Búsqueda cabezona

lunes, 29 de enero de 2018

Astrolabio - I Paralumi della Ragione (2017)

Y si ya presentamos a esta gran banda italiana en su disco debut, este último trabajo no le está atrá en calidad. Rock progresivo italiano del nuevo milenio y basado en lo mejor de las glorias pasadas. Fantásticas composiciones, buen sentido del humor, geniales instrumentaciones, un cóctel de buena música, porque "I Paralumi della Ragione" ("las sombras de la razón") es un disco muy profesional, pero también muy inclinado a la ironía, una parte se puede ver en del diseño de la cubierta, que pareciera ser una versión cómica de esa pintura de Jean-Baptiste Isabey llamada "The Congress of Vienna" pero en versión comic, y en ella se pueden ver los rostros de Robert Fripp, Charlie Brown, Frida Khalo, diversos personajes de historieta, Kurt Cobain y otros. Musicalmente el disco fluctúa entre el rock progresivo, el hard rock y el jazz rok, con unos músicos de altísimo nivel técnico y musical y ello se puede sentir en cada nota y cada pasaje instrumental, y desde allí experimentando y explorando los territorios de la fusión y jazz, en un disco lleno de sabores, humor, aventuras y gracia. De más está decirles que les recomiendo tanto al disco como la banda, que me resultan absolutamente geniales.

Artista: Astrolabio
Álbum: I Paralumi della Ragione
Año: 2017
Género: Rock progresivo italiano
Duración: 50:24
Nacionalidad: Italia



Astrolabio entregó un excelente álbum debut en 2014, uno de los aspectos más destacados e inesperados del nuevo prog italiano, y el 2017 vió a la banda entregando otro excelente trabajo que está tan lleno de color, humor, variedad e inesperados cambios de dirección como el LP anterior, con una energía contagiosa y un talento que hace que conserven las características del rock prog italiano, pero llevándolos al día de hoy sus sonidos eclécticos e impredecibles.
De más está decirles que particularmente me gustan mucho... aquí una excelente forma de empezar la semana!

ASTROLABIO y las lámparas que iluminan a la nueva escena progresiva italiana
El grupo italiano ASTROLABIO ha publicado hace poco su nuevo disco, el cual se titula “I Paralumi Della Ragione”: más exactamente, la salida al mercado de este disco (el tercero en su haber, aunque el primero fue publicado con el nombre anterior de la banda) tuvo lugar en el pasado mes de febrero a través del sello Andromeda Relix aunque ya se enunciaba en las redes de Youtube y Bandcamp desde fines del año anterior. Este cuarteto está conformado por Michele Antonelli (canto, guitarras y flauta), Massimo Babbi (teclados), Paolo Iemmi (canto y bajo) y Alessandro Pontone (batería). Este grupo ya nos había sorprendido gratamente con su anterior ítem “L’Isolamento Dei Numeri Pari”, del año 2014, para ahora demostrarnos que han sabido reforzar a punta de ingenio y vigor el camino sinfónico retro que se ha trazado. Vayamos adelantando que “I Paralumi Della Ragione” es un disco solvente y redondo. A lo largo del disco que ahora nos ocupa, el grupo cuenta con los apoyos ocasionales del guitarrista Marco Ciscato – también productor del álbum en cuestión –, el flautista Andrea Calzoni, la violinista Lucia Caffini y los vocalistas Francesca Marangoni y Massimo Piubelli. Una mención especial va también para el pequeño hijo de Michele Antonelli que se llama Zeno, quien a su tierna edad de 4 años hace su debut en el mundillo progresivo aportando algunas voces para el sexto tema del disco.
Comenzando con un ambiente de ruidos de grillos y de una suave brisa de amanecer, ‘Dormiveglia No. 1 (Black)’ abre el álbum con unas cálidas escalas de guitarra acústica al modo de una minúscula obertura que abre la vía por donde ha de emerger la primera pieza propiamente dicha del álbum: ‘Nuovo Evo’. Esta canción se edifica sobre un groove razonablemente complejo por encima del cual el nervio de los guitarreos focaliza sus sofisticadas estructuras; mientras tanto, los teclados se concentran predominantemente en la elaboración de atmósferas y el desarrollo de ocasionales solos que complementan a los de guitarra. Con este despliegue de sofisticada musculatura, el grupo inicia con buen pie el álbum, y a continuación sigue la dupla de ‘Una Cosa’ y ‘Pubblico Impiego’ – ocupando en total un espacio de 14 minutos – para que se siga asentando la proyección musical en curso. En su punto de partida, ‘Una Cosa’, el cuarteto elabora mecanismos de expresividad sutil y reflexiva con el propósito de crear una atmósfera que gradualmente pueda envolver al lirismo espléndido en torno al cual gira el tortuoso cuerpo central. La presencia de la flauta resulta vital para impulsar la riqueza de matices. Sin duda, hemos encontrado aquí el primer cénit del disco y con ‘Pubblico Impiego’, el grupo se propone perpetuar este golpe de autoridad con el ágil empleo de ilaciones para diversos motivos. En todo caso, la fiereza sonora está más acentuada en esta canción en comparación con cualquiera de las dos precedentes. También se siente crucial la aparición de tonalidades Tullianas a la flauta a la hora de enriquecer una serie de riffs recurrentes. ‘Arte(Fatto)’ tiene un esquema de balada y eso da pie a que se exponga texturas diferentes para las obsesivas pasiones líricas de ASTROLABIO. El esquema instrumental intimista se sostiene exclusivamente con el dúo de guitarra acústica y piano; respecto al posludio de piano, se trata de un pasaje que refleja una grisácea belleza bajo el ropaje de una languidez otoñal.
El breve tema instrumental ‘Otto Oche Ottuse’ (dura menos de 2 ¾ minutos) está a cargo mostrarnos una perfecta fusión de los universos de JETHRO TULL y los PREMIATA FORNERIA MARCONI de los primeros discos en cuanto al desarrollo melódico, aunque la dupla rítmica va más por el lado de una garra filuda al modo de MALIBRAN y NUOVA ERA. De todos modos, su función principal parece que es la de operar como interludio preparatorio para la emergencia de ‘La Casa Di Davide’, la canción más extensa del disco con sus poco menos de 10 ½ minutos de duración. De hecho, podemos describirla como canción guardiana de las facetas más rotundamente fastuosas del ideario estético de ASTROLABIO. ‘Sui Muri’ tiene asignada la difícil misión de suceder al extrovertido esplendor épico de ‘La Casa Di Davide’, y lo hace desarrollando una idea totalmente diferente: un despliegue de espiritualidades poéticas sobre un esquema rítmico razonablemente constreñido que calcula sus tiempos para permitir algunos momentos de sobria explosividad. De hecho, este último factor es el que predomina en el sustento del impactante clímax conclusivo. Asistimos aquí a un encuentro entre los mundos de los ALPHATAURUS y los GENESIS de la etapa 73-77: el rol de los teclados es muy importante para causar esta impresión. El epílogo del disco es brindado por la breve pieza ‘Dormiveglia #2 (Bird)’, la cual vuelve al clima delicadamente sosegado del prólogo pero con la presencia añadida de la flauta: cerrar la puerta e irse en coche marca el momento final con el que se completa cabalmente el círculo dibujado por el viaje musical para el sendero musical que diseñó el grupo para este repertorio. En conclusión, “I Paralumi Della Ragione” es un disco que confirma a ASTROLABIO como una banda situada en un posicionamiento de liderazgo dentro del sinfonismo retro-progresivo italiano del nuevo milenio.
César Inca






Desde la breve introducción podríamos pensar que estamos ante un bonito y pastoral álbum lleno de la adorable acústica sinfónica de Premiata Forneria Marconi pero eso es instantáneamente tirado abajo gracias a las retorcidas guitarras ásperas y la batería descarada, ligeramente juguetón y salpicado de pequeños toques de riesgo compositivo, jugando con cosas que podrían llegar a quedar mal si no estuvieran tan bien diseñadas, bulliciosas y agresivas descargas de teclado aparecen intermitentemente y la flauta flota entre plácida fluidez y a veces resopla salvajemente. Una gran cantidad sonidos del órgano Hammond aparece de vez en cuando, mientras la voz cruda y las guitarras sutilmente pesadas pero llenas de energía crean rupturas instrumentales, manteniendo una inquietante tensión desde el comienzo del disco hasta el final.




Uno de los momentos más destacados del disco, el original 'Arte (Fatto)' impresiona con sus pacíficas guitarras acústicas y su voz solida, suave y melancólica, donde un delicado piano llena de vida constantemente con sus notas, demostrando el buen gusto y la sutileza  además del aplomo. En comparación, "Otto Oche Ottuse" hace un contraste como una pieza cómica guiada por la flauta, bastante alegre y hasta casi tonta, quizás ideal para una noche de jarana y borrachera y que muestra toda la paleta de colores a la que se atreve la banda, totalmente impredecible!

Hay un sinfín de ritmos melodramáticos en todo el tema siguiente llamado "La Casa Di Davide", impulsados ​​por riffs de guitarra ásperos y base potente, adentrándose en el más oscuro territorio psicodélico apoyándose mucho en el Hammond. Un sutil misterio y una delicada construcción impregnan a "Sui Muri", mientras vemos a una banda que ofrece todo. El álbum culmina en una repetición de la introducción inicial, una guitarra acústica final y la meditación de la flauta para cerrar el disco. Fabuloso...


Creo que el disco y la banda tienen un poco de todo para todos los gustos,  y para los que nos gusta un poco de todos los estilos mientras esté bien interpretado nos sacudimos de regocijo. Su enfoque fracturado y un tanto desconcertante es sin duda lo que Astrolabio quiere ofrecer y obtienen el mejor resultado, destruyendo cualquier idea preconcebida de lo que una banda italiana de progresivo podría ofrecer y de cómo debería sonar. Esa actitud ayuda al disco a convertirse en otro gran esfuerzo de esta banda italiana poco apreciada, que se encuentra a mitad de camino entre la energía juvenil y una creciente madurez, por lo que será muy emocionante ver lo que vendrá después. Por ahora, disfrutemos esto que es una bocanada de frescura, aire fresco, variedad, energía y buen gusto ofrecida por unos músico de puta madre.


Lista de Temas:
1. Dormiveglia #1 (Black)
2. Nuovo Evo
3. Una Cosa
4. Pubblico Impiego
5. Arte (Fatto)
6. Otto Oche Ottuse
7. La Casa Di Davide
8. Sui Muri
9. Dormiveglia #2 (Bird)

Alineación:
- Michele Antonelli / vocals, guitars, flute
- Massimo Babbi / keyboards
- Paolo Iemmi / vocals, bass
- Alessandro Pontone / drums
With:
Marco Ciscato / guitar solo (2), co-producer
Andrea Calzoni / flute (4,6)
Lucia Caffini / violin (2)
Francesca Marangoni / backing vocals (2,8)
Massimo Piubelli / backing vocals (6)
Zeno Antonelli (4 years old) / backing vocals (6)




1 comentario:

  1. Que buena banda!!!! gracias por hacermela escuchar. Una massssaaaa!!!

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).