Búsqueda cabezona

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Secret Chiefs 3 - First Grand Constitution And Bylaws (1996)

Seguimos en la incursión en lo que viene de yankylandia que empezara con el aporte de Renato, ahora para presentar la propuesta caótica y su magia oriental-surf-metal dentro de algo que podríamos denominar R.I.O. / Avant-Garde (sea lo que sea el estilo inclasificable y ecléctico que hacen), y aquí nuestro amigo Lean nos deja la primera experimentación de esta notable banda, herederos de Mr. Bungle, conforman una fusión y manifestación físico-sensorial de talentos que pocas veces se puede ver/oir/sentir. Crípticos, esotéricos, orientales, creadores de shows llenos de misticismo y grandes ejecuciones, son todo un enigma de por sí, tanto como su mágica y exuberante música. Aquí, Lean nos trae su disco debut...

Artista: Secret Chiefs 3
Álbum: First Grand Constitution And Bylaws
Año: 1996
Género: RIO / Avant Garde
Duración: 53:11
Nacionalidad: EEUU


Un grupo de bestias apocalípticas-celestiales, donde puedes estar entre melodías angelicales y al segundo pasar al peor de los infiernos. Sorprendentes, inclasificables, cambiantes, experimentales, enigmáticos, desectructurados, inexplicables, delirantes, excitantes y febriles, hay demasiadas cosas para decir de ellos y aún así no se los logra abarcar del todo bien: psicodélicos / surf / arábigos / electrónicos / metálicos. Los invitamos a conocer los misterios de una banda increíble, otra de las maravillas que traemos en nuestra saga de buena música salida de EEUU (que no todo lo que sale de allí son marines y bombas).
Otra banda que ni por las tapas puede faltar en el blog cabezón, y no será el único disco que traeremos a colación.
Y ya que estamos, no olviden agradecer a Lean!




Una mesurada locura experimental, con piezas hermosas en cuanto a su ejecución y sonoridad junto a tendencias metaleras que hacen aún más disfrutable el disco. ¿A que suena, entonces? Cualquier definición queda chica y a la vez reduce mucho: R.I.O., Avant Prog, Surf rock, tecno, rasgos arábigos o indios y hasta death metal. Dentro de sus integrantes encontramos a 4 personajes de Mr. Bungle: Trey Spruance, Trevor Dunn, "Bär" MacKinnon y Danny Heifetz, mezclados con dos miembros de la destacada y talentosa banda Estradasphere, aunque su alineación no siempre se mantiene fija.
Los títulos de sus temas como su música están inspirados en literatura filosófica de varias religiones como el Islam o el hinduísmo, así como en la ciencia ficción, la metafísica y el sufismo. Sus temas son puestos en los discos siguiendo un orden cabalístico.



Conceptualmente se parecen un tanto a Fantômas, ese proyecto donde se lo podía ver al señor Mike Patton expresando que eran "el grano en el culo del rock" pero quizás en medio oriente. Uno que otro tema tendrá su cohesión, pero los otros suenan como una completa experimentación sonora, como dejando claro que este disco es la caótica mezcla de cemento que luego erigiría el templo, en una música etnica distinta a la que estamos acostumbrados.


Ahora podrán encontrar el análisis completo de las imágenes, parte de otros misterios de la banda, que casi podrían convertir la entrada en un post sobre filosofía antigua.

En los últimos años Secret Chiefs 3 ha demostrado ser una de las bandas más concisas en cuanto a su propuesta musical; sus conciertos en vivo son espectáculos de culto y sus músicos poseen carreras prolíficas. Esto es lo que tenemos en cuenta al pensar en la banda y al tener que hacer alguna referencia a ella, pero por otro lado no nos deja de llamar la atención: el concepto detrás de la obra de Secret Chiefs 3. Gracias al blog Yahaqq! podemos conocer las incógnitas detrás de estos discos mediante espectaculares investigaciones que traduje en español para fans y curiosos de la música. Desde ya que los escritos traducidos son solo teorías, eso significa que las leí y las traduje con escepticismo, analizando su contenido y evitando caer en una creencia ciega y devota por esta filosofía. Por eso esto debe ser tomado como si se tratase de mitología, en este caso, estos escritos filosóficos son solo un par de datos anecdóticos para una serie de discos, nada más.
El texto a continuación es un análisis conciso de la portada del primer álbum de Secret Chiefs 3, “First Grand Constitution and Bylaws” (1996), en el cual se puede apreciar al “ciclo de Nychtemeron”.
La imagen de esta portada nos sitúa en nuestra orientación inicial en la cosmología de Secret Chiefs 3, para comenzar con esto debemos establecer nuestro contexto por los cuatro puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste. Estos no son objetos, sino direcciones que establecen una aclimatación del humano con el mundo para sentirse familiar con éste. Tener este conocimiento es básico para orientarse en el mundo. Estas líneas a través del horizonte dan la dimensión del espacio, sin las cuales no habría orientación geográfica o antropológica. Cuando se busca la luz de Oriente, nos dirigimos naturalmente hacia el Este geográfico, ya que cuando hablamos de la salida de la luz por este punto cardinal, estamos haciendo mención a la luz del día que sucede a la noche. El día alterna a la noche haciéndose totalmente opuestos e incompatibles. Sólo se puede alternar el estado de luz ascendiendo desde el Este y descendiendo del Oeste.
Nuestra orientación se basa en un doble acuerdo: cuando el sol brilla sobre la Tierra es conocido como “luz del día” porque ilumina al planeta y hace que los habitantes estén bajo una radiación de fósforo. Este plano es el Este geográfico, la luz del día hacia la conciencia con su criterio de nociones prefabricadas aceptadas como tales y llevadas a la acción. Cuando el sol no brilla se llama “la oscuridad de la noche” porque se ennegrece y oculta la luz con una sombra que la mantiene cautiva. Este plano es el Oeste geográfico, el tiempo nocturno de la subconsciencia con su silenciosa oscuridad y pasiones insaciables. Nuestra historia fue gobernada por los misteriosos actos “de la noche”. Son dos impotencias por las que el Occidente ha sucumbido a través de la historia, atrapado entre la luz y la oscuridad. Desde hecho natural se muestra que el día revela, y por lo tanto se dedica a lo exotérico (zahir) y la noche oculta y gobierna todo lo esotérico (batin). La naturaleza dual de Nychtemeron es distribuida de tal manera que hay una alternancia entre el día y la noche en el ámbito de las criaturas que también le corresponde a “día y noche del Señor”.
El “Día de Unión” (rūz-i wasl) es un “Ciclo de Revelación” (dawr al-kashf), el cual marca un estado de beatitud y perfección contemplativa cuando el rostro del Creador es revelado y la Providencia se ve desde un estado de benevolencia. Para los seres humanos que viven en tal ciclo, la Gnosis es proclamada directa y abiertamente. La “Noche de Separación” (shab-i hijrān) es un “Ciclo de Ocultación” (dawr-al satr) la cual es causada por el deseo maligno de las almas individiuales, que renuncian a su estado de individualidad angélica (ashkhās rūhānīyah) a través de una aberrante tendencia que los lleva a ocultar la cara del Creador eclipsándola con una máscara de individualidad encarnada. Lo que nos concierne aquí es el doble crepúsculo en la frontera entre el día y la noche: el “Crepúsculo de La Tarde” (crepusculum vespertinum) que no es día, pero tampoco noche. Este es un momento en donde el sol no es visible porque no ha asomado por el horizonte (amanecer) o caído del mismo (ocaso). Hay una diferencia electromagnética importante entre el amanecer y el ocaso: el amanecer prepara la mente para la actividad mientras que el anocher la adormece. Esta información parece estar relacionada con la salida del sol y sus ángulos respecto al horizonte, con direcciones que no solo se aplican geográficamente sino que culturalmente también lo hacen; como se dice: “el Este es el Este y el Oeste es el Oeste y nunca se reunirán”. En el Este, las tradiciones espirituales son galvanizadas por el amanecer, mientras las tradiciones de Oeste enfatizan el momento relajado del ocaso. Las tradiciones Abrahámicas generalmente siguen al fin de la mañana y las primeras horas de la tarde para las devociones espirituales. En este momento las bocinas suenan desde las torres de minaretes, las campanas vespertinas suenan para las iglesias y sinagogas para el rezo de la mañana (minchah) y el tardío (ma’ariv).
La Esfinge es una criatura que evade el Ciclo de Nychtemeron mediante una correción de la animalidad en los seres humanos. El animal mismo (nafs-al-haywaniyya) es la encarnación más baja del hombre en la jerarquía de la creación. Despojado de sus reverencias a Dios, el hombre no es nada que un animal obediente basado en sus impulsos naturales. La razón de la existencia del hombre es convertirse en el lugar de las manifestaciones de Dios. Cuando un hombre cae por debajo de su nivel jerárquico, se convierte en un mero animal.
La Esfinge es el prototipo de síntesis de la Animalidad Divina. Es debido que los hombres caídos re-establezcan la divina institiveidad del “Principio de Espontaneidad de Obediencia Hacia Dios” representado por el Arcano de la Esfinge.
Hay un reflejo automático inherente a la naturaleza psíquica del hombre animalizado, esto es causado por el movimiento de la “rueda de animalidad” por la cual los deseos de base afligen al hombre durante la duración de Nychtemeron, ya sea en sus estados despiertos o dormidos. La Esfinge, quien está más allá de rotaciones temporales, yace en el cubo de la rueda y es el hombre animalizado quien procede del centro.
Se encuentran muchas variaciones en la esfinge, dos de las cuales son las que estudiaremos; la primer variación es conocida como Androesfinge, la unión de los hombres y los animales. Generalmente puede verse retratada como poseedora del torso y el rostro de un hombre, y las zonas restantes del cuerpo como un león. En Egipto esta esfinge fue el emblema de la soberanía divina, mientras que la parte humana fue representada por el vicario de Dios en la Tierra. La encarnación del dios solar Ra fue el Faraón Dios-humano (Theandros) quien gobernó los mundos espirituales y materiales con doble soberaneidad. La Gran Esfinge De Giza es la imagen más famosa de esta bestia real, la cual se posiciona hacia el horizonte del Este, donde el sol emerge en primavera y en los equinoccios del otoño para ser conocido como “Harmakhis” lo que simboliza al “Dios de los Dos Horizontes”, un concepto vinculado al ciclo de Nychtemeron y la imagen de la vida humana.
La segunda variante de la esfinge es una amalgamación de cuatro diferentes formas animales: los cuartos traseros de un toro, la parte delantera de un león, las alas de un águila y la cabeza de un hombre, evocando de esta manera el bestiario de los Tetramorfos, la forma de “Animalidad Divina” (Chayot). Esta criatura es la vitalidad que provee las calidades animales de vida, ya sea vida biológica en el estado de la animalidad derrumbada o la vida de “Animalidad Divina”.
El animal es la síntesis del mundo mineral y el vegetal, mientras tanto el humano es la meta y conclusión del reino animal y finalmente la Esfinge es el enigma final en donde la Animalidad Divina se adjunta mediante el hombre. Esta bestia divina es la protectora del misterio de la vida.
Las dos Androesfinges en la tapa de “First Grand Constitution and Bylaws” muestran la siguiente premisa: lo que el humano es al animal, el animal lo es a lo divino. El aspecto animal de la esfinge refleja el costado incarnacional del humano, el “Hombre que vive en la Tierra”. Las partes humanas de la Esfinge hablan de la divinidad del hombre: el humano hecho a la imagen de Dios; es por esta razón que la Esfinge es llamada el animal con dos corazones: el corazón de la bestia inclinado hacia las pasiones del hombre, y el corazón humano apuntando hacia la inteligencia de las nobles facultades. Lo que debe ser recordado aquí es que la animalidad genuina es natura naturans y es considerada y es considerado el arquetipo que provee a los organismos con su elán vital” y los convierte en criaturas vivas donde las bestias salvajes son natura naturata, quienes se inclinan hacia la degradación. La criptozoología de la Esfinge que no es una simple bestia sino un Animal Sagrado.
El análisis detrás de los misterios de “First Grand Constitution and Bylaws” no nos otorga ningún grado de extrañez frente a alguna posible revelación oculta en el disco, sino una mera deducción de valores morales interpretados en tiempos lejanos; de todas maneras, es remarcable que de ahora en más no miremos a la tapa del álbum con dudas por su significado, ni mucho menos tengamos que desarrollar teorías falsas ante la disposición de los objetos en la imagen.
Facundo Guadagno Balmaceda



La siguiente crónica le debe su existencia a la suerte. Les voy a comentar más que un concierto, una seguidilla de eventos que hicieron que la noche del Viernes 13 resultase más mística, excitante y febril. Aunque debo advertir que en lo referente a lo musical sólo podré comentar sobre Secret Chief, no porque deteste a Helmut Robot, si no porque no los pude ver. Tampoco fue que no quisiera verlos, su propuesta (a veces demasiado Mr.Bungle) me atraía enormemente, pero por desgracia no pude oírlos, no llegué a tiempo. Aclarado esto comienza mi pequeña aventura de Viernes 13 en la colapsada Buenos Aires.
Bueno, todo comenzó cuando nací…y de ahí me salto varios años hasta el 2012, precisamente a la fecha del Viernes 13 de Abril, día en que mi novia y yo teníamos que viajar a Buenos Aires, no precisamente para ver al hermético Trey y CIA, en realidad lo que nos llevaba a ese viaje era un papeleo que teníamos que hacer en el ministerio de Educación del país trasandino. Por esas cosas místicas y casuales de la vida nos dieron el turno para hacer ese papeleo el mismo día que tocaba la banda, así que estábamos dados para el éxito.
Cuando llegamos a la capital federal, una amiga cuyo nombre omitiré porque no quiere ser identificada (o famosa) nos fue a recibir y entre otras cosas nos llevó a conocer aquellas calles repletas de teatros, librerías (muuuchas librerías) y comida calórica. Pero bueno, dejémonos de preámbulos y vamos a lo que importa. Eran las 8 de la tarde, mi amiga no llegaba a la hostal y junto con mi novia empezábamos a impacientarnos, porque el concierto (si es que en Argentina eran más puntuales que Chile) iba a empezar en una hora. Después de tres juegos de ajedrez contra mi novia (en dónde siempre perdí) mi amiga llegó y frenéticamente nos pusimos a buscar cómo chucha llegábamos a ese barrio – cuico, cheto, careta, como se le diga a los lugares high – y salimos. Yo con 80 pesos en el bolsillo y mi novia con 20. Tomamos el bus unas calles más arriba y empezamos el recorrido, estábamos nerviosos e íbamos contando las calles para no perdernos. Imagínense la presión que sentíamos ya que no teníamos muy claro dónde bajarnos, ya era de noche y bueno, estábamos en Buenos Aires (Y yo más encima leí a Roberto Artl para hacerme una idea de la ciudad. Estar preocupado era entendible) Ya era tarde, peor fue lo que vino después, ya que de pronto un tipo se puso a alegarle al chofer algo que no entendí, al parecer el tipo se había quedado colgando de la máquina mientras esta seguía en marcha (algo que suele pasar en Santiago ¿no?) y se puso a alegarle al conductor, tanto que éste detuvo el vehículo y ahí nos quedamos todos, casi por doce minutos. Mientras el tipo le alegaba al chofer, el resto de los pasajeros también se impacientaban y comenzaban a proferir insultos contra ambos personajes. Al final el tipo se bajó con hidalguía del bus y partimos, pero a sólo tres cuadras más una especie de vía crucis bloqueó la calle. Muchos pasajeros comenzaron a bajarse y nosotros ahí, resignándonos cada vez más, decidimos también bajarnos y caminar. Una mala opción porque apenas nos bajamos nos dimos cuenta que el “vía crucis” iba acabando y muy pronto el bus volvió a partir. Ley de Murphy.
Tuvimos que caminar mucho, pero finalmente llegamos al bar Nicetos sin muchos problemas, ahora el asunto era cómo entrábamos. Yo tenía free pass, porque debía sacar fotos (ahí las verán) pero ¿mi amiga y mi novia, qué hacer con ellas? Fui a buscar a un amigo de mi amiga que podría ayudarlas a entrar. Al ingresar al bar me topé con un publico relajado que esperaba con paciencia que el telón negro que tapaba el escenario se abriera. Ahí fue cuando me enteré que Helmut Robot ya me lo había perdido, pero que ahora venía el plato fuerte. Llegué lo más adelante posible del escenario (no fue difícil, nadie se agolpaba ni empujaba ni nada) y apenas un minuto después se abrió el telón y pude contemplar por primera vez en mi vida a esa secta de músicos místicos. Ahí estaba Trey junto al tecladista (y también guitarrista, aunque esta es una banda de multi instrumentistas) interpretando la enigmática y oscura “Zombievision” para luego dar pie al excelente cover del tema principal de Hallowen, quizás como referencia a Viernes 13, aunque todos sabemos que son películas distintas. En ese punto del show, en el momento que la guitarra de Trey subía a tonos increíblemente acechantes recordé a mi novia y a mi amiga, las pobres allá afuera esperando unas migajas de solidaridad para entrar al show. Como la euforia estaba subiendo, no encontré al amigo de mi amiga entre el público y salí a decirles que me fue imposible hallarlo. La desesperación consumió a mi amiga y terminó haciendo lo que muchos hemos hecho, comprar una entrada revendida a un buen precio. Ahora ¿Qué hacíamos con mi novia? Me preguntaba yo mientras Trey daba pie a los primeros acordes de “The 15” dónde el atlético, hormonal y excitante Timb Harris (que gay me salió la descripción) cambiaba su guitarra por un violín.
Ahora que lo pienso, si la mente detrás de Secret es Trey, no sería tan erróneo declarar que el alma (al menos cuando tocan en vivo) bien podría ser Timb Harris, un músico espectacular, dotado de una vitalidad única, capaz de cambiar registro de instrumentos y mostrar una actitud apasionada frente al publico. Un verdadero punto fuerte dentro de la noche, brillando a todas luces por su propia cuenta, por su puesto esto no le resta mérito al resto del grupo que son excelentes, pero quería resaltar un poco la función de Harris quien se llevó muchas palmas anoche.
Los temas se sucedieron con aparente calma, pues el publico admiraba en silencio y respeto, eso sí, a la hora del poderoso “Vajra” un grupito (al cual muy pronto me uní) comenzó un mosh bastante sutil, pero no menos energético. En eso, mientras Trey le daba a su instrumento con fuerza, inundado en un mundo del que nadie puede saber, mi novia aparece de entre el caos y feliz me dice, “pude entrar por veinte pesos” Suerte.
La noche siguió pareja, se echaron de menos temas esenciales como “Renunciation”, “Assasines” o el buen cover a los Beach Boys “Good Vibrations”, pero tuvimos la tiernamente perturbadora “Sophias theme” la épica “Exodus”, también “Ships of Tools” que recoge mucho del Masada de John Zorn. La noche estuvo plagada de un sonido místico, casi poético a veces. Un espectáculo con aires cabalístico por la esencia y por las puesta en escena ya que al contemplar la figura de Trey con esa capucha a través de ese juego de luces que silueteaban tan bien su presencia, una figura que no dejaba ver su rostro y que muchas veces parecía la fatua figura de la muerte. Otro punto fuerte de la noche fue la interpretación de “Tristiya” que brindó minutos de un lucido noise improvisado (aunque uno igual se pregunta qué tan improvisado llegó a ser, Secret no parece una banda que deja todo al azar) y la sorprendente y esquiza “Saptarshi” que en algún momento me recordó a “Chemichal Marriage” no sé por qué.
Al terminar la noche el público pareció satisfecho, después de todo la banda realizó dos encore que dejo más que contento a los asistentes. Por ahí me decían que Trey dijo en un diario argentino que la primera vez que vino con su grupo sabía que habría mucha gente que esperaba ver una especie de Mr.Bungle o en su defecto algo que sonara al King For a Day, y que eso a él no le molestaba ya que lo consideraba normal, pero que al venir una segunda vez esperaba encontrar ya a su público, es decir, a la gente que ya sabe a lo que viene, que ya sabe lo que escuchará. Creo que poco a poco una banda incidental, profunda y de compleja estructura como Secret lo están logrando en Latinoamérica. Nosotros también somos unos privilegiados, unos suertudos al tenerlos cada vez más próximos.
Nicolás Aravena



Lista de Temas:
1. Ana'l Haqq (0:22)
2. Adept Chamber Of The Magian Tavern ? Altar To The Master Chief (1:11)
3. Inn Of 3 Doors (1:22)
4. Breeze Of Dawn, Death's Angel (2:19)
5. Assassin's Blade (4:37)
6. Bare-faced Bazi (2:05)
7. Crossroads Through Crosshairs (2:21)
8. Borderland (1:21)
9. Borderland (2:04)
10. Killing Of Kings (3:31)
11. Celestial Ship Of The Corsairs- (2:13)
- Emir Of The Bees :
12. Migration (1:18) *
13. Countersurveillance (1:10) *
14. The Mazdaean Protocols (1:37) *
15. Our Man Abu'l-Khattab (1:10) *
16. Return (0:53) *
17. Pointed And Weighty Arguments (0:19)
18. Zulkifar (1:15)
19. The Qa'im Deliberates (1:15)
20. Drunk At The Gates (2:08)
21. Resurrection Day Soundtrack: Hot Pursuit In Eagles' Nest (5:05)
22. From Night The Morning Draught Of Wine (2:28)
23. Crosswinds (0:32)
24. Borderland (2:31)
25. White As They Come (8:04)

Alineación:
- Trey Spruance / guitar, organ, synth, sampler, electronics, bass (5,21), vocals (10,25), producer
- Trevor Dunn / bass, vocals (6,19,20)
- Danny Heifetz / drums, percussion, trombone
With:
Bar McKinnon / sax (21), bass (22)
Kris Hendrickson / backing vocals (25)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).