Búsqueda cabezona

lunes, 23 de abril de 2018

Shura & Monos en Trance - Sonidos de la Tierra (2012)

Entre mate y mate recibí a Shura en casa luego de limpiar un poco mi casa, la verdad es que venía a dejarme sus discos y nunca lo había escuchado ni tenía referencias de él, así que luego de escuchar sus temas me quedé realmente sorprendido por la calidad compositiva y artística de este muchacho, ex vecino de Floresta. Así que mientras trataba de escuchar el disco por la compactera ya casi con muy poco uso, mates, charlas musicales, políticas, sociales y anécdotas personales (uno de los rasgos que más me llamó la atención de él fue el caudal emotivo hacia su familia, que quizás él mismo no se dió cuenta pero me resultó conmovedor) les digo que es un artista digno de conocer personalmente. Y también su música, que es algo así como una mezcla entre Steven Wilson, Palo Pandolfo, Spinetta y David Byrne, más o menos en ese orden, pero con mucho de la lírica en tono de ciencia ficción de Rush pero con mates y tortas fritas, como un Bradbury pero bien criollo y nacido en el Río de la Plata, lo que hace que la paleta de emociones expuesto en el disco sea muy amplio. Otro muy lindo disco que pasamos a comentar, y disfrutar, en el blog cabezón, juntando lo mejor de todo el under de estas tierras, y en ello Shura no se puede quedar afuera.

Artista: Shura & Monos en Trance
Álbum: Sonidos de la Tierra
Año: 2012
Género: Art rock
Duración: 40:00
Nacionalidad: Argentina


"...el núcleo de la ciencia ficción, su esencia se ha convertido en crucial para nuestra salvación, si queremos ser salvos en absoluto."
Isaac Asimov.


Cuando estoy escribiendo estas líneas, caigo en cuenta que entre toda la vorágine diaria (el blog, los comentarios, el trabajo, la familia, etc.) se me olvidó publicar el chivo del último recital ofrecido por Shura, además de que yo mismo pensaba ir. En fin, sepan disculpar por ser tan despelotado, uno hace lo que puede. Luego de esta aclaración y las merecidas disculpas, le entradmo a este lindo disco que ahora presentamos.

"Sonidos de la Tierra" se llama la ópera prima de Shura, es un disco que va directo al alma, toca una fibra íntima, invita a sentirse un viejo conocido con la música y al mismo tiempo no deja de sorprender.
Hace mucho tiempo que estoy esperando una banda que me llene de emoción. Finalmente llegó y se llama Shura & monos en trance.
Escuchando su disco Sonidos de la Tierra, puedo decir que suena con una naturalidad eléctrica que asombra, sumado a una lírica con mucha fuerza, ambas se combinan para dar forma a este ecléctico y agradable viaje espacial.
Dani Laigle

Shura & Monos en Trance es una banda que se formó en el 2007 cuando "Shura" decide enriquecer su propuesta solista y llevar sus letras y canciones por senderos alimentados de colores y psicodelia, melodías y estribillos, sostenidos en influencias de diferentes momentos de la música pop pero con el vuelo de la psicodelia.
El disco tiene la particularidad de ser una especie de sainete de ciencia ficción, un concepto que desde la imaginería pero en un viaje más emotivo que astral, uno podría interpretar el primer video que presentamos como cuatro argentinos típicos y desesperados (je, más luego de que les lleguaron las boletas de luz y gas), y van a emigrar a "Europa", una de las lunas de Júpiter colonizada por la clase acomodada de un futuro cercano pero impreciso. Estoy seguro que Shura no lo pensó así, pero también estoy seguro que podría ser una de las múltiples interpretaciones posibles, y que no vería tan mal esta re-versión de su idea inicial.
Otro disco muy recomendado, no sé qué estilo será el que hace esta gente, pero poco me importa, tiene mucho de canción, de rock, de pop, de psicodelia, pero sobre todo de vuelo, y mezclando todos esos ingredientes. Yo lo llamaría perfectamente "art rock" y hasta les diría que no está demasiado lejos de muchas de las cosas de David Bowie. Pero más bien sería una mezcla entre el "Pomelo" de Capussoto y Bowie.
Je, me gustaría ver alguna vez al Pomelo volando con esta música...




La ciencia ficción estuvo basada en la literatura inicialmente. Por ejemplo, esta influencia se hizo sentir en las historias del escritor Julio Verne. Luego, vino la experiencia radial de "La Guerra de los Mundos" donde Orson Welles aterrorizó a toda la sociedad estadounidense. Pero el resurgimiento del género de ciencia ficción en un contexto global estuvo ligado a los principios propios del cine, mediante los esfuerzos de diversos directores que intentaron transportar las primeras producciones al terreno de la fantasía. Explorando en las distintas manifestaciones artísticas del género fantástico encontramos un universo casi sin límites, fotografías, esculturas, objetos de diseño, pinturas, ciclos de cine fantástico que fueron conformando una estética donde la premisa era mostrar la libertad creativa que este género provoca y, también, la otra cara: las facilidades para mostrar problemas cotidianos o de nuestra realidad pero con otro enfoque, y al escribir esto se me viene a la memoria las obras de Bradbury.
Ello se vió multiplicado en el terreno del rock (Bowie, Pink Floyd, Wakeman, Iron Maiden, Radiohead y un largo etcétera), y específicamente, dentro del imaginario del rock progresivo y experimental que tomaron el clima y sensibilidad de los primeros escritores del género, siendo quizás el caso más representativo las coloridas líricas de Rush, creadas por ese genio llamado Neil Peart. Como el resto de medios, la música se ha hecho eco de las posibilidades de la ciencia ficción y se ha establecido entre ambas una relación, cosa que continúa en el presente, y hasta en el contexto del rock progresivo latinoamericano, dejado de lado por las grandes modas pero muy cercano en lo que respecta a vuelo imaginativo.

Shura, existe la buena música después del amor ?
La buena música no sabe de cronologías. pero el arte mas auténtico suele aparecer cuando hay conflictos, limitaciones, cuando hay una lucha del artista con su entorno, con lo que sea que oprime, con una mujer u hombre, con su familia, con la sociedad o con el mismo.
el amor trae consigo una paleta de nuevos colores. esos colores son mas fuertes cuando se resignifican. prefiero un "I'm losing you" a un "Oh yoko".
Por qué termina resultando cuasi-lisérgico ver en vivo a Shura & Monos en trance?
porque la psicodelia es nuestra aliada. es nuestra búsqueda, con o sin ayudas. nos gusta divertirnos, transformar ese momento en algo diferente. despegar.
Hay en el horizonte una nueva experiencia con Shura & Monos en trance?
la experiencia del primer disco está muy cerca. era hora. el fruto de 2 años de trabajo. de broncas, llantos y risas. de mucho ensayo y de tocar donde sea y como sea. Fede Cabral lo produce, y Hernán Bruckner, lo mezcla y masteriza. va a quedar bonito. se va a llamar "Sonidos de La Tierra". tiene 9 canciones.
El deseo de Shura & Monos en trance de conquistar el mundo sigue vivo ?
nunca morirá. llegar cada vez a mas gente. para poder seguir haciendo lo q hacemos. conectarnos con mas personas, en la misma búsqueda.
Leo


La ciencia ficción es el eje principal de "Sonidos de la Tierra", a mi entender habla sobre sus perspectivas del uso exagerado de la la tecnología y el control que la tecnología tiene sobre la vida de la gente. Pero también habla de expandir nuestras conciencias para aplicar una "tecnología" (por llamarlo de algún modo) en nuestra mente y nuestro corazón. No se lo pregunté a Shura, pero no me parece demasiado equivocada mi interpretación, pero al fin y al cabo, pueden juzgarlo por ustedes mismos.
Antes de seguir delirando, copio algunas referencias y comentarios referidos a este disco que ahora nos ocupa.

El primer trabajo de este colectivo que mezcla una voz potente y una particular y nutrida riqueza sonora no la caretea: no finge madurez, parece infantil, hace pie en lo fresco y lo genuino y de ahí no se mueve.
En caso de que se encontrase con alguna civilización extraterrestre, la sonda Voyager despegó con un disco dorado en su interior llamado Sound of Earth, cargado con audios que intentaban retratar la diversidad del planeta. Se trata de, como dijo Carl Sagan, una especie de carta de presentación de la humanidad en forma de mensaje en la botella. El primer trabajo de Shura y Monos en Trance es casi lo mismo. Quien hace contacto con Sonidos de la Tierra descubre al artista y lo heterogéneo que viaja adentro suyo. Nueve temas de alguien que siente que se conoce mejor y no se conoce nada, (des)amores, humor, juegos y deseos, grabados con colores de ciencia ficción. Producido por el ex líder de Sancamaleón, Federico Cabral, y mezclado por el guitarrista de Árbol, Hernán Bruckner, el disco de la banda suena atemporal, esquivándole a la última lógica del típico CD de canciones. No tiene actualidad y eso mismo es lo que podría hacerlo perdurar en el tiempo.
Sin perder la voz siempre presente ni obviar las guitarras, el disco se corre solo entre los tantos del mundillo de los nuevos cantautores porteños. En el mejor sentido, Sonidos de la Tierra puede parecer infantil. No finge nada ni dibuja una madurez que no tiene. Hace pie en lo fresco y lo genuino, y de ahí no se mueve. Podría ser la radiografía de cómo funciona una cabeza entre los veintipico y los treinta, pero con muy poco de retro. Abre con “El original”, que lleva ese nombre no por lo novedoso, sino por un redescubrir constante, por el verdadero yo que está de fondo. Ése es el parto agitado del que habla la canción. Y así suena, como si necesitara escaparse del cuerpo. “Bienvenida” propone otro arranque de cero. Más adaptable al fogón que el resto, fue interpretado por la banda junto a Pedro Aznar en el último MICA (http://www.youtube.com/watch?v=7GD-7ZplQ3s). Clava el lamento electroacústico de quien de repente pasa a ser un extraño entre conocidos. El clima se sostiene para transitar hasta los picos de “Fantasiah” y su hedonismo culposo y “Cápsula del tiempo”, que entre sintetizadores y percusiones de tonos criollos pretende, como lo que lleva la Voyager, dejar registro de que algo existió para anticiparse a una ruptura.
El primer paso discográfico de Shura & Monos en trance tiene la intención de ser un disco lleno de imágenes y cada efecto agregado entre tema y tema está para reafirmarlo. Desde la intro, con un extracto de la película “Dark Star”, de John Carpenter, hasta el barullo en el final con guiño Beatle de “Monos en trance”, todo da señales cósmicas. Esto lo complementan con una gráfica sin contradicciones, que ofrece una tapa con Jorge “Shura” Ruchtein adelante comandando la nave y Carlos Forza (percusiones y sintetizadores) y Javier Villafañe (bajo) pegados detrás. El cd se va desplegando por el espacio hasta una constelación de estrellas que lleva los nombres de las canciones y que dibujan un mono galáctico. Editado por Tómalo o Déjalo, los mismos que lanzaron a Fede Cabral, La Peña Pop o Abre, Sonidos de la tierra se consigue en sus shows (el próximo es el 6/09 en Ultra Bar, junto a Liza Casullo) o se puede escuchar y descargar de http://www.shuramonosentrance.bandcamp.com/.
Alfredo Mera



Y ya vendremos, seguro que en esta misma semana, con el segundo discos de Shura, pero mejor no me adelanto a la cosa que aún seguimos presentando este muy buen disco llamado "Sonidos de la Tierra". Para adelantarnos, ya tenemos a los autores del género de ciencia ficción. Y también a los músicos de ciencia ficción, ya que estamos.

Este primer disco de una buena banda de rock, con intenciones tan poéticas como sonoras, tiene un interesante valor por la canción. Como si viniera de los primeros años 70 o del espacio, con su propio peso específico, las palabras, la instrumentación y la melodía.
Shura, el cantante y líder de este proyecto rockero parecer un muchacho audaz y leído. Es el compositor de estas nueve canciones que conforman el álbum Sonidos de la tierra, que grabó con una formación típica de cuarteto rock folk de influencias psicodélicas. Y su discurso es interesante, pues arriesga en conceptos existenciales e ideas de enajenación, reflexiones futura o extra-terrenales; o sea, no hace canciones de amor romántico o sus idas/vueltas (cosa que muchos rockeros se han empecinado en repetir).
El acompañamiento sonoro a esas letras tiene una soltura que tiene que ver con las composiciones y el carácter general del disco, pues no hay por ejemplo mucha guitarra eléctrica de riff cortante o gritos de furia. Hay sí, tratamiento melódico con desarrollos atractivos, algunas influencias de la fusión folklore/rock argentino de los 70 (como en Capsula del tiempo), esta muy bien cantado y tocado, con cierta impronta oscura y urbana. De sonoridad acústica diríamos en su mayoría (por el uso de guitarras acústicas o con cuerdas de nylon; tanto las baterías como la percusión no están casi procesadas para lograr un ambiente real. Los timbres elegidos están muy bien puestos a tono con la voz de Jorge “Shura” Ruchtein, y en el global de todo el se deja oír la frescura de un grupo que fluye tocando lo que les gusta; suenan sinceros.
Algo a destacar también es que en algunos pasajes es el bajo quien marca la melodía principal y la guitarra esta puesta casi percutivamente, en eso dejan ver su atracción por el trabajo de los Beatles, quienes fueron los precursores de esas ideas.
Todo el disco tiene un concepto que se expone en los textos y en la gráfica que acompaña este registro, como una suerte de espías del planeta, desde el exterior o un futuro imaginario. Así es como la música tiene una atmósfera etérea, de cierta psicodelia o ensueño, con tempo medio (nunca aceleran el beat demasiado, ni se demoran en temas lentos).
Y todo el conjunto de la grabación es como un mensaje encriptado, con una señal de ajuste al comienzo, mensaje de bienvenida, y cierre de transmisión al final. Hasta que aparecen como colados a la salida (en un track oculto), sospechosamente los monos en trance... y dejan oír su canto alocado, como algo de lo que sucede con el tema que lleva ese nombre, quizá es más intrincado de todos.
Todo un conglomerado más que interesante, y lleno de música y sonidos de la tierra.
Club del disco

Y para terminar, dejo otro video de Shura & Monos en Trance, ahora en vivo y con un invitado de lujo: Pedro Aznar, todos en el MICA 2013 grabando en vivo "Nadie me Espera"...


Lista de Temas:
1. El Original
2. Bienvenida
3. Invocación
4. Fantasiah
5. Apocalipsis
6. Monos en Trance
7. Azar
8. Cápsula del Tiempo
9. Swang Song

Alineación:
- Jorge “Shura” Ruchtein / voz, guitarras y coros
- Javier Villafañe / bajo y coros
- Char Lee / percusión y sintetizadores
- Ezequiel Ioras / batería





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares