Ir al contenido principal

Genesis - And Then There Were Three (1978)

Y seguimos co más Genesis y más aportes de Raúl. En el catálogo de la banda, sin duda este es un disco bisagra, de transicion, siendo que se tiran de cabeza al rock pop, pero también es el primer disco con la formación de trío: Banks, Collins y Rutherford, que se debe hacer cargo de la guitarra líder por primera vez, y donde le dan preferencia a las canciones cortas, y es la primera vez que Tony Banks realiza un recambio o actualización tan grande en sus teclados. Y desde aquí ya no se podrá hablar del rock sinfónico de Genesis, sino que será una de las tantas (buenas) bandas de rock pop que de progresivo solo les quedará el pasado glorioso. Un disco importantísimo para la historia de la banda, ahora... no creo que sea tan importante para la historia de la música.

Artista: Genesis
Álbum: And Then There Were Three
Año: 1978
Género:Rock pop
Nacionalidad:Inglaterra


Bueno, las opiniones sobre este disco son muy disímiles, obviamente es defenestrado por los admiradores de toda la vida, pero por otro lado les permitió llegar a un grado de aceptación y exito comercial que nunca habían alcanzsado antes.
A ver lo que dice el señor Wikipedia sobre esto...
…And Then There Were Three…ES: …Y luego quedábamos tres…— es el noveno álbum de estudio del grupo inglés Genesis. Fue grabado en los estudios Relight (Holanda) durante 1977 y publicado en 1978.
El disco alcanzó el puesto #3 en el Reino Unido, el #6 en Italia, el #2 en Francia y el #2 en Alemania. En los EE.UU. alcanzó el puesto #14 convirtiéndose en su primer disco de oro en dicho país de acuerdo a la certificación de la RIAA (posteriormente logró disco de platino). Al tratarse de material más directo y accesible, los seguidores y las ventas del grupo aumentaron de forma considerable principalmente por el éxito de la canción "Follow You, Follow Me" la que se convirtió en el primer éxito importante de Genesis en los Estados Unidos.
Un lanzamiento fundamental en la historia de la banda, "…Y Entonces Quedaron Tres…" es una referencia a la reciente partida del guitarrista Steve Hackett del grupo, dejando al grupo reducido a un trío (lo que resultaría en la formación de Genesis que parmenecería por mayor tiempo sin cambios, casi 20 años hasta 1996). Como resultado, los roles de los restantes miembros de la banda se definieron más ampliamente. Tony Banks se encargó de todos los teclados, Mike Rutherford de todas las guitarras y bajos, y Phil Collins de las baterías, percusión y voz.
Adicionalmente, "…And Then There Were Three…" mostró un camino diferente hacia canciones más cortas y simples, marcando un alejamiento estratégico del rock progresivo y acercándose a estilos más Pop y Punk, incluyendo canciones como "Scenes From a Night's Dream" que cuenta las fantásticas aventuras del "Pequeño Nemo", un personaje de una tira cómica.
Para muchos fanes de los anteriores trabajos de la banda, este álbum indica una crisis en la dirección musical tomada por el grupo y abundaban los rumores de una separación definitiva de Genesis. Mientras que muchas de las canciones cortas eran claramente avanzadas en términos de instrumentación y letras, pocas eran mayores a los cinco minutos de duración, y los arreglos dejaron de lado el estilo clásico de trabajos anteriores por versos/coros más estándar y populares.
Una versión remasterizada digitalmente fue lanzada en CD en 1994 bajo la discográfica Virgin en Europa y Atlantic Records en Estados Unidos y Canadá.
And Then There Were Three no fue un álbum grupal como los anteriores, algunos temas fueron compuestos en solitario por Tony Banks y Mike Rutherford, en cambio Phil Collins quien atravesaba por una difícil situación marital, no figura demasiado en los créditos, sin embargo, escribió la totalidad de las letras para la canción "Scenes from A Night's Dream". Llegados a este punto, Genesis estaba lo más alejado de la composición colectiva de lo que hayan estado jamás. Rutherford explica: estaba tan preocupado de la primera guitarra en ese disco que no me daba cuenta en la dirección que íbamos, por lo tanto decidimos hacer canciones más cortas para así tener más variedad.
Tony Banks en cambio: creo que de todos los discos que escuché en los últimos años. "And Then…" es el que siempre más me sorprende. Me gusta más de lo que quisiera admitir y tiene tres de las mejores canciones que escribí para el grupo. De todas maneras, los temas más pesados, como "Down And Out" no suenan tan bien, ese tipo de canciones necesitan más tiempo para extenderse.
A pesar de la carga adicional de la composición, ahora reducida en teoría a tres personas, la banda disfrutaba de su primer éxito real en los rankings con la canción "Follow You, Follow Me", una canción incidental que casi no es incluida en el álbum y que, como dato curioso, las percusiones fueron ejecutadas por Chester Thompson siendo la única canción de estudio de Genesis post-Gabriel en que Collins no toca la batería aunque sí en las voces y coros. Llegando al puesto #7 en los rankings del Reino Unido, incluso obtuvo aire en las radios de los Estados Unidos, y la banda finalmente podía decir que habían escrito ese éxito definitivo que tan ansiosamente habían buscado nueve años antes, para su álbum "From Genesis to Revelation".
Para las giras en vivo que siguieron a la publicación del álbum, el ex guitarrista de Jean-Luc Ponty, Daryl Stuermer, fue reclutado para ocupar el lugar de Hackett en las guitarras. Stuermer pronto demostraría que tenía la experiencia técnica necesaria para interpretar todas las partes de Hackett, y esto lo dejó libre a Rutherford para concentrarse en su bajo.
Una vez finalizadas estas giras que llevaron al grupo alrededor del mundo, Collins le dijo a Rutherford y Banks que si la banda no le daba el tiempo necesario para rescatar a su matrimonio de la crisis en la que se encontraba (o por lo menos intentarlo), se vería obligado a abandonar Genesis. Comprensivamente, le dieron a Phil el tiempo que necesitaba, mientras ellos (Rutherford y Banks) se concentráron en sus primeros trabajos como solistas. A pesar de sus esfuerzos, Collins no pudo salvar su matrimonio, y se encontró con mucho tiempo libre. Durante este tiempo salió de gira con Brand X, la última vez que hizo algo con este grupo. También utilizó este tiempo para volcarse a su propia música, escribiendo la mayor parte del material que conformaría su primer trabajo como solista, Face Value, que sería publicado en 1981.
Wikipedia




No daré mucha opinión personal al respecto, personalmente el disco y el estilo no me gusta absolutamente nada, pero tampoco hay que ser tan cerrados de no comprender el trabajo en su contexto.
"And then there were three" es una línea de una canción infantil tradicional estadounidense de muy poca corrección política, llamada en español "diez negritos", en la que se basa también una excelente obra de suspense que no viene al caso. El asunto es que al cuarto negrito, Steve Hackett, se lo come un arenque rojo.
Al pobre Hackett, al que ni siquiera se le reconoce generalmente como inventor del tapping pese a que probablemente fue el primero en usarlo habitualmente, que vio durante años cómo sus composiciones eran rechazadas y su talento minimizado. Y aún así, su personalísimo estilo destacaba lo bastante como para ser parte real del "sonido Genesis".
La tensión acumulada explotó durante las sesiones de Wind & Wuthering, y Hackett, que ya contaba con un "exitoso" disco en solitario, abandonó el grupo sin que se planteara buscarle sustituto, con la coña añadida del título del álbum que nos ocupa. Es 1977 y la máquina de Genesis se conforma como trío dispuestos a vivir la decada y pico más lucrativa de sus carreras y una de las más exitosas de la historia de la música moderna en general.
"...And Then There Were Three..." sufre en sus carnes una labor de costura ejemplar, y el machetazo dado a la duración habitual de los temas (pasamos a cuatro minutos y pico de media) favorece hasta el infinito su accesibilidad comparado con Wind & Wuthering, el anterior trabajo de los ingleses. El cambio tampoco es tan drástico, pues hay muchos momentos progresivos que salpican el disco, pero estos están más integrados en la estructura de las canciones de dalePhil-estribillo-puente-dalePhil y se abandonan en gran medida las secciones de glorioso Prog Rock en estado puro que asomaban sin complejos en el ya mencionado Wind &...
Ya completamente conscientes de las capacidades (o no) vocales de Collins, la banda consigue amoldar mucho mejor la música a los tonos que favorecen al avezado batería. Esto significa talmente lanzarse a los brazos del pop en las melodías y evitar en la medida todas aquellas líneas interminables que el ya lejano Gabriel recitaba sin despeinarse, pero a las que el actual vocalista llegaba con esfuerzo, como en ocasiones sucede en A Trick of the Tail y Wind & Wuthering.
El acierto de Genesis es abandonar la complicación, pero hasta cierto punto, y conseguir que el Pop Rock inyectado en la mezcla consiga compaginarse sin problema con unas bases instrumentales dominadas por Tony Banks, en el último uso del mellotron de la carrera del grupo. Así los temas se ven invadidos por los teclados por completo. Una serie de arreglos en las baterías, con bastantes detalles timbalescos y un paso más hacia el temido sonido ochentero de las percusiones, contribuyen a llenar los espacios que Hackett ya no puede cubrir. Rutherford pasa a las labores de guitarra principal con bastante resolución, e incluso se permite cierta experimentación, como usar botellas como improvisados slides, pero hay que reconocer que el espigado bajista no es Hackett. Qué le vamos a hacer.
De todas formas el disco suena estupendamente y no está todo perdido. Aún en proceso de evolución hacia la yerma pradera que del sonido ochentero hicieron los mastodontes de los 70, el trabajo no deja de transitar la senda del Prog. Quizá algo descafeinado, pero Prog, y la calidad de las secciones más Pop y la mencionada habilidad para unirlo todo de forma intachable son el secreto de la mezcla. La ejemplar construcción inicial que el grupo hace de "Down and Out" convierte una melodía bastante inofensiva en un tema muy acertado, con un Collins mucho más suelto que de costumbre. "Undertow" sigue la teoría de las baladas más comerciales, pero da en la diana con un estribillo lleno de matices y una letra bastante bonita. "Ballad of Big" intenta dar un impulso más sinfónico sin pasarse y "Snowbound" es una nueva balada setentera, pero es quizá "Burning Rope" el que se compone como uno de los temas señeros del álbum.
"Burning Rope" intenta devolver a la música de Genesis cierta narrativa, pero adaptándose a las nuevas circunstancias en sus partes vocales. La sección instrumental recupera en cierto modo algunos momentos del pasado y los breves bendings de Rutherford en un solo de guitarra de la mano del teclado de Banks parecen homenajear al miembro perdido, si es que alguien se creyese a estas alturas que lo echaban de menos.
Acierta también el tratamiento de teclado de la un poquito más rock "Motherlode", que intenta simplificar todo lo que puede manteniendo un cierto aire Prog, y se repite la sucesión para la balada "Many Too Many". Dos temas más accesibles, especialmente el segundo que podría pasar en un disco de Collins en solitario o de la misma banda algunos años después y que como novedad incluye otros breves pasajes de Rutherford a la guitarra.
"Scenes From A Night's Dream" hace uso de una letra bastante chorra para lanzarse a los brazos de los sintetizadores buscando el Pop desesperadamente y "Say It's allright Joe" intenta ser más profunda. Lo cierto es que este último tema contiene alguna explosión interesante instrumentalmente y ofrece buenos momentos que intentan acercarse al rollo teatral, pero su estructura se simplifica mucho y no llega a cuajar del todo. Mejora la cosa en "The Lady Lies", por cuanto honestamente el grupo apunta al futuro sin complejos y consigue un ambiente más "blues", por llamarlo así, que va conectando con diferentes secciones de descarado rock setentero y buenos segmentos más cercanos al Prog.
Pero es probablemente "Follow You Follow Me" la mayor declaración de intenciones del disco. Acostumbrados a acabar sus trabajos con temas densos e instrumentales (quizá la curiosa excepción fue el cierre de "The Lamb Lies Down on Broadway") Genesis decide colar un tema pop, un tanto baboso, saltarín y que se adelanta cinco o seis años a su tiempo. Lo cierto es que la factura Pop de este tema es intachable para la época y que su falta de pretensión no le daña lo más mínimo, acabando el disco de forma acertada.
"...And then There Were Three..." fue un éxito en su día, pese a contar con la portada más fea que recuerdo de Hypgnosis, donde Genesis asalta descaradamente las composiciones más accesibles en busca de atrapar un éxito comercial que ya se atisbaba. Hoy en día un tanto olvidado, igual que su siguiente y en mi opinión algo mejor Duke, es un disco de brillante Pop-Rock setentero con trazas de Prog y una pica importante en el cambio de estilo hacia la gloria económica. Tres cuernos más que dignos se lleva.
MeFuMo



