Búsqueda cabezona

jueves, 2 de noviembre de 2017

Santiago Maldonado: la Mirada sin Fin

Las marcas de Santiago Maldonado se ven por todos lados. En el monumento a Roca, sobre Diagonal Sur, la foto del joven que murió después de una represión de Gendarmería cuelga junto a la leyenda "El Estado es responsable". Miles de remeras, mochilas y carteles llevaron impresas su cara y exigieron, y exigen, justicia mientras la policía y los infiltrados-encapuchados de siempre volvieron a montar su propio show en paralelo a una masiva movilización, pero esta vez incluso la gente hechó a los encapuchados de la plaza. Una plaza que se alargó a lo largo de todo el país, porque las marchas fueron en toda la Argentina.

Llegamos al momento donde el único freno que tiene el régimen amarillo es el rol de la calle y las movilizaciones por sobre cualquier otra estrategia o política, porque es allí donde se separan más definidamente la buena de la mala leche, el humanismo y los hijos de puta. Quizá nos enseñen más y mejor sobre cómo se oposición el movimiento de mujeres, los trabajadores, los estudiantes, los científicos, los organismos de derechos humanos y todos aquellos que tienen claras sus demandas y que no están atadas a un espacio partidario. Y sobretodo Santiago Maldonado, quien sin buscarlo es el más eficaz opositor de la ola amarilla, donde su mirada acusa a tanto desalmado de apoyar la barbarie. En cada marcha, en cada afiche, pero sobretodo en el futuro está Santiago como héroe involuntario entre la crueldad corporativa y de la sociedad, él nos pregunta en su mirada ¿qué sociedad vamos a contruir? ¿qué propuesta vas a apoyar? ¿De qué lado vas a estar?. Él mas que nadie, que volvió de su condición de desaparecido para ser el más conocido, nos dice que la verdadera, la única lucha, es entre buena y mala gente, entre la barbarie y la sensibilidad, entre el atropello violento y la tolerancia.

No es una proclama antipolítica la mía. Es una forma de resistir y construir el basamento para una opción popular. El Felino Macri ya comenzó a lanzar sus reformas para el año que viene. Una reforma fiscal, otra institucional y hasta laboral. Sumado a esto, se viene un nuevo aumento de tarifas –con un tarifazo nuevo, el del transporte-. Y finalmente, la escalada represiva, con presos políticos, torturas (como en el caso de Milagro Sala) y desapariciones como hicieron con Santiago, todo fuertemente custodiado por el poder judicial y fielmente disfrazado y ocultado por el poder mediático.

Corporación Cambiemos domina la escena política y camina a paso redoblado hacia la reelección, siendo eficaz en la articulación de la elite empresaria, en la comunicación política y el manejo de los medios de comunicación y los servicios de inteligencia, logrando así destacar sus aciertos, operar sobre las resistencias y desatar una batalla cultural sostenida en los animales de los billetes y en el "San Martín emprendedor". Batalla cultural del liberalismo mejor formado. Batalla cultural que tiene como único opositor la resistencia en la calle. Ya en el 2016 la resistencia social multipartidaria fue la que tuvo mayor capacidad para frenar iniciativas y plantear demandas: obligó a revisar los tarifazos, a sancionar una ley como la de emergencia social. Demandas que ganaron la disputa por su legitimidad y su corrimiento de los cánones discursivos del macrismo: basado a militancia pura, donde los amarillos no pueden competir, y es donde más les duele. Algo similar puede decirse de la marcha contra el 2×1 a genocidas o el #niunamenos, cada movilización es un golpe para el gobierno amarillo donde verdaderamente se les queman los papeles y deben recurrir a los infiltrados, a las detenciones y a la violencia.
Entre los detenidos hubo trabajadores de prensa, personas que habían desconcentrado de la Plaza mucho tiempo antes y personas que salían de su trabajo. A pesar de eso, el juez procesó por "intimidación pública" a 22 de los 31 detenidos, dando por válidas solamente las pruebas presentadas por la policía porteña. Además de la reiterada aparición de encapuchados que generaban disturbios para que minutos después intervenga la la policía, en diferentes puntos de Córdoba, ciudadanos que participan activamente del reclamo de justicia sufrieron diferentes tipos de presiones y acciones de amedrentamiento por parte de fuerzas de seguridad. En la previa de la marcha se impuso en las redes a través de trolls y bots el hashtag #YoNoVoy, mucho troll twitteado entre 30 y 120 tweets en 2 hs.
Los trolls que responden al Gobierno intentaron boicotear la movilización por Maldonado y llevaron la frase "yo no voy" a ser TT en las redes sociales, a lo que se sumó algún funcionario de Cambiemos como vemos en este tuit.



"Quienes nos negamos a aceptar los cánones impuestos por la política del sistema, no dejamos de manifestarnos y expresar nuestra bronca desde el día que supimos de la desaparición de Santiago. Y hoy después de tres meses estamos en las calles de vuelta, contra viento y marea. Podemos ponerle muchos nombres propios a los culpables directos, y repetirlos, pero como bien sabemos, y bien dice la frase “no es un botón, es toda la institución” y cuando decimos institución, hablamos del Estado y su inseparable fuerza represiva, y de todos los legitimadores de su accionar, sin distinción de colores políticos".
Comité por la lucha de Santiago Maldonado – Mendoza

El nombre de Santiago resonó desde el centro de Plaza de Mayo hacia las avenidas y tapó la crueldad de tanto troll y tanto pelotudo diciendo estupideces por las redes. Por Diagonal Sur caminaron militantes, por Avenida de Mayo sindicatos y organismos estudiantiles, por Diagonal Norte los organismos de Derechos Humanos y partidos de izquierda. En cada una de las columnas retumbó el "presente" cada vez que la locutora dice "Santiago Maldonado". El grito de justicia se oye también en los cantos del Frente de Artesanos y Artistas, que avanzó por avenida Rivadavia, en las batucadas de las murgas y los grupos de tambores que se agruparon en ronda en medio de la Plaza.
"Seguimos considerando que hubo una desaparición forzada seguida de muerte. Necesitamos ahora que se castigue a los responsables, que se averigüe hasta las últimas instancias quiénes y qué hicieron. Como siempre, lo único que va a garantizar que el cuerpo de Santiago no sea mancillado es la movilización popular. Queremos saber quién fue el que dio la orden de represión que terminó con la muerte de Santiago. Hay que terminar con la nefasta idea del enemigo interno: hoy son los mapuches, ayer fuimos nosotros los subversivos".
Eugenio Paris, Asociación de ex presos políticos


El reclamo por Maldonado ya tiene sus huellas icónicas; eso volverá a la lucha irremediablemente larga. Allí, en el segundo hogar de las madres del pañuelo blanco, todos sabemos que tendremos que volver a venir. El que primero lo dice es Sergio: "Vamos a pedir justicia todos los días hasta que se sepa la verdad". Hay que hacer silencio un rato y pedir, como reza la liturgia pagana, que se calle el del bombo. Y Sergio denuncia el "festival de canalladas" dichas sobre el caso. La frase es un cross a la mandíbula de la indecencia. Hará impacto, por eso, solo en los que todavía conservan una dosis de vergüenza y honestidad. Quedan excluidos un sinfín de –los nunca mejor definidos- cagatintas.

Tres meses de impunidad y encubrimiento, como quedó claro en las palabras de Sergio Maldonado, cuando denunció a "quienes promovieron, armaron y ejecutaron un festival de canalladas con un objeto turbio e inhumano, mintiendo impunemente sobre el caso, abonando teorías falsas y todo tipo de conjeturas". Mientras los trolls, los hijos de puta y lo peor de la sociedad vomitan toda su porquería, Santiago los sigue mirando de frente, a los ojos. Cada uno con su consciencia se entiende.



En una nueva y multitudinaria manifestación en la Plaza de Mayo al cumplirse tres meses de la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado, su familia reclamó "justicia", para que se sepa quienes fueron "los responsables de su muerte y de encubrir" el hecho, al tiempo que advirtieron hay intereses para "cerrar el caso".

El Rector de la Universidad Nacional de Salta ordenó retirar un afiche de Santiago Maldonado
Y adorno con varias postales de amor en tiempos de Corporación Cambiemos, hay mucho hijo de puta suelto, mucho antihumanismo que puja por llenar de odio las redes. Verdaderamente estas épocas envalentonan a lo más recalcitrante de nuestra sociedad, lea este titular de Las Nación, o lo que escribe este desalmado disfrazado de periodista independiente:

(...) se dijo que Gendarmería golpeó o baleó a Santiago Maldonado cuando la autopsia dice que no. Se dijo que era un pacífico artesano cuando el propio Jones Hualas lo reconoce un anarquista que participó de muchos actos y atentados violentos que el RAM organizó. Se acusó al gobierno de haberlo desaparecido de manera forzada cuando en realidad se escapó del accionar de la justicia y ahora se acusa al gobierno de asesinarlo cuando en realidad se ahogó en el río Chubut por no saber nadar y haber entrado en pánico en el agua helada mientras se resistía a la autoridad.
Las acusaciones fueron muchas y graves y todas infundadas e interesadas. Desde la izquierda y el cristinismo para perjudicar la imagen del gobierno en un mes electoral y desde Sergio Maldonado nada más y nada menos que para intentar cobrar los U$S 250.000.- (doscientos cincuenta mil dólares) que le reclama al gobierno en concepto de ¿indemnización? por la muerte de su hermano. Nada dice en cambio de como compensará la familia Maldonado la cuota parte que le correspondería, según ese razonamiento, por los destrozos que el RAM y Santiago causaron durante estos dos últimos años, ¿o eso no cuenta?.
Dicen también que si la Gendarmería no perseguía a Santiago este no hubiera fallecido que es como pedirle a la policía que no persiga a un ladrón por las dudas que se lastime en la huída, pero no dicen que si Santiago quería vivir hubiera debido ajustarse a derecho en vez de estar jugando al Che Guevara patagónico.
Hoy la oposición vuelve a marchar por Santiago Maldonado pero ya todos sabemos que es un simple acto de oportunismo político, inútil además teniendo en cuenta el resultado electoral; más la chance de Sergio Maldonado de hacerse de unos mangos -muchos- sin habérselos ganado. Ojalá no se los paguen.
Osvaldo Igounet
























A todo eso, le contestamos con esta imagen, que lo dice todo:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).