Búsqueda cabezona

viernes, 23 de marzo de 2018

Serpentina Satelite - Mecánica Celeste (2010)

Más del buen progresivo venido del Perú y de exportación (otra banda más de las mismas características!!!), con otra entrada dedicada a la cabezona Eri. Un imporesionante despliegue de psicodelia a lo Hawkwind y Krautrock pero m'as cercano al Stoner rock y venido del Perú, que me hacen pensar en más de una asociación ¿que factores hay en común en la opresión de la Alemania de los sesenta y setenta con la situación actual en el Perú?. Bueno, muchas cosas podría conjeturar, pero antes mejor nos centramos en la música. Serpentina Satelite significa sonido Krautrock influenciado por improvisaciones de rock espacial y elementos psicodélicos salvajes y crudos, denso y visceral. Rompiendo cabezas llega desde el Perú otro grupo en la onda lisérgica espacial, la misma que acuñan esos grupos del Perú que hemos venido presentando desde hace un tiempo.

Artista: Serpentina Satelite
Álbum: Mecánica Celeste
Año: 2010
Género: Rock psicodélico ecléctico
Duración: 43:42
Nacionalidad: Perú


Largas composiciones de construcción lenta, densa, seguida de una subida ascendente con guitarras aullando, electrónica, reververancias, efectos, cacofonías asincrónicas, improvisaciones frenéticas, siete pistas tántricas impulsadas por una lisergia que transmite la sensación de viaje, de distancia recorrida.
"Mecánica Celeste" es una concepción conceptualmente única de la psicodelia, concebida manipulando canciones religiosas tradicionales, panfletos ideológicos y políticos y poesía con guitarras densas y pesadas, drones en espiral, sonidos wah espaciados, ritmos hipnóticos, sonidos electrónicos y voces diferidas, para crear una experiencia de fusión voladora, en un álbum que culmina con los riffs de un casi "metal", dándole a la banda una nueva aproximación a los terrenos de rock espacial: Serpentina Satélite intentó llegar al cielo pero terminó en el espacio.
Aquí, les dejo algo como para que continúen asombrándose con todo el progresivo latinoamericano que cunde por estas tierras. En otros lugares del globo ya están sorprendiendo, ahora falta que los conozcamos nosotros.




Un poquito de historia y nos vamos de cabeza al disco:
La banda se formó a fines de 2003 en Lima, La música es instrumental predominantemente, a pesar de que hay poesía y lírica, pero con una voz que contribuye más como recitando el texto. Desde el nacimiento de la banda, han ido perfeccionado, en diferentes etapas, su estilo propio. Desde la turbia ciudad de Lima se fue armando un caldo de cultivo que terminó en una peste serpentina y satelital.
A finales de 2004, la banda produjo de forma independiente el primer EP "Long Play", que incluía cinco canciones, y que solo se lanzó en el Perú como una producción independiente. Varias apariciones en festivales clandestinos y ander siguieron durante los próximos años en los alrededores de Lima, con estos tipos como protagonistas.
La banda llegó a cruzar el Atlántico muy pronto, para llevar su psicología cósmica bañada por el sol del alto Perú a la audiencia europea que fue deslumbrada, y con razón.
En 2008, el siguiente álbum salió en todo el mundo, recibiendo excelentes críticas por todos lados, explorando las raíces de la psicodelia y el rock espacial, "Nothing To Say" se terminó de grabar en Alemania, con la mejor masterización posible.
Después del éxito de "Nothing to Say", la banda regresó a los estudios de su Perú natal para grabar su disco más ambicioso y logrado, y desde allí lo larga al mundo. Pero... ¿qué estilo hace esta banda que gusta tanto? Serpentina Satelite tiene un mezcla muy especial que gusta a todos quienes les agrada los jams rockeros, el rock espacial, el Krautrock, así también es interesante para los amantes del rock psicodélico e incluso del Stoner rock o Desert rock. Es que su estilo es una conjunción perfecta de todo ello, en las dosis justas y en el vuelo necesario.
El álbum recuerda a todas las grandes bandas psicodélicas de los últimos cuarenta años, de bandas de los 70 como Ash Ra Tempel, Amon Düül II y Hawkwind; hasta algunas bandas de los 80 como Monster Magnet o Loop, o algo del garage de los 90's, pero más que todo ello acá hay una buena cantidad de Stoner rock, crudo, denso, filoso.
Sonidos del espacio profundo mezclado con embriagadores y encendidos riffs, en este disco permanen fuera del suelo casi por completo durante los 43 minutos de exploración en vuelo libre.

"Mecanica Celeste" encuentra a Serpentina Satélite ampliando su repertorio, con dos guitarras en duelo continuo, gimiendo incesantetemente. El álbum comienza de manera sutil pero pronto se adentra en un territorio más contundentemente voladora hasta llegar a la cima con la canción que da título al álbum. Las voces, proporcionadas por el bajista, son escasas, y la instrumentación en general suena como si estuvieran divirtiendose mucho. La canción central "Imaginez Quel Bonheur ce Sera de Voir Nos Chers Disparus Ressuscités!" (a la puta con el nombre!) es algo así como un interludio ritual, cuyo título es la traducción del idioma francás de algo como esto: "Imagina qué alegría será ver a nuestros amados difuntos resucitados".
"Ai Apaec" es un tema adecuado para seguir con este viaje, con una apertura un tanto melancólica, pero todavía muy basada en la estructura de jams que fluyen como traídos por el viento estelar. Hacia el final de la canción, el sonido se desvanece con solo un ruido de amplificador, que actúa como un descenso aún más pronunciado hacia la apertura cantada de "Sendero", que, con sus 9:29, es la canción más larga del disco, desplazándose desde una cadencia militar a su correcto giro a mitad de camino, cuando la banda entra en una pesada sonoridad de psicodelia reverberada. "Sendero" es probablemente el más memorable de los cortes en "Mecanica Celeste", pero no es como si Serpentina Satélite estuviera tratando de escribir la canción perfecta, ni en ella ni en el resto del álbum. Simplemente sucede como suceden las cosas cuando los miembros de la banda tienen químmica y se sienten bien tocando juntos, simplemente suceden las mejores cosas, solo hay que dejar que todo decante y llegue la mejor parte, de la misma manera qn que maduran las frutas y en un determinado momento están más sabrosas que nunca.

La conclusión ceremoniosa de "Mecanica Celeste", un disco que asemeja a un ritual con cánticos psicodélicos, espacial, oscuro y musicalmente etéreo, pensado también. Un disco perfecto para volar en una noche de esas que te invitan a girar por el blog hasta la eternidad.
De nuevo, muy recomendado para los que gusten de la psicodelia, del Stoner rock, del Krautrock y de un montón de cosas más. Y también una muestra de toda la imaginación que anda dando vuelta por estos parajes quizás bastantes parecidos a la Alemania de los setentas, pero en sudamérica.


Lista de Temas:
1. Fobos
2. Sangre De Grado
3. Mecanica Celeste
4. Imaginez Quel Bonheur Ce Sera De Voir Nos Chers Disparus Ressuscités!
5. Ai Apaec
6. Sendero


Alineación:
- Aldo Castillejos / drums
- Félix Dextre / bass
- Flavio Castillejos / voices
- Dolmo / guitars
- Renato Gómez / guitars





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

Populares