Búsqueda cabezona

domingo, 31 de diciembre de 2017

Magma, la sinfonía del apocalipsis en Lima.

Magma en Lima.

Un concierto difícil tratar de describir. ¿Qué adjetivos utilizar? Majestuoso. Insuperable. Impresionante. Increíble.

Cuando nos encontramos en medio de la destrucción, lo mejor muchas veces es entregarnos y aferrarnos a él. Este parece ser un resumen justo para la sinfonía del apocalipsis que es el sonido del Magma. Extravagante incluso en el campo del rock progresivo de la década del 70, que deja a todos estupefactos en la contemporaneidad.

Magma vino a Lima para claramente dejar su marca en los fans. No faltó emoción y entrega de parte de la banda ni la calidad técnica, por el contrario.  Perfecto sonido. Perfectas canciones. Perfecta iluminación. El show que vimos aquel 19 de noviembre no tiene nada, y repito, nada que envidiar a lo que se realiza en otros países.

¿Qué puedo decirles? Apenas terminó el concierto pensé “¿Todavía quedarán tickets para el concierto en Chile?”. Es que si alguien se perdió este concierto debería considerar seriamente viajar hasta Santiago a ver la magia que algunos afortunados peruanos pudimos apreciar.

Gracias especiales a Lima Live Sessions por hacer posible todo esto.


Mekanïk Destruktïw Kommandöh


Crónica del show

Después de rebuscar y escuchar long-plays, temas sueltos, leer algunos reviews y ver innumerables grabaciones en vivo por fin había llegado el día que muchos esperábamos impacientemente, después de 45 años, Magma, la banda francesa de Zeuhl de los setenta se presentaba en Lima.

El público fue llegando sin prisa en el Auditorio de la Derrama Magisterial. El merchandising que fue traído por la banda se terminó rápidamente. El público fue mediano, alrededor del auditorio, pero estaba bastante entusiasmado con la banda.

El show comenzó en el horario anunciado, con la banda sacando la enorme "Theuz Hamtaahk". El sonido del local estaba en perfectas condiciones y el escenario cayó a medida. A pesar de la cantidad de integrantes de la banda, la organización fue muy bien hecha, haciendo que todos los miembros quedaran visibles para el público. La banda mostró toda su técnica y calidad desde el primer instante.

El trío de voces construye bien la imagen de la banda, con la diferencia que en el caso del Magma la voz es un instrumento más entre otros, constituida por Hervé Aknin, de voz mántrica, Isabelle Feuillebois, cuyo labor no es menos importante y, Stella Vander, cuya voz abarca desde lo suave al delirio mismo.

El punto alto del tema viene cuando Christian se para de la batería para tomar el micrófono y comienza a recitar versos en Kobaïano junto a Hervé  como si se tratase de una misa o un ritual. Luego de un agonizante silencio el vibráfono y el teclado se encuentran enganchados en un arpegio maravilloso, antes de que Vander pronuncie lo que suena como una sentencia: Theusz hamtaahk.

Con su fuerza proyectada en el conjunto en lugar de la performance individual, los 40 minutos de música, intermitentes sin pausa, crean una sensación de grandeza en el sonido de la banda que demuestra la pequeñez del oyente ante un poder inconmensurable, personalmente me sentí bombardeado por sonidos y progresiones a una velocidad muy rápida como para ser digerido aún por los oyentes más exquisitos. Magma, en vivo, es más que una banda, es un monstruo sónico que amenaza con destruir cerebros en cada movimiento.

Luego de un breve descanso, Stella se dirige al público en inglés y explica que la banda recibió incontables mensajes al anunciar su gira. “Nos estaban pidiendo que toquemos prácticamente todo Magma. Elegimos el Theusz Hamtaahk y esperamos que les haya gustado”.

En seguida, el Magnum Opus de Vander "Mekanïk Destruktïw Kommandöh", considerada por muchos como el gran éxito de la banda. El sonido prosigue como en la anterior, con variaciones magistrales de la empuñadura de la batería de Vander, que dirige la base de la banda magistralmente, hasta la acelerada técnica y los solos del guitarrista James McGaw. Esta música hace claramente que el público viaje, pareciendo hipnotizado o bajo el efecto de algún lisérgico, todos quedan anonadados por la excelencia de Magma que tocan el disco en su totalidad, con casi otros 40 minutos de duración.

Si no bastaran las dos canciones en su totalidad, la banda también tocó "Zombies “, con el bajo subterráneo de Dune. Aquí la base fue genial, y además de Vander, es posible destacar el excelente desempeño de Bussonnet y Alziary. Este último, especialmente, es un genio tocando el vibráfono.

En el momento en el que la banda se despide varias voces gritan: “Gracias, Christian!”. Sin duda muchas gracias Christian.


Lista de Temas:
1. Theusz Hamtaahk
2. Mekanïk Destruktïw Kommandöh
3. Zombies

Magma está compuesto por Christian Vander, Stella Vander, Isabelle Feuillebois, Hervé Aknin, Benoit Alziary, Rudy Blas, Jérôme Martineau y Philippe Bussonnet.


Crónica por Joab Basualdo. Vídeo del MDK por Paola Loyola. Foto por Fabio D. Miranda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).