Búsqueda

martes, 21 de marzo de 2017

Intelectuales y Artistas del Mundo Preocupados por los Abusos de Macri


Entre las primeras firmas del documento se destacan el filósofo estadounidense Noam Chomsky, la defensora de DDHH colombiana Piedad Córdoba, el actor norteamericano Danny Glover, el periodista brasileño Emir Sader, el filósofo italiano Domenico Losurdo y el destacado profesor de la Universidad de Sussex, István Mészáros, entre otros. Más de un centenar de intelectuales, artistas, defensores de DDHH, comunicadores y referentes políticos y gremiales del mundo entero adhieren a una declaración donde manifiestan "la más plena solidaridad con el pueblo argentino, que enfrenta las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri".
Los firmantes representan a una veintena de países: EEUU, Canadá, Italia, Suiza, Francia, Inglaterra, Portugal, Chile, México, Colombia, Perú, Venezuela, Cuba, Bolivia, Puerto Rico, Paraguay, Nicaragua, República Dominicana, Uruguay y Brasil. Finalizan el comunicado afirmando que "contra los abusos del gobierno de Macri, decimos: el mundo está con Argentina".


En el documento, los firmantes destacan que "Argentina tuvo relevancia internacional por diversos casos de corrupción por los que están siendo investigados el presidente y su entorno: Panamá Papers, Odebrecht, Avianca, Correo Argentino". Tras ello cuestionan la prisión de Milagro Sala, destacando los pronunciamientos de ONU, Parlasur, OEA y Amnesty en torno a la "arbitraria" detención.

"Hay en Argentina un millón y medio de pobres nuevos desde el inicio de mandato de Macri, lo que demuestra en cifras la gravedad de la situación" dicen, manifestándose solidarios también con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien "sufre un embate judicial-comunicacional cada vez más pronunciado, lo que termina de conformar un cuadro de grave agresión a la democracia".


COMUNICADO COMPLETO
CONTRA LOS ABUSOS DE MACRI
EL MUNDO CON ARGENTINA

Los y las abajo firmantes, intelectuales, artistas, defensores de DDHH, comunicadores y referentes políticos y gremiales del mundo entero, manifestamos nuestra más plena solidaridad con el pueblo argentino, que enfrenta las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri.
En apenas quince meses, Macri impulsó miles de despidos tanto en la esfera pública como privada, devaluó la moneda, quitó derechos laborales con la nueva ley de ART, avanzó sobre los jubilados y sus medicamentos gratuitos, y trató de poner tope a los reclamos salariales ante una inflación que no cede. La profunda caída de la actividad económica, particularmente la industria, se evidencia en una creciente pauperización social: hay en Argentina un millón y medio de pobres nuevos desde el inicio de mandato de Macri, lo que demuestra en cifras la gravedad de la situación.
Durante estos meses, además, Argentina tuvo relevancia internacional por diversos casos de corrupción por los que están siendo investigados el presidente y su entorno: Panamá Papers, Odebrecht, Avianca, Correo Argentino, entre otros. A esto se le suma el injusto encarcelamiento de la dirigente social Milagro Sala en la provincia de Jujuy, hecho que ameritó que diversas organizaciones internacionales (ONU, Parlasur, OEA, Amnesty, entre otras) calificaran como “arbitraria” la detención, pidiendo la inmediata liberación de la parlamentaria del Mercosur.
Manifestamos, asimismo, nuestra más plena solidaridad con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que sufre un embate judicial-comunicacional cada vez más pronunciado, lo que termina de conformar un cuadro de grave agresión a la democracia.
Contra los abusos del gobierno de Macri, decimos: el mundo está con Argentina

Firmantes:
Noam Chomsky (Filósofo, EEUU); István Mészáros (Filófoso. Universidad de Sussex, Inglaterra); Danny Glover (Actor, EEUU); Roberto Fernández Retamar (Presidente Casa de las Américas, Cuba); Domenico Losurdo (Filósofo, Italia); Atilio Boron (REDH Argentina); Piedad Córdoba (Poder Ciudadano, Colombia); Emir Sader (Periodista, Brasil); Miguel d’Escoto Brockmann (ex Canciller Nicaragua); Paulo Pimenta (Diputado PT, Brasil); Roy Chaderton Matos (Diplomático, Venezuela); Carmen Bohórquez (REDH Venezuela); Ángel Guerra (REDH México); Fernando Buen Abad (Filósofo México); Gilberto López y Rivas (La Jornada, México); Stella Calloni (Periodista, Argentina); Luis Britto García (Escritor, Venezuela); Alfredo Serrano Mancilla (Director CELAG); Juliana Marino (Ex Embajadora de Arg en Cuba); Telma Luzzani (Periodista, Argentina); Fernando Rendón (Poeta, Colombia); Katu Arkonada (REDH Bolivia); Alicia Castro (Ex Embajadora de Arg en Reino Unido); Vilma Soto Bermúdez (MINH Puerto Rico); Omar González (REDH Cuba); Gayle McLaughlin (Concejal de Richmond, California, EEUU); Hugo Urquijo (Psiquiatra, Argentina); Rosario Cardenas (Coreógrafa, Cuba); Horacio López (CCC, Argentina); Aurelio Alonso (Casa de las Américas, Cuba); Juan Manuel Karg (REDH Argentina); Paula Klachko (Undav, Argentina); Wilma Jung (Periodista, Suiza); Luis Cuello (Otra Prensa, Chile); Winston Orrillo (Premio Nacional de Cultura, Perú); Ammar Jabour (Venezuela); Volker Hermsdorf (Periodista, Alemania); Alicia Jrapko (REDH EEUU); Ricardo Canese (Parlamentario Parlasur, Paraguay); José Steinsleger (Periodista, México); Homero Saltalamacchia (UNTREF, Argentina); Márgara Millán (UNAM México); Saúl Ibargoyen (Poesta, Uruguay); Francisco José Lacayo (REDH Nicaragua); Liliana Duering (Pintora, México); Pablo Vilas (Secretario Política Internacional La Cámpora, Argentina); Bruce Franklin (Escritor, EEUU); Cristina Steffen (UAM, México); Marta de Cea (Promotora cultura, México); Luigino Bracci Roa (Comunicador, Venezuela); Pablo Imen (CCC, Argentina); Modesto López (Documentalista, México); Antonio Eduardo Soarez (Portugal); Rino Muscato (Italia); Pedro Véliz Martínez (Presidente Sociedad Cubana de Medicina, Cuba); Sofia M. Clark d’Escoto (Politóloga, Nicaragua); Jane Franklin (Historiadora, EEUU); Judith Valencia (Economista, Venezuela); Joan Brown Campbell (Ex Secretaria General de Consejo Nacional de Iglesias, EEUU); Graylan Hagler (Pastor Congregación de Iglesias Unidas de Cristo, Washington, EEUU); Luis Suárez Salazar (Instituto Superior de Relaciones Internacionales, Cuba); Gonzalo Gosalvez Sologuren (Economista, Bolivia); Arturo Corcuera (Premio Poesía Casa de las Américas, Perú); Hildebrando Pérez Grande (Premio Poesía Casa de las Américas, Perú); Iván Padilla Bravo (Periodista, Venezuela); Diana Conti (Diputada, Argentina); Jorge Barrón (Director Videoteca Barbarroja, Bolivia); Julio Escalona (Escritor, Venezuela); Chiqui Vicioso (Escritora, República Dominicana); Ariana López (REDH Cuba); Hernando Calvo Ospina (Escritor, Francia); Farruco Sesto (Profesor, Venezuela); Jorge Ángel Hernandez (Cuba); Pedro Calzadilla (Ex Ministro de Educación, Venezuela); Vicente Otta (Sociólogo, Perú); Bruno Portuguez (Pintor, Perú); Juan Cristobal (Premio Nacional de Poesía, Perú); Alirio Contreras (Escritor, Venezuela); Carlos Aznarez (Periodista, Argentina); María do Socorro Gomes Coelho (Presidente Consejo Mundial de la Paz); Jorge Drkos (Ex Senador Arg, FPV); Néstor Francia (Comunicador, Venezuela); Verónica González (Concejal Río Grande, Tierra del Fuego, Argentina); Roger Landa (REDH, Venezuela); Alejandro Dausá (Teólogo, Bolivia); Liliana Franco (Diseñadora, Uruguay); Reynaldo Naranjo (Poeta, Perú); Ana María Intili (Poeta, Perú); Rosina Valcárcel (Poeta, Perú); Fanny Palacios Izquierdo (Poeta, Perú); Jorge Luis Roncal (Editor, Perú); Julio Dagnino (Educador, Perú); Feliciano Atoche (Arquitecto, Perú)


20 comentarios:

  1. No sé, como estará Argentina en cuanto a los DDHH, pero ninguno de los firmantes se ha manifestado por la violación constante en Venezuela de los DDHH en los gobiernos de Chavez y Maduro. Con lo cual deja poca credibilidad a este documento por los que lo firman.

    ResponderEliminar
  2. Inclusive algunos de los firmantes apoyan a estos gobiernos, haciéndose la vista gorda de las situaciones, por ejm. en Venezuela. No se puede mezclar los DDHH con cuestiones políticas, esto ha sido usado por los gobiernos de esta tendencia constantemente, en mi país se dice "lo que es bueno para la pava es bueno para el pavo".
    Escribiría muchas líneas contándoles los derechos que se nos violan todos los días, desde el derecho a la comida, a la libre expresión, al trabajo, etc. etc. De hecho escribir estas líneas puede ser motivo a que me acosen o persiga la policía política del régimen (Sebin).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Podrías darnos ejemplos más específicos, referencias periodísticas ciertas, etc?

      Eliminar
    2. Hay muchos casos, pueden ver las denuncias realizadas. Están presos Leopoldo Lopez, Raul Isaias Baduel, Diputado Gilber Caro, Rafael Alejandro Liendo, José Vicente García, Braulio Jatar, Yon Alexander Goicoechea Lara, Betty Grossi, Antonio Ledezma y muchos mas, le invito a que ingrese a la pagina https://foropenal.com en donde esta el listado de los presos políticos. Como dije anteriormente, lo que pasa en Venezuela es crítico, en los actuales momentos estamos pasando por escasez de gasolina (nafta) que sumado a los demás productos pueden imaginarse el panorama.

      Eliminar
    3. Bueno, considerando la página a la que me enviaste y viendo que tu primer defendido es un político preso llamado Leopoldo López, culpable de la muerte de más de cuarenta personas de ambos bandos, te voy a pedir, ya que no conocés la situación de los DDHH en Argentina que te remitas al contenido de esta nota y no compares situaciones. Y sobre todo que no hagas propaganda gorila acá. Entendiéndose por gorila en Argentina un tipo de derecha que es golpista como López y no como lo entienden en Venezuela, en donde llaman gorilas a militares patriotas como Chávez o Fidel Castro, que lucharon para liberarse del imperio yankee. Porque no basta con vestirse de verde para ser gorila, hay que ser de derecha y neoliberal como tus defendidos. Si los firmantes no hablan en favor de tus políticos presos ellos sabrán por qué. Y vos también debieras saberlo, así que no te hagas el inocente. Sos nada más que un troll que viene a causar bardo en este blog. No traigas tu basura.

      Eliminar
    4. Bueno, así es la libertad de expresión, cada quien dice lo que piensa sin caer en ofender a la otra persona. Si es así, no se preocupen, esta será mi ultimo mensaje en este blog, en vista que no se puede emitir opiniones, sin que lo califiquen sin conocerse. Exitos y Saludos desde Venezuela.

      Eliminar
    5. Saludos, K. Morgan,

      Con respecto a Leopoldo López, dinos por favor a los venezolanos que te leemos cómo es que efectivos de seguridad del Estado matan a estudiantes en esas protestas que mencionas, que son las del 2014, y entonces eso es culpa de un dirigente de la oposición venezolana. Dos de esos estudiantes son Bassil Da Costa y Roberto Redman, quienes murieron el 12 de febrero por tiros en la cabeza que les dieron funcionarios del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia). Esto no lo leí en ningún lado, hermano –y discúlpame el atrevimiento. Es que estuve ahí. Día de la juventud, protesta estudiantil encabezada por mi universidad y muchos de mis compañeros.

      También por favor explícanos cómo Leopoldo López es culpable de la muerte de Geraldine Moreno, estudiante que fue asesinada por funcionarios de la GNB (Guardia Nacional Bolivariana). No le dispararon con balas de verdad porque en teoría dichos organismos tienen prohibido por ley portar armas que no sean antimotines en manifestaciones. Pero, claro, eso no quiere decir que perdigones a quemarropa en la cara no puedan matar. Geraldine estuvo tres días en un hospital antes de morir.

      En las protestas hubo muchas personas que fallecieron producto de calles destruidas, escombros de las protestas, barricadas, accidentes en momentos de tensión (como que alguien se caiga de un tercer piso mientras observaba un disturbio en su localidad, por ejemplo). Dime cómo se puede inculpar a un dirigente de una barricada con una guaya colocada por quién sabe quién en altas horas de la noche en una situación de implosión y tensión social.

      Y es que si has estado al tanto de las noticias, debes saber que incluso uno de los fiscales que inculpó al ex dirigente opositor huyó a EEUU poco después y declaró que habría tenido que usar pruebas falsas:
      http://www.abc.es/internacional/20151024/abci-huye-fiscales-condenaron-leopoldo-201510241858.html

      A la izquierda le gusta hablar mucho recientemente de Paraguay y la quema al congreso. Hubo varias víctimas. ¿Culparías a la dirigencia de la oposición de dicho país? Es como si el Estado le dijese a la oposición: "si no hubieses salido, no hubiésemos tenido que matarlos. Por eso la culpa es tuya. Callado no pasa nada". ¿Cómo le llamarías a eso?

      Te pido por favor, de buena fe, un poco menos de dogmas. Si tú eres de izquierda –y no digo que lo seas–, perfecto, pero también tendrías la responsabilidad de escuchar a quienes no quieres, y no quedarte sólo con la noticia de los medios de línea discursiva afín a la tuya. Porque por esas ideas y la complicidad de personas que hacen precisamente eso que te digo, también está muriendo mucha gente.

      Eliminar
    6. Elías: misma respuesta que al troll anteriror. Tal vez no seas un troll pero igual te cabe. Misma actitud, misma respuesta.
      Venís a hacer tu propaganda aquí en vez de comentar sobre el post que publicó Moebius. Particularmente voy a investigar los hechos desgraciados que me comentás, pero no los voy a hacer parte de un debate fuera de lugar. Me importa tanto esa gente como te importa a vos la muerte de cualquier chino, africano o esquimal. Te importan tanto como los otros cuarenta muertos que no eran de tu bando. Nuestro problema es macri, un tipo que se ocupa de políticos presos de otros países mientras reprime y encarcela a maestros y obreros desempleados (o al borde del desempleo), a la vez que funde a la Argentina. Pero eso a vos no te importa. Se nota porque hablás de lo que no se preguntó en vez de tener la decencia de seguir el hilo del post. Si este Blog no fuera una anarquía mis comentarios y los de ustedes hubieran sido oportunamente eliminados por apartarse del hilo del debate. Pero así es internet hoy: un despelote. Por eso comento: porque alguien debe decirles que se atengan al tema del post y no vengan a causar bardo. Mi propuesta a Moebius es que se eliminen todos los comentarios que no responden a los temas tratados en cada post particular, incluyendo, por supuesto, los míos.

      Eliminar
    7. Saludos,

      1.- No, no es propaganda. No sabes ni mi orientación política porque ni te la he dicho ni me interesa que la sepas.
      2.- ¿Hablar de violaciones de DDHH en un país de latinoamérica que es firmante en un comunicado sobre precisamente violaciones de DDHH en otro país de la región no tiene que ver con esta publicación? ¿No te parece que influye directamente sobre la credibilidad del comunicado?

      Me parece que sencillamente no te gusta exponerte a la discusión, pero es que claro, si hablas de cosas que no conoces y acusas a un político venezolano de derecha y golpista como si fueses un loro salido de TeleSUR, es entendible tu renuencia a ver tus propias equivocaciones. Es que hasta el partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, ni siquiera es de derecha. Es miembro de la Internacional Socialista.

      Si tú crees que el caso Venezuela no tiene algo que ver, al menos tangencialmente, con este comunicado siendo a todas luces de izquierda por su típica neolengua, y porque fue publicado inicialmente en la cuenta oficial de la ex presidenta Cristina Kirchner –en cuya parrilla de aliados destaca principalmente Venezuela–, estás demostrando una gran ignorancia sobre la geopolítica de la misma región en la que vives. Esto no tiene que ver sólo con Argentina, sino el eje comunicacional de izquierda que tiene toda la región, representado por países como Bolivia, Cuba, Venezuela, y hasta no hace poco, el tuyo. Yo diría que hasta tu manera de expresarte tiene que ver con eso.

      Hablan de DDHH, se jactan de esa terminología propia repetida de la izquierda, como 'neoliberalismo' (término que les meten en la cabeza y muchas veces sin saber las implicaciones que tiene ni su definición), pero entonces un político latinoamericano de la región que no comulga con esa ideología es un 'golpista'. Tú mismo lo has dicho. Entonces, ya que te diste a la tarea de decir mentiras sobre Venezuela, pues no es una locura que la gente te comente precisamente sobre Venezuela.

      Saludos.

      Eliminar
    8. Elías, te respondo yo que he republicado esta nota y por lo tanto estás criticando la "neolengua" y por lo tanto el disciplinamiento de masas al que fui sometido.
      Por ello mismo, y habiendo comentado en una entrada que nada tenía que ver con el tema, me pones en la obligación de responderte.

      Sobre tu identificación política, no me importa aunque sí se te nota, tu denigración típica de todo lo que puede oler a izquierda y no solo en tu país, sino que hasta denigras a políticas de países latinoamericanos por ser de "izquierda" sin tener idea de los procesos que llevaron a esos pueblos a esa dirección. Criticas la ignorancia geopolítica, la terminología e ideas de "la izquierda" (¿qué izquierda? ¡hay muchas izquierdas!) pero muestra una gran ignorancia al poner a Bolivia, Cuba, Venezuela y Argentina (te faltó Ecuador, Uruguay y Paraguay) siendo sus procesos totalmente diferentes, así que puedes ocultar tu ideología, pero tus preconceptos y prejuicios indican desde dónde lo decís. Pregunto... con tanto prejuicio y lugares comunes ¿cómo puedes hablar de la "neolengua" del otro?.
      Tanto prejuicio te impide ver que en realidad no tocamos el caso Venezuela, yo no lo toco, por una simple razón: no lo vivo, no lo conozco, quizás lo pueda "suponer" o pueda tirar cierta hipótesis, pero prefiero no hablar si no estoy allí, viviéndolo. En cambio, estás criticando procesos de "izquierda" que desconoces (la presidencias kirchneristas no fueron de izquierda, solamente se opusieron al control irrestricto de nuestro país por parte de EEUU y se opusieron a intereses de corporaciones, pero para algunas formas de pensar, hacer esas políticas corresponde a "una izquierda"). Entonces parecería que en el gobierno de Cristina Kirchner estábamos muchísimo peor que con la derecha de Macri! Elías, mejor tratemos de usar la lógica y el librepensamiento pero de verdad, sin tanto prejuicio para no caer en barbaridades discursivas. Lo mismo el caso de Bolivia y Cuba, sus procesos son completamente diferentes, y en todo caso la opinión sobre cada una de ellas llevará horas de investigación y análisis, y siempre sabiendo que la postura será sesgada y parcial.
      Personalmente, tengo una postura, propia y personal con el caso de Venezuela, que tampoco voy a defender porque es más una suposición por pequeños análisis: creo que uno de los grandes problemas de situaciones como las que atraviesa Venezuela se basan en que el clima está tan absolutamente enrarecido, producto de una polarización bestial de las dos partes, izquierda y derecha, polarización que aquí en Argentina se intenta llevar en una especie de enfrentamiento macristas - kirchneristas, que no solamente es falso (salvo que la gente entre definitivamente en ese juego), de esa polarización bestial y no-pensante solamente pueden salir monstruos y que seguramente traerá (y lo trae) dolor al pueblo venezolano. De ese aire viciado, ese río revuelto (ya lo dice el dicho: ganancia de pescadores) no puede salir nada bueno, y haber caído en él es responsabilidad de la izquierda, la derecha, el pueblo y cada uno de los habitantes de la nación. ¿O acaso los opositores son santos? ¿O cuales eran las condiciones por las cuales se sirvió el chavismo para llegar al poder? ¿Donde estaba la actual oposición en ese momento?. Cuando en una sociedad hay una revolución o momentos críticos como los actuales, siempre hay una situación previa por lo que se llega a esas medidas drásticas. Y no estoy defendiendo al chavismo o la izquierda, sino que pregunto cual era la situación social por la cual el chavismo del que tanto se quejan llegó al poder. ¿Es que quizás no habrían grandes sectores dejados de lado?.

      Yo, prefiero no meter las manos en el fuego por nadie que haya aceptado la situación de polarización que actualmente viven allí... Sigo en otro comentario...

      Eliminar
    9. Yo prefiero salir de esa "neolengua" de la que tanto te quejas, dejar de lado tanto prejuicio y los minutos de odio (que en este caso se han convertido en 24 hs.) y revisar tanto preconcepto.
      Primero, izquierda y derecha queda corto porque se reduce solo a ideas (encima, a medida que pasa el tiempo estas ideas son cada vez más reducidas, toscas y planas, como una especie de involución, como un rizoma pero a la inversa), por ejemplo, la izquierda puede llegar a tener un régimen asesino como el de Pol Pot en Camboya como la ola evangelizadora de Cristo (digo como ejemplo, no creo en la Iglesia, pero si lo "real" se parecen en algo a los hechos relatados por la Biblia, el tipo fue un revolucionario izquierdista que pregonaba la igualdad del ser humano). es un ejemplo de que la ideología no lo es todo, y de verdad que derecha e izquierda son conceptos bastantes imprecisos, son una "neolengua" en la que tú, en tu crítica, también caes. Bajo esos conceptos imprecisos se pueden cobijar innumerables posiciones políticas: la “izquierda trotkskista”, la “ultra izquierda”, la “izquierda
      boba”, la derecha “fascista”, la “ultraderecha”, la “derecha moderada”, etc., complicándose aún más la cuestión cuando en la práctica los extremos terminan apoyándose mutuamente.
      Solo lo podemos mencionar a grandes rasgos, pero en muy pocos casos globalizar y generalizar.
      Y yo ahora voy a generalizar. porque tú puedes criticar todo lo que quieras a la izquierda, pero lo que no puedes negar es que este nuevo capitalismo que estamos viviendo es suicida, ya sea por una muerte rápida como la que está a punto de hacernos volar por los aires con Trump montado en misiles intercontinentales, o con una muerte lenta causada por el consumismo y su consecuente desgaste de las condiciones ambientales del planeta.

      Yo, en vez de izquierdas y derechas, prefiero regirme por otras reglas donde no todo termine en lo ideológico. Algo que contemple mejor lo bueno y lo malo: aquello que beneficia al ser humano concreto, al pueblo y no al Estado o a las corporaciones, los millonarios del 1% que oprimen al 99%. Entonces sí, podremos ponernos de acuerdo si hablamos de humanistas o antihumanistas: una economía a favor del pueblo o de las corporaciones, una política que propicie la libertad o la represión, y lo mismo con la cultura, la ciencia, la educación, la salud, etc, etc.

      En el caso de las izquierdas, y no generalizando del todo, tenemos ejemplos de izquierdas humanistas y antihumanistas. En el caso de la derecha, sector ideológico al que pertene el 1% que oprime al resto, es escencialmente antihumanista salvo pequeñas excepciones como en el caso de la Europa del Estado del bienestar de posguerra (definida como la Edadd de oro del capitalismo), proceso que fue acompañado de un crecimiento económico nunca antes alcanzado.

      Llevado al caso de Venezuela, y hablo desde mi propia ignorancia y en base a mis propios "supuestos", la lucha es de antihumanismos (aunque posiblemente el chavismo de la primera etapa haya representado una liberación de factores que oprimían a gran parte del pueblo y por lo tanto en cierto momento quizás fue un proceso humanista o semi-humanista que luego fue degenerándose) en diversas escalas que han llevado a la situación de polaración asfixiante y crítica, sufriente que vive toda la sociedad hoy. Situación que, digámoslo, el pueblo tambiés es responsable, en mayor o menor medida. Principalmente por aceptar ideas "externas" (como izquierdas y derechas) y dejarse embaucar por relatos que los han llevado a una situación de polarización extrema. Pero no pongo mi postura como la "verdad", es sólo una interpretación, lo que sí puedo asegurarte es que nadie está falto de responsabilidades de la actual situación, ni en Venezuela ni en ninguna parte del mundo.
      Y de verdad creo que la única vía, la única puerta de escape para este gran incendio global, es la consolidación de una izquierda humanista que hable el idioma de los actuales tiempos.

      Eliminar
    10. Hola, Moebius,

      Yo también te respondo por partes, citándote incluso y muy a mi pesar por lo fastidioso y engorroso del asunto. Sin embargo, prefiero hacerlo así, debido a que hay cosas que dices que valen la pena destacar:


      ► [...] tu denigración típica de todo lo que puede oler a izquierda y no solo en tu país, sino que hasta denigras a políticas de países latinoamericanos por ser de "izquierda" sin tener idea de los procesos que llevaron a esos pueblos a esa dirección. Criticas la ignorancia geopolítica, la terminología e ideas de "la izquierda" (¿qué izquierda? ¡hay muchas izquierdas!) pero muestra una gran ignorancia al poner a Bolivia, Cuba, Venezuela y Argentina (te faltó Ecuador, Uruguay y Paraguay) siendo sus procesos totalmente diferentes [...] ◄

      Es interesante que digas que estoy 'denigrando' a la izquierda. Me hiciste hasta leer nuevamente mis propias respuestas a ver dónde conseguía algún indicio de ataque u ofensa a alguna *política de izquierda* cuando ni siquiera he mencionado alguna. Yo estoy hablando del eje comunicacional de la izquierda, que no tiene absolutamente nada que ver con los procesos internos de ningún país de la región, sea como sea que llegaron a tener una u otra orientación, ni con políticas específicas. Hablo, por ejemplo, de TeleSUR –con sede en Caracas, por cierto– como herramienta de la comunicación que constituye ideas dentro del imaginario social latinoamericano a través de la reiteración, es decir, la repetición de palabras que hacen referencia a una serie de conceptos que polarizan, dado al discurso 'de clase' que subyace en el fondo. Lo más gracioso es que tú mismo haces alusiones a la oposición binaria «pueblo» vs «corporaciones», siendo uno el cúmulo de valores, de cosas positivas (esto se puede inferir sin que lo digas, a eso me dedico) y el otro su contrario; y además estando uno representado curiosamente por EEUU. Llama la atención cómo valorizas un término u otro. Dentro de tu discurso, entonces, las corporaciones son inherentemente malas, los millonarios opresores, y eso sin mencionar que lleva al resentimiento.

      Eliminar
    11. ► Tanto prejuicio te impide ver que en realidad no tocamos el caso Venezuela, yo no lo toco, por una simple razón: no lo vivo, no lo conozco, quizás lo pueda "suponer" o pueda tirar cierta hipótesis, pero prefiero no hablar si no estoy allí, viviéndolo. En cambio, estás criticando procesos de "izquierda" que desconoces (la presidencias kirchneristas no fueron de izquierda, solamente se opusieron al control irrestricto de nuestro país por parte de EEUU y se opusieron a intereses de corporaciones, pero para algunas formas de pensar, hacer esas políticas corresponde a "una izquierda"). Entonces parecería que en el gobierno de Cristina Kirchner estábamos muchísimo peor que con la derecha de Macri! ◄

      Es decir, ustedes no tocan el caso de Venezuela, pero irónicamente tú hablas más abajo sobre el país, la oposición, y otras cosas más; y K. Morgan habla sobre Leopoldo López, a quien llama «golpista de derecha» (por oposición binaria si el gobierno de Venezuela es de izquierda y democrático, quienes se oponen tienen que ser golpistas de derecha. Claro). En cambio, lo que yo menciono sobre otros países es:

      1.- La violencia en el asalto al congreso en Paraguay y cómo canales como TeleSUR (y otros como RT en Español) se apropiaron del hecho noticioso, como si hubiese violencia buena y violencia mala. Es decir, en Paraguay pelea el pueblo legítimo; en Venezuela pelea la oligarquía, aunque los hechos de violencia estén ocurriendo en zonas populares a manos de las fuerzas del orden. ¿Estaré hablando sobre la izquierda de Paraguay o sobre sus políticas internas? No, hablo sobre el hecho comunicacional.

      2.- La tendencia de izquierda del comunicado sobre derechos humanos que publicas inicialmente, donde es firmante un país que está cuestionado a nivel internacional por precisamente violaciones a los derechos humanos, y que por ende pone en entredicho la veracidad del comunicado, el cual también fue difundido por la ex presidenta Kichner, siguiéndole todo el eje de medios progresistas en la región.

      ¿Será que es mentira que hay un eje mediático en todo el bloque de izquierda de la región? Yo me imagino que debes leer noticias. Yo te cuento que acá los medios parcializados del Estado se escuchan hasta en el subterráneo, en el metro, así que te puedo decir con lujo de detalles cómo han ido y venido entrevistas de argentinos, ecuatorianos, españoles de Podemos, bolivianos... ¿Es falso que el comunicado que publicas es de izquierda? Sólo basta con analizar el discurso. ¿Es falso que tenga que ver con la ex presidenta? Pero si hasta la mencionan. ¿Es falso que Venezuela tiene mucho que ver en este comunicado? Es tan cierto, que hasta la página principal de la dichosa Red de Artistas e Intelectuales es VENEZOLANA: http://www.humanidadenred.org.ve/

      Eliminar
    12. ► ¿O acaso los opositores son santos? ¿O cuales eran las condiciones por las cuales se sirvió el chavismo para llegar al poder? ¿Donde estaba la actual oposición en ese momento?. Cuando en una sociedad hay una revolución o momentos críticos como los actuales, siempre hay una situación previa por lo que se llega a esas medidas drásticas. Y no estoy defendiendo al chavismo o la izquierda, sino que pregunto cual era la situación social por la cual el chavismo del que tanto se quejan llegó al poder. ¿Es que quizás no habrían grandes sectores dejados de lado?. ◄

      ¿Dónde estaba la 'actual' oposición? No cometas el error de pensar que la oposición venezolana es una especie de masa uniforme con mismos principios, mismos criterios y mismos orígenes. La oposición venezolana es una coalición de más de 20 partidos políticos que van desde el marxismo-leninismo, la socialdemocracia, el socialismo cristiano, el liberalismo, y hasta nacionalistas de facto. Irónicamente hay más izquierda que otra cosa. ¿Dónde estaban? En todos lados, desde los que votaron a favor de Chávez (antes de su giro discursivo de 180 grados), los que no, los que se abstuvieron, etc. ¿Cuáles eran las condiciones? Desde la guerra fría (cuando comenzó la propaganda tanto de izquierda como de derecha) hasta un corporativismo sustentado por la monoproducción del petróleo.

      ¿Qué tiene que ver el pasado con la oposición 'actual'? No te estás percatando de lo influenciado que estás por los sofismas comunicacionales de la extrema izquierda latinoamericana. Entonces, según lo que pareces sugerir, antes se estaba mal por la oposición; fue la oposición la culpable de los males del s. XX. Es ahí cuando a través de la otredad ellos empiezan a representar todos los males, mientras que el Estado representa todo lo bueno, al 'pueblo' sin serlo. Por eso 'todos somos Chávez', porque 'Chávez es un pueblo' o el eslogan actual de Maduro: 'cuando digo yo, digo somos'. Ellos encarnan al pueblo, pero curiosamente el pueblo no parece ser ni yo ni más de medio país que no votó por ellos en los últimos comicios. El pueblo tampoco son las empresas siendo venezolanas, ni son los canales que no sean de izquierda, ni sus comunicadores o actores. Ellos 'no volverán'

      ¿Comienzas a darte cuenta cómo trabaja la lengua como herramienta polarizante para ejercer el poder? Tú dices que eso sólo sucede acá en Venezuela, pero realmente es un elemento inherente del comunismo y, en mayor o menor medida, de toda la izquierda por su discurso de lucha de clases. Es algo documentado académicamente. Pudieses investigar sobre la naturaleza utópica del comunismo, y te vas a encontrar con orígenes que se remontan a la religión, al positivismo del renacimiento, e incluso los movimientos comunistas del siglo pasado. No hablo del término 'utopía' como sinónimo de algo 'irrealizable', sino como un término académico que se ha trabajado mucho en la filosofía y en la psicología, y que de hecho es realizable, pero en su efecto adverso: se llama 'distopía'. Fue Siegmund Freud quien se percató de la neurosis tras el comunismo, un fenómeno que viene de muy atrás en la historia, y se conoce como narcicismo de las pequeñas diferencias, la violencia a través de la otredad, de la diferenciación. Walter Ong también habla de la Unión Soviética en sus 'Psicodinámicas de la Oralidad'.

      Eliminar
    13. No pretendo darte clases de ningún tipo, aunque espero que te lo tomes de buena fe y si te interesa, que lo investigues. Sólo quiero dejar claro que cuando hablo de la izquierda, no hablo de procesos de ningún país, ni de sus políticas (no me interesan), ni estoy denigrando a nadie. Yo estoy hablando de la *naturaleza de la izquierda*, del eje comunicacional que es propio de la izquierda, de los aspectos intrínsecos de la izquierda. Que por cierto, hablas como si desconociese que hay varias izquierdas, y nunca he dicho lo contrario, pero precisamente se clasifican como tal porque en mayor o menor medida se suscriben todos esos movimientos progresistas a la teoría socioeconómica que propone la intervención del Estado en asuntos económicos, contrario al libre mercado, o capitalismo –como lo llamas tú–, que propone la libertad económica como medio para la creación de riquezas.

      ► Yo prefiero salir de esa "neolengua" de la que tanto te quejas, dejar de lado tanto prejuicio y los minutos de odio (que en este caso se han convertido en 24 hs.) y revisar tanto preconcepto. [...] y de verdad que derecha e izquierda son conceptos bastantes imprecisos, son una "neolengua" en la que tú, en tu crítica, también caes ◄

      Con todo respecto, creo que no sabes de lo que te estoy hablando. El término 'neolengua' es propiamente literario. Surge en una obra de George Orwell que de seguro ya debes haber escuchado: 1984. El término, conocido como 'Newspeak' en inglés, hace referencia a una lengua –entiéndase como código de signos y sus reglas de oposición y combinación– que es modificada artificialmente a través de la reducción y la abstracción para controlar a sus hablantes dentro de una cosmovisión y una escala de valores específicos, mientras que excluye otros que pudiesen atentar con dicho status quo, que en el caso de la obra, es el socialismo inglés (Ingsoc en neolengua). Si en una lengua no existiese la palabra 'libertad', pues esto no existiría en la mente de sus hablantes. Esto es filosofía del lenguaje.

      Por ejemplo, el término 'neoliberalismo' parece hacer referencia a una manera de pensar que curiosamente no tiene representantes. Nadie se llama a sí mismo 'neoliberal'. ¿Qué es el neoliberalismo y cuál es su diferencia con el liberalismo? Que conste, fue el liberalismo que dio sus primeros pasos en la Ilustración, y que desembocó en la revolución francesa que sirvió a su vez de inspiración para las revoluciones independentistas de toda América, incluyendo nuestros países. Ante un sistema que propone la libertad individual y la no intervención del Estado (representado en el pasado a través de las monarquías absolutistas de Europa) en asustos del individuo, y cuyo historial es precisamente la fundación de la mayoría de las Repúblicas del s. XIX, la izquierda prefiere usar el término 'capitalismo', porque es más fácil atacar a un movimiento que parece sostenerse en el dinero, y no uno que se sostenga en la libertad; o 'neoliberalismo', como una degeneración que curiosamente abandona los espacios de la filosofía y la teoría económica/política para encerrar a todo tipo de disidencia u ideología que no se suscriba a la posesión por parte del Estado de los medios de producción. Eso es neolengua.

      Eliminar
    14. ¿Qué *no* es neolengua? Lo que dices tú de 'derecha' o 'izquierda'. Ambos términos hacen referencia a espectros políticos que en sus extremos uno propone la intervención por parte del Estado en cada ámbito de la sociedad en nombre del 'pueblo' (comunismo), y otro la intervención por parte del Estado en cada ámbito de la sociedad en nombre de los valores, las tradiciones y la familia (fascismo); uno representa la consolidación extrema del progresismo, y el otro del conservadurismo; uno representa las fuerzas de la 'utopía', de cambio, y el otro de las fuerzas de 'permanencia'. Es por ello que te digo que algo muy bueno sí hay que rescatar de lo que dices: La extrema izquierda y extrema derecha son muy similares en términos socioeconómicos. No es una opinión, es un hecho debidamente estudiado. Pero lo cierto es que independientemente de los distintos matices que hay entre ambos extremos, teóricamente se suscriben a esa oposición binaria. Lo que cambia es el grado de intervención estatal, pero la intervención siempre está. Sólo hay un sistema que niega todo tipo de intervención estatal, y se llama 'anarquía'.

      De hecho, hay muchos otros modelos de espectros políticos que trabajan en función de la participación del Estado, desde la anarquía, hasta el estatismo, y no tiene nada que ver si son buenos o malos, o humanistas o 'antihumanistas' como dices. Es algo estrictamente relacionado a los distintos modelos en los que se organiza la sociedad y cómo interactúan sus miembros entre ellos. Es por eso que me asombra que ya sepas de qué ideología soy. Tú debes ser un mago. ¿O no será que acaso para ti si no soy de izquierda automáticamente implica que soy de derecha? Si eso no es polarización...

      __

      Te dejo porque no quisiera extenderme más, pero por lo otro que has dicho, creo que tienes que revisar tu definición de 'capitalismo', y ponerle más cabeza fría al asunto. Estás siendo muy romántico con todo el tema del humanismo, y lo que es 'bueno' o 'malo'. Si algo se aprende en la teoría económica, es que el valor es subjetivo. Y es a través de la pasión que se ha llegado a los regímenes totalitarios de izquierda.

      Te repito que nada de esto te lo digo de mala intención ni peleando, y si te interesasen estas cosas, espero que tanto tú como el amigo Morgan encuentren en mí alguien con quien se puede discutir de política sin chupar medias.

      También te digo, cambiando de tema, que tengo varios discos que te iba a decir que quiero donarles. Yo te escribí hace tiempo diciendo que quería ayudarlos, y tú me respondiste un correo que nunca pude devolverte. Sin embargo, tengo probablemente el disco de rock venezolano más importante del siglo XX en mi país, y quisiera que estuviera acá.

      Avísame.

      Eliminar
    15. Bueno, ya esto se torna demasiado largo y engorroso.
      Trataré de ser breve y ordenar los temas:
      1) Cuando me refiero a que denigras al eje comunicacional de la izquierda por su reiteración y su ideario ¿y el de la derecha dices que es mejor?. A ver, te quejas de que en Venezuela no hay libertad de expresión y te quejas de la expresión de la izquierda, sea cual fuera?. Me parece muy fanático tu punto de vista, yo te digo, está bien que esté el munto de vista de la derecha, de la izquierda y un millón de puntos de vista diferentes y que todos se puedan divulgar y que cada uno tome el que le interesa. De lo contrario es un monólogo hegemónico como el que se vive hoy en Argentina. Mientras más voces habrá menos polarización.
      2) La polarización "pueblo" vs "corporaciones", a diferencia de la dialéctica polarización política, está dada por la concentración de riquezas que se acelera en menos manos, eso no lo invento yo, si no lo ves, puedes buscar en millones de lados. Y es la dirección del capitalismo: el suicidio. Si insistes en no quererlo ver no es problema mío.
      3) No voy a hablar de otros países como tú hablas del caso Paraguay, si hablé del caso Venezuela, y siempre lo hice en términos de dudas y no dando la verdad, es porque lo has traído aquí y para poner otro punto de vista al sentido común con el que tratas de discutir, reiterándote continuamente. No voy a hablar de lo que no conozco.
      4) Claro que el desarrollo de esta nota corresponde a un ideario de izquierda, y ¿que problema hay en ello?. Es tan cierto como que tu punto de vista es evidentemente reaccionario contra la izquierda. ¿Y? ¿Cual es el problema?. Lo que sí es un problema es cuando las ideologías tratan de disfrazarse de la realidad misma.
      5) Creo que tu problema es que realmente tienes una repulsión desmedida por lo que parezca a izquierda. Bueno, ese es un problema tuyo. Por eso, yo te cambié el paradigma al hablar de humanismo porque creo que la verdadera lucha en realidad se va dando en términos humanismo-antihumanismo y no izquierda-derecha.
      6) Aquí en Argentina sabemos muy bien que es el neoliberalismo que nos ha llevado a la crisis del 2001 y ahora nos direcciona a otra similar. Tú lo puedes llamar neolengua, nosotros lo percibimos como la realidad de todos los días, pongas el nombre que le pongas. Veo que tienes muchos problemas con las etiquetas (neoliberal, izquierda, derecha) y pierdes de vista la esencia de lo que representa la etiqueta.

      Y me asombra que alguien que tiene tantas referencias a modelos sociales le molesta tanto que esos modelos se expresen. No soy mago al referirme que es evidente cierta lógica en tu discurso, y esa lógica no se da en la razón sino en los pre-dialogales, en tus prejuicios y de un fanatismo. No importa que ideología ni que bandera termines llevando, se te nota fervientemente fanatizado contra un bando, te quejas de su neolengua y caíste en los minutos de odio. Habramos la tolerancia, dejemos que el otro se exprese y que se expresen todas las voces para adherir a aquella que más se ajuste y no al antogonismo del binomio, del bi-partidismo, de la ideología blanco-negro. eso solo se puede hacer desde el librepensar y quitando cualquier tipo de fanatismo.
      Todo lo demás es secundario, al menos para mi.

      Sobre el disco, si lo quieres publicar mandame el comentario del mismo por mail, ya lo tienes-

      Saludos

      Eliminar
    16. ¡Hola!

      ►¿y el de la derecha dices que es mejor?◄

      Imposible luchar contra ese argumento jajaja, pero bueno, para ti parece que analizar la naturaleza de la izquierda –con libros, estudios y autores– automáticamente significa que soy de derecha. Está bien, man, yo soy todo un fanático. De la crítica. Desgraciadamente la introspección parece ir contra esos principios.

      Te paso los discos en un momento. A los venezolanos que ingresan en esta página les va a encantar.

      Tschüss!

      Eliminar
    17. Yo no digo que eres de derecha sino que usas los argumentos, predialogales y prejuicios que siempre usa derecha cuando habla de la izquierda. Justamente, lo que digo es que estoy a favor del librepensar y soy contrario al tipo de pensamiento "hegemónico", el "sentido común" preformado, ya sea de derecha o de izquierda. Incluso te digo que descreo del encasillamiento "izquierda" y "derecha", son esquemas políticos creados desde otros esquemas mentales que no se ajustan a este tiempo, por lo tanto no podría decir que eres de derecha.

      Cuando quieras me mandas el comentario del disco.
      Saludos

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).