La fascinante historia de Genesis, una de las bandas seminales y más influyentes del progrock, tomó un inusitado giro hacia finales de la década de los 70. No sería la única pero sí una de las más controversiales. De aquellos adolescentes de la escuela Charterhouse de Surrey, Inglaterra, poco quedaba para 1978.
En poco más de un lustro, la banda surgida de dos agrupaciones juveniles, The Anon y Garden Wall, se desmoronaba dejando un legado de historias fabulosas, sonidos fantasmales y dulzura medieval en ocasiones también apocalíptica y surreal. Genesis se había transformado de un quinteto celestial a un trío más romántico y comercial que poco ya guardaba relación con la emotiva “Cinema Show”, la clásica “Firth of Filth”, la surreal “Carpet Crawlers”, la bíblica “Supper’s Ready”, la bestial “Squonk” o la divertida “All In A Mouse’s Night”, una parodia basada en Tom y Jerry.
Las caracterizaciones cuasi operáticas de Peter Gabriel habían cesado en 1974. Rael, Magog y el viejo de la macabra historia de la caja musical, eran ya un grato recuerdo y un aporte invalorable al género. Y hacía 1977, la subyugante guitarra emulando los cantos de unas sirenas y el hermoso solo de guitarra basado en un tema de Bach, “Horizons”, nos dejaría el recuerdo de un Hackett que ciertamente necesitaba más espacio. Los fans pensaban que en cada caso era el final pero, tomando cierto riesgo, con el tiempo era como si un velo revelara la verdadera columna vertebral del quinteto, las teclas de Anthony Banks, la percusión y voz de Phil Collins, y el sorpresivo bajo del siempre discreto Mike Rutherford. …Y entonces hubo tres…
Collins siempre estuvo armonizando la voz líder de Gabriel. En Nursery Cryme de 1971 cantaba solo “For Absent Friends” y un par de años más tarde lo haría con “More Fool Me” de Selling England By The Pound, lo que indicaba que si dos pilares caían había un secreto bien guardado que significaría un cambio radical, tal vez no tan radical. Las composiciones, aparentemente más elaboradas, daban paso a canciones menos extensas, melodiosas y con una lírica de menor densidad. Así el trío Banks, Collins y Rutherford se dio a la tarea de asumir el riesgo de dar un brusco giro al timón con unas once composiciones cortas, comparadas con aquellas que caracterizaban previamente a la banda.
Tras contemplar la imagen de Hipgnosis por un rato y sospechar un poco qué tramaba en la penumbra este ambicioso trío, dejo caer la aguja en “Down and Out” (Pobre), tema que inicia el set de composiciones del controversial …And Then There Were Three. Es el primero de los cinco temas del lado A. Banks inicia con el teclado y luego Rutherford a la guitarra para finalmente dar entrada a la telúrica batería de Collins quien canta “Es bueno estar aquí, ¿cómo has estado?, revisa mi bolso, muchacho, ¿dónde está mi habitación?, me siento sobre el teléfono, es mi asunto, mantén la presión, toda. Compuesta por los tres, Banks nos ofrece un efectivo solo de teclado. Es evidente que permanecen algunos elementos del ahora clásico Genesis pero era también altamente notorio el cambio de dirección.



La siguiente canción es un hermoso contraste escrita por Banks, “Undertow” (Resaca) “Aguanta el golpe que el destino te ha dado, obtén lo mejor de él, aún queda más o acuéstate en el suelo, y deja correr las lágrimas, llórale al césped y a los árboles y al cielo, finalmente de rodillas”. Las teclas colman la atmósfera mientras Mike toca la eléctrica arpegiada y Collins lleva la melodía con su voz. Culmina la primera terna “Ballad of Big”: “Big Jim Cooley exigió respeto, podía tener lo que hubiera querido, la insignia en su chaqueta brillaba con el sol, no es mentira que Big Jim era temido por todos”. Banks inicia con teclados este tema que pareciera compuesto para una banda sonora.





Los dos restantes del lado A son “Snowbound” (Atrapado por la nieve) y una de las piezas más hermosas de este período, “Burning Rope”. En la primera la guitarra acústica añade calidez al gélido tema y el teclado de Tony deja vestigios de algunas frases que nos remontan a Selling England By The Pound. “Acuéstate sobre la nieve de medianoche, siente el frío invernal en tus cabellos, aquí en tu propio mundo, en un cerco que ha crecido para gozo de los niños que arribaron en la madrugada”.



En “Burning Rope” (Soga ardiente), Banks hace de las suyas una vez más con un intro instrumental corpulento. El sintetizador luego deja paso a Collins: “El caluroso sol, la refrescante lluvia, el copo de nieve a la deriva, sobre el aliento de la brisa”. El teclado retorna en un breve pasaje que antecede al solo de guitarra: Tal vez uno se pregunta qué hubiera hecho Hackett pero al mismo tiempo uno está atrapado con los cambios de esta canción. “Subes por la soga ardiente, para escapar de la multitud que yace abajo, pero has apagado la llama, para que otros puedan seguir, para estar en los límites, y los gritos de aquellos que no te desean el bien”.



Imaginando aquel día que lo escuché por primera vez, tomo un breve descanso. Antes de dar vuelta al LP para escuchar el lado B, donde cuatro de los seis temas tuvieron gran acogida. Inicia “Deep Of The Motherlode” (En lo profundo de la cueva madre), una reminiscencia de la fiebre del oro, “Joven, ve al oeste, gana un dólar al día, como dijo tu familia…” Es una historia ficticia escrita por Mike Rutherford sobre un hombre, su familia y la fiebre del oro en Nevada. El tema revela un sonido que se consolidaría con el siguiente álbum, Duke.



Un breve piano de intro de ligero temperamento dramático es seguido de “Demasiados han estado donde yo estoy, muchos más lo estarán, lo que me parece extraño es como tú me exaltas y luego me humillas una vez más”. Es otra hermosa pieza, “Many Too Many”. El famoso mellotron es usado en esta canción de amor. También hay un sencillo solo de Mike en esta balada.
El LP sigue con “Scenes From A Night’s Dream” (Escenas de un sueño nocturno). Durante años siempre encontré algo que me ataba a esta canción pero aún hoy desconozco que elemento es, si acaso no son varios. No puedo hablarte a favor o en desfavor. Es el extraño caso de recordar una canción tal vez más por factores extemporáneos que por la canción en sí misma. No así con “Say it’s Alright Joe” (Di que está bien, Joe) que comienza con una gran dulzura que se disipa al minuto y medio pero que retorna y nos lleva brevemente a los días de “Visions of Angels” (Trespass, 1970) “Hubo reyes que reían bajo la lluvia, y me dijeron que vendría acá a liderar el desfile, todos los colores cambiaban y el cielo estaba en ruinas, las luces aún brillando sobre mí”. La dinámica es sinuosa y particularmente atractiva pero la letra, aunque pareciera hablar de una conflictiva realidad interior, no termina por resolver.





“The Lady Lies” (La dama miente) es la historia de un hombre que rescata a una mujer de las fauces de un monstruo y que posteriormente seduce a su salvador. El relato es una señal que nos dice que aún los elementos del Genesis clásico están presentes. En un acto de roquera dramaturgia Phil interpreta al demonio (la dama), y a la víctima (el salvador). Pero ya nunca fue Genesis tan dramático como el “Watcher Of The Skies” o “El Zorro” que Gabriel encarnara con un mayor histrionismo. Collins era menos fantasioso y menos poético. Más realista tal vez pero ciertamente menos elaborado que los personajes de Gabriel, tanto en la lírica como en la viva escena. “De la boca del monstruo, rescata él a la doncella, pero sabemos que ella es un demonio, que vino a seducirlo”.



Finalmente el gran éxito comercial del álbum, “Follow You, Follow Me” (Seguirte, seguirme). Compuesta por el trío, con letra de Mike Rutherford, este cuasi reggae se convirtió en el gran éxito comercial de la banda hasta el momento. Tal vez ofensiva para los hardcore fans, cierto es que esta sencilla canción de amor era al mismo tiempo una despedida de un Genesis que nunca volvió. Un Genesis que se dejó tragar por el “pop machine” pero que tal vez la nostalgia de los fans contemporáneos con la salida de este álbum, hoy añoran y disfrutan con cierta vehemencia. “Quédate conmigo, mi amor, espero estés aquí a mi lado, si alguna vez te necesito, ¡oh! Mi amor. En tus brazos me siento tan a salvo y seguro, y cada día es tan perfecto, sólo contigo…”



And Then There Were Three… es un álbum que representa ciertamente un punto de inflexión en la historia de la banda, un disco con un buen sonido bajo las expertas manos de David Hentschel pero también un punto final para muchos y un inicio para tantos otros. Genesis se convertía en una propuesta comercial monumental que ya había perdido las fantasmales ambientaciones de la oblicua guitarra de Steve Hackett y la teatralidad de una de las voces más distinguidas del progrock, Peter Gabriel. Nunca más tuvo Genesis la intención de emular la grandiosidad de Foxtrot, Nursery Cryme o A Trick Of The Tail.
Realmente Genesis “entonces eran dos” pues, bajo mi perspectiva, la carrera de Collins se solapaba con la de la banda y a no ser por la sección de metales de su música como solista, hubiera sido un fenómeno como Peter Hammill y Van Der Graaf Generator (guardando la enorme distancia que entre ambas propuestas existe). Genesis añadió a dos extraordinarios músicos para sus conciertos: el gran baterista Chester Thompson y el guitarrista Daryl Stuermer, ¡Genesis entonces a veces eran cinco!
Leonardo Bigott

Lista de Temas:
1. Down And Out (5:24)
2. Undertow (4:45)
3. Ballad Of Big (4:48)
4. Snowbound (4:28)
5. Burning Rope (7:09)
6. Deep In The Motherlode (5:12)
7. Many Too Many (3:30)
8. Scenes From A Night's Dream (3:29)
9. Say It's Alright Joe (4:19)
10. The Lady Lies (6:04)
11. Follow You, Follow Me (3:59)

Alineación:
- Phil Collins / vocals, drums, percussion
- Mike Rutherford / guitars, basses
- Tony Banks / keyboards (CP-70 electric piano, Hammond, Polymoog, Mellotron (7), ARP 2600) *





Comentarios

  1. Como saben, yo soy pop-friendly y este disco me encanta. Creo que tiene puntos a favor en las letras y los temas, y en la conversión a power trio. Scenes of a Night's Dream es un gran comentario a la tira cómica madre de todos los cómics, Little Nemo. Ballad of Big y Deep in the Motherlode son todo un soundtrack para un buen western. The Lady Lies una buena inmersión en el género fantástico... Gracias por el aporte!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más visto de la semana pasada

Serú Girán - La Grasa de las Capitales (Edición 40 Aniversario) (1979 / 2019)

Esta edición especial tiene su lanzamiento digital hoy, y nosotros no podíamos dejar de mencionarlo. Un disco bien para que aparezca en el blog cabezón un viernes. Porque no es una versión cualquiera, porque salió hoy mismo, porque es una gran sorpresa tenerlo aquí y porque lo trae el Mago Alberto.  A partir de la recuperación del histórico catálogo discográfico de Music Hall, realizada por el Instituto Nacional de la Música (INAMU), y con un minucioso trabajo de producción que incluyó la remasterización del sonido desde cintas, restauración de arte de tapa e inclusión de un insert con fotos originales nunca antes vistas, se lanza a 40 años de su publicación una edición especial de "La Grasa de las Capitales", segundo disco del legendario Serú Girán.
Con la idea de escuchar cada vez mejor estas obras que traspasan el tiempo, es que anunciamos estas cosas maravillosas que van saliendo, y es que así se vive la mejor música en el blog cabezón.


Artista: Serú Girán
Álbum: La Grasa d…

Genesis - Archive 1967-75 (1998)

#Músicaparaelencierro. Aclaro que esto es el Santo Grial de cualquier amante de Genesis. LightbulbSun nos trae a Genesis en una recopilación de rarezas englobado bajo el nombre de "Archive" y que salió a la luz en 1998, recordando material que va entre el 67 y el 75. Con una tapa que parece salida de la imagineería oscura de Riverside, en realidad es el contenedor de un arte gráfico que recopila montones de fotos, entrevistas, notas, comentarios, posters, disfraces y sorpresas varias. El box incluye pistas de estudio, en vivo y de demostración inéditas, algunas de las cuales incluyen partes de guitarra y voz regrabadas de Gabriel y Hackett. Se lo recomiendo, tanto por su música como por su arte gráfico y contenido, a cualquiera que tenga un profundo amor por los primeros Genesis, les aseguro que con esto aplaudirán hasta con los cachetes del culo. Aquí va, otra de las sorpresas de esta semana, sorpresas que nunca faltan en el blog cabezón! Magnífico e imperdible, amén!

Artist…

King Crimson - The Elements Tour Box 2020 (2020)

#Músicaparaelencierro. Gracias al Mago Alberto que siempre nos trae este tipo de sorpresas, comenzamos la semana a puro King Crimson, y ahora hablando sobre un disco que aún no salió a la venta, y antes de que lo puedas comprar te damos la data de esto que para muchos es como un tesoro. Aquí no encontrarán ni videos, ni mucho comentario más allá de aquel que nos deja el Mago Alberto presentando esta primicia absoluta, y cuando lo escuchen pueden dar sus comentarios pertinentes... por ahora, aquí va la presentación!

Artista: King Crimson
Álbum: The Elements Tour Box 2020
Año: 2020
Género: Progresivo ecléctico
Nacionalidad: Inglaterra


Aquí, lo único que les voy a dejar es el comentario del Mago Alberto, yo no lo escuché, no hay videos, aún no hay nada de esto porque aún no salió, no existe...
Antes que Amazon te lo entregue el 23/9, antes de que aparezca en las plataformas digitales y en la famosa página rusa, el blog cabezón te sirve en bandeja de plata amenizado con un trago y un souvenir, l…

Index - Index (1999)

Artista: Index
Álbum: Index
Año: 1999
Género: Rock sinfónico
Duración: 48:42
Nacionalidad: Brasil

Lista de Temas:
1. Quaterna Requiem
2. Caverna
3. Serenata
4. Ciclos Das Mares
5. O Setimo Selo
6. Index

Alineación:
- Jones Junior / 6 & 12 string acoustic guitars, elecric guitars
- Eliane Pisetta / hammond organ, piano, mini-Moog, synthesizers
- Fabricio Santalucia / bass
- Otaviano Kury / drums, percussion

En estas resubidas de bandas brazucas que está haciendo el Mago Sandy, no podía faltar Index, una muy buena banda de la que vamos a publicar su discografía (creo) completa. Muy buenos músicos para muy buena música progresiva Made in Brazil.

¿El Origen del Coronavirus? Los Cuatro Monocultivos del Apocalipsis

El origen del coronavirus tiene una estrecha relación con las fórmulas de agricultura y ganadería industrial de la actualidad; concretamente por la expansión de los monocultivos (vegetales y animales) que provocan la destrucción de la biodiversidad en la naturaleza posibilitando la aparición, incremento y virulencia de nuevas zoonosis. Aunque el virus es microscópico, propongo un viaje planetario —sin romper el confinamiento— que nos puede ayudar a reconocer con nuestros propios ojos esta contundente afirmación. Es importante interiorizarlo para evitar un futuro entre pandemias.Por Gustavo DuchEste viaje, al que podemos llamar «la ruta de los monocultivos», nos permite conocer muy bien de qué hablamos cuando hablamos de agricultura industrial. Aunque la tierra agraria en el mundo ocupa 1.500 millones de hectáreas, cuatro ejemplos serán suficientes para retratar el sistema agrario mundial actual, puesto que alrededor de un 80 % de todas estas tierras, según el agrónomo Miguel Altieri d…

Camel - Live at the Royal Albert Hall (2019)

#Músicaparaelencierro. Si yo tuviera que definir a Camel en pocas palabras, lo catalogaría sencillamente como "pura emoción". Y hoy, luego de un largo recorrido por el mundo de la música, Camel sigue teniendo el mismo cariz y las mismas características que lo viera nacer. Y para confirmar este comentario, nada mejor que este disco doble en vivo, lo último de Camel salido del horno, y que nos trae el Mago Alberto, que nos cierra su comentario de este modo; "sería redundante hablar de una banda que forma parte de lo más encumbrado de la historia del progresivo, solo podría agregar que este proyecto ya es considerado como un hito por la prensa especializada dentro de todos los discos en vivo editados en la historia, así que es imposible no rescatar esta obra impresionante". Latimer, Bass, Jones y Clement vuelven a emocionarnos como en los mejores tiempos, y más porque es en vivo, en un registro que nos presenta el Mago Alberto que está catalogado como esencial (creo q…

Un Drama Urbano: "Peliculas" de La Máquina de Hacer Pájaros

Corría el año 1977, y Argentina se teñía del color más oscuro de la historia reciente. La dictadura militar impuesta un año antes, atentaba vilmente contra la libertad, y la cultura se veía afectada por la censura que sólo aceptaba lo que no afectaba la realidad construida oficialmente. Pero había otra realidad, y había artistas dispuestos a contarla. Charly García había formado un año antes una nueva banda, después de la separación de Sui Generis y el fugaz Porsuigieco: La máquina de hacer pájaros, una banda de rock progresivo con sonidos desconocidos para este lado del mundo. Y tenía mucho para decir: luego de su primer disco, de nombre homónimo, lanzó “Peliculas” un disco totalmente crítico a la sangrienta dictadura que regía en el país. Pero, ¿cómo hicieron para lograr traspasar las barreras de la censura? ¿cómo lograron decir “lo que no se podía”? Las herramientas de la poesía surrealista (en especial la metáfora) y la relación que se establece entre esas herramientas y la realid…

Genesis - Selling England By The Pound (1973)

#Músicaparaelencierro. El Mago Alberto se pregunta, en su comentario sobre este disco: ¿El mejor disco de Genesis? ¿Uno de los mejores discos de la historia de la música?. Sea como sea, "Vendiendo Inglaterra por la Libra" es una deuda que teníamos pendiente (aún tenemos muchísimas más) y ahora lo recordamos con el aporte de Torrentinto, una gema del rock sinfónico de todos los tiempos que marcó un hito e hizo escuela y hace escuela hasta el día de hoy. Aquí, cinco personas crearon un disco y un mundo místico, sobrenatural y perfecto.

Artista: Genesis Álbum: Selling England By The Pound
Año: 1973
Género: Rock sinfónico
Nacionalidad: Inglaterra Antes que nada, vamos con algunos comentarios jugosos de nuestros amigos cabezones del Face:--------------------------------- 
Lejos el mejor. En mi caso fue una iniciación, ocurrida al regreso de mi padre de Inglaterra en el 74. Trajo de regalo ese disco, yo tenia 8. Se me voló el bocho y supe cómo no era. Teo Nurnberg-----------------------…

Idiotez y Codicia en Tiempos de Pandemia

Cuando la pandemia arrasaba en Europa y en Argentina solo teníamos unos pocos casos, todas las noches, puntuales, a las nueve, salíamos a los balcones, nos asomábamos a las ventanas para aplaudir a los médicos que estaban dejando el alma y la vida por atender enfermos. Aplaudíamos a los médicos europeos. Cuando los enfermos empezaron a arreciar acá, y los muertos se cuentan por miles, al personal médico que incluye mucamxs, enfermerxs, laboratoristas, personal del lavadero y cocina, médicxs, administrativxs, choferes de ambulancia, y todos los demás, NADIE LOS APLAUDE. Ni allá ni acá. No cuentan. Ni siquiera sabemos cuántos integrantes del ámbito de la salud murieron por ayudarnos. Pero no solo se dejó de aplaudirlos, sino que la mezquindad y la negación (siempre tan de la mano) priorizaron la "libertad" de ir al gimnasio y tomarse un cafecito, libertades inalienables para los republicanistas de su ombligo, por sobre la vida de sus vecinos, el personal de salud y los enfermo…

Nick Mason's Saucerful of Secrets - Live at the Roundhouse (2020)

#Músicaparaelencierro. El Mago Alberto se zarpa y nos trae el proyecto del viejo y querido Mason. Pues Nick Mason acaba de publicar el primer registro de su banda Saucerful of Secrets, sobre el cual copio unas líneas para darle el contexto necesario: "Cuando hace dos años Nick Mason anunció un proyecto que pretendía recrear en directo el material de Pink Floyd anterior a 1973, no fuimos pocos los que sentimos curiosidad. ¿Una puesta al día de su etapa psicodélica, pasando de lo facturado tras su conversión en dinosaurio? Al menos no olía a refrito, ni al enésimo saqueo del legado familiar. Con el buen criterio además de no fichar jovenzuelos sino maduritos con mili de sobras, Gary Kemp y Guy Pratt entre ellos, no tardamos en comprobar que el invento no reverdecía laureles (un tanto ingenuo quien lo esperara a estas alturas) pero sí sonaba lo suficientemente fresco como para descartar el mínimo sonrojo.  Ejerciendo de director tras los tambores, el viejo Nick daba el tempo a una b…

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.