Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

jueves, 5 de mayo de 2016

La Nube Mágica - La Nube Mágica (2013)


En nuestro paso por el under presentamos sangre joven y talentosa para renovar la propuesta nacional argentina, con una onda circense que los acerca a la Manzana Cromática Protoplasmática pero menos delirantes, y con un personaje como Juanito el cantor (el Devendra Banhart de Castelar) como líder, presentamos un muy lindo disco, con mucha musicalidad y emoción...

Artista: La Nube Mágica
Álbum: La Nube Mágica
Año: 2013
Género: Folk rock / Electro pop
Duración: 46:05
Nacionalidad: Argentina


Lista de Temas:
1. Formas
2. Uhuhuh
3. El rey de la selva
4. Ramal de impulsos
5. El amanecer del tiempo
6. Conejos
7. Malúa
8. Desarmar (yo te mato)
9. La nube

Alineación:
- Juanito el cantor / guitarra nylon, acústica y eléctrica, programación, fx, voz
- Cristian Bonomo / bombo legüero, toms, ollas, tambor solar, tambor, campana, platos, palmas, voz
- Maxi Gallo / pandereta, palmas, voz
- Clara Besfamille / melódica, palmas, voz
- Licina Picón / piano, palmas, voz
- Gabriel Santamaría / guitarra eléctrica, voz
- Daniela Gónzalez / guitarra nylon, palmas, voz
- Fernando Cobo / sintetizador Nord, Ableton Live, programación, fx
- Nicolás Soares Netto / batería, cajón, shakers, voz
- Santiago Capriglione / bajo, voz
- Martín Méndez Cánepa / sintetizador Nord, Kaossilator, Ondes Martenot app, rayador de alimentos
- Mariela Méndez Christie / juguetes, voz
- Jorge Barilaria / piano, Sinte, palmas, voz.
Músicos invitados:
Leandro Perdomo / guitarra eléctrica en "Formas"
Mei Serrano Fortuny / coros en "Ramal de impulsos"
Nicolás Pestarino / coros en "El amanecer del tiempo", percusión en "Malúa", coros en "Desarmar (yo te mato)", toms en "La Nube"
Malúa Catania / coros en "El amanecer del tiempo"
Guillermo Beresñak / voz en "Desarmar (yo te mato)"






Muy buenas letras; excelente el trabajo con armonías vocales, bellas melodías, eclecticismo... bueno, una serie de cosas que nos gustan a los cabezones jeje.... Canciones muy inspiradas, entre la actitud rockera y la contemplación sensible y pura. Es algo distinto, y sorprenden
Este combinado de muchas voces e instrumentación folk-rock es liderado por "Juanito El Cantor", un personaje que canta, toca, compone, produce y crea, aquí con su proyecto de canciones muy voladas, con una idea ambiciosa desde la formación, que ahora llegaron al disco y además lo están llevando a las presentaciones en vivo con una puesta más que interesante.
La Nube Mágica es un grupo de doce músicos de muy diversa formación, gustos y tendencias, que algunos incluso participan en otros proyectos que hemos seleccionado en el Club anteriormente. Con todo este equipo que incluye siete cantantes (detalle no menor), Juanito creó unas canciones a las que se sumaron otras del grupo y con una instrumentación que fusionan lo acústico con lo eléctrico, plasmaron un álbum tan atrapante como fresco.
Cruza de folk y rock con un estilo gospel pop y cierto tono lúdico, pero no por eso naïf. Las composiciones tienen siempre varias ideas en desarrollo simultáneo, de menor a mayor y alcanzan su esplendor promediando el final. Todas las piezas tienen muchos arreglos corales, a veces sutiles, al igual que en los demás instrumentos, enriquecen la armonía con muchos sonidos en capas. Melódicamente envolvente, o encantador, pues uno se queda coreando casi todos los temas tras la primera escucha. Hacen uso de muchísimos timbres y colores, incluso alternando la voz principal entre los numerosos cantantes que tiene el grupo. La sonoridad preponderantemente acústica esta muy bien lograda, con un excelente trabajo de mezcla y procesos de estudio (labor en la cual es especialista Juanito, o mejor dicho Juan Ignacio Serrano- el hombre en verdad).
Este disco es claramente una obra grupal, pues hay aportes de todos los integrantes, en los conceptos o en los sonidos, por ejemplo el diseño de las bases de batería mezclada con una percusión, o las líneas de bajo. Claramente el talento de Juanito para elegir estos músicos y para generar la materia prima con la cual trabajan, es superlativo. Y el resultado final es realmente novedoso en la escena alternativa argentina. No hay un grupo tan grande que proponga algo así de arriesgado con la canción, con mucha creatividad, un cierto carácter psicodélico, muy teatral y roquero (sus shows son muy pintorescos y no solo por su particular vestuario), además de que las letras disparan un positivismo real y poético.
Y para completar este producto como algo muy diferente, el disco viene en un NoPackaging. Se trata de un objeto diseñado y hecho a base de plásticos reciclados, creados artesanalmente uno por uno.
No es frecuente encontrarse con un proyecto que incluya doce personas, de las cuales nueve son cantantes. Menos aun si el proyecto de La Nube Mágica tuvo, en su primera edición, la idea del disco-objeto en la confección artesanal y participativa de cada copia. Musicalmente, este debut homónimo oscila entre lo acústico, lo eléctrico y lo electrónico con letras por demás disparatadas. Quien se puso al mando de todo fue Juan Ignacio Serrano, más conocido como Juanito El Cantor...

Música Nacido y criado alrededor de una idea primal de Juanito el Cantor, La Nube Mágica es un proyecto colectivo que resulta, en el panorama musical de estos días, tan impensado como necesario. Y tan ecléctico como hermoso. Algo que se evidencia en las canciones que conforman su primer disco: aires folk, cierto pulso rockero y una muralla de voces y coros que por momentos alcanza tintes lúdicos y lisérgicos a la vez.
Hay que imaginarse a los once titulares de un equipo de fútbol más el arquero suplente. O a un equipo de rugby que sufrió tres bajas. O también –¿por qué no?– los meses del año. Doce. Y después hay que imaginarse ese mismo número pero de músicos sobre un escenario, haciendo canciones. Raras, inclasificables, inasibles. Canciones como conjuros a la vez modernos y antiguos. O como arrullos para dormir –y andar– feliz. La Nube Mágica es, justamente, un grupo, un conjunto musical de doce integrantes que encuentra parte de su génesis en la hechura del aún inédito segundo disco de Juanito el Cantor –apodo de Juan Ignacio Serrano– El sueño de las ballenas. “Para ese disco empezamos a trabajar a guitarra y cuatro voces. Ese núcleo funcionó muy bien e hicimos algunos conciertos. Y en un momento y por alguna razón, en el transcurso de un mes y medio pasamos de ser cinco personas a ser doce. Y empezaron a surgir composiciones colectivas, ideas bocetadas que se terminaban de construir en los ensayos. Estábamos con una energía creativa muy fuerte y nos dimos cuenta de que se trataba de algo más que un proyecto solista con banda. En 2013 refundamos el proyecto y lo rebautizamos como La Nube Mágica”, explica Juanito. Y define: “La génesis fue un poco así: no buscada, caótica, real”. Y La Nube, entonces, son –además del propio Juanito en guitarras, voz y progamaciones–: Cristian Bonomo en bombo legüero, voz y percusiones; Maxi Gallo y Clara Besfamille en voces; Licina Picón: piano y voz; Gabriel Santamaría y Daniela González, guitarras eléctricas, de nylon, criollas y voces; Fernando Cobo, sintetizadores y programación; Nicolás Soares Netto en batería, percusión y voz; Santiago Capriglione, bajo y voz; Martín Méndez Cánepa, sintetizador y programaciones; y Mariela Méndez Christie, juguetes, voz. Los orígenes repartidos entre esa pequeña patria que es el Oeste y Uruguay. “Las canciones tienen algo muy lúdico, están entregadas al juego”, dice Juanito. “Lo lúdico es algo natural de trabajar siendo tantos. De trabajar en el caos, como los niños, siendo chicos y chicas. Es muy divertido. Y es algo que podría no ser, pero es. Lo que hacemos roza un poco la locura. Es el niño, el desorden.” Clara Besfamille, agrega: “El niño antepone el juego antes que nada. Y no tiene que ver con sólo dejar atrás el ego por once personas, sino por las ganas de algo más grande que vos, que vos sólo no podrías reproducirlo. Es formar parte de ese todo que se forma entre toda esa gente. Jugar entre toda esa gente”. Y Juanito resume: “Quitarle poder al ego”. Que sean tantos los que, además de tocar diversos instrumentos, canten, es lo que explica la fortísima impronta grupal y vocal de las canciones: un variadísimo tejido tímbrico que por momentos se convierte en un colchón coral imbatible. Voces que entran, salen y vuelven a entrar; que suben, bajan y vuelven a subir, desdibujando los bordes de las canciones, tensando sus formas convencionales. No las voces como un complemento, no las voces como un mero coro, sino un instrumento en sí mismo. Maxi dice: “Es diferente escuchar muchas voces. Y hay momentos en que dejan de ser solamente voces”. Entonces, esto mismo sumado a la variada instrumentación y lo particular de sus letras genera un combo un tanto impensado en el panorama de la música actual. Por ejemplo: “Ramal de impulsos” es una simpática cumbia en la que pareciera cantar una niña de seis años; el inicio de “Desarmar (yo te mato)” parece una típica balada beatle que luego se vuelve eléctrica, poderosa; la letra de “Conejos” comienza diciendo: “Tengo un conejo en la vagina, que hace cosquillas y camina”; y la hermosa “UhUhUh” puede entenderse como una proclama luminosa de la banda: “A mí pedime lo que quieras cuando quieras, estoy dispuesto a cortar todos los nudos, llegó el momento de lanzarme al vacío, sentir el viento de los pies a los cabellos; la adrenalina y un amor que nos convoca por vez primera una vez más, que rebeldía”. Entonces ¿cómo es el proceso creativo de las canciones de La Nube? ¿Cómo se componen las canciones que la banda decide firmar con el nombre del grupo –grupo que además decidió que el envoltorio del disco estuviera hecho con sachets reciclados–? ¿Cómo es que esta tropa musical y musiquera las hace? “Desde el caos. Y confiamos en ese proceso desde donde salen cosas que no tienen forma y esa manera nos resulta mucho más rica de la que podría nacer desde un mapa ya trazado. Jugamos un poco con eso de las no canciones de La Nube, porque las que hacemos escapan al rigor de la canción popular, que es algo que podés sintetizar en una guitarra y una voz. Con la gran mayoría de las canciones de La Nube, no pasa eso. Eso es imposible porque están construidas desde su esencia para un formato donde las cosas están pasando por fuera de esa síntesis”, dice Juanito. Y define: “La palabra que se me viene todo el tiempo sobre el disco es la no certeza respecto de lo que va a ocurrir. Porque somos tantos y siento que es tan fuerte el peso de cada uno dentro de la banda, que eso lo hace muy frágil. Todo está supeditado a una energía muy vertiginosa e inestable, con lo cual puede ser que dure muchísimos años”. Para Clara, La Nube “es más que una suma de partes, entre todos formamos una nueva cosa. Así, cosa. En La Nube pareciera ser que es un grupo humano que está como encastrado entre todas sus partes y es un nuevo objeto, más grande”. Si todo lo que dura es eterno, así serán, pues, las canciones de La Nube. Como el tiempo, tan inasibles. Como los niños, que de tiempo nada saben y que mantienen allí, imperturbable, un único dogma: el juego.
Juan Ignacio Babino



Juanito, el cantor que se sube a una nube mágica
Responsable del sonido de La Caravana Mágica, Juan Serrano es uno de los músicos más inquietos de su generación.
A Juanito el Cantor no le gustan los compartimentos estancos, las etiquetas, las ataduras y todo aquello que tenga por objetivo adosarle un título a su obra. Por eso continuamente se desmarca. Cuando esperamos que nos vuelva a sorprender como solista, se transforma en una de las caras de la multibanda La Nube Mágica; cuando esperamos que se anuncie con bombos y platillos su ingreso al Olimpo de los productores, aparece colaborando con la cumbia-rap de Miss Bolivia o con el cantautor Emilio Cardone. Hombre de la escena oeste del conurbano, hacedor de canciones y de universos sonoros, transita el camino opuesto de pesos pesados como Gustavo Santaolalla. Sin embargo, es probable que termine por llegar al mismo sitio.
En 2007 Juan Serrano sorprendió a propios y extraños con 12 canciones de amor y una botella de vino . Un título apropiado para un compendio de canciones artesanales, piezas de fogón que pueden orquestarse o mostrarse desnudas, sólo con guitarra y voz. La veta autóctona que aquí mostró con timidez emergió con fuerza tiempo después con Doña María, sexteto que sorprendió en 2009 con un gran disco debut: una lectura siglo XXI del folklore de América latina. Y cuando decidió volver al solista para dar forma a su segundo opus, El sueño de las ballenas , el pulso grupal volvió a emerger. En el medio produjo discos, como los dos volúmenes de La Caravana Mágica de Gustavo Cordera, en compañía de Chávez, otro producto autóctono del conurbano bonaerense.
"El sueño de las ballenas es un disco-película que va a salir el año que viene. Para él, empecé a trabajar con otros músicos con la idea de ampliar la sonoridad. Hicimos el álbum y después seguí tocando con algunos de esos músicos. Al principio, éramos una guitarra y cuatro voces y después esa formación se fue expandiendo de modo espontáneo. Se acercaron otros músicos que querían tocar y se sumaron. Así llegamos a nueve voces y a entre doce y quince músicos en total. Ahí decidí darle una patada a Juanito el Cantor y darle lugar a La Nube Mágica."
Juntos es mejor
En este Serrano, al fin de cuentas tan prolífico como el de Los Auténticos Decadentes, lo que prima es el pulso grupal. Suerte de Devendra Banhart criollo, su espíritu inquieto y hippie lo lleva a escuchar otras voces y a congeniar con las que sean necesarias para enriquecer su música. En sus palabras están las señas particulares de su ADN artístico. "Es muy difícil dejar de ser una persona -sostiene-. Tus ideas responden a tu historia, a tu formación, a tus gustos, a tu persona. Por más brillante que sea un solista yo siempre veo más riqueza en la música compuesta por varias personas. Yo disfruto mucho más de escuchar esa confrontación de gustos musicales y energías que se da en los grupos."
La Nube Mágica ya tiene un disco debut que sorprende primero por su packaging (una cartuchera de material reciclado) y luego por sus canciones intrincadas, complejas y disfrazadas de dibujitos infantiles. "Hay una impronta folk en la sonoridad por trabajar mucho con los instrumentos acústicos, y si bien está presente la canción es muy difícil de ser interpretada en formato solista", explica Juanito. En lo musical, sorprenden las capas de sonidos que se superponen, caminan en paralelo y se desvanecen, al tiempo que hacen lo mismo las múltiples voces del grupo. Las letras pueden ser psicodélicas, metafóricas o directas, eso sí, siempre llevan un mensaje tan optimista como brillante. "A mí pedime lo que quieras cuando quieras, estoy dispuesto a cortar todos los nudos...", canta Juanito en "UHUHUH" -así, en mayúsculas-, en lo que parece ser el manifiesto de La Nube Mágica.
-¿El trabajo con Cordera y La Caravana Mágica fue una influencia para La Nube Mágica?
-Seguro que tuvo que ver, fue una experiencia muy rica. Haber pasado por ahí fue una fuente de experiencia y de inspiración muy grande. Siento que Gustavo [Cordera] es un tipo sumamente comprometido, es una persona que se levanta a las 7 de la mañana, agarra una guitarra y se pone a hacer canciones hasta las 12 de la noche y sigue haciendo eso durante todos los días del año, por lo menos desde que yo lo conozco, hace cinco años. Siempre está conectado con el entusiasmo. Es una inspiración fuerte para mí y también fue importante haber aprendido cómo funciona una estructura grande y profesional.
-La música, las letras y el resultado de la banda buscan estar en sintonía con la naturaleza. ¿Son conscientes de esto?
-Sí, sabíamos que estábamos comunicando eso con el CD y queríamos hacerlo: mostrar que hay opciones para contemplar una conciencia del reciclado. La idea nació un día que estábamos en la librería del Centro Cultural de la Cooperación. Por un lado, me desesperaba la cantidad de papel que había ahí y, a la vez, sentía la necesidad de llevármelo todo a mi casa. Más allá de no poderme llevar ninguno por lo caro que son los libros, dijimos: «Por qué vamos a hacer un disco encelofanado, en una caja y con mucho papel, cuando nuestra realidad es que los discos los escuchamos en el auto o en formato digital». El CD me parece un objeto de valor, hace un recorrido diferente, pasa de mano en mano, pero queríamos adoptar una posición. Conocimos unas chicas de una ONG de reciclado, Feriado, y nos propusieron trabajar sobre el concepto de no packaging , es decir, un envoltorio que sirva para contener el material, pero que después no necesariamente sea de descarte como un celofán o una caja que se rompe fácilmente, sino que pueda ser reutilizable.
Sebastián Espósito





El colectivo musical La Nube Mágica presenta su primer disco
El colectivo musical La Nube Mágica, que incursiona en el folk, el pop y otras formas menos clasificables a través de una canción que expande sus límites bajo la dirección creativa y coordinación de Juanito Ignacio Serrano, editó su álbum debut, que presenta mañana.
El grupo de 12 integrantes, que apuesta a fórmulas nuevas con una marcada impronta coral, estará tocando las canciones de su primer trabajo discográfico, titulado también "La nube mágica", mañana a las 21 en La Estación de los Deseos (Bacacay 1608), antes de emprender una gira que los llevará a Bahía Blanca (viernes 15) Necochea (sábado 16), y Mar del Plata (domingo 17).
Con la proposición de formas musicales y organizativas propias, tales como entender a las composiciones como colectivas y no firmarlas en solitario, La Nube Mágica surgió de manera relativamente azarosa por impulso de Serrano, cuando estaba grabando el segundo disco de su proyecto solista Juanito el Cantor.
"Sucedió cuando estaba grabando el segundo disco ("El sueño de las ballenas", aun inédito) en un momento en que decidí ampliar el registro de guitarra y voz y comencé a convocar a una serie de personas, con las que luego seguimos tocando, a partir de lo cual se sumó más gente con ánimos de participar y esto empezó a generar una dinámica de banda que nos llevó a conformar un proyecto propio y distinto", cuenta en charla con Télam Serrano, también coproductor de Gustavo Cordera y parte de Doña María.
Sobre la decisión de no firmar los temas con nombre propio, Serrano explica que si bien las canciones llegan de distinta manera a la banda y en distintos procesos de desarrollo "el trabajo fuerte se da cuando tocamos los 12 juntos en la sala y por eso asumimos todas las composiciones como colectivas".
"La Nube Mágica somos 12 músicos que trabajamos activamente en ensayos regulares en donde se da una dinámica de construcción y trabajo conjunto que propone que cada uno de los participantes deje impresa su impronta", señala el guitarrista del trío original del que nació Doña María antes de transformarse en sexteto.
"No es que como músicos estamos interpretando un arreglo preestablecido por una sola cabeza sino que la dinámica grupal apunta a que cada uno sea una parte insustituible, que en las partes que cada uno toca esté poniendo su personalidad para crear una música que tenga esa particularidad", detalla.
"Esto implica un panorama creativo relativamente caótico donde hay que entregarse a situaciones de gran desorden pero que finalmente decantan en algo que a nadie se le hubiera ocurrido por sí solo sino que es el resultado de un encuentro y una confrontación", asegura Serrano.
Conformada por personas que llegan desde distintas experiencias y recorridos, ya sea de la música renacentista, el pop, el folclore, la murga uruguaya, el rock, Serrano dice que estas procedencias diversas generan también "una resultante medio inclasificable, que tiene que ver con el folk en sentido abierto, con una presencia muy fuerte del trabajo vocal donde apostamos a la construcción de texturas de diferentes colores".
"No son canciones que puedas trasladar a guitarra y voz y cantarlas, porque en la mayoría de los casos pasan muchas cosas al mismo tiempo en la misma canción y necesitás un mínimo de tres personas para poder presentarlas. En ese sentido se aleja del folk si bien se acerca desde la sonoridad, pero en general las canciones toman formas muy particulares", aseguró.
De cualquier manera, aclara que un segundo disco "puede llegar a trazar un panorama más claro de qué es lo que se sostiene a lo largo del tiempo en La Nube Mágica", a la vez que anticipa que no llegará en un momento muy lejano porque al ser tantos y muchos que componen, "el grupo vive un presente muy intenso, a veces cercano al desborde, donde hay mucho material en trabajo".
Al mismo tiempo y como otra de las características del grupo, Serrano cuenta que desde que surgió La Nube Mágica decidieron "no pertenecer al formato de banda que se encierra en una cosa hermética y después muestra al mundo un poquito de lo que está haciendo, sino que nos interesaba estar en contacto con la comunidad mientras íbamos haciendo nuestro recorrido".
Esto llevó al grupo a presentar este disco debut con un formato No Packing, donde eligieron un suerte de sobres para el cd que elaboraron con dos ONG a partir del reciclado de sachés plásticos.
"Nos interesaba que el proyecto de edición también involucrara a mucha gente, que nos obligara a un intercambio fuerte", dice Serrano sobre la experiencia de trabajaron con distintas ONG.
En la presentación de mañana, La Nube Mágica (integrada por Serrano, Cristian Bonomo, Maxi Gallo, Clara Besfamille, Licina Picón, Gabriel Santamaría, Daniela Gónzalez, Fernando Cobo, Nicolás Soares Netto, Santiago Capriglione, Martín Méndez Cánepa, Mariela Méndez Christie y Jorge Barilari) tendrá como invitado especial a Emilio Del Guercio.
Télam

Al disco lo pueden escuchar y comprar por Bandcamp, realmente a mí me parece muy bello y que vale la pena, pero no lo tenemos aún para compartir, pero no por eso no podemos dejarlos afuera del blog cabezón... Disfrútenlos!



7 comentarios:

  1. http://lanubemagica.bandcamp.com/

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Manso Posh: estaría buenísimo tener este aporte, pero lamentablemtne el link de descarga le falta la clave de cifrado. Cuando subís un archivo a Mega y lo seleccionás y elegís "Obtener enlace" te aparece un cuadro donde tenés tres opciones: "Enlace sin clave" (que es el que mandaste), "Clave de cifrado" (que es lo que nos tendrías que mandar para que podamos descargar el archivo que mandaste, ese dato va unido al anterior) o "Enlace con clave" donde tenés tanto el enlace como la clave en un solo link. Nos serviría cualquiera de las dos opciones, podría ser? ¿es un ripeo en Wav? Sea como sea, gracias!!!

      Eliminar
    2. AAAh me agarraste desprevenido, primera vez que uso mega de esta forma! Ahora te lo paso de nuevo! Es un ripeo en mp3 cualunque, si es condicion sin-equa-non de este espacio recién descubierto, que sea lossless, entonces tendrá que esperar.
      http://pastebin.com/pcSAW6Ce

      Eliminar
    3. Gracias Manso. No es condición sio que nos gusta la mejor definición de sonido que se pueda, igual no dejes de aportar con lo que tengas porque siempre sirve para que alguien lo escuche y compre el disco. Ya aparecerá algo con mejor calidad. Saludos y mil gracias!

      Eliminar
  3. No cuesta nada decir gracias así que mis mas sinceros agradecimientos por dar a conocer estas bellas propuestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y uno se siente bien compartiendo cuando agradecés. De nada Deni!

      Eliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana