Búsqueda cabezona

jueves, 4 de enero de 2018

The Enid - Dust (2016)


Aquí el capítulo final de la trilogía que empezó en 2010 con "Journey's End", al que siguió la joya y maravilla que es "Invicta" en 2012. Aquí el anteúltimo trabajo de la banda de Robert John Godfrey (tienen además un disco del 2017 que aún no he escuchado, y en realidad recién me entero de su existencia, para quien quiera explorar, se titula "Resurgency").Una oferta ambiciosa y desafiante, que se hace aún más conmovedora porque el fundador de The Enid Robert John Godfrey, recientemente tomó la decisión de retirarse de la actuación en vivo, ello en el marco de cerrar esta trilogía. Sin embargo, se ha asegurado de dejar construido a su alrededor una talentosa banda de músicos jóvenes que tomará el legado de The Enid y continuará dando nueva vida a la banda, y eso se refleja absolutamente en la música que propone "Dust". Así cerramos, por ahora, este repaso de la obra de The Enid con su gran trilogía, rock sinfónico en su más pura expresión para dar paso a una música moderna, universal y atemporal. Quizás este sea el más fuerte de los tres álbumes, un trabajo melodramático, arrollador y orquestal que deja al oyente satisfecho y queriendo más: la sensación ideal para obtener de un disco. Un hermoso álbum, tan bueno como los otros dos álbumes de la trilogía. Un sofisticado trabajo de composición y una asombrosa, exquisita y convincente interpretación que conforman una trilogía intoxicada de talento y buen gusto. Satisfacción garantizada. Obviamente se los vuelvo a recomendar efusivamente!

Artista: The Enid
Álbum: Dust
Año: 2016
Género: Rock sinfónico
Duración: 42:37
Nacionalidad: Inglaterra


Como se suele decir, la historia la escriben los vencedores, y The Enid suelen quedar excluidos de dicha historia. La realidad es que su estilo sinfónico instrumental les valió ser una de las bandas más reputadas de la Gran Bretaña de los setenta.
Desde el rock progresivo de sus inicios hasta el rock operístico actual, Robert Godfrey, quien ha sido caracterizado como “uno de los mejores compositores de Gran Bretaña” y le han seleccionado como uno de los 100 compositores de música clásica de todos los tiempos, ha conseguido mezclar la música clásica y el rock de manera tan natural, como muy pocos artistas lo han conseguido, a través de diecisiete discos de estudio a lo largo de cuatro décadas. La última etapa de la banda, desde el año 2010, es la que más criticas positivas ha cosechado y su anteúltimo disco, "Dust", no fue una excepción.

"Dust representa a The Enid en su mejor momento, alejados de todas las preconcepciones asociadas con los orígenes instrumentales de la banda. Dust es el último de la trilogía Journey’s End, en la que se narra la historia del viaje generacional de la banda desde el pasado hacia el futuro. Es innecesario afirmar que ha sido una historia muy evolutiva con muchas sorpresas a lo largo del camino. Este es, con mucho, el mejor de esos álbumes"
The Enid

El talento y la pasión de Godfrey por los arreglos orquestales son muy evidentes en "Dust" y en toda la obra de la banda en general. Junto con estra tremenda banda de excelentes instrumentista, al que se le unen las composiciones de Godfrey y las vocalizaciones de Max Read y la magia técnica y el rango de cinco octavas del cantante principal Joe Payne, el oyente es "acariciado" con melodías pomposas y voces potentes y teatrales a través de una sinfonía conmovedora.





Después de "Journey's End" (2010) e "Invicta" (2012), esta banda seminal del rock sinfónico ha lanzado la última entrega de la trilogía. Las pistas, aunque todas hechas con el estilo característico de The Enid y con la voz de Joe Payne, son al mismo tiempo variadas, desde su mismo mismo comiezco hasta el aplastante grand finale de "Born in the Fire", el primer track, pasando por "Someone Shall Rise" hasta la oscura presentación de "1000 Stars", pasando luego por el funky beat orquestal, rock sinfónico puro, teatral casi al estilo francés, melódico casi al estilo italiano, pero desde la más pura cepa británica, y llegando hacia el final al estridente estribillo de "Heavy Hearts", su último track y un final apropiado para una trilogía fabulosa y un álbum que merece la máxima calificación.



Si nunca no has oído cantar a Joe Payne, entonces es necesario que lo hagas, las comparaciones con Freddie Mercury son inevitables. Joe puede cambiar alegremente a mitad de la canción de un estribillo casi pop hacia el crescendo operístico. Además escribió las letras en seis de los siete temas, y entrafa una interpretación vocal emotiva, convincente y entregada.



Pero sería un error sugerir que "Dust" es simplemente un vehículo para los talentos de esta joven cantante. Es un trabajo completo, y toda la banda contribuye al sonido único. Mientras que los teclados siguen siendo uno de los grandes focos, Jason el trabajo de la guitarra principal es de gran calidad y la base de bajo y batería es sólido y permite que se arme toda la estructura a su alrededor, sumado a los arreglos orquestales que crean el clima para estas obras de arte fabulosas que llenan el álbum.


Es difícil seleccionar temas específicos, a medida que las canciones fluyen orgánicamente, todo forma parte de una sola unidad. Sin embargo, el primer tema "Born in the Fire" ciertamente marca una pauta, una delicia barroca anunciada con un hipnótico canto coral.
Siete temas que representan un punto alto en la historia musical de la banda. Conceptualmente el disco simboliza una simetría rota, representando contradicciones tales como "mundano y sagrado", "riqueza y pobreza" y "medio ambiente y consumo". Se puede discutir el carácter de este concepto, pero la belleza de las letras y la música es indiscutible.


El disco continuará con grandilocuencia, intensidad y exuberancia. Esto llevará hacia el himno "Someone Shall Rise", casi con seguridad una alegoría de la evolución de la banda hacia la nueva generación. Es curioso pensar que en la historia pasada de The Enid las voces eran un aspecto secundario y descuidado, mientras que hoy en día es casi la esencia del sonido de la banda.
El viaje continúa a través de "Monsters", llegando al fabuloso "1000 Stars" (del cual dejo un video) llegando a "When the World is Full": comentarios sociales y políticos envueltos en gloriosa música y voz. 




La música se enfoca más que nunca en la voz y lo hace de una manera extremadamente intrigante. No hace falta decir que el contenido textual y el concepto asociado son de gran importancia.
"Trophy" es una joya: letras oscuras y perturbadoras con un gancho musical pegadizo, esta se mete en la cabeza y se queda allí. Y llega el final con "Heavy Hearts" y captura por completo el contraste de la luz y la oscuridad y el tema del amor versus el odio, y une todo el álbum, que es exactamente lo que debería hacer la última canción.

En cualquier caso, hay muchas cuestiones dignas de mención que hacen que una revisión con mayor detenimiento sea realmente necesaria para hacer un review serio y completo, pero... ¿quién dijo que yo lo haría?
Solo les presento el álbum, siempre digo que la música no se comenta sino que se escucha, así que les dejo la revisión final a ustedes para que cierren esto que yo he abierto y les presento. Me parece más honesto e inteligente que darles algo acabado. ¿Quién quiere tener algo masticado y acabado?. Esto es parte de un rompecabezas que empezó con la música y el talento de quienes forjaron el disco, sigue con mi humilde comentario, sigue por sus canales auditivos y termina en su cerebro y su corazón, que es donde debe cerrarse todo y darle la vuelta de tuerca necesaria para que todo esto haya valido la pena.

El trabajo de los músicos está hecho, mi humildísimo trabajo también, ahora les toca a ustedes.
Que lo disfruten...




http://www.theenid.co.uk/




Lista de Temas:
1. Born in the Fire
2. Someone Shall Rise
3. Monsters
4. 1000 Stars
5. When the World is Full
6. Trophy
7. Heavy Hearts

Alineación:
- Joe Payne / Lead Vocals
- Robert John Godfrey / Keyboards and Orchestration
- Jason Ducker / Guitars and Bass
- Max Read / Choir, Vocoder, and Programming
- Nic Willes / Bass and Orchestral Percussion
- Dave Storey / Drums
- Dominic Tofield / Drums (Someone Shall Rise)
- Zachary Bullock / Keyboards (Monsters)












2 comentarios:

  1. Hola, y el disco The Bridge del 2015??. Yo lo tengo y lo conseguí en el blog cabezón.
    Saludos desde Mendoza
    Carlos Gancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero "The Bridge", si bien salió entre los dos últimos discos de la trilogía, no forma parte de ella, es un disco fuera del concepto que llevaron estos tres. Ese, como el último del 2017, se le suman al estilo que tomó la banda en esta última resurrección.

      Eliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).