Búsqueda

miércoles, 7 de junio de 2017

Datos de la Catástrofe Amarilla: En Camino a la Crisis


Leemos una de las pocas cosas que los medios dejan trascender: el Felino Mau Macri (que prometía traer Pobreza Cero) convierte a la Argentina en el país que más deuda contrajo en los últimos 18 meses. Mientras los medios de comunicación apañan todo lo posible a un presidente corrupto y traidor, la catástrofe Macri dirije al país a una nueva crisis: en un año y medio Argentina se endeudó en más de 100.000 millones de dólares y 47.447 millones ya se fugaron, sumados al ajuste, inflación, baja de salarios, primarización de la economía y especulación financiera que hacen un combo explosivo: hasta el ex presidente del Banco Nación, el antipatriota Carlos Melconian, aseguró que si Macri sigue con el "gradualismo" se "puede ir todo a la mierda" y retomó algo que ya se sabe; luego de las elecciones se viene un ajuste más brutal que todos los practicados hasta ahora, mientras que la clase media y los sectores más vulnerables bajan su nivel de vida y aumentan su nivel de pobreza.


Por supuesto que los informes que dejan en evidencia la dirección suicida a la que nos dirigimos no es tapa de los diarios dominantes, al igual que evidencias de la corrupción amarilla de toda el entramado de Corporación Cambiemos S.A. (sobretodo, resulta notable cómo el Grupo Clarín opera febrilmente en el caso Odebrecht para cubrir al Felino Macri). Se cierran continuamente puestos de trabajo, y entre el segundo trimestre (abril-mayo-junio) de 2015 y el cuarto trimestre (octubre-noviembre-diciembre) de 2016, la tasa de desempleo en jóvenes entre 18 y 25 años se incrementó en más de 3 puntos porcentuales, llegando a un máximo de 23,63% en el segundo trimestre de 2016. Los incrementos registrados en la tasa de desempleo en los jóvenes fueron similares a los aumentos experimentados por el desempleo general. Sin embargo, los jóvenes de entre 18 y 25 años son especialmente vulnerables en términos laborales, con altas tasas de desempleo persistentes aun en situaciones mucho más favorables para el mercado de trabajo en su conjunto.
En el informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) sobre pobreza e indigencia en la Argentina, se expone que en Argentina hay ocho millones de personas que no tienen acceso a por lo menos tres de estos siete indicadores de los derechos sociales:

  • seguridad alimentaria
  • cobertura de salud
  • servicios básicos como conexión a la red de agua corriente
  • vivienda digna
  • recursos educativos
  • afiliación al sistema de seguridad social
  • acceso a las comunicaciones y a la información


La situación argentina pretende ser alegre, pretende traer la novedad de una blanca e impoluta alegría revolucionaria, pero es un nuevo rostro de la tristeza que amenaza con expandirse. Corporación Cambiemos nos va llevando por caminos de sufrimiento que los argentinos conocemos muy bien, andamos nuevamente por el camino al infierno de una nueva crisis. Frenar todo lo posible ese avance a lo peor de nuestra historia será un trabajo de todos, o nos iremos todos a la mierda.


Los Amarillos pretenden justificar el retroceso del consumo diciendo que la gente ahora más. Pero aparecen los balances del primer año del Felino Mau Macri, y demuestran lo que ya sabíamos... nos vamos al carajo.



Esos datos, más allá de ser estadísticos, demuestran una realidad que los argentinos vivimos día a día. Una sociedad de concentración de riqueza en pocas manos, que se traduce en esto:


El Felino Macri y los sectores dominantes de la Argentina conforman una sociedad donde la marginación, la pobreza, la ignorancia (confundida por los grandes medios) y el miedo, les permita a que ellos, neoliberales que ven un mundo cada vez más global, abierto e integrado, se subordinen y asocien como socios menores al gran capital internacional y la sociedad se modele a su gusto y semejanza, eso explica el "alegre" endeudamiento, la destrucción del sistema previsional para beneficiar a una minoría a costa de la mayoría de los jubilados y pensionados del país, la desprotección al mercado interno, las normas de flexibilización laboral, el "blanqueo" de capitales, la extranjerización de la tierra, etc. etc.



Un país para pocos, atendidos por sus dueños, pero que como todos los conservadores son lacayos de los más poderosos, como lo dijo alguna vez el hijo de Julio Argentino Roca: "Argentina es la joya más preciada del imperio británico". Se habla de cadenas de valor, cuando las mismas son administradas por las empresas transnacionales y representan el 80% del intercambio mundial. Menos del 30 % de las exportaciones de la Argentina ingresan en esas cadenas de valor como mero proveedor de alimentos, donde el 60,9 % de las exportaciones Argentinas del año 2016, se dividen tan solo en 5 –cinco- productos primarios y su manufactura con bajo valor agregado. La intervención de los grandes bancos que operan en el país garantizan la contabilización en cuentas paralelas que permiten la sub facturación de exportaciones y la sobrefacturación importaciones, la diferencia se deposita en paraísos fiscales, donde se esconden los ingresos. Así se contabilizan menos ganancias en el país y, también, se tributa menos.
Los funcionarios atienden en los dos lados del mostrador, ni siquiera necesitan influir sobre el sector público porque ellos están en la administración, atendida por sus más fieles empleados y socios, mientras destruyen nuestra calidad de vida, a lo que le debemos sumar el retorno de la mano dura y a las prácticas que asemejan el control y represión de la época de la dictadura.



Corporación Cambiemos es la máxima expresión de la mentira fraguada para ocultar los planes de despojo. Un monstruo que vino a realizar el trabajo más deshonesto: el del engaño a los más crédulos y desprotegidos para complacer la voracidad de los poderosos de siempre.



1 comentario:

  1. Qué raro que Venezuela, aplicando el modelo kirchnerista de matriz diversificada con inclusión social para todos y todas y bla, bla, bla, esté última!

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).