Búsqueda cabezona

viernes, 5 de enero de 2018

Solution - Cordon Bleu (1975)

Los holandeses han producido, a lo largo de su historia, algunas excelentes bandas que algunos apenas las conocen pero que son apreciadas en su propio país y se destacan por virtuosismo musical (Focus, Trace, Ekseption). Solution es otra y vale la pena conocerla. Finalizando una semana de grandes sorpresas, el Mago Alberto nos lleva hasta Holanda para presentarnos la alucinante banda Solution, jazz fusión sinfónico del bueno, con algunos aires al Canterbury. ¡Qué gran álbum de fusión!. Con ritmos pegadizos y adictivos, grandes composiciones y climas, un jazz-rock orientado al saxo en canciones muy accesibles (aunque no simples), melódicas, animadas y ligeramente románticas. Un relajado jazzy con una mezcla de colchones de mellotrones y otros teclados, algunos excelentes trabajos de piano y algunos (varios) buenos momentos del virtuoso saxo, todo sobre una base ingeniosa y ajustada dan como resultado un gran trabajo que nos presenta el Mago Alberto, Toda otra sorpresa que presentamos en el blog cabezón. Un álbum notable para todos aquellos que se interesen por la música más artística y con una completa falta de interés comercial, poniendo como único objetivo el de crear buena música.

Artista: Solution
Álbum: Cordon Bleu
Año: 1975
Género: Jazz rock / Jazz fusión
Duración: 42:36
Nacionalidad: Holanda


Todas las pistas son de alto nivel, y la calidad de grabación también es fabulosa. Las omnipresentes melodías y armonías provenientes de los múltiples sonidos de teclados y saxos que se yerguen sobre ritmos sólidos de un bajo muy rítmico y complejo, y un trabajo de batería impresionantemente elaborado y variado que tienen el estilo de Phil Collins de mediados de los 70's. Hay discretas y muy bien integradas guitarras acústicas y eléctricas de raro sonido, dando un sonido general absolutamente agradable, fresco y limpio donde todas las pistas son muy buenas. Lo más flojito de la banda son las voces, que son al menos aceptables, pero los temas son predominantemente instrumentales de todos modos, llenos de brillantes interacciones de teclado y saxo. Mucha técnica pero para que brillen las emociones, y para eso es que debe funcionar la técnica, para que las emociones fluyan más libremene, desde mi punto de vista, la técnica por la técnica en sí misma es tan fría y aburrida como un solo de Yngwie Malmsteen.
Solution, banda holandesa que tuvo su trayectoria musical entre principios de los 70 y mediados de los ochenta, una banda de jazz-rock con un estilo muy personal.
Si bien las bandas holandesas siempre fueron un tanto herméticas (es como que hacen música sólo para los países bajos), trascendió sin embargo entre la comunidad afín por el talento se sus integrantes, en especial el logradísimo trabajo de Tom Barlage en saxos, que le da un toque definido a la banda.
Este tercer trabajo de 1975 fue una especie de disco bisagra por cuanto sus dos primeros trabajos eran más experimentales, y Cordon Bleu definió su estilo marcadamente hacia el jazz-fusion, con arreglos más cuidados, sonido más pulido, y con melodías menos intricadas, para destacar es el excelente clima que le da el saxo a las composiciones, muchas veces con sonidos profundos y hasta haciendo colchones atmosféricos, que le otorga al disco una presencia muy buena.
No solo de Focus vivio Holanda y Solution es una muestra de ello, este tipo de material es atemporal y tanto el sonido de la banda como la propuesta les va a llegar de forma inmediata, no hace falta buscarle la onda, acá desde el primer segundo todo te suena fresco y llevadero.
Un disco que los cabezones van a saber apreciar, música de altísimo vuelo, jazz-rock del bueno.
Chappaqua se destaca por sus segmentos y por el terrible trabajo de saxos, una pieza que te atrapa y se va haciendo adictiva poco a poco, más de uno se va a sorprender.
2018 año que comienza acá en Argentina por lo menos con una incertidumbre total, lo único bueno que siempre acompaña y reconforta es la música así que siempre estemos agradecidos a este estimulante espiritual que redime y te libera aún más.
Mago Alberto

Otro disco recomendado del blog cabezón, e imagino que a esta altura, cuando recomendamos un disco, deben saber que necesariamente tienen que prestar mucha atención a lo que aconsejamos.
Al fin de cuenta, los beneficiados son ustedes...




He aquí una de las sorpresas agradables procedentes de Holanda en el período de los 70s. Este álbum es un enigma en muchos aspectos. El estilo de la banda parece ocupar el área gris que existe entre la plena fusión al estilo Weather Report y el R&B al estilo Todd Rundgren, le agrega cierto sinfonismo que se hace palpable sobretodo por el trabajo de los teclados y esos ambientes y colchones que crea, al que se le suma una pizca de Canterbury, dando como resultado una combinación maravillosa de todo ello, lo suficientemente jazzera como para darles a los músicos la oportunidad de brillar.


Aquí vamos con un texto de terceros...
Para los expertos este es su mejor disco. A mí me suena como un excelente disco de jazz-fusión sinfónico con acertadas partes de composición melódica que posee interesantes variaciones para no ser uno más de la gran cantera jazz rockera de los setentas. Estamos en 1975. El jazz-rock-progresivo está en su cumbre y Solution han tomado buena cuenta de ello.
Aunque su estilo nunca ha estado muy definido, las lagunas e indecisiones estilísticas de sus otros dos trabajos han desaparecido (en parte solo) y su música ha ganado en masa muscular y desparpajo…Brand X, Return To Forever, Passport, Nova, el Zappa del talla única… ya se nos anuncian en el primer corte “Chappaqua” y el siguiente “Third Line” las “canterburradas” como diría el jota te tornan pausadas con el bajo acariciando las cuatro cuerdas y el piano contándonos una bonita balada en los acordes iniciales, con unas voces que han mejorado bastante.
A mitad el ritmo se dobla y tenemos un agradable y feliz paseo jazzy, saxo en mano y un swing que juega con los tempos y la melodía para alegrarnos el día.
“Una canción para ti” es otra baladilla que aunque bonita, se acerca peligrosamente al pop fácil o al rock melódico, de cuando adolescentes nos agarrábamos en los guateques de finales sesentas (ya sé que os suena rancio) y nos poníamos palotes. Conste que la bonita flauta de la canción engancha.
“Whirligig” vuelve a poner las cosas en su sitio con alguna que otra sacudida funk. Bajo, batería, piano Rhodes, más aquel teclado dinosaurio analógico llamado Elka Rhapsody y saxo, llevan el peso en esta selvática y casi Miles (cuando le daba por tocar normal y no iba colocao) pieza de jazz-funk.
“The Last Detail” cambia completamente de registro y se mete en las aguas del prog sinfo con casi toques moody-crimson primarios incluidos y conste que tiene su gracia y está bien resuelto.
Termina el disco con “Black Pearl” con claros visos de jugar entre varios puentes a la vez pero gana la tendencia baladista de rock prog melódico con saxo destacando casi demasiado, aunque el piano lo frene algo hacia el final. Es un disco que en general gustará más que los anteriores aunque también indica que los estilos musicales siguen sin definirse en un camino determinado (están buscando) y una delgada línea puede darles un cambio brusco.
Alberto Torró

La mayoría de las pistas son instrumentales, acumulando tensión de principio a fin. Siempre jugando perfectamente por el libro, pero también sin tocar notas que no tienen un nombre. Los solos de viento de Berlage son limpios y perfectos, pero no demasiado perfectos para ser aburridos. De hecho, nunca escuché un disco de jazz-rock con solo de viento que me conmovió tanto como este. A muchas personas en su entorno personal también les puede gustar este registro, ya que no es difícil de escuchar.
El álbum se alterna de piezas instrumentales largas como "Chappaqua" y "Whirligig" con piezas cortas y cantadas. La musicalidad es genial, agradable, nada realmente espectacular en término de vértigo o adrenalina, pero bien tocado y con algunos muy buenos pasajes instrumentales.


Como nota al margen, me llamó la atención la última canción final que tiene una hermosa parte de flauta, que contrasta con todas las anteriores maratones de saxo. Un disco muy valioso, que te hace desear escucharlo una y otra vez.
Esta es una excelente adición a cualquier colección progresiva de música rock.


Lista de Temas:
1. Chappaqua
2. Third Line Part 1
3. Third Line Part 2
4. A Song For You
5. Whirligig
6. Last Detail Part 1
7. Last Detail Part 2
8. Black Pearl Part 1
9. Black Pearl Part 2

Alineación:
- Guus Willemse / principal y coros, bajo, guitarra (1,5)
- Willem Ennes / pianos eléctricos y acústicos, órgano, Elka Rhapsody (sintetizador de cuerdas)
- Tom Barlage / alto y saxofones soprano, flauta (4), percusión, coros
- Hans Waterman / batería





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).