Búsqueda cabezona

martes, 12 de junio de 2018

Genesis - Seconds Out (1977)

El Mago Alberto nos trae un disco en vivo que es un hito en la historia del rock. Un concierto de Genesis etapa Phil Collins, luego de la partida de Peter Gabriel y antes de la partida de Hackett, cuando todavía los cuatro sonaban como los dioses y comenzaban una evolución que muy pocos pudieron encarar pasada la segunda mitad de los ’70. "Seconds Out" fue mucho más que un mero álbum doble en vivo de una banda de rock. Fue un claro mensaje de Genesis al mundo: "Estamos vivos y más fortalecidos que nunca". Una gira que registró este álbum doble, que llegó a Brasil y en uno de los conciertos programados en Porto Alegre, un grupo de músicos y periodistas argentinos llenaron un micro para asistir a ese concierto, entre ellos estaba Charly García que varias veces señaló que "fue lo mejor que vi en mi vida". Un clásico, un disco infaltable en la Biblioteca Sonora del blog cabezón, que ahora llega para quedarse...

Artista: Genesis
Álbum: Seconds Out
Año: 1977
Género: Rock sinfónico
Nacionalidad: Inglaterra


En julio de 1975 Peter Gabriel actuaba por última vez con el grupo al finalizar la gira de "The Lamb lies down on Broadway". La incógnita era cómo y de qué manera iban a reemplazar una figura tan fuerte y carismática como cantante y frontman sobre el escenario. Pocos meses después, en noviembre, la banda terminaba de grabar "A Trick of the Tail", y emergía una respuesta: musicalmente estaban intactos, y el rol del cantante había sido resuelto en el disco con solvencia por Phil Collins. "A Trick of the Tail" es lanzado en febrero de 1976, y entre marzo y julio hacen una gira por Norteamérica y Europa con Bill Bruford en la batería y Collins al frente del micrófono. En la búsqueda de impactar visualmente y de ese modo superar las dudas acerca de la ausencia de Gabriel, sus shows comienzan a ofrecer una importante puesta de luces, y paralelamente empiezan a explotar el mundo del video con dos clips y una película de media hora filmada sobre el final de la gira. La respuesta del público fue excelente; y con la confianza de saber que podían seguir adelante sin Gabriel, es que Collins, Hackett, Rutherford y Banks encaran la producción de un nuevo disco un par de meses después.
En diciembre de ese mismo año vio la luz "Wind & Wuthering" y el 1º de enero de 1977 comenzaba una gira de 7 meses (ya con Chester Thompson como segundo baterista) que los llevaría por Norteamérica y Europa pero también por única vez a Sudamérica, a Brasil, en donde actuarían en Porto Alegre, Sao Pablo y Rio de Janeiro en el mes de mayo. Tal fue el impacto generado por Genesis en vivo en este período, que en octubre de 1977 lanzan el doble en vivo "Seconds Out", con registros extraídos de las giras de 1976 y 1977. Este disco se convirtió no solamente en una nueva imagen icónica mundial de Genesis, sino que aún hoy es considerado como uno de los mejores álbumes en vivo de la historia del rock.

Seconds Out —en español: Segundos fuera— es el segundo álbum en vivo del grupo inglés de rock progresivo Genesis. Mientras que su primer directo, "Genesis Live", había sido publicado por la compañía discográfica de la banda durante la grabación de su álbum "Selling England by the Pound", en 1973, "Seconds Out" estaba pensado como un álbum "de facto" de la banda, un documento en vivo de Genesis con Phil Collins como nueva cara del grupo y vocalista principal. Todas las canciones del mismo fueron grabadas en París, Francia entre 1976 y 1977, durante la gira de sus álbumes A Trick of the Tail y Wind & Wuthering.
Wikipedia


Aquí las palabras del Mago Alberto quees quien nos trae este tremendo disco, otro de los clásicos que no nos podían faltar en este blog...

Los genesianos del blog saben perfectamente que hubo un ANTES y un DESPUES luego de la partida de Peter Gabriel, y quizás como nunca el grupo mutó, y esa mutación fue quizás la mas curiosa en la historia del género progresivo.
El enfoque que tuvieron los Genesis sin Gabriel fue sin lugar a dudas de una inteligencia suprema, por cuanto rescataron un as que tenían en la manga, y ese as se llamaba Phil Collins, de allí en más y luego de un soberbio album como fue "The Lamb..." nacieron dos grandes discos también que fueron "A Trick of The Tail" y "Wind and Wuthering", de allí la transición en vivo, donde Collins se apoyaba en su propio estilo de canto para reversionar clásicos del grupo, así que las presentaciones de Genesis en vez de ofrecer un solo menu, te daba dos, uno para los apóstoles de la banda y otro para los que llegaban, moviendo los piesitos, o balanceándose con las dulces baladas nuevas cantadas tiernamente por Collins, situación que aprovecharía con creces en su carrera solista.
Ahora bien, "Seconds Out" y "Three Sides Live", (que tambien postearemos), fueron la amalgama perfecta de ese ANTES y DESPUES que ya mencionara, donde los momentos instrumentales brillaban como nunca y los seguidores más ortodoxos del grupo disfrutarán sobremanera en especial los medley.
Reversionaron cosas de "Selling...", "The Lamb...", "Nursery..." y "Foxtrot" de manera brillante, superlativa, y el nuevo matiz y color de la voz de Collins se encargo del resto, resto que siguió mutando, para transformarse en una cosa popera, la cual supieron exprimir y disfrutar económicamente, pero eso es otra historia.
"Seconds Out" se potencia con el agregado de otra batería, y adquiere un vuelo enorme en los fragmentos más complejos, tal el caso de "Firth of Fifth" y "Cinema Show", y de las nuevas canciones.
Algunos siguieron al grupo hasta "Duke", otros llegaron a "Wind and Wuthering", pero si había personas que no se preocuparon nunca de los cambios fueron precisamente los integrantes de Genesis.
Una muestra de que los grupos pueden seguir aun cuando su líder carismático haya tomado otros rumbos, una apuesta que salió bien, que ganaron, y que hoy forma parte de una etapa que muchos disfrutaron y otros defenestraron, pero que inunda el oído con una producción musical impecable.
Esta versión remasterizada es la mejor que pueden encontrar, acá van a escuchar matices en agudos y refuerzo de graves en especial en las batas, un disco que nadie ignoró y que hoy es una buena ventana para aquellos que aun navegan en aguas no muy profundas, una buena oportunidad para escuchar la que fue quizas la mutación más increíble en la historia de la música contemporánea.
Cabezonas/es he aqui "Seconds Out", un trabajo ajeno a la indiferencia.
Mago Alberto

Un disco que resume toda la magia lograda por el mejor progresivo, con esas palabras basta para presentarlo.



Las consideraciones sobre la bondad del rock sinfónico son puestas a prueba en un mundo apabullado por la prisas, convertido en una maquinaria de consumo, y precisan la audición atenta de este disco doble que capta el espíritu y la magia de un grupo que dominó la escena del rock, con permiso de gigantes como Yes, Emerson, Lake & Palmer, King Crimson o Pink Floyd durante los setenta.
La comunión con el público da cuenta de la fascinación y del respeto hacia unos patrones musicales ya en desuso por la mayoría: somos relativamente pocos los que en estos tiempos gustan de bandas que hagan una música tan rica, cuajada de capas, de texturas sonoras y de contenidos literarios. Claro que sí tenemos muchas bandas actuales que nos brindan música de los dioses y el blog cabezón es todo una prueba de ello, pero eso sí, todo bien alejado del mainstream.


Justamente hoy estaba leyendo una nota sobre la cantidad de transformaciones que sufrió Genesis a lo largo de su historia, me remito a ella, y tiene bastante que ver con lo que nos mencionaba el Mago Alberto...

Todos tus Genesis
(...) hicimos un recorrido por la extensa y cambiante obra musical de Genesis, la banda surgida a fines de los 60 que llegó, con varias mutaciones, hasta los años 90. El de Genesis es un extraño caso de longevidad fundado en el gesto de dejar atrás su identidad inicial: hay un primer Genesis de la época progresiva, muy marcado por su frontman de aquel entonces, Peter Gabriel. Cuando a mediados de los 70 Gabriel abandona Genesis, la banda se debate en el dilema de cómo seguir: en el primer disco sin Gabriel, A trick of tail, en el que Phil Collins toma la voz cantante, todavía la identidad progresiva es muy marcada, incluso la voz de Collins puede confundirse para un desprevenido con la de Gabriel. Pero una mutación musical más pronunciada quizás se dé cuando el guitarrista Steve Hackett abandona la banda. Ya había sucedidoo la maroma punk que trató de arrasar con todo vestigio progresivo y la salida de Genesis para sobrevivir fue popizarse. Cuando el propio Collins estalla con un éxito global con su primer disco solista, el excepcional Face value, la fórmula de ese éxito parece transferirse a los discos de la banda: de ser los más blancos entre los progresivos ingleses, pasan a ser los más negros, con la creciente acentuación de un sonido discotequero que los lleva a una sucesión de hits radiables que marcan sus años 80. Hay una generación que conoce a Genesis en su versión ochentosa. Y llega el momento en el que ellos se proponen borrar de su sonido todo rastro del Genesis progresivo. Estos bandazos quizás sean el secreto para explicar que de todos los grupos setentistas es Genesis el que más duró en la cresta de su ola, a fuerza de negar su sonido original. Incluso hay un Genesis sin Collins, a comienzos de los 90. Según las diversas perspectivas, puede tratarse de un caso de prolongada decadencia a partir de un comienzo fulgurante o, por el contrario, de una renovada vigencia basada en su capacidad de adaptación a contextos muy diversos. ¿Cuál es tu Genesis favorito?
Oscar Cuervo


Luego, hay pila de notas y comentarios escritos sobre este disco, copio solamente algunos, ni creo que los vayan a leer todos...

A raíz de cumplirse los 40 años de este disco en vivo , resaltaremos la importancia del "Seconds Out" mostrandoles un poco de la historia detrás del álbum.
Es el segundo álbum en vivo del grupo inglés de rock progresivo Genesis. Mientras que su primer directo, "Genesis Live", había sido publicado por la compañía discográfica de la banda durante la grabación de su álbum "Selling England by the Pound", en 1973, "Seconds Out" estaba pensado como un álbum "de facto" de la banda, un documento en vivo de Genesis con Phil Collins como nueva cara del grupo y vocalista principal. Todas las canciones del mismo fueron grabadas en París, Francia entre 1976 y 1977, durante la gira de sus álbumes A Trick of the Tail y Wind & Wuthering.
Inmediatamente tras la aparición de "Wind & Wuthering". Genesis realiza una gira mundial que incluye hasta Brasil, donde comienzan a registrar los temas para su próximo álbum en vivo. El nuevo espectáculo de Genesis centra nuevamente su fuerte en la iluminación, incluyendo 48 luces de aterrizaje de Boeing 747, de gran potencia, y rayos láser especialmente creados para el show. Cuando estaban realizando las mezclas del disco, Steve Hackett comunica su decisión de abandonar la banda.
El disco en vivo, reúne las actuaciones en París de 1976 y 1977 incluyendo una versión completa de "Supper´s Ready" interpretado a dos baterías y con Phil Collins en la voz. El trabajo de batería queda repartido, en una grabación participó Bill Bruford (Cinema Show) y en las restantes canciones Chester Thompson. Con Bruford les paso algo similar a lo que había ocurrido antes con Yes, cuando estos grabaron su triple "Yessongs", donde no participó en todos los temas, ya que fue sustituido por Alan White.
"La gran ventaja de este LP es que habíamos incluido "Supper´s Ready", a diferencia de "Genesis Live", y estábamos tocando mucho mejor" (Banks).
"El que Phil haya cantado hizo que las canciones viejas sonaran muy diferentes" (Rutherford).
Giuseppe Risica


Seconds Out; es el segundo álbum en vivo del grupo inglés de rock progresivo Genesis, mientras que el primero había sido Genesis Live de 1973. Mientras que este primer álbum había sido publicado por la compañía discográfica de la banda mientras el grupo estaba grabando su álbum "Selling England by the Pound", "Seconds Out" estaba pensado como un álbum "de facto" de la banda, un documento en vivo de Genesis con Phil Collins
como nueva cara del grupo y vocalista principal. Todas las canciones del mismo fueron grabadas en París, Francia entre 1976 y 1977 (excepto The Cinema Show que fue grabada en Glasgow), durante la gira de sus álbumes A Trick of the Tail y Wind & Wuthering.
Historia del Disco:
Este álbum incluye a Chester Thompson, el ex baterista de la agrupación Weather Report, marcando el comienzo de una larga relación junto a Genesis durante sus conciertos. Bill Bruford, ex miembro de Yes y King Crimson fue el primer músico en encargarse de las baterías durante los conciertos del grupo luego de la partida de Peter Gabriel y es quien toca la batería en la canción The Cinema Show. Es también la última placa en incluirlo al guitarrista Steve Hackett en su formación, quién se fue de la banda a mediados de 1977, luego de finalizada esta gira y cuando "Seconds Out" estaba siendo mezclado en el estudio de grabación. En las posteriores giras de la banda, Hackett sería reemplazado por el guitarrista Daryl Stuermer quien también ha tenido una larga relación con Genesis durante sus conciertos.
El álbum fue un éxito crítico y comercial, y alcanzó la posición #4 en el Reino Unido y la #47 en los Estados Unidos, donde su popularidad seguía aumentando. A Seconds Out generalmente se lo considera el final de la era de Genesis como grupo de rock progresivo, ya que comenzarían a explorar con canciones más cortas y directas en su próximo album de estudio "And Then There Were Three", el cual sería el álbum que les abriera el duro mercado norteamericano. Para muchos seguidores del grupo, este álbum en vivo es notable por su combinación de canciones de la época clásia de Gabriel, junto a las canciones favoritas de sus trabajos posteriores.
Hasta "Genesis Archive 1967-75" del año 1998, "Seconds Out" contenía la única grabación en vivo de la clásica canción en los coniertos de Genesis "Supper's Ready", una pieza de 23 minutos de duración que es considerada la firma del grupo. Debido a que la banda paulatinamente dejaría de lado esta canción orquestal y perderían a Hackett, este álbum marca el final de la alineación clásica de genesis. Tal vez, de manera irónica, este álbum esta caracterizado por una guitarra de Hackett que le haría sombra a otros trabajos en su carrera como solista (por ejemlo con la versión en vivo de "Firth Of Fifth").
En el video de Genesis del año 1990 llamado "A History", Tony Banks bromea con que, luego de que Hackett anunciara su partida de la banda, "durante las mezclas del álbum en estudio editamos las canciones y lo quitamos de las grabaciones".
Debido a esto, se rumoreaba entre los seguidores del grupo que la guitarra de Hackett, de hecho había sido eliminada del álbum, aunque si se esucha atentamente el álbum se lo puede escuchar junto con los otros instrumentos. Hackett ha dicho posteriormente que este comentario de Banks era simplemente "sentido del humor británico".
Debido a que la broma de Banks fue hecha en un contexto más amplio y serio, donde se discutía la partida de Hackett, lo cierto es que fue solo una broma. Sin embargo, Hackett ha dicho que no estuvo contento con el sonido de este álbum, pero una vez que había decidido dejar la banda, no deseaba intervenir en las sesiones de edición del álbum.
Una versión remasterizada digitalmente de "Seconds Out" fue lanzada en CD en 1994 por la discográfica Virgin en Europa y por Atlantic Records en Canadá y Estados Unidos.
Notas Curiosas del Disco:
- La interpretación de "Firth Of Fifth" no tiene la introducción de piano de Banks, comenzando inmediatamente con las letras. La canción fue tocada con la introducción de piano sólo durante los primeros conciertos de la gira de 1973.
- La versión de "I Know What I Like (In Your Wardrobe)" aquí grabada incluye una sección instrumental extendedia con referencias sutiles a las canciones "Stagnation" y "Visions Of Angels" (las dos del álbum "Trespass"), "Dancing With The Moonlit Knight" (del álbum Selling England by the Pound) y "Blood On The Rooftops" (del álbum Wind & Wuthering).
- Cerca de la mitad de la canción "I Know What I Like", Collins dice lo siguiente: "I love Paris in the spring time", ("Amo París en la época de primavera"). Además, al final de "Los Endos" también dice en francés "Merci bonsoir" ("Gracias buenas noches").
- En la versión de "Los Endos" aquí grabada, cerca de los 6:07 de la canción, Hackett interpreta una muy pequeña parte de una antigua canción de Eric Clapton llamada "Steppin Out".
- Como muchos de los álbumes de estudio del grupo, este álbum en vivo también se caracteriza por un final "de libro", donde las melodías utilizadas al pricipio del mismo aparecen también al final (de la misma forma que, por ejemlo en "Selling England By The Pound", "A Trick of the Tail, Wind & Wuthering, y Duke). El final de "Los Endos" tiene partes de la primera canción "Squonk".
Título del álbum:
El título del álbum "Segundos Afuera" es una referencia a la habitual frase utilizada en el boxeo: durante los instantes previos al round, está permitido que ingresen al cuadrilátero los directores técnicos, médicos, masajistas etc., pero el tañido de la campana implica "Segundos Afuera", es decir que todos deben salir y sólo permanecerán en el ring los contendientes.
Este título puede tener varios significados. Primero nótese la curiosidad de este segundo álbum en vivo de Genesis llamado "Seconds Out" (Second = segundo) y el tercer álbum en vivo llamado "Three Sides Live" (Three = tercero). Aunque nunca ha sido probado significar nada excepto una coincidencia, el primero es el segundo álbum en vivo y tiene "segundo" en su título mientras que el otro, el tercer álbum en vivo tiene en el título la palabra "tres", aunque "Live" (el primer álbum en vivo de Genesis) no fue numerado com un uno y "The Way We "Walk" (el cuarto album en vivo) tampoco tiene ningún cuatro en el título.
Aparte de esta curiosidad hay otra que tiene que ver con el número de palabras en el título del álbum y coincide con en el número del álbum en orden de lanzamiento. Así, el primer álbum "Live" tiene una sola palabra en el título, el segundo "Seconds out" tiene dos palabras en el título, el tercero "Three Sides Live" tiene tres palabras en el título y finalmente el cuarto álbum en vivo "The Way We Walk" tiene cuatro palabras en el título. Aunque esto tampoco no se ha probado jamás que sea más que una coincidencia.
Es más probable que la referencia al boxeo sea la más acertada y que signifique que el grupo está cerrando su primer "round" de existencia, dejándo muchas canciones antiguas detrás en este segundo álbum en vivo (recordar que por ejemplo "The Musical Box" no fue tocada nuevamente sino hasta 1982).
Otra posible interpretación del título se refiere a que el segundo miembro en importancia de Genesis (Steve Hackett) estaba dejando la banda y probablemente por eso decidieronn eligir el nombre de su próximo álbum como "And Then There Were Three” (en castellano "Y Entonces Quedaron Tres"), pero ninguna de estas suposiciones jamás han sido confirmadas.
Una mirada a Genesis


Tengo la viva imagen de aquel momento en el cole cuando un buen amigo melómano nos mostraba el doble LP del que hoy celebramos cuatro décadas. La portada, luces, humo, tenues colores y una de las más poderosas bandas del rock progresivo que venía de sufrir un cambio tras otro desde su creación hacia finales de los 60. Al abrir el doble LP podía uno ver las excelentes imágenes que capturaban el espíritu de lo que suele ser una presentación en vivo. No tomaré el riesgo de traducir un título que en ocasiones es usado en el boxeo. Tampoco literalmente. Si diré que este álbum se convirtió casi de un modo instantáneo en uno de mis favoritos. Ya en ese momento en el que la ansiedad se desborda cuando la aguja toca el vinilo y esperas el primer sonido, un público no menos ansioso deja escuchar su zumbido y tras tres golpes de baquetas estalla “Squonk”, la canción ideal para comenzar a desgranar un repertorio perfecto que inteligentemente resumía la turbulenta historia de una banda siempre caracterizada por el histrionismo de sus performances otrora con Peter Gabriel y pare este momento con Phil Collins.
“Squonk”, mítica y horrenda figura que habitaba en los bosques de Pennsilvania durante el auge maderero a finales del siglo 19 y cuya referencia para el mundo hispano está en El libro de los seres imaginarios de Jorge Luis Borges y Margarita Guerrero (1957), inicia el relato con estos versos; “tal cual el hijo al padre, sin piel, sin pío, sin hueso, un trapo rojo cuelga de una boca abierta, vivo en los extremos, moribundo en el centro, ahí va dando tumbos”. La letra es, de algún modo, una metáfora sobre el rechazo a la fealdad, el prejuicio y la amistad. La pieza, como es característico en Genesis, tiene esos hermosos pasajes instrumentales contrastando con moderados estallidos.La banda nos lleva entonces a uno de sus más brillantes episodios con “Carpet Crawlers” del álbum The Lamb Lies Down on Broadway (1974). Banks inicia el tema y Phil canta: “Hay lana bajo mis pies desnudos, la lana es tibia y suave, emana cierto tipo de calor…Una salamandra se escabulle hacia la flama para ser destruida, creaturas imaginarias, atrapadas en el nacimiento en celuloide”. El tempo, algo menos rápido que la versión en estudio, tiene un atractivo especial que recrea la experiencia en estudio pero carece de la profundidad que tenía la voz de Gabriel y que de algún modo, dado el carácter biográfico de la historia en el personaje de Rael, pierde contundencia. A este tema le sigue la divertida “Robbery, Assault and Battery” (Robo, asalto y agresión) que bien dibuja una escena caraqueña hoy frecuente. “Las calles desiertas aunque la policía fue alertada, consideraron que la llamada telefónica era una broma, mirando furtivamente, luego airosamente, pavoneando, el joven agarra fuera de guardia al vigilante”. Destaca el excelente solo de Tony Banks en las teclas. Tanto el primer tema como este pertenecen a A Trick of the Tail de 1976, el primer álbum sin Gabriel, pero sin dudas uno de los más asombrosos y relevantes trabajos de la banda.
La hermosa “Afterglow” y la dramática y compleja “Firth of Fifth” continúan este magnífico álbum. En la primera, “Resplandor crepuscular”, Collins relata: “Como el polvo que a mi alrededor cae, debo encontrar un nuevo hogar, los caminos y agujeros que solían darme cobijo, son ahora como uno para mí. Pero yo, yo buscaría donde fuera para escuchar tu llamado y caminar senderos más extraños que este, en un mundo que solía conocer. Te extraño más”. La acompasada y tierna melodía se mantiene como su versión en estudio, decisión sabia. El tema es de Wind & Wuthering (Viento y borrasca) lanzado a finales de 1976, álbum que en definitiva cerró una época gloriosa para la banda, ya que fue el último LP en estudio que contó con la maravillosa guitarra de Steve Hackett, quien se despidió en esta gira que recoge Seconds Out.
En “Firth of Fifth”, posiblemente una neptuniana historia, la banda elimina el hermoso intro de piano, que bajo mi perspectiva hace a la pieza junto al seductor y hechicero segmento del canto de las sirenas y los inolvidables solos de Banks y Hackett. Sin embargo, dicen cuentos de camino que Banks decidió eliminar el intro durante la gira del álbum Selling England by the Pound de 1973 ya que el piano eléctrico para la época no recreaba efectivamente el feeling clásico que seguro estoy hizo a más de uno estudiar piano. De ese mismo álbum “I Know What I Like” continua el set: “Es la una y hora de almuerzo, cuando abate el sol y me acuesto en el banco, puedo escucharles hablar”. Son los versos narrados de este tema clásico de Genesis que además evoca fragmentos de Tresspass (1970). En un segmento previo Phil ejecuta un inolvidable solo de pandereta que le dejó moretones en uno de sus muslos.
No puedo ocultar mi clara preferencia por Selling England.. al que considero el más completo álbum de la banda junto a la conceptual obra que lo siguió y que protagoniza Rael en The lamb Lies Down on Broadway, que además de ser el título del álbum, es el del tema que sigue en Seconds Out y que inteligentemente la banda diluye en “Musical Box”, la hiperbólica pieza de Nursery Cryme de 1971.
El lado tres del doble LP es la apocalíptica “Supper’s Ready”, ya ampliamente descrita en la reseña del álbum Foxtrot. La extensa obra es seguida por “Cinema Show” una de las más atractivas y completas piezas del quinteto. Destaca aquí la participación del extraordinario baterista Bill Bruford, admirado por Colllins, quien acompanó a Genesis en la gira de 1976 pero que por sus mútiples proyectos no siguió y cedió su puesto a Chester Thompson (ex baterista de Weahter Report y Frank Zappa), quien se encargaría de compartir el rol de baterista con Collins solo en conciertos. Ambos harían estupendos solos de batería. “Toma un viajecito de regreso con el padre Tiresias, escucha al viejo hablar sobre todo cuanto ha vivido, he cruzado entre los polos, no hay misterios para mí, una vez un hombre, como el mar que enfurecí, una vez una mujer, como la Tierra que di, pero de hecho hay más tierra que mar”. La estrofa repite y tras ella uno de los más inspiradores solos de teclados del progrock que va desde el minuto 6’18” hasta pasados los 8’00” momento en el cual Bruford y Collins comparten créditos. Esa toma pertenece a la gira de 1976 en la cual Bruford, como dijimos, fue el baterista de Genesis.
“Dance on a Volcano” es otra de las composiciones de A Trick of the Tail, incluida en este álbum parcialmente grabado con tomas de la tercera noche de cuatro conciertos en Palais des Sports de París. Presentada con ligeras diferencias respecto a su original en estudio, “La danza sobre el volcán” es ligeramente pausada en esta versión. Hackett y Banks recrean la experiencia y Collins dice “A tu izquierda y a tu derecha, las cruces son verdes, las cruces son azules, tus amigos no lo lograron, de la noche, de la oscuridad, dentro del fuego, en la batalla, bien, es así como van los héroes”. Al final un único verso “Deja que comience la danza”…. y es entonces cuando Phil Collins, quien reafirmaba su rol de showman como cantante y baterista en este álbum, y Chester Thompson, entablan un memorable solo de batería que fue uno de los tantos temas de conversación de aquella muchachada de los 70 ávida y desenfrenada por conocer más sobre detalles afines al género. Al final del estruendoso y prolongado solo las notas de Los Endos, uno especie de suite instrumental con fragmentos de varios temas de A Trick of the Tail.
No podemos dejar de mencionar el estupendo trabajo del bajista Mike Rutherford, quien se desdobla tocando tambien guitarra, un rol que asumiría en el siguiente disco en estudio.
Seconds Out fue un rotundo éxito comercial pero sería la culminación del Genesis de Hackett, cuya guitarra en esta grabación parecía relegada frecuentemente a generar atmósferas, en ocasiones espectrales. Ya entonces había tres…
Leonardo Bigott


1977 fue el año, como he señalado varias veces en otras reseñas, en el que Genesis realmente se partió en dos por cuenta de la salida del guitarrista Steve Hackett. Una salida que a parte del trío superviviente, Rutherford y Banks en concreto, se la trajo floja no, lo siguiente. Collins, que por lo que se desprende de un reciente documental de la BBC sobre los ingleses parece ser el único que no se bañaba en su ego todas las mañanas por aquella época, se lo encontró mientras conducía hacia el estudio y Hackett declinó subirse al vehículo temeroso de que el dicharachero batería le convenciese de permanecer en la banda. Cuando Phil llegó a su destino, los otros dos le contaron que el bueno de Steve había llamado por teléfono para decir que se iba del grupo. Pero que vamos, que les daba igual.
Cuando ocurrió este hecho se estaba mezclando este Seconds Out, segundo trabajo en directo de Genesis en su carrera y pensado como estrategia medio de marketing para pulsar la opinión del público general sobre todo aquello de que Collins fuera ahora el que cantaba y tal. Se ha vertido mucha inquina sobre Collins, su percha como frontman y su forma de cantar, yo mismo lo he hecho, pero la verdad es que adentrándose un poco en la historia del grupo está bastante claro que el pobre Phil pasaba mayormente por ahí en el momento justo. La verdad es que no le vino nada mal.
El disco se grabó en varias tomas en algunos conciertos en París y contiene temas de distintos recitales, aunque siempre en la ciudad de la luz, y pese a formar parte del tour de promoción de Wind & Wuthering en el material contenido en este doble disco hay un gran protagonismo de la etapa de Gabriel, pues otro interés de la discográfica era comprobar la aceptación de los viejos temas con la nueva formación.
Phil da el paso del terror, abandonando la seguridad de la batería para ponerse al frente del escenario. Con una barba indecente y vestido con una línea de monos que cualquier granjero de Surrey ya habría donado al ejercito de salvación el contraste con todo lo que Peter Gabriel representaba no puede ser más acusado.
Al ser casi obligado a ejercer de frontman, Collins tiene el buen tino de elegir él mismo a su sustituto para las representaciones en vivo. Dos baterías pasaron por Genesis, el primero Bill Bruford (Yes, King Crimson), al que le dio tiempo a figurar en la versión de "The Cinema Show", y tras esa breve estancia el también magnífico Chester Thompson (Frank Zappa), que comenzaría así una larguísima colaboración en directo y en estudio con la banda inglesa y en discos en solitario de Hackett, Banks y Collins.
La gracia de Thompson es que se acopla estupendamente al estilo de percusión de Collins, cogiendo la ola de los giros jazz y todo eso que ya tendría más que mamados con Weather Report. La verdad es que es todo un acierto.
Seconds Out tiene un sonido un tanto meloso, similar al desarrollado en Wind & Wuthering, con un tratamiento muy denso de los teclados que se hacen muy protagonistas del directo y que mantiene las guitarras de Hackett en un cierto segundo plano. Contiene algunas inconsistencias en su agresividad, que se ve acentuada en la mayoría de los pasajes instrumentales comparados con sus versiones de estudio pero que parece suavizar la aspereza general en las partes vocales para favorecer el limitado tono de Collins. También se beneficia de una producción de la percusión grandiosa. Incisiva, con los parches muy estirados, la sonoridad de la batería de Collins y Thompson llena todos los huecos y ofrece multitud de arreglos y detalles que en muchas ocasiones sorprenden, sobre todo en los temas antiguos.
El primero de los discos de este doble trabajo ofrece el repertorio más accesible. "Squonk" suena blandita, debido principalmente a la poca sonoridad del bajo. Los devaneos vocales de Collins suenan un poco excéntricos al principio, pero es patente la mejoría vocal del pequeño inglés respecto a los dos anteriores largos de la banda. "The Carpet Crawlers" se ve despojada de la solemnidad de The Lamb Lies Down On Broadway y enfangada en cierto aire pop. El tema funciona porque es una obra magna, pero el tono vocal de Collins y la desaparición de su breve intro no le beneficia en absoluto.
También suena algo inconsistente "Robbery, Assault and Battery", de nuevo suavizada. La cosa remonta en sus secciones instrumentales, pero tampoco mucho, gracias al buen sonido del teclado de Banks. "Afterglow" cierra en cierto modo esta parte de temas que por su interpretación siempre me han parecido algo irregulares. Si el tema ya es babosín en su versión en estudio, los esfuerzos de Collins para cantar en plan etéreo y la alfombra de sintetizadores que todo lo cubre dan cosica. Otras interpretaciones como la del Three Sides Live son bastante mejores.
En la segunda cara, Genesis comienza el ataque a los temas clásicos de la banda y la cosa mejora mucho. Saltándose a la torera su fenomenal intro, "Firth of Fifth" suena mucho más regia y poderosa. Curiosamente circulan dos versiones sobre la negativa de Banks a interpretar esa intro. Una afirma que la banalidad del piano eléctrico no hace justicia a sus hipersensibles dedos. Otra que metió la zarpa en un concierto y decidió que nunca más. Sea como sea, Collins defiende más o menos su parte vocal y es cuando comienzan los maullidos de gato de Hackett en su sección instrumental cuando los huevos del oyente comienzan a desprenderse del cuerpo. La progresión de piano eléctrico suena un tanto rancia, pero cuando se despliega el teclado de Banks y los múltiples arreglos de batería es cuando el tema arrebata y la interpretación se acerca mucho a la emoción contenida en Selling England By the Pound, y eso es mucho decir.
Menos definitiva suena "I Know What I Like (In Your Wardrobe)", con Collins entre imitar a Gabriel y algunas licencias vocales y falsetes así en plan soul que a veces dan pavor. Al fin y al cabo fue el tema más comercial de la era de Gabriel, y lo estiran hasta los ocho minutos con lo que parece ser Collins haciendo el memo un rato para el público y algunos arreglos de guitarra en cierto modo innecesarios y con aire muy setentero.
Para acabar el más flojo de los dos álbumes, la banda fusiona "The Lamb Lies Down On Broadway", esta vez con intro, y la sección final de "The Musical Box" con mucho más acierto. El aire más acelerado que le dan al primer tema del disco homónimo no le cae mal al asunto, con una sección rítmica que echa humo y le da bastante cuerpo, alejándola de la desangelada frialdad que impone Gabriel en estudio. Por cuanto al final, muy mal hay que hacerlo para que no funcione "The Musical Box", y la potencia que se imprime a cada golpe hace que el primer acto acabe de forma inmejorable.
El segundo disco es otro cantar, con dos temas consecutivos que justifican todo el lanzamiento. Toda una cara se va de forma valiente para "Supper's Ready", que si bien es despojada de la delicadeza con la que Gabriel narra y articula su lisérgica historia es desmontada y vuelta a montar de forma sublime. La pérdida que deviene de la ejecución vocal es suplida por una fuerza instrumental aplastante, que consigue mover el tema desde la delicadeza de sus primeros compases a momentos donde el grupo marcha como un avión. Phil no llega, pero es que da lo mismo. La ejemplar interpretación a partir de 16:00 y durante los ocho minutos finales, con ambas baterías entrelazándose con los ritmos del contrario y los aparentes quince dedos por mano de Banks son canela en rama, miel de romero, gloria sinfónica que ni siquiera Collins puede perturbar con sus alaridos.
El segundo tema que recibe una reversión, y me quito el sombrero y parte de la cabeza, es "The Cinema Show", que procede de un concierto anterior (1976) y que cuenta con Bill Bruford como batería. Pese a un tono un poco raruno en su parte cantada, de nuevo es en su sección instrumental cuando gana chicha (a partir de 3:00 y más allá) y Hackett comienza a hacer el diablo con sus bends. Alrededor de 5:40 y especialmente hacia 9:00 la aparente ñoñería del original recibe una patada en sus partes más íntimas. Un teclado hiriente bajo un dúo de percusión que siempre ofrece un nuevo detalle, un timbal allí, una ruptura del ritmo allá, redobles y demás parafernalia que zarandean la composición y le confieren una fuerza impensable si miramos atrás a la original.
Más acertada que sus primeros temas del mismo disco, "Dance on a Volcano" gana también en fuerza e incluye una batalla de baterías clásica en los conciertos de la época post-Gabriel, en esta ocasión así como muy tribal, que aprovechan para cerrar con fuerza con una interpretación de "Los Endos" donde cruzan una y otra vez secciones de uno y otro tema exagerando bastante las versiones de estudio de un modo muy efectivo y con mucho oficio en la ejecución.
Seconds Out es un directo que aplasta muchos otros discos en vivo de muchas otras bandas sin apenas esfuerzo, pero que carece de la autenticidad de Genesis Live y apuesta por una modernización del sonido del grupo. En mi percepción ha perdido fuelle con los años, cuando era jovenzuelo era uno de mis discos de referencia, pero aún así es una demostración del poderío de Genesis en directo atacando los temas desde una visión mas accesible y sin temor a enfrentar composiciones mastodónticas propias de otras épocas del grupo. Me es difícil su calificación, pero voy a ser benévolo por todo lo que el disco ha significado para mí y le voy a poner cuatro cuernos algo justos, que representan el innegable esfuerzo de querer congraciar dos etapas de la banda y el de sustituir a alguien como Gabriel por alguien como Collins y que la cosa no naufrague como en tantas y tantas ocasiones le sucede a otras bandas también consideradas "míticas". Lo dicho, cuatro cuernos.
MeFuMo

Es al pedo seguir comçpiando comentarios, disfruten el disco y listo!!!

Lista de Temas:
Disc 1:
1. Squonk
2. The Carpet Crawl
3. Robbery, Assault & Battery
4. Afterglow
5. Firth Of Fifth
6. I Know What I Like
7. The Lamb Lies Down On Broadway
8. The Musical Box (Closing Section)

Disc 2:
9. Supper's Ready
10. Cinema Show
11. Dance On A Volcano
12. Los Endos

Alineación:
- Phil Collins / lead vocals, drums *(3,5,8,9,10,12), percussion
- Steve Hackett / Gibson Les Paul guitar, Hokada 12-string guitar
- Tony Banks / RMI electric piano, Hammond T organ, ARP Pro-Soloist, Mellotron 400, Epiphone 12-string guitar, backing vocals
- Mike Rutherford / 4- & 8-string bass guitars, Moog Taurus bass pedals, acoustic & electric 12-string guitars, backing vocals
- Chester Thompson / drums and percussion
With
Bill Bruford / drums and percussion (10)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares