Búsqueda cabezona

domingo, 11 de marzo de 2018

Manual de Zonceras del Arte Despolitizado: Patti Smith en Buenos Aires

Esta entrada nació en realidad en el Facebook del blog cabezón, cuando en una de nuestras notas sobre fascismo, un tal Felipe escribió.
Felipe Vladimir Vagabculow Qué carajo? creí que esto era una página sobre música progresiva, no sobre política. Unfollow por el resto del devenir de los eones
Y más allá de los comentarios de los cabezones que lo criticaron, yo pensé en cómo nos han domesticado, encasillado, embrutecido, quitados las pasiones e ideas como para decir semejante sandez. Más allá de mi respuesta, que ahora se las copio, me pareció necesario desterrar semejante pelotudez como esa pero desde el lado práctico y real del ejemplo. ¿Y qué mejor que empezar con la gran Patti Smith en su paso por la Argentina amarilla de Corporación Cambiemos? La música, la política, el arte, la cultura y toda ámbito humano necesariamente se conectan porque no somos entes separados, no somos robots, y a algunos el corazón nos palpita pidiendo más rebelión, más libertad, más vuelo, más corazón y más pensamiento y eso es político, cultural, espiritual y todo lo que se te ocurra... pero siempre estará unido... salvo que seas un robotito ascéptico.
Cabeza de Moog Felipe. Si el fantasma de Frank Zappa te escucha va a ir a cagarte a patadas en el culo. Miles Davis decía: "No digas ‘jazz’, es una palabra inventada, es como tratar de encasillar a alguien. No llames a mi música jazz, es música social". Miles Davis llamaba a su música "música social" y algunas pèrsonas como vos se piensa que eso es sacrilegio.La épòca de oro del jazz en EEUU siempre estuvo ligada al movimiento por los derechos civiles como respuesta a la discrimanción racial, andá a decirle que la música no es política a Charlie Parker, Miles Davis, Thelonious Monk, John Coltrane o Charles Mingus! . También el rap en las calles de yankilandia y luego en el mundo (no hablo del que pasan en las radios), el rock progresivo fue otra respuesta a los cambios sociales y de mentalidad iniciados en los sesenta, el rock progresivo que música política aunque luego gente como vos parace que se lo quiere apropiar y llevar al lado ascéptico de las no-ideas y quitándole el alma ¿vos escuchaste Pink Floyd?. Andá a decirle a Robert Wyatt, Roger Walters, Henry Cow o incluso a referentes del rock como Bob Dylan o Bruce Springsteen que la m´suica no se debe mezclar con política. Tampoco la mezcles con amor, con pasión, con sentimientos, con ideas, con imaginación, con espiritualidad y tendrás tu música acéptica y aburridísima que quieres.

Y que esto sirva de ejemplo para cualquiera que piense en semejantes zonzeras, como en el caso de Felipe... Y sirva recrear a Arturo Jauretche para sacudir a algunos que hoy, más que nunca, pretender no mezclar el arte con lo social.

Ustedes saben que hace pocos días vino a Buenos Aires Patti Smith, en una visita controvertida, no por sus propias actitudes o posiciones o calidades, sino por la calaña de los políticos de la cultura porteña que la trajeron a presentarse en el Centro Cultural Kirchner, para darse un poco de lustre ante su más que oscura gestión. Y todos se han enterado de que la maniobra política fue finalmente desbaratada cuando el público asistente a la última presentación de Patti se puso a cantar, en la previa de su show en La Ballena Azul (ese lugar tan emblemático de todo lo que el macrismo jamás será ni tampoco podrá borrar de la cultura porteña) el hit del verano, "Mauricio Macri, la puta que te parió", en la propia jeta de uno de los funcionarios más canallas de esta época: Hernán Lombardi, quien, muy molesto, se tuvo que retirar de la sala para no seguir haciendo papelones.

Y ya que está, le entramos con Patti Smith, que nunca viene mal. Y Callenep quiere presentar sus discos, en horabuena!!!




Ahora bien: nuestro amigo el crítico y periodista Santiago Segura tuvo oportunidad de asistir a la conferencia de prensa que Patti ofreció y, al día siguiente, a una de sus dos actuaciones. Santiago desde hace años admira a a la cantante norteamericana, que ya tiene 71 años y sigue manteniendo el fuego que la animó desde los primeros años de la década de los '70. En 2012, cuando Santi ni soñaba que podría llegar a verla de cerca (en la conferencia de prensa de la semana pasada estuvo a apenas centímetros de la leyenda viva), escribió en su blog La música es del Aire:
"Hay seres humanos que nacieron para cambiar vidas.

"Están los que perturban; los ignorados que pasan sin pena ni gloria; los garcas que son varios; los idiotas que son otro tanto; los insulsos que un día se despiertan, van a Walmart, compran un revólver y cagan a tiros a sus compañeritos del colegio; los brillantes; los insufribles; los soberbios y muchas clasificaciones posibles más (incluso combinando un poco de todas las anteriores). Patti Smith entra caminando y relajada en el primer estadio, aquel de las personas que iluminan a los demás siendo ellas; los que derrochan franqueza, espontaneidad, alegría, simpatía, amor. Son muy pocas las personas así y es difícil distinguir entre tanta basura, pero yo no lo dudo: Smith guía sólo con su mirada y su cabello largo, entrecano, que deja ver el paso del tiempo y a la vez decora su eterna juventud.

"Los que nos rendimos ante su arte celebramos toda novedad que la señale, sea una película, un libro o un disco. En todo lo que hace esta dama de sesenta y tantos está su impronta, todas esas cualidades maravillosas dignas de una persona diáfana, límpida, transparente. Natural, como decía Tanguito en esa canción simple y heroica.

"Quienes desconfían de ella desconfíen de nosotros, porque Patti es una guía".

Así que imaginen lo que habrá sido para Santiago verla en persona, escucharla cantar “My Blakean Year” con su guitarra, a apenas un metro y medio de ella. “No soy muy buena guitarrista, toco simple, pero tengo una canción que está inspirada en William Blake” dice Patti. y arranca.
Y Santiago piensa: "Esa voz que no deja de ser un oráculo, menos furiosa y más grave que en su juventud. Más clara que sus ojos: se le entiende perfecto todo lo que canta. La mujer de pelo blanco y largo, que marca el tempo del tema con su pie izquierdo y está vestida con su ya clásico uniforme negro-camisa blanca es Patti Smith, sí".
Oscar Cuervo




2 comentarios:

  1. Moe encabeza la lucha más honrada del siglo XXI, que grande sos Moe!, viva la resistencia! jajajaj

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).