Ir al contenido principal

Motörhead - Motörhead (1977)

#Músicaparaelencierro. En 1977, Lemmy debuta en un disco con su nuevo proyecto Motörhead, tras su paso por Hawkwind, grupo de space rock, prog-rock y hard rock ya presentado en el blog cabeza. Y neckwringer nos trae un clásico del metal: sucio, potente, con expresiones hard rock, metal y blues rock con espíritu punk y algún eco psicodélico contando historias chicos callejeros, de drogas, sexo, rock and roll. Motörhead es el disco de debut oficial del grupo que es una leyenda, y si hay algo de lo no se lo puede tachar a Motörhead es de que no son honestos... brutales, salvajes, pero decididamente honestos, llevando su honestidad al extremo del foragido, con "Snaggletooth" a la (justamente) cabeza, esa mezcla de chancho, lobo y toro con casco. Linda forma de terminar la semana al más crudo Lemmy.

Artista: Motörhead
Álbum:
Motörhead
Año:
1977
Género:
Heavy Metal
Duración:
50:54
Referencia:
Discogs
Nacionalidad:
Inglesa


Cuando Lemmy Kilmister escribió la canción "Motörhead" para Hawkwind no se podía ni imaginar que ese tema (que definió años más tarde como "sólo otra canción") llegaría a convertirse en la canción más importante que escribiría jamás: "Motörhead" dio nombre al proyecto de su vida. Un monstruo que fue y es el epítome de la filosofía de vida de Lemmy: sexo, drogas y Rock'n'Roll a todo volumen.
Tras ser expulsado de Hawkwind, Lemmy tardó poco en poner en marcha su nueva banda. Bastard fue el nombre que propuso al principio. Lemmy se decantó por Motörhead, título del último tema que había compuesto para Hawkwind. En palabras del propio Lemmy la canción se adaptaba perfectamente a la música que quería para su banda: "fuerte, rápido, estridente, arrogante, paranoico, rock'n'roll a velocidad monstruosa”. El tema se convirtió rápidamente en el himno del grupo.

