Ir al contenido principal

El Rock: de la Rebelde Autenticidad a las Góndolas de la Mercadotecnia ¿El Rock ha Muerto?


El informe Nielsen de 2017 arrojó datos que destronan al rock como género más escuchado. Quizás por el aburguesamiento del rock, quizás por simple mutación, quizás por recambio generacional, lo cierto es que el rock se ha quedado sin alma y sin contenido: la capas de distorsión no pueden reemplazar a la rebeldía, esa necesidad de romper con lo establecido, se llamen padres, sistema económico, con la violencia, con la sociedad, etc., conviertiéndolo en otro producto, otra encarnación de la moda, ese sentido comercial ha destrozado el espíritu libre, rebelde y romántico que emanó el rock desde sus inicios, el rock pasó de la rebeldía a ser un evento social, se despojó de cualquier ideología siguiendo los signos de estos tiempos descafeinados y carentes de contenido. El rock perdió su rebeldía, llevando a una posible crisis de la música popular mainstream: en la década que viene es probable que todo caiga y el caos se apoderará de la escena. Y desde este punto, quisiera volver a lo que dije en el posteo del primer disco de la banda Cronicas de Enero que publiqué ayer y donde florece la idea de que el rock seguirá viviendo desde el under o no vivirá, rescatará los valores de la rebeldía y la resistencia ante el mercado invasor o desaparecerá definitivamente.


Desde mediados del siglo pasado los jóvenes norteamericanos comenzaron a explotar los más diversos géneros a partir de las raíces del swing, el R&B, el jazz y el blues, música catártica y rebelde: Richard, Chuck, Jerry, Fats, y otros que se convertirían en profetas. Ese sonido clásico del rock explorado en los sesenta y principio de los setentas por un grupo de jóvenes de la época, y que a medida que maduraban no dejaron de crear en las décadas siguientes, apuntalando ese sonido.
Les siguienron John y Paul, Jimmy y Robert, Dylan, Clapton, Jim, Jimi, Iggy y muchos más. Los setentas llenaron el rock de ideología, los grupos que conformaron la Escena Canterbury parecían simples hippies pero su propuesta llegaba muchísimo más lejos, incluso Henry Cow dió la patada inicial del Rock en Oposición (R.I.O.), una vertiente extremadamente politizada y que planteaba un quiebre con las discográficas, una revolución en la distribución de la música, desde el arte y para que se generen obras musicales fuera de los condicionamientos de las discográficas, impulsando la autogestión y al mismo tiempo creando un nuevo tipo de música. A su vez, Bowie (por ejemplo) encarnaba ciertamente ese espíritu rebelde aunque dentro de ciertas etiquetas más fáciles de digerir, que se reflejaba en un constante quiebre consigo mismo, un inconformismo impulsaba a una búsqueda constante y vanguardista con cierto conocimiento de gustos comerciales masivos, quebraba pero aglutinaba. ¿Y qué decir de Pink Floyd, de Robert Wyatt, de Zappa, de Iggy, de Dylan, del Flaco, de Charly, de León? ¿Cómo nombrar las características de cada estilo y cada ícono musical?. Pero había ciertas facetas en común, cierta acidez social, cierta búsqueda, cierto inconformismo que nada tiene que ver (sólo) con la búsqueda de reconocimiento, prestigio y éxito que viene adosada a la imagen de estrellita de rock.

El rock, como forma de expresión, perdió algo con lo que se originó su esencia primitiva: la rebeldía, el cuestionar lo que te rodea, el no tragarte lo que te dan para que todos tus sentidos consuman, el ser vos… Tantas otras frases que el rock, como movimiento, hizo suyas, ahora sólo decoran las lujosas paredes del salón de la fama del rocanrol, en Cleveland, donde hay un museo dedicado a poner en un altar a los clásicos de todos los tiempos según el consejo que los elije. ¿Cómo mierda se forma un comité para eso? La respuesta es sencilla: el rock ya es parte del sistema. El rock ES el sistema. Los muchachos de Henry Cow y toda la movida R.I.O. la tenía bien clara desde aquel entonces.

Google Research ha elaborado una interesante visualización llamada Music Timeline en la que nos muestra la popularidad de diferentes géneros musicales según el número de álbumes almacenados por usuarios de Google Music. En función de la fecha de lanzamiento del disco y la popularidad del mismo hoy en día en Google Music, el resultado es un curioso (aunque también confuso) mapa. Pero en todo caso es notoria la curva de retroceso del rock.


Y desde este punto, quisiera volver a lo que dije en el posteo del primer disco de la banda Crónicas de Enero que publiqué ayer y donde florece la idea de que el rock seguirá viviendo desde el under o no vivirá, rescatará los valores de la rebeldía y la resistencia ante el mercado invasor o desaparecerá definitivamente, no sólo de las góndolas de Musimundo, sino de todo ámbito cultural. La mayoría de los dinosaurios rockeros murieron o desaparecerán dentro de la próxima década y en su lugar quedará su canonización musical, pasando de la rebeldía a lo establecido, a lo clásico, una forma de ver y pensar el rock que ha cimentado nuestra concepción colectiva de la cultura, cuestión que al parecer se suele repetir en la historia del arte moderno, el péndulo entre la rebeldía del quiebre y lo clásico, canonizado.

El under es el momento en que el artista se muestra de manera auténtica. Sin presiones, sin condicionamientos.
El under es también una forma de vida que rompe con lo instituido para generar un modo distinto, una postura de indeferencia ante lo que las masas consumen. Porque el under no es sinónimo de ser descuidado o de sonar mal. Es sencillamente no pertenecer al mercado de masas, al mainstream del "éxito" comercial, y los caminos de llevar esta empresa adelante son variados, sin reglas, libres, autogestivos, y muy artísiticos, y por eso en este espacio nos gusta tanto todo lo que se cocina en esa olla.

Así, creo, se hace palpable de la desaparición de una época. La historia dejará de ser historia viva para transformarse en archivos de audio, video y texto. Las luchas civiles, políticas y estéticas que representaban sus obras quedarán en los libros de historia. No obstante, su rebeldía se canonizó hace mucho. ¿Qué música escucha la gente más joven de hoy, los adolescentes? ¿Qué fuentes le sirven para informarse y para llenar sus Ipods? ¿Escuchan la radio? ¿Leen prensa musical? ¿Internet?
El rock seguirá viviendo desde el under si es que desde allí puede conservar limpia su alma y su espíritu primegéneo, y desde allí se podrá ir transformando en algo nuevo y hasta superador que pueda resurgir como Ave Fénix. De lo contrario, quedará el reinado de la música-mercado y las radio-fórmulas donde abundan los engendros como el reggaeton, trap, cumbia, bachata, salsa, pachanga y cualquier abominación semi-cultural que los sustituya.

A continuación, una nota sobre el resultado de un informe sobre la industria de la música que decretan (por enésima vez, por cierto) la muerte del rock. Aunque me atrevo a decir que el rock ya murió, en su contenido, ya hace mucho tiempo... ¿lograremos hacer que reviva su alma cual Ave Fénix o se trandorme en un nuevo género artísticamente interesante? Creo que la respuesta será más social y política que musical, y más cercana a las experiencia como el Rock en Oposición y la "música de resistencia"... pero eso ya es cuestión de otra nota. A continuación, la citada interpretación del informe Nielsen.




#InformeNielsen2017 ¿El rock ha muerto?

El conglomerado multinacional Nielsen (con sede en Nueva York) dio a conocer a principios del nuevo año su informe anual sobre la industria de la música. Sus resultados arrojaron material para que diversos medios decretaran por enésima vez la muerte del rock en manos de géneros como el Hip Hop y el R&B. Además, confirma la paulatina agonía del disco físico y la imposición del streaming como forma privilegiada para el consumo musical.
“Por primera vez en la historia, el R&B/Hip Hop se convirtió en el género dominante, con 7 álbumes de los 10 más consumidos provenientes del género”. Así arranca el informe 2017 de Nielsen, resultado de una investigación de mercado que releva los movimientos en el consumo de la industria de la música. En ese top 10 de artistas más populares, según la estadística de consumo en Estados Unidos, no hay ningún artista de rock. El informe confirma el boom comercial del género que anticipaba su versión anterior, publicada en julio, y agrega que “la popularidad del R&B/Hip Hop fue motorizada por un incremento del 72% en el streaming de audio on-demand”.


El rock ha muerto. ¡Viva el rock!
Varios medios digitales se vieron seducidos por estos datos para señalar una vez más la muerte del rock. Ya sea por el afán posmoderno de decretar la muerte de los grandes relatos (primero Dios, luego la Historia), o por tomarse muy a pecho las cifras de una investigación de mercado con pretensiones de globalidad, muchos leyeron el informe como la derrota final de un género que se ungió como bastión de resistencia y como portavoz de sendas generaciones que tenían algo que decir contra el sistema, ese significante vacío que permitió agrupar resistencias incluso contrapuestas. Si por Nielsen fuera, sólo les quedaría a los rockeros la versión actual de Metallica, que perdió su ademán contestatario cuando comenzó a preocuparse demasiado por los consejos de las discográficas allá lejos y hace tiempo, y un puñado de bandas como Imagine Dragons, Twenty One Pilots o Portugal. The Man, que lograron buenas ventas merced a la repetición de sus melodías en comerciales televisivos y bandas sonoras de películas. Indudablemente, no es una imagen muy esperanzadora.
¿Es la nostalgia, esa abuela que regula el mundo, la que nos hace poner ‘peros’ al obituario del rock and roll? Si nos basamos en que The Beatles se ubican en el #3 del ranking de consumo global del género, y que tienen el 1-2 de vinilos más vendidos, podríamos decir que sí, sin duda. Si consideramos que el estudio de Nielsen es representativo no del estado actual de la música en tanto disciplina artística o fenómeno creativo-expresivo, sino del circuito de consumo musical del mercado estadounidense, ahí la cosa puede tomar otros matices. Lo que sí podríamos firmar, es que los charts de Billboard (que explotaron con 16 semanas de Despacito en el #1, empatando el record de Mariah Carey) ya no son la meca del rock internacional, como lo fuera en la segunda mitad del siglo XX.

Los actuales reyes: ¿qué hay de nuevo, viejo?
¿Quiénes son los verdugos de los que blandían sus guitarras, disparaban riffs y solos y podían jactarse de andar sucios y desprolijos? Según el informe de Nielsen, el protagónico de 2017 lo tiene el Hip Hop y el R&B. Drake y Kendrick Lamar pican en punta. Los nombres del género resuenan poco al oído promedio de la escena local, por lo que consultamos a Victoria Lo Pardo, Licenciada en Comunicación Social cuya tesina de grado titulada “Hip Hop en la Argentina. Entre la moda y la afirmación identitaria juvenil”  aborda las vicisitudes del género en nuestro país.
“La música poderosa, de protesta, con fuertes denuncias (que solía encabezar el rock y después el hip hop), viene del lado del rap ya hace unos años”,  aunque su ascenso puede deberse “más a una cuestión coyuntural que vive EE. UU. que a otra cosa”.  En ese sentido, sobre Kendrick Lamar, Lo Pardo señala que su popularidad se debe a su vinculación al movimiento Black Lives Matter (La vida de los negros importa), que lucha por los derechos de la comunidad afroamericana surgida hace unos años en el marco de una nueva oleada de violencia institucional contra ese sector en Estados Unidos. “Drake hace música que se parece más al pop de Ed Sheeran que al rap, pero a la gente le gusta porque es pegadizo”. Otros nombres interesantes del género según la comunicóloga: Chance The Rapper y Cardi B.

¿Hipótesis acerca del desplazamiento del rock de los primeros puestos de la industria? “No hay artistas de rock ‘nuevos’ los suficientemente interesantes. Fijate que en las listas aparece  Metallica y no hay muchos artistas nuevos de rock. Predomina el pop o el indie en la música de ‘blancos’, encabezado por Ed Sheeran”.
Como es habitual en la historia de la música, donde muchos ven una voz que representa un malestar o descontento social con el sistema en alguna de sus formas, la industria ve un negocio. Antes lo fue el rock, hoy lo son géneros como el hip hop o el rap. La industria se aggiorna a las nuevas olas para seguir facturando en tiempos de caída en ventas y supremacía del streaming.


Dime qué soporte usas y te diré qué escuchas

El informe agrega algunos datos interesantes para visualizar la dimensión de las nuevas formas del consumo de la música en la agonía de la década. La caída en ventas de discos es notoria, no sólo del CD físico sino también del digital. El único formato que confirma un crecimiento es el resucitado vinilo, en suba por doceavo año consecutivo y con un crecimiento en ventas de un 9% interanual.
Lo sabido es ratificado por el reporte de Nielsen: “el streaming continuó su liderazgo por sobre las descargas como la plataforma de consumo musical dominante en 2017, alimentando el volumen promedio del crecimiento interanual de la industria en un 12,5%”. Claro, puesto que todos los números negativos del año fueron cacheteados por un crecimiento de casi un 59% del consumo on-demand de streaming con respecto a 2016.
Es curioso observar el cuadro final del informe, que indica en qué medida los géneros son escuchados en cada soporte. Así, vemos que el rock aventaja al hip hop, al pop y al promedio global de la industria en venta de discos, pero quedó muy atrás en lo que atañe a las nuevas formas de consumo. Lo mismo con los géneros predominantes de la industria en 2017, cuya escucha se apoyó fundamentalmente en el streaming.


Por casa cómo andamos

Acerca de la posible extrapolación de la realidad yankee a la nacional, Lo Pardo señala que el crecimiento del hip hop y el rap en Argentina es bastante lento. “Hay un montón de adolescentes (y no tanto) que están fascinados con la Batalla de los gallos, que son batallas de improvisación. Están organizadas por Red Bull y va muchísima gente”, pero más allá de lo interesante del fenómeno el panorama es diferente: “el arte de la improvisación es dificilísimo pero eso solo no es rap ni se traduce en artistas que graben discos”. ¿Podrá el rap destronar a la rebeldía de guitarras y marchas de la bronca? “Ni por casualidad el rap, hoy, tiene el poder de convertirse en representante de la resistencia. No le veo la pata ‘contestataria’ con la que se reconoce al movimiento del hip hop”.
La banda más escuchada en 2017 en nuestro país en Spotify fue La Beriso, que retoma la herencia del rock chabón que dejó vacante Callejeros (¿primero como tragedia luego como farsa?). El resto del top 10 incluye a La Renga, Babasónicos y Las Pastillas del Abuelo como bandas de rock con algún grado de vigencia, aunque su presencia en el listado pueda deberse más a la fidelidad de los desconocidos de siempre, antes que a una nueva pisada fuerte en términos de relevancia para las nuevas generaciones.
En contraposición a los dividendos de la industria, la escena under viene arrojando gratos resultados para artistas y público. Sin mediciones de ninguna multinacional, un puñado de bandas ha sabido conquistar cantidades cada vez más importantes de seguidores en el plano nacional e internacional, con artistas girando por el Caribe, Europa e incluso Asia. Con la autogestión y la independencia como convicción antes que como reflejo de una imposibilidad de lograr algo mejor, mantienen vivo no sólo los géneros que la industria (y el periodismo) intenta sepultar, sino la idea de que se puede hacer música sin entregarse a las abusivas condiciones de las discográficas, y que se pueden hacer canciones sin pensarlas como mercancía sino como creación artística, con toda la potencia que tiene la música en tanto formadora de sensibilidades.
Blas Ele


Comentarios

  1. Muy buen artículo, deja mucho qué pensar sobre el futuro del rock. No pienso que el rock vaya a morir como tal, pues siempre existirá quien lo escuche y lo ejecute, por lo que seguirá evolucionando. Quizás como ahora hay muchas ideologías y corrientes, sea más difícil que cree una revolución como lo hizo hace más de medio siglo, pero sí creo (o quiero creer) que tendrá un nuevo ciclo donde tendrá más protagonismo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más visto de la semana pasada

Rodolfo Mederos y Generación Cero - En Vivo 9 De Diciembre De 1977 - Teatro Coliseo (2019)

#Músicaparaelencierro. Gracias a los aportes de LightbulbSun esta semana fueron a puro Rodolfo Mederos y Generación Cero, y cerramos la semana con este extraordinario registro inédito en vivo de la presentación oficial del álbum "De todas maneras", con la dirección del hombre que dice: "El tango murió, ya fue, pero debe ser la música popular bailable que llegó a los más elevados niveles técnicos y poéticos". Generación Cero, el grupo de culto desde el que Rodolfo Mederos propuso a mediados de los 70 un nuevo espacio sonoro entre el tango y la música progresiva. Ya con una nueva formación, se presentó esa memorable noche en el Teatro Coliseo y dieron muestras de gran virtuosismo aproximando el Avant Tango al rock progresivo y psicodélico, con pasajes de jazz rock inclusive, con un resultado áspero, arrogante, arrasador. Uno de esos discos épicos, bien de los viernes, para que se quemen la cabeza escuchándolo en el fin de semana... Imperdible!!! Y agradezcan a Lightb…

Pappo's Blues - Vol. 6 (1975)

#musicaparaelencierro. Aquí está el Volumen 6 de la banda del Carpo, sexto disco de Pappo's Blues, grabado en 1974, con cintas que habían quedado afuera del "Volumen 5". No creo que haya que agregar demasiado, salvo que aparece gracias a José Ramón que se mkandó un montón de aportazos tremendos. Y menciono que este album no fue lanzado por el Carpo sino por iniciativa de la compañía grabadora, aprovechando esas cintas descartadas que mencionamos antes; y es al día de hoy uno de los discos más oscuros de Pappo. En todos lados pero no acá en el blog cabezón.

Artista: Pappo's Blues Álbum: Volumen 6
Año: 1975
Género: Hard Rock
Duración: 25:59
Nacionalidad: Argentina

Fue lanzado por la compañía Music Hall en 1975, mientras Pappo se radicaba en Londres. Es un disco extremadamente corto, marcado por una atmósfera de blues pesado experimental, mayormente instrumental.
Pappo's Blues Volumen 6 es el sexto disco de la agrupación argentina Pappo's Blues, editado en 1975, mie…

Curved Air - Reborn (2008)

#Músicaparaelencierro. #Completandodiscografías. Tres de los fundadores de Curved Air se reunieron en 2008, antes del inicio de una gira revival de la banda, para recrear los temas de sus inicios: Darryl Way, Florian Pilkington-Miksa y la maravillosa Sonja Kristina. El resultado fue un auténtico renacimiento y por ello el disco se llamó Reborn. Versiones maduras de viejos temas y producción a cargo de Darryl Way que, además, puso dos temas nuevos expresamente escritos para este álbum. Para mecerse en aire curvo.

Artista: Curved Air
Álbum: Reborn. Classic Curved Air Revisited
Año: 2008
Género: Prog sinfónico, prog ecléctico, fusión folk
Duración: 1:14:10
Nacionalidad: Inglaterra


38 años después de su debut, Sonja Kristina, Darryl Way y Florian Pilkington-Miksa se reunieron para recordar los buenos tiempos. Reborn es un disco que revisita el sonido revolucionario con que Curved Air irrumpió en la concurrida escena del rock progresivo entre 1970 y 1973, desde la madurez de sus integrantes. El …

Arbolito - Cuando Salga El Sol (2007)

#Musicaparaelencierro. Folk rock argento de la mejor calidad y de lo más rebelde, como para calentarse la sangre ante tanta pandemia imperante. Porque Arbolito, tanto musical como ideológicamente, no puede estar fuera de este blog. Disfrútenlos! Gracias al aporte (otra vez) de José Ramón. Esta vez viene con un texto incluido que también se las trae, entren al post y vean...

Artista: Arbolito
Álbum: Cuando salga el sol
Año: 2007
Género: Folk rock
Nacionalidad: Argentina
Este álbum ya lo había publicado y de un momento a otro desapareció el post, ahora reaparece solamente porque me lo pidió el Pyra, ya que además los links cayeron con el apagón de luz de Megaupload. No voy a hacer mucha reseña, imagino que todos saben de que estamos hablando al presentar a Arbolito.


A pesar de haber firmado para una multinacional el nuevo disco de la ascendente banda Arbolito, tiene la independencia de estilos y temáticas sociales de sus anteriores trabajos. La novedad aparece en un sonido mucho más s…

La Pesada del Rock and Roll - Buenos Aires Blus (1972)

Una vez habíamos presentado, medio de contrabando, a través de nuestro amigo polaco Bob -pero cuentan las historias que por ello Bob fue perseguido por la mafia rusa (o alguna de por ahí... maso) y tuvo que dejar de participar en este blog-. Esa es una de las tantas historias que se tejen tras las bambalinas de este espacio cabezón, y hay unas cuantas. Hoy, en el día del trabajador, y gracias a La Lágrima, compartimos este trabajo sin que se le complique la vida a nadie. En especial para el blog cabezón. Y a la mafia rusa... vaffanculo!!!

Artista: La Pesada
Álbum: Buenos Aires Blus
Año: 1972
Género: Hard Blues Rock Psicodélico / Rock experimental
Duración: 32:38
Nacionalidad: Argentina

Esto es algo raro, rock argentino casi inconseguible, un álbum hecho en Brasil, con 7 temas y donde participan Billy Bond, Kubero Díaz, Alejandro Medina, David Lebón, Black Amaya, Rinaldo Rafanelli, Isa Portugheis y Javier Martínez, entre otros, y donde se suma la participación de la cantante de jazz…

Posdata - Córdoba Va (1984)

#Músicaparaelencierro. Primer disco del grupo Posdata, material que hasta hace poco era muy dificil acceder. Joyas que van apareciendo y que son primicias en el blog cabezón.

Artista: Posdata
Álbum: Córdoba Va
Año: 1984
Género: Trova cordobesa
Nacionalidad: Argentina


Otra aportación del Mago Alberto que se va ahora a territorio poético con este clásico de Posdata. Para alimentar las ideas, buscando encontramos sobre este disco un material de lectura muy interesante que se puede descargar de acá: http://revistalacentral.com.ar/pdfs/13/6-9-posdata.pdf





Imágenes del horror: Resnais, Stockhausen, El Salvador

Una búsqueda rápida por “Spencer Tunick” en tuiter rebota las imágenes del horror de las cárceles salvadoreñas, difundidas con orgullo —y como advertencia— por distintas instituciones del gobierno de ese país centroamericano. Llama la atención que la ignominia tenga como referente tan común las fotografías de grandes grupos de personas desnudas con que el artista estadounidense se ha hecho famoso alrededor del mundo. Pero los cuerpos desnudos encimados, hacinados y a la vez sistemáticamente ordenados de los presos salvadoreños, portando sólo tapabocas (algunos de ellos) y boxers (cuando las tomas permiten verles la cintura); sometidos en el suelo ante la vigilancia de policías acorazados que los rodean y amenazan, y pegados unos a contra otros en el momento histórico en que, por la pandemia de covid-19, la distancia entre los cuerpos es equivalente a la salud y a la vida, esos cuerpos desnudos y pegados representan la muerte y el totalitarismo. No son una fotografía de Tunick, no son …

Pure Reason Revolution - Eupnea (2020)

#Músicaparaelencierro. "Nos apegamos a nuestro manifiesto de no tener límites musicales y el resultado es ‘Eupnea’. Regresamos a un sonido más progresivo con guitarras feroces, baterías que parecen tormentas y unas armonías propias de nuestra marca. Estamos muy contentos de empezar a tocar estos temas en directo". Y un buen día volvieron. Y el tiempo pasó pero todo lo que los definió sigue allí, intacto: la mezcla de géneros, el dueto de voces, la voz subyugante de la bajista Chloe Alper y esa frescura musical tan propia de ellos. Durante una década no supimos nada y pensamos que la historia había terminado, y sin embargo aquí están, continuando la cosa como si nada. Si te gusta una simbiosis entre Pink Floyd, Porcupine Tree y una variedad de estilos, no te puedes perder este último disco de un proyecto que renace y, hoy como ayer, se las trae.

Artista: Pure Reason Revolution
Álbum: Eupnea
Año: 2020
Género: Crossover Prog
Duración: 47:49
Nacionalidad: Inglaterra


Pure Reason Revol…

Alejandro Medina - Alejandro Medina y La Pesada (1974)

#MúsicaParaElEncierro Con Alejandro Medina en bajo y voz, Claudio Gabis y Kubero Díaz en guitarras, Jorge Pinchevsky al mando del violín, Isa Portugueis, Juan Rodriguez, Pomo y el Zurdo Roiztner en batería y Billy Bond en voz aparece este disco en el blog cabezón, un trabajo con mucha búsqueda y la libertad creativa, esta vez resubido por La Lágrima, que nos invita a ir completando el recorrido musical del rock argento. El disco es un reflejo desgarrador de la dura realidad politico social que vivía el pais en aquellos años, y también de los horizontes que la juventud de aquel entonces podía vislumbrar aún en medio de tanta oscuridad. Mucha agua pasó bajo el puente y tenemos las mismas angustias pero menos esperanzas y menos salidas (pero ojo que yo no soy pesimista, solamente que socialmente estamos más condicionados, sobretodo mentalmente). Todo un documento histórico del rock argento, otro más dentro del blog cabezón.

Artista: Alejandro Medina
Álbum: Alejandro Medina y La Pesada
Año:

La Noche del Liberalismo Desde París

La cuarentena en una París que recuerda a la de antes de la explotación y la gentrificación. Aquellos tiempos regresarán, con su invasión, dentro de poco. Ahora la noche es auténtica, libre, emancipada de los neones, los comercios y las boutiques con los que el capitalismo colonizó la vida nocturna. La noche volvió a su regazo transgresivo, a ser espacio-tiempo de fronteras. El liberalismo hizo de la noche una prolongación financiera del día. Extendió lo exquisito, lo caro, la norma, el código, la marca, el decorado pretencioso, la actividad, hasta el rincón más modesto de la aventura nocturna de París.

Por Eduardo Febbro
En estas horas confinadas, su respiración insumisa a las reglas del mercado acompaña a quienes atraviesan París en un eje Este-Sur-Norte. Son muy pocos los anarcos bohemios que la transitan y demasiadas las mujeres y hombres que duermen en la calle. Se juntan en grupo y defecan a orillas de las veredas. Comen y beben lo que la generosidad del día les dejó entre l…

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.