ¿sabés por qué pasa? Pasa porque un país se está cagando de hambre. La gente no tiene plata para comer. Te pagan, no sé, cinco mil pesos o diez mil pesos y te suben el gas y estás cagado de frío adentro de tu casa. Y después no podés prender la luz porque la luz es cara. Y no podés gastar nada. Y no le podés dar a tu hijo, no sé, una taza de café con leche, o una medialuna (...), hay gente que no puede comer y hay gente que no puede pagar la boleta de gas. Y esa gente tiene problemas. No vos, ni yo, ni todos nosotros.

Estamos discutiendo cómo lograr que 40 millones de personas vivan sin apuros en un territorio que produce para diez veces más. Más de dos siglos llevamos en esa contienda, mientras los que pretenden quedarse con todo nos invitan a tirar juntos para el mismo lado (el lado de ellos) mientras pretenden flexibilizar a los trabajadores, mientras los desocupados se sumergen en el maravilloso mundo de la fabricación de cerveza artesanal por consejo del cínico amarillo Esteban Bullrich, y quieren convencernos de que lo mejor es ganar menos.
El salario de gran parte de los trabajadores apenas cubre la mitad de lo que necesitan, pero los amarillos quieren que renuncien a más. Ahí está la grieta: que los que no saben lo que es una carencia exijan sacrificios a los que tienen casi nada para sacrificar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).