Ir al contenido principal

Revolución de los Claveles: 45 años de un Levantamiento Atípico

El 25 de abril de 1958 nació Fish, (Derek Dick), en Edimburgo, Escocia, mejor conocido por haber formado parte de la banda Marillion que en su momento renovó la sangre del rock progresivo. Fish también desarrolló también una carrera musical en solitario y como presentador de radio. También, un 25 de abril Portugal terminó con la dictadura más duradera del siglo XX en Europa. No hubo violencia, ni gritos, ni siquiera ansiedad. El 25 de abril de 1974, la jornada en la que el mundo vio a los plácidos portugueses acabar con una dictadura de 48 años, comenzó con una canción a la que siguieron flores y abrazos. "Somos tiernos y poco intensos, al contrario que los españoles -nuestros absolutos contrarios- que son apasionados y fríos", apuntaba el poeta Fernando Pessoa. Su democracia, en efecto, llegaba con ternura. Alérgicos a la brusquedad, los lusos adaptaron el concepto de revolución en un levantamiento pacífico sin precedentes. Así que ahora recordamos ese hecho histórico, y el hecho de que Genesis visitó dicho país luego de esta revolución.


Nuestro amigo el Canario nos dijo en esta entrada dedicada al cantautor Zeca (José) Afonso: "Uno de los que verdaderamente admiro es José (Zeca) Afonso. Fuera de Portugal, fue y es casi un desconocido, excepto para quien conoce la historia de la Revolución de los Claveles de 1974 (en portugués Revolução dos Cravos) , de la cual fue uno de los protagonistas. Su canción "Grândola, vila morena" fue la señal de comienzo de esa Revolución. En Portugal, el gobierno conservador de Salazar había perpetuado su dictadura opresora desde el año 1926, pero en los años '70 su poder ya estaba envejecido y anquilosado, y lo que es más importante: tenía en su contra a casi todo el ejercito. Ese grandísimo sector de las fuerzas armadas que era contrario al régimen fue el nucleo desde el que se originó la Revolución de los Claveles."


Los seis personajes claves
 
Caetano, Salgueiro, Saraiva, Caeiro, Afonso y Spínola
Marcello Caetano. El último dictador del Estado Novo. Sucedió en septiembre de 1968 a António de Oliveira Salazar, inhabilitado tras golpearse en la cabeza al caer de la silla en la que iba a atenderle su callista. Caetano, debilitado por la crisis petrolera de 1973 y el fracaso de las guerras coloniales en Angola, Guinea-Bissau y Mozambique, vive casi olvidado. No es plenamente consciente de que la Revolución avanza hasta la 1.30 horas del 25 de abril, cuando es conducido por un agente de la PIDE, la policía secreta de la dictadura, al cuartel do Carmo, en el centro de Lisboa. A las 17.00 horas, el cuartel se rinde. Caetano lo abandona a las 19.30 en un vehículo blindado rumbo al aeropuerto en medio de gritos de “¡Asesinos!” lanzados por la multitud.
Fernando José Salgueiro Maia y Otelo Saraiva de Carvalho. Los más emblemáticos capitanes de la revolución. Salgueiro Maia lideró la columna de blindados que cercó los ministerios de la Praça del Comércio, un acción clave por forzar la rendición del dictador Marcello Caetano. Seguía órdenes de Saraiva de Carvalho, responsable del puesto de comando en Pontinha, en Lisboa, desde donde se dirigió el golpe que había diseñado.
Celeste Caeiro. La revolución le debe su nombre. Camarera, costurera, estanquera y empleada en un guardarropa, aquel 25 de abril se acercó, con una cesta repleta de claveles del local en el que trabajaba, a averiguar si era cierto que había una insurrección en marcha. Un soldado apostado en la céntrica plaza de Rossio le pidió a las 9 de la mañana un cigarrillo y ella, que no llevaba, le entregó un clavel rojo. Los demás uniformados imitaron al compañero y colocaron las flores en sus fusiles para mostrar que su movimiento era pacífico. Fue la imagen icónica de la jornada. “Nunca esperé que los claveles viniesen a derivar en todo esto, fue un gesto sin segunda intención”, dijo Caeiro en una entrevista a Efe en 2014, una de las últimas que ha dado.
Zeca Afonso, autor de Grândola Vila Morena, la canción que identifica a la revolución. La melodía sonó a las 00.25 del 25 de abril en Radio Renascença. Era la contraseña pactada entre los capitanes de abril, que la eligieron por su letra: “El pueblo es quien más manda” y “tierra de fraternidad”. En la hora siguiente a su emisión, unidades al mando de capitanes del Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) se pusieron en marcha.
António de Spínola. El general convertido en primer presidente de Portugal tras la revolución. Spínola había puesto al régimen nervioso dos meses antes del 25 de abril, al publicar un libro en el que defendía una solución política para las guerras coloniales. El día de la insurrección, recibió la rendición de Caetano y lideró la Junta de Salvación Nacional, creada para avanzar en la transición hacia la democracia a partir del 26 de abril. Fue presidente desde mayo de 1974 hasta septiembre de ese año, cuando dimitió.

 
Cinco momentos críticos
 
Canciones pactadas, llamada a Caetano, amanecer en Lisboa, rendición del dictador y proclamación de la Junta de Salvación Nacional
Suenan en la radio las canciones pactadas por los militares para comenzar la insurrección al filo de medianoche. La primera, E depois do adeus, era conocida por su fracaso en Eurovisión. Grândola Vila Morena, censurada por la dictadura, era la última señal esperada por los militares para lanzarse a la calle, suena a las 00.25. El tema pasa a la historia como el himno antifascista luso.
Llaman a Marcello Caetano. Apocado y desbordado por las críticas a una gestión siempre comparada a la de su antecesor, el todopoderoso dictador Salazar, Caetano es avisado de que grupos de militares se dirigen al cuartel do Carmo, sede de la Guardia Nacional Republicana (GNR). El líder del Estado Novo es conducido al Carmo por un agente de la policía secreta, y ya en el camino se hace obvia su soledad. Son las 1.30 horas de la mañana.
Amanece en Lisboa. La capital es un hervidero de rumores con la salida del sol. Centenares de soldados esperan instrucciones a pocos metros del cuartel do Carmo. La actividad se paraliza en el país.
Caetano desiste. Son las 17.00 horas y el último dictador luso se rinde. Entrega el poder al general António de Spínola y se sube a un coche blindado camino del aeropuerto para vivir sus últimos años exiliado en Brasil.
Spínola proclama la Junta de Salvación Nacional, que servirá para conducir la transición a la democracia. Son las 1.30 horas del 26 de abril. En un mensaje retransmitido por televisión, se compromete a “promover la conciencia de los portugueses, permitiendo la plena expresión de todas las corrientes de opinión”, y facilitar la convocatoria de elecciones.
 
 
Anécdotas de una ‘revolución’ a la portuguesa

Pinchazos, semáforos, “No son horas” y el fracaso eurovisivo
El pinchazo de la rueda. Los oficiales Otelo Saraiva de Carvalho y Vasco Lourenço se arremangan para cambiar la rueda pinchada de su coche. Son las dos de la mañana, salen de una reunión de militares y aún falta más de un año para la Revolución de abril. Entre esfuerzos y risas, Lourenço se sincera ante Saraiva de Carvalho. “Le dije a Otelo que no íbamos a solucionar nada con requerimientos y papeles, que debíamos dar un golpe de Estado y convocar elecciones. Él me miró y me dijo: ‘¿Pero tú también piensas así?. ¡Ese es mi sueño!’”, contó en 2004 a Efe. La idea acababa de implantarse.
El semáforo. Es el episodio más conocido porque ilustra la educación lusa como ninguno. En la madrugada del 25 de abril, la columna militar que se dirigía al centro para tomar los centros del poder en Lisboa, se detiene a la altura de la universidad. El capitán Fernando José Salgueiro Maia, a cargo del grupo, observa atónito la situación: la columna para porque el semáforo está en rojo. En la calle desierta, perplejo, manda avanzar con sirenas hasta llegar al río.
“No son horas”. Un grupo de militares se encamina de madrugada a tomar Rádio Club Português, desde donde el MFA anunciará el levantamiento. El portero les frena en seco. “No son horas para hacer una revolución”, les espeta antes de cerrar la puerta. Los militares vuelven a llamar y, tras una larga conversación, el portero cede, aunque les advierte de que el personal no llega hasta las 7.00. El comunicado del MFA se lee en directo poco después de esa hora.
El fracaso eurovisivo. E depois do adeus, la primera canción que alertó a los militares de que el levantamiento estaba en marcha, concursó a principios de abril de 1974 en el Festival de Eurovisión y quedó en último lugar con apenas 3 puntos. Tras la Revolución, la composición no corrió mejor suerte, y la gloria se reservó para Grândola Vila Morena, un himno solo comparable en importancia al Bella Ciao partisano. Los portugueses tendrían que esperar hasta 2017 para vencer el festival, con Amar pelos dois de los hermanos Salvador y Luísa Sobral, otro himno al desastre amoroso.
Cynthia de Benito

Uno de los primeros grupos en presentarse en esta nueva etapa de Portugal fue Genesis en 1975. Y también comenzó el surgimiento de varias bandas portuguesas que siguieron esta línea.




Comentarios

Lo más visto de la semana pasada

Imágenes del horror: Resnais, Stockhausen, El Salvador

Una búsqueda rápida por “Spencer Tunick” en tuiter rebota las imágenes del horror de las cárceles salvadoreñas, difundidas con orgullo —y como advertencia— por distintas instituciones del gobierno de ese país centroamericano. Llama la atención que la ignominia tenga como referente tan común las fotografías de grandes grupos de personas desnudas con que el artista estadounidense se ha hecho famoso alrededor del mundo. Pero los cuerpos desnudos encimados, hacinados y a la vez sistemáticamente ordenados de los presos salvadoreños, portando sólo tapabocas (algunos de ellos) y boxers (cuando las tomas permiten verles la cintura); sometidos en el suelo ante la vigilancia de policías acorazados que los rodean y amenazan, y pegados unos a contra otros en el momento histórico en que, por la pandemia de covid-19, la distancia entre los cuerpos es equivalente a la salud y a la vida, esos cuerpos desnudos y pegados representan la muerte y el totalitarismo. No son una fotografía de Tunick, no son …

Rodolfo Mederos y Generación Cero - En Vivo 9 De Diciembre De 1977 - Teatro Coliseo (2019)

#Músicaparaelencierro. Gracias a los aportes de LightbulbSun esta semana fueron a puro Rodolfo Mederos y Generación Cero, y cerramos la semana con este extraordinario registro inédito en vivo de la presentación oficial del álbum "De todas maneras", con la dirección del hombre que dice: "El tango murió, ya fue, pero debe ser la música popular bailable que llegó a los más elevados niveles técnicos y poéticos". Generación Cero, el grupo de culto desde el que Rodolfo Mederos propuso a mediados de los 70 un nuevo espacio sonoro entre el tango y la música progresiva. Ya con una nueva formación, se presentó esa memorable noche en el Teatro Coliseo y dieron muestras de gran virtuosismo aproximando el Avant Tango al rock progresivo y psicodélico, con pasajes de jazz rock inclusive, con un resultado áspero, arrogante, arrasador. Uno de esos discos épicos, bien de los viernes, para que se quemen la cabeza escuchándolo en el fin de semana... Imperdible!!! Y agradezcan a Lightb…

Pappo's Blues - Vol. 6 (1975)

#musicaparaelencierro. Aquí está el Volumen 6 de la banda del Carpo, sexto disco de Pappo's Blues, grabado en 1974, con cintas que habían quedado afuera del "Volumen 5". No creo que haya que agregar demasiado, salvo que aparece gracias a José Ramón que se mkandó un montón de aportazos tremendos. Y menciono que este album no fue lanzado por el Carpo sino por iniciativa de la compañía grabadora, aprovechando esas cintas descartadas que mencionamos antes; y es al día de hoy uno de los discos más oscuros de Pappo. En todos lados pero no acá en el blog cabezón.

Artista: Pappo's Blues Álbum: Volumen 6
Año: 1975
Género: Hard Rock
Duración: 25:59
Nacionalidad: Argentina

Fue lanzado por la compañía Music Hall en 1975, mientras Pappo se radicaba en Londres. Es un disco extremadamente corto, marcado por una atmósfera de blues pesado experimental, mayormente instrumental.
Pappo's Blues Volumen 6 es el sexto disco de la agrupación argentina Pappo's Blues, editado en 1975, mie…

La Pesada del Rock and Roll - Buenos Aires Blus (1972)

Una vez habíamos presentado, medio de contrabando, a través de nuestro amigo polaco Bob -pero cuentan las historias que por ello Bob fue perseguido por la mafia rusa (o alguna de por ahí... maso) y tuvo que dejar de participar en este blog-. Esa es una de las tantas historias que se tejen tras las bambalinas de este espacio cabezón, y hay unas cuantas. Hoy, en el día del trabajador, y gracias a La Lágrima, compartimos este trabajo sin que se le complique la vida a nadie. En especial para el blog cabezón. Y a la mafia rusa... vaffanculo!!!

Artista: La Pesada
Álbum: Buenos Aires Blus
Año: 1972
Género: Hard Blues Rock Psicodélico / Rock experimental
Duración: 32:38
Nacionalidad: Argentina

Esto es algo raro, rock argentino casi inconseguible, un álbum hecho en Brasil, con 7 temas y donde participan Billy Bond, Kubero Díaz, Alejandro Medina, David Lebón, Black Amaya, Rinaldo Rafanelli, Isa Portugheis y Javier Martínez, entre otros, y donde se suma la participación de la cantante de jazz…

Arbolito - Cuando Salga El Sol (2007)

#Musicaparaelencierro. Folk rock argento de la mejor calidad y de lo más rebelde, como para calentarse la sangre ante tanta pandemia imperante. Porque Arbolito, tanto musical como ideológicamente, no puede estar fuera de este blog. Disfrútenlos! Gracias al aporte (otra vez) de José Ramón. Esta vez viene con un texto incluido que también se las trae, entren al post y vean...

Artista: Arbolito
Álbum: Cuando salga el sol
Año: 2007
Género: Folk rock
Nacionalidad: Argentina
Este álbum ya lo había publicado y de un momento a otro desapareció el post, ahora reaparece solamente porque me lo pidió el Pyra, ya que además los links cayeron con el apagón de luz de Megaupload. No voy a hacer mucha reseña, imagino que todos saben de que estamos hablando al presentar a Arbolito.


A pesar de haber firmado para una multinacional el nuevo disco de la ascendente banda Arbolito, tiene la independencia de estilos y temáticas sociales de sus anteriores trabajos. La novedad aparece en un sonido mucho más s…

El Virus de la Revolución (IX): Vigilar y Castigar

La pandemia pasará, pero la crisis quedará -la social, la económica, la política- que nos llevará del neoliberalismo al capitalismo de vigilancia (quizás la versión más parecida al nazismo). Muy lejos de las propuestas de los hijos de puta para estimular la expansión del coronavirus y de sus bolsillos (justamente ellos son parte del problema), vemos como la irracionalidad da paso a la discriminación facilitada por una cada vez mayor militarización. ¿Estamos viviendo, con esta reclusión forzada, un nuevo totalitarismo?. Al fin de cuentas, entregar nuestra intimidad para resolver una crisis de salud no sería tan grave si no fuera porque cuando la pandemia termine, la tecnología al servicio del control social, permanecerá. En la medida en que se transforma el concepto de soberanía, cerrándose fronteras, se abren nuestros datos y la era de la policía del pensamiento y la biopolítica digital, con su militarización y recorte de libertades como efectos negativos de la crisis económica y de s…

Posdata - Córdoba Va (1984)

#Músicaparaelencierro. Primer disco del grupo Posdata, material que hasta hace poco era muy dificil acceder. Joyas que van apareciendo y que son primicias en el blog cabezón.

Artista: Posdata
Álbum: Córdoba Va
Año: 1984
Género: Trova cordobesa
Nacionalidad: Argentina


Otra aportación del Mago Alberto que se va ahora a territorio poético con este clásico de Posdata. Para alimentar las ideas, buscando encontramos sobre este disco un material de lectura muy interesante que se puede descargar de acá: http://revistalacentral.com.ar/pdfs/13/6-9-posdata.pdf





Pure Reason Revolution - Eupnea (2020)

#Músicaparaelencierro. "Nos apegamos a nuestro manifiesto de no tener límites musicales y el resultado es ‘Eupnea’. Regresamos a un sonido más progresivo con guitarras feroces, baterías que parecen tormentas y unas armonías propias de nuestra marca. Estamos muy contentos de empezar a tocar estos temas en directo". Y un buen día volvieron. Y el tiempo pasó pero todo lo que los definió sigue allí, intacto: la mezcla de géneros, el dueto de voces, la voz subyugante de la bajista Chloe Alper y esa frescura musical tan propia de ellos. Durante una década no supimos nada y pensamos que la historia había terminado, y sin embargo aquí están, continuando la cosa como si nada. Si te gusta una simbiosis entre Pink Floyd, Porcupine Tree y una variedad de estilos, no te puedes perder este último disco de un proyecto que renace y, hoy como ayer, se las trae.

Artista: Pure Reason Revolution
Álbum: Eupnea
Año: 2020
Género: Crossover Prog
Duración: 47:49
Nacionalidad: Inglaterra


Pure Reason Revol…

Alejandro Medina - Alejandro Medina y La Pesada (1974)

#MúsicaParaElEncierro Con Alejandro Medina en bajo y voz, Claudio Gabis y Kubero Díaz en guitarras, Jorge Pinchevsky al mando del violín, Isa Portugueis, Juan Rodriguez, Pomo y el Zurdo Roiztner en batería y Billy Bond en voz aparece este disco en el blog cabezón, un trabajo con mucha búsqueda y la libertad creativa, esta vez resubido por La Lágrima, que nos invita a ir completando el recorrido musical del rock argento. El disco es un reflejo desgarrador de la dura realidad politico social que vivía el pais en aquellos años, y también de los horizontes que la juventud de aquel entonces podía vislumbrar aún en medio de tanta oscuridad. Mucha agua pasó bajo el puente y tenemos las mismas angustias pero menos esperanzas y menos salidas (pero ojo que yo no soy pesimista, solamente que socialmente estamos más condicionados, sobretodo mentalmente). Todo un documento histórico del rock argento, otro más dentro del blog cabezón.

Artista: Alejandro Medina
Álbum: Alejandro Medina y La Pesada
Año:

La Noche del Liberalismo Desde París

La cuarentena en una París que recuerda a la de antes de la explotación y la gentrificación. Aquellos tiempos regresarán, con su invasión, dentro de poco. Ahora la noche es auténtica, libre, emancipada de los neones, los comercios y las boutiques con los que el capitalismo colonizó la vida nocturna. La noche volvió a su regazo transgresivo, a ser espacio-tiempo de fronteras. El liberalismo hizo de la noche una prolongación financiera del día. Extendió lo exquisito, lo caro, la norma, el código, la marca, el decorado pretencioso, la actividad, hasta el rincón más modesto de la aventura nocturna de París.

Por Eduardo Febbro
En estas horas confinadas, su respiración insumisa a las reglas del mercado acompaña a quienes atraviesan París en un eje Este-Sur-Norte. Son muy pocos los anarcos bohemios que la transitan y demasiadas las mujeres y hombres que duermen en la calle. Se juntan en grupo y defecan a orillas de las veredas. Comen y beben lo que la generosidad del día les dejó entre l…

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.