Búsqueda cabezona

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Arachnoïd - Arachnoïd (1979)


Esto es oscuro y bello, esto es siniestro, dramático, lúgubre, angustiante y sofocante, es como una música para una sesión espiritista o para una noche en la casa embrujada. Durante los años 70, Francia fue uno de los campeones del rock progresivo oscuro, teatral y sombrío, desde Magma hasta Art Zoyd y muchos más, lo que resultó en Shub Niggurath y Wapassou durante los años 80. Y así volvemos al progresivo francés, ahora con el que es quizás uno de los mejores trabajos disonantes y experimentales en la línea de King Crimson pero también en la línea de Goblin, Pulsar, Ange y Magma, con todo su dramatismo oscuro, pero con muchos toques de sinfonismo y bastante accesible para los que no se encuentran familiarizados con los pasajes de música más disonantes del estilo "carmesí". Los invito ahora a una deliciosa travesía, mezcla sonora de una armonía oscura y una belleza sinfónica que se acerca al nivel de la obra maestra, donde te sumergirás en un profundo viaje lleno de angustia en los reinos donde deja de existir la razón humana, donde viven tonelada de ambientes dementes y esquizoides como generados por un enloquecido internado en el manicomio. El único álbum de Arachnoïd es definitivamente una pequeña obra maestra, pero ciertamente no es para cualquiera ni para el que le gusten las historias color de rosa. Esto es negro y tétrico por también es asombrosamente hermoso y disfrutable por cualquier alma sensible a la belleza, aún cuando toma formas tan extrañas como la mano arácnida de la tapa del disco.

Artista: Arachnoïd
Álbum: Arachnoïd
Año: 1979
Género: Rock sinfónico
Duración: 66:31
Nacionalidad: Francia


Arachnoïd fue una banda francesa de los años 70, de vida corta cuyo álbum debut marcó otro excelente ejemplo del oscuro rock progresivo francés. El resultado final es, para muchos, uno de los mejores álbumes del progresivo francés, una obra maestra con toneladas de teclados clásicos a través de los 2 tecladistas de la banda, densos climas y oscuras transiciones entre sonidos y música, dando un álbum fantástico y muy recomendable.

Una gema sinfónica oscura. Esta es una de esas joyas olvidadas que los fanáticos del rock progresivo siempre están a la expectativa. Un excelente álbum de rock progresivo sinfónico oscuro. Es una lástima que Arachnoïd solo haya lanzado este único álbum, pero creo que el clima para el rock progresivo de finales del 70 ya no era tan bienvenido y venturoso.
Esta es una de esas gemas olvidadas que los fanáticos del rock progresivo siempre están a la expectativa. Un excelente álbum de rock progresivo sinfónico oscuro. Es una lástima que Arachnoïd solo haya lanzado este único álbum, pero creo que el clima para el rock progresivo de finales del 70 ya no era tan bienvenido y venturoso.
Pero en el blog cabezón no valen esas cuestiones de moda y no dejamos que estas maravillas se pierdan en el olvido.





Único LP del grupo francés de rock progresivo Arachnoïd, un álbum homónimo que en 1979 se inspiró en el prog-rock, el art rock y la psicodelia británica de la parte final de los años 60 y comienzos de los 70 con ecos de King Crimson, The Soft Machine o Camel, pero tambièn se nutrió de la electrónica y del sonido del Zeuhl, y por supuesto de Goblin debido a la atmósfera de un horror a veces espeluznante.






El disco se abre con uno de sus mejores momentos, "Le Chamadère", larga, intensa, densa, atmosférica, una pieza compuesta musicalmente por su guitarrista y cantante con el uso de la voz de una niña y un gran trabajo en los teclados. Teclado doble (mezcla mellotron, Farfisa, MS 10, sintetizadores Korg y piano), doble ataque en las guitarras y con cuatro cantantes principales les permitió mucha flexibilidad, incluyendo una flauta de extraño sonido en la única pista cantada en inglés.
Pero lo que me resulta más curioso es que la voz recitada prácticamente "rapea" el tema mucho antes de que exista el rap. Bueno, algo parecido pasó con la banda argentina Orion's Beethoven​ en su primer disco, pero eso es otro cantar y no nos vayamos por las ramas. Un montón de mellotrones, piano, órgano y sintetizadores crean la atmósfera en la música a la que se le añaden buenos riffs de guitarra para una música principalmente instrumental. La sección rítmica también es muy fuerte y poderosa.
La maestría musical en todo el disco es excelente. Los fanáticos del sonido de los teclados deberían encontrar este álbum muy interesante ya que aquí están sucediendo muchas cosas al mismo tiempo. Realmente un flash.
Aquí les copio el comentario hecho por nuestro amigo Jimi que da una muestra más acabada de la contextura general del álbum.


Nacido en los suburbios de París, este grupo ha transitado, desde finales de los 60s, el ámbito francés, con distintas formaciones. Comienzan como un duo con Patrick Woindrich en bajo y voz, y Michel Pilot en guitarra, transformándose eventualmente, durante la década de los 70s, a formación de banda, con la adición de nuevos miembros. El grupo sufriría de varios cambios en su formación, para terminar siendo un grupo de rock progresivo, establecido más consistentemente desde mediados de la década.
Un grupo desencajado para su época, accidental musicalmente, que no supo asentarse en pleno apogeo progresivo, para comenzar a grabar su primer, y único, álbum recién en 1977. Para esa ocasión la formación consistía en François Faugières en órgano, voz, Pierre Kuti en piano y sintetizador, Marc Meryl en voz y pandereta, Bernard Minig en batería y percusión, Nicolas Popowski en guitarra y voz, y Patrick Woindrich en bajo, guitarra y voz.
El álbum homónimo, Arachnoid, fue lanzado en 1979, en pleno apogeo del movimiento punk, en una pequeña etiqueta, Divox, tratándose de rock progresivo sinfónico, en general más sinfónico que progresivo, con un gran despliegue de atmosferas electrónicas que dan un aire de espacialidad, con sintetizadores, y otros agregados electrónicos que constituyen gran parte del pilar sonoro por el que se sostiene el trabajo.
Pese a lo accidental de su historia, este grupo logra un sonido inspirador aquí, con influencias no muy marcadas, que pueden circulan más que nada entre el mismo ámbito francés, Ange, Magma, Pulsar, con la cuota de teatralidad típica de la escena francesa, y con un uso de los elementos sinfónicos por los cuales se los podría comparar con muchos de sus antepasados.
Afortunadamente reorganizan sus influencias de manera muy personal, presentando un concepto como de electrónica oscura, impulsado tanto por el sonido como por la portada del disco, una imagen de cierto futurismo oscuro y electrónico, circuitos, tecnología irreconocible venida tal vez de otro mundo, arañas robóticas, electrónica ecléctica oscura con roces con lo absurdo y tenebroso.
El sonido se fundamenta por la gran presencia electrónica, pero la guitarra también juega un papel importante, estando a la altura con muy buenos acompañamientos, aplicando algún sonido cerca de lo psicodélico y dejando sonidos que por momentos son alucinantes, por momentos sobrepasando el protagonismo de los sintetizadores. En general ambos, guitarra y sintetizador, se aúnan a la perfección, dando vida al concepto que desean llevar adelante, oscuridad electrónica y arreglos muy intensos.
El gran despliegue los lleva a presentar estructuras complejas, donde aparecen arreglos con piano, arreglos progresivos, partes cantadas, intenciones de avant-prog con voces de niños o extraños momentos vocales, piezas de variada duración, sin dejar jamás de transitar por pasajes sombríos. El trabajo abre con una gran pieza sinfónica, de 13 minutos de duración, que refleja gran parte del concepto del álbum, pero durante el resto del trabajo aparecen otras piezas, donde se sumergen en ambientes más progresivos, nacidos de esa misma maza electrónica lúgubre y mortecina.
Un trabajo muy esmerado y bien logrado, especialmente por tratarse de una época en el que el rock progresivo, de los supuesto grandes del género, ya había decaído y se encontraba en decadencia. El sonido de este disco se encuentra entre el fin de la primera gran camada del progresivo, de los 70s, y el paso hacia nuevas generaciones progresivas, dadas en la década de los 80s, un sonido que refleja influencias del pasado, con momentos hasta con roces con lo psicodélico, y a la vez con un brillo electrónico y eléctrico propio de los nuevos sonidos que estaban surgiendo. Lamentablemente, luego del lanzamiento del disco, el grupo se separa definitivamente.
Jimi Hendrix



Y como no podía faltar, aquí les dejo el comentario de nuestro eterno comentarista involuntario de siempre:


El sexteto francés ARACHNOID se revela a través de su único trabajo discográfico (autofinanciado, dicho sea de paso) como una banda interesada en continuar con la tradición sinfónica teatral de sus compatriotas de ANGE y MONA LISA, pero ante todo, incorporando masivo toque oscuro y agresivo, de herencia crimsoniana y de PULSAR (otros ilustres compatriotas). Esto hace que el guitarrista Nicolas POPOWSKI se concentre en construir riffs pesados y solos neuróticos, ocupando un rol peculiarmente protagónico en medio de los aportes incesantes de los teclados duales (pianos, sintetizadores, órgano) a cargo de Pierre KULI y François FAUGIERES; sobre la labor conjunta de estos dos teclistas, cabe añadir que resulta vital para crear una muralla de sonido que funcione como contraparte frente la guitarra, además de aportar ciertos solos y orquestaciones coherentes con las partes de guitarra. El ambiente resultante es inquietante e hipnótico, propio de un paseo por un castillo oscuro, repleto de infinitas cámaras secretas y habitantes de ultratumba – esta aura siniestra emparenta en lo superficial a este grupo con la obra de UNIVERS ZERO en sus primeros cuatro discos, pero en fin, ARACHNOID se mantiene fiel al progresivo sinfónico, siempre atentos a la elaboración de melodías y ambientaciones bien definidas, siempre manteniendo el control sobre la extensión de los desarrollos de las mismas. Dije antes que una faceta de ARACHNOID estaba bajo la influencia de ANGE y MONA LISA, pero ello no se traduce en una fuerte presencia vocal; mas bien, el cantante no tiene destacadas intervenciones, y a decir verdad, me parece que no tiene la potencia ni el carisma que DECHAMPS o LE GUENNEC. Eso sí, su vocalización armada con quiebres ceremoniosos y recitaciones exageradas se conjuga muy bien con el sonido aportado por los instrumentistas. Creo que es en la seccion rítmica, seca, áspera y precisa en su rol de sostén del flujo emocional producido por el guitarrista y los dos tecladistas, donde la semilla del progresivo teatral francés deja una mejor cosecha.
La edición original en vinilo incluye siete temas, siendo así que los dos primeros emergen como adecuados epítomes de la ideología musical de ARACHNOID. La suite de casi 14 minutos de duración, ‘Le chamadère’, eriza la piel del oyente a través de sus sucesivas secciones, todas ellas densas, con diversos grados de intensidad. El casi instrumental ‘Piano caveau’ ostenta una belleza más patente, especialmente por esa fascinante introducción de piano de cola, pero luego no tardan en emerger esos climas inquietantes y ásperos, que parecen ser una especie de “regla de oro” para el grupo. Curiosamente hay un tema cantado en inglés, ‘In the screen side of your eyes’, el mismo que muestra la faceta más amable del grupo. Se trata de una cándida balada progresiva con un breve interludio pastoral – la presencia de la flauta (provista por el invitado Philippe HONORE) da algo de calidez a una pieza que tiene una sutil tendencia a hacerse distante, a pesar de su ambiente relajado. El resto del repertorio nos devuelve a lo oscuro. ‘Toutes ces images’ comienza también con una onda baladística, pero a partir del segundo minuto y medio, tiene lugar un despliegue sonoro lleno de tensión que se va soltando de a pocos, llegando a su máximo frenesí durante el solo de guitarra al final. Inmediatamente después, ‘La guêpe’ sube la cuota de inquietud e intensidad, con esas cadencias jazz-rock fundadas por la sección rítmica: lo farsesco se manifiesta de manera suprema en el pasaje cantado intermedio, el cual me recuerda a ‘La cimitière des arlequins’ de ANGE, pero con menos poesía y más histeria. Las dos últimas piezas conforman una unidad instrumental que, mayormente, sirve para redondear la faena de ‘Toutes ces images’ y ‘La guêpe’. que para luego pasearnos por senderos menos amables, para cerrar con la vuelta del motivo inicial de piano.
La edición en CD incluye cuatro bonus tracks, que son en su mayoría versiones en vivo de algunos de estos temas - incluso hay un tema, ‘L’hiver’, que a pesar de formar parte de su repertorio, no cupo en el formato de vinilo. Cada vez que escucho este disco quedo más convencido de que se trata de un diamante en bruto: el repertorio de ARACHNOID es un férreo catálogo de ideas musicales muy inspiradas, pero el estilo en sí hubiera necesitado más tiempo para macerarse y madurar de forma consistente. De todas maneras, con lo que la historia real nos ha ofrecido tenemos mucho con qué disfrutar: ARACHNOID es todo un festín para los amantes del progresivo teatralizado, y en general, para los amantes del progresivo creado a punta de garra y con temple oscuro.
César Inca

Si te gusta su rock progresivo cantado en francés y tan negro como la noche, alquímicamente ingenioso y sobre todo inmaculado por las voces, Arachnoïd no te fallará.






Lista de Temas:
1. Le chamadère
2. Piano caveau
3. In the screen side of your eyes
4. Toutes ces images
5. La guêpe
6. L'adieu au Pierrot
7. Final
8. L'hiver (Les quatre saisons de l'enfer lère partie) (Live)
9. Le Pierrot (Live)
10. L'adieu (Live)
11. Piano caveau (Instrumental & different mix)

Alineación:
- Francois Faugieres / organ, Mellotron, vocals
- Pierre Kuti / acoustic and electric pianos, synths
- Bernard Mini / drums
- Marc Meryl / lead vocals, tambourine
- Philippe Honore / flute, saxophone
- Yves Javault / vocals
- Christine Mariey / voice
- Martine Rateau / voice
- Patrick Woindrich / bass, guitar, vocals
- Nicolas Popowski / guitar, vocals





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).