Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

viernes, 30 de octubre de 2015

The Beatles - Yellow Submarine (1969)

Artista: The Beatles
Álbum: Yellow Submarine
Año: 1969
Género: Rock psicodélico
Duración: 40:09
Nacionalidad: Inglaterra


Lista de Temas:
01. Yellow Submarine
02. Only A Northern Song
03. All Together Now
04. Hey Bulldog
05. It's All Too Much
06. All You Need Is Love
07. Pepperland
08. Sea Of Time/Sea Of Holes
09. Sea Of Monsters
10. March Of The Meanies
11. Pepperland Laid Waste
12. Yellow Submarine In Pepperland

Alineación:
- John Lennon / voz, guitarra acústica, guitarra solista; piano; glockenspiel, ukelele, armónica, clavecín y banjo.
- Paul McCartney / voz, bajo, trompeta, guitarra acústica y contrabajo.
- George Harrison / voz, pandereta, órgano Hammond, guitarra solista y violín.
- Ringo Starr / voz, batería, crótalos y pandereta.
Músicos adicionales:
Paul Harvey / clarinete bajo
David Mason / trompetas
Orquesta de 13 músicos. arreglos de George Martin; dirección orquestal de Mike Vickers.
George Martin / piano
Mal Evans / bombo, coros
Marianne Faithfull, Pattie Harrison, George Martin, Neil Aspinall, Brian Jones, Alf Bicknell, Geoff Emerick / coros y efectos de sonido.
Mick Jagger, Marianne Faithfull, Mike McCartney, Donovan, Keith Richard, Graham Nash, Pattie Harrison, Jane Asher, Eric Clapton, Hunter Davies, Keith Moon y otros / coros.


Un disco compartido por Wan y reseñado por Carlos (quien se ha metido en una gresca entre el Conejo Pyra y un fundamentalista beatlereano). No hace falta que yo escriba mucho con todo lo que escribió e investigó Carlos, sin más dilación vamos a su comentario.

Resulta que había que platicar sobre el disco Submarino amarillo de los Beatles, la banda sonora, que a mucha gente no le gusta, y ni a los Beatles les gustaba, incluso realmente no tuvieron mucho que ver en el asunto, pues en realidad era una obligación contractual que tenían y ya no querían hacer otra película tan mala como las anteriores que habían hecho y la obligación finalmente quedo en que entregaban unas canciones.
A George martin se le ocurrió que si los Beatles no querían participar se podría hacer una película animada, lo cual me lleva a que este material que reseñamos para muchos , incluso para los mismo Beatles no es buen disco, pero...
Además la pieza que generara esto, el submarino amarillo es una pieza sencilla incluso infantil que hizo McCartney pensando en Ringo y sin mas intención que el de jugar y hacer solo eso una simple canción infantil. pero...
Aquí hay algo que sucederá mucho en la cultura, en que la obra de lo que sea, una vez que sale de su autor , este ya no tiene control sobre ella y sucederá para bien o para mal una reinterpretacion, y esto paso con el submarino amarillo, primero el disco no es una grandiosa obra como los fans (fanáticos) de los Beatles quisieran (acontece muy seguido que como fans quisiéramos que todo lo que haga nuestro artista favorito sea mejor que lo anterior y mejor y mejor ???) pero bueno esto de la creación tiene sus altibajos.
y resulta que algo que a la mayoría no le importaba, ni aun incluso a George martin, pues se sabe que las piezas o material musical que no servia para el disco (Estaban grabando el album blanco), lo guardaba para la película, y a los Beatles le valía madres, y la compañía United Artist solo quería que se cumpliera el contrato, pero...
Finalmente el buen martin decide irse por el lado de la animación, y se las arregla con George Dunning animador canadiense, el guionista Lee Minoff y amiguitos. y finalmente el disco que nos interesa tiene el valor de ser la banda sonora de una de las películas importantes y que abriría la creación de otras películas monumentales como Fritz the cat y otros trabajos de ralph bakshi en los 60’s 70’s, me parece que tendríamos que verlo de esa manera o escucharlo de esa manera. es una banda sonora y como las bandas sonoras la escuchamos de vez en cuando para recordar la película. a menos que fuera una extraordinaria banda sonora, pero bueno regresando al tema en cuestión, el disquito es la llave para entrar al mundo del submarino amarillo y si nos sumergimos en este, el resultado sera divertido, y aleccionador y tienes una película ligera, la lucha eterna del bien y el mal, pues los pinches “malitos azules” se la pasan querido invadir al pueblo donde habita el sargento pimienta y su banda, y de hecho lo hacen. — observación — se filmo en 1968, año de violencia en Praga, Paris, Mexico o Pekin y que dejaba ver la cara de la represión y el autoritarismo.
la trama la podrás leer mas abajo, pero que otras cosas encontramos aquí, nada menos que el arte pop, la cultura hippie, la sicodelia, surrealismo, e influencias de Lautrec, Magritte, dali incluso de Will Eisner, y las técnicas de animación mas vanguardistas del momento, que también tiene el valor de dejar de lado el trabajo increíblemente bueno de disney pero muy ramplón y costumbrista.
y que a mi parecer fue un submarino al que se subieron,los productores la compañía United Artist, y los mismo Beatles, ya que el trabajo realmente es del director y el guionista, este ultimo con un trabajo de filigrana, los diálogos son divertidos , ingeniosos y hace guiños a nada menos que James Joyce y su ulises y al otro Ulises el de Itaca, carajo multiples planos de lectura, los niños se divierten y hasta los adultos también. que mas le puedes pedir a una pelicula de dibujos animados.
Así que no se esperen la magna obra de los Beatles, tampoco se esperen un disco de los beatles, pues la segunda mitad es musica instrumental de George martin, pero sabroso escuchas las rolitas conocidas de los ya mencionados y tienes música de fondo en lo que te decides a conseguir la película, invitar a quien mas confiaza le tengas y diviértete un rato y te queda la banda sonora como recuerdo.
y como dirían los Beatles en esa época (aunque ahora esta un poco cabron).
All You Need Is Love
(Now All Together)
All You Need Is Love
y va mas material tomado de la red por la web...a

“Yellow submarine”(“El submarino amarillo”) no es un gran tema si lo comparamos con la amplia calidad de la discografía de The Beatles. Cuando lanzaron su álbum “Revolver” ya daba la impresión que desentonaba con el resto de las canciones. Sin embargo, llegó al nº 1 de las listas. Su historia es toda ella muy curiosa. Parece ser que a Paul McCartney le vino la inspiración en casa de Jane Asher (su novia de entonces), tendido en la cama, durante esa fase del sueño en que una persona se encuentra entre dormida y despierta. Así lo contaba el propio Paul : “La compuse una noche en la cama y estaba pensada como una canción infantil para que la cantara Ringo, así que la escribí con un rango vocal limitado. La historia trataba sobre un viejo marinero que contaba a los niños como era su vida en el mar.” A lo que más tarde John Lennon complementó con: “Era otro tema de Paul al que Donovan ayudó con la letra. Suyo es eso de ‘sky of blue and sea of green’. Paul compuso el estribillo pegadizo y yo aporté las partes más disparatadas de la letra. Prácticamente se grabó en directo en el estudio, pero en base a la inspiración de Paul. La idea y el título son todo suyos”.
Grabada en 1966 en los estudios Abbey Road, los efectos especiales se incorporaron una semana más tarde. George Martín, su productor, conocido también como el quinto Beatle, que participó junto a varios amigos, dijo al respecto: “En muchas canciones solíamos probar todo tipo de sonidos. Eso siempre era divertido y hacía que la vida fuera algo más interesante. El caso más notable fue el de ‘Yellow submarine’ donde se oyen ruidos de burbujas, de cadenas y ese tipo de cosas. Y lo hicimos todo en el estudio. John trajo uno de esos pequeños micrófonos de mano, lo conectó a su amplificador Vox y empezó a hablar. Todo aquello de ‘full steam ahead’ se hizo en directo mientras se grababa la voz solista. Pasamos todos un buen rato”.
Resulta curioso resaltar que, excepto Paul, el único que refería al submarino amarillo con unos dulces azucarados que había probado en Grecia, todos asumieron cuando la canción vio la luz que estaba relacionada con las drogas. De ahí que se empezase a llamar “Yellow submarine” a las drogas duras. Un tema peculiar en la discografía de The Beatles, simpático y alegre, rodeado de “detalles” singulares. Unos forman parte de su leyenda y otros han sido corroborados. Como que Ringo sea quien la canta, algo no muy usual, o que de pronto aparezcan en medio de la canción “órdenes” sin sentido, a gritos, acompañadas de voces nasales rematadas por sonidos psicodélicos.
Algo poco conocido, que aparece solo en la primera grabación de 1966, es la pequeña introducción hablada, más tarde suprimida, la noche en que parece se montó una auténtica juerga en los estudios Abbey Road para conseguir los efectos de sonidos, donde todos acabaron bailando una conga al ritmo de una marcha militar que George Martin introdujo de forma disimulada en medio de la canción. Fue también Martin quien sugirió los chapoteos en la bañera con agua, la caja contadora, los vasos que entrechocan,… Según se cuenta, era Lennon quien hacía los sonidos que simulaban a las burbujas, mientras McCartney gritaba órdenes a través de un filtro a la falsa tripulación del submarino. Amigos como Donovan, Marianne Faithful o Brian Jones (The Rolling Stones) se sumaron en el estudio y dieron su pequeño aporte a los coros o creando ruidos raros. Como fue el caso Jones que hacía entrechocar unos vasos de cristal cuyo sonido se escucha con nitidez, o Donovan que fue el autor del verso “sky of blue and sea of green”.
La realidad es que todos hemos cantado a coro alguna vez aquello de “We all live in a yellow submarine” con su mitología de simbolismos, lecturas insondables y fantasías impenetrables, gracias a su texto un tanto surrealista. Quienes han querido ir más allá, apenas han tenido en cuenta que solo se trata de una canción infantil escrita especialmente por Paul McCartney para que Ringo Starr la cantara.McCartney lo ha dicho con frecuencia cuando le preguntan por su significado: “La canción describe solamente un lugar radiante, donde la gente se siente como niños felices y cantan. No se puede buscar nada más en ese texto, porque no tiene nada más de complicado o de filosófico. Se trata de los mismos versos y de una letra parecida a la de tantas canciones para niños”. También ha declarado en muchas entrevistas que pensó en Ringo por su indiscutible gracia con los niños, que le adoraban tal vez por su físico y su cara de payaso.
“Yellow submarine”, editada por primera vez en 1966 como cara B de su single “Eleanor Rugby” y más tarde, en 1969, en su álbum “Revolver”, si bien es cierto que fue concebida a manera de divertimento, como un juego de niños con música, con el tiempo se convirtió en un himno para quienes buscaban una diversión inteligente y fantasiosa. Uno de los iconos culturales creados por The Beatles, su gran éxito provocó que tres años más tarde diera nombre a uno de sus últimos álbumes y también a una famosa película de dibujos animados. Su estribillo disparatado, fácil de cantar, su melodía transparente, repetitiva, y la fantasía de un viejo marinero que asegura vivir en un submarino amarillo, hace que todo el mundo la cante. Porque “Yellow submarine” solo se propone presentar una suerte de aventura placentera y colorida.
La historia detrás de Yellow Submarine la película
A comienzos de 1967 casi dos años después del rodaje de Help! Los Beatles todavía estaban obligados por contrato a una tercera película para United Artist pero no mostraban el menor interes en volver a ponerse ante una camara de cine. La poco gratificante experiencia de su segundo largometraje con Richard Lester y el deseo de volcarse en su musica , ya sin el agobio de las giras ni de la Beatlemania , les hacia mirar con prevencion cualquier proyecto relacionado con el celuloide . no querian ser otra vez un juguete para la gran pantalla y menos caer en la trampa de amontonar películas mediocres como las que venia protagonizando Elvis Presley desde 1960.
Los altos niveles de exigencia autoimpuestos les llevaron a desestimar nuevas propuestas del incansable Walter Shenson y tan solo un proyecto para llevar al cine "El Señor de los Anillos" , la obra de J.R.R Tolkien lograria despertar el interes de John Lennon . lamentablemente , los caontactos con el escritor y con Stanley Kubrick con quien querian realizar la película no llegarian a fructificar.
En vista de la poca disposición de sus muchachos , Brian Epstein penso que tal vez un largometraje de dibujos animados sirviese para cumplir lo pactado con United Artist. A finales de 1966 el productor de origen hungaro Al Brodax , responsable de la norteamericana American's King Features Syndicate le habia propuesto la idea de incluir a Los Beatles como protagonistas de un film de tales caracteristicas. Brodax habia participado en series televisivas de animación como Popeye el Marino, ademas de escribir y producir buena parte de la serie de dibujos basada en los propios Beatles que la cadena norteamericana ABC venia emitiendo los fines de semana, en su programación matinal , desde el 25 de septiembre de 1965.
En estos dibujos animados , unos Beatles de trazos sencillos se veian metidos en diversas y disparatadas aventuras (muy al estilo de Help!). cada emision constaba de un par de episodios y una seccion en la que enseñaban las canciones a la audiencia infantil. Brian considero que el currículum de Brodax le hacia el mas indicado para llevar adelante el proyecto, pero sobre todo le convencio que la película supondría un respiro para Los Beatles puesto que no tendrian que participar en el guion , ni siquiera doblar sus propias voces. Según el contrato que les ligaba a United Artist , el cuarteto solo estaba obligado a aportar 4 nuevas canciones a la banda sonora.
Con un presupuesto total de 250.000 libras , Brodax puso en marcha Yellow Submarine contratando como director al canadiense George Dunning quien se habia labrado una solida reputacion como realizador de dibujos animados no solo en su pais sino tambien en estados unidos y Gran Bretaña. En la primera de 1967 George Dunning incluyo en el proyecto al Checo Heinz Edelmann quien era un artista en diseño grafico.
En solo dos semanas elaboraron un episodio experimental de dos minutos inspirados en escenas de George Harrison sobre una cancion "Love you to" . después Dunning recluto a un amplio equipo de animadores encargado a Fred Wolf el movimiento, a Bob Balser el diseño de las figuras de Los Beatles y a Dennos Rich el submarino y la mayoria de fondos y paisajes psicodelicos y en ocasiones alucinogenos que pueblan la película. No se escatimaron medios para que el nutrido equipo de animadores crease un llamativo y deslumbrante universo colorista que aglutina influencias , entre otros , del Pop Art, el surrealismo, el Dada o el art Nouveau con resonancias de artistas como Toulouse Lautrec, Magritte , Klimt o Dali , pero no son estas unicas influencias. Tambien hay referencias a personajes del comic como Mandrake el Mago y Spirit de Hill Eisner.
Aparecen sagrados Tótem cinematograficos como Marylin y King Kong , el septimo de caballeria y Frankestein y referencias televisivas a Los Vengadores , mientras la puesta en escena de Lucy in the Sky with Diamonds es un imaginativo homenaje al cine musical. El hecho de disponer de un presupuesto desahogado permitio al equipo de Dunning dar rienda suelta a su imaginación en un deslumbrante ejercicio de eclectisimo donde lo mismo se recurre a fotografias coloreadas que se inunda la pantalla de infinitos agujeros o se evoca el celuloide de principios de siglo.
En cuanto al guion , fue un trabajo de Lee Minoff , asistido por Jack Mendelson , Erich Segal (quien después escribiria Love Story ) y con participación del propio Al Brodax. El equipo llego a elaborar mas de una veintena de posibles argumentos para la película . responsable de gran parte de la historia definitiva fue Roger McCough, miembro del grupo Scaffold del que formaba parte Michael, el hermano menor de Paul McCartney , Roger McCough percibio 500 dolares por su trabajo pero su nombre no figura en los creditos del film.
Es destacable que a pesar de la primacia de la imagen y la musica , los dialogos de Yellow Submarine no se descuidaron en absoluto. Verbalmente el guion es rico en juegos de palabras y en las palabrerias absurdas que tanto gustaban a John Lennon.
La importancia de la palabra queda patente en determinadas triquiñuelas retoricas y en especial cuando las palabras que salen de la boca de John Lennon al cantar All You Need is Love se transforma en conceptos escritos ( saber, ahora, amor) y llegan a vencer a Los Blues Meanies y al guante volador en la batalla final. Lamentablemente mucho de estos juegos de palabras perderian vigor a causa del deficiente subtitulado español.
Aunque a excepcion de las nuevas canciones Los Beatles se desentendieron por completo de Yellow Submarine , John Lennon aporto su grano de arena al argumento cuando una noche a las tres de la mañana , telefoneo a Al Brodax para sugerirle que seria "genial ver a Ringo seguido por la calle por un Submarino Amarillo". Brodax tomo nota de la idea , que se convertiria luego en una de las primeras secuencias de la película.
Cabe destacar que el equipo de Yellow Submarine llevo a cabo una exhautiva labor de documentación en la que estudiaron al detalle la discografia de Los Beatles hasta imágenes de entrevistas y actuaciones televisivas para trasladar con rigor al dibujo animado la personalidad de cada uno de los miembros de la banda. John aparecia como el ingenioso e inteligente , Paul educado y amable , George era el mistico aficionado a los coches deportivos y Ringo volvia a ser como en A Hard Day's Night, el mas tierno y sentimental de todos.
Técnicamente la película retomo el sistema de polarizacion de imágenes y retoscopia utilizada por Disney en sus primeras producciones de los años 30 y que aquí emplearia Charles Jenkins , animador fundamental en las escenas correspondientes a las canciones "Eleanor Rugby" , "Only a Northern Song" y "It's All Too Much", en cuanto a los actores que doblaron a Los Beatles , John Clive puso la voz de John , Geoff Hugues a Paul , Peter Batten a George y Paul Angelis a Ringo. Ninguno de ellos tenian siquiera fisicamente nada que ver con Los Beatles. Algunos aspectos de interes en la elaboración del film quedaron reflejados en el reportaje "Mod Odyssey" de 1968 , en el que se incluyen imágenes poco conocidas de la película , asi como el documental "the Man Who Moved The Beatles" dirigido por Paul Madden en 1991 y que profundiza la labor de George Dunning en el film.
- Como epilogo de la película se penso en incluir a Los Beatles en carne y hueso haciendo una breve aparicion rememorando la aventura e invitando a cantar "All Togheter Now" , este cameo tenia dos motivos , el primero era un cebo para asegurar que los fans acudiesen a los cines a ver a sus idolos , aunque fuera en una breve secuencia y tambien tenia como objetivo convencer al publico de que Los Beatles se habian involucrado en la película mas de lo que habian hecho en realidad. La aparicion se rodo en los estudios Twickenham en la tarde del martes , 25 de enero de 1968.
Ademas al inclusión de los beatles le ponia mas fuerte a la idea de Los Beatles de que era una película de ellos ante los ojos de United Artist a quien la idea no le entusiamaba mucho.
-El poco interes de Los Beatles en Yellow Submarine quedo reflejado en la banda sonora, sin duda el album mas flojo dentro de su discografia oficial. Tal reflejo de poco interes queda patente al leer las notas de la contraportada del album escritas por Derek Taylor y Tony Palmer quienes se dedican a alabar el doble album blanco recientemente publicado , sin hacer la menor referencia a la banda sonora que el comprador tenia en sus manos.
-Paul incluyo "All Togheter Now" , John aporto con Hey Bulldog cancion grabada sin mucho interes de parte de John y Harrison se incluyo con dos temas , que según la critica son los mas mediocres de la discografia de George con los beatles , de hecho en propias palabras de Harrison "eran los menos malos y no valian nada".
George Martin decia: "cuando registrabamos canciones para futuros albumes , al final de la sesion grababan algunas tonterias , si eran moderadamente buenas decian "Vale, sirve para la película , que lo metan".
-Originalmente estaba destinada la cancion "You Know My Name" pero aun se mantenia inacabada por lo que se opto a incluir en su lugar "Hey Bulldog" la cual no fue del agrado de Al Brodax , quien decidio no incluirla en la version final de la película , tampoco aparecio en los posteriores reestrenos de la película ni en la version comercializada inicialmente en video (esta se incluyo finalmente en su ultimo estreno ya en disco digital) , curiosamente cuando Los Beatles grabaron esta cancion tambien fue la primera vez que John Llevo a Yoko Ono a una sesion de grabacion . Lennon declaro años después que sintio vergüenza de grabar algo tan ligero y tontito en su primera visita de Yoko al estudio. Erich Segal estaba coguionista de la película estaba convencido de que Los Beatles habian compuesto esta cancion para el , tomando como modelo el bulldog de la mascota de la Universidad de Yale donde era catedratico.
El estreno de Yellow Submarine tuvo lugar el 17 de Julio de 1968 en el London Palladion de Londres , la misma sala que acogio sus primeras dos películas . esta presentacion seria tambien el debut publico de un producto cinematografico bajo el sello "APPLE" , creado por Los Beatles , como en los mejores tiempos de la Beatlemania 10000 fans colapsaron los alrededores de Picadilly Circus esperando la llegada de Los Beatles y haciendo necesaria la intervención publica.
Ringo fue el primero en llegar en compañía de su mujer, Maureen Cox. Posteriormente llegaron George y Pattie y finalmente un reluciente "Rolls-Royce" dejo a John , Paul y Yoko a las puertas del cine . era una de las primeras apariciones publicas de John en compañía de Yoko y tambien la primera vez en años que Paul se presentaba solo y sin Jane Asher , con la que acababa de romper.
El acontecimiento conto con la presencia de numerosas celebridades que llegaban en lujosas limousines, entre ellas el guitarrista de los Rolling Stones Keith Richards y su novia Anita Pallenberg , P.J Proby , la modelo Twiggy , George Alexander del grupo Grapefruit , la cantante Sandie Shaw y Donovan. Todos ellos con atuendos alegres y Psicodelicos , acorde a la atmosfera desenfadada de Londres del 68 y con el espiritu de la película.
Tampoco faltaron enormes muñecos de los Blue Meanies y otros personajes de la película apostados en la entrada del cine para dar la bienvenida a los ilustres invitados.
Tras la proyeccion la película recibio una ovacion que sorprendio a los propios Beatles. En especial John Y Paul quedaron gratamente impresionados por la película que tanto habian subestimado . John comento a Tony Barrow que lamentaba sus recelos y expreso su deseo de escribir personalmente el guion para una proxima película de Los Beatles en dibujos animados. El éxito se celebro después después con una fiesta en el hotel Royal Lancaster, en Bayswater , dentro del recinto esa noche quedo inagurada la discoteca "Yellow Submarine".
En Nueva York el estreno tuvo lugar el 13 de Diciembre de 1968.
Aunque no unanime , las criticas si fueron predominantemente favorables a la propuesta innovadora que suponia la película. Según el Daily Telegraph , Yellow Submarine era la película con mayor encanto desde Blancanieves y los siete enanitos de Disney. Por su parte el Daily Mirror alababa el derroche de imaginación en la primera parte del film, sus impresionantes tecnicas en el uso del color y el inevitable magnetismo de la musica de Los Beatles, pero tambien advertia que "a los tres cuartos de hora de proyeccion , el submarino se hunde". Para el Times la película era un resumen de lo que cada suplemento dominical habia venido haciendo en dos años de Psicodelia.
En el Evening Standard Alexandre Walter escribio "es la película de la era Beatle y simboliza un viaje atraves de la mitologia contemporanea" . en el New York Times se sugiere sutilmente que la película se disfrutaba con mayor intensidad si el espectador la contemplaba "colocado" (habria que hacer la prueba digo yo o no?).
Pero a pesar del respaldo de la critica "Yellow Submarine" no funciono comercialmente. La posibilidad de pagar una entrada para ver a sus idolos convertidos en muñecos de trazo psicodelico no termino de convencer a los fans y a primeros dias de Agosto , el film comenzo a desaparecer de los cines londinenses.
Como ocurriera con las películas de Los Beatles con Lester, el lanzamiento de la nueva cinta sirvio tambien para que la editorial New English Library comercializase un libro de bolsillo del mismo titulo con 126 paginas basada en el film.
En estados unidos la editorial Signet publico "The Beatles in Yellow Submarine" , un volumen que incluia lujosas ilustraciones , en Mexico tuvo gran éxito una colección de comics basados en el film.
Las peculiares caracteriscticas de la cinta y el ir dirigida a un amplio publico potencial que incluia fans de Los Beatles , Hippies avidos de psicodelia y hasta niños , favorecio un amplio merchandising y King Features lleno de arcas vendiendo licencias a docenas de empresas que comercializaron todo tipo de objetos : tarjetas, posters, naipes, calendarios, llaveros, almohadas, pegatinas, juguetes y un interminable etcétera, hoy en dia convertidos en verdaderos fetiches en cualquier subasta Beatle.
Si bien la academia de Hollywood no la incluyo entre sus nominadas , en 1978 , diez años después de su estreno , Yellow Submarine se presento con éxito en los festivales de cine de San Francisco , Cambridge y Locarno , recibiendo en este ultimo una mencion especial.
El 28 de Agosto de 1987 Warner Home Video lanzo Yellow Submarine en videocasete sin las imágenes dcorrepondientes a Hey Bulldog, dos años después el 27 de Diciembre de 1989 , la misma firma comercializo la película con nuevas mezclas digitales y en sonido Stereo.
En 1999 la película fue objeto de un nuevo reelanzamiento audiovisual con la edicion el 14 de Septiembre de la película en formato vodeo y Dvd tras un proceso digital de las imágenes fotograma a fotograma. "una renovación , mas que una restauración" según declaro el responsable de los estudios MGM , Bruce Markoe . la renovación tambien incorporaba el sistema "Surroundsound 5,1", una innovación tecnologica ideada para pontenciar los matices envolventes de todos los elementos sonoros del film.
El proceso costo mas de 1500 millones de pesetas , supero los cinco años de trabajo y en el participaron 200 artistas. En dicha reedicion se alteraron minimamente algunos dialogos para introducir adecuadamente la secuencia de Hey Bulldog tantos años suprimida.
En la misma fecha Apple puso a la venta un disco conteniendo el soundtrack de la película , esto es , no la banda sonora original, sino las canciones que el espectador podia escuchar durante la proyeccion.
Todos los temas fueron remasterizados según declaro George Harrison "con una mezcla mas clara que separa las pistas originales de guitarra, bajo y bateria". El album no incluye lo que fue la cara B del Lp original , las cuales correspondian a las piezas orquestales de George Martin.
Coincidiendo con la reedicion Harrison menciono el doblaje como el aspecto mas negativo en la realización de Yellow Submarine , refiriendose a las voces con marcado acento de Liverpool que sin embargo , no salieron de la garganta de ningun Beatle "y aun no sabemos porque".
Por su parte Paul que en 1967 penso que la película seria un mero subproducto infantil, reconocia 31 años después que la cinta era todo un clasico. "la primera vez que oimos hablar de ella sonaba como una bonita historia . Ir debajo del agua , ver aquellas cosas y conocer a toda esa gente , vivir alli…..pero de forma repentina nos vimos inmersos en un ambiente psicodelico que nos sorprendio a todos. Hoy la veo y me parece muy interesante".
Pasada la prueba del tiempo George tambien se deshizo en elogios para la película "aun me parece una maravilla la escena en que mi personaje aparece por primera vez , me veo y efectivamente soy yo, meditando en lo alto de esa montaña de la que creo que nunca baje.".
Por su parte Ringo tambien aprovecho el reestreno para mostrase a gusto con su caricatura : "si , soy yo , melancolico, aturdido, un sentimental. Y tambien se ve mi otra faceta, la de curioso y atrevido. Si me subo a un submarino y veo un boton tengo que apretarlo antes de preguntar para que sirve".
El nuevo "Yellow Submarine" en dvd añade ademas un bonus track , el breve documental "a Mod Oddsey", con imágenes poco conocidas del film.
Tambien se distribuyo un videoclip realizado por Neil Aspinall a partir de un nuevo montaje de las imágenes filmadas originalmente para el clip de "Lady Madonna" durante la grabacion de "Hey Bulldog" con la cancion sobre ellas. Con ocasión del lanzamiento se pusieron en circulación en el reino unido una serie de sellos y una replica del submarino navego por el puerto de Sydney.
La presentacion de la película se celebro el 30 de agosto de 1999 . el acto estuvo precedido de un concierto en el que diversos grupos interpretaron canciones de Los Beatles y que reunio en Matthew Street a 250.000 personas. La rumorologia sobre una posible actuación, esta vez acustica de Paul , George y ringo juntos para celebrar el acontecimiento volvio a desencadenarse una vez mas. Y tambien una vez mas sin ningun fundamento.
Como producto de un tiempo y una ideología claramente hippie , Yellow Submarine mantiene su valor como fabula satirizadora de la opresión . su apuesta por la victoria del amor y la felicidad sobre el mal o el positivismo del "SI" frente al "NO" de los Blue Meanies, son dos claros ejemplos de un tiempo en el que todavía existia la ilusion de cambiar el mundo. Un mensaje que pasados los años puede parecer ingenuo , pero que conserva un innegable valor testimonial de lo que fueron los revolucionarios sesenta.
Incluso algunos en la fecha de su estreno llegaron a vislumbrar mucho mas: el reverendo Jim Smith de la Holy Trinity Church de Lancashire , en Londres alento a sus parroquianos a ver Yellow Submarine como una autentica experiencia religiosa. "Puedo ver en la película- dijo – el equivalente beatle a la caida del jardin del eden. La perdicion del hombre y la llegada del salvador". Y una curiosa paradoja : a pesar del ideal de igualdad y libertad que transmite el film , ni una sola de las escasas figuras femeninas que aparecen en Yellow Submarine llega a articular ni una sola palabra.
*esta informacion pertenece al libro "el cine Beatle" de Arturo Moreno Obregon
Yellow Submarine es una película animada de 1968 basada en la canción de The Beatles. Fue dirigida por el animador canadiense George Dunning, y producida por United Artists y King Features Syndicate. Los mismos Beatles aparecen sólo en el casi final de la película, con los Beatles animados doblados con otros actores.
Trama
Pepperland es un alegre paraíso musical bajo el mar, protegida por la Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, el cual cae bajo un ataque sorpresivo por los Blue Meanies (Malines Azules o "Malditos Azules"), quienes odian la música. Su ataque consiste en encerrar a la banda en una burbuja, paralizan a los ciudadanos y convertirlo todo en color azul. El anciano alcalde de Pepperland envía al Joven Fred en un abandonado submarino amarillo para buscar ayuda. Fred llega a Liverpool, donde sigue al deprimido y cabizbajo Ringo y lo persuade para que lo ayude. Ringo procede a reunir a sus amigos John, George, y finalmente Paul. Los cinco viajeros parten a Pepperland en el submarino amarillo, pasando a través de diferentes mares:
• Mar del Tiempo - donde el tiempo retrocede y avanza al ritmo de la canción "When I'm Sixty-Four", • Mar de la Ciencia - donde cantan "Only a Northern Song",
• Mar de los Monstruos - donde el temible monstruo "aspiradora" aspira todo su entorno y a él mismo,
• Mar de la Nada - donde obtienen ayuda de un "hombre de ningún lugar", el "Doctor en Filosofía" Jeremy Hilary Boob, y cantan la canción "Nowhere Man". Ringo se compadece de él y lo lleva al submarino.
• Faldas de los Encabezados (o Mar de las Cabezas) - donde se separan del submarino y John canta "Lucy in the Sky with Diamonds",
• Mar de Agujeros - donde Jeremy es capturado por uno de los Blue Meanies. Después Ringo salta en un agujero verde (el cual se vuelve el Mar Verde), finalmente llegan a Pepperland.
Reunidos con el Viejo Fred y el submarino, imitan a la Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band y "alzan al país en rebelión", Jeremy es rescatado y todo florece y se vuelve colorido. Pepperland se restablece. Los Meanies son obligados a rendirse, John ofrece su amistad, a la que el Jefe Blue Meanie acepta. Finalmente una gran fiesta tiene lugar.
Al final del filme, The Beatles hacen una aparición en persona, al día siguiente, con unos recuerdos (el minúsculo motor del submarino, un poco de amor y medio hoyo). John advierte de la presencia de nuevos Blue Meanies y cantan un reprise de All Together Now, el cual finaliza con una variación del título de la canción en diferentes idiomas.
Crítica
Este film fue vanguardista, excitante, algo realmente nuevo en el mundo de la animación y con un éxito muy grande. El argumento narra las peripecias de unos Beatles dibujados, sobre un universo irreal de fantasías psicodélicas, con seres y espacios evocadores de esta estética.
Canciones
Canciones que aparecen en la película. Todas escritas por Lennon/McCartney excepto donde se indique.
• "Yellow Submarine"
• "Eleanor Rigby"
• "Love You To" (George Harrison)
• "A Day in the Life" (versión editada)
• "All Together Now"
• "When I'm Sixty-Four"
• "Only a Northern Song" (George Harrison)
• "Nowhere Man"
• "Lucy in the Sky with Diamonds"
• "Think For Yourself" (versión editada) (George Harrison)
• "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band"
• "With a Little Help from My Friends"
• "All You Need Is Love"
• "Baby, You're a Rich Man" (versión editada)
• "Hey Bulldog"
• "It's All Too Much" (George Harrison)
• "All Together Now"
Aportación de The Beatles
Los Beatles al principio no estuvieron muy entusiasmados de participar en una película animada, debido al fracaso de Magical Mystery Tour, pero al oír las voces de ellos imitadas por los actores, aceptaron hacer un cameo en live-action al final.
Voces
• John Clive: John Lennon.
• Geoffrey Hughes: Paul McCartney.
• Peter Batten: George Harrison.
• Paul Angelis: Ringo, Jefe Malín Azul, George Harrison.
• Dick Emery: Alcalde, Jeremy Hillary Boob, Max.
• Lance Percival: Fred.
• The Beatles: canciones.
Edición para el hogar
A mediados de los `80 la película se edita en videocasette(VHS),en el año 99 la misma se edita por primera vez en formato DVD pero al poco tiempo se retira del mercado por problemas legales de derecho de autor,finalmente en Marzo del 2012,y luego de un gran proceso de restauración y digitalizacion, se anuncia su edición mundial en formato Blu-Ray para Junio de ese mismo año.
Remake Robert Zemeckis, utilizando la misma técnica que en sus películas El Expreso Polar, Beowulf y Los Fantasmas de Scrooge planeó un remake (nueva versión) de la película para ser estrenada en el 2012 por los Juegos olímpicos de Londres 2012. Disney iba a ser el encargado de llevarla a las pantallas consiguiendo los derechos y lanzarla en 3D Digital, pero a última hora fue cancelado el proyecto tras la floja acogida de la película Los Fantasmas de Scrooge y el fracaso en taquilla y crítica de Marte Necesita Madres, películas que utilizaban la técnica Motion capture y que no han resultado rentables a la productora.(2)
Curiosidades
• Mientras se escucha la canción Eleanor Rigby, se aprecia un equipo azul (Everton Football Club) y un equipo rojo (Liverpool Football Club). Se deduce que son estos equipos debido a que The Beatles son originarios de la ciudad de Liverpool, al igual que los dos equipos mencionados.
• En el Mar de los Monstruos, mientras John, Paul y George buscaban a Ringo, aparece un monstruo boxeador que ataca al submarino (donde estaban ellos). Fred trata de buscar un botón para enfrentar al monstruo morado, pero aparecen otros objetos, entre ellos una bandera de The Rolling Stones.(3)
A comienzos de 1967, casi dos años después del rodaje de Help! Los Beatles todavía estaban obligados por contrato a una tercera película para United Artists pero no mostraban el menor interés en volver a ponerse ante una cámara de cine. La poco gratificante experiencia de su segundo largometraje con Richard Lester y el deseo de volcarse en la música, ya sin el agobio de las giras ni de la beatlemanía, les hacía mirar con prevención cualquier proyecto relacionado con el celuloide. No querían ser otra vez un juguete para la gran pantalla y menos caer en la trampa de amontonar películas tan mediocres como las que venía protagonizando Elvis Presley desde 1960.
Los altos niveles de exigencia autoimpuestos les llevaron a desestimar nuevas propuestas del insaciable Walter Shenson y tan solo un proyecto para llevar al cine El Señor de los Anillos, la obra de J.R.R. Tolkien lograría despertar el interés de John Lennon. Lamentablemente, los contactos con el escritor y con Stanley Kubrick con quien querían realizar la película no llegaron a fructificar.
En vista de la poca disposición de sus muchachos, Brian Epstein pensó que tal vez un largometraje de dibujos animados sirviese para cumplir lo pactado con United Artists. A finales de 1966, el productor de origen húngaro Al Brodax, responsable de la norteamericana American's King Features Syndicate le había propuesto la idea de incluir a Los Beatles como protagonistas de un film de tales características. Brodax había participado en series televisivas de animación como Popeye el Marino, además de escribir y producir buena parte se la serie de dibujos basada en los propios Beatles que la cadena norteamericana ABC venía emitiendo los fines de semana, en su programa matinal, desde el 25 de septiembre de 1965.
En estos dibujos animados, unos Beatles de trazo sencillo se veían metidos en diversas y disparatadas aventuras (muy al estilo de Help!). Cada emisión constaba de un par de episodios y una sección en la que enseñaban las canciones a la audiencia infantil. Brian consideró que el currículum de Brodax le hacía el más indicado para llevar adelante el proyecto, pero sobre todo le convenció que la película supondría un respiro para Los Beatles puesto que no tendrían que participar en el guión, ni siquiera doblar sus propias voces. Según el contrato que les ligaba a United Artists, el cuarteto solo estaba obligado a aportar cuatro nuevas canciones a la banda sonora.
Con un presupuesto total de 250.000 libras, Brodax puso en marcha Yellow Submarine contratando como director al canadiense George Dunning. Nacido en Toronto en 1920, Dunning se había labrado una sólida reputación como realizador de dibujos animados no solo en su país, sino también en Estados Unidos y Gran Bretaña. En su haber tenía largos, cortos y un buen número de spots publicitarios de animación que apuntaban señas de identidad surrealista poco habituales en el género.
En la primavera de 1967, George Dunning incluyó en el proyecto al checo Heinz Edelmann (quien muchos años después diseñaría a "Curro", la mascota de la Exposición Universal de Sevilla '92). Sus llamativos carteles publicitarios le convertían en el artista más idóneo para crear un diseño gráfico innovador. En solo dos semanas, Edelmann y Dunning elaboraron un episodio experimental de dos minutos inspirado en escenas de George Harrison sobre su canción "Love You To". Después, Dunning reclutó a un amplio equipo de animadores encargando a Fred Wolf el movimiento, a Bob Balser el diseño de las figuras de Los Beatles y a Dennis Rich el submarino y la mayoría de fondos y paisajes psicodélicos y en ocasiones alucinógenos que pueblan la película. No se escatimaron medios para que el nutrido equipo de animadores crease un llamativo y deslumbrante universo colorista que aglutina influencias, entre otros, del Arte Pop, el Surrealismo, el Dadá o el Art Nouveau, con resonancias de artistas como Toulouse Lautrec, Magritte, Klimt o Dalí, pero no son estas las únicas influencias. También hay referencias a personajes del cómic como "Mandrake, el Mago" y "Spirit", de Will Eisner.
Aparecen sagrados "tótems" cinematográficos como Marilyn y King Kong, El Séptimo de Caballería y Frankenstein y referencias televisivas a la serie Los Vengadores, mientras la puesta en escena de "Lucy In The Sky With Diamonds" es un imaginativo homenaje al cine musical. El hecho de disponer de un presupuesto desahogado permitió al equipo de Dunning y Edelmann dar rienda suelta a su imaginación en un deslumbrante ejercicio de eclecticismo donde lo mismo se recurre a fotografías coloreadas que se inunda la pantalla de infinitos agujeros o se evoca el celuloide de principios de siglo.
La minuciosa dirección artística, apoyada en la vertiginosa sucesión de secuencias. salva de cualquier atisbo de tedio a la película y dinamiza a unos personajes que por sí solos, sin ese ritmo visual, podrían haber llegado a caer en la ñoñería. Se dice que para conseguir tal abundancia de imágenes fueron necesarias un total de cinco millones de viñetas, dibujos que luego serían vendidos, uno por uno, a los fans norteamericanos de Los Beatles.
En cuanto al guión, fue un trabajo de Lee Minoff, asistido por Jack Mendelshon, Erich Segal (reputado autor poco después del best-seller Love Story) y con participación del propio Al Brodax. El equipo llegó a elaborar más de una veintena de posibles argumentos para la película. Responsable de gran parte de la historia definitiva fue Roger McCough, miembro del grupo Scaffold del que formaba parte Michael, el hermano menor de Paul McCartney. McCough percibió 500 dólares por su trabajo pero su nombre no figura en los créditos del film.
Es destacable que a pesar de la primacía de la imagen y la música, los diálogos de Yellow Submarine no se descuidaron en absoluto. Verbalmente, el guión es rico en juegos de palabras y en las palabrerías absurdas con reminiscencias de Joyce que tanto gustaba a John Lennon.
La importancia da la palabra queda patente en determinadas triquiñuelas retóricas y en especial cuando las palabras que salen de la boca de John al cantar "All You Need Is Love" se transforman en conceptos escritos ("Saber", "Ahora", "Amor") y llegan a vencer a los Blue Meanies y al Guante Volador en la batalla final. Lamentablemente, muchos de estos juegos de palabras perderían vigor a causa del deficiente subtitulado español.
Aunque a excepción de las nuevas canciones Los Beatles se desentendieron por completo de Yellow Submarine, John Lennon aportó su grano de arena al argumento cuando una noche, a las tres de la mañana, telefoneó a Al Brodax para sugerirle que "sería genial ver en la película a Ringo seguido por la calle por un submarino amarillo". Brodax tomó buena nota de la idea, que se convirtió luego en una de las primeras secuencias de la película.
Cabe destacar que el equipo de Yellow Submarine llevó a cabo una exhaustiva labor de documentación en la que estudiaron al detalle desde la discografía de Los Beatles hasta las imágenes de entrevistas y actuaciones televisivas para trasladar con rigor al dibujo animado la personalidad de cada uno de los miembros de la banda. John aparecía como el ingenioso e inteligente, Paul educado y amable, George era el místico aficionado a los coches deportivos y Ringo volvía a ser, como en A Hard Day's Night, el más tierno y sentimental de todos.
En cuanto a los malos de la película, los enemigos de Los Beatles serían los "Blue Meanies", ("Malvados Azules") unos amargados seres que odiaban la música y tenían prohibida en su vocabulario la palabra "Sí". El guión también se enriqueció con otras creaciones como "El Guante Volador", el erudito "Jeremy Hillary Boob (Nowhere Man)" y Fred, el Almirante.
Técnicamente, la película retomó el sistema de polarización de imágenes y rotoscopia utilizada por Disney en sus primeras producciones de los años 30 y que aquí emplearía Charles Jenkins, animador fundamental en las escenas correspondientes a las canciones "Eleanor Rigby", "Only A Northern Song" y "It's All Too Much". En cuanto a los actores que doblaron a Los Beatles, John Clive puso voz a John, Geoff Hugues a Paul, Peter Batten a George y Paul Angelis a Ringo. Ninguno de ellos tenían siquiera físicamente nada que ver con Los Beatles. Algunos aspectos en la elaboración del film quedaron reflejados en el reportaje Mod Odyssey, de 1968, en el que se incluyen imágenes poco conocidas de la película, así como en el documental The Man Who Moved The Beatles dirigido por Paul Madden en 1991 y que profundiza en la labor de George Dunning en el film.
Definida por el director artístico Heinz Edelmann como "una amalgama de estilos que van desde el Pop Art al Art Nouveau, Yellow Submarine comienza con la palabras "Érase una vez (o quizás dos) un paraíso situado a dieciocho mil leguas bajo el mar, llamado Pepperland". De inmediato, el espectador se sumerge en un lugar fantástico donde reina la paz y el amor. Un país donde la música del Sargento Pepper y La Banda de Los Corazones Solitarios es parte fundamental de la armonía. Un estado idílico que termina cuando bajan de las montañas los Blue Meanies e invaden Pepperland para acabar con la música que tanto odian. En el ataque cuentan con un sofisticado ejército en el que destacan el terrorífico Guante Volador, soldados turcos con barrigas en forma de enormes bocas dentadas y criminales payasos. Sin olvidar a unos personajes de elevada estatura que dejan caer sobre sus víctimas enormes manzanas (en alusión a "Apple", la compañía creada por Los Beatles).
Los Blues Meanies consiguen petrificar a todos los habitantes de Pepperland, a excepción de Fred, que logra escapar en busca de ayuda a bordo del Submarino Amarillo, momento en que suena la canción que da título a la película y aparecen los créditos.
Fred llega a un Liverpool gris y triste al tiempo que se escucha "Eleanor Rigby". Sigue a un solitario Ringo por la calle hasta la mansión de Los Beatles, a los que pide socorro mediante embarulladas explicaciones y citando entre sus palabras parte del texto de la canción "Help!".
A pesar del confuso parlamento de Fred, John, Paul, George y Ringo aceptan viajar a Pepperland y se inicia un largo periplo lleno de aventuras y peligros. Así por ejemplo, mientras atraviesan el "Mar del Tiempo" todos envejecen y se vuelven luego bebés a los sones de "When I'm Sixty-Four". En el "Mar de Los Monstruos" una extraña criatura con larga trompa engulle ante el espectador todo lo que le rodea, incluido el Submarino y todo el campo visual, dejando la imagen en blanco antes de tragarse a sí misma.
Posteriormente, Fred y Los Beatles alcanzan el "Mar de La Nada", donde conocen a Jeremy, un sabio al que falta tiempo para estudiar tanto como hay que aprender tanto como hay que aprender. Este personaje, también llamado Boob, Hillary y Ph.D les arregla el motor averiado del Submarino. Los Beatles le identifican como "Nowhere Man" e interpretan la canción del mismo título llevándole con él rumbo a Pepperland.
La expedición sigue su camino atravesando el "Mar de La Ciencia", el "Mar de Los Agujeros", el "Mar Verde" y "La Tierra de Las Cabezas" antes de llegar a Pepperland, convertida ahora en un paraje abandonado y triste. Fred y Los Beatles consiguen reanimar al alcalde, quien de inmediato se da cuenta del parecido que el cuarteto tiene con la Banda del Sargento Pepper. Deciden esperar a que llegue la noche para asaltar el lugar donde los Blue Meanies han guardado los instrumentos musicales robados y, una vez consiguen recuperarlos, interpretan con ellos canciones que hacen despertar de su hechizo a los habitantes de Pepperland. Pero los Blue Meanies no están dispuestos a dejarse vencer y liberan al "Guante Volador".
En la batalla final, Los Beatles consiguen la victoria cantando "All You Need Is Love". Sigue un final feliz en el que los Blue Meanies terminan por amar la música y la paz y se integran en Pepperland, en una impresionante apoteosis final con todos juntos al ritmo de "It's All Too Much". Como epílogo, Los Beatles en carne y hueso hacen una brevísima aparición rememorando la aventura e invitando a cantar "All Together Now". Este cameo era cebo para asegurar que los fans acudiesen a los cines a ver a sus ídolos, aunque fuera en una breve secuencia, y también tenía como objetivo convencer al público de que Los Beatles se habían involucrado en la película más de lo que lo habían hecho en realidad. La aparición de Los Beatles se rodó en los estudios Twickenham en la tarde del martes, 25 de enero de 1968.
"El Cine Beatle - Todas las películas de John, Paul, George y Ringo": Arturo Moreno Obregón (2000)
ESTRENO:
El estreno de Yellow Submarine tuvo lugar el 17 de julio de 1968 en el London Pavilion de Londres, la misma sala que acogió en su día las premieres de A Hard Day's Night y Help!. Esta presentación sería también el debut público de un producto cinematográfico bajo el sello "Apple", creado por Los Beatles. Como en los mejores tiempos de la beatlemanía, 10.000 fans colapsaron los alrededores de Picadilly Circus esperando la llegada de Los Beatles y haciendo necesaria la intervención de la policía.
Ringo fue el primero en llegar en compañía de su mujer, Maureen Cox. Posteriormente, llegaron George y Pattie y finalmente un reluciente "Rolls-Royce" dejó a John, Paul y Yoko a las puertas del cine. Era una de las primeras apariciones públicas de John en compañía de Yoko y también la primera vez en años que Paul se presentaba solo y sin Jane Asher, con la que acababa de romper.
El acontecimiento contó con la presencia de numerosas celebridades que llegaban en lujosas limousines, entre ellas el guitarrista de los Rolling Stone Keith Richards y su novia Anita Alexander del grupo Grapefruit, la cantante Sandie Shaw y Donovan. Todos ellos con atuendos alegres y psicodélicos, acordes con la atmósfera desenfadada del Londres del 68 y con el espíritu de la película.
Tampoco faltaron enormes muñecos de los Blue Meanies y otros personajes del film apostados en la entrada del cine para dar la bienvenida a los ilustres invitados.
Tras la proyección, Yellow Submarine recibió una ovación que sorprendió a los propios Beatles. En especial John y Paul quedaron gratamente impresionados por la película que tanto habían subestimado. John comentó a Tony Barrow que lamentaba sus recelos y expresó su deseo de escribir personalmente el guión para una próxima película de Los Beatles en dibujos animados. El éxito se celebró con una fiesta en el Hotel Royal Lancaster, en Bayswater. Dentro del recinto esa noche quedó inaugurada la discoteca "Yellow Submarine".
En Nueva York, el estreno tuvo lugar el 13 de noviembre de 1968.
Aunque no unánimes, las críticas sí fueron predominantemente favorables a la propuesta innovadora que suponía la película. Según el Daily Telegraph, Yellow Submarine era la película con mayor encanto desde Blancanieves y los siete enanitos de Disney. Por su parte, el Daily Mirror alababa el derroche de imaginación en la primera parte del film, sus impresionantes técnicas en el uso del color y el inevitable magnetismo de la música de Los Beatles, pero también advertía que "a los tres cuartos de hora de proyección, el submarino se hunde". Para el Times la película era un resumen de lo que cada suplemento dominical había venido haciendo en dos años de psicodelia.
En el Evening Standard, Alexander Walker escribió: "Es la película de la era beatle y simboliza un viaje a través de la mitología contemporánea". En el New York Times, Renata Adler sugirió sutilmente que la película se disfrutaba con mayor intensidad si el espectador la contemplaba "colocado". El The Hollywood Reporter señaló como defecto que la parte final de la cinta pecaba de ser un poco larga.
Pero a pesar del respaldo de la crítica, Yellow Submarine no funcionó comercialmente. La posibilidad de pagar una entrada para ver a sus ídolos convertidos en muñecos de trazo psicodélico no terminó de convencer a los fans y a primeros de agosto, el film comenzó a desaparecer de los cines londinenses.
Como ocurriera con las películas de Los Beatles con Lester, el lanzamiento de la nueva cinta sirvió también para que la editorial New English Librery comercializase en agosto un libro de bolsillo del mismo título con 126 páginas basadas en el film. En Estados Unidos, la editorial Signet publicó The Beatles in Yellow Submarine,, un volumen que incluía lujosas ilustraciones. En México tuvo gran éxito una colección de cómics basados en el film.
Las peculiaridades características de la cinta y el ir dirigida a un amplio público potencial que incluía fans de Los Beatles, hippies ávidos de psicodelia y hasta niños, favoreció un amplio merchandasing y King Features llenó sus arcas vendiendo todo tipo de objetos: tarjetas, pósters, naipes, calendarios, llaveros, almohadas, pegatinas, juguetes y un interminable etcétera, hoy día convertidos en verdaderos fetiches en cualquier subasta de material beatle.
En España, la película se estrenó en V.O. en el cine Balmes de Barcelona con más de un año de retraso, el día 22 de diciembre de 1969, y en Madrid no se proyectó hasta el 27 de agosto de 1970 en el cine Rex y también en versión original. El 20 de agosto de 1989, TVE la emitió por su primera cadena.
Si bien la Academia de Hollywood no la incluyó entre sus nominadas, en 1978, diez años después de su estreno, Yellow Submarine se presentó con éxito en los festivales de sine de San Francisco, Cambridge y Locarno, recibiendo en este último una mención especial.
Producto emblemático de su tiempo, los orígenes de Yellow Submarine hay que buscarlos en la contracultura norteamericana consolidada en San Francisco a partir del "Verano de las flores" de 1967. El argumento es un canto al optimismo hippy frente al horror de la guerra del Vietnam, una propuesta en la que el amor y la música son capaces, más que de aplastar, de seducir a un enemigo militarizado. En este aspecto se puede entender Pepperland como edulcorado reflejo de la Inglaterra victoriana y a los Blue Meanies como los dueños del aparato de la destrucción causante de todo mal.
El misticismo hippy se trasluce por medio de un mundo mágico donde la realidad está sujeta a cambios y así sucede con la escena en la que el coche conducido por George cambia constantemente de color y Harrison advierte que "Todo está en la mente".
También es propia del idealismo de la época la buena disposición de Los Beatles para combatir al enemigo, dejándose guiar más por el instinto y las buenas vibraciones que les transmite Fred antes que por sus enrevesadas explicaciones. Luego, en el viaje atraviesan, entre otros, un paraje poblado de cabezas llenas de ideas contradictorias que nuestros héroes se ingenian para esquivar. También hay una notable simbología cuando se enfrentan al monstruo que todo lo engulle, hasta comerse a sí mismo y que no representa otra cosa que la voraz sociedad de consumo.
El 28 de agosto de 1987, Warner Home Video lanzó Yellow Submarine en videocasete sin las imágenes correspondientes a "Hey Bulldog". Dos años después, el 27 de septiembre de 1989, la misma firma comercializó la película con nuevas mezclas digitales y en sonido estéreo.
Yellow Submarine supuso un verdadero revulsivo frente al anquilosamiento del cine de Walt Disney y de hecho propició el reestreno del film Fantasía, una reposición aderezada con una campaña publicitaria destinada a un potencial público consumidor de alucinógenos al que se esperaba seducir con el lema "la experiencia visual definitiva". A pesar de los aceptables resultados, el cine de Disney no escogería ese camino para evolucionar. Sí recogieron el testigo otras películas menos ingenuas y más atrevidas como Fritz, The Cat (El Gato Caliente) de 1971 y posteriormente El Señor de los Anillos, dirigida por Ralph Basky en 1977. En resumen, Yellow Submarine sacó al cine de animación del estancamiento y monopolio de la omnipresente pero ya rancia factoría Disney.
En 1999, Yellow Submarine fue objeto de un relanzamiento audiovisual con la edición el 14 de septiembre de la cinta en formato DVD tras un procesado digital de las imágenes fotograma a fotograma. "Una renovación, más que una restauración", según declaró el responsable de los estudios MGM, Bruce Markoe. La renovación también incorporaba el sistema "Surroundsound 5.1", una innovadora tecnología ideada para potenciar los matices envolventes de todos los elementos sonoros del film.
El proceso costó más de 1.500 millones de pesetas, superó los cinco años de trabajo y en él participaron 200 artistas. En dicha reedición se alteraron mínimamente algunos diálogos para introducir adecuadamente la secuencia de "Hey Bulldog" tantos años suprimida.
En la misma fecha, Apple puso a la venta un disco conteniendo el songtrack de la película, esto es, no la banda sonora original, sino las canciones que el espectador podía escuchar durante la proyección, es decir: "Yellow Submarine" / "Nowhere Man" / "Eleanor Rigby" / "Love You To" / "All Together Now" / Lucy In The Sky With Diamonds" / "Think For Yourself" / "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" / "With A Little Help From My Friends" / "Baby, You're A Rich Man" / "Only A Northern Song" / "All You Need Is Love" / "When I'm Sixty-Four" y "It's All Too Much".
Todos los temas fueron remasterizados, según declaró Harrison, "con una mezcla más clara que separa las pistas originales de guitarra, bajo y batería". El songtrack no incluye lo que fue la cara B del LP original, es decir, las piezas orquestales que George Martin compuso, orquestó y grabó para la banda sonora. Coincidiendo con la reedición, Harrison mencionó el doblaje como el aspecto más negativo en la realización de Yellow Submarine, refiriéndose a las voces con marcado acento de Liverpool que, sin embargo, no salieron de la garganta de ningún beatle, "y aún no sabemos por qué".
Por su parte, Paul, quien en 1967 pensó que Yellow Submarine sería un mero producto infantil, reconocía treinta y un años después que la cinta era todo un clásico: "La primera vez que oímos hablar de ella sonaba como una bonita historia. Ir debajo del agua, ver todas aquellas cosas y conocer a toda esa gente, vivir allí... Pero de forma repentina nos vimos inmersos en un ambiente psicodélico que nos sorprendió a todos. Hoy la veo y me parece muy interesante".
Pasada la prueba del tiempo, George también se deshizo en elogios hacia la película: "Aún me parece una maravilla la escena en que mi personaje aparece por vez primera. Me veo y efectivamente soy yo, meditando en lo alto de esa montaña de la que creo que nunca bajé". Por su parte, Ringo también aprovechó el reestreno para mostrarse a gusto con su caricatura: "Si, soy yo. Melancólico, aturdido, un sentimental. Y también se ve mi ora faceta, la de curioso y atrevido. Si me subo a un submarino y veo un botón tengo que apretarlo antes de preguntar para qué sirve".
El nuevo Yellow Submarine en DVD añade además como bonus track el breve documental A Mod Oddysey, con imágenes poco conocidas del film.
También se distribuyó un videoclip realizado por Neil Aspinall a partir de un nuevo montaje de las imágenes filmadas originalmente para el clip de "Lady Madonna" durante la grabación de "Hey Bulldog" con la canción sobre ellas. Con ocasión del lanzamiento se pusieron en circulación en el Reino Unido una serie de sellos y una réplica del submarino navegó por el puerto de Sydney.
La presentación de la película se celebró con una masiva proyección en el Philarmonic Hall de Liverpool el 30 de agosto de 1999. El acto estuvo precedido de un concierto en el que diversos grupos interpretaron canciones de Los Beatles y que reunió en Matthew Street a 250.000 personas. La rumorología sobre una posible actuación, esta vez acústica de Paul, George y Ringo juntos para celebrar el acontecimiento volvió a desencadenarse una vez más. Y también una vez más sin ningún fundamento.
En España, la versión remasterizada de Yellow Submarine fue estrenada en Barcelona en la sala 2 de los cines Icaria Yelmo, el 19 de noviembre de 1999.
Como producto de un tiempo y una ideología claramente hippy, y en el mismo año del mayo francés y la primavera de Praga, Yellow Submarine mantiene su valor como fábula satirizadora de la opresión. Su apuesta por la victoria del amor y la felicidad sobre el mal o el positivismo del "SÍ" frente al "NO" de los Blue Maenies, son dos claros ejemplos de un tiempo en el que todavía existía la ilusión de cambiar el mundo. Un mensaje que, pasados los años, puede parecer ingenuo, pero que conserva un innegable valor testimonial de lo que fueron los revolucionarios sesenta.
Incluso algunos, en la fecha de su estreno llegaron a vislumbrar mucho más: El reverendo Jim Smith, de la Holy Trinity Church de Lancashire, en Londres, alentó a sus parroquianos a ver Yellow Submarine como una auténtica experiencia religiosa. "Puedo ver en la película —dijo— "el equivalente beatle a la caída del Jardín del Edén. La perdición del Hombre y la llegada del Salvador". Y una curiosa paradoja: a pesar del ideal de igualdad y libertad que transmite el film, ni una sola de las escasas figuras femeninas que aparecen en Yellow Submarine llega a articular ni una sola palabra.
"El Cine Beatle - Todas las películas de John, Paul, George y Ringo": Arturo Moreno Obregón (2000)
BANDA SONORA:
Poco antes del estreno de la película, Paul declaró: "Lo que he visto me gusta, pero no somos nosotros; no diremos que somos los responsables aunque llegue a ser un bombazo".
Este poco interés de Los Beatles en Yellow Submarine quedó patente en la banda sonora, sin duda el álbum más flojo de todos dentro de su discografía oficial. Editado el 17 de enero de 1969, seis meses después del estreno de la película y dos meses después del Álbum Blanco, al que Los Beatles dieron absoluta prioridad. Yellow Submarine entró en el número 9 en las listas y luego subió al 3, donde permaneció dos semanas mientras aquél ocupaba el primer puesto. Curiosamente, las notas de contraportada escritas en el LP por Derek Taylor y Tony Palmer se dedicaban a alabar el doble Álbum Blanco recientemente publicado, sin hacer la menor referencia a la banda sonora que el comprador tenía entre sus manos. El disco superó el millón de ejemplares vendidos y alcanzó el número 2 en las listas norteamericanas. Su publicación en formato CD estéreo data del 24 de agosto de 1987.
La mitad de los casi cuarenta minutos de duración del LP Yellow Submarine estaban ocupadas por orquestaciones de George Martin compuestas para la película. En cuanto a la aportación de Los Beatles, propiamente dicha, se había incluido el tema que daba título al film y "All You Need Is Love", ambas canciones ya sobradamente conocidas. Las novedades se reducían a cuatro temas de escasa relevancia registrados meses antes de la grabación del Álbum Blanco.
Paul firmaba "All Together Now", una ligera canción propia de fuego de campamento, mientras la aportación de John se reducía a "Hey Bulldog", un rock nada despreciable, pero grabado sin mucho interés y a toda prisa durante la filmación de un videoclip promocional para "Lady Madonna". Por su parte, Harrison incluía dos composiciones, la mediocre "Only A Northern Song" y "It's All Too Much", una canción de resonancias psicodélicas propias de la época y que queda como "lo menos malo" de un disco que, según el propio Harrison: "No valía nada".
Las cuatro canciones se grabaron en ratos libres entre el 13 de febrero de 1967 y el 11 de febrero de 1968 en los estudios de Abbey Road y De Lane Lea.
Tal como recuerda George Martin: "cuando registrábamos canciones para futuros álbumes, al final de la sesión grababan algunas tonterías, si eran moderadamente buenas, decían: 'Vale. Sirve para la película, que lo metan'".
Las orquestaciones dirigidas por George Martin que componen la mitad del álbum son "Pepperland", "Sea Of Time", "Sea Of Holes", "March Of The Meanies", "Pepperland Laid Waste" y "Yellow Submarine In Pepperland", y se completaron simultáneamente a la animación de la película.
Estas piezas fueron grabadas en los estudios Olympic Sound, con el apoyo de los ingenieros de sonido Keith Grant y George Chkiantz. Insatisfecho del resultado, Martin repitió la grabación el 22 y 23 de octubre de 1968, dirigiendo en el estudio uno de Abbey Road a su propia orquesta de 41 músicos.
Las canciones viejas y nuevas que integraron la banda sonora fueron las siguientes:
YELLOW SUBMARINE
Incluida originalmente en el álbum Revolver, editado el 5 de agosto de 1966, "Yellow Submarine" fue escrita por Paul "en la cama, una noche. Era como un cuento para niños. Luego pensamos que estaría bien que la cantara Ringo".
John afirma que el tema "es una criatura de Paul, aunque yo también ayudé con la letra".
En la película, el tema se escucha al principio, sobre los títulos de crédito.
Lennon dijo que "Yellow Submarine" se grabó prácticamente en directo en Abbey Road, fue el 26 de mayo de 1966 y el 1 de junio se añadieron efectos especiales en uno de los procesos de grabación más experimentales de Los Beatles hasta la fecha.
Según George Martin: "siempre era divertido probar cosas distintas y 'Yellow Submarine' fue el caso más notable, con los ruidos de burbujas en recipientes, cadenas y ese tipo de cosas y todo eso lo hicimos en el estudio. John trajo uno de esos pequeños micros manuales, lo conectó a su amplificador y comenzó a hablar. Todo aquello se grabó en directo al tiempo que la voz solista y todos nos reímos mucho".
La instrumentación de "Yellow Submarine" incluye a Paul y John a las guitarras acústicas y voces. George, pandereta y voces, y Ringo batería y voz solista.
El 26 de mayo, entre las 19:00 y la 1:00 se grabaron las pistas de voz en un total de cinco tomas. Como anécdota decir que fue el ingeniero Geoff Emerick el asistente en esta sesión al encontrarse George Martin convaleciente de una intoxicación.
La sesión del 1 de junio duró 12 horas (de 14:30 a 2:30) y en ella se grabó a George removiendo agua en un cubo. John hizo burbujas con una pajita en el mismo cubo metido en la cámara de eco del estudio 2, exclamando de vez en cuando frases como "Full steam ahead" ("A toda máquina").
John y Paul prestaron la voz a "la tripulación del submarino" que habla en mitad de la canción.
La sesión también contó con la participación de Brian Jones, Marianne Faithfull, Pattie Harrison, George Martin, Neil Aspinall y Mal Evans y los miembros del personal de Abbey Road John Skinner y Terry Condon. Todos ellos hicieron ruidos y participaron en los coros que se incrementan al final de la canción. Después de la sesión, Mal Evans desfiló por todo el estudio tocando un enorme bombo, con todos los demás tras él, en el más puro estilo conga cantando "We all live in a yellow submarine".
El hecho de que la expresión "Yellow Submarine" también fuera la denominación de una píldora estupefaciente dio pie a todo tipo de comentarios de doble sentido. "Yo sabía que se relacionaría con drogas" —dijo Paul— "Pero realmente se trataba de una canción para niños. Me encantaba la idea de cruzarme algún día con unos chavales que la estuviesen cantando, pensaba que si ocurría, lo habría conseguido. Por eso tenía que ser una letra muy sencilla. No hay ni una sola palabra difícil. Los chavales la entienden mejor que los adultos".
ONLY A NORTHERN SONG
Referencia al sello editorial "Northern Song", encargado de publicar las canciones principalmente de John y Paul, al parecer, George Harrison la escribió a toda prisa y por encargo del productor de la película, quien insistió, un día a las dos de la mañana, en que hacía falta una canción más. George se ofreció voluntario y la completó al cabo de una hora mientras una orquesta esperaba para grabarla. Otras fuentes indican que "Only A Northern Song" fue registrada inicialmente para "Sgt. Pepper" pero desestimada por su escasa calidad.
En su libro I Me Mine, George define "Only A Northern Song" como "una broma sobre Liverpool, la ciudad del norte de Inglaterra. Además, fue editada bajo un sello de publicaciones (Northern Songs Ltd.) que no me pertenece". La poco trabajada letra incluía el pataleo de Harrison contra la editora musical del grupo en frases como: "No importan los acordes que toco, lo que canto, o qué hora del día es, porque es solo una canción Northern".
El 13 de febrero de 1967 se grabaron nueve pistas de ritmo siendo la tercera de ellas la que se dio por buena para añadir al día siguiente las voces solistas y completándose la canción con algunos añadidos del 20 de abril. Paul tocó el bajo, John el piano, George el órgano y Ringo la batería, además de servirse los cuatro de variados instrumentos no especificados que reproducían sonidos discordantes. La canción se completó con algunos músicos de estudio que aportaron acompañamiento de metales. En la película puede oírse durante la travesía del submarino por el "Mar de La Ciencia" rumbo a Pepperland.
ALL TOGETHER NOW
Escrita por McCartney, John solía decir que le gustaba cuando la gente cantaba "All Together Now" en los partidos de fútbol.
Grabada el 12 de mayo de 1967, Los Beatles completaron la canción en una sola sesión entre las 7:00 de la tarde y las 12:30 de la noche, sin George Martin y con Geoff Emerick a los controles.
"All Together Now" se grabó en nueve tomas de ritmo, añadiéndose overdubs en la última de ellas. El título se repite 48 veces y a pesar de su apariencia ingenua Paul incluyó en la letra un "Can I bring my friend to bed?" ("¿Puedo llevarme a mi amiga a la cama?") decididamente atrevido para la época.
Paul se encargó del bajo, la guitarra acústica y la voz solista. John tocó el banjo, George la armónica y Ringo aportó su batería y los platillos de dedos. Los cuatro hicieron coros.
Esta canción puede oirse durante la película y también en la secuencia final, inmediatamente después de la breve aparición (en carne y hueso) de Los Beatles, dando paso a los títulos de crédito.
HEY BULLDOG
Registrada el 11 de febrero de 1967, fue una de las más rápidamente grabadas, completándose en menos de un día. También fue la última antes de su viaje a la India con el Maharishi.
Los Beatles tenían que trasladarse al estudio para rodar un film de promoción para "Lady Madonna" con el director Tony Bramwell y a Paul se le ocurrió aprovechar las horas de estudio grabando una nueva canción. Llamó a John por si tenía algo y éste se trajo una letra a medias que tenía por casa, entre los cuatro la terminaron en el estudio. Lennon dijo cómo quería que fuera y tocaron tres pistas de ritmo para la canción mientras era captados por la cámara. "Hey Bulldog" se completó después de las 2:00 de la mañana, al término de la filmación del clip.
El verso original, "Measured out in news" ("Se mide en noticias") se cambió por "Measured out in you" ("Se mide en ti") porque Paul se equivocó al leer la letra manuscrita de John y ambos estuvieron de acuerdo en que así era mejor.
También cambiaron el título de la canción, originalmente llamada "Hey Bullfrog" (Eh, Ranatorio"). Al final de la grabación, Paul comenzó a ladrar para hacer reír a John. Decidieron conservar el ladrido y llamar a la canción "Hey Bulldog", aunque la letra no haga referencia alguna a tal animal.
Propuesta en lugar de la inacabada "You Know My Name", inicialmente destinada a la película, "Hey Bulldog" no fue del agrado de Al Brodax, quien decidió no incluirla en la versión americana de Yellow Submarine. Tampoco aparece en los posteriores reestrenos españoles de la película ni en la versión comercializada inicialmente en vídeo. En la versión británica, "Hey Bulldog" suena durante la batalla contra los Blue Meanies mientras se ve a un fiero perro de cuatro cabezas que persigue a Los Beatles.
Como curiosidad, ésta fue la primera sesión de grabación de Los Beatles a la que John se llevó a Yoko Ono. Lennon declaró años después que sintió vergüenza de grabar algo tan "ligero" y "tontito" en esa primera visita de Yoko al estudio.
Aquel día John tocó el piano y la guitarra solista, además de cantar. Paul hizo la segunda voz y tocó el bajo y George se encargó de la guitarra solista y la pandereta. Como era habitual, Ringo tocó la batería.
John diría que "Hey Bulldog" era un tema que "sonaba bien y no significaba nada". Sin embargo, el guionista de Yellow Submarine y autor de Love Story, Erich Segal, se declaró convencido de que Los Beatles habían compuesto esta canción para él, tomando como modelo el bulldog de la mascota de la Universidad de Yale donde era catedrático.
IT'S ALL TOO MUCH
George afirma que escribió este tema "de modo infantil, a partir de cosas que comprendí durante y después de viajes con LSD y que después me confirmaría la meditación". Inspirada en parte en su mujer, Patti, Harrison incluyó el verso "With your long blonde hair your eyes of blue" ("Con tu largo cabello rubio y tus ojos azules"), extraído de "Sorrow", un tema del grupo de Liverpool The Merseys que había llegado al nº 1 de las listas británicas en abril de 1966.
Grabada en los estudios londinenses De Lane Lea, sitos en los sótanos de un edificio de oficinas cerca del metro de Holborn y titulada provisionalmente "Too Much", la canción dura más de seis minutos aunque en la película tan solo se escuchan poco más de tres, en la secuencia final que sigue a la derrota de los Blue Meanies. La grabación iniciada el 25 de mayo de 1967 tampoco contó con la presencia de George Martin, siendo el ingeniero David Siddle quien estuvo en la mesa de sonido, asistido por Mike Weighell. Después de grabar cuatro pistas de ritmo, en la tarde del 26 y todavía sin George Martin, se incluyeron las pistas vocales de George y los coros de John y Paul, además de algunas palmas y percusiones adicionales. Ringo tocó la batería y la pandereta, Paul el bajo, John la guitarra solista y George la guitarra solista y el órgano. También intervinieron Paul Harvey al clarinete y David Mason más tres músicos de estudio de identidad desconocida, a la trompeta.
ALL YOU NEED IS LOVE
John compuso esta canción a finales de mayo del 67 para que Los Beatles la interpretasen en directo en el espectáculo televisivo Our World. Este espacio, emitido el 25 de junio con una duración de seis horas, fue el primer programa retransmitido vía satélite a todo el mundo de forma simultánea, contenía actuaciones en directo de veinticuatro países que serían vistas por una audiencia estimada en cuatrocientos millones de personas y se pensó que la mejor aportación que podía hacer Gran Bretaña era mostrar a Los Beatles grabando una canción.
La grabación empezó en realidad el 14 de junio de 1967 en los Olimpic Studios. Se grabaron 33 tomas de la pista básica de ritmo y algunas voces entre la 10:30 y las 3:45 horas. George Martin contó como asistente con el ingeniero de sonido Eddie Kramer.
De la sesión salió una pista base que es la que se utilizó durante la emisión de Our World, con Los Beatles cantando y tocando en directo sobre ella.
Según Martin, "la canción tenía que mantenerse en gran secreto, porque la idea era que los telespectadores vieran verdaderamente a Los Beatles trabajando en su nuevo single aunque, siendo lo que es un proceso de grabación, obviamente no lo podíamos hacer de verdad, por eso pusimos una pista base".
"Escribí un arreglo bastante arbitrario para la canción, ya que disponíamos de muy poco tiempo. La mezcla que me salió se basó en 'La Marsellesa', una invención en dos partes de Bach, el tema 'Greensleeves' y un pequeño fragmento de 'In The Mood' de Glenn Miller. Entrelacé los cuatro temas con tempos algo alterados para que se mantuvieran como entidades distintas".
Paul añade que "George Martin tuvo problemas con 'All You Need Is Love' porque el fragmento de 'In The Mood' ya estaba registrado. Habíamos pensado en fragmentos muy conocidos porque íbamos a ponerlos de forma aleatoria. Fue una sesión a toda prisa y no nos importó que lo hiciera él, le dijimos: 'Aquí tienes el final, queremos que siga sin parar'".
Para Martin otro problema surgió cuando George Harrison se había apropiado de un violín y se empeñaba en tocarlo sin importarle no tener ni idea de cómo hacerlo.
De hecho, en "All You Need Is Love", Los Beatles probaron instrumentos normalmente asociados a músicos de sesión. Si George se salió con la suya tocando el violín, John probó un clave alquilado a los estudios Olimpic por diez guineas y Paul se atrevió a tocar con arco un contrabajo. Debido a la importancia de la batería, Ringo se mantuvo en su habitual papel.
La toma 10, conseguida entre las 3:00 y las 3:45 fue considerada la mejor. Sus diez minutos serían luego reducidos a seis y se sacó una mezcla en mono entre las 3:45 y las 4:00 de la madrugada.
En la pista añadida en Abbey Road, el 24 de junio, Paul tocó el bajo, George la guitarra y Ringo la batería, encargándose John tan solo de la voz solista. George Martin aportó piano junto a diversos músicos de estudio, en total dos trompetas, dos trombones, dos saxofones, un acordeón, cuatro violines y dos violonchelos.
Al día siguiente, en la actuación en directo en Our World Paul y George aportaron los coros a la voz de John. A esos coros se unieron ilustres invitados como Mick Jagger, Gary Leeds, Keith Richards, Marianne Faithfull, Jane Asher, Patti Harrison, Keith Moon y Graham Nash. En el fundido final de la canción, McCartney, masticando chicle y ataviado con una camisa pintada la noche anterior por él mismo, cantó el estribillo de "She Loves You".
Editada como single el 7 de julio en el Reino Unido, el mensaje de amor universal de "All You Need Is Love" constituía la mejor arma para vencer al mal en una película eminentemente hippy como Yellow Submarine, de hecho, es literalmente la letra de la canción, saliendo de la boca de John quien derrota, verso
a verso a las hordas de los Blue Meanies en la gran batalla final.


Hasta ahí el comentario de Carlos... y si quieren más comentarios vean el chat cabezón.
Otro trabajo colaborativo entre distintas personas del blog, en un disco emblemático aunuqe no le guste al Conejo.



3 comentarios:

  1. Download: (Flac - No CUE - No Log - No Scans)
    http://adf.ly/1Qn0cb

    ResponderEliminar
  2. Buena reseña de Carlos! Otra cosa a remarcar es que como alguna vez alguien me comentó, las canciones de Harrison han servido de base, junto con Helter Skelter, del rock alternativo. Ejemplo claro es que si uno escucha la discografía de Oasis, esta se basa en It's All Too Much.

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana