Búsqueda cabezona

martes, 3 de abril de 2018

Yes - Tormato (1978)

Y aparece el Mago Alberto para dar un merecido homenaje al disco más injustametne menospreciado de Yes, para mi este es un gran disco, un trabajo que es una bisagra, una transición en donde el grupo alterna sus clásicos momentos elaborados con canciones con estructuras más simples. El resultado de esto es óptimo y en equilibrio justo. Quizás el punto negativo de Tormato sea, en realidad, el criterio de autoproducirse, cosa que, como bien lo dijo Steve Howe, no fue el criterio más preciso, y el circuito comercial recibió el guante y devolvió el golpe con creces, acribillándolo con críticas negativas. Un correlato de la música con el contexto sociopolítico y económico: el último momento en que se hizo música sin caer en la especulación comercial. Aquí, un álbum con comentarios disimiles entre los críticos, fans e inclusive, los miembros de la banda (que fueron los mismos del disco anterior, "Going For The One"). Con un Yes que cambia bastante su sonido pero que sin embargo sigue conservando esas ganas de sorprender y ese buen gusto en sus canciones, rescatando parte importante de la esencia de la banda, es vigoroso, tiene magia, buenas composiciones . En resumen, un gran disco que rescatamos en el blog cabezón gracias al siempre oportuno aporte del Mago Alberto.

Artista: Yes
Álbum: Tormato
Año: 1978
Género: Rock sinfónico
Duración: 41:35
Nacionalidad: Inglaterra



Fue una etapa que muchos críticos y analistas calificaron de "final de ciclo" o transición. Así por citar algunos ejemplos, Genesis que ya en el año 1975 había perdido un pilar fundamental como era Peter Gabriel, sufría ahora la marcha de Steve Hackett. Camel también empezaba a tener divisiones internas que poco más tarde desembocaron en la salida de Pete Bardens de la banda. King Crimson llevaba ya un par o tres de años fuera de circulación y en principio sin ningún síntoma de volver a juntarse. ELP, después de que su último trabajo "Love Beach" no fuera bien aceptado ni por critica ni por público, se embarcó en una mastodóntica gira (con acompañamiento de una orquesta sinfónica al completo incluida) que le supuso un estrepitoso fracaso económico.
Las formaciones sufrían deserciones y cambios. Algo en la sociedad, en la política y en la industria estaba cambiando, y mucho...

Es así como llega la obra maldita de Yes, defenestrada por los críticos cuando la política musical estaba en engrandecer cualquier bazofia punk que saliera y tirar abajo cualquier grupo que osara etiquetarse con el rótulo de "progresivo", "sinfónico" o algo por el estilo. Sea como sea, éste disco es único, guste o no, no hay nada igual. Eso sí, con un par de temas que no son del todo de agrado como "Don't Kill The Whale" y alguno más (aunque es probable que lo que en realidad no me guste es que no son temas como para escuchar 35 millones de veces, más o menos es la cantidad de veces que escuché este trabajo). Estamos ante el último trabajo de la formación "clásica" de Yes a finales de los dorados 70’s. En un momento en que las grandes bandas que pocos años atrás habían escrito las páginas más gloriosas del progresivo, habían vendido millones de discos y llenado estadios enteros iniciaban una lenta, pero inexorable decadencia, en que empezaron a producir temas con otra orientación, con otra sonoridad, con una comercialidad dirigida al gran público, más al nuevo gusto que empezaba a imperar en los albores de los 80’s. Esa orientación tiene el "Tormato", que aún así es un disco excelente, con "On the Silent Wings of Freedom" que me parece una obra maestra y uno de los temas de Yes más geniales y subvalorados.

Tormato es el noveno álbum de la banda de rock progresivo Yes, editado por Atlantic Records, en 1978. Inmediatamente posterior a Going for the One, alcanzó igualmente las listas de ventas entrando en el Top 10, siendo el himno conservacionista «Don't Kill the Whale» su sencillo más vendido. Tormato continúa con la línea del anterior álbum, con canciones más cortas y enérgicas que las largas suites progresivas de sus discos en los primeros años setenta, y es el último antes del abandono del grupo por parte de Jon Anderson y Rick Wakeman y su sustitución por los componentes de The Buggles en el álbum Drama (1980).
La portada fue de nuevo obra del grupo de diseñadores gráficos Hipgnosis y reproduce un montaje en cuyo fondo aparece el "Yes Tor", una formación rocosa en Okehampton (Devon, Reino Unido). Rick Wakeman le arrojó un tomate a la portada debido a la frustración que sintió al considerar a la imagen como "poco expresiva". Finalmente, se decidió ajustar la portada y contraportada dejando las manchas de tomate como parte de estas.
Wikipedia

Entre algunas de las cosas que hay que comentar del disco es que entre los instrumentos tenemos que destacar dos teclados de los utilizados por Wakeman, por la novedad que representaban, se trataba del Birotron y del Polymoog. El primero es una evolución del popular Mellotrón desarrollado por Rick con la ayuda del ingeniero David Biro, el funcionamiento era similar al del Mellotrón a partir de cintas grabadas con diferentes sonidos. Se utilizó para recrear sonidos de cuerda, coros, flautas y metal. A partir de esta idea Wakeman creo la compañía Birotronics Ltd., con la que fabricó apenas 35 instrumentos.
El Polymoog es un sintetizador que ofrecía hasta un total de catorce sonidos preprogramados y un teclado polifónico (se podían tocar todas las notas a la vez) totalmente sensitivo. Para conseguir esto había sido necesario instalar un filtro y un VCA (oscilador controlado por tensión) para cada una de las 71 teclas. Las posibilidades de control se concretaban en el control del tiempo de ataque de los sonidos, y la velocidad y cantidad de modulación.
Luego de todas esas notas aclaratorias, aquí, el comentario del Mago Alberto de esta obra que viene con regalito adicional... cosas que sólo aparecen en el blog cabezón.

Luego de "Going for the One",los muchachos de YES se embarcaron en grabar lo que luego se transformaria en "Tormato", un disco que aparte de la archiconocida anécdota de la tapa, rompía con el molde que ya se venía perfilando en "Going...", es decir, volver al formato canción y dejar la ampulosidad de sus trabajos anteriores, y así nos encontramos con un disco que los ultraortoxos de YES se lo quieren comer junto con el asado, y los open mind, que lo saludan montados en una estrella, aún así y lejos de la controversia, podemos afirmar que este es un trabajo impecable, con matices del típico sonido de la banda y otros que son adornos exquisitos, así que si lo tuviéramos que poner en la balanza se inclinaría para el lado de la estrella.
Esta versión en particular es aún mejor que la editada en DSD, hubo retoques de planos, así que van a escuchar algunas segundas voces, bajos y distorsiones más al frente, cosas que no están en la version DSD que está ripeada de vinilo (por ahora es la única con la cual hago la comparación, y que he escuchado).
Los YES a estas alturas no podían superarse a sí mismos, y las nuevas búsquedas musicales y de producción venían con muchísima velocidad, y había que adaptarse a los tiempos, asi que el vuelco y la vuelta de rosca que los ingleses le dieron a su música era sabido que iba a producir muchísimo revuelo. Así que "Tormato" pasó a ser un disco polémico que siempre es recurrente en la discografía de YES. Esta versión que hoy aparece en el blog cabezón no es tan fácil de encontrar en la red.
Luego de "Tormato" se inició un nuevo proyecto musical, y para ello YES se fue a París para trabajar allí en un nuevo trabajo, la historia cuenta que mientras grababan comenzaron algunos roces espirituales, básicamente porque el nuevo disco se proyectaba con marcadas "nuevas" tendencias a cargo de Anderson y Wakeman,y marginando de esa manera a Howe y Squire, dos pilares de toda la estructura del grupo, mientras crecía el disconformismo, Alan White se accidenta (se fractura un tobillo) y junto a Howe y Squire deciden volverse a Londres, solo quedaron en "la ciudad de la luz", Anderson y Wakeman quienes terminaron dando forma a un trabajo que se tradujo en 20 canciones, que pasarían a la historia como "Paris Sessions", un disco que se editó tal cual estaba, y que los seguidores del grupo buscaban y buscan por mar y tierra, algunas de esas canciones aparecieron en "Song of Seven" de Anderson, tal el caso de "Some are Born", "Days" y "Everybody Loves You", pero en versiones distintas. Y en el 2002 algunos tracks aparecieron en la nueva versión remasterizada, editada por Rhino.
Para que los cabezones tengan un panorama completo del tema, incluyo en el posteo el disco completo de "Paris Sessions", una mitad incluida en los bonus de "Tormato" y la otra mitad en mp3, incluida la tapa, así que los fanáticos que quieran dividir los dos trabajos, tienen la opcion de hacerlo.
Los dos discos "malditos de YES" en un dos por uno que no se ve muy seguido en el blog.
Mago Alberto

No sé si se habrán dado cuenta, pero aquí en el blog cabezón nos importa un carajo la "palabra sagrada" de críticos, políticos, estrellitas de TV, chupacirios e incluso la del tío sabiondo que todo lo sabe y sino lo inventa. Aquí decimos que el disco nos gusta y nos chupa un huevo los prejuicios de la época (pasada, presente o futura) y decimos nuestra verdad.
Y desde acá decimos que el "disco maldito" de Yes está buenísimo y que es, sobretodo, todo un símbolo de la época.




Se intuía, se palpaba en el ambiente los aires de cambio y el final de un ciclo, (o el inicio de la citada etapa de transición). Y es en este contexto en el que Yes nos ofrece este trabajo "Tormato".
En mi opinión nos hallamos ante un buen disco, un digno colofón a toda una larga etapa (1969-1978) en la que Yes nos había ofrecido obras maestras: "Close to the Edge", "Fragile", "Relayer", por citar algunas. Obviamente el trabajo que nos ocupa no llega a la altura de estas obras, pero mantiene un cierto nivel y la esencia de Yes, un poco adaptada a los nuevos tiempos que corrían. Es cierto que fue uno de los discos más criticados de Yes... ¿Pero estaba tan mal?... Puede que no sea tan bueno como el anterior "Going For The One"... ¡Pero aquél traía esas dos obras maestras que son "Awaken" y "Parallels"!
Lo cierto es que en 1978 el punk estaba dando paso a la New Wave y a todos los críticos cualquier disco que grabara Yes (o Jethro Tull, o Emerson Lake and Palmer) les iba a parecer viejo y aparatoso, tuvieran razón o no.


En cierta manera nos encontramos delante del primer acercamiento al rock-pop de la banda. Los temas son más cortos, una tendencia que en realidad ya inician en su anterior "Going for the One", sin estar relacionados unos con otros, no están dispuestos con una coherencia interna. En "Tormato" están nada menos que "Onward" -tocado en vivo infinidad de veces, incluso en las últimas giras- mientras que "Don't Kill The Whale" es la primera letra ecologista de Yes, y las mágicas "Madrigal" y "Circus of Heaven", que muestran el costado místico de Jon Anderson, que terminaría alejándolo del grupo no mucho después.
Otra característica del álbum es que la tarea compositiva está muy repartida entre todos los músicos del grupo. Esto según declaraciones de la época del mismo Anderson, se debió a las críticas que había recibido, en el sentido de querer erigirse como el gran "controlador" de la banda en trabajos anteriores como el "Tales of Topographic Ocean", lo cual supuso, como ya es sabido, disputas y rupturas dentro de la formación, que desembocaron finalmente en la salida de Wakeman de la banda en 1974.
A ver... veamos un comentario de terceros, para que aporte algo nuevo a lo ya dicho.
YES TORMATO, mi entrada al universo del rock progresivo
En julio de 1979 recibí mi regalo de cumpleaños y como acostumbraba en aquellos días lo primero que pensé fue en adquirir un nuevo disco para mi colección que en esos momentos se componía principalmente de ediciones nacionales de rock y pop anglo que se escuchaba en las emisoras de Bogotá. Le pedí a un amigo del sector que me acompañara a la tienda donde solía comprar mis discos, se llamaba DISCOS BAMBUCO y quedaba en el sector de El Lago, por el camino mi amigo me habló de un grupo que había escuchado en la casa de unos compañeros de colegio se trataba de YES un grupo británico de rock progresivo, poco y nada sabía yo de este género porque nada de esto se escuchaba en las emisoras para esa época.
En la tienda de discos era común encontrar los últimos trabajos de los grupos y solistas y el único disco de YES que tenían era YESTORMATO que podría asegurar fue el primer disco de YES que se editó en Colombia es decir que no solo yo sino el país conoció a YES por este álbum, obviamente los conocedores del género que podían traer discos del exterior ya conocían algunos de sus discos anteriores.
Como acostumbrábamos siempre escuchamos el disco en el almacén y fue un gran descubrimiento, era distinto a todo lo que había oído hasta el momento una música llena de matices, variaciones, sofisticación y complejidad, no era fácil de escuchar, pero ya estaba decidido: lo iba a llevar, para poder asimilarlo había que oírlo muchas veces para lograr percibir y entender la forma en que armonizaban los sonidos y las minucias, los detalles que al principio podían pasar desapercibidos, era de sentarse a escuchar el disco sin distracciones, aprender a comprender y asimilar esa nueva forma de composición, abrir las puertas del entendimiento a un universo musical que se mostraba ante mí y que a partir de ese momento no he dejado de explorar con YES y toda una galaxia de grupos progresivos de todas estas décadas y de diversos lugares del planeta, de lo cual podrán escuchar una muestra de algunos famosos y otros no tanto en la programación de a33revoluciones.com
YES TORMATO fue editado en septiembre de 1978 por ATLANTIC records y la edición colombiana fue lanzada por SONOLUX bajo licencia de WEA international inc., en 1978.
contraportada POST Funda original Lable original YES, GRUPO portada Lable Colombiano
La edición colombiana es, como era costumbre, más sencilla que la original pero en este caso la diferencia está en la funda interior del disco, la original es de papel y trae todas las letras de las canciones, con sus respectivos créditos, escritas por ambas caras de la funda sobre un fondo que representa un mapa de la zona de Okehampton, en Devon Inglaterra donde se encuentra una formación rocosa llamada YES TOR “desde cuya cima se pueden ver a la distancia lugares extraños con nombres sonoros”. La edición colombiana venía con una funda de plástico transparente. La otra diferencia evidente es el lable del disco, el original es en los colores de la funda de papel con el logo muy visible de la banda diseñado por Roger Dean y con los títulos, créditos y tiempos de cada canción correspondientes a cada lado. El lable colombiano es el diseño clásico de la época de Atlantic records con sus tres franjas de color verde, blanco y rojo con el logotipo del sello disquero sobre la franja verde y con la información correspondiente de cada cara incluida la traducción en español del título de cada tema.
El extraño nombre de YESTORMATO surgió cuando los diseñadores de HIPGNOSIS presentaron al grupo la propuesta del diseño de la carátula del disco que se iba a llamar YES TOR y la reacción de Rick Wakeman (Teclista) ante su simplicidad fue lanzarle un tomate que se estalló formando una gran mancha y salpicaduras en la superficie de la portada lo que llevó al grupo a hacer un juego de palabras e imagen y bautizarlo con el nombre de YES TORMATO.
La carátula del disco es la funda convencional de cartón tanto en la edición original como en la colombiana las imágenes son fotomontajes en duotono en gama de azules que talvez fue lo que le pareció simple a Wakeman y por eso le quiso poner un poco de color con el tomate. La imagen de la portada es el cuerpo de un hombre con vestido formal de “tres piezas” a quien no se le ve la cabeza ni los pies y está sosteniendo unas baquetas en posición de tocar un redoblante que no aparece, en el fondo se ve el paisaje del lugar mencionado de YES TOR.
En la contraportada la composición es similar pero en vez del hombre aparecen los integrantes del grupo, quienes son considerados la alineación más estable de la banda: Chris Squire (bajo), Rick Wakeman (teclados), Ion Anderson (voz), Steve Howe (guitarras) y Alan White (batería). Los integrantes aparecen unos sentados y otros de pie formando una composición elíptica con sus cabezas, por el capricho de alguien todos tienen gafas oscuras y chaquetas oscuras brillantes, el fondo como en la portada es el paisaje de YES TOR.
El disco consta de 8 canciones 4 en el lado A y 4 en el B.
Lado A
- Future times (YES)
- Rejoice (Anderson)
- Don´t kill the Whale (Anderson/Squire)
- Madrigal (Anderson/Wakeman)
- Release, Release (Ander/white/Squire)
Lado B
- Arriving UFO (Anderson/Howe/Wakeman)
- Circus of heaven (Anderson)
- Onward (Squire)
- On the silent wings of freedom (Anderson/Squire)
El tema más extenso del álbum es el 4° del lado B, On the silent wings of freedom de 7:45, largo comparado con los 3 o 3:30 de una canción estándar pero significativamente más corto que las largas canciones de muchos de sus álbumes anteriores.
Este album es considerado por algunos fans de la banda como el inico de su decadencia, otros lo consideran un trabajo transicional, personalmente es de mis favoritos, por varias razones primero porque fue el primero que conseguí y escuché de la banda y lo oí tanto que me familiaricé mucho con su estilo y sus canciones, segundo porque conservando sus formas progresivas dejó ver una faceta más roquera y tercero porque marco la pauta y fue el preámbulo de mi disco favorito del grupo, el álbum DRAMA de 1980 del cual aparecerá una reseña en una próxima entrega del post del prog en a33revoluciones.com
Edgar Villarraga


Y ahora una revisión tema por tema:

Future Times/Rejoice:  El álbum se inicia con este tema que en realidad son dos, pues los dos se funden en uno solo, aunque a nivel compositivo el primero es obra de toda la banda y el segundo lo firma Anderson en solitario. Desde el principio se nota el dominio de las guitarras de Howe y los teclados de Wakeman, cosa que será una tónica habitual en todo el disco. En este tema la batería White suena un tanto machacona dándole un ritmo acompasado. La voz de Jon suena suave y fina como siempre. También se aprecia el giro hacia ese “nuevo” rock sinfónico, menos grandilocuente y atmosférico, pero no por ello exento de calidad ni cierto grado de experimentación, sobre todo en la parte de los teclados como ya ha quedado reflejado en apartados anteriores.
Don´t Kill The Whale: La nota ecologista de Yes, está basada en una noticia que relataba una matanza de ballenas. Según el propio Jon su intención era poner de relieve ante la opinión pública esta problemática, aunque más tarde matizó estás declaraciones diciendo que con eso no querían decir que se tuviese que acabar con los cazadores de ballenas, si no, regular mejor la citada actividad, en un intento claro de guardar un difícil equilibrio y equidistancia entre los sectores enfrentados.
Musicalmente hablando estamos ante una canción llena de fuerza, que se inicia con unos punteos de guitarra sobre fondos de teclados, a los que después añadimos las voces de Anderson, como solista y Squire como segunda voz. La guitarra sigue dominando, hasta la llegada del solo Rick con el Polymoog rematado de nuevos por los punteos de la guitarra de Steve y los coros sobre un fondo de Birotron. La batería de Alan, como siempre, suena en su lugar sin destacar demasiado, pero cumpliendo con su labor.
En definitiva un tema donde se conjugan a la perfección calidad y comercialidad.
Madrigal: Una canción llena de aires folk y un cierto gusto “medieval”. Rick toca el clavicordio haciendo un mini concierto de ese instrumento, que después se funde con la guitarra española de Steve y la voz de Jon, dando lugar a una composición corta pero de gran belleza y calidad, para mi gusto unos de los mejores temas del disco. Como anécdota podemos añadir que de esta canción se editó un video clip, práctica que se empezaba a poner muy de moda por aquellos años, donde Wakeman salía con un clavicordio vestido de época. 

Clavicordio
Release, Release: Otro de los temas interpretado con más fuerza y ritmo del disco, fue una de las canciones más exitosas. Gran compenetración de la guitarra y los teclados, sustentados por una base rítmica impecable de batería y bajo, muy destacable un solo de batería muy sobrio a cargo de White, rematado por uno de guitarra de Howe muy técnico,  que da de nuevo la entrada a la voz de Jon, acompañada ahora por unos sobresalientes teclados de Wakeman. Una muestra más de que la calidad y comercialidad pueden convivir sin ningún género de dudas.
Arriving UFO: Estamos ante la aportación de Yes a la moda de las naves extraterrestres y las visitas de seres de otros mundos, muy en boga a finales de los 70. El grupo da su versión musical de esta temática a partir de un sonido deliberadamente electrónico, donde destacan las notas del Polymoog y el Birotron, aunque para mi gusto lo más destacable de este tema es la parte en que la guitarra Gibson de Howe parece que hable gracias a los efectos del “Wha-Wha”, impresionante!!!.
Circus Of Heaven: Preciosa fábula creada por Jon, un tema sencillo pero de gran belleza y sensibilidad. En este tema casi toda la base rítmica está a cargo del bajo de Chris que realiza un gran trabajo, muy bien acompañado por las guitarras de Steve y las sutiles percusiones de Alan. Destacable la aportación del propio hijo de Anderson, Damion, que recita unas estrofas al final de la canción.
Onward: Quizás la canción más bella del disco, una balada de agradable sonido y ritmo pausado, una canción de amor de pocas letras pero muy expresiva. Y una demostración de la buena labor compositiva de Chris Squire, autor en solitario de este tema, que contó con la ayuda en los arreglos de cuerda de Andrew P. Jackman, con el que también colaboró en su disco en solitario del 1975 “Fish out of water”.
On The Silent Wings Of Freedom: Sin duda el tema más progresivo de todo el trabajo (también el más largo), el que más nos recuerda etapas anteriores de la banda. Se inicia con un ritmo acelerado de la batería de White, junto con unos toques de bajo distorsionado de Squire, al que se añaden los teclados de Wakeman y la guitarra de Howe, componiendo una introducción en la mejor línea sinfónica de Yes. Cuando se introduce la voz Anderson la canción, por así decirlo, ya está lanzada, las florituras y la riqueza de notas de la guitarra es extraordinaria (Steve demuestra por que está considerado uno de los mejores guitarras del progresivo), dando paso a los teclados de Rick que cierran el tema de manera fantástica.
Nostromo

Aquí, otra visión de cada uno de los temas:

1. FUTURE TIMES (Yes): Un tema que segun White sonaba mejor en vivo que la versión que quedó en el disco. Este tema se divide en 2 partes: la primera llamada "Future Time" a la que se pega otra, "Rejoice" (Anderson).
2. DON'T KILL THE WHALE (Anderson, Squire): El tema "Greenpeace" de Yes, nació según Wakeman de una improvisación roquera de Squire que se parecía al estilo de Bo Diddley, a esto Anderson le agregó una letra basada en una nota que había leído en el diario sobre una matanza de ballenas y Wakeman unos ruidos de Moog que semejaban el ruido de unas ballenas y asi hicieron el tema. A mi este tema me encanta, aunque muchos fans del grupo no piensen lo mismo.
3. MADRIGAL (Anderson, Wakeman): El grupo quería hacer un tema que se pareciera a la musica folk o Madrigal que se canta en las mesas de las familias inglesas después de la cena, así que Wakeman se sentó al clavicordio y Anderson le puso letra y así surgió "Madrigal". Este tema tenía un video clip en el cual Wakeman personificaba a un músico de la corte que vestido con ropas de época se sentaba al cavicordio para tocar este tema, la imagen del resto del grupo aparecía superpuesta sobre el primerísimo plano de los "fierritos" (cuerdas) del clavicordio y el atril del mismo.
4. REALEASE, REALEASE (Anderson, White, Squire): Uno de los temas más recordados de este disco, un tema con gran ritmo y potencia que según Howe gusto mucho a Ahmet Ethegun que era el mandamas de Atlantic Records, quien les dijo: "Muchachos... estaría bien si hicieran siempre temas como este".
5. ARRIVING UFO (Anderson, Howe, Wakeman): Un tema que según el grupo estaba basado en la moda de 1978 acerca de los platos voladores y la pelicula "Encuentros Cercanos del 3er Tipo". Este tema tiene una soberbia actuación de Howe con el Wha-Wha que hace "hablar" a la guitarra.
6.CIRCUS OF HEAVEN (Anderson): Un tema muy simple basado según Anderson en un libro de Ray Bradbury. Aquí Jon hace participar a su hijo Damion.
7. ONWARD (Squire): Tema que Chris empezo improvisando sobre el piano y que desarrollo con los arreglos de cuerdas que aporto Andrew Jackman,quien habia hecho tambien esto en el dico solista de Squire.
8. ON THE SILENT WINGS OF FREEDOM(Anderson,Squire): Temazo nacido de una zapada de bajo y bateria que se termino convirtiéndose en canción. Pienso yo que los cambios rítmicos de este tema demuestran la infuencia de Yes en grupos como The Police.
Emiliano Acevedo

Hasta aquí estamos todos más o menos de acuerdo, pero también arreciaron críticas totalmente descomunales y negativas, en muchos casos con razón pero en las más de manera totalmente irracional, como la siguiente que copiamos de ejemplo, y pareciera que estuvieran hablando de otro disco que no es el que comentamos hasta aquí...

Tormato, o un tomate podrido. La Negación de Yes
El título del nuevo álbum de Yes juega con la palabra tor -que significa un lugar alto, colina escarpada- como también un tornado de tomates. Tormato no es el pináculo de sus logros ni un ciclón de energía, pero sí un bodrío. En su mayor parte, es tan cursi como su vocalista Jon Anderson con sus suaves letras (y la gente solía pensar que Donovan era hippy!), Como también el sonido demasiado clasico del teclista Rick Wakeman, cuyo sonido recargado no nos trae nada realmente sustancial.
Si esto es rock progresivo, ¿Cómo es que Wakeman repetidamente cae de nuevo en su formación clásica, soltando unos pocos acordes barrocos por aquí y unas recargadas y floridas trompetas sintetizadas por acá, y ya está? Más nostálgico que innovador, Wakeman y Anderson con su “una vida lejana/cubierto de verde/de una edad de oro”, como dice sus letras en “Madrigal“, una canción pastoral, remilgada y acompañada de un empalagoso clavicordio. Incluso un número aparentemente profético como “Future Times” evocan un tiempo futuro cuando el mítico Dantalion cabalgará de nuevo. Sin duda esta nublada cosmología contiene una referencia a su tema “Roundabout” que es el tema-característico de la banda, y ahí esta en el nuevo LP con los coros de Anderson, “We go round and round and round and round/Until we pick it up again.” (“vamos dando vueltas y vueltas y vueltas y / y vueltas hasta que volvemos de nuevo.”) Pero tal perspectiva no es particularmente hacia el futuro, de hecho, el revoltijo de Tormato de cuentos de hadas y platillos voladores, por lo típico que parezca al rock progresivo en general, recuerda la visión infantil de Encuentros en la tercera fase, que el director Steven Spielberg siempre ha querido terminar con “When You Wish upon a Star,” (El deseo para una estrella), el tema musical del programa de televisión de Walt Disney. Tormato saluda al clásico de Spielberg (así como Star Wars) con una pista titulada “Arriving UFO“, Progresivo? Difícilmente. Más bien llámenlo rock regresivo.
Aún así, el registro tiene sus encantos. Uno de ellos, una agradable sección acaramelada de reggae llamada “Circus of haeven,” es una especie de ‘”Lucy in the Sky with Diamons” al estilo Yes. Sin embargo, hay algo que falta, como el mismo hijo de Anderson -Damian- de ocho años señala al final de la canción, después que papá ha prometido “Siete caballos plateados alados reales” y cosas similares, se vuelve y le pregunta al niño:” ¿Fue algo hermoso, increíble, maravilloso, extraordinario? “¡Oh! esta bien!!”, pero responde Damian, muy realista. “Pero no hubo payasos, ni tigres, ni leones ni osos, ni algodón de azúcar, ni manzanas acarameladas…” No importa qué tan recargada sea instrumentalmente la música de Yes, siempre ha sonado un tanto insustancial, porque la lírica de Jon Anderson no ofrece nada sustancial donde hincar el diente.
Y “muy poco de rock’n’roll” también podría haber añadido. Un corte en Tormato, “Realease, realease” proclama que “El rock es el medium de nuestra generación”, pero los cambios de melodías y de tempo son demasiado nerviosos para entregar la prometida catarsis. Lo que es más, hay un pasaje intermedio en el cual se oye a una audiencia silbando y aplaudiendo mientras el baterista Alan White y luego el guitarrista Steve Howe en solitario con aparente y deliberada ingenuidad parecen estar declarando su desprecio por la música rock y sus propios aficionados. A lo largo de Tormato, Anderson, cuyo bocados de versos engorrosos desafían la paciencia así como la comprensión, viajes al ritmo con acentos arbitrarios o torpes sílabas demás, que parecen hacerle creer que está a la altura de una obra de arte, o en el mejor de los casos que el roock’n’roll jamás podría aspirar a tan exaltada condición.
Mientras Jon Anderson parece estar luchando por el efecto excéntrico (mientras Rick Wakeman lo secunda con sus trillados chirridos), el bajista Chris Squire parece tanto auditiva como emocionalmente no verse afectado. Fue Squire que originalmente fundo Yes con Anderson, y ahora, diez años después, él solo hace que el grupo valga la pena de escuchar. Su rango de ejecución de bajo alto y resonante, es notable, y él convoca un tono diferente para cada ocasión. A menudo, sus entradas son tan dramáticas que todo lo que sigue es decepcionante. Por mucho, la sección más emocionante de Tormato es la introducción de Squire en “On the silent wings of freedom“. Sus armónicos sonoros y la tensión crepitante que azota por encima hacen sugerir no sólo que ha estado escuchando a Weather Report y a Jaco Pastorius, sino también que él esta en una liga completamente diferente de la de sus compañeros. Si tuvieran imaginación, Tormato no estaría podrido.
Ken Emerson - Rolling Stone

Guau!!!! ¿tomate prodrido? ¿negación de Yes? estos de la Rolling Stone se parece a TN hablando de los Kirchner. En definitiva, es una muestra más de que en realidad todo lo que se escribe y se difunde en los medios es político, aún cuando se hable de arte.
Porque, como lo vivimos repitiendo, el arte también es político, aunque no lo quieras. Y este es el ejemplo vivo de ello.
Por eso, desde aquí somos tan críticos con los medios masivos que manejan a placer los pensamientos de la gente con poco pensamiento crítico.


Lista de Temas:
1. Future Times/Rejoice
2. Don't Kill The Whale
3. Madrigal
4. Release, Release
5. Arriving UFO
6. Circus of Heaven
7. Onward
8. On The Silent Wings of Freedom
Bonus Tracks on Rhino 2004 remaster:
9. Abilene
10. Money
11. Picasso
12. Some Are Born
13. You Can Be Saved
14. High
15. Days
16. Countryside
17. Everybody's Song
18. Onward (Version Orquestal).

Lista de temas.Paris Sessions
1. Abilene
2. Money
3. Never Done Before.
4. Golden Ages.
5. Some Are Born.
6. Days.
7. Surface Tension.
8. Richard.
9. Everybody Loves You.
10. Tango.
11. Picasso.
12. Meadow Rag.
13. Contryside.
14. High.
15. Cactus Googie
16. Friend of a Friend.
17. In a Tower.
18. Run Thru the Light.
19. You Can Be Save
20. Everybody’s Song (Early Version from Does Really Happens)

Alineación:
- Jon Anderson / lead vocals, 10 string guitar (1,5,8)
- Steve Howe / Spanish (3), electric & acoustic guitars, electric & acoustic mandolins (6), backing vocals
- Rick Wakeman / Hammond (1,4), harpsichord (3), piano (5), RMI Electra-piano (8), Birotron & Polymoog synths, strings arrangements (3)
- Chris Squire / basses, bass pedals (1,3,5), piano (2), backing vocals
- Alan White / drums, military snare (1), glockenspiel (1), bells tree & cymbal (3), percussion (4), gong (5), drum synth (5), vibes (7), crotales, vocals (4)
With:
Andrew Pryce Jackman / orchestrations & arrangements (3,7)
Damion Anderson / child vocals (6)





2 comentarios:

  1. Creo que soy un yes-fan heterodoxo... Mis favoritos de la banda son este y el Drama jajajaj!!!!!
    Gracias Mago!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y al "Drama" también habría que traerlo!!!

      Eliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).