Tribus urbanas. SEX PISTOLS sacudieron al mundo con su escandaloso y anárquico debut, los llamados “punks” estaban sueltos y por otro lado teníamos a los “metalheads” que portaban por bandera a LED ZEPPELIN, BLACK SABBATH, JUDAS PRIEST o RAINBOW. A pesar de que el metal y el punk se han nutrido mutuamente, la fanaticada tuvo encontronazos, hubo numerosas peleas entre finales de los 70´s y los 80´s. Las razones nunca fueron del todo claras. Entrabas a un bar, unos ponían THE CLASH y otros DEEP PURPLE, la guerra de sonido a ver quien era el más alto y rudo hacía que agarraran un par de botellas, las rompieran y salieran a darse pinchazos para determinar quien era el jefe. Moteros y vándalos que se cruzaban peleaban al son de su música, ambos mundos incomprendidos, que, en vez de unirse como hermanos, lucharon violentamente muchas veces. MOTÖRHEAD llegó, como una especie de mesías, a unificar a una serie de idiotas que discutían y se dividían cuando tenían bastante en común. Lemmy y cía siempre han sido un punto de encuentro entre punks, metalheads y rockeros, porque “los cabezas de motor” tocan el puro Rock N´Roll, y así seas metalero, punketo o rockero no le puedes decir no al gran padre. Y es eso, MOTÖRHEAD fueron el padre que reconciliaba a sus hijos y de vez en cuando les daba una reprimenda. O cantabas al son de la marcha fúnebre de “Black Sabbath” o pintabas grafitis con “Anarchy in the UK”, escuchar ambas suponía traición.
El heavy y el punk eran lo más potente de la época, ahora imagínense, al puro estilo de Superman en el cielo “¿Qué es eso? ¿Un avión? ¿Un pájaro? No ¡Es Superman!” ¿Qué es eso? ¿Punk? ¿Metal? No ¡Son MOTÖRHEAD! Algunos dicen que se acercan más al metal que al Hard Rock, otros dicen que se asocian más a THE DAMNED, SEX PISTOLS o RAMONES: Punk. Cierto que la corrosiva voz de Lemmy, su agresivo bajo, las veloces guitarras y la impactante batería eran más fuertes que cualquier grupo de Hard Rock de la época, pero etiquetarlos como simple Heavy Metal sería un error. Ellos eran la combinación de la música más dura, revestida en el puro Rock N´Roll; ante todo son eso, Rock N´Fuckin´Roll. “The Train Kept A-Rollin'”, “Motörhead”, “Vibrator” o “Keep Us on the Road” son PUTO ROCK, del que se puede bailar, con ese ritmo del demonio que se te mete como gusanillo y hace que tu pie se mueva al compás de la música incontrolablemente. El poder de esta música hacía creer a las abuelas que sus nietos estaban poseídos, y no les quito la razón, porque cualquier canción de Kilmister inducía al trance hipnótico de sus sucias notas, hirientes como ellas solas, mostrando una pasión que es imposible ignorar si estás vivo.
“Sonamos como si fuéramos punks, pero tenemos aspecto de metaleros. De todas formas, yo siempre me he sentido más punkie que heavy. Lo llamo Rock ‘n’ Roll, pero si tuviera que decantarme por una u otra parte diría que tenemos más en común con el punk que con el heavy metal, de hecho, salimos al mismo tiempo que los punks.” - Lemmy Kilmister
Lemmy Kilmister fue todo un ícono, no de una generación, no, por lo menos de 4 generaciones. Solo sus verrugas y sombrero escupían a todo. El señor Kilmister era esa persona que quieres ser, pero nunca te atreves. Vivió la vida como le dio la gana “Born to Lose, Live to Win” ¡Qué jodan a las reglas! ¡Qué jodan a las consecuencias! ¡Qué jodan al mundo, no tengo nada que perder! Un verdadero Rockstar, él simbolizó la libertad y demostró que, por miedo a perder, terminamos sin ganar nada. Desgraciado Lemmy, te fuiste justo en mi cumpleaños, pero dejaste la Tierra habiendo hecho todo lo que quisiste, pocos se pueden vanagloriar de ello, muy poquitos.
El nacimiento de la leyenda fue un tanto peculiar: el bastardo de Kilmister fue expulsado de su banda madre HAWKWIND luego de pasar cinco días en la cárcel por posesión de drogas, aunque Lemmy dijo que fue por consumir las drogas equivocadas jojojojo (¡Ay Ian!). Tras salir de las rejas, decidió fundar su propia banda a la cual con dos huevos llamó BASTARD, pero su manager le sugirió cambiarlo para que pudieran salir en la radio, así que bautizó a su pequeño (por aquel entonces) engendro, MOTÖRHEAD, haciendo alusión a una canción que escribió en HAWKWIND. El nombre de “Motörhead” se refiere a un consumidor de anfetas, el nombre no pudo venir más a cuento, recuerden que esta banda nació por la posesión de drogas y el encarcelamiento de Ian Fraser “Lemmy” Kilmister. “La banda más sucia de rock and roll del mundo" puso su puño en la mesa y gritó “¡Abran paso y denme mi whiskey maldita sea!”.
Empezaron teloneando con bandas como THE DAMNED o BLUE ÖYSTER CULT en pequeños bares de mal haber, el power trío de Lemmy, Clarke y Taylor arrasaba con todos los locales, pero no todo fue bonito en sus comienzos. Como todo lo adelantado a su tiempo, fueron incomprendidos por muchos, la NME les dio el “premio” a “la mejor peor banda del mundo”. En el 77 la banda discutió mucho y en varias ocasiones la estabilidad era frágil. Tras batallones, tormentas y centellas, el grupo pudo sacar su álbum homónimo. El 1 de abril del 77, ya desesperanzados, decidieron dar su último concierto en el London Marquee Club. Un individuo llamado Ted Carrol estaba allí grabando, resultó que este hombre era director de Chiswick Records. Ted tuvo un ojo avizor más preciso que un francotirador veterano, tal vez sin saberlo, tenía entre manos a unas futuras leyendas. Es curioso, la historia de MOTÖRHEAD parece sacada de película, un mito, en el último aliento, a último momento apareció esta oportunidad justo cuando se desmoronaban. A sabiendas de que era su último chance, la banda grabó 13 pistas sin descanso en el transcurso de dos días. “Keep Us on the Road” habla precisamente de sus inicios, “The black things came from nowhere, But they couldn't beat the shield…”Nada ni nadie pudo con ellos. Carroll vio el entusiasmo y potencial de los muchachos, así que, les dejó el estudio unos días más para finalmente escoger 8 canciones: “Motörhead”, “Vibrator”, “Lost Johnny”, “Iron Horse /Born to Lose”, “White Line Fever”, “Keep Us on the Road”, “The Watcher”, “The Train Kept a-Rollin'”; 8 himnos eternos, 8 joyas atemporales.
El disco tuvo enorme éxito, hasta aparecieron en las listas británicas en el puesto 43, algo impensable para una música tan corpulenta y robusta, verdaderamente extrema. El aliento agónico les llegó a miles, la bestia imparable despertó, como el tren de “Orgasmatron” siguieron sónicos, veloces, sin detenerse.
El álbum abre con “Motörhead”, un cover de HAWKWIND que funcionó como método de venganza diciendo a lo alto “Miren bastardos, estoy en la puta carretera de nuevo y más fuerte que ustedes”. Esa apertura es una respuesta directa de Lemmy a sus ex compañeros, un puñetazo en toda la boca, un “jodanse”. Más acelerada, más agresiva, mostrando poderío y dominio sobre su pasado. La música de MOTÖRHEAD puede alimentar a una planta de energía, porque madre santa, cuanto vigor, un par de notas levantan a cualquier muerto de su tumba.
“Vibrator” rechulona, lasciva como ella sola muestra a la esencia del Rock N´Roll en su máxima expresión. Ese ritmo desenfrenado hace que se te meta el diablo por la espalda. El vibrador más que dar placer taladraba a cualquier groupie que se cruzara por el camino. Los estribillos se quedan grabados a fuego, riffs para la posteridad. Canción que deberían poner en las escuelas, aún con lo explícita que es, para que vean cual es la música de verdad, con dos cojones.
“Lost Johnny” y “The Watcher” son otras contestaciones a HAWKWIND. No me atrevería a decir que son mejores o peores, pero lo que sí puedo decir es que, a pesar de ser versiones, suenan totalmente frescas e innovadoras, con una fuerza nunca antes vista. MOTÖRHEAD son los padres del metal extremo (y de mucho punk extremo también), si hablamos de VENOM hablamos de unos MOTÖRHEAD satánicos, si hablamos de HELLHAMMER, unos MOTÖRHEAD “envenomizados” que copularon con DISCHARGE, si no referimos a BATHORY ídem de ídem, la actitud punk y suciedad de Lemmy es clara. Demasiado adelantados a su tiempo, ellos solos son padres de la movida extrema: thrash, death, black. Son claras las influencias de MOTÖRHEAD en pioneros como METALLICA u OVERKILL, incluso bandas mucho más lejanas como DARKTHRONE o BURZUM tienen la jodida suciedad de los cabeza de motor. La presencia es omnipresente, una de las bandas más grandes que ha parido el rock y el que lo ponga en duda le meto un hachazo en la cabeza al puro estilo de la portada de “What´s Wordsworth?”.
“Iron Horse/Born to Lose” es el preludio del estilo MOTÖRHEAD en todo su esplendor. Ya en su título guardaba la célebre frase del “Ace of Spades”. Decir más sería desperdiciar sudor para intentar describir la grandeza de este tema. ENORME canción para los restos, merece estar en todo tipo de museos para los anales de la historia.
“Keep Us on the Road” tiene unas letras espectaculares, transparente declaración de principios sobre sus inicios. Esta canción te la pones en la carretera manejando contra el imponente viento que mueve tu cabellera. Nada ni nadie nos detiene, una canción que muestra la posibilidad de todo y motiva a seguir tus sueños. Momento muy cursi para estar hablando de MOTÖRHEAD, mas coño, esta canción llega adentro.
El legado de estos tres chiflados es inconmensurable. Una banda que influyó y motivó a tantos a seguir sus sueños, que unió a varios mundos e hizo feliz a millones con su música merece que le alcen estatuas y altares por todo el globo terráqueo y hasta en Marte. “Motörhead” es un hito de la historia musical, un antes y un después. Snaggletooth un ícono y figura de varias generaciones, y se siguen adueñando de más, porque Lemmy, Phil “Animal” Taylor, ustedes no están muertos, siguen vivos en millones de fans que se llevarán sus discos a la tumba y ustedes estarán bailando en nuestras lápidas “Dancing on Your Grave”.
A esto no se le puede dar menos de cinco cuernos, ni con kilos de droga y alcohol entre pecho y espalda bajaría a esta obra maestra de los five horns.
“Motorhead, Remember me now, Motorhead alright”


Kaleidoscope

Antes de que empiece el fin de semana, lo recordamos en el blog cabezón para que el primer disco de Motörhead quede registrado como el primer disco de Motörhead que aparece en el blog cabeza.

    



La discográfica no se la dejó fácil a Lemmy y compañía.
"Motörhead" es el disco de debut oficial del grupo pero poco antes, bajo la discográfica United Artistas, ya habían grabado su primer disco "On Parole" (el primero que escuché, muy interesante por cierto). La compañía se quedó con los derechos del disco y se negó a publicarlo, alegando que dudaban de su viabilidad comercial. No fue hasta 1979 que United Artists lo editó aprovechando el éxito que la banda estaba cosechando con "Overkill", "Ace Of Spades" y "Bomber". Finalmente, tras hacerles pasar penurias, la discográfica les dejó el camino libre y consiguieron entrar a grabar con otros sellos. 

En esos comienzos, su sonido se mezclaba con ramalazos de rock psicodélico remanentes de Hawkwind, rock crudo y algo brutal, riffs de marcada base de blues y polvorientos destellos de lo que luego sería llamado heavy metal. Todo ello aderezado con la sonoridad y actitud propias del movimiento punk. Digamos que algo que era una mezcla de todo, pero que a su vez sugería algo nuevo por nacer. Nunca antes el rock'n'roll había sonado así de rápido, sucio y peligroso.

Muchos pueden decir que el legado de Motörhead no conoce límites, incluso con su icono bajo tierra, su creador, el nombrado por antonomasia como el gran macarra del siglo XX, más allá de las odas espaciales originadas por Hawkwind, como primer proyecto de Lemmy Kilmister, su propuesta definitiva que hoy toma protagonismo esencial en nuestros “Clásicos Del Género”, cumplió en esta semana 40 años de su explosión inicial.
Todos sabemos que es religión discos como “Overkill”, “Bomber” o “Ace Of Spades”, que coño… hasta yo metería “Iron Fist” y no será por cariño, sino por tener la cara dura de plantarse en medio de los 80 con toda esa sabiduría gamberra en su interior, luchando contra titanes del glam/heavy metal de aquellos tiempos y alargando la unión con Bronze Records desde “Overkill”, como distribuidora particular de los británicos.
Cuatro décadas dan para mucho, más sabiendo lo influyente que ha sido una banda como Motörhead para proyectos posteriores, sobre todo en esa gesta que consiguieron ellos sumergidos durante los inicios primitivos de un thrash tempranero, y la existencia del punk que protestaba a través de sus canciones, uniéndose a la ola del heavy metal fundado por Sabbath, Sir Lord Baltimore, Captain Beyond y los muchos que sentaron los precedentes a principios de la famosa década prodigiosa.
Con todo esto, uno de los mejores power trío que registraría la historia del género y formado ni más ni menos que por Eddie Clarke, Phil Taylor y el mismo Lemmy Kilmister, recogería el testigo de esta famosa alineación producto de los tiempos 60/70, que tiempo atrás plasmarían personalidades como Jack Bruce, Noel Gallagher, Ginger Baker, Jimi Hendrix, Eric Clapton, Alex Lifeson, Geddy Lee, Neil Peart, Les Claypool, Steve Ray Vaughan o el capitán Billy Gibbons, portador de llevar la voz cantante de esos barbudos de Texas, ZZ Top, dónde Motörhead, como creyentes de su disciplina, les dan un homenaje a lo grande con la genial “Beer Drinker & Hell Raisers”, plasmada cuatro años al lanzamiento original, en el legítimo “Tres Hombres” de la banda norteamericana.

motorhead-bandEvidentemente el debut de una banda que se unía como otra más del imperio británico para darle color al universo rock en líneas generales, traería sus frutos con los años venideros. “Todo es rock’n’roll” como muchas veces describiría el bueno de Kilmister, gozando de un descanso merecido como dinosaurio de la especie y que sin duda, significaría el principal escaparate de estos jóvenes Motörhead, dispuestos a comerse el mundo con la primera de sus propuestas en este debut homónimo. Una formación que innovaba más allá de lo mostrado en aquellos tiempos, un nuevo giro de tuerca directo desde el corazón británico con épicas en su interior como “White Line Fever”, en señal a la gran zurda de Seattle y un himno de su discografía y posterior lema, “Iron Horse/ Born To Lose”. Destacadas piezas que pronto pasarían al reconocimiento de las vitrinas de Motörhead como rezos de su encomiable discografía.

Lo curioso de todo esto es que Motörhead surgió desde la pobreza, ya que tiempo después de que el señor Ian Fraser (AKA Lemmy Kilmister) fuera expulsado de Hawkwind por su abuso a las drogas, su empeño por crear una banda acorde con el ADN que corría por su sangre, no sirviera para mucho con la contratación de sus dos primeras adquisiciones; Larry Wallis (guitarra) y Lucas Fox (batería).

motorhead-live-band 

Tiempo después, el bueno de Phil Taylor, entraría en escena, junto con Eddie Clarke, un año más tarde, dando provecho al empeño de Kilmister desde 1975, curso de los primeros ideales de un desconocido proyecto como Motörhead, que obtendría su recompensa dos años más tardes, después de algunas negativas de discográficas que acabarían cediendo a la gran verdad; la encuesta que ellos mismos ganarían al premio “Worst Band In The World”. Con todo esto, en Abril de 1977, Motörhead era un sueño hecho realidad.
El homónimo trabajo de Motörhead se fabricó en dos días, así de simple, lo que en un principio era el préstamo de Ted Carroll, un buen amigo conocido de Lemmy, en tiempos dónde el universo de la banda se desvanecía de forma temprana, casi que hasta su extinción, fue este productor quién les alquiló su estudio para la grabación de un single que se acabaría convirtiendo en la consecución de 11 piezas, grabadas en 48 horas y en el recuerdo para muchos con el paso de los años hasta el presente. Ante tal gesta, el bueno de Carroll decidió darles un tiempo extra y grabar hasta 13 temas de los que ocho de ellos, pertenecerían a este primer trabajo.
Es triste pensar que este primer disco de Motörhead es también de los más infravalorados, pero esos 40 años de cursillo intensivo, de eclosión para la historia a esas siglas que llevan las NWOBHM, fueron influyentes para diversidad de estilos que obtendrían su reconocimiento con el devenir de los años, y lo mejor de todo, sin apenas ser reconocidos en el 77’, inspiraron lo que hoy en día reconocemos como masas, desde músicos hasta fieles seguidores. Grandes por los siglos de los siglos.

Ruben Herrera

Y aquí los tenemos para ir terminando otra semana con mucha música, sorpresas y mucha cabeza de moog.








Lista de Temas:
1. Motörhead
2. Vibrator
3. Lost Johnny
4. Iron Horse/Born to Lose
5. White Line Fever
6. Keep Us on the Road
7. The Watcher
8. The Train Kept a-Rollin'

Bonus Tracks:
9. City Kids (Single)
10. Beer Drinkers & Hell Raisers
11. On Parole
12. Instro
13. I'm Your Witch Doctor

Alineación:
- Ian "Lemmy" Kilmister / Bass, Lead Vocals
- Phil "Philthy Animal" Taylor / Drums
- "Fast" Eddie Clarke / Guitar




Comentarios

Lo más visto de la semana pasada

Pink Floyd - The Dark Side of The Moon (1973)

Como sorpresa de este viernes el Mago Alberto nos trae una nueva remasterización de un clásico total del que es inevitablemetne al pedo escribir mucho, solamente podríamos hablar del sonido de la nueva versión, y eso es lo que hace el Mago en el siguiente comentario. Nueva versión de un imperdible. Artista: Pink Floyd Álbum: The Dark Side of The Moon Año: 1973 Género: Rock progresivo Duración: 42:53 Nacionalidad: Inglaterra Lista de Temas: 1. Speak To Me 2. Breathe 3. On The Run 4. Time / Breathe (reprise) 5. The Great Gig In The Sky 6. Money 7. Us And Them 8. Any Colour You Like 9. Brain Damage 10. Eclipse Alineación: - David Gilmour / guitars, lead vocals (2,4,6,7), VCS3 - Richard Wright / keyboards, lead vocals (4,7), VCS3 (8,9) & Synthi A (3,4) synths - Roger Waters / bass, lead vocals (9,10), VCS3, tape effects - Nick Mason / drums, percussion, tape effects With: Dick Parry / saxophone (6,7) Clare Torry / lead vocals (5) Lesley Duncan / ba

Los Encargados - Silencio (1986)

Artista: Los Encargados Álbum: Silencio Año: 1986 Género: Tecno Pop Duración: 41:53 Nacionalidad: Argentina Lista de Temas:   1. Orbitando   2. Trátame suavemente   3. Sangre en el volcán   4. Le Caine   5. Un disparo de luz   6. Líneas   7. Ni un minuto más   8. Región   9. Vida vacía 10. Planeta agua 11. Villegas 12. Creo que estamos bailando Alineación: - Daniel Melero / voz, teclados y sintetizadores - Alejandro Fiori / guitarra, bajo - Hugo Foigelman / teclados, batería electrónica y sintetizadores - Luis Bonatto / batería electrónica y sintetizadores - Mario Siperman / teclados

Jan Hammer - The First Seven Days (1975)

Artista: Jan Hammer Álbum: The First Seven Days Año: 1975 Género: Tecno ambiental / Jazz rock fusión Duración: 40:16 Nacionalidad: Checoslovaquia Lista de Temas: 1. La oscuridad/La tierra en búsqueda de un sol 2. Luz/Sol 3. Los acéanos y continentes 4. Cuarto día - plantas y árboles 5. Los animales 6. Sexto día- Las personas 7. Séptimo día Alineación: - Jan Hammer / piano, piano eléctrico, Moog, Oberheim, batería, percusión y sintetizador Freeman string, Mellotrom - David Earle Johnson / congas y percusión - Steven Kindler / violín

Sylvan - Posthumous Silence (2006)

A través de cada tema vas a ir pasando por las secciones de un diario íntimo de una suicida. Ese es el concepto de este notable disco, tremendamente cargado de emociones y excelentes melodías. Artista: Sylvan Álbum: Posthumous Silence Año: 2006 Género: Neo-progresivo Duración: 70:09 Nacionalidad: Alemania Lista de Temas: 01. Eternity Ends (2:03) 02. (I) Bequest Of Tears (3:19) 03. In Chains (8:38) 04. (II) Bitter Symphony (1:20) 05. Pane Of Truth (9:06) 06. (III) No Earthly Reason (1:57) 07. Forgotten Virtue (6:43) 08. The Colors Changed (5:58) 09. (IV) A Sad Sympathy (1:42) 10. Questions (6:59) 11. Answer To Life (5:56) 12. (V) Message From The Past (3:00) 13. The Last Embrace (3:27) 14. A Kind Of Eden (4:55) 15. Posthumous Silence (4:59) Alineación: - Marco Gluhmann / vocals - Matthias Harder / drums, loop programming, sound effects - Sebastian Harnack / bass - Kay Sohl / guitar - Volker Sohl / keyboards

Magenta - The Twenty Seven Club (2013)

#Músicaparaelencierro. Un disco inspirado en la corta vida de Jim Morrison, Jimi Hendrix, Brian Jones, Kurt Cobain, Janis Joplin y Robert Johnson. Nuevamente bajo el liderazgo de Rob Reed, con su excelente instrumentación y la innigualable voz de Christina Booth dándole el espíritu y la vida a cada tema. No es un disco fácil de entrar, las canciones son bastante complejas, con muchos ritmos y compases diferentes y sin el reconocimiento de estribillos gancheros, pero bien que vale la pena". Gracias a Horacio Manrique tenemos de nuevo tanto a Magenta como a Morrison, Hendrix, Jones, Cobain, Joplin y Johnson que vuelven a la vida gracias a la magia de la música. Artista: Magenta Álbum: The Twenty Seven Club Año: 2013 Género: Rock sinfónico Duración: 64:12 Nacionalidad: UK Y gracias a Horacio volvemos con un buen disco del 2013, de una banda que me gusta mucho. Grandes temas para un gran álbum, cargado de emotividad, dinamismo y musicalidad. Llegó en 2013 el esperado dis

Los Canarios - Ciclos (1974)

El Canario nos trae más del mejor progresivo español, hoy justamente con la banda oriunda de las Islas Canarias que, quizás animados por las versiones anglosajonas realizadas por ELP del "Cuadros en una Exhibicion" de Mussorgsky, idearon una obra de rock basada en las cuatro estaciones de Vivaldi. cambiando ese concepto de estaciones por las cuatro partes que forma la humana, el nacimiento, la infancia, la juventud, la madurez y la vejez. Les aviso que es un tremendo discazo que se lo dedicamos al cabezón Carlos Ochoa que lo estaba buscando como loco. Y no es para menos, ésto es excelente. Artista: Los Canarios Álbum: Ciclos Año: 1974 Género: Rock sinfónico Duración: 73:15 Nacionalidad: España Lista de Temas: 1. Primera Transmigración (Paraiso Remoto) (16:50) - a) Genesis - b) Prana (Grito Primario) - c) Primera Visión de un Mundo Nuevo - d) Himno a la Armonía Magistral del Unverso - e) Primeros Pasos en un Mundo Nuevo - f) Metamorfosis Extravagante 2.

Serú Girán - Serú Girán (1978 - 2021)

Acá va el primer disco de Serú pero no en cualquier versión, sino Serú Girán modelo 1978, sonido 2021, el primer disco en una nueva edición remasterizada en el marco de la recuperación del histórico catálogo de Music Hall realizado por el Instituto Nacional de la Música (INAMU), el icónico álbum homónimo tiene una nueva edición, de esas que solamente puede conseguir el Mago Alberto después de toda una vida de vivir empapado en la música. La producción del Inamu, Pedro Aznar, Ariel Lavigna y Gustavo Gauvry le da una impactante grandiosidad sonora a canciones que forman parte del patrimonio cultural argentino.  Sobre el disco, claro que no pienso decir nada. Ya saben de que se trata. Dedicado a toda la comunidad del blog cabezón, aquí el primer e histórico disco de Serú, en versión 2021. Artista: Serú Girán Álbum: Serú Girán Año: 1978 Género: Rock / Crossover prog Duración: 32:05 Nacionalidad: Argentina   Este relanzamiento estará disponible en vinilo y CD, además de plataf

Pink Floyd y la Historia de "Live in Venice"

Una de las historias más épicas de la banda: El día que Pink Floyd dio un concierto sobre el agua y destruyó un gobierno completo. He aquí una gran historia: un poco antes de la década de los 90, situamos una banda en su apogeo histórico llamada Pink Floyd. Claramente, esta agrupación de rock psicodélico no necesita introducción alguna, pues todos sabemos lo que ha hecho y lo que significa para la historia de la música; sin embargo, en ese pequeño espacio de tiempo pasó algo verdaderamente importante: la ruptura entre el bajista Roger Waters y el guitarrista David Gilmour que haría que esta amalgama musical dejara atrás el periodo favorito de muchos de nosotros. Eso di{o paso al primer disco de Pink Floyd sin Roger Waters, y como un dominó, ello dió paso a una de las historias más tremendas de la banda a lo largo de su historia. Por Lou Alpizar Ahora solo quedaba Gilmour en compañía de Richard Wright y Nick Mason y los tres decidieron perseguir carreras solistas que obviamente tu

Arena - Songs From The Lion´s Cage (1995)

#Músicaparaelencierro. Álbum debut de esta Banda de Rock Neo Progresivo conformada por Clive Nolan en teclados (Arena, Pendragon, Shadowland, Caamora, Strangers on a Train, Neo, Casino) Mike Pointer en Batería (Miembro fundador de Marillion), John Carson en Voz (Hypermania), Keit More en Guitarra y Cliff Orsi en Bajo (es el único álbum con John Carson y Cliff Orsi). Horacio Manrique recuerda este disquito que alguna vez trajera Artie, y lo pone de nuevo en la palestra del blog cabezón, como para terminar el día con bastante Arena.   Artista: Arena Álbum: Songs from the Lion's Cage Año: 1995 Género: Neo Progresivo Duración: 58:14 Nacionalidad: UK Excelente album con atmosferas a lo Marillion e IQ , temas épicos separados por partes instrumentales que realizan la transición entre estos. Disco conceptual ampliamente recomendable para quienes gustan del buen Neo Progresivo y una buena elección para después acceder a los trabajos posteriores de esta banda que si bien f

La Máquina de Hacer Pájaros - Películas (1977)

No hace mucho Lightbulbsun nos recordó un disco que es a nuestros hogares (hablando de los hogares de cualquier amante del rock progresivo de todo el mundo) lo que un matafuegos en un auto: no debería faltar y debería ser obligatorio que haya por lo menos uno en buen estado. Y gracias al inefable Mago Alberto ahora tenemos esta maravilla pero con sonido mejorado donde Charly García, Moro, Cutaia, Fernández y Bazterrica se despachan a lo grande, cinco músicos descomunales al servicio de un proyecto genial que puso patas para arriba al rock argentino en el bienio 1976-77, junto a Crucis y Alas. El último disco de La Máquina es un viaje brillante en medio de épocas oscuras, un disco mítico de una banda mítica, uno de los más grandiosos momentos que ha vivido el rock progresivo y que estaba a la altura del mejor rock progresivo inglés, o húngaro, o nórdico, o de donde sea,  vuelve a vivir en el blog cabezón!   Artista: La Máquina de Hacer Pájaros Álbum: Películas Año: 1977 Género: R

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.