Búsqueda cabezona

jueves, 12 de julio de 2018

Cambalache Cambiemita (Estos Raros Gobiernos Nuevos)

Hicieron creer a los ingenuos clientes-votantes que procedían por el bien público, para "salir del default y volver a los mercados", para "colocar a la Argentina en el mundo", para "cambiar pasado por futuro" y otras estupideces, para ahora volver a decir que "Hay que pasar el invierno". Llegaron con trampa. Engañaron a gran parte del pueblo argentino con basuras semánticas y marketineras, y no se dan cuenta de que no solamente son nulos, irreponsables e ineficaces en asuntos de política o de economía, sino también en cuestiones de moral, de decencia, y ni hablemos de de ética y honradez, valores que ellos solamente conocen porque suelen enarbolarlos en los tribunales y frente a los diarios y cámaras de TV, pero por detrás aparece guita de aportantes truchos  en toda la Provincia de Buenos Aires y falsificación de documentos en las elecciones de 2015 y 2017 (como en la época infame, las clases dominantes se valen de los más pobres para instrumentar sus fraudes electorales). Un ejercicio interesante es calcular qué se podría haber hecho con los más de 40 mil millones de dolares fugados de la economía argentina desde que asumió Corporación Cambiemos hasta el 30 de junio de 2018, o podemos hipotetizar que si no les pagan a los trolls podrían no haberse metido con el aporte de los jubilados, o que si no les bajaban impuestos a las mineras o si no les bajaban retenciones a los terratenientes del "campo", o miles de ejemplos... pero no es un asunto ni de economía ni de política, ni siquiera son asuntos de Derecho, son simplemente cuestiones de moral. Eso que el gobierno off-shore viene demostrando que no tiene en absoluto.


Diputados aprobó con cambios el proyecto para modificar la Ley Donal, en la que las grandes empresas donan mercadería caduca al Banco de Alimentos, quien le cobra a las ONGs una "contribución simbólica" por esta comida, para que finalmente llegue a los pobres. Al tiempo que aprobaban el proyecto de ley de Carrió para alimentar a los pobres con comida caduca (recordemos que esta demente arrasó en las últimas elecciones en CABA, más del 50% de los porteños la votaron) se extienden las denuncias de fraude en el financiamiento electoral de Corporación Cambiemos (a los casos de cooperativistas y beneficiarios de planes sociales se suman los de empresarios, profesionales y listas enteras de candidatos bonaerenses, que no contribuyeron a las campañas pero figuran con aportes que van de los 6 a los 50 mil pesos).
Y sin ser peronista me vienen unas frases a la memoria...
"Porque la limosna para mí fué siempre un placer de los ricos: el placer desalmado de excitar el deseo de los pobres sin dejarlo nunca satisfecho. Y para eso, para que la limosna fuese aún más miserable y más cruel, inventaron la beneficencia y así añadieron al placer perverso de la limosna el placer de divertirse alegremente con el pretexto del hambre de los pobres. La limosna y la beneficencia son para mí ostentación de riqueza y de poder para humillar a los humildes".
Eva Perón: "La Razón de mi vida"

Elisa En El País De Las Maravillas
La propuesta de la diputada Elisa Carrió de que la clase media "de propinas" ante el deterioro de la situación económica, fue viral y motivo de burlas, repudios y hasta de denuncia por parte de un mozo de la ciudad de La Plata que se quejó porque le dejó solo cinco pesos, con su reconocida doble moral republicana que le permite aliarse con quien aborrece, aunque ya casi nadie recuerda ya que esta delirante cuando retrató al Felino Macri (y otros impresentables honestistas) como una suerte de simuladores bastante imbéciles. La incontinencia de la bocaza de Elisa llegó al paroxismo en el Congreso, al pedir que "se mantengan las propinas y las coimas".

Cambalache
Un periodista de 27 años, hace una investigación que abre una enorme fisura en el macizo blindaje del que goza la niña mimada de este régimen de hambre y persecución, María Eugenia Vidal. Amorín descubre que la campaña electoral de Cambiemos del año pasado en la provincia de Buenos Aires fue financiada con fondos negros. Presenta pruebas irrefutables de que cientos de supuestos aportantes a esa campaña son en realidad beneficiarios de planes sociales que distribuye el Ministerio de Acción Social que comanda Carolina Stanley. Esos supuestos aportantes figuran como afiliados al PRO, pero ellos niegan haberse afiliado nunca a ese partido y muestran que es imposible que aportaran un solo peso a sostener ninguna candidatura, ya que la plata que reciben de los planes sociales ni siquiera les alcanza para vivir. Se enteraron de que figuraban como "benefactores" del partido que en la provincia encabeza María Eugenia Vidal gracias a la investigación de Amorín y ahora se presentan a la justicia a exigir explicaciones por la usurpación de sus identidades.
Es al pedo. Cuando el pueblo elije a gobernantes estafadores, fugadores, ladrones y dementes, no se puede esperar nada bueno del resultado. Y los resultados, actualmente, están a la vista y tienen a empeorar.


Ahora resulta que la ministra Stanley contrató empresa del padre al tiempo que quitan el Monotributo Social Agropecuario a miles de familias que pierden el acceso a derechos elementales. Más allá del enojo que provoca corroborar las diferencias de políticas entre la clase más acomodada y los de más bajos recursos, lo verdadero es que esta reiteración pone de manifiesto y encarnan un modo particular de relación con el otro, de cosificación neoliberal donde las personas son convertidas en variables de rédito económico, algo que podríamos tomar como "natural" en esta consolidación del discurso capitalista, salvo que cuando hablamos de esas "variables" en realidad estamos hablando del sufrimiento humano, ya sea nuestro o de nuestros allegados.

Y quien no lo reconozca así porque simplemente no se siente tocado por la inequidad, directamente es un hijo de puta, sin vueltas. O si quieren, peca de no tener moral, igualito que los CEOs de Corporación Cambiemos...

Demasiado viejo
Soy demasiado viejo
para aprenderme los nombres
de los nuevos asesinos
Este de aquí
parece cansado y atractivo
devoto, profesoral
Se parece bastante a mí
cuando enseñaba
una forma radical de Budismo
a los locos de atar
En nombre de la suprema
y vieja magia
ordena
que quemen vivas a familias
y mutilen a niños
Probablemente conozca
un par de canciones que escribí
Todos ellos
todos los que bañan sus manos en sangre
y mastican entrañas
y arrancan el cuero cabelludo
todos bailaban
al son de la música de los Beatles
y adoraban a Bob Dylan
Queridos amigos
somos muy pocos los que quedamos
callados
siempre temblando
escondidos entre los fanáticos
embobados por la sangre
mientras nos reconocemos
unos a otros como testigos
de la vieja atrocidad
la vieja y obsoleta atrocidad
que ha expulsado
el cálido apetito del corazón
que ha humillado la evolución
y de una oración ha hecho un vómito
Leonard Cohen, "Demasiado viejo", Libro del anhelo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares