Búsqueda cabezona

sábado, 4 de marzo de 2017

Monumento al Cinismo, la Mentira y la Hipocresía


Quien no sepa leer los mensajes emitidos por los medios masivos, estará irremediablemente perdido y convertido en una oveja obediente más del rebaño generado por el sistema (Dark-ius dixit). En estos posteos dedicados a la decodificación de los mensajes de los medios de comunicación masivos y de sus discursos ideológicos subliminales (sea cual sea el signo partidario, ideológico o social). El dispositivo comunicacional que sostiene Corporación Cambiemos, es parte de las múltiples acciones gubernamentales que condicionan la vigencia del Estado de Derecho, convirtiendo las polìticas de este gobierno en un Neoterrorismo de Estado, un nuevo régimen dictatorial 2.0 con ejes en la manipulación mediática para imponer en Argentina un estado de excepción.

En la Argentina de la persecución ideológica actual podemos tomar como ejemplo el conflicto con los maestros y la resistencia sindical. En ese conflico, el secretario general de SUTEBA, Roberto Baradel, fue y es el blanco predilecto en una ofensiva comunicacional, descalificado incluso con más agresividad por los columnistas de los medios que trabajan con el gobierno, como los diarios Clarín y La Nación, que por los funcionarios.
El discurso de todos ellos sobre el conflicto se presenta perfectamente coordinado, ya que los argumentos son los mismos y también los aspectos no dichos o censurados. Uno de los datos que se ocultan a televidentes, oyentes y lectores es que el gobierno nacional está incumpliendo la ley al no convocar a la paritaria nacional docente, como sí hizo en 2015.
Las empresas que, como Clarín, combatieron la Ley de Servicios Audiovisuales anunciando una catástrofe para la libertad de expresión son las mismas que ahora y siempre despiden a trabajadores de la comunicación que no obedecen ciegamente a los intereses de la patronal.

El discurso mediático que encubre la ilegalidad estatal.
A los recientes casos de ataques cibernéticos perpetrados contra medios independientes críticos de la Corporación Cambiemos, tales como Página Popular, Infobaires24 entre otros, se suma ahora el ataque perpetrado hoy al recientemente lanzado portal de periodismo ciudadano El Opositor (www.elopositor.info). El ataque dejó fuera de línea al portal por unas horas y fue realizado bajo una nueva modalidad de intrusión, y se realizó apenas una nota relacionada a los manejos del Grupo Clarin comenzó a ser compartida miles de veces en las redes sociales, generando picos de decenas de miles de lecturas.

Estos ataques arteros y cobardes no son más que la expresión de una dictadura comunicacional encubierta, y se suman a los ataques a las sedes físicas del diario Tiempo Argentino, y del periódico Resumen Latinoamericano, así como la censura sufrida en la red social Facebook por el grupo Choripan y Vino, que en reiteradas oportunidades fue dado de baja, incomunicando así a sus decenas de miles de usuarios.
El espionaje político y la difusión de escuchas telefónicas -por esos mismos medios oficialistas-, el concierto entre jueces que responden al macrismo para hostigar a dirigentes opositores y la continuidad de la detención ilegal de Milagro Sala se apoyan en una manipulación permanente de la información y la opinió. El nuevo régimen de la cruzada neoliberal viene avanzando en en todas acciones, con una la permanente tendencia del Ejecutivo a modificar leyes por decreto, usurpando facultades del Congreso y violando la Constitución Nacional. Este instrumento es usado especialmente para intervenir en el sector de las telecomunicaciones y de los medios audiovisuales, a favor de las Corporaciones que están amparadas con el oficialismo. Por ello, nunca mejor el nombre Corporación Cambiemos S.A.
También es infaltable en las notas de ambos diarios, cuyos conceptos son luego retomados y replicados por centenares de medios. El oficialismo puso en marcha una de sus ya muy conocidas operaciones en las redes, para que luego los medios del Grupo Clarín hablen de una "reacción" y de malestar social por la huelga. En ello incluyeron el grotesco de "ciudadanos" que se ofrecieron como voluntarios para dar clase, a partir de la acción de un oficial de inteligencia del Ejército, Mariano Bronenberg, del que ya hemos hablado. Al calor de las descalificaciones oficiales a los dirigentes de los maestros, sean expresadas por funcionarios o por periodistas del macrismo, fue lanzada la campaña en las redes, que según denuncias reiteradas es financiada con dinero público.



La élite gobernante usa el rumor como recurso para darle sostén a sus propósitos, lanza diatribas y afirmaciones con el fin de que encuentren anclaje en creencias primitivas y en las emociones de las personas. Hagamos memoria. Hace unos pocos años, desde el televisor asustaban al despolitizado promedio, azuzando que con la ley de medios "K" corría riesgo la libertad de expresión. "Volver puede desaparecer" fue el eslogan que más se recuerda, por lo burdo de querer aparecer como amenazado el inofensivo canal de películas nacionales retro. Con el retorno del liberalismo al poder, la demoníaca e antidemocrática ley -votada por mayoría en el Congreso- fue derogada por un republicano decreto que restituyó el poderío a los grupos económicos que construyeron su poder económico por medio del lobby sistemático a través de grandes medios de comunicación. Volver no desapareció. Pero, poco a poco, nos fuimos acostumbrando a que una determinada mirada política de nuestra realidad cotidiana fuera perdiendo espacio en los medios.
Este blindaje mediático al gobierno a veces toma ribetes caricaturescos, versiones desopilantes e interpretaciones extravagantes que sin embargo una parte de la población se sigue tragando:

El papa Francisco quiere que las elecciones de 2017 las gane Macri / La defensa de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner roba documentos de los juzgados para tapar su firma con “liquid paper” / Dirigentes "K" y comisarios narcos prepararon todo para incendiar el Conurbano antes de Navidad / La OEA está manejada por los kirchneristas. Etc. etc. etc. etc.

Por caso, las decisiones tomadas por el ministro Aranguren en torno de las tarifas de los servicios públicos de energía fueron catalogadas como "desprolijas". La mentira de Macri sobre que había hablado con su par británica sobre "soberanía" de las Islas Malvinas fue descripta como "picardía juvenil" mientras saturaron elogios a jueces oficialistas es persecuciones personales a la ex presidenta, y de críticas y hasta amenazas de cierto tinte mafioso hacia los magistrados que en las causas contra funcionarios del gobierno anterior no se mueven al ritmo deseado por la élite que controla el poder político.

En una Plaza vacía, con calles vacías, con vallas por todo el recorrido (sin público alguno) con un despliegue nunca visto de Policía Federal, Metropolitana, Gendarmería, Prefectura, armados como para una guerra, el Presidente Macri dijo su discurso de inicio de las sesiones parlamentarias del 2017 sobre cuyo contenido el título de este artículo no exagera. Al día siguiente de esa apertura, Macri por vía las redes sociales lanzó el nuevo eslogan de Cambiemos: #NoAflojemos:


El nuevo eslogan refleja que el cambio del humor social y la caída de las expectativas de la población respecto de una mejoría económica los han tocado. En las mesas chicas del macrismo se siente que la luna de miel terminó y el humor social está resistiendo sus políticas. Pero también dejan claro que no piensan re formularlas. No quieren aflojar, quieren insistir con un esquema de políticas públicas antipopulares, sin excepción. Y haciendo todo lo contrario a lo que prometió en campaña y por lo cual fue votado. Ello es obvio, pero debemos tener en cuenta que esa aberrante práctica polìtica está naturalizada por el pueblo que lo soporta: primero un polìtico promete en campaña, luego el pueblo ingenuo lo vota, y por último el político traiciona a quien votó haciendo lo contrario que dijo mientras sus votantes lo toman como el comportamiento normal del ahora gobernante: traicionarlos. Vivimos una pseudo-democracia, ajena al concepto de "gobierno del pueblo y para el pueblo", donde un candidato, a lo que sea, si es a Presidente peor, está habilitado a levantar promesas generales para ser electo, mintiendo conciente y alevosamente, y luego hacer lo absolutamente contrario; limitada a que cada dos o cuatro años votes y luego tus justos reclamos o protestas, o siquiera tus opiniones, no solo no sean tenidas en cuenta, sino incluso descalificadas y perseguidas. Una pseudo-democracia que habilita presos políticos, como el caso de Milagros Sala, y una justicia al servicio de los sectores dominantes.

Es evidente que hay que construir una nueva democracia, donde el PODER radique en el pueblo y no en las multinacionales, corporaciones y los grupos económicos y financieros, con una Constitución que discutida en cada rincón de la patria, incorpore y priorice los derechos de las mayorías populares, habilite el plebiscito para debatir las leyes más trascendentes, la revocación de mandatos y donde los candidatos electos a cualquier cargo deban rendir cuentas del cumplimiento de los programas con que se han comprometido y han sido votados.


4 comentarios:

  1. Muy buen informe Moe!
    Esta Argentina es el 1984 de Orwell pero la versión cabotaje amarilla!

    ResponderEliminar
  2. Peronistas a llorarle a Francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Interesante comentario. Fiel exponente del cabeza de globo.

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).