Búsqueda cabezona

viernes, 4 de mayo de 2018

Spidergawd - Spidergawd IV (2017)

Otra vez desde Noruega, pero ahora cambiando un poco de onda, esto es algo así como un hard rock alternativo y ecléctico derivado de los infatigables Motorpsycho. Es más, esto casi es Motorpsycho pero con una onda muy diferente a Motorpsycho, creando ahora un rock intenso, ácido, diverso. Si bien sus raíces se encuentran en el mundo de Motorpsycho, Spidergawd es un animal muy diferente: rock intenso, arenoso y alegre que trae a la mente tanto a Van Halen tanto como a Foo Fighters de los primeros años. Otro buen disco, con mucha fuerza, como para volarles la cabeza este fin de semana!!!

Artista: Spidergawd
Álbum: Spidergawd IV
Año: 2017
Género: Rock alternativo
Nacionalidad: Noruega


Cuando casi la mitad de la formación de una banda proviene de una banda tan prolífica como Motorpsycho, que quienes siguen de cerca al blog cabezón los conocen muy bien. Spidergawd desciende sobre nosotros desde las alturas del norte de Noruega con su último trabajo: "IV". Como su nombre indica, este es el 4° álbum de la banda. También se debe mencionar que en este punto, la banda solo ha existido durante cuatro años. Sorprende su alto ritmo de producción. Cuatro discos en cuatro años son, hasta el momento, los que figuran en el currículum de los noruegos.
Siguen la fórmula del formato canción verso-estribillo-verso-coro y lo hacen con melodías nítidas, rápidas y conmovedoras. En lo que a eso se refiere, no hay absolutamente nada de qué quejarse: saben lo qque hacen y lo hacen bien.


Pero también pueden manejar la sutileza, adoptar formas más esbelta y delicadas. Un conjunto muy acorde con la escena del rock nórdico. Aquí tienen, para que conozcan, la versión más rockera de Motorpsycho, una banda (mejor dicho un colectivo artístico) que va a toda máquina y parece que darán de hablar por mucho tiempo.

Inesperado a la vez que sorprendente regreso tan repentino de los noruegos Spidergawd, una de esas bandas que deberían de ser reconocida hasta en los anillos de Saturno, por su universo de colores, la destreza de sus componentes y porque al fin y al cabo, actúa como el patio trasero de los veteranos Motorpsycho, dónde no solo tienen sus semejanzas en las composiciones, sino también en sus componentes ya que algunos han pasado por la historia de este proyecto.
Digamos que la música de estos Spidergawd tiene un aire más rockero que la psicodelia progresiva que desprenden sus vecinos de la misma ciudad de Trondheim y siendo por momentos más vertiginosos. El legado de esta banda se origina en 2013 y desde ese entonces, se puede decir que a disco por año, han tenido un comienzo laborioso que se encumbra con este maravilloso “IV”, distribuido por Stickman Records desde el pasado 24 de Febrero.
Poco más de 12 meses nos separan del también notable “III” (reseña aquí), un disco que se establece como el puente perfecto que conecta con ambos universos sonoros. Al igual que su predecesor, el arco de géneros que propaga la nueva música de Spidergawd es digno de reflejar en las mejores hemerotecas del género. Está claro que si te gustan los temas más voluminosos de sus paisanos Motorpsycho, aquí tienes un buen ejemplo para escucharlo de forma más constante y extensa.
Una cosa está clara, los cuatro discos de Spidergawd son fieles a sus principios musicales, no hay diferencia, salvo que uno cuando escucha de lejos sus canciones, en la calle, un coche que pasa a tu lado, un bar de lejos, sabes perfectamente que lo que desprende por los altavoces es Spidergawd. No aceptan imitaciones y como pocos, tienen su costumbre anual de encantarnos con nuevas canciones y abrirnos las puertas a su paraíso musical, dotado de un sinfín de detalles. Los muchos que reflejan piezas a la heroica como “LouCille” muy similar por su galope con “Best Kept Secrets” del “III”, con cierto sabor ochentero y tirando de épica para que sus fragmentos, no sean tan solo adictivos, sino que queden impregnados en tu cabeza durante mucho tiempo.
Desde el hard rock, pasando por el blues o la misma psicodelia en su versión más pesada, todo vale dentro del arco musical de Spidergawd y una pista que pueda reflejar toda esa versión mucho más completa, nos incline la balanza hacia el lado de “What Must Come To Pass”, otro de esos momentos de altos vuelos, reducidos en un exótico viaje lleno de instrumentos de viento, enigmáticos riffs, y toda clase de souvenir de la mejor escuela musical de Spidergawd.
La parte inicial de “IV” marca el ritmo más constante y característico de los de Trondheim, llevando ese énfasis de sus obras anteriores con cierta influencia por el blues setentero. Pero lo que verdaderamente trae el universo de los 70 es su parte final con piezas como “Heaven Comes Tomorrow” con su rock más incisivo o el cierre para “Stranglehold”, todo un homenaje a los barbudos más famosos de Texas.
Esta casa es partícipe a diario de como golpea inexorablemente toda la estirpe de la década de los 60 y 70, y todos los derivados paridos de aquellos años dorados del rock. Spidergwad coge toda esta materia a su manera y se facilita de la tecnología actual para traernos una traslación mucho más corpulenta. Todo un éxito en 4 años encomiables que no hacen más que rendirnos a estos pedazos de artistas. Su nuevo “IV” es el mejor espejo para reflejar cuando una máquina bien engrasada y trabajando a buen ritmo puede cosechar, como si de una cadena de montaje se tratará, un número de discos tan notables como sobresalientes. Su aumento significativo sigue al alza y “IV” es su mejor baza para afrontar esta nueva partida.
Ruben Herrera





Son uno de los grupos más identificables en el rock under, sus canciones tienen un poco de todo en lo referente al rock: desde el hard rock o el heavy metal, o el engañosamente pop de "Is this Love ...?" o el guiño semi-psicodélico de ocho minutos de "What Must Come to Pass", pro siempre con la sensibilidad progresiva subyacente que siempre ha estado en la raíz de sus composiciones, y aunque suenan a distintas cosas, debemos recalcar que Spidergawd suena como Spidergawd, porque nunca ha dejado de ofrecer un trabajo de marcada profundidad y matices al girar y girar conscientemente a través de este equilibrio reajustado de influencias.


Siempre certeros, aunque les falte pedal de freno
Cuando casi la mitad del roster de una banda proviene de una banda tan prolífica como Motorpsycho, sorprende menos que esta acabe teniendo un alto ritmo de producción. Cuatro discos en cuatro años son, hasta el momento, los que figuran en el currículum de los noruegos Spidergawd y, detrás de ellos, la sombra y la duda de cómo sería su hoja de presentación con un poco más de mesura.
En su cuarto disco homónimo (Crispin Glover, 2017) los noruegos vuelven a apostar por ese rock duro y clasicista revitalizado, manteniendo constantes tanto las fortalezas como las debilidades que llevan exhibiendo desde la maqueta. Una misma propuesta que nos maravilló en su debut, nos volvió a dejar satisfechos en su continuación y nos dejó algo más tibios en su tercera entrega. En esta cuarta referencia se acercan un poco más a la senda de sus dos primeros trabajos, pero el acierto, aunque muy notable, no se acerca a semejantes cotas.
De lo que no cabe duda en el cuarto álbum de Spidergawd es que siguen siendo capaces de entregar temazos como la copa de un pino. Los tres primeros cortes son un pepino detrás de otro, dejando riffacos de enorme calibre y estribillos que berrear hasta quedarse afónico. Más de lo mismo podemos decir de temas como ‘What You Have Become’ o ‘Stranglehold’, mientras que el resto logran cumplir con lo suficiente para que el listón no baje de lo notable (soy el único que ve la sombra de los QOTSA más recientes en ‘Ballad of a Millionaire (Song for Elina)’).
Y, de nuevo, subyace la duda dentro del organismo de IV que nos lleva asaltando desde hace tiempo con este grupo: ¿Cómo de diferente sería la trayectoria y opinión pública de Spidergawd si en vez de cuatro discos hubiesen sacado dos en estos mismos cuatro años? Sólo con los temazos de cada disco te quedarían dos trabajos casi de nivel leyenda. Sin embargo, esta es una banda a la que hay que querer a pesar de sus defectos, porque sus aciertos logran compensar con creces. Y aquí lo vuelven a demostrar.
7,7/10
Black Gallego


Aquí les dejo una buena banda para que conozcan en el fin de semana, quizás no sea del completo agrado de los amantes de la música progresiva en forma pura, pero no deja de ser una muestra de buen y aguerrido rock venido, otra vez, de las frías zonas de Noruega.
Espero que lo disfruten...


Lista de Temas:
1. Is This Love?
2. I Am the Night
3. LouCille
4. Ballad of a Millionaire (Song for Elina)
5. What Have You Become
6. The Inevitable
7. Heaven Comes Tomorrow
8. Stranglehold

Alineación:
– Hallvard Gaardløs / Bass
– Kenneth Kapstad / Drums
– Per Borten / Guitar, Vocals
– Rolf Martin Snustad / Saxophone
Aditional musicians:
Aki Kumar / Harmonica
Roar Øien / Pedal Steel Guitar
Erlend (Kvelertak) Hjelvik / Vocals






1 comentario:

  1. Ya se que me van a putear por que nada que ver, pero el batero me hace acordar al pelado de Gentle Giant.

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares