Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

miércoles, 3 de mayo de 2017

Jorge López Ruiz ‎– Un Hombre De Buenos Aires (1978)

Un hombre que ha hecho de la música su forma de rebeldía y de protesta. Una protesta que late y se expresa sin palabras  en cada nota de su obra. 
Este hombre es Jorge López Ruiz, y en el disco que les presento hoy le vemos en su faceta más progresiva dentro del ámbito jazzistico. 
Un concierto de cinco movimientos, que en realidad  son movimientos del corazón humano, un corazón que en este caso procede de Buenos Aires.
En este disco intervienen algunos de los mejores músicos argentinos de todos los tiempos. Merece una detenida escucha.
Dedicado a mis amigos de Buenos Aires, en especial a Moe y Carlos.





Artista: Jorge López Ruiz
Álbum: Un Hombre De Buenos Aires 
Año: 1978
Género: jazz fusion
Duración: 30:07
Nacionalidad: argentina


Lista de Temas:
01. El Grito Del Hombre    
02. La Nostalgia Del Hombre     

03. La Alegria Del Hombre     

04. El Ruego Del Hombre     

05. El Adios Del Hombre



 Alineación:
 Bandoneon / Dino Saluzzi
 Double Bass / Hector Console
 Drums / Pocho Lapouble
 Guitar / Oscar Lopez Ruiz
 Percussion / Domingo Cura, José Maria Loriente
 Piano / Gustavo Moretto, Manolo Juárez, Pablo Ziegler
 Saxophone / Andres Boiarsky
 Trumpet / Victor Ducatenzeiler
 Violin / Antonio Agri
 Vocals / Buenos Aires 8, Donna Caroll
  Bass / Jorge López Ruiz







"Soy un músico frustrado", confesaba Julio Cortázar en 1983 en una entrevista que le hicieron en Madrid.

Tocar la trompeta no era su fuerte, y él lo sabía. Aún así, se empeñó en sacarle algunos sonidos, impulsado por su amor al jazz.
Fue entonces cuando conoció a Jorge López Ruiz, quien a sus 16 años compartía local de ensayo con el escritor, en el barrio porteño de Caballito.

"Nos conocimos tocando la trompeta. Él tocaba horrible", comenta entre risas.




"Después nos íbamos todos a un café donde charlábamos por horas. No teníamos ni idea que estábamos con una persona tan importante como Córtazar. Éramos chiquilines y él todavía no era quien después fue".





                                        con Dizzy Gillespie


Jorge López Ruiz es uno de los  talentos musicales más creativos y  versátiles que  han salido de Argentina.  Es un bajista, trompetista, compositor y arreglista familiarizado con muchos géneros musicales. Ha hecho jazz, pop, y ha escrito bandas sonoras de películas.

Como muchos otros artistas de finales de los '60 y '70, López Ruiz deploraba el cariz que estaba tomando  la situación politica en Argentina en gran parte de los países de Latinoamérica. La lucha política en todo el continente se hizo cada vez más violenta a medida que los militares y la extrema derecha iban tomando el control. En Argentina, dos presidentes elegidos democraticamente, Frondizi (1962) y Illia (1966), fueron derrocados por golpes militares.

En 1966 se impuso una dictadura militar bajo el mando del general Onganía, que generó una fuerte reacción de descontento y rebeldía en la población; las manifestaciones se hicieron cada vez más violentas y peligrosas tanto para los manifestantes como para  la policía.

Por otra parte, los militares respondían de forma cada vez más brutal a ese rechazo popular, con el secuestro, la tortura y las ejecuciones sumarias. Este era el clima en el que Ruiz, y otros artistas, tuvieron que desenvolverse. 
Pese a  todo, fueron capaces de producir una obra tremendamente creativa y revolucionaria, tanto musicalmente como en el sentido político y social.

BA Jazz, el disco con el que debutó Jorge López Ruiz,  fue lanzado en 1961. Era una mezcla de versiones y de material original del artista. En este álbum intervino un joven músico llamado Leandro Barbieri en el saxofón tenor.Más adelante, Leandro se convertiría en Gato Barbieri, uno de los músicos argentinos con mayor proyección internacional. 
BA Jazz es un disco realmente importante en el desarrollo del jazz en América del Sur. 




Junto a su impresionante carrera como músico, López Ruiz fue director de A & R de la Trova Records, un sello argentino líder que realizó grabaciones de artistas argentinos icónicos como Astor Piazzola. 

No voy a hablar de su actividad docente, que también es muy fecunda, porque me llevaría mucho tiempo y quizás aquí estaría fuera de lugar.

Como contrabajista y compositor, López Ruiz escribió música para más de sesenta películas y unas cuarenta obras de teatro. Su lista de colaboraciones musicales es impresionante; entre otros, colaboró con Tony Bennett, Nat King Cole, Ella Fitzgerald y João Gilberto, así como con figuras del jazz argentino como el batería Pichy Mazzei a principios de 1960 y el saxofonista Chivo Borrao en el álbum En Vivo (1973). 

Desde finales de los años 60 a los años '70, el éxito de López Ruiz fue en ascenso: lanzó magníficos trabajos como El Grito (1967), Bronca en Buenos Aires (1971) - ambas prohibidas por la dictadura militar -, De Prepo (1972), Viejas Raíces (1975) Viejas Raíces II (1976) y Un hombre de Buenos Aires (1978), obra de la que nos ocupamos hoy. 

Músicos cómo José Afonso, o cómo Jorge López Ruiz, nos muestran que la música puede ser algo más que un bonito adorno, o un fugaz entretenimiento: la música puede ser el epicentro de una revolución. Porque si no fuera así, no haría falta que la prohibieran los regímenes totalitarios, cuando los cuestiona y los desmonta, no sólo con la palabra, sino con el sentimiento de libertad que transmite, algo que en si es una amenaza para cualquier dictadura. 

Jorge López Ruiz es un gran artista injustamente desconocido en Europa, y si este post pudiera contribuir a que se le conozca un poco más, más allá de su Argentina natal, me sentiría muy satisfecho.

Para terminar, Un hombre de Buenos Aires es un concierto en cinco movimientos, que quiere reflejar los afanes del ser humano a lo largo de su vida,  desde  las vivencias de un hombre de Buenos Aires.
Cómo podrán ver, interviene en el disco la crema de la escena folk y jazz argentina de la época: desde el bandoneonista Dino Saluzzi al genial percusionista  Domingo Cura. 
El grupo vocal Buenos Aires 8 con Donna Carroll, aunque en algunos momentos me suenan algo anticuadosen general hacen un excelente trabajo.

Un Hombre de Buenos Aires es una obra de vanguardia todavía actual y vigente, que para mi es muy importante rescatar del olvido. El espiritu progresivo y libre que emana de sus notas  puede  ser un gran antídoto contra la dureza de mente y corazón. 
 Recomiendo escuchar el disco atentamente. Lo tienen completo en el video de youtube de arriba.  



                                            el Canario






De cómo salvé mi vida al descubrir la música

"Descubrí la música gracias a una película que en Argentina se llamóLuz y Sombras”. Era un melodrama barato, pero la música me fascinó. La tocaba un genio de la trompeta como fué Harry James. Este episodio cambió mi vida porque mi carrera de abogado terminó allí, a los seis meses de haber comenzado la Universidad y cuando yo todavía no había cumplido 16 años. A los pocos meses ya me convertía en profesional. Completé el bachillerato en el Colegio Nacional de La Plata en solo tres años; cursaba el 1º, daba libre el 2º y así sucesivamente, de manera que a los 15 ingresé en la Universidad de La Plata. Duré poquito. 

Yo salvé mi vida, que ha sido un verdadero privilegio y los abogados se salvaron de mi porque no sentía ninguna pasión por la carrera.

Se suele decir, medio en broma medio en serio, que si un músico mayor de 45 años no ha tocado conmigo no existe, en Argentina y en el resto de Occidente.

La otra broma, más o menos habitual, es que se dice que yo comencé mi carrera de orquestador ayudando a Blas Parera en sus arreglos del Himno Nacional."

Jorge López Ruiz










5 comentarios:

  1. Gracias Canarito!!!! maravilloso lo que traes aquí. Aquí ya habíamos publicado "Bronca Buenos Aires", esto es para disfrutar a lo grande. Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. si, Bronca lo conocí gracias al blog, y me animó a averiguar más sobre este músico excepcional.

    ResponderEliminar
  3. Se ve muy interesante pero no lo encontre para descargar en eGrupos

    ResponderEliminar
  4. Tampoco lo he podido descargar. Por que sera?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente no aparece en la base de datos

      Eliